- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

lunes, 28 de enero de 2008

DESTINO DE CABALLERO

FECHA DE ESTRENO
18 de Mayo de 2001
TITULO ORIGINAL
A Knight’s Tale
DIRECTOR
Brian Helgeland
PRODUCTORES
Todd Black, Brian Helgeland, Tim Van Rellim
GUION
Brian Helgeland
REPARTO
Heath Ledger (William Thatcher), Rufus Sewell (Conde Adhemar), Shannyn Sossamon (Jocelyn), Paul Bettany (Geoffrey Chaucer), Laura Fraser (Kate), Mark Addy, (Roland), Alan Tudyk (Wat), James Purefoy (Sir Thomas Colville), Leagh Conwell (Joven William Thatcher), Christopher Cazenove (John Thatcher), Steven O’Donnell (Simon), Nick Brimble (Sir Ector), Roger Ashton-Griffiths (Obispo), David Schneider (Vendedor de reliquias)
CINEMATOGRAFIA
Richard Greatrex
BANDA SONORA
Carter Burwell
DISTRIBUIDA POR:
Columbia Pictures
DURACIÓN
132 minutos

WILLIAM THATCHER: “Algún día, seré un caballero.”
PRISIONERO: “¿El hijo de un techador caballero? Sí, y de paso intenta cambiar tu estrella.”
WILLIAM THATCHER: “¿Se puede hacer padre? ¿Puede un hombre cambiar su estrella?”
JOHN THATCHER: “Sí William, si tiene suficiente fe, puede hacer lo que sea.”

WILLIAM THATCHER: “Si pudiera pedirle algo a Dios, sería que parara la Luna, que parara la Luna e hiciera que esta noche y tu belleza fueran eternas.”

PRINCIPE EDWARD: “Vaya pareja hacemos, ¿eh? Los dos queriendo ocultar quienes somos, y los dos sin poder hacerlo. Tus hombres te quieren, si no supiera nada más de ti, eso bastaría, pero además acometes cuando deberías retirarte, y eso también es de caballeros. ¡Soltadle!”

CURIOSIDADES
La película esta inspirada en el cuento “The Knight’s Tale”, incluido en “Los Cuentos de Canterbury”. De hecho el personaje interpretado por Paul Bettany, Geoffrey Chaucer, se supone que es el autor de la mencionada obra.
El uso de anacronismos provocó que la crítica fuera bastante dura con la película, pero como suele ocurrir a menudo, esto no impidió que supusiera todo un éxito de taquilla, precisamente por ese mencionado uso. Brian Helgeland alegó que la acción se suponía transcurría alrededor de 1370, durante un periodo en que el escritor podría haber estado desaparecido para escribir la mencionada obra. También explica que su uso moderno de la música en el film es para demostrar que hay música, como por ejemplo la de la década de los setenta, que es atemporal y consigue sobrevivir a través del tiempo. De hecho, la banda sonora incluye temas de Queen, David Bowie o Thin Lizzy.
De ahí el uso intencionado de anacronismos que también incluyen vestuario moderno para lo que era la época, o la armadura de William Thatcher con el logo de Nike. Otros ejemplos incluyen los asistentes a las justas haciendo la ola, un baile medieval que se convierte en contemporáneo, peinados rocambolescos, o un uso del lenguaje actual. La idea general era que no se quería llevar a los espectadores modernos a la Edad Media, sino llevar la Edad Media a los espectadores modernos.
Las escenas de Justa resultaron todo un peligro, durante la producción de la película. En la primera justa que se ve en la película, se puede apreciar al doble de Heath Ledger sufriendo un accidente. Heath Ledger accidentalmente le arranco un diente de un mandoble al director Brian Helgeland mientras intentaban retocar un movimiento de estocada. La creación de las lanzas supuso también todo un reto ya que necesitaban que se rompiesen en pedazos contra los dobles sin causarles excesivo daño, para crear así un efecto visual espectacular. La película fue filmada en Praga, y mucho de los extras que participaron eran gente sin techo. La intención era que la representación de las clases más bajas de la estratificación medieval fuera lo más auténtica posible.
La película supuso todo un éxito en taquilla recaudando casi ciento veinte millones de dólares, habiendo costado cuarenta y uno. La critica se mostró no solo dividida por el uso de anacronismos, sino por la incapacidad de entender porque Thatcher elegiría a una mimada Jocelyn, en lugar de una mujer trabajadora y leal como Kate, el estilo de las justas, o la falta de un argumento lo suficientemente profundo.
Por cierto, no deben perderse los créditos del final, los escuderos participan en un interesante concurso que les hará reír.

NOTA PERSONAL
Quisiera, antes de nada, dedicar esta humilde entrada a la memoria de uno de mis actores favoritos Heath Ledger, que figura entre esas personas que ha logrado hacerme soñar, este donde este, deseo que encuentre la paz que no obtuvo en vida.
Dicho esto, debo hacer especial mención de “Destino de Caballero”. Esta es sin duda una de mis películas favoritas, ya que lo posee todo, aventura, emoción, comedia, romance, una maravillosa alegoría a la estratificación social, y sobre todo grandes dosis de originalidad. El personaje de William Thatcher simboliza al héroe que se resiste a rendirse ante las adversidades. Su sueño esta claro en su mente, y no se detiene en ningún momento, no importa cuales fueren las adversidades para lógralo. Sobre todo me encantó el toque moderno que se dio a una ambientación medieval, aportando vestuario con claras referencias a los años setenta (genial cuando se imprime la marca NIKE en la armadura de Sir Ulrich), mientras la música, casi toda rock, indica la diferencia generacional de los personajes. Esta combinación me pareció brillante, sobre todo porque logra funcionar aportando todo un espectáculo.
Hay ocasiones en las que sinceramente creo que resulta completamente innecesario buscarle tres pies al gato. Si bien la historia es bastante plana, aunque no estoy del todo de acuerdo con esto, hay que saber cuando uno acude al cine a ver una película de aventuras, sin más intención que la de pasar un buen rato.
Centrándome en el tema, creo que la película si trata de manera efectiva el tema de la estratificación social, si bien estoy de acuerdo que nos ofrece al mismo tiempo un final poco creíble. Es evidente que históricamente, la clase a la que pertenecen las personas influye en el futuro de estas, y mucho más si trasladamos la acción a la Edad Media. Precisamente esa es la intención del director, realizar una critica a la clase por encima de la habilidad. Como además su intención no es sumergirnos en la realidad de la Edad Media, sino utilizarla como escenario para plasmar ese mensaje, cualquier licencia que desee tomarse es adecuada. Lo que cuenta es el mensaje, que efectivamente es universal, y atemporal.
Luego esta el clásico tema de la identidad robada, y la liberación que supone asumir otra personalidad. Thatcher en todo momento necesita de esa identidad, y cuando se le fuerza a renunciar a ella, se viene abajo de manera inmediata, hasta que de nuevo, y esta vez de forma real se convierte en caballero. El Príncipe Edward tiene exactamente el mismo problema, ha de robar un identidad, algo menor en clase, para poder disfrutar de las Justas, pues constantemente le permiten ganar. Por ello, ambos personajes consiguen conectar, porque tienen esa debilidad, o necesidad, en común.
Por otro lado tenemos el tema de lealtad. El director resalta la facilidad de la lealtad y amistad en las clases inferiores, que en las superiores. Si bien no estoy convencido de que esta sea una realidad absoluta, evidentemente se refleja de una manera efectiva.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
A finales del siglo catorce nos encontramos con tres escuderos llamados William, Roland, Y Wat descubren de su señor Sir Ector ha fallecido de problemas intestinales en medio de un Torneo de Justa. Iba en cabeza tres lanzas a ninguna, y simplemente tenía que finalizar la siguiente ronda para ganar el torneo y ganar el suficiente dinero para poder mantenerles a todos. Mientras Wat y Roland se resignan a ser destituidos al no tener su protección, William Thatcher toma su armadura y yelmo, y se hace pasar por él para finalizar el torneo. A pesar de su evidente inexperiencia, y de llevarse más de un golpe de lanza en el rostro, consigue ganar el torneo, y su compensación monetaria, gracias a la ventaja de la que disfrutaba Hector inicialmente. Esto inspira a William a intentar mejorar con el adecuado entrenamiento, para poder vivir de las Justas, y poder mantener al resto de sus compañeros.
De camino a su primer torneo en Rouen, William y sus amigos se encuentran con el trovador Geoffrey Chaucer que ha perdido todas sus pertenencias, incluidas ropa y dinero. William logra convencer al escritor para que falsifique los documentos que han de probar su nobleza, debido a que esta prohibido que los plebeyos participen en las justas. De esta forma William Thatcher se inscribe bajo el falso nombre de Sir Ulrich von Liechtenstein de Gelderland. Se descubre entonces que Chaucer sufre de los clásicos problemas derivados de las apuestas. William le libra de todas sus deudas con el dinero que ha ganado con sus victorias en los torneos, logrando de esta forma ganarse su lealtad y servicios como heraldo durante los torneos. Con la ayuda de Chaucer, Wat y Roland, William comienza a ganar un tornero detrás de otro. Cuando la armadura que ha heredado de Sir Ector, recibe excesivos daños, William adquiere otra adición a su pintoresco grupo, Kate la herrera. Esta construye una nueva y revolucionaria armadura, resistente y ligera.
Durante los torneos, William conoce y se enamora de una joven noble llamada Jocelyn, que también ha despertado el interés del poderoso y malvado Conde Adhemar, que también participa en las Justas. Una rivalidad instantánea surge entre Adhemar y William por la atención de Jocelyn y las victorias del torneo, y Adhemar consigue derrotar a nuestro héroe en el primer torneo.
A pesar de esto, Jocelyn decide vestir a juego con William en el baile de celebración posterior, indicando su interés. Las conversaciones que mantiene con William sobre la pobreza y otras inquietudes, logran que la joven termine por enamorarse de él. Sin embargo, y para frustración de William, Adhemar se retira temporalmente del torneo para acudir a la Batalla de Poitiers. William ha de ganar todos los torneos hasta la final de Londres, para poder enfrentarse a su rival. En el siguiente torneo, ambos han de enfrentarse al Príncipe Edward, que participa bajo el seudónimo de Sir Thomas Colville, con la esperanza de poder competir contra sus oponentes sin que estos conozcan su identidad, y que así no se le den la victoria automáticamente sin necesidad de Justa. Adhemar consigue deducir su identidad y se retira de la Justa en el último momento. Sin embargo, William decide competir contra el Príncipe, logrando derrotarle en el torneo, y ganando su respeto por igual.
Tras esta buena señar, los amigos de William deciden apostar todo su dinero a que este logrará ganar en torneo de Francia que se celebrará en París. Al mismo tiempo, Jocelyn le hace saber a William que para probar su amor por ella a de perder su siguiente tormento. Al comprobar como encaja una estocada detrás de otro, Jocelyn cambia de opinión y le hace saber que ha de vencer para probar su amor por ella. William vence, para reunirse con Jocelyn que atiende a sus heridas y pasa la noche con él.
El grupo se traslada a Londres para el Torneo Mundial de Justa, y durante el viaje, William recuerda su infancia. Su padre, buscando el mejor interés para su hijo, cedió su custodia como aprendiz de escudero a Sir Ector, con la esperanza de que algún día sus su sueño de convertirse en caballero, y cambiar su estrella, le permitieran vivir una vida mejor. Después de recordar la mencionada separación, William se adentra en Londres por primera vez desde su infancia. Con la idea de que su padre debe de llevar tiempo muerto, William visita su antiguo barrio y pregunta a una chica local acerca del destino que corrió. Esta le informa de que su padre aún sigue con vida, aunque ha quedado ciego. William visita a su padre, primeramente ocultando su verdadera identidad, y aludiendo a que trae un mensaje de su padre. Dicho mensaje es que finalmente ha logrado cambiar su estrella, este mensaje hace que su padre se de cuenta de que tiene a su hijo en frente suya. Ambos se abrazan y pasan la noche hablando de sus experiencias.
Aunque todo parece ir bien, Adhemar ha regresado de sus luchas en la Batalla de Poitiers, y consigue descubrir que William es de origen plebeyo. Tras ser delatado a las autoridades, William recibe el aviso de sus amigos de que todo se ha descubierto, Jocelyn también le recomienda escapar. Sin embargo, William se niega a hacerlo, y al intentar participar en la siguiente Justa, es arrestado. Adhemar le visita en prisión para torturarle con la idea de que acabara por casarse por Jocelyn y ganará el torneo. Tras esto, William es colocado en un cepo en una plaza de Londres, la muchedumbre le abuchea mientras sus amigos intentan interceder por él. De entre la muchedumbre surge el Príncipe Edward. Tras ordenar silencio, se dirige a William haciéndole saber que ha llegado su turno de devolverle el favor. Tras liberarle del cepo, le nombra caballero ante una atónita muchedumbre, tras alegar que ha descubierto que el muchacho desciende después de todo de la nobleza. De esta manera, William es capaz de volver a incorporarse al torneo.
Su padre asiste al torneo, acompañado de Jocelyn, así como el mismísimo Príncipe Edward. Sir Adhemar decide hacer trampa con un golpe ilegal, con una lanza con extremo afilado, algo que esta prohibido. La lanza se clava en el hombro de William, dejándolo incapaz de sostener la suya. William ordena que se le aten al brazo, retirando toda su armadura, para poder respirar con tranquilidad. En el último combate, William se lanza contra Adhemar gritando su propio nombre, como símbolo de que ha aceptado su verdadera identidad. William consigue golpear a Adhemar y derribarle de su caballo. Mientras Chaucer considera escribir la historia que la ha tocado vivir, Jocelyn se dirige hacia William besándole para celebrar su victoria final. William Thatcher ha logrado cambiar su estrella.

ESCENA
Con la ayuda de Chaucer y Kate, William Thatcher se embarca en la dificultosa misión de escribir una carta de amor a Jocelyn.

sábado, 19 de enero de 2008

TRILOGÍA DE NUEVA YORK

TITULO ORIGINAL
Torch Song Trilogy
AÑO DE ESTRENO
14 de Diciembre de 1988
DIRECTOR
Paul Bogart
PRODUCTORES
Howard Gottfried, Ronald K. Fierstein
GUION
Harvey Fierstein
REPARTO
Harvey Fierstein (Arnold Beckoff), Anne Bancroft (Señora Beckoff), Matthew Broderick (Alan Simon), Brian Kerwin (Ed Reese), Karen Young (Laurel), Eddie Castrodad (David), Ken Page (Murray), Charles Pierce (Bertha Venation), Axle Vera (Marina del Rey), Benji Schulman (Joven Arnold Beckoff), Lorry Goldman (Phil Beckoff), Edgar Small (Jacob Beckoff), Bob Minor (Gregory), Byron Deen (Roz)
CINEMATOGRAFÍA
Mikael Salomon
BANDA SONORA
Peter Matz & Allan K Rosen
DISTRIBUIDA POR:
New Line Cinema
DURACIÓN
120 minutos

DAVID: "Tengo veintiún años, mucho éxito, y aún cuando conozco a un tío, me echa un vistazo y solo quiere sexo."
ARNOLD: "Yo cuando conozco a un tío me echa un vistazo y lo único que quiere que es conversación."
DAVID: "No todos los tíos…"

ARNOLD: “Hay algo más que quiero que comprendas. He aprendido solo a coser, a cocinar, reparar cosas, a hacer muebles, e incluso he aprendido a darme ánimos yo solo, para así no tener que pedirle nada a nadie. Yo no pido nada de nadie excepto amor y respeto, y aquel que no pueda darme esas dos cosas no tiene sitio en mi vida. Tú eres mi madre, te quiero, de veras, pero si no puedes respetarme no tienes nada que hacer aquí.”

CURIOSIDADES
El origen de la película se remonta a una colección de tres obras de teatro escritas por Harvey Fierstein, y estrenadas el 15 de enero de 1982. Cada obra es un acto de una única trilogía que queda completada tras sucesión. Las obras fueron: “Semental Internacional”, “Fuga en la Guardería”, y “¡Viudas y Niños Primero!”.
Esa Trilogía en el titulo de la adaptada película hace referencia al viaje de Arnold en sus relaciones con los hombres en tres etapas concretas de su vida. La primera se basa en su primer amante Ed, un bisexual que termina por abandonarle para casarse. La segunda narra su encuentro con el que será el amor de su vida, Alan. Y sobre el tercero hay distintas opiniones, hay quien piensa que es su hijo adoptivo David (yo sigo esa teoría), y hay quien cree que se refiere a su regreso con Ed. También se interpreta ese tercer acto como aquel en que hay que atar todos los actos inconclusos. Solucionar los problemas con Ed, pero sobre todo con su madre. Como bien le dice el personaje de Bertha, ya lo ha conseguido todo en la vida, excepto encontrar a alguien que escoja cuidar de él.
En 1988 Fierstein adaptó la obra de teatro a esta versión cinematográfico que necesitó de amplios cortes en el argumento original. De hecho había que reducir tres obras de teatro completas a una sola película. Para no necesitar hacer mención de le epidemia de VIH que empezó a tomar lugar a finales de los ochenta, Fierstein retrasó el marco temporal del transcurso de la acción a una década antes. De esta manera, los acontecimientos de la película transcurren desde 1971 hasta 1980. Esto no fue casualidad. Fierstein consideraba que los finales de los ochenta eran el mejor momento para el proyecto. Bajo su opinión la sociedad solo veía a la comunidad homosexual como una población de riesgo, ante la epidemia del SIDA, y la película era un buen modo de mostrar otros aspectos, siempre humanos, y aliviar las grandes tensiones que se estaban viviendo. Llego a decir: “Si todas las personas gay de este país, acudieran a ver la película, se convertiría en un record de taquilla. A menudo nos olvidamos de cuantos somos.”
La película tiene grandes dosis autobiográficas, pues Fierstein narraba sus experiencias personales como hombre gay. Procedía de una familia judía, había salido del armario a la edad de trece años, y a actuar como Drag Queen en los clubs de Manhattan a la temprana edad de quince años.
Originalmente Mathew Broderick se negó a interpretar el papel de Alan. Hay que entender que en los ochenta todavía suponía un riesgo considerable aventurarse a interpretar el papel de un hombre homosexual para la carrera de cualquier heterosexual. Tate Donovan fue contratado para interpretar dicho papel, pero cuando Broderick cambió de opinión, Donovan fue despedido en el acto.
Fierstein creó específicamente el papel de Bertha Venation para hacer mención especial al papel del transformista Charles Pierce. El rodaje no estuvo carente de conflictos, y uno de los residentes que vivía puerta con puerta, al lado de la casa del personaje Arnold, no había cedido su permiso para rodar en aquel lugar. El equipo se tuvo que enfrentar con suma paciencia a los constantes saboteos del vecino, que ponía música a todo volumen cada vez que el director gritaba “acción”.
La idea de la escena del bar con cuarto oscuro vino de los dueños de un local de esas características. El bar se llamaba “International Bar”, pero tras adquirir notoriedad tras la película en la comunidad gay, cambió su nombre por “International Stud”, titulo de la primera de las obras de teatro de la Trilogía original.
La interpretación de Arnold por parte de Harvey Fierstein le hizo merecedor del Tony Award de Nueva York al mejor actor en una interpretación dramática.

NOTA PERSONAL
Si tengo que elegir una película de temática gay como mi favorita, sin duda se trata de esta. Recuerdo perfectamente la primera vez que vi esta película. Acababa de salir del armario, y en mi suma ingenuidad e inocencia pensé que con semejante acto de auto confirmación, todas mis dificultades habían llegado a su fin. Como es natural se abría un mundo completamente nuevo ante mi, y una de las primeras cosas que comencé a hacer fue alquilar cualquier película de temática gay que encontrase. “Trilogía de Nueva York” fue de las primeras, y me llegó al corazón de una manera especial.
El personaje de Arnold resulta entrañable como un hombre homosexual, tierno dedicado a sus amigos, que lucha por hacerse un hueco en la vida tanto a nivel profesional, como sentimental. Su buen corazón triunfaba ante los desesperantes obstáculos que se le presentaban. Creo que hay pocos personajes en el cine de temática gay que merezcan más el calificativo de héroes de película como el de Arnold.
Arnold representa lo que yo denominaría como un héroe gay, que es fiel a sus principios y sueños a pesar de las dificultades que suponía salir del armario en un tiempo en que las cosas no resultaban tan fáciles como ahora. La película también es brillante por conseguir que el espectador entienda ambos puntos de vista, tanto el de Arnold, como el de su madre.
Pero sobre todo, me sobrecogió en personaje de su madre, interpretado por la genial Anne Bancroft. Arnold luchaba, ante cualquier otra cosa, por el cariño de su tradicional madre judía. Aunque la película no acaba con una resolución de ese conflicto madre e hijo, si nos entregaba lo que podía ser interpretado como un primer paso a la reconciliación. Otro aspecto que me hizo sentirme identificado fue la extraña situación en la que resulta tener problemas para aceptar a su hijo gay es la madre y no el padre. El personaje de la madre es temperamental pero si se analiza es comprensible. Tenemos a la clásica madre que no puede aceptar la homosexualidad de su hijo, pero intenta combinar este problema con el hecho de le quiere en todo momento. Como ella mismo reconoce en uno de los sublimes diálogos de la película, Arnold tiene un corazón de oro.Todos los actores realizan una soberbia labor, no creo que haya ni uno solo que flaquee. Cada uno de los personajes es todo un mundo e invita al espectador a analizar, para entender de donde vienen, y por qué sienten como sienten. Matthew Broderick realiza un gran trabajo como el adorable Alan en busca del amor verdadero, y la buena química con Fierstein es evidente.
En conjunto es una película atemporal acerca de la superación de los problemas, y de la fidelidad de la gente con sus principios. No cae en los clásicos clichés ni presenta a los cuerpos perfectos que invaden la temática de hoy en día, mostrando un ambiente común y con el que el espectador puede identificarse. A día de hoy no encontrado otra que la supere, y no cejo en recomendarla.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Arnold Beckoff, es un hombre gay de origen judío, que trabaja como transformista en la ciudad de Nueva York. Mientras intenta descubrir el verdadero significado del amor, lucha al mismo tiempo por el respeto de su familia judía, que a pesar de quererle, no logra aceptar su “condición” homosexual.
Una noche después del trabajo, Arnold acaba en un bar con cuarto oscuro con un amigo, que pronto desaparece. En ese momento se le acerca Ed, un atractivo profesor de escuela y el flechazo es instantáneo. Tras pasar una noche juntos, ambos inician una relación sentimental en la que Arnold pone toda su ilusión, a pesar de que Ed nunca le presenta a ninguno de sus amigos. Eventualmente, Arnold descubre que Ed esta viendo a una mujer, siendo este bisexual, y al ser descubierto este le abandona alegando que no puede llevar la vida que Arnold espera de él.
El tiempo transcurre, y una noche en la que Arnold esta actuando, sufre las vejaciones de un grupo de heterosexuales entre el público. La situación acaba en una pelea, y un muchacho gay incluido en el grupo de los groseros se desmaya. Arnold le lleva a casa para que pueda pasar la noche, y a la mañana siguiente, después de explicarle que no ha ocurrido nada de lo que pueda arrepentirse, y después de descubrir que su nombre es Alan, ambos se despiden.
Pero el daño esta hecho pues Alan, que trabaja como modelo se ha quedado prendado de Arnold y le empieza a seguir a todas partes. Arnold huye de el pues no esta dispuesto a que rompan su corazón una vez más, y la diferencia de edad entre ambos le hace dudar que dicha relación pueda funcionar. Aparte de estos problemas, Arnold lo encuentra excesivamente atractivo para él, ya que el muchacho es un modelo. Alan llega a acorralarlo en el probador de una tienda de vestidos cutres de fiesta, donde Arnold cede de la siguiente manera: “Dos cosas deben quedar claras; una, quiero hijos; y dos, si alguien pregunta, de los dos yo soy el guapo.” La relación entre ambos consigue funcionar, ya que Allan encuentra en Arnold el afecto que le había sido a menudo negado, ya que la mayoría de la gente le entraba con la intención de mantener simples relaciones sexuales sin compromiso.
La mujer de Ed entra en escena para invitar a ambos a pasar un fin de semana a la casa de campo que tienen. Alan se acuesta con Ed debido a la curiosidad que tiene por ser este el primer amor de su pareja. Alan le explica lo ocurrido a Arnold, lo cual resulta en una crisis entre la pareja, que los dos logran superar.
Ambos comienzan los trámites para acoger a un muchacho adolescente gay. Una de las grandes noches de Arnold, tiene lugar cuando Alan le dedica una canción por la radio. Ambos coinciden en ese punto romántico. Finalmente, llega la notificación de que se les va a asignar un adolescente homosexual a su tutela. Para poder hacer un buen trabajo, la pareja se traslada a un apartamento más amplio. La misma noche en la que se mudan, Alan baja a la calle para descubrir que una pandilla le esta dando una paliza a un joven en un callejón. Al acudir al lugar sin ayuda de nadie, Alan es asesinado intentado detener dicho acto vandálico. Arnold baja a la calle al oír el revuelo de las sirenas de policía, a tiempo para contemplar como la ambulancia se lleva el cuerpo de su pareja.
La historia se traslada a unos años después. Ed vive en casa de Arnold, durmiendo en el sofá, y David es el adolescente gay que vive bajo la tutela de Arnold. David tiene problemas en el colegio, pero se puede apreciar que la influencia de Arnold le esta convirtiendo en un buen chaval, y que le ha tomado cariño. Al mismo tiempo, Arnold ha abierto un local de transformismo. Lo ha logrado todo en la vida, solo le falta una pareja. Ed ha fracasado en su matrimonio y desea volver con Arnold que como es natural tiene serias dudas.
La situación se complica con la visita de la madre de Arnold que se queda anonadada al descubrir que su hijo ha adoptado a un chaval de quince años. Por otro lado, cuando madre e hijo visitan el cementerio, esta se queda indignada al verle rezar en la tumba de Allan. La relación entre ambos llega hasta el complicado punto en el que Arnold le dice a su madre: “Solo he exigido dos cosas del prójimo en mi vida, amor y respeto, si no tu puedes ofrecerme ambas, no tienes cabida en mi vida”.
A la mañana siguiente antes de marcharse, su madre empieza a darse cuenta de las dificultades por las que su hijo ha pasado, y le llega a decir que si hubiese acudido a ella cuando Alan había muerto, ella le hubiera ofrecido consuelo. También le explica que hay eventos en la vida que nunca se superan (este es mi moto a fecha de hoy), pero con los que se aprende a vivir, ya que la superación absoluta incluye el olvido, y no es bueno olvidar del todo. Primero le pregunta si ha sido capaz de olvidar a Alan, y Arnold le dice que no. Le pregunta si ama a Ed también, y este afirma que si, a pesar de que es muy diferente de Alan, y el cariño que siente es también diferente. La mujer le explica debe seguir adelante, sin olvidar el pasado, y le recuerda la enorme responsabilidad que tiene al cuidar ahora de David, antes de desaparecer por la puerta.
En ese momento, Arnold escucha en la radio una canción dedicada a él de parte de su hijo adoptivo. Al querer hacérselo saber a su madre, se da cuenta de que esta se ha marchado, pero al asomarse por la ventana, logra despedirse de ella con un gesto amable, mientras su madre coge un taxi. De esta forma todos los lazos inconcluso en la vida de Arnold quedan zanjados, para que pueda seguir con su vida.

ESCENA
Alan no se rinde e insiste hasta convencer a Arnold para que acceda a comenzar una relación seria con él.

domingo, 13 de enero de 2008

MAZINGER Z

TITULO ORIGINAL
Majingā Zetto
CREADOR
Go Nagai
PRODUCCION
Toei Animation
REPARTO (VOCES)
Hiroya Ishimaru (Koji Kabuto), Minori Matsushima (Sayaka Yumi), Kousei Tomita (Doctor Infierno), Jôji Yanami (Profesor Gennosuke Yumi), Hidekatsu Shibata (Barón Ashler masculino), Haruko Hitahama (Barón Ashler femenino), Kazuko Sawada (Shiro Kabuto), Hiroshi Ôtake (Boss), Junpei Takiguchi (Conde Brocken), Osamu Katô (Duque Gorgón), Hidekatsu Shibata (Kenzou Kabuto), Hiroshi Ohtake (Profesor Sewashi), Isamu Tanonaka (Mucha), Kouji Yada (Doctor Morimori), Kousei Tomita (General de la Oscuridad), Yonehiko Kitagawa (Doctor Nossori), Nana Yamaguchi (Misato)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
3 de Diciembre de 1973 al 1 de Septiembre de 1974
CANAL DE EMISION
Fuji Televisión (Japón)
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Michiaki Watanabe & Ichiru Mizuki
NÚMERO DE EPISODIOS
92 Episodios (alrededor de veinte minutos cada uno)
SUCEDIDA POR:
Gran Mazinger

CURIOSIDADES
La serie esta basada en popular Manga de Go Nagai, que había comenzado a publicarse un año antes de su emisión, y que consistió en cinco volúmenes. Go Nagai reveló que desde niño se había considerado un fan “Astro Boy” y “Testujin-28”. Como consecuencia siempre deseó realizar su propio Anime de robots, aunque durante mucho tiempo fue incapaz de desarrollar un concepto que no tomara prestadas distintas ideas de estos dos mencionados.
Un día en el que observaba un atasco de tráfico, Go Nagai reflexionó como a los conductores en la retaguardia les gustaría poder ponerse por delante de aquellos que no lo estaban. De ahí le vino la inspiración de un enorme robot que pudiera ser controlado por un ser humano desde su interior. En sus primeros conceptos, el robot se llamaba Energer-Z, y era controlado por una motocicleta que se conducía por su espalda, hasta llegar a su cabeza. Esta idea sería reciclada más tarda para el robot Diana-A.
Sin embargo, debido a la creciente popularidad de “Kamen Rider”, donde la motocicleta jugaba un papel esencial, Go Nagai decidió cambiar esta por un planeador. El siguiente paso fue renombrar al robot como Mazinger-Z, como evocación al Dios Demonio Majin (“Ma” significando demonio, y “Jin” Dios).
La idea de que el planeador se acoplara en la cabeza de Mazinger-Z la sacó de un Manga de su propia creación, que databa de 1971, titulado “Demon Lord Dante”. En este el personaje era un enorme demonio que tenía una cabeza parcialmente humana de Ryo Utsugi, el muchacho que se fundía con él. Dicho Manga también se convertiría en el prototipo de su más popular “Devil Man”.De hecho Koji Kabuto toma su apellido de la palabra japonesa casco, haciendo referencia a que controla a Mazinger-Z desde su cabeza. Había curiosidades del Manga que fueron obviadas en la serie. Por ejemplo, como el malvado Doctor Infierno, construía a su secuaz el Barón Ashler, mitad hombre y mitad mujer. Otro ejemplo era el origen del Conde Broken (que llevaba la cabeza bajo el brazo), que en el Manga tenía lugar en la Segunda Guerra Mundial, donde era un Nazi al servicio de Hitler, que era decapitado. También hay que mencionar que fue la primera serie de robots que incluyo versiones femeninas de estos, Afrodita-A, y Diana-A. Esto no se había realizado nunca antes.
La serie se emitió en distintos países a lo largo de los años setenta. La gran popularidad de esta se disparó hasta lograr romper récords de audiencia en lo relativo a series de dibujos animados. La serie finalizó con la destrucción del robot a manos de nuevos enemigos, y su reemplazo por otro, que iniciaría una nueva serie, Gran Mazinger.
En España no disfrutamos de la serie completa ya que la mayoría de los capítulos eran censurados. Así en nuestro país Mazinger conseguía volar en el Episodio 13, mientras que en la serie original lo hacía en el Episodio 34, por poner un ejemplo. Creo recordar que en total se emitieron alrededor de treinta capítulos, de los noventa y dos que tenía, y fue cancelada, para proteger nuestras candidas mentes de tanta violencia. Dos décadas más tarde, Tele 5 la emitió al completo, y así por fin pudimos ver perecer al malvado Doctor Infierno, y sus secuaces. Por cierto, al contrario de lo que mucha gente piensa, Afrodita A no gritaba nunca “Pechos Fuera”, sino “Misiles Fuera”. La primera expresión surgió como una broma evidente de los que seguíamos la serie pues el femenino robot disparaba sus pechos. Fue tal la guasa al respecto, que a día de hoy todavía son muchos los que aseguran que gritaba “Pechos Fuera”, pero no es así, de hecho siendo como fue una serie tan censurada, difícil hubiera sido que hubieran permitido esa expresión. La voz del famoso Koji Kabuto, la ponía una mujer, Julia Gallego.
La serie tuvo secuelas en “Gran Mazinger” y “Grendizer”. La primera nos mostraba al padre de Koji Kabuto luchando desde la Fortaleza de la Ciencia contra el General Negro. Al final de la serie reaparecían Koji y Sayaka. La siguiente mostraba la lucha contra invasiones extraterrestres. Varias OVAS surgieron mostrando eventos más fieles al Manga, como la obtención del Jet Scrander en relación con la intervención de Devil Man, o la lucha contra la armada de robots del General Negro, con ayuda del Gran Mazinger.

NOTA PERSONAL
Sin duda se trata de la serie de dibujos animados que más me impactó durante mi infancia. Y eso que debo admitir que había muchas, y de muy buena calidad. Sin embargo “Mazinger Z” arrasó por su gran originalidad, y unos elaboradísimos robots, a pesar de que la trama era bastante lineal en cada capitulo.
Yo hice las colecciones de cromos (hubo dos), y tuve alguno de los libros que se editaron. Creo recordar haber tenido algún robot de juguete, y todavía cuando veo algún capitulo lo disfruto como un enano.
No logré ver la serie al completo hasta hace relativamente poco, pero recuerdo cuando vi los episodios emitidos en España a finales de los setenta con mucho cariño. No voy a entrar en el debate de si eran violentos o no, creo que los niños tienen suficiente capacidad para distinguir realidad de ficción, pero personalmente cuando veo algunos de los dibujos que ven mis sobrinas hoy en día, me parece que estos pecan por ser ñoños y aburridos (sea como fuere son dibujos, y es evidente que enganchan a nuevas generaciones).
No voy a negar que no dejara de tener un punto sexista, ya que su ayudante femenino Afrodita-A, no cesaba de recibir una paliza tras otra al principio de cada episodio, y en Instituto de Investigación Foto-atómica se pasaba la vida reconstruyéndola. En su historia hasta el episodio 74, en el que era destruida, solo conseguía destruir un solo bruto mecánico. Su robot fue reemplazado por Diana-A, que a pesar de contar con algún arma adicional, no corría mejor suerte.
Por otro lado el toque de humor lo aportó el Robot Boss que estaba construido a partir de chatarra, y que apareció a la mitad de la serie, para sufrir una derrota tras otra. Se conducía por un volante, y acababa siempre destrozado.
Los villanos parecían sacados de una película de terror. Teníamos a Ashler, mitad hombre, mitad mujer, al decapitado Conde Brocken, y ni yo tengo muy claro que era el Vizconde Cerdo. La rivalidad entre los mencionados villanos me parecía un gran modo de mostrar la ineficacia de los planes de estos para hacerse con el mundo. Particularmente me encantaban los Brutos Mecánicos del Doctor Infierno, que eran un derroche de originalidad con sus variadas armas y dispositivos. Aunque siempre me preguntaba por qué el malvado Doctor no ahorraba tiempo enviando a todas sus huestes al mismo tiempo, en lugar de uno en uno, lo cual disminuía sus posibilidades.
Esta claro que la serie supuso toda una revolución en el mundo ficticio de los robots, y ha servido de influencia para innumerables películas y series de este estilo. Podemos ver dichas influencias en series como “Power Rangers”, o incluso la más actual película (también basada en cómic) “Transformers”.

HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
Dos colegas arqueólogos, El Doctor Kabuto, y el Doctor Infierno, encontraban en la isla Mikonos, restos robóticos que indicaban que la antigua civilización de Mikene hacía uso de ellos para acabar con sus enemigos. El Doctor Infierno, asesinaba a toda la expedición, menos a Kabuto que lograba escapar, para hacerse con los robots, y así conquistar el mundo con ellos.
Pasado un tiempo el Doctor Infierno convertía la Isla en su base secreta, y ponía al Barón Ashler, mitad hombre, mitad mujer, al mando de su ejército de brutos mecánicos para conquistar el mundo. Pero antes de iniciar el ataque, Ashler había de localizar al Profesor Kabuto y acabar con él, pues este había creado la Aleación-Z, un nuevo metal indestructible y que le convertía en una seria amenaza. Ashler asesinaba al Profesor Kabuto haciendo explotar su casa, justo antes de que este contactara con sus nietos Koji y Shiro pidiéndoles que acudieran en su ayuda.
Ambos llegaban justo para ver fallecer a su abuelo, pero este les enseñaba su creación, el robot Mazinger-Z construido a partir de la indestructible Aleación Z, y controlado por un planeador. Con grande dificultad Koji se hacía con los mandos del robot. Koji contactaba entonces con el Profesor Yumi, en Instituto de Investigaciones Foto-atómicas, y se hacía amigo de Sayaza, una muchacha que pilotaba un robot construido para la investigación llamado Afrodita-A.
Así comenzaba la guerra contra el Doctor Infierno que enviaba un robot tras otro, con la esperanza de destruir a Mazinger y el Instituto, para poder conquistar el mundo después. Mazinger poseía distintas armas como sus puños desprendibles, rayos foto-atómicos que salían de sus ojos, fuego de pecho calorífico que fundía cualquier cosa, un misil central, y de su boca salía un viento huracanado de tal potencia que erosionaba el metal hasta destruirlo. Afrodita A, inicialmente no poseía ningún arma hasta que sus pechos se convirtieron en dos misiles que podía disparar, pero que nunca lograban hacer ningún daño al enemigo.
Por otro lado, la dificultad inicial de Koji era hacerse con el control de los mandos del robot, pero con la ayuda de Sayaka, acababa por hacerlo. Sin embargo había aspectos que le ponían en desventaja con los robots del Doctor Infierno. Mazinger Z no estaba diseñado para operar bajo el agua, ni tampoco podía volar. Solo en una ocasión lograba hacer uso de unos aumentados misiles pectorales de Afrodita para derrotar a un monstruo mecánico en el cielo.
Mientras iba luchando contra robots, Mazinger fue obteniendo mejoras, la primera fue la capacidad de moverse por el agua, donde era de todas maneras vulnerable debido a que sus armas no funcionaban en ese medio. Pero su punto débil durante los primeros treinta y tres capítulos, fue su incapacidad de volar. Así pues el Doctor Yumi diseñó el Jet Scrander que se acoplaba al robot y le permitía volar. El Doctor Infierno lanzaba un ataque desesperado para impedir esto, pero aunque lograba destruir el Instituto, Mazinger sobrevivía con sus nuevas alas.
Desesperado, el Doctor Infierno adquirió otro ayudante el Conde Broken, que se ganó rápidamente la enemistad del Barón Ashler. El Doctor Infierno esperaba que la rivalidad entre ambos les empujase a superarse a si mismos para destruir a su enemigo. Esto funcionó, y mientras Brocken atacaba desde su fortaleza volante, Ashler lo hacía desde su fortaleza submarina. Aunque Mazinger sobrevivía a los ataques, la situación se volvía complicada para el robot.
Un amigo de Koji llamado Boss logró manipular a los doctores del instituto para que le construyeran un robot, y así ayudar a Mazinger y Afrodita. Así se hizo, pero el robot no tenía ningún arma, y al estar hecho de chatarra, era destruido en prácticamente todos los episodios, pero claro esta era también fácilmente re-construible. El robot adquirió el nombre de su piloto, Robot Boss.
Mazinger recibió nuevas armas como Rayos congelantes que salían de sus cuernos, o los misiles barrena de sus brazos. Los puños eran dotados de cuchillas y mayor capacidad destructiva por el Doctor Nossori, que fallecía a manos del enemigo
Los villanos solicitaron ayuda al Duque Gorgón, descendiente Mikene, del mundo subterráneo, y lograron varios logros, como la destrucción del planeador de Mazinger, y la definitiva destrucción de Afrodita A. El Profesor Yumi construyó un nuevo planeador, y otro robot femenino para Sayaka, que fue bautizado como Diana A. Esta tenía nuevas armas como el Rayo Escarlata, e infinidad de misiles almacenados en su interior. Sayaka lo operaba desde una motocicleta que se acoplaba en la cabeza del robot.
La gran primera victoria ocurrió cuando Mazinger consiguió destruir la Fortaleza Submarina del Barón Ashler, Episodio 78. El Barón Ashler fallecía en el mencionado ataque. Eventualmente era substituido por el Vizconde Pigmeo, que hacía uso de su magia para atacar, y estuvo a punto de derrotar a Mazinger, traicionando al Doctor Infierno en el proceso, pero murió al verse solo contra el Instituto de Investigaciones.
La relación entre Koji y Sayaka rozaba siempre lo romántico, a pesar de los celos de la joven con la llegada de Misato al Instituto.
Finalmente, y ya hartos, Mazinger Z, Diana A, y el Robot Bosch participaron en un ataque combinado contra la base de sus enemigos, destruyéndola. El Doctor Infierno y el Conde Brocken fallecían en la Fortaleza Volante al ser también destruida por Mazinger Z.
Pero aún quedaba el Duque Gorgón, que tras verse libre del Doctor Infierno y sus secuaces, decidió que había llegado el momento de los Mikenes. Contactando con el General Negro, enviaba dos poderosos brutos mecánicos, cuyas armas si podían acabar con la famosa Aleación Z. Mazinger Z se enfrentaba a dichos robots para acabar siendo destruido tras una feroz lucha. Hacía aparición entonces el Gran Mazinger, que provenía de la Fortaleza de la Ciencia y estaba dotado de una nueva aleación aún más poderosa. Este acababa con los brutos mecánicos, salvando la vida de Koji.
El Profesor Yumi descubría que dirigiendo la Fortaleza de la Ciencia se encontraba el padre de Koji, que aún seguia con vida, aunque sus heridas le habían convertido en un Cyborg. Este solicitaba guardar el secreto de su supervivencia ante sus hijos. De esta forma Koji y Sayaka eran enviados a Estados Unidos a realizar sus estudios universitarios, mientras la Fortaleza de la Ciencia se preparaba a enfrentarse a la nueva amenaza con el Gran Mazinger pilotado por el huérfano Tetsuya, adoptado por Kenzo Kabuto. Claro esta a la serie de Mazinger Z, le siguió una continuación, la serie GRAN MAZINGER, con distintos personajes ubicados en la Fortaleza de la Ciencia.

ESCENA
Último episodio, el Doctor Infierno ya ha muerto, pero aparece un nuevo villano con unos robots que pueden destruir a Mazinger