- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 24 de septiembre de 2008

GALÁCTICA: ESTRELLA DE COMBATE

TITULO ORIGINAL
Battlestar Galactica
CREADOR
Glen A. Larson
PRODUCCION
Glen A. Larson, Donald P. Bellisario, David J. O’Connell, David G. Phinney, Gary B. Winter, John Dykstra, Michael Sloan
REPARTO
Richard Hatch (Apolo), Dirk Benedict (Starbuck), Lorne Greene (Adama), Herb Jefferson Jr. (Boomer), Laurette Spang (Casiopea), Terry Carter (Tigh), John Colicos (Baltar), Tony Swartz (Jolly), Maren Jensen (Athena), Noah Hathaway (Boxey), David Greenan (Omega), Sarah Rush (Rigel), Feliz Silla & Jonathan Harris (Lucifer), Anne Lockhart (Sheba), Tobias Mehler (Zak), Ed Begley Jr. (Greenbean), John Dullaghan (Doctor Wilker), George Murdock (Doctor Salik), Larry Manetti (Giles), Lance LeGault (Maga), Jane Seymour (Serina), James Olson (Thane), Sheila DeWind (Deitra), Christine Beldford (Leda), Rood Hase (Tolan), Richard Lynch (Wolfe), Robert Feero (Bora), Antony DeLoggins (Taba), Britt Ekland (Tenna), Lloyd Bochner (Leiter), Alan Stock (Cree), Frank Parker (Zed), Patricia Stich (Zara), Janet Lynn Curtis (Sorrell), Alex Hyde-White (Bow), Walt Davis (Vickers), Murray Matheson (Specter), Carol Baxter (Macy), Curtis Credel (Haals), Dick Durock (Lider Imperial)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
17 de Septiembre de 1978 al 29 de Abril de 1979
CANAL DE EMISION
ABC
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Stu Phillips
NÚMERO DE EPISODIOS
24 episodios de 45 minutos aproximadamente cada uno
SUCEDIDA POR:
Galáctica 1980

CURIOSIDADES
Los creadores de “Galáctica” no han tenido nunca reparo alguno en reconocer el origen de la serie. A finales de los años setenta se disparó la fiebre en todo lo relativo a la Ciencia Ficción, y la audiencia pedía a gritos nuevas creaciones de este tipo. La causa de este irrefutable hecho residía en el señor George Lucas y su película “Star Wars”, que se había convertido en todo un fenómeno de masas, resucitando un género que llevaba años fallecido, o que se relacionaba siempre a películas de escasa calidad. Después de ese estreno en 1977, toda compañía cinematográfica o televisiva se obsesionaron en realizar creaciones con el tema del espacio como fondo, y la mayoría resultaron en lo que se ha quedado en denominar como películas de serie B. Solo se salvó, en lo relativo al cine, la película basada en la serie “Star Trek” que obtuvo excelentes críticas y muy buenos resultados.
“Galáctica” fue un proyecto diseñado para la televisión, de esta manera el presupuesto que recibió no fue demasiado exagerado.
Aunque existían evidentes similitudes entre los diseños de algunas naves con “Star Wars”, y los Cilones estaban evidentemente basados en los soldados imperiales (más tarde conocidos como soldados clones). Pero en este caso no se trataba una guerra, sino la derrota de los seres humanos por los robots, y su huída en busca de la colonia original a la que pertenecía… el Planeta Tierra. La serie narraba la búsqueda de los supervivientes de nuestro planeta, siempre perseguidos por los incasables Cilones.
El episodio piloto fue el más caro realizado hasta la fecha durando tres horas en total y consiguió unos récords de audiencia espectaculares. Parte de este motivo, fue que la emisión tuvo que ser interrumpida para televisiva el tratado de paz Camp Davis entre Israel y Egipto, supervisado por el propio Presidente de Estados Unidos Jimmy Carter. Esto provocó que al regresar a la emisión del piloto, mucha gente que no había estado viéndolo se quedara enganchada.
La serie continuo manteniendo un alto interés hasta el año 1979. Los episodios se fueron volviendo más tediosos, y en su inmensa mayoría se desarrollaban dentro de la nave, ya que no había presupuesto suficiente para más batallas espaciales. A esto se añadía que las pocas escenas de combate, que sí se desarrollaban en el espacio, fueran refritos constantes de los primeros episodios. Se llegó hasta el punto que el que se eliminó completamente a los Cilones de la escena, creando nuevos enemigos del planeta Terra Prime, originalmente confundido por los protagonistas como la Tierra, aunque se descubriría que no era así. En el último episodio de la serie se reintrodujo a los Cilones de la manera más irrealista posible en una batalla final, tras la cual la búsqueda de la Tierra seguiría adelante sin conclusión alguna.
Muchos críticos opinaron que el recurso de la eterna búsqueda, que no llegaba a ningún lado fue una de las razones que acabaron por aburrir al público (muy parecido al problema que tuvo la serie “La Fuga de Logan”, basada en la película).
También añadían que los episodios funcionaban de forma excesivamente independiente, y no se hacía uso de tramas que conectaran unos con otros.
El episodio piloto tuvo tal éxito, que fue trasladado al cine, y distribuido en video como una película independiente, algunas escenas extras fueron creadas. Ejemplo de esto fue una escena que mostraba la muerte del traidor Baltar a manos de los Cilones, siendo a su vez traicionado, para dar mayor sensación de conclusión. Aunque la película no tuvo gran impacto en la gran pantalla, su distribución en video tuvo mucho éxito. La serie contó con un merchandising limitado. En España disfrutamos de cómics e incluso de una colección de cromos de los primeros episodios.
En 1980 se creó una seria de continuación titulada “Galáctica 1980”. La serie comenzaba con el descubrimiento de la Tierra, que resultaba ser la equivalente a la de nuestro año 1980, poco avanzada, e incapaz de ayudar a los Cilones.
Para evitar que fuera destruida, los tripulantes de la nave se veían obligados a ayudar a nuestro planeta a avanzar tecnológicamente a toda velocidad, para que no fuéramos destruidos por los Cilones. La serie fue un fracaso debido a los lamentables efectos especiales, y la negativa de Richard Hatch y Dirk Benedict de reasumir sus papeles (solo Lorne Greene regresó). Solo tuvo duró diez episodios, y ni el regreso de Benedict en el último incremento de manera alguna el interés de la audiencia.
En 2003 se empezó a emitir la serie re-imaginada, con grandes efectos y un excelente guion que han tenido un éxito rotundo. Dicha serie duró un total de cuatro temporadas y ha generado una serie de películas para ser estrenadas en televisión o ser lanzadas en DVD. Debido al éxito de esta serie, se creó una serie precuela en el año 2010, titulada “Caprica”. La serie tenía la intención de mostrar el origen de los Cilones y el cómo se habían acabado por revelar. Sin embargo, la serie no gozó de gran popularidad y terminó por ser cancelada tras una sola temporada.

NOTA PERSONAL
Pues volvemos a lo que siempre suelo decir en estos casos. Esta es una de las series que contemplé siendo un crío, y me dejó totalmente fascinado. Cualquier cosa que se desarrolle en el espacio me ha llamado siempre la atención, y aunque “Galáctica”, pueda parecer ahora una producción de efectos especiales bastante cutre, para la fecha en la que fue creada, y considerando que era una serie de televisión, los resultados fueron espectaculares. Esto es una realidad más patente todavía si se contemplan la enorme cantidad de películas de ciencia ficción que surgieron posteriormente en los años ochenta, y que siendo dirigidas a la gran pantalla eran de bastante peor calidad que el piloto de esta serie.
Recuerdo que la empezaron a emitir durante el verano, y yo aprovechaba cuando mi madre, y mis tías subían de la playa a la cafetería para poder ver sus capítulos, y claro esta me perdí bastantes. Hice la colección de cromos, que estaba basada en el episodio piloto.
En mis juegos infantiles, mis amigos imaginarios más comunes eran Starbuck y Apolo, y aunque el primero era el probablemente el personaje más popular, yo tenía al impresionantemente guapo Apolo en un pedestal.
Hace un par de años que me compré el pack con la serie entera y, por supuesto, la reacción fue distinta. A excepción de los primeros episodios que siguen siendo de una excelente calidad en su contexto, la segunda mitad de la serie se torna aburrida, y se la hace a uno particularmente larga.
La continuación “Galáctica 1980” la vi poco antes de este verano, y la verdad es que, aunque la idea resultaba bien dirigida, el resultado es también bastante malo, y bastante aburrido, y la ausencia de los personajes con los que crecimos no ayudaba en absoluto.
Sin embargo, no puedo dejar de recomendar la serie re-imaginada que se empezó a emitir hace unos cinco años. La calidad es excelente, y el giro que han dado con el guion es excelente.
De todas maneras, no puedo dejar de recordar esta serie de la que hablo hoy con especial cariño, me acuerdo como esperábamos impacientes, desde nuestra mente más infantil, que la enorme estrella de combate apareciera en la Tierra. Varias frases célebres se quedaron en el uso diario de la chavalería de aquel entonces como “Starbuck, tienes un Cilón en la Cola”, o la medida temporal en “centones”. La alta tecnología que la nave intentaba aparentar se mezclaba con aspectos anacrónicos tales como micrófonos con cable, como el que usaba Adama para grabar su cuaderno de bitácora, o el cutre perro robot de Boxie. El diseño de las naves me parecía bastante original, así como el de los Cilones con sus voces robóticas, y enorme torpeza a la hora de moverse. Baltar era el malvado por excelencia, cuyos objetivos iban modificándose constantemente a medida que la serie avanzaba, aunque su ayudante Lucifer resultaba un tanto ridículo. Especial mención eran los partidos que jugaban en la nave con unos uniformes completamente imposibles, por no decir absolutamente gais.
Todas estas curiosidades no hacen sino que recuerde este ahora clásico con especial cariño, que pude disfrutar de niño con los ojos abiertos como platos.

HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
Tras un largo periodo de guerra, los Cilones han ofrecido la paz a las doce colonias de humanos a través del embajador humano llamado Baltar.
Los Cilones son robots creados por una raza de reptiles que fueron usados para labores mundanas, hasta que desarrollaron la capacidad de razonar, y se rebelaron contra ellos logrando extinguir a sus amos. Después de esto se había enzarzado en una lucha contra las colonias.
La celebración de la paz ha comenzado y las doce estrellas de combate, de cada planeta colonia respectivamente han salido al espacio para recibir a las Naves Base Cilón, mientras en los planetas se celebra la ansiada paz.
En la Estrella de Combate Galáctica se encuentra el Almirante Adama, que duda seriamente de las intenciones de los Cilones y se lo hace saber al Presidente de las Colonias. Su argumento no suena convincente y todos piensan que Adama no es más que un guerrero con miedo a dejar de ser útil al final de una guerra.
El hijo de Adama, el Capitán Apolo, y su hermano Zak salen de patrulla rutinaria y encuentran dos naves de combustible abandonadas, detrás de las mismas aparece una flota de naves Cilón que les atacan, y se dan cuenta de que el armisticio no es más que una trampa para acabar con la humanidad. La nave de Zak es averiada y Apolo continua a toda velocidad para avisar a la flota. Adama advierte al Presidente que continua sin tomarle en serio, hasta que Zak muere alcanzado por los Cilones que comienzan a atacar a las Estrellas de Combate. De todas ellas solo la Galáctica está preparada para el combate y lanza a sus naves víbora, el resto no pueden hacerlo debido al daño que ocasionan los Cilones en su primera oleada de ataque, y son destruidas, incluida la Estrella de Combate Atlantia del Presidente que fallece.
Adama se da cuenta de que las naves de combustible permitían a los cazas Cilones repostar, y que sus Naves Bases se han dirigido a las Colonias para arrasarlas. La Galáctica se va para intentar ayudar pero llega demasiado tarde, la civilización humana ha sido arrasada. Los pocos transportes que quedan se unen a la única Estrella de Combate para huir del sistema. Apolo conoce a Serena y su hijo Boxie que ha perdido a su perro, y se encariña con ambos, consiguiendo un perro robot para animar al muchacho. Starbuck se interesa por una dama de compañía llamada Casiopea, lo cual incrementa los celos de Atenea, su actual pareja y hermana de Apolo.
La comitiva espacial decide partir en busca de la treceava colonia, La Tierra. Las escrituras explican que los humanos residieron en el Planeta Kobol, y que de ahí partieron a trece colonias, la única separa del resto… La Tierra.
Los Cilones entregan a Baltar una Nave Base para que salga en busca de los supervivientes, y acaben con ellos para exterminar a la humanidad de una vez por todas.
En el Planeta Kobol, Adama encuentra pistas para llegar a la Tierra, mientras Serena es asesinada justo después de casarse con Apolo.
Galáctica continúa en su búsqueda mientras se enfrenta a distintos puestos de Cilones que se hayan en su camino, hasta que descubren que otra Estrella de Combate llamada Pegasus ha sobrevivido bajo el Almirante Cain. Ambas Estrellas se unen para acabar con unas Naves Bases que les persiguen, en dicha misión Cain perece en la destrucción de la Pegasus, y su hija Sheba se salva iniciando una relación con Apolo.
Siguiendo su camino se enfrentan al Conde Iblis que intenta dominar a la flota ofreciéndoles a Baltar como prisionero. Al final la flota se da cuenta de que el origen del Conde es diabólico, y el propio Baltar reconoce su voz, como la misma del Lider Imperial de los Cilones. Esto sugiere que Iblis estuvo detrás de la creación de estos, o de los reptiles que los crearon. Intervienen unos seres evolucionados que detienen al Conde gracias al sacrificio personal que Apolo está dispuesto a hacer por Sheba. Estos seres luminosos animan a Apolo a que continúen en la búsqueda de la Tierra, aunque no pueden intervenir.
Apolo encuentra un planeta llamado Terra Prima que primeramente es confundida por la Tierra. Los seres luminosos guían a Apolo para que impida que dicho planeta acabe destruido debido a su guerra civil, y después de que esta misión ha tenido éxito, los seres luminosos le aclaran al capitán que el planeta en el que se encuentran no es la Tierra y que la búsqueda debe continuar.
Apolo le muestra a Starbuck, Sheba y Casiopea un puesto de mira astronómico y de recogida de señales que ha reconstruido en Galáctica, y un mensaje que no se ha recibido con claridad. Al mismo tiempo la Flota vuelve a tener la amenaza de una Nave base Cilón que les ha encontrado nuevamente. Para destruirla, Adama le pide ayuda a Baltar a cambio de su libertad. Baltar indica los puntos débiles, y Apolo y Starbuck se infiltran en la Nave Base para colocar unos explosivos que acabaran con ella. Una vez hecho esto escapan, y la Nave Cilón explota. La serie acaba con un mensaje procedente de la Tierra, que se capta en el puesto astronómico, que lamentablemente está vacío. Sobre si Baltar es liberado o no, como se le había prometido por su asistencia, no se menciona nada.

ESCENA
Baltar lidera un ataque Cilón sobre Galactica y la flota que esta protege, pero la aparición de otra estrella de combate, Pegasus, da un giro inesperado a la batalla.
 

miércoles, 17 de septiembre de 2008

TIBURÓN

FECHA DE ESTRENO
20 de Junio de 1975
TITULO ORIGINAL
Jaws
DIRECTOR
Steven Spielberg
PRODUCTORES
David Brown & Richard D. Zanuck
GUION
Peter Benchley, Carl Gottlieb, Howard Sackler
REPARTO
Roy Scheider (Martin Brody), Robert Shaw (Quint), Richard Dreyfuss (Matt Hooper), Lorraine Gary (Ellen Brody), Murray Hamilton (Alcalde Larry Vaughn), Carl Gottlieb (Ben Meadows), Jeffrey Kramer (Leonard Hendricks), Susan Backlinie (Christine Watkins), Jonathan Filley (Tom Cassidy), Tedd Grossman (Víctima del Estuario), Chris Rebello (Michael Brody), Jay Mello (Sean Brody), Lee Fierro (Señora Kintner), Jeffrey Voorhes (Alex Kintner), Craig Kisnsbury (Ben Gardner)
CINEMATOGRAFÍA
Bill Butler
BANDA SONORA
John Williams
DISTRIBUIDA POR:
Universal Studios
DURACIÓN
124 minutos
SUCEDIDA POR:
Tiburón II
 
QUINT: “Ustedes me conocen, saben cómo me gano la vida. Yo les traeré a ese animal, pero no será fácil, es un mal bicho. No es como ir a la laguna a pescar cangrejos o pescadillas. Ese tiburón te come entero. Una sacudida, una dentellada... y para dentro. Hay que actuar deprisa si queremos que vengan los turistas para que ustedes no pierdan sus negocios. Pero no va a ser agradable. Yo valoro mi cuello en bastante más de 3.000 dólares, señores. Puedo encontrarlo por 3.000, pero capturarlo y matarlo por 10.000.”
  
QUINT: “¡Corte ya, jefe! ¡Vamos a perder la luz del día! La proa está delante, y la popa atrás. Apréndaselo bien, enano. Si no quiere que le haga salir de culo por el ojo de buey. Vamos jefe, que esto no es una excursión de boy scouts. Cuesta despegarse, ¿eh? Ahí va el cadáver de María Castaños, que ha muerto cuando tenía 103 años. Hasta los 15 conservó su virginidad. Lo cual es un record para esta vecindad. Vamos, señor comisario. Póngase el cinturón de seguridad. ¡Eh, si ve venir un tiburón Hooper, no se lo trague."
  
CURIOSIDADES
Basada en la novela de Peter Benchley, que participó activamente en la adaptación de la misma a su guion, Tiburón se convirtió sin duda en la primera película que fue anunciada como el “gran evento del verano”. La novela de Benchley estaba basada en un hecho real, cuando cuatro personas fallecieron en la costa de Nueva Jersey en el verano de 1916, lo que provocó una histeria colectiva sin precedentes en la zona. Benchley quedó fascinado por como esa histeria podía cautivar, e incluso cegar a muchas personas.
Tras una breve consideración se escogió a Steven Spielberg para dirigir la película justo antes del estreno de su primera película (dirigida), confiando en gran medida en un director de poco renombre. La adaptación del guion fue complicada ya que el trabajo inicial de Benchley no satisfizo a Spielberg, y hubo que contar con la ayuda de Gottlieb y Sackler. Gracias a estas contribuciones los diálogos lograron alcanzar una profundidad más definida, en lo que básicamente era solo una película de terror.
Otros temas como la codicia, el egoísmo y la arrogancia fueron tratados de una manera magistral. Pero dicha cooperación terminó en controversia, y discusiones entre los autores del guion. Por ejemplo, a día de hoy no está demasiado claro quién fue el autor del magistral monologo de Quint que nos relata en hundimiento del barco en el que servía y su experiencia inicial con tiburones.
La mayor complicación de la película radicaba en la creación de un tiburón que resultara creíble en la película. Para este propósito se crearon tres tiburones mecánicos, uno para tomas bajo el agua, otro cuya cabeza pudiera desplazarse de derecha a izquierda y un último que mostrase su costado, para tomas laterales. El primer problema surgió cuando al probar el primero, de tamaño completo, este se hundió debido al peso y hubo que recuperarlo. La grabación tuvo además distintos problemas, como cámaras mojadas en el mar (grabado en la costa de Massachusetts), distintos barcos o veleros que entraban en tomas estropeándolas.
El barco “Orca” se hundió con los actores dentro en una ocasión, y los tiburones mecánicos tenían estropicios constantes debido a la sal marina que afectaba a sus mecanismos hidráulicos.
El equipo de la película bautizó a los tiburones con el nombre de Bruce, el del abogado de Spielberg, mientras el director los bautizó como “El Gran Zurullo Blanco”. Steven Spielberg tuvo muy claro que cuanto menos se viera al Tiburón, más creíble resultaría la película, y verdaderamente acertó. La película consiguió elevar la tensión en su público debido a que apenas se podía ver al animal, lo cual incrementaba la tensión considerablemente. Esta técnica ha sido repetida constantemente en la posteridad, como fue el caso con “Alien”. De hecho las secuelas no resultaron tan inquietantes, precisamente por exponer al animal en exceso, lo cual sacrificaba su verosimilitud considerablemente. Todas las escenas del tiburón arrastrando hasta tres barriles fueron creadas precisamente con el propósito de no tener que utilizar los engendros mecánicos, y poder señalar de alguna manera la localización del animal, para que la audiencia tuviera una referencia clara al respecto.
Durante la primera muestra, Spielberg consideró que quería otra escena de miedo más, y se creó la del descubrimiento del barco abandonado con otra víctima que daría un susto de muerte a Hooper investigando bajo el agua. No quedaba presupuesto para la misma, pero Spielberg no dudó en invertir tres mil dólares propios. Las tomas reales de un tiburón desde la jaula se tomaron en Australia, para las cuales se colocó a un actor enano en una jaula pequeña, de manera que diera la sensación de que el animal era enorme. Spielberg se negó a estar presente en la última toma, la de la explosión del tiburón, ya que tenía la sospecha de que el equipo planeaba arrojarle al agua después. Desde entonces se ha convertido en una tradición personal para el director, no estar nunca presente en la realización de la última toma de ninguna de sus películas. La banda sonora ha pasado a convertirse en un clásico del cine, universalmente conocida, y de hecho John Williams ganó un Oscar por la misma. Tres películas siguieron a este clásico, la tercera de ellas conocida por ser uno de los experimentos en 3D (que requería gafas especiales), en los ochenta.
 
NOTA PERSONAL
Creo que esta ha debido de ser la primera película de terror, o suspense, que vi siendo todavía un crío, y recuerdo perfectamente la constante tensión, y algún que otro sobresalto mientras la veía. Las caracterizaciones de todos los personajes me parecen extraordinariamente creíbles, pero en particular me fascina la del pescador huraño y reservado, con un problema constante para ser sociable, pero necesitado de serlo. Me recuerda tremendamente a un jefe que tuve por su “mala leche”.
Sin embargo hubo una temática que me causo un mayor impacto, y esta era la relativa a la actitud del alcalde y los dueños de todos los negocios de verano. Siendo un chaval muy joven cuando vi esta película por primera vez, me sorprendió el egoísmo, y mezquindad de unos personajes, que aun conociendo los riesgos de los turistas en el agua, pretendían ignorarlo para poder seguir sacando tajada durante la época de veraneo. Creo que Spielberg realiza una labor magistral mostrando el poder del dinero, y la poca importancia de la vida humana, cuando se trata de recaudar.
Por otro lado el único de estos personajes que muestra un remordimiento esporádico es el alcalde. Spielberg nos muestra de una manera muy precisa la presión a la que se ve sometido, y el riesgo que corre su posición de alcalde, por la situación. Hay escenas claras en la reunión del pueblo, o en su conversación con Hooper en las que podemos darnos cuenta de que es consciente de lo que está ocurriendo, y se siente culpable al mismo tiempo que a punto de ceder ante el Jefe Brody. Pero es su adicción al poder la que le previene de hacer lo correcto. En el caso de la hostelera del pueblo se nos hace ver que le importa muy poco que muera gente o no por los ataques del tiburón, ella tiene un negocio que depende del turismo, y el resto le resulta irrelevante. La camaradería que brota entre el trío de cazadores tan opuestos entre sí (Brody, Hooper, y Quint), está realizada con extremado detalle, y resulta muy verosímil. Sin embargo esa hostilidad inicial se torna en cooperación y amistad, como bien refleja la soberbia escena de los tres borrachos en el camarote intercambiando historias personales.
En lo relativo al tiburón, creo que para tratarse de una película de los años setenta, y teniendo en cuenta las excesivas complicaciones que tuvieron con sus creaciones mecánicas, el resultado es extraordinario. A día de hoy vivimos en la era de los efectos especiales producidos por ordenador y tendemos a olvidar el trabajo tan complejo que suponía la creación de los mismos en el pasado. Sin duda la escena que se me ha quedado grabada es la del joven Michael Brody cuando cae de su bote y contempla aterrorizado desde el agua como el tiburón mata a otro muchacho.
 
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En la Isla Amity ha comenzado el verano, y un grupo de adolescentes disfrutan de una fiesta en la playa durante la noche, acompañada de bebida y música.
La joven Christine Watkins ha entablado conversación con un atractivo muchacho, y le toma de la mano para alejarse de la fiesta a un lugar recóndito de la playa. Una vez allí la joven se desnuda y entra en el agua incitando al joven para que haga lo mismo. Pero este ha bebido demasiado, y antes de desnudarse se queda dormido en la arena. En ese momento Christine sufre el ataque de un tiburón que la zarandea en el mar hasta engullirla a las profundidades.
A la mañana siguiente el Jefe de policía Martin Brody recibe una llamada telefónica informándole de la desaparición de Christine. Brody interroga al muchacho que explica que se quedó dormido debido a la bebida, justo cuando un el silbato del ayudante de Brody comienza a silbar. Al llegar a él Brody contempla los restos de Christine en la playa. Tras un análisis, el médico del pueblo determina que Christine ha sido víctima del ataque de un tiburón, y Brody no duda ni un segundo al respecto de lo que debe de hacerse. Hay que cerrar las playas e informar al pueblo del peligro existente.
El alcalde Vaughn alcanza a Brody, y al descubrir lo que está dispuesto a hacer muestra sus dudas al respecto. La Isla Amity vive exclusivamente del dinero generado por el turismo, y la temporada de verano está a punto de comenzar. Cerrar las playas supone la bancarrota del pueblo. El médico acompaña al alcalde, y expresa haber juzgado su análisis con demasiada celeridad, y que ahora opina que Christine ha fallecido debido a un accidente con las hélices de una lancha.
Brody desconfía del campo de opinión tan repentino del médico y decide ejercer vigilancia en la playa. Poco tiempo después un niño llamado Alex Kintner es devorado por el tiburón mientras nadaba en una playa repleta de gente. Los bañistas son desalojados del agua en un mar de pánico, pero nada se puede hacer por el niño. El pueblo celebra una reunión para decidir qué hacer, los dueños de negocios turísticos se muestran rotundamente en contra de cerrar las playas, mientras que una oferta de tres mil dólares de recompensa por el tiburón, por la señora Kintner, ha revolucionado a los pescadores.
Un huraño pescador del pueblo garantiza la captura del tiburón, pero lo hará por diez mil. El comité toma la propuesta a consideración. Llega al pueblo Matt Hooper del instituto de oceanografía que realiza una nueva autopsia de Christine, y desafiante ante el médico del pueblo determina que fue atacada por un gran Tiburón Blanco que parece ser de proporciones gigantes. Justo en ese momento los pescadores del pueblo han pescado a un tiburón tigre al que consideran culpable de las muertes. Hooper explica que no puede ser el tiburón causante debido al pequeño tamaño del mismo y solicita una autopsia a la que el alcalde se niega. La señora Kintner llega y abofetea al Jefe Brody por no haber cerrado las playas a tiempo.
Por la noche Brody y Hooper realizan una autopsia en el tiburón que revela que no fue el causante de la muerte de Alex. Un pescador llamado Ben ha desaparecido y ambos localizan su barco en alta mar. El cadáver de Ben se encuentra en el agua, y Hooper pierde un enorme diente de Tiburón Blanco incrustado en el barco debido al susto.
Se le comunica este hecho al alcalde, quien de nuevo sometido a presiones no hace caso y decide abrir las playas para la llegada del turismo en el cuatro de julio. La playa se llena de turistas, y mientras los guardacostas son distraídos por unos críos con una aleta falsa, el tiburón aparece y mata a un hombre en presencia del hijo de Brody, Michael, que contempla la escena en el agua, y queda conmocionado. Brody se enfrenta al alcalde y le obliga a contratar a Quint.
Brody explica la situación a Quint y le explica que la única exigencia es que debe llevar a Hooper y a él mismo en su barco “Orca”. Quint cede a disgusto, y el singular trío parte en busca del Tiburón. Tras un tiempo Brody contempla al tiburón mientras arroja cebo por la borda y comunica que “van a necesitar un barco más grande”. El equipo determina que el tiburón debe pesar alrededor de tres toneladas y medir ocho metros de largo. Poco a poco intentan hacerle salir a la superficie adhiriendo hasta tres barriles flotantes con golpe de arpón, pero la fuerza del escualo es tremenda y consigue arrastrarlos bajo el agua.
Durante la noche los tres hombres comparten experiencias propias, y Quint relata como sobrevivió a tiburones en el hundimiento del USS Indianápolis durante la Segunda Guerra Mundial. También relata como vio la muerte de muchos de sus compañeros a manos de los tiburones. En ese momento el tiburón ataca el casco del barco dañándolo. Al día siguiente lanzan un arpón al tiburón, que consigue arrastrar al barco y haciendo que enormes cantidades de agua entren por la popa y dañen los motores. Quint se obsesiona con matar al tiburón y destruye la radio para que no se solicite ayuda.
Hooper se sumerge en el agua dentro de su jaula anti-tiburón, pero el tiburón le sorprende por detrás y destroza la jaula. Quint y Brody le dan por muerto al recoger los restos de la jaula. El tiburón salta fuera del agua destrozando la popa, provocando que el barco comience a hundirse. Quint resbala hasta las fauces del escualo que le devora. Brody observa que el tiburón tiene una bombona de oxígeno en la boca, y aferrado al mástil consigue dispararla provocando que el tiburón explote. El barco se hunde y Hooper emerge ante un Brody alegre porque haya sobrevivido. Encima de un pedazo del casco del barco ambos consiguen llegar hasta la costa.
 
ESCENA
Fantástico montaje de "uncletim" con la banda sonora.
 

jueves, 11 de septiembre de 2008

LA BATALLA DE LOS PLANETAS

TITULO ORIGINAL
Kagaku Ninja-Tai Gatchaman (科学忍者隊ガッチャマ)
CREADOR
Tatsuo Yoshida
DIRECCION
Hisayuki Toriumi
PRODUCCION
Ippei Kuri
REPARTO (VOCES)
Katsuji Mori (Mark), Isao Sasaki (Jason), Kazuko Sugiyama (Princesa), Yoku Shioya (Keyop), Shingo Kanemoto (Tiny), Tôru Ôhira (Profesor Anderson), Mikio Terashima Mikio (Zoltar), Nobuo Tanaka (Jefe Supremo), Hisayoshi Yoshizawa (Coronel Cronus o Impulso Rojo), Chiba Koichi (Presidente Kane)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
1 de Octubre de 1972 a 29 de Septiembre de 1974
CANAL DE EMISION
Fuji TV
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Bob Sakuma
NÚMERO DE EPISODIOS
105 Episodios
Veintidós minutos de duración aproximada por episodio
 
CURIOSIDADES
Probablemente una de las series más populares del Anime Japonés, y una de las mayores fuentes de inspiración para infinidad de creaciones del género que surgieron más adelante. Sin embargo, también fue sin lugar a dudas la serie más mutilada de la historia de la animación por distintas razones, y fue parte de esa versión mutilada la que pudimos ver aquí en España a finales de los años setenta.
Básicamente la serie narraba los repetidos intentos del Planeta Espectra, más específicamente de su único superviviente el Jefe Supremo o Ser Luminoso, para conquistar el nuestro. La razón era tan simple como que habían agotado los recursos naturales de su planeta, y necesitaban elementos naturales que podían ser encontrados con facilidad en la Tierra. La operación se había llevado acabo infiltrando a diferentes agentes en la Tierra para preparar su futura conquista mientras se iban construyendo bases secretas en distintos lugares del planeta. Dichos agentes son humanos reclutados o creaciones genéticas del Jefe Supremo.
El científico conocido como el Profesor Anderson descubría esto y comenzaba a preparar un proyecto de defensa construyendo el Centro Neptuno, en las profundidades del océano, y se elegían a cinco jóvenes huérfanos para otorgarles superpoderes.
Aunque en la serie no se hacía mención explícita de ello, los muchachos eran sometidos a modificaciones genéticas y cibernéticas, convirtiéndolos en ciborgs de impresionantes habilidades. Dichas habilidades eran actividades través de una mutación conseguida en los comunicadores que llevaban en sus muñecas. Cada uno representaba a un tipo de ave, y tenía un arma y un medio de transporte particular, y los cinco jóvenes formaban el Comando G. Mark era G-1, el Águila, usaba una avioneta, que podía convertir en un jet y su arma era un boomerang. Jason era G-2, el Cóndor, usaba un coche de carreras y su arma era una pistola. Princesa era G-3, el Cisne, usaba una motocicleta y su arma era un yo-yo. Keyop era G-4, la Golondrina, usaba un coche oruga y su arma eran unas boleadoras cargadas de explosivos.
Tiny, era G-5, el Búho, y era el encargado de pilotar la nave espacial del equipo más conocida como el Ave Fénix a la cual se acoplaban los transportes de sus compañeros. Dicha nave mutaba en un pájaro en llamas debido a la combinación de los poderes mentales del equipo y podía destruir prácticamente cualquier cosa. Esos son los nombres con los que les conocimos, y que por lo tanto usaré, pero sus nombres originales eran Ken, Joe, Jun, Jinpei y Ryu respectivamente.
La serie fue exportada originalmente a Estados Unidos que la encontró en exceso violenta, cargada de lenguaje vulgar, y tratando temas inadecuados como el hermafrodismo. Esto, si hemos de ser justos, es cierto y no fue en ningún momento una exageración. Muchos de estos tratos son a menudo aspectos del anime japonés, cuya intención es abordar a un abanico de público más amplio en lo que a edad se refiere. De esta manera, de los 105 episodios solo 85 se salvaron de la criba, y dichos afortunados fueron sometidos a intensos cortes. La idea era que la serie fuera dirigida a un público exclusivamente infantil, lo que probablemente fue el error inicial.
Y fue dicha serie manipulada y deformada la que se emitió aquí en España a finales de los setenta, ya que todavía había una censura excesiva en nuestro país. Sin embargo, en España solo se emitieron 59 capítulos. Se empezó por eliminar todas aquellas escenas en las que la violencia era excesiva, mayormente con exceso de sangre, y lenguaje inadecuado. Los personajes que más se vieron afectados por esto fueron Jason y Keyop. El primero era el más agresivo de la serie, mataba a diestro y siniestro a cualquier enemigo que se pusiera a su alcance, y algunas escenas eran excesivamente gráficas, para lo que además era una animación excepcional para 1972. Tendía a ser excesivamente promiscuo, con además la mala suerte de acabar, la mayoría de las veces enamorado de alguna atractiva agente de Espectra. Su comportamiento tan “excesivo” era debido a que los agentes del enemigo habían asesinado a sus padres. Keyop era mal hablado, blasfemaba en más de una ocasión, y era también violento, lo cual se veía como un comportamiento completamente inadecuado para un joven.
Estos motivos provocaron que prácticamente todas las escenas de acción de ambos personajes quedarán eliminadas, y los episodios centrados en ellos completamente descartados. De hecho el único personaje que se salvaba de constantes cribas era el de Mark, puesto que reflejaba una moralidad casi siempre impecable. Otro personaje que fue inmediatamente recreado fue el de Zoltar. Muchos observaban como el villano lucia en ocasiones unos labios femeninos un tanto extraños para un hombre. Pues bien, esto tenía una explicación. Zoltar era un experimento genético, más específicamente el resultado de la fusión de dos gemelos de sexo opuesto. Zoltar mutaba de uno a otro (de ahí la diferencia en los labios), al estilo del Doctor Jekyll y Mister Hyde. Esto le provocaba una esquizofrenia, doble personalidad, de la cual su lado femenino era el que solía salir victorioso. Por supuesto todo esto era inapropiado, y Zoltar pasó a ser un villano de sexo masculino, punto y aparte.
El título de la serie cambió a “La Batalla de los Planetas” debido al éxito de “Star Wars”, pero la audiencia más perspicaz se daba cuenta de que los planetas a los que ayudada el Comando-G eran sorprendentemente idénticos a la tierra en tecnología. La razón era sencilla, todas las aventuras ocurrían en la Tierra que era el objeto de la invasión de Espectra, pero para dar un toque más “galáctico”, cada ciudad o localización en la que tenía lugar una aventura era rebautizada como otro planeta diferente bajo la amenaza del enemigo. La serie pasaba a convertirse en una historia de la defensa de la Tierra contra Espectra, a convertirse en la Tierra defendiendo a otros planetas de Espectra. Además de estos hechos, había un problema. Tras las mutilaciones y cortes, los capítulos resultaban excesivamente cortos. Era necesario rellenarlos con algo. Para esto se creó un personaje que, personalmente yo, muchos fans de la serie original encontraron en exceso irritante, Zark-7. Siendo una vulgar copia de R2-D2, tenía un aspecto absurdo, una capa ridícula para volar, y una obsesión por limpiar constantemente sus monitores como tratos más característicos.
Este robot se encargaba de monitorear los ataques del enemigo desde el Centro Neptuno, con la compañía de su robótico perro Roberto-1. Como consecuencia el personaje que más sufrió fue el del Profesor Anderson, que era el creador del equipo y el encargado de las funciones de Zark-7 en la serie original. La animación del robot, americana, era lamentablemente simplista, sobre todo en contraste con la japonesa, y esto se notaba cuando algún miembro aparecía en compañía del robot porque eran también eran dibujados por equipos americanos.
Sin embargo, la serie fue todo un éxito, tanto en Estados Unidos como en España. Aunque el espíritu de la misma no pudiera muy parecido al de la original. La serie inspiro otras muchas como “Bioman”, o “Los Power Rangers” que utilizaban exactamente las mismas, o parecidas, pautas de este clásico. En España, el popular grupo “Parchís” se encargó de cantar sus dos temas principales: “Comando-G” y “La Batalla de los Planetas”.
 
NOTA PERSONAL 
Vi la serie original hace relativamente poco, y me quedé francamente impresionado por las radicales diferencias con lo que había visto de pequeño. Sin embargo recuerdo “La Batalla de los Planetas” con mucho cariño. Tenía cinco años cuando la vi, y me impactó. Coleccioné los cómics, hice el álbum de cromos de Danone, tenía el álbum de “Parchís” con las dos canciones, y mi primer disfraz fue el de Mark. De hecho mi tía todavía recuerda como corría por los pasillos de su casa intentando darle efecto a la capa del mismo. Mi interés resucitó cuando me hice con una serie de cómics del equipo publicados hace pocos años. Me quedé impresionado por la violencia y lenguaje explícitos que poseían, y sobre todo por poder descubrir por primera vez como era Zoltar de desequilibrado y el por qué. Logré hacerme con la serie subtitulada en inglés (que rabia me da no hablar japonés), y pude disfrutar de ellas sin corte alguno, y lo que era mejor sin la presencia del irritante y absurdo Zark-7 con aquella voz mecánica que de tan mal humor me ponía.
Así como de niño Mark había sido mi ídolo absoluto, como adulto fue el personaje de Jason el que me dejo fascinado. Al poder ver su progreso sin cortes ni censuras, me di cuenta de la inmensa profundidad que poseía y como poco a poco iba entendiendo los actos que le había forjado de esta manera. De hecho, es el personaje que comete el actor de sacrificio absoluto, y necesario para la derrota de Espectra. Otro aspecto que me encantaba era el uso de monstruos mecánicos por parte de Espectra para atacar a la Tierra, así como os distintos generales que servían a Zoltar a lo largo de la serie dotados de diseños muy originales. La serie ya es todo un clásico de aventuras, que no tiene nada que envidiar a series actuales.
 
HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
Una enorme Tortuga Mecánica ataca el Planeta Tierra, robando el Uranio de una fábrica. Esto provoca que se organice una reunión de la Organización Internacional de la Ciencia, dirigida por el Presidente Kane y delegados de varios países.
Kane está preocupado porque se desconoce el origen de la amenaza. Sin embargo, el Profesor Anderson revela saber el origen de la amenaza, la cual ha estado investigando desde hace tiempo. Se trata de una organización terrorista internacional llamada Espectra, que  desea hacerse con los recursos naturales de la Tierra. Su líder es el un extraterrestre conocido como Jefe Supremo, quien creó a Spectra a partir de una pequeña mafia, y otorgándole su avanzada tecnología,  su comandante se llama Zoltar. Anderson desconoce la existencia del Jefe Supremo, y piensa que Spectra es organización terrorista terrestre. También revela haber creado un equipo consistente de cuatro adolescentes y un preadolescente, que han sido dotados de grandes habilidades y “técnicas” de combate. El equipo ha sido denominado el Comando-G, y es enviado contra la Tortuga Mecánica. Sus miembros son Mark el Águila, Jason el Cóndor, Princesa el Cisne, Keyop la Golondrina y Tiny el Búho. El equipo se traslada en una nave denominada el Ave Fénix.
Mediante una técnica de concentración, los miembros soportan la transformación de la nave en un ave de fuego, que logra destruir la Tortuga Mecánica.
Siguiendo las instrucciones del Jefe Supremo, Zoltar sigue ordenando a varios de sus generales que envíen más criaturas mecánicas contra la Tierra, para hacerse con distintos recursos. Luchando contra una Momia Espacial, Mark revela que su padre desapareció tras un supuesto accidente aéreo, y que siempre ha tenido la esperanza de que vuelva. Durante un ataque de platillos volantes, el Comando-G es asistido por el Escuadrón Impulso Rojo liderado por el Coronel Cronus. El Profesor Anderson construye una base secreta subacuática, que es bautizada como el Centro Neptuno. Oculta bajo un arrecife de coral, la base puede trasladarse de un lado a otro para no ser detectada por el enemigo. El Coronel Cronus vuelve a ayudar a Mark cuando este tiene que rescatar a sus secuestrados amigos de manos de Spectra, mostrando afecto hacia el joven. Su ayuda vuelve a ser efectiva cuando Keyop es capturado por Espectra y el Comando-G debe acudir al rescate.
Durante otra misión, Jason resulta gravemente herido, y Mark revela que el joven quedó huérfano cuando sus padres fueron asesinados por Spectra. Debido a esto, Jason muestra un carácter a menudo irascible y propenso a riesgos innecesarios.
Los diferentes miembros del Comando-G se ven enfrentados a diferentes crisis durante sus aventuras. Tiny llega a dimitir del equipo al estar harto de la presión, pero pronto regresa al Comando cuando necesita ayudar a exculpar a su padre de contaminación marina provocada por Spectra. Cuando una antigua agente de Spectra abandona la organización, se ofrece a vender la localización de su base secreta al Comando-G. Jason se encarga de su protección, y termina por sentirse atraído hacia la joven. Sin embargo, esta resulta ser un ciborg, y Zoltar ordena su destrucción. Más adelante, El Profesor Anderson se convierte en objetivo de un intento de asesinato por parte de Spectra. Una misteriosa Comandante de Espectra lidera a las Estrellas Malvadas para organizar su asesinato.
Una de las Estrellas es la que asesinó a los padres de Jason, quien la reconoce. Jason mata a la Estrella Malvada, quien resulta ser una joven con la que había organizado una cita. La Comandante de Spectra escapa y regresa para intentar descubrir la identidad secreta de los miembros del Comando G, pero fracasa y se ve obligada a escapar una vez más. En otra misión, Princesa es dada por muerta aunque en realidad ha sido capturada. Es entonces cuando se revela que la joven es huérfana, y que residió en el mismo orfanato que Keyop, donde ambos desarrollaron una relación casi de hermanos.
Una de las misiones más peligrosas tiene lugar cuando Zoltar desata un misil capaz de fundir el hielo ártico y crear catástrofes climáticas en la Tierra. El Comando-G coopera con el Coronel Cronus para impedirlo. El Profesor Anderson le revela a Mark que su padre sigue con vida, y que al finalizar la misión podrá conocerle. Resulta que el padre de Mark es el propio Cronus. Junto al Profesor Anderson comenzó a realizar planes al descubrir la amenaza de Spectra para enfrentarse a su amenaza.
Para proteger a su familia, en especial a Mark que tenía cuatro años, Cronus fingió su muerte. Mark por fin se reencuentra con su padre, pero es un encuentro breve. Cronus sacrifica su vida para acabar con el cohete de Zoltar, logrando salvar a la Tierra. Mark queda devastado, y solo sus amigos consiguen que no termine por sucumbir a la venganza.
Tras enfrentarse a varias amenazas más, el Comando-G está a punto de acabar con Zoltar. Mark le desenmascara, pero nadie tiene tiempo de ver su rostro, solo una larga melena rubia. Zoltar es rescatado por el Jefe Supremo, quien derrota mentalmente a los héroes para poder escapar. De esta forma, el Comando-G se percata de que Zoltar no es el líder de Spectra, y comienzan a preguntarse quién o qué puede ser el Jefe Supremo. Las cosas se complican para Jason quien comienza a recuperar sus recuerdos durante una misión, descubriendo que sus padres habían sido agentes de Spectra. Habían decidido traicionar a la organización y por eso habían sido asesinados por Estrella Malvada.
Al reunirse con un amigo de juventud, descubre que Estrella Malvada había sido la joven que había conocido, y la prometida de su amigo quien la traiciona antes de fallecer. Jason recibe múltiples heridas de bala, y el Comando G apenas llega a tiempo de salvar su vida. El Profesor Anderson descubre que un hombre, miembro de Spectra, ha deducido la identidad de Zoltar, y le muestra al equipo una fotografía de la Comandante de Spectra, en cuyo reverso figura el nombre de Zoltar. Mark lo cree dudoso, pues al pelear con Zoltar percibió un cuello musculado de hombre. Investigando, el Comando-G descubre que de niña, la Comandante cambiaba de escuelas constantemente y poseía un coeficiente intelectual de 280. En otros colegios sus calificaciones eran pobres, pero el pupilo era un hombre. Los héroes no logran resolver el misterio, ya que la Comandante de Spectra asesina al hombre que sabe la verdad, antes de que puedan rescatarle.
Los enfrentamientos entre la Organización Internacional de la Ciencia y Spectra comienzan a ser cada vez más intensos. Esto provoca que Zoltar termine por dar con la ubicación del Centro Neptuno, y consiga destruirlo. El Comando-G solo logra llegar a tiempo de salvar al Profesor Anderson, y ven como su arsenal es seriamente minimizado.
Sin embargo, consiguen recuperarse y realizar varios contraataques a distintas bases de Spectra. Jason se enfrenta a problemas de salud ya que quedan rastros de metralla en su cuerpo que amenazan con acabar con su vida, mientras el Profesor Anderson logra deducir la identidad de Zoltar, quien se ve obligado a capturarle. El Comando-G acude al rescate y Zoltar descubre la identidad secreta de Jason quien hace explosionar el arma del villano destruyendo su máscara. El Profesor Anderson explica que la Comandante de Spectra y Zoltar eran dos hermanos gemelos a quienes el Jefe Supremo fundió en un solo ser dentro del vientre de su madre. De esta forma, Zoltar nació como mutante hermafrodita y con el tiempo fue capaz de cambiar de forma femenina o masculina a voluntad. Anderson también deduce que el Jefe Supremo es un extraterrestre. Zoltar y el Jefe Supremo escapan.
Como último plan, el Jefe Supremo le ordena a Zoltar que comience la activación de un Agujero Negro que amenace la Tierra, para así forzar al planeta a rendirse. Zoltar consigue capturar a Jason, a quien le queda poco tiempo de vida debido a las heridas sufridas. Antes de morir, Jason logra escapar y revelar la ubicación de la base secreta de Spectra al resto del Comando-G.
Mark, Princesa, Keyop y Tiny quedan desolados ante la muerte de Jason pero proceden a atacar la base de Spectra, encontrándose con los restantes miembros del Escuadrón Impulso Rojo. Dentro de la base, los miembros de Impulso Rojo pierden la vida, pero el Comando-G logra localizar a Zoltar, quien exige su rendición. Sin embargo, el Jefe Supremo revela que la operación no se detendrá y que la Tierra será destruida. Desvela proceder del Planeta Selector que hace muy poco ha quedado destruido. Inicialmente, su misión era preparar la Tierra para ser invadida por sus habitantes, pero que tras la destrucción del planeta sus planes han cambiado. Tras desvelar esto, el Jefe Supremo escapa de la Tierra en una nave; mientras que sintiéndose traicionado y desesperado, Zoltar se arroja a un pozo de lava bajo la base perdiendo la vida. El Comando-G intenta destruir el generador del Agujero Negro, que termina por explotar gracias a una pluma daga que Jason había arrojado previamente en el mecanismo.
El Comando-G regresa a la superficie, percatándose que todos los soldados de Spectra han fallecido durante la batalla, por lo que la organización ya ha quedado destruida. Sin embargo, la victoria les ha costado la vida de Jason, cuyo cuerpo ha desaparecido. El Profesor Anderson anuncia ante el mundo que Spectra ha sido derrotada, aunque el Jefe Supremo ha logrado a escapar y aún no sabe exactamente de quien se trataba. También asegura que el resto del Comando-G seguirá patrullando la Tierra para asegurar que la nueva era de paz perdure.
 
ESCENA
Como escena he seleccionado este momento que nosotros no pudimos disfrutar en su momento, la identidad de Zoltar es revelada.