- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 27 de abril de 2016

ASESINATO POR DECRETO

FECHA DE ESTRENO
1 de Febrero de 1979
TITULO ORIGINAL
Murder by Decree
DIRECTOR
Bob Clark
PRODUCTORES
Bob Clark, René Dupont
GUION
John Hopkins
Basado en trabajos de John Lloyd, Elwyn Jones y Sir Arthur Conan Doyle
REPARTO
Christopher Plummer (Sherlock Holmes), James Mason (Doctor John H. Watson), David Hemmings (Inspector Foxborough), Susan Clark (Mary Kelly), Anthony Quayle (Sir Charles Warren), John Gielgud (Primer Ministro Lord Salisbury), Frank Finlay (Inspector Lestrade), Donald Sutherland (Robert Lees), Geneviève Bujold (Annie Crook), Chris Wiggins (Doctor Hardy), Tedde Moore (Señora Lees), Peter Jonfield (William Slade), Roy Lansford (Sir Thomas Spivey), Catherine Kessler (Carrie), Ron Pember (Makins), June Brown (Anne Chapman), Hilary Sesta (Catherine Eddowes), Iris Fry (Elizabeth Stride), Victor Langley (Principe de Gales), Robin Marchal (Duque de Clarence)
CINEMATOGRAFÍA
Reginald H. Morris
BANDA SONORA
Paul Zara, Carl Zittrer
DISTRIBUIDA POR:
AVCO Embassy Pictures
DURACIÓN
124 minutos

SHERLOCK HOLMES: “Ya es un retraso excesivo, Watson.”
DOCTOR WATSON: “Están esperando al Príncipe. No pueden empezar hasta que llegue, como usted sabe.”
SHERLOCK HOLMES: “Puntualidad, querido amigo, puntualidad.”
DOCTOR WATSON: “La cortesía de los Reyes, sí, lo sé, lo sé.”
SHERLOCK HOLMES: “Parece que se deleita haciendo esperar a sus súbditos. De todos modos, siendo tan solo el Príncipe de Gales, no cabe esperar de él tal grado de cortesía.”
DOCTOR WATSON: “Y siendo usted tan solo el Príncipe de los Detectives, Holmes, tampoco cabe esperar de usted que critique al hombre que un día será el Rey de Inglaterra.”
SHERLOCK HOLMES: “Buena elección Watson. Me ha herido usted en lo más íntimo. ¿Ha dicho solo el Príncipe de los Detectives? ¿Entonces dígame, quien es el Rey?”
DOCTOR WATSON: “Lestrade, por supuesto.”

SIR CHARLES WARREN: “No pretenda usted juzgarnos, Señor Holmes. Sé muy bien en que consiste mi deber, en la protección de la monarquía.”
SHERLOCK HOLMES: “No hay ahora ni ha habido nunca ningún peligro para la monarquía. Esa idea solo existe en la mente de los aquí presentes. Sus intrigas solo benefician a los revolucionarios radicales a los que ustedes tanto temen.”

CURIOSIDADES
La película sumerge a los personajes de Sir Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes y el Doctor Watson, en la investigación en torno a los asesinatos reales que tuvieron lugar en el distrito Whitechapel de Londres en 1988, a manos de Jack el Destripador. Ya se había realizado una película con estas características en el año 1965, titulada “Estudio de Terror”, aunque en esta ocasión la película adquirió un tono y resultado notablemente diferentes. La película está basada en líneas generales en “The Ripper File” de Elwyn Jones y John Lloyd. 
La premisa de la trama detrás de los asesinatos también se vio influenciada por el libro “Jack el Destripador: La Solución Final” de Stephen Knight, que asumía que los asesinatos habían sido parte de un plan masónico. El guion original contenía los nombres de sospechosos históricos como el baronet William Gull y John Netley. Sin embargo, se optó porque en la película sus análogos fueran Sir Thomas Spivey y William Slade respectivamente. Esta trama fue más adelante utilizada en otros trabajos de ficción acerca de Jack el Destripador, incluyendo la popular novela gráfica “Desde el Infierno.”
La película fue dirigida por Bob Clark, contando con Christopher Plummer y James Mason como Holmes y Watson respectivamente. La versión de Holmes difería considerablemente de la interpretada en repetidas ocasiones por Basil Rathbone, mostrando considerable humanidad y empatía. El Doctor Watson de James Mason también era bastante diferente, aunque al principio parece similar a la versión torpe de Nigle Bruce. 
Sin embargo, en esta ocasión Watson muestra como su entrenamiento médico y científico son características valiosas. Inicialmente, Peter O’Toole recibió el papel de Sherlock Holmes, y Laurence Olivier el del Doctor Watson. Sin embargo, ambos actores no habían trabajado bien juntos en el pasado, y no fueron capaces de superar su enemistad para trabajar en la película. Uno de los últimos actores en ser contratado fue James Mason. El director Bob Clark tuvo que trabajar a España, donde Mason se encontraba rodando otra película, para reunirse con él. Mason accedió a interpretar a Watson si el director estaba dispuesto a hacer que el personaje fuera serio, y no el bufón que se había mostrado en previas películas y series. Mason llegó a reescribir dos secuencias del personaje con este propósito. Frank Finlay interpretó al Inspector Lestrade, tal y como ya había hecho en “Estudio de Terror” (1965). El actor principal, Christopher Plummer, ya había interpretado a Sherlock Holmes dos años atrás, en la serie televisiva “Silver Blaze” (1977).

NOTA PERSONAL
Cuando un asesino en serie tan conocido como Jack el Destripador, nunca ha llegado a ser identificado, las posibilidades para adaptaciones de todo tipo son ilimitadas. Siempre me ha interesado mucho el personaje del Destripador. Quizás su mayor interés radique en el hecho de no haber sido identificado. Las historias alrededor de una conspiración política relacionada con la masonería, independientemente de su veracidad, siempre me han parecido las más interesantes. En el caso de ésta película me encantó la idea de incorporar al personaje de Sherlock Holmes, cuyas novelas también devoré siendo un adolescente. Es curioso, porque se han hecho grandes adaptaciones cinematográficas de otros personajes como Hércules Poirot o Jane Marple, con repartos espectaculares. Sin embargo, Sherlock Holmes, siendo el personaje más famoso de las novelas de detectives, se ha visto relegado a la televisión. Por eso me alegró ver esta adaptación con el personaje, aunque siempre haya deseado ver alguna adaptación de una de las novelas de Sir Arthur Conan Doyle. 
Admitiré que Holmes es mostrado sin muchos de sus defectos, como las drogas y un exceso de soberbia, y se incrementa su lado más humano. Sin embargo, consideré que estos cambios funcionaban con la trama.
En este caso, me encantó la química entre los personajes de Holmes y Watson, atribuible al excelente trabajo interpretativo de Christopher Plummer y James Mason. La trama se desarrolla de una forma cuidadosa, y se tiene un excelente cuidado ante los detalles de trama y época. Aunque también reconozco que soy gran fan de la versión de Johnny Deep en “Desde el Infierno” (2001), encontré más realismo en esta versión de 1979. En ella, las prostitutas no son atractivas, mientras que en la 2001 algunas lo son bastante. Por otro lado, esta versión con Sherlock Holmes respeta un hecho histórico, Mary Kelly fue asesinada al final, siendo una de las víctimas más famosas del caso.
La ambientación, excelente banda sonora, y un formidable uso de los diálogos convierten a esta película en toda una gran obra del género de detectives.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1888, en Londres, el Detective Sherlock Holmes y su amigo el Doctor Watson acuden a la ópera, donde también asiste el Príncipe de Gales, recibido con abucheos por gran parte de los asistentes. Holmes apunta que se debe a las indiscreciones del joven, que ya son conocidas por muchos. Mientras tanto, en el distrito Whitechapel, una mujer asesinada brutalmente. Se trata de la tercera mujer asesinada en Whitechapel, y la policía no sabe qué camino seguir. De regreso a casa, Holmes y Watson reciben la visita de tres miembros del comité de ciudadanos, que piden la ayuda del detective para resolver los crímenes, alegando que si tuvieran lugar en un distrito rico ya se habrían resuelto. Esa misma noche, otra mujer es asesinada en Whitechapel. Todas las víctimas son prostitutas. 
Holmes y Watson acuden al lugar de los hechos, donde se reúnen con el Inspector Lestrade y el Inspector Foxborough. Holmes observa un racimo de uvas en el lugar del crimen, y el nuevo jefe de Scotland Yard, Sir Charles Warren, le expulsa del lugar. Tras esto, la policía encuentra una inscripción en la pared: “Los Judíos no son gente a la que se culpe sin razón”. Sir Charles ordena que se borre el cartel, a pesar de las quejas de los Inspectores.
A la mañana siguiente, Holmes y Watson son citados en el Muelle Elizabeth. Esa noche se reúnen allí con un informante anónimo. Éste les indica que deben contactar con Robert Lees, un médium, si desean avanzar en el caso. Holmes y Watson se marchan y el informante es asesinado. Holmes y Watson regresan al lugar del último crimen, donde el detective logra ver el cartel en contra de los judíos. Pero Holmes no cree que el mensaje se refiera al pueblo hebreo. Al día siguiente, ambos visitan a Robert Lees, quien asegura haber visto al asesino, ya conocido como Jack el Destripador, en una visión. 
Lees ha tenido visiones de los asesinatos antes de que tuvieran lugar, y asegura haber visto al Destripador en las calles durante el día, al reconocer el carruaje de sus visiones. El Inspector Foxborough llega en ese momento, explicándole a Holmes que Sir Charles desea verle.
Sir Charles les muestra el cadáver del informante, quien resulta ser miembro del comité de ciudadanos que les visitaron. Sir Charles acusa a Holmes de traidor y le advierte que le tendrá vigilado, aprovechando la más mínima oportunidad para arrestarle. Holmes identifica a Sir Charles como miembro de los francmasones, y deduce que borró la inscripción porque hacía referencia a la sociedad de los francmasones, y no a los judíos. De regreso a casa, Holmes explica la posibilidad de que un francmasón sea responsable de los crímenes. Holmes visita de nuevo a Lees, quien explica como la policía le pidió que usara sus habilidades para rastrear al asesino, lo que le llevo a una casa. Sir Charles procedió a amenazar a Lees, al no creer posible que el hombre sin identificar fuera responsable. 
Watson se reúne con las amigas de las víctimas, que le indican que hable con Mary Kelly. Holmes y Watson deducen que todas las prostitutas asesinadas se conocían. También que un cirujano puede ser responsable de los asesinatos, debido a la precisión de las mutilaciones de las víctimas.
Holmes acude al funeral de la última víctima, donde encuentra a Mary Kelly, quien sale huyendo. Mary Kelly guarda un secreto, que compartió con las mujeres asesinadas. También revela que su amiga Annie Crook, quien se casó en secreto con un hombre llamado Eddy, fue secuestrada, y que ella se ha encargado de mantener a su hija a salvo. Sin embargo, el Destripador también se encuentra allí. Holmes impide que Mary Kelly sea arrollada por el coche del Destripador, que de todas formas logra llevarse a Mary Kelly. Tras recuperarse del atropello, Holmes inicia la búsqueda de Annie Crook, que les lleva hasta un asilo, ya que la joven ha sido diagnosticada como loca, cuidada por un médico de la corte, Sir Thomas Spivey, quien también ha hecho pedidos de uvas, consideradas un manjar caro. 
Ambos visitan a Annie Crook en el asilo. Holmes logra hablar con la joven, aterrorizada porque “ellos” no la dejan ver a Mary Kelly y teme la por la vida de su hija, cuya ubicación no les ha querido revelar. Indignado al ver que Annie no está loca, Holmes se enfrenta al personal del asilo, pero solo consigue ser expulsado sin más respuestas.
Sin embargo, Holmes ha llegado a sus propias conclusiones. El Inspector Lestrade les comunica que Sir Charles ha decidido dimitir de su cargo. Buscando a Mary Kelly, Holmes encuentra al Inspector Foxborough, a quien acusa de haber capturado a Mary Kelly y haberla dejado marchar. También explica que era el verdadero informante, haciendo uso de varios agentes como el que fue asesinado, ya que es el cabecilla del movimiento revolucionario en contra de la corrupción aristocrática. Foxborough declara que el gobierno está involucrado en los asesinatos, y desea acabar con la decadente monarquía revelando sus atroces actos. Holmes le deja marchar amenazando con buscarle si algo le pasa a Mary Kelly. Tras esto, Holmes localiza a Jack el Destripador, Sir Thomas Spivey, y su ayudante y cochero, que acaban de asesinar a Mary Kelly. 
Ambos huyen tras herir a Watson, y Holmes sale en su persecución. Sir Thomas es encontrado en un estado demente, completamente ido. El cochero escapa asesinando a Foxborough en el proceso. Holmes consigue encontrar al cochero, al que logra desarmar y atrapar en una red de pesca en la que acaba estrangulado. El Inspector Lestrade llega en ese momento con la policía.
Al día siguiente, Holmes acude al Palacio de Westminster a reunirse con el Primer Ministro, el Ministro de Interior y Sir Charles. Holmes revela que Annie Crook se casó con un joven llamado Eddy, quien poco después la abandonó embarazada. Annie dio a luz a una niña católica, lo que comenzó a preocupar al gobierno. Eddy no era otro que el Duque de Clarence, presunto heredero al trono de Inglaterra. El Primer Ministro decidió que lo mejor era que la mujer, Annie, o el problema no existiera. Se contrató a Sir Thomas Spivey para que llevara a Annie Crook a un asilo, logrando que confesara que la niña había sido entregada a una amiga para mantenerla a salvo. Temiendo por su vida, Mary contó el secreto a sus amigas, por lo que estas fueron asesinadas una a una. 
Sin embargo, Mary Kelly fue asesinada sin revelar el paradero de la niña. William Slade era el cochero, organizando los crímenes por lealtad a la familia real, y Sir Thomas Spivey que se encargaba de los destripamientos debido a sus conocimientos de cirugía.
Holmes tiene pruebas como el certificado de matrimonio del Duque de Clarence con Annie Croft, o la orden de ingresar a la joven. También revela que todos los presentes son francmasones, y que inspiraron a los asesinos a llevar sus crímenes. Holmes promete guardar silencio si la niña no sufra daño y Annie Crook sea puesta en libertad. El Primer Ministro declara que Annie Crook se suicidó la noche después de la visita de Holmes, quien no le cree. Sin embargo, mantiene su promesa de silencio a cambio de la seguridad de la niña. Con ese trato, el Primer Ministro concluye todo el asunto.
Holmes regresa a casa con Watson, mostrando sus dudas ante la resolución del caso. Watson le alienta haciéndole ver que hizo todo lo que pudo, y que la niña sigue a salvo. En algún lugar sin revelar, la hija del Duque de Clarence y Annie Crook disfruta jugando, fuera de todo peligro.

ESCENA
La escena que más me impresionó fue la de la visita de Sherlock Holmes a Annie Crook en un asilo.

miércoles, 20 de abril de 2016

LA CARRERA DEL SIGLO

FECHA DE ESTRENO
1 de Julio de 1965
TITULO ORIGINAL
The Great Race
DIRECTOR
Blake Edwards
PRODUCTOR
Martin Jurow
GUION
Arthur A. Ross
REPARTO
Jack Lemmon (Profesor Fate, Principe Friedrich Hapnick), Tony Curtis (Leslie Gallant III), Natalie Wood (Maggie DuBois), Peter Falk (Maximillian Meen), Keenan Wynn (Hezekiah Sturdy), Arthur O’Connell (Henry Goodbody), Vivian Vance (Hester Goodbody), Dorothy Provine (Lily Olay), Larry Storch (Texas Jack), Ross Martin (Barón Rolfe von Stuppe), Hal Smith (Alcalde de Boracho), Marvin Kaplan (Frisbee), George Macready (General Kuhster), Joyce Nizzari (Mujer en el Oeste), Ken Wales (Guardia del Barón), William Bryant (Guardia del Barón)
CINEMATOGRAFÍA
Russell Harlan
BANDA SONORA
Henry Mancini
DISTRIBUIDA POR:
Warner Bros.
DURACIÓN
160 minutos

LESLIE GALLANT: “Hezekiah, ¿el coche tiene arreglo?”
HEZEKIAH STURDY: “Ni la menor esperanza jefe.”
MAGGIE DUBOIS: “Bien, supongo que éste es el fin.”
LESLIE GALLANT: “Me imagino lo desilusionada que debe de estar, pero es sorprendente que haya podido hacer lo que ha hecho.”
MAGGIE DUBOIS: “¿Es sorprendente porque soy una mujer?”

PRINCIPE FRIEDRICH HAPNICK: “Bien, siéntese, siéntese y beba, la noche es joven y vamos a divertirnos. ¡Brandy! Oh, ya estás aquí. ¿Por qué le llaman el Gran Leslie, Señor Leslie?”
LESLIE GALLANT: “El Gran, es un título que en mi país se estila para espectáculos públicos, o una definición que se concede a los hombres que murieron mucho antes de que  les fuera concedida. Yo soy simplemente Leslie, o vuestro humilde servidor alteza.”
PRINCIPE FRIEDRICH HAPNICK: “¡Pues viva el gran Leslie! ¿Sabe usted? Lo más enojoso de vivir en un palacio es que las distancias son tan largas. Vivo en un constante estado de agotamiento, pobre príncipe. Ja, ja, ja. El palacio tiene sus atractivos cuando se es joven y se puede jugar por los pasillos. De niño solía montar en mi pony y cabalgar por este pasillo arriba y abajo. Pero al hacerme mayor me emborrachaba y me caía del caballo”

CURIOSIDADES
El director Blake Edwards basó la película en la Carrera de Nueva York a Paris que tuvo lugar en el año 1908, aunque evidentemente la reinterpretó ampliamente. La carrera comenzó el doce de febrero de 1908, contando con seis participantes que partían de Nueva York hacia el oeste, atravesando tres continentes. El destino era Paris, lo que la convirtió en la primera carrera automovilística alrededor del mundo. Edwards solo tomó prestada la ruta aproximada de la carrera y el periodo histórico en el que tuvo lugar, con la intención de crear la comedia más divertida de la historia. 
El director era un serio admirador de las películas mudas, por lo que decidió dedicar el film a los famosos comediantes Laurel y Hardy, también conocidos en España como “El Gordo y el Flaco”. La película incorporó muchas claves de humor propias de la era del cine mundo. EL film incluyó escenas míticas como peleas en salones, luchas de esgrima, laboratorios de villanos, o peleas de tartas. La pelea del salón del oeste fue una parodia al género western, y la historia relativa al Principe Friedrich Hapnick fue creada como parodia directa al “Prisionero de Zenda”.
Debido al éxito de las anteriores películas de Edwards como “Desayuno con Diamantes” (1961), “La Pantera Rosa” (1963) y “El Nuevo Caso del Inspector Clouseau” (1964), la película gozó del generoso presupuesto de seis millones de dólares. Al principio, “Mirisch Productions” financió la película para “United Artists”, pero cuando los costes de producción subieron considerablemente, “United Artists” abandonó el proyecto que fue recogido por los Warners. 
El director deseaba que Robert Wagner interpretara al protagonista Leslie, pero Jack Warner insistió en que el papel le fuera concedido a Tony Curtis, probablemente porque Natalie Wood se acababa de divorciar de Wagner. El representante de Tony Curtis negoció una paga de ciento veinticinco mil dólares para el actor, más que Edwards y Lemmon que cobraron cien mil cada uno. Cuando Warner firmó el contrato, el representante argumentó que tanto Edwards como Lemmon deberían cobrar lo mismo que Curtis, y Wagner accedió a elevar sus salarios a la misma cantidad.
Natalie Wood no deseaba participar en la película, pero Warner logró convencerla. La actriz no estaba satisfecha con su carrera y vida personal, ya que se había divorciado recientemente de Robert Wagner, en abril de 1962. Warner le preguntó Curtis si estaría dispuesto a darle a un porcentaje de sus royalties a Wood como incentivo, pero el actor se negó aludiendo que no había nada que pudiera darle para convencerla. 
En lugar de darle a Wood más dinero, Warner le prometió que si completaba “La Carrera del Siglo”, podría obtener el papel protagonista en la película dramática de Gavin Lambert, “La Rebelde” (1965). Como ese era un papel que Natalie Wood ambicionaba, accedió con la esperanza de que el rodaje fuera breve en la película de Edwards.
El rodaje comenzó el quince de junio de 1964, y muchos de los efectos resultaron caros a la hora de ser creados. Los costes de producción se habían disparado otros doce millones de dólares para cuando la película había sido finalizada. Blake Edwards, a menudo acompañado por Natalie Wood, se vio obligado a visitar a Warner en su oficina en numerosas ocasiones, para pedir más dinero. Por su parte, Warner accedió a casi todas sus peticiones. La batalla de tartas tardó un total de cinco días en ser rodada, llegando a costar doscientos mil dólares. Gran parte del presupuesto también fue a parar a los elaborados coches de los personajes.
Cuando la película fue estrenada, se había convertido en la comedia más cara hasta la fecha. 
Para el mes de 1964, los actores habían terminado su labor, a excepción de algunos cambios de diálogos. Durante los cinco meses de rodaje, la infelicidad de Wood no fue visible para el resto de reparto y equipo, y su interpretación de Maggie DuBois fue considerada por todos como muy divertida. Su hermana, Lana Wood, expresó que Natalie había destacado por su belleza con respecto a otras películas, pero siempre había tenido la sensación de que la película había sido difícil para ella. El día después de Acción de Gracias, Natalie Wood terminó el dialogo que le restaba, tras lo cual regresó a casa y se tragó un bote de píldoras. Atontada por el efecto de las drogas, llamó a su amigo Mart Crowley, quien la llevó a un hospital para que recibiera un tratamiento de emergencia.
La música de la película fue compuesta por Henry Mancini y el vestuario diseñado por Edith Head. El Diseño de Producción, estableciendo la época de la narración y aumentando el humor visual, corrió a manos de Fernando Carrera. 
Él también había sido responsable del Diseño de Producción de “La Gran Evasión” (1963) y de “La Pantera Rosa” de Blake Edwards. Sin embargo, la película no tuvo una buena acogida tras su estreno y fue considerada un fracaso por parte de la crítica, a pesar de ser éxito de taquilla. Esto la convirtió en el primer fracaso notable de Blake Edwards. La gran mayoría de la crítica se mostró en contra de la falta de sustancia del humor expresado en el film. También sufrió al ser comparada como una mala versión de otra película de genero similar, “Aquellos Chalados en Sus Locos Cacharros” (1965), que si había tenido gran éxito. Sin embargo, la película se hizo con el Oscar al Mejor Montaje de Sonido. También fue nominada a Mejor Cinematografía, Mejor Montaje, Mejor Sonido, y Mejor Canción. Perdió contra “Doctor Zhivago” en la primera categoría, “Sonrisas y Lágrimas” en las dos siguientes, y “Catillos en la Arena” en la última.

NOTA PERSONAL
Desde que pude ver “Con Faldas y a lo Loco”, me convertí en gran fan del dúo entre Tony Curtis y Jack Lemmon, aunque siempre decantándome más por el segundo, que siempre me ha parecido un actor desternillante. En el caso de esta genial película, que personalmente creo que la crítica maltrató excesivamente, me quedo con Lemmon. El papel de Tony Curtis es más de galán conquistador, lo que hace que Lemmon destaque en el genial papel del villano Profesor Fate. A esto, hay que añadir su genial interpretación del Príncipe Friedrich Hapnick. El personaje me parece lo más genial de toda la película, con momentos completamente desternillantes, homenajeando otra gran película como “El Prisionero de Zenda” de 1979 con Peter Sellers. Me encantaron los guiños a comedias antiguas como la pelea del salón o la excelente lucha de tartas. Todo la trama atravesando el Estrecho de Bering es igualmente formidable.
La serie inspiró otra de dibujos animados de Hanna Barbera, “Los Autos Locos” (1968). Yo había visto primera la serie de dibujos animados, así que cuando pude ver la película la pude disfrutar mucho debido a ser gran fan de la serie. 
Los coches eran geniales, y los efectos formidables para la época. No en vano, el presupuesto fue el más alto hasta la fecha para una comedia. Las trampas y mecanismos ocultos del coche del Profesor Fate también me parecieron geniales, no solo homenajeando a películas antiguas, sino también a series de dibujos animados en las que los villanos se encuentran con un desastre tras otro.
Esta es una de esas películas de gran duración que nunca se me hace larga, y que no me importa ver cada cierto tiempo. Siempre que lo hago acabo desternillándome ante las situaciones, enredos y sinsentidos, así como con numerosas frases y momentos de dialogo absolutamente brillantes. Desde mi punto de vista es una excelente comedia, mucho más inteligente de lo que muchos piensan.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
A comienzos del siglo XX, El Gran Leslie y el Profesor Fate son dos rivales acérrimos. 
El primero es popular, heroico y apuesto, siempre vestido de blanco y gozando de gran éxito. El segundo siempre viste de negro, lleva un oscuro bigote, y tiene la actitud de un clásico villano, que siempre fracasa en sus intentos de desprestigiar a Leslie. El Gran Leslie propone que se celebre una carrera de automóviles desde Nueva York y en dirección oeste, hasta Paris. Su intención es la de probar las habilidades de su nuevo coche, a quien ha dado su mismo nombre. El Profesor Fate construye su propio coche, “Hannibal Twin-8”, dotado con diversos mecanismos de sabotaje. Otros participantes se apuntan a la carrera, como la joven y atractiva sufragista Maggie DuBois, que participa representando a un prestigioso periódico de Nueva York, que también quiere cubrir todo el evento. En total, la carrera cuenta con siete automóviles.
La carrera comienza. Sin embargo, Maximilian Meen, ayudante del Profesor Fate, ha saboteado cuatro coches, dejando solo a los tres en la carrera. 
El primero es el de Leslie, acompañado de su leal mecánico Hezekiah Sturdy, el segundo el de Maggie DuBois y el último el del Profesor Fate y Maximilian. El coche de Maggie se estropea, y la joven es recogida por Leslie y Hezekiah. Debido a esto, el Profesor Fate llega primero al pueblo fronterizo del oeste, Boracho. En un salón, la cabaretera Lily Olay se siente atraída hacia Leslie, lo que despierta los celos del forajido local, Texas Jack. Por este motivo, se desata una pelea en el salón, durante la cual el Profesor Fate escapa, roba la gasolina que necesita y destruye el resto. Leslie utiliza unas mulas para arrastrar su coche hasta otro punto de reabastecimiento. En ese momento, Maggie engaña a Hezekiah haciéndole creer que parte en un tren, esposándolo a uno de los asientos. Tras esto, Maggie regresa con Leslie, anunciando que su mecánico se ha ido, ya que deseaba regresar a Nueva York.
Los dos coches llegan hasta el Estrecho de Bering, donde aparcan juntos durante una tormenta de nieve. 
Leslie y Maggie se unen más, empezando a dejar de verse como competidores, al tener que dormir juntos para permanecer en calor. La aparición de un oso polar provoca que Leslie y Maggie compartan coche con Fate y Maximilian para entrar en calor. Al despertar, se encuentran en un trozo de hielo flotante, que les lleva hasta un puerto ruso. Allí les espera Hezekiah, quien revela el engaño de Maggie, a quien Leslie decide dejarla atrás. Sin embargo, el Profesor Fate decide llevarla.
Tras conducir a través de Asia, ambos coches en el pequeño reino de Pottsdorf. Allí, el alcohólico y vanidoso Principe Hapnick, que está preparándose para ser coronado rey, resulta ser idéntico al Profesor Fate. El Principe recibe a Leslie, pero pronto es secuestrado por los rebeldes liderados por el Barón Rolfe von Stuppe y el General Kuhster. Ambos obligan al Profesor Fate a hacerse pasar por el Principe durante la ceremonia de coronación, para que los rebeldes puedan asumir el control pleno del reino. Leslie y Maximilian cooperan para enfrentarse a los hombres del Barón, con quien Leslie se bate en un duelo de espadas. AL intentar escapar, el Barón salta sobre un bote, provocando que termine por hundirse. 
Tras liberar al verdadero Príncipe, Leslie y Maximilian interrumpen la coronación. Todos acaban en una pastelería, donde se desata una batalla de pasteles entre rebeldes y leales a la corona. Entre la confusión, el Profesor Fate parte en su coche con Maximilian, así como Leslie y Hezekiah, que vuelven a aceptar a Maggie en el suyo.
Tras abandonar Pottsdorf, ambos coches compiten en la recta final hacia la meta en París. Al estar a punto de llegar, Leslie y Maggie tienen una agitada discusión sobre los papeles de hombres, mujeres y relaciones sexuales en las relaciones. Consciente de sus sentimientos, Leslie decide detener su coche justo delante de la línea de meta, bajo la Torre Eiffel. De esta manera, desea probarle a Maggie que la quiere, y que ella es más importante para él que ganar la carrea. De esta forma, el Profesor Fate y Maximilian les adelantan y cruzan la línea de meta, logrando hacerse con la victoria. Mientras tanto, Maggie accede a casarse con Leslie. Al percatarse de que Leslie se ha dejado ganar, el Profesor Fate se siente engañado y exige una nueva carrera desde París hasta Nueva York. La nueva carrera comienza, y en esta ocasión los recién casados Leslie y Maggie forman equipo. El Profesor Fate deja que Leslie tome la delantera, preparado para disparar sobre su coche con un cañón que tiene equipado en el suyo. Sin embargo, no logra apuntar bien y provoca que la Torre Eiffel se derrumbe.

ESCENA
Hay grandes escenas en esta espectacular comedia, pero siempre me desternillado con  la clásica batalla de cartas. 

miércoles, 13 de abril de 2016

LA AVENTURA DE LOS EWOKS

FECHA DE ESTRENO
25 de Noviembre de 1984
TITULO ORIGINAL
Caravan of Courage: An Ewok Adventure
DIRECTOR
John Korty
PRODUCTOR
Thomas G. Smith
GUION
George Lucas, Bob Carrau
REPARTO
Eric Walker (Mace), Warwick Davis (Wicket), Fionnula Flanagan (Catarine), Guy Boyd (Jeremitt), Aubree Miller (Cindel), Burl Ives (Narrador), Daniel Frishman (Deej), Debbie Lee Carrington (Weechee), Tony Cox (Widdle), Kevin Thompson (Chukha-Trok), Margarita Fernández (Kaink), Pam Grizz (Shodu), Bobby Bell (Logray)
CINEMATOGRAFÍA
John Korty
BANDA SONORA
Peter Bernstein
DISTRIBUIDA POR:
ABC
DURACIÓN
96 minutos
SUCEDIDA POR:

CINDEL TOWANI: “Mace, ¿echas de menos a papá y a mamá?”
MACE TOWANI: “Por supuesto.”
CINDEL TOWANI: “¿Y por qué no hablas nunca de ellos?”
MACE TOWANI: “Porque no quiero hacerte sufrir.”
CINDEL TOWANI: “Yo los añoro.”
MACE TOWANI: “Yo también. Sé que les he dado muchos quebraderos de cabeza; y sé que papá se enfadó mucho conmigo un par de veces. Ojalá nunca hubiera hecho travesuras. Me gustaría haber sido un niño ejemplar. Si pudiera ahora decirles que lo siento, decirles que les quiero. Si no nos hubiéramos ido todos de la nave, puede que estuviéramos todos bien.”

CURIOSIDADES
El film fue creado para ser estrenado directamente en televisión. La inspiración básica para crear la película, originalmente titulada en inglés “The Ewok Adventure”, fue una idea que George Lucas tenía para un especial televisivo de una hora de duración, que trataría sobre los Ewoks. 
Con el paso del tiempo expandió el especial a dos horas de duración. En 1978, Lucas había permitido que el universo de Star Wars fuera expandido para crear películas televisivas. Esto se concretó con “Star Wars Holiday Special”, que aunque fue todo un éxito económico debido a fiebre por material adicional, se convirtió en una creación vergonzosa para George Lucas, vapuleada y criticada muy negativamente con el paso del tiempo. Con “La Aventura de los Ewoks”, Lucas asumió pleno control sobre el contenido y producción de la película, deseando que fuera de buena calidad. Tras el rodaje, el equipo de producción preparó un guion y rodó un anuncio televisivo para el inminente estreno. El anuncio mostraba a los personajes de Mace, Cindel y Wicket entrando en una cafetería del estilo de las de la década de 1950, donde pedían unos batidos. Entonces, Mace se dirigía a la cámara y recordaba a los espectadores que no se olvidaran de ver “La Aventura de los Ewoks”, en su estreno del 25 de Noviembre. Cuando se le presentó el anuncio a George Lucas para su aprobación, éste se mostró completamente en contra e impidió su emisión, al parecerle muy poco serio.
La trama de la película tiene lugar después de los eventos de la serie de dibujos animados de los Ewoks, aunque ésta fue estrenada un año después. De hecho, la película fue lo que inspiró la creación de la serie de dibujos animados. La trama también tiene lugar entre los eventos de “El Imperio Contraataca” y “El Retorno del Jedi”, antes de que los Ewoks cooperaran en la derrota del Imperio. La historia narra como la nave de la familia Towani se estrella en la Luna de Endor. Mace y Cindel son dos hermanos que descubren que sus padres han desaparecido tras el accidente, e inician una larga búsqueda con ayuda de los Ewoks. John Korty se encargó de la cinematografía y dirección usando la historia escrita por Lucas y guionizada por Bob Carrau. El director utilizó los parajes de los bosques del Parque Nacional Redwood para crear la atmosfera de la Luna de Endor. Joe Johnston, director artístico de “Industrial Light & Magic” durante años y uno de los artistas conceptuarles clave de la trilogía “Star Wars”, cooperó como diseñador de producción. 
Antes de trabajar para la película, Johnston había escrito e ilustrado un libro acerca de los Ewoks, “Las Aventuras de Teebo”, lo que le proporcionó conocimiento de los extraterrestres arbóreos que fue crucial para diseñar nuevos Ewoks y sus alrededores.
La película hizo uso intenso de la animación stop motion, y fue una de las últimas producidas “Industrial Light & Magic” usando dicha técnica. Esto se debía a que en la década de 1980, la técnica estaba siendo reemplazada por animación Go Motion, más avanzada por el uso de marionetas articuladas mediante motores. Sin embargo, el presupuesto de “La Aventura de los Ewoks” era demasiado escaso para hacer uso de Go Motion, excesivamente cara para el proyecto. Por estas razones, se utilizó Stop Motion para crear las criaturas. La película también supuso una oportunidad para afinar una técnica utilizada en “2001: Una Odisea en el Espacio”. Ésta utilizaba imágenes reales rodadas, mientras se bloqueaba una sección de las lentes de la cámara, y una pintura ocupaba su espacio. 
El productor de la película fue Thomas G. Smith, quien entonces trabajaba en “Industrial Light & Magic”. Smith planeaba que su último trabajo para la compañía fuera “Indiana Jones y el Templo Maldito”, ya que deseaba realizar sus propias películas. Sin embargo, Lucas le logró convencerle para que participara en el proyecto de los Ewoks, entonces de media hora de duración. Smith descubrió que ninguna cadena estaba interesada en emitir una película tan corto. “ABC” mostró interés, pero solo bajo la condición de que la trama fuera expandida a dos horas, incluyendo anuncias. De esta forma y finalmente, la trama de la película tuvo hora y media de duración.
La película fue estrenada en televisión, el 25 de Noviembre de 1984 en Estados Unidos. Sin embargo, a nivel internacional fue estrenada en salas cinematográficas, por lo que se utilizó el título alternativo de “Caravan of Courage: An Ewok Adventure”. En España fue en uno de los países en los que se estrenó en el cine, aunque con el título original traducido, “La Aventura de los Ewoks”. 
La película tuvo una gran acogida, lo que provocó que un año después se estrenara una segunda parte, “La Batalla del Planeta de los Ewoks”. Cuando la película fue estrenada en DVD, se optó por titularla “Caravana de Valor”.

NOTA PERSONAL
Pues sí, lo reconozco, soy un gran fan de los Ewoks. Siempre he sido muy consciente del odio que despertaban entre gran parte de los seguidores de la franquicia, pero a mí me parecían francamente divertidos, especialmente Wicket. “La Aventura de los Ewoks” la vi en el cine, y la verdad es que pasé un rato muy divertido. Siempre me han gustado las aventuras que conllevan un viaje con obstáculos para llegar a un objetivo, y esta película refleja perfectamente ese estilo. Evidentemente, la película tiene un tono más light y dirigido a un público más joven que la trilogía original. Sin embargo, si uno considera que esa es la intención, me sigue pareciendo una película de lo más entretenida.
Siempre he sido gran fan de las criaturas creadas por Stop Motion, y ésta película tiene algunas geniales, particularmente la bestia del comienzo. 
Es cierto que en determinadas ocasiones se percibe que se contaba con un presupuesto limitado. Particularmente, en la escena de la araña se pueden ver perfectamente los cables que la sostienen. Pero personalmente me da igual, peores efectos especiales he visto. Los Ewoks están bien caracterizados, y cada personaje de la Caravana de Valor tiene su personalidad propia. Resulta un grupo de lo más simpático. En cuanto a los chavales, cuando era niño era gran fan de Mace Towani (El primer Mace antes de Windu). Cindel me ponía un poco de los nervios, aunque en cierto modo sus interacciones con Wicket estaban logradas. Sin embargo, Mace me parecía un personaje adolescente interesante, que reconocía haber sido un niñato y se veía bajo la gran responsabilidad de cuidar a su insufrible hermana y rescatar a sus padres.
Gorax me pareció un villano genial y, nunca mejor dicho, a la altura de las circunstancias. La verdad es que la Luna de Endor daba mucho juego para presentar criaturas interesantes.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
La nave de la familia Towani se ha estrellado en la lejana Luna de Endor. A bordo va el matrimonio compuesto por Jeremitt y Catarine, acompañados de sus dos hijos. Mace y Cindel. Jeremitt y Catarine dejan a los dos jóvenes en la nave para buscar un transmisor. Al regresar durante una noche, descubren que Mace y Cindel han desparecido. El matrimonio es entonces atacado por una gigantesca criatura.
Amanece en Endor, lugar donde reside una raza conocida como los Ewoks. En uno de los poblados, Deej está preocupado por la desaparición de sus hijos, Weechee y Willy, y decide utilizar su planeador para buscarlos. Deej ordena a su hijo más pequeño, Wicket, que no le acompañe. Al planear sobre el bosque, Deej ve la nave estrellada de los Towani, pero continúa su búsqueda, encontrando a sus hijos atrapados en un desfiladero. Tras rescatarlos, Deej acude a investigar la nave estrellada acompañado por ambos. 
En la nave encuentran a Cindel, mientras Mace regresa apuntando a los Ewoks con su arma, al pensar que son responsables por la desaparición de sus padres. Mace es sometido y atado por los Ewoks, quienes le llevan al poblado junto con Cindel. Allí, Cindel conoce a Wicket, y ambos se hacen buenos amigos de forma inmediata. Cindel se encuentra enferma debido a llevar varios días sin comer y pierde el conocimiento. La familia de Wicket cuida de Cindel, quien poco a poco se recupera.
Sin embargo, Mace sigue decidido a abandonar el poblado para buscar a sus padres, a pesar de que Cindel prefiere permanecer con los Ewoks. Sin embargo, los dos hermanos acaban por perderse y son atacados por una enorme bestia, viéndose obligados a refugiarse en el interior de un árbol. A la mañana siguiente, los Ewoks les localizan y acaban con la criatura. En los restos de la criatura encuentran el monitor vital de su padre, que indica que sus padres siguen con vida. Mace se interesa por el amo de la bestia, deduciendo que es quien retiene a sus padres. 
Aunque tienen dificultades para comunicarse con los Ewoks, éstos les indican que el místico del poblado, Logray, quizás pueda ayudarles a encontrar a sus padres. Logray utiliza una especie de peonza mística para mostrar que Jeremitt y Catarine se encuentran atrapados en una jaula de madera, prisioneros de la enorme criatura que les encontró. Los Ewoks reconocen al gigante como una criatura llamada Gorax, que reside en un lugar del que ningún Ewok ha regresado jamás, pero deciden ayudar a Mace y Cindel.
A la mañana siguiente, se prepara una caravana que acudirá al rescate de Jeremitt y Catarine. Mace y Cindel serán acompañados por Deej, Weechee, Willy y Wicket. Logray les hace entrega de tótems sagrados de los Ewoks. Deej recibe las alas blancas de la esperanza, Weechee las alas rojas del valor, Wicket un cayado mágico, Willy las alas azules de la fuerza, Cindel la vela de la luz pura, y Mace recibe una piedra. También hay un cristal y un diente de marfil, que deberán ser entregados a otros Ewoks que deberán buscar para completar la caravana. 
Sin ellos, no podrán atravesar las llanuras de la Luna de Endor. Mace se siente decepcionado y tira su piedra, que es recogida por Wicket. La caravana parte del poblado, rumbo a su misión de rescate. Durante el camino se encuentran con un Ewok leñador llamado Chukha-Trok, que recibe el diente de marfil uniéndose a la caravana. Más adelante, todos se encuentran con una sacerdotisa Ewok llamada Kaink, quien recibe el cristal. Kaink acepta ir tras poner una prueba mágica a Mace y Cindel. Aunque Mace fracasa, Cindel logra pasar la prueba, y la caravana queda completa.
Al llegar a un lago encantado, Mace queda atrapado en su interior al tocar el agua. Wicket utiliza el cayado mágico, con el que logra rescatar a Mace, quien por primera vez se muestra agradecido. Chukha-Trok también salva a Cindel cuando su caballo sale desbocado. Una noche, la caravana es rodeada por wisties, una raza parecida a las hadas. Cindel utiliza su vela de luz pura para absorber a todas las wisties menos una, llamada Izrina, que permanece con el grupo y se siente especialmente unida a Mace. 
La caravana llega al Desierto de Salma, una tierra árida que tienen que cruzar. Tras cruzar el desierto llegan a la Fortaleza Prohibida del Gigante Gorax. Kaink le indica a Mace que debe usar su piedra en ese momento, y el joven reconoce haberla tirado. Wicket se la entrega, y Mace descubre que contiene una pequeña flecha que sirve como brújula. La flecha le indica al grupo la entrada, bloqueada por una gran roca que Mace vuela con su arma.
El grupo entra en la cueva, donde Deej determina que Wicket, Willy y Cindel deben quedarse en la entrada. El resto proceden a través de las cavernas de la fortaleza, hasta llegar a una gran fisura conectada por una gran telaraña que deben cruzar. Durante el proceso son atacados por una enorme araña, la cual es retenida mediante hipnosis por Kaink mediante el uso del cristal. Tras cruzar, Chukha-Trok corta la telaraña y la araña cae al vacío. El grupo encuentra una enorme escalera que deben escalar, mientras otra araña ataca al grupo de Cindel en la entrada, pero Wicket consigue acabar con ella. 
El grupo de Mace llega a una gran sala con muebles gigantes de piedra, y todos se esconden ante la llegada de Gorax. Todos observan como los Towani se encuentran en una jaula colgando del techo. Weechee distrae a Gorax, mientras Mace y el resto logran liberar a los Towani de la jaula.
Weechee regresa y todos proceden a escapar e Izrina ataca a Gorax distrayéndolo. Pero el gigante provoca un desprendimiento de rocas que acaba con Chukha-Trok para disgusto de Mace. El grupo ataca a Gorax, y Catarine logra disparar sobre el gigante logrando que caiga por un precipicio. Sin embargo, Gorax resurge por el otro lado donde están Cindel, Wicket y Willy. Mace arroja el hacha de Chukha-Trok sobre el gigante, quien finalmente cae a su muerte. Izrina deja el grupo, que regresa al poblado de los Ewoks. Los Towani se han reunido felizmente. Logray le entrega a Cindel las alas blancas de la esperanza como regalo.

ESCENA
Aunque en inglés, esta es la escena en la que Mace, Cindel y los Ewoks localizan a sus padres y se enfrentan a Gorax.