- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 29 de marzo de 2017

LAS AVENTURAS DE TINTÍN: EL SECRETO DEL UNICORNIO

FECHA DE ESTRENO
23 de Octubre de 2011
TITULO ORIGINAL
The Adventures of Tintin
DIRECTOR
Steven Spielberg
PRODUCTORES
Steven Spielberg, Peter Jackson, Kathleen Kennedy
GUION
Steven Moffat, Edgar Wright, Joe Cornish
Basado en los cómics de Hergé
REPARTO (VOCES)
Jamie Bell (Tintín), Andy Serkis (Capitán Haddock, Sir Francisco de Haddock), Daniel Craig (Ivan Ivanovitch Sakharine, Rackham el Rojo), Nick Frost (Hernández), Simon Pegg (Fernández), Toby Jones (Arístides Silk), Daniel Mays (Allan), Mackenzie Crook (Tom), Gad Elmaleh (Omar be Salaad), Enn Reitel (Nestor), Tony Curran (Teniente Delcourt), Joe Starr (Barnaby Dawes), Kim Stengel (Bianca Castafiore), Sonje Fortag (Señora Finch), Cary Elwes (Phillip Rhys)
CINEMATOGRAFÍA
Janusz Kamiński
BANDA SONORA
John Williams
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
107 minutos

CAPITÁN HADDOCK: “¿Pensaba que eras optimista?”
TINTÍN: “Pues se equivoca. Soy realista.”
CAPITÁN HADDOCK: “Eso dicen siempre los timoratos.”
TINTÍN: “Puede usted llamarme como quiera. ¿No lo entiende? Hemos fracasado.”
CAPITÁN HADDOCK: “Fracasado, siempre hay gente dispuesta a llamarte fracasado, frustrado, estúpido, borracho inútil. Pero nunca te lo digas a ti mismo. Envías una señal equivocada; y eso es lo que la gente capta. ¿Lo entiendes? Si de veras te importa algo lucha por ello. Si das con un muro atraviésalo. Hay algo que debes saber sobre el fracaso Tintín, que no debes dejar que te venza.”

CURIOSIDADES
Steven Spielberg se había declarado fan de los cómics de Tintín, desde que los había descubierto en el año 1981. 
Dicho descubrimiento se debió a que un crítico había comparado “En Busca del Arca Perdida” (1981) a las aventuras del joven reportero. Esto fue lo que había desatado su interés. Ya se habían realizado dos películas de acción real sobre el personaje tituladas “Tintín y el Misterio del Toisón de Oro” (1961) y “Tintín y el Misterio de las Naranjas Azules” (1964), y una serie de dibujos animados. Al creador de Tintín, Hergé, no le habían gustado estas versiones, y se convirtió en un gran fan de Spielberg declarando que sería la única persona que podría hacer justicia a su personaje en una película. Spielberg y su compañera de producción Kathleen Kennedy en “Amblin Entertainment” habían organizado un encuentro con Hergé en 1983, mientras rodaban “Indiana Jones y el Templo Maldito” (1984) en Londres. Hergé falleció esa misma semana, pero su viuda decidió cederles los derechos. En 1984, se logró conseguir un derecho a prórroga para rodar una película con “Universal Pictures” como distribuidora.
Spielberg encargó a Melissa Mathison, guionista de “E.T. el Extraterrestre” (1982), para escribiera un guion en el que Tintín se enfrentaba a cazadores de marfil en África. Spielberg veía a Tintín como un Indiana Jones para niños y deseaba que Jack Nicholson interpretara a Haddock. Al quedar insatisfecho con el guion, Spielberg archivó el proyecto para embarcarse en “Indiana Jones y la Última Cruzada” (1989), y los derechos del personaje regresaron a manos de “Hergé Foundation”. Claude Berri y Roman Polanski se vieron interesados en rodar una película del personaje, mientras la Warner intentaba hacerse con los derechos, pero no fueron capaces de garantizar la integridad creativa que Spielberg había asegurado. En el 2001, Spielberg reveló su interés en crear una película de animación sobre Tintín; y en noviembre de 2002 su estudio reestableció la posibilidad de rodar. Sin embargo, Spielberg anunció que solo ejercería como productor. Sin embargo en el 2004, se extendieron los rumores de que Spielberg deseaba dirigir una trilogía en la que cada película abarcaría dos cómics. 
La primera abarcaría “El Secreto del Unicornio” y “El Tesoro de Rackham el Rojo”. La segunda abarcaría “Las Siete Bolas de Cristal” y “El Templo del Sol”. La tercera abarcaría “El Loto Azul” y “Tintín en el Tíbet”, que aunque eran historias diferentes tenían en común al personaje de Chang Chong-Cheng. En aquel entonces, Spielberg ya había regresado a la idea de crear una película de acción real, y contactó con Peter Jackson para ver si “Weta Digital” podría crear un Milú generado por ordenador. Sin embargo, Jackson opinaba en una película de acción real no le haría justicia a los cómics, y que el “motion capture” era el mejor modo de recrear el mundo de Tintín tal y como Hergé lo había creado.
Andy Serkis fue contratado mientras que el propio Jackson tomo el lugar de Tintín. Se realizó una semana de rodaje en 2006, en la que James Cameron y Robert Zemeckis estuvieron presentes. El metraje fue enviado a Weta Digital, donde se produjo un rollo de prueba de veinte minutos que mostraba una representación fotorrealista de los personajes. 
Spielberg declaró que no le importaría rodar la película digitalmente porque la veía como un proyecto animado, pero reiteró que su trabajo de acción real siempre sería rodado de forma tradicional. El diseñador Chris Guise visitó Bruselas para adquirir inspiración sobre los escenarios creados por Hergé. El proyecto fue anunciado de forma oficial en Mayo de 2007, aunque se retrasó debido a que Spielberg estaba ocupado con “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal” (2008). Spielberg consideró los cómics “El Cangrejo de las Pinzas de Oro”, porque introducía al personaje de Haddock, y “El Secreto de Unicornio”. Pero al final decidió usar éste último para introducir al famoso capitán borracho, y sacar algunas partes de la trama de “El Tesoro de Rackham el Rojo”. De “El Cangrejo de las Pinzas de Oro” incluyó elementos como el barco Karaboudjan, el primer encuentro de Tintín con Haddock, o el villano Allan. En Octubre de 2007, Steven Moffat comenzó a trabajar en el guion con la promesa del propio Spielberg de que el estudio no interferiría con su trabajo. 
Aunque el guionista finalizó un borrador, no pudo terminarlo debido a la huelga del Gremio de Guionistas en 2007 y 2008. Edgar Wright y Joe Cornish finalizaron su trabajo ya que Moffat pasó a convertirse en productor ejecutivo de “Doctor Who”. Tras dos años más de retrasos debido a problemas relacionados con los derechos del personaje, pero al final el proyecto pasó a ser producido por Paramount Pictures.
La película triunfó en taquilla y ante la crítica, recibiendo una nominación a los Oscars por Mejor Banda Sonora, pero perdió contra “The Artist” (2011).

NOTA PERSONAL
Teniendo once años pude leer mi primer cómic de Tintín, “La Isla Misteriosa”, y quedé fascinado con el personaje y todo el universo que le rodeaba. Me acuerdo que consideré que los cómics de Tintín te ayudaban a viajar a lugares remotos, donde tenían lugar sus aventuras. 
Como es normal, también quedé enganchado a la serie de dibujos animados que se emitía los sábados por la mañana, en pequeños fragmentos. Así que cuando se anunció esta película a manos de Spielberg, quedé muy interesado. Creo que tuvo el gran acierto de partir desde el momento en que Haddock aparecía, ya que es otro personaje que siempre me ha encantado. La película está dotada de una animación sobresaliente, casi completamente realista, e incluye a gran cantidad de personajes clásicos de los cómics. Solo falta el Profesor Tornasol, porque su inclusión habría resultado ser demasiado forzada.
Al margen de la excelente animación, la película mezcla acción con un caso clásico de detectives que la hace muy interesantes. Los leves cambios en relación al material original son lógicos y cuidadosos para no faltar al material original. Es cierto que la película tiene un poderoso cliffhanger y no incluye el descubrimiento del propio Unicornio, pero aun así es muy completa.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1955, Tintín es un joven periodista de diecisiete años que reside en Bruselas, Bélgica, acompañado de su fiel perro Milú. Mientras pasea por un mercado de la ciudad, Tintín se fija en la maqueta de un barco del siglo XVII llamado el Unicornio. Tintín lo compra y justo después un hombre aparece y le ofrece el doble, advirtiéndole que si se queda con la maqueta se verá metido en problemas. Inmediatamente después recibe otra oferta de un hombre que acaba de adquirir el Castillo de Moulinsart, y que explica que el barco formó parte del matrimonio del mismo. Tintín se niega de nuevo y lleva el barco a su casa, donde tiene un lugar un incidente entre Milú y un gato que entra por la ventana. Como consecuencia del mismo, la maquea cae al suelo y uno de los mástiles se rompe dejando caer un cilindro que cae bajo uno de los muebles desapercibido.
Tintín acude a la biblioteca a investigar y descubre que el Unicornio era capitaneado por el Caballero Francisco de Haddock de Moulinsart. 
El barco había zarpado de Santo Domingo en 1698, pero jamás alcanzó su destino al ser atacado por piratas. Solo Francisco de Haddock sobrevivió, y existían rumores de que el barco transportaba un cargamento secreto. Ningún historiador descubrió que había pasado, y Francisco de Haddock afirmó que solo un verdadero Haddock descubriría el secreto del Unicornio. Al regresar a casa, Tintín descubre que la maqueta ha sido robada y acude al Castillo Moulinsart. Allí descubre la maqueta y es golpeado por el mayordomo Nestor, que sirve al caballero que conoció en el mercado, llamado Ivan Ivanovitch Sakharine. Sin embargo, la maqueta no es la misma que le han robado. De salida, Nestor le aconseja a Tintín que asegura recuperar todos los trozos del mástil roto de su maqueta.
De regreso a casa, Tintín la encuentra revuelta ya que alguien ha estado buscando algo. Sin embargo, Milú le ayuda a encontrar el cilindro del mástil roto, y al abrirlo encuentra un pequeño pergamino con un mensaje confuso. 
Justo en ese momento, es visitado por el primer caballero del mercado. Éste le advierte de que su vida corre peligro debido al barco, pero es acribillado por un coche que se da a la fuga dejando un mensaje con manchas de sangre en el periódico. Hernández y Fernández visitan a Tintín y le informan que el hombre era un agente de la Interpol llamado Barnaby. Tintín logra leer el nombre de Karaboudjan en las letras manchadas de sangre del periódico. Los detectives también le advierten que están buscando a un carterista que frecuenta el mercado. Inmediatamente después, el carterista fracasa en su intento de robar a los detectives, pero roba la cartera de Tintín con el pergamino en su interior. Para empeorar las cosas, Tintín es secuestrado poco después.
El joven reportero recupera la consciencia en el Karaboudjan, que resulta ser un barco. Allí descubre que Sakharine ha organizado su secuestro, ayudado por sus hombres, y que su maqueta poseía un pergamino similar al suyo. Sin embargo, queda enfurecido al descubrir que Tintín ya no tiene el suyo.
Los hombres del Karaboudjan, liderados por Allan, se preparan para interrogar al joven y así descubrir el paradero del pergamino. Sin embargo, Milú ha llegado subir a bordo y morder las cuerdas de su amo. Tintín logra salir por una de las escotillas, llegando a otro camarote. Allí conoce al borracho Capitán Haddock, que le explica que Sakharine ha vuelto a toda su tripulación contra él, encerrándole en el camarote. Haddock revela que conoce toda la historia del Unicornio y lo que ocurrió, ya que es el último de los tres hermanos Haddock. Sin embargo, su adicción a la bebida ha provocado que lo olvide todo. Tintín deduce que Francisco de Haddock realizó tres maquetas para los tres hermanos, cada uno con un pergamino. Investigando en el camarote del Capitán, Tintín descubre que el barco se dirige al Puerto de Bagghar en Marruecos, ya que allí reside Omar be Salaad, propietario de la tercera maqueta. Tintín y Haddock logran escapar en un bote salvavidas, y el Karaboudjan arrasa otro vacío que habían soltado antes como señuelo. Sin embargo, Sakharine deduce que siguen vivos al ver que faltan dos botes y al descubrir que Tintín ya conoce sus planes.
Mientras tanto, Hernández y Fernández logran capturar al carterista, un cleptómano llamado Arístides Silk. Entre su gran colección de carteras encuentran la de Tintín. En su bote, Tintín y Haddock son atacados por un hidroavión del Karaboudjan. Tintín logra forzar al hidroavión a descender de un disparo, y junto a Haddock se hace con el control del mismo. Al atravesar una tormenta con el hidroavión y quedarse sin combustible, este termina por estrellarse en medio del desierto. Mientras los dos nuevos amigos atraviesan el desierto, y al estar sobrio otra vez, Haddock comienza a sufrir alucinaciones y a recordar la historia de Francisco de Haddock. Con una carga desconocida, el Unicornio fue atacado por un barco pirata capitaneado por Rackham el Rojo. Sin embargo, Haddock no puede seguir la historia al perder el conocimiento. Tintín también cae debido a un día atravesando el Sahara. Por fortuna, ambos son encontrados y recogidos por una expedición.
Mientras se recuperan de su viaje, Haddock vuelve a beber y recuerda como Rackham el Rojo logró derrotar a Francisco y se hizo con el Unicornio. Para salvar a sus hombres decidió revelar el cargamento secreto del Unicornio, cuatro quintales de oro, joyas y otros tesoros. Sin embargo, Rackham no cumplió su palabra y ejecutó a toda la tripulación del Unicornio. Francisco logró liberarse y se preparó para hacer volar el Unicornio por los aires derramando pólvora por cubierta. Tras enfrentarse a Rackham el Rojo en duelo y derrotarle, el barco explotó hundiéndose con el tesoro. Francisco de Haddock sobrevivió siendo maldecido por Rackham el Rojo. Una vez finalizada la historia, Haddock deduce que Sakharine es descendiente de Rackham el Rojo, y Tintín que los tres pergaminos indican la ubicación del hundimiento del Unicornio y su tesoro.
Tintín y Haddock llegan a Bagghar donde se encuentran con Hernández y Fernández que le entregan su cartera a Tintín. De esta forma, el joven recupera su pergamino. Para hacerse con el pergamino de  Omar be Salaad, Sakharine ha traído a la famosa cantante de ópera Bianca Castafiore, de quien Omar es un gran fan. 
Durante el recital de la Castafiore, Haddock se ausenta al no soportar su voz y los hombres de Sakharine le roban el pergamino que Tintín le había dado para que lo guardara. La voz de la Castafiore provoca que la urna de cristal que contiene el tercer Unicornio se rompa y Sakharine utiliza un halcón para hacerse con el tercer pergamino. Ya con los tres pergaminos, Sakharine escapa perseguido por Tintín y Haddock. Tintín logra hacerse con el halcón y los tres pergaminos, comprobando que se superponen a la luz del sol. Sin embargo, se ve obligado a entregarlos para evitar que Haddock y Milú mueran ahogados cuando Sakharine les arroja al agua.
A punto de rendirse, Tintín es animado por Haddock y recuerda que envió un mensaje desde el Karaboudjan, por lo que conoce su frecuencia. Con ayuda de Hernández y Fernández localiza el barco en un puerto. Allí, Haddock se enfrenta a Sakharine en un duelo de espadas, y el villano termina por ser derrotado y arrojado al agua, después de que Tintín logre hacerse con los tres pergaminos. Hernández y Fernández arrestan a Sakharine, y Tintín superpone los pergaminos descubriendo unas coordenadas. Sin embargo, las coordenadas les llevan de regreso al Castillo de Moulinsart, donde son recibidos por Nestor. Al atravesar un falso muro de la bodega, encuentran la cruz del águila que se indica en el pergamino, y un globo terráqueo con una isla que nunca ha existido. Al presionar la falsa isla se abre el globo terráqueo mostrando parte del tesoro que Francisco se llevó en su sombrero. También otro pergamino que indica la ubicación del hundimiento del Unicornio, y deciden financiar una expedición para encontrarlo.

ESCENA
A falta de escenas, aquí dejo el tráiler de la película. 

miércoles, 22 de marzo de 2017

STAR TREK: EN LA OSCURIDAD

FECHA DE ESTRENO
23 de Abril de 2013
TITULO ORIGINAL
Star Trek into Darkness
DIRECTOR
J.J. Abrams
PRODUCTORES
J.J. Abrams, Bryan Burk, Damon Lindelof, Alex Kurtzman, Roberto Orci
GUION
Roberto Orci, Alex Kurtzman, Damon Lindelof
REPARTO
Chris Pine (James T. Kirk), Zachary Quinto (Spock), Zoë Saldana (Uhura), Karl Urban (Bones), Simon Pegg (Scotty), John Cho (Sulu), Benedict Cumberbatch (Khan), Anton Yelchin (Chekov), Bruce Greenwood (Pike), Peter Weller (Marcus), Alice Eve (Carol Marcus), Noel Clarke (Thomas Harewood), Nazneen Contractor (Rima Harewood), Leonard Nimoy (Spock Prime)
CINEMATOGRAFÍA
Dan Mindel
BANDA SONORA
Michael Giacchino
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
133 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
Star Trek: Más Allá

JAMES KIRK: “¿Por qué un Almirante de la Flota Estelar iba a pedirle a un hombre congelado de más trescientos años que le ayudara?”
KHAN: “Porque yo soy mejor.”
JAMES KIRK: “¿En qué?”
KHAN: “En todo. Alexander Marcus quería responder a una amenaza incivilizada en una época civilizada, y para ello necesitaba la mente de un  guerrero, mi mente, para diseñar armas y naves de guerra.”
SPOCK: “¿Esta insinuando que el Almirante violó todas las normas que había jurado respetar, solo porque quería aprovecharse de su intelecto?”
KHAN: “Él quería aprovecharse de mi fiereza. El intelecto por sí solo es inútil en una lucha Señor Spock. Usted ni siquiera puede romper las reglas. ¿Cómo va a poder romper un hueso?”

CURIOSIDADES
Paramount Pictures mostró su interés en desarrollar una escuela de “Star Trek” (2009) en junio de 2008, cuando todavía no se había estrenado la mencionada película que recreaba la saga. Tras el éxito y buena acogida del film, los productores dieron luz verde a la secuela, contando con Orci y Kurtzman para volver a escribir el guion, con la ayuda añadida de Lindelof. Para las Navidades de 2009 ya existía un guion preliminar con la idea de estrenar la película en el 2011. Kurtzman y Orci habían comenzado a escribir el guion con la idea de separar la película en dos partes. Aunque Leonard Nimoy anunció que no regresaría para la película; rumores afirmaban que Abrams está buscando la forma de incluir a William Shatner, el Kirk original, en la película. Sin embargo, el proceso de preproducción comenzó en enero de 2011, y Zachary Quinto aseguró que la mayoría de los rumores que se extendían eran inciertos. Lo que estaba claro era que Abrams volvería a coger el timón de la dirección, pues él era quien había logrado resucitar la franquicia.
Abrams, Kurtzman y Orci declararon que lo más difícil era elegir un villano para la nueva película. Abrams pensaba que el universo creado por Roddenberry era tan inmenso que ningún villano destacaba especialmente sobre el resto. Sin embargo, todos consideraron utilizar al mítico Khan Noonien Singh y los Klingons. Finalmente, decidieron no dividir la trama en dos películas, y que el film fuera uno solo que pudiera ser visto de forma independiente. Las ideas anteriores fueron desechadas y se tuvo que empezar un nuevo guion desde cero. Esto hizo dudar a Abrams sobre regresar como director, pero lo hizo con la condición de que fuera rodada en IMAX. El estudio deseaba rodar en 3D, pero al final se decidió convertir la película en 3D durante el proceso de postproducción. Orci declaró que estaba listo para entregar el guion en Marzo de 2011. Aunque el guion no estuvo listo a tiempo, Paramount comenzó a financiar la preproducción. Sin embargo, hubo algún otro retraso, porque Abrams deseaba acabar de dirigir su película “Super 8”, antes de concentrarse en la secuela de Star Trek. 
Esto provocó que el estreno de la película se retrasara un total de seis meses desde su fecha inicial de estreno, en Junio de 2012. Otros factores aumentaron todavía más el mencionado retraso, como la recaudación de un presupuesto total, o el encontrar actores adecuados para los nuevos personajes. Ya en Septiembre, Abrams pudo hacerse cargo de la dirección y la fecha definitiva de estreno se estableció para el verano de 2013.
Lindelof explicó que Khan siempre había sido considerado como un personaje que tendrían que utilizar tarde o temprano, debido a su importancia en el universo Star Trek. Como el personaje había aparecido en la segunda película de la franquicia “Star Trek II: La Ira de Khan” (1982), todos consideraron que también sería adecuado que apareciera en la segunda película del relanzamiento de la franquicia. Por este motivo, se comenzaron a incluir referencias a “La Ira de Khan” en el guion, pero con cuidado de que la idea fuera reimaginada y no usurpada. Orci y Kurtzman eran más partidarios de que la película pudiera funcionar de forma independiente, sin usar ideas previas de la franquicia aunque esto asegurara más el funcionamiento de la misma. 
Pensando en cuidar la imagen y cinematografía, Kurtzman sugirió una escena en la que el Enterprise surgiera del océano. Se decidió que esto se incluiría en una escena inicial que funcionara de forma aislada al resto de la trama. Dicha escena fue diseñada como un homenaje a “En Busca del Arca Perdida” (1981), combinando acción con comedia.
Se consideró a Benicio del Toro para interpretar al villano; y el actor se reunió con Abrams para discutirlo, pero se echó atrás. Noel Clarke aceptó participar sin saber qué papel interpretaría, finalmente recibiendo el del padre de la niña enferma manipulado por Khan. Alicia Eve y Peter Weller accedieron a interpretar a Caron y Alexander Marcus. Aunque Demián Bichir se presentó a las pruebas para interpretar al villano, dicho papel recayó oficialmente en Benedict Cumberbatch en enero de 2012. Aunque muchos fans ya sospechaban que el villano sería Khan, la identidad del mismo fue guardada en absoluto secreto hasta el estreno del film. También se le otorgó otra identidad en el guion, antes de revelar que era Khan, con la idea de poder hacer dudar a los fans de toda la vida. 
Ni siquiera el propio Cumberbatch supo a quién iba a interpretar hasta una semana después de haber sido contratado. Finalmente, Leonard Nimoy también accedió a tener una breve aparición, que se convertiría en la última en el universo Star Trek antes de su muerte. Los Klingons también tuvieron una breve aparición, aunque su diseño y estético se cambió considerablemente.
La película gozó otra vez de un gran éxito, siendo hasta la fecha la que más ha recaudado en taquilla. En términos generales recibió grandes críticas, especialmente por la actuación y voz de Benedict Cumberbatch como villano. La película recibió una nominación al Oscar por Mejores Efectos Visuales, pero perdió la estatuilla contra “Gravity” (2013).

NOTA PERSONAL
Al margen de los fantásticos efectos especiales y lo elaborado de las tramas, Abrams logró comprender algo fundamental. Que los tripulantes de la nave Enterprise eran más que compañeros de trabajo, también eran prácticamente una familia. El relanzamiento de la franquicia comenzó de forma extraordinaria con “Star Trek” (2009), pero lo que no me podía imaginar era que la siguiente película iba a ser mucho mejor todavía. A pesar de tomar ciertas referencias del origen de la franquicia, como el personaje de Khan, la trama es lo suficiente inteligente como para dar giros inesperados. Benedict Cumberbatch se ha convertido en uno de mis actores favoritos en muy poco tiempo, su voz, enunciación y presencia acaparan la pantalla de forma increíble. Es el actor perfecto para dar vida al villano perfecto. Incluso me atrevería a decir que me gustó mucho más que Ricardo Montalban a la hora de interpretar a Khan.
Pasando a la tripulación, una vez reestablecidas sus historias, las oportunidades de explorarles más como personajes se puede percibir. 
La película tiene gran cuidado de dar cierto grado de protagonismo a cada uno de los miembros de la tripulación, algo que me parece muy acertado. También existen ciertos elementos reutilizados como el de la Sección 31, o la esperada reaparición de los Klingons con un aspecto actualizado y acertado. También será siempre una película especial al ser la última de Leonard Nimoy en el papel de Spock, antes de su fallecimiento. Sin duda, esta es una de mis películas favoritas de la franquicia.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 2259, el Capitán Kirk se encuentra en una misión en el Planeta Nibiru, donde una cultura primitiva reside. Kirk decide evitar una erupción volcánica que amenaza a dichos habitantes; y para rescatar a Spock, localizado en el interior del volcán, se ve obligado a mostrar el Enterprise surgiendo del océano. De esta forma, Kirk viola la Primera Directiva de la Flota Estelar, que prohíbe interferir en el curso natural de la cultura de un planeta que aún no ha desarrollado los viajes estelares. 
Para su gran sorpresa, el propio Spock, a quien ha rescatado, decide informar a la Flota Estelar de dicha violación normativa. El Almirante Christopher Pike se encarga de comunicarle a Kirk que debido a esto ha perdido el mando del Enterprise, aunque será relegado al puesto de Comandante y Primer Oficial. El Comandante Spock será transferido a otra nave.
Poco después, las instalaciones de la Sección 31 de la Flota Estelar explotan debido a unas bombas. Dicho ataque ha sido planeado por el operativo John Harrison, que ha chantajeado a un oficial, curando a su hija a cambio de una enfermedad terminal. Esto provoca que se organice una reunión de altos mandos, a la que Pike, Kirk y Spock asisten. Harrison ataca dicha reunión con una nave, teletransportandose después de haber matado a la mayoría, incluyendo al propio Almirante Pike. Dicha muerte deja a Kirk y Spock devastados. Kirk es convocado por el Almirante Alexander Marcus, quien le explica que Harrison es un oficial renegado, y que han descubierto que se está ocultando en el Planeta Kronos, del Imperio Klingon con el que la Federación se encuentra al borde de la guerra. 
El Almirante Marcus le devuelve a Kirk el mando del Enterprise, con Spock de nuevo como Primer Oficial, y le encarga la misión de acudir a Kronos a eliminar a Harrison con nuevos torpedos experimentales. Kirk acepta deseoso de venganza, y cuando el Ingeniero Scotty se niega a utilizar torpedos desconocidos, le expulsa de la nave reemplazándolo por Chekov.
De camino a Kronos, las capacidades de curvatura del Enterprise dejan de funcionar de forma misteriosa. Kirk, Spock y Uhura parten a Kronos en una lanzadera, donde son atacados por una patrulla de Klingons. Harrison aparece y ataca a los Klingons, tras lo cual decide rendirse al descubrir el número de torpedos experimentales que se encuentran a bordo del Enterprise. Tras permitir un análisis de sangre, Harrison recomienda que analicen uno de los torpedos. Bones recibe la ayuda de Carol Marcus, hija del Almirante, que lleva tiempo sospechando que existe algo raro con dichos torpedos experimentales. Carol y Bones abren uno de los torpedos y descubren que en su interior se encuentra un hombre en animación suspendida.
Harrison revela que cada torpedo contiene a una persona, y que todos son humanos diseñados genéticamente en el pasado para librar guerras gracias a su perfección. Tras el ataque de los Romulanos, el Almirante Marcus les localizó en una nave, despertando a Harrison para utilizar sus conocimientos para crear armas de guerra para la inminente guerra contra los Klingons. El Almirante no cumplió la promesa de liberar al resto de la tripulación de Harrison, por lo que este se reveló. Harrison confiesa que su verdadero nombre es Khan.
El plan del Almirante Marcus había saboteado la curvatura del Enterprise, para que fuera destruido por los Klingons al torpedear Kronos. De esta forma, el Imperio Klingon desataría la guerra tan ansiada por el Almirante Marcus. Khan proporciona unas coordenadas como prueba; y Kirk le pide a Scotty, que está en la Tierra, que las investigue. Scotty acude a las coordenadas y descubre una instalación militar secreta de la Flota Estelar cerca de Júpiter. 
El Enterprise no tarda es ser interceptado por una enorme nave de guerra de la Federación, el USS Vengeance, con el Almirante Marcus al mando. Marcus le exige a Kirk que le entregue a Khan, mostrando su decepción por el hecho de que no acabara con su vida bombardeando Kronos. Tras reparar el motor de curvatura, Kirk decide intentar escapar, al declarar que Marcus está traicionado los valores de la Federación. Sin embargo, el Valiant consigue alcanzar al Enterprise dejándolo varado de nuevo.
Carol decide revelar su presencia en la nave para que su padre no destruya el Enterprise, pero Marcus la teletransporta a la fuerza hasta el Vengeance y ordena la destrucción del Enterprise. Kirk le ofrece a Khan y a sí mismo a cambio de las vidas de su tripulación, pero Marcus rechaza su oferta ordenando la destrucción del Enterprise. Sin embargo, Scotty había subido a bordo en Júpiter, y logra sabotear el Vengeance, provocando que pierda poder. Sin transportadores, Kirk decide dispararse en un traje espacial hacia la nave, acompañado de Khan debido a que conoce el diseño de la misma. 
Mientras tanto, Spock contacta con Spock Prime, que le advierte que Khan es despiadado, que no se puede confiar en él, y que en su línea temporal fue derrotado a un alto precio. Mientras tanto, Kirk, Khan y Scotty llegan al puente de mando del Vengeance, capturando a Marcus. Sin embargo, Khan les traiciona asesinando a Marcus y tomando el control de la nave.
Khan le exige a Spock que le devuelva al resto de su tripulación encerrada en los torpedos, a cambio de Kirk, Scotty y Carol. Spock accede a devolverle los torpedos, pero antes hace que Bones retire a la tripulación en criogenización antes de hacerlo. Khan envía a Kirk, Scotty y Caroll de vuelta pero deja el Enterprise seriamente dañado. Sin embargo, los torpedos que Spock ha enviado también explotan dejando el Vengeance seriamente dañado. Ambas naves quedan atrapadas en la fuerza de gravedad de la Tierra, dirigiéndose a una colisión contra la superficie. Kirk entra en el reactor radioactivo y consigue reparar el núcleo, salvando la nave. 
Sin embargo, Kirk muere en el proceso debido a la radiación, despidiéndose de Spock antes. El USS Vengeance se estrella en San Francisco, destruyendo parte de la ciudad. Khan logra escapar de los restos de la nave, mientras Spock se teletransporta para alcanzarle. Mientras tanto, Bones descubre que la sangre de Khan tiene propiedades regenerativas que pueden salvar a Kirk. Con ayuda de Uhura, Spock logra derrotar a Khan, que es arrestado y sometido de nuevo a criogenización. Con la sangre de Khan, Kirk es salvado de las garras de la muerte.
Casi un año después, Kirk realiza un discurso en una ceremonia en honor al Enterprise. Khan y sus compañeros continúan en estado de animación suspendida. La tripulación del Enterprise es seleccionada para una misión de explorar el espacio durante un total de cinco años.

ESCENA
Me quedó con la lucha final entre Spock y Khan, y la oportuna llegada de Uhura. 

miércoles, 15 de marzo de 2017

PEDRO Y EL DRAGÓN ELLIOTT

FECHA DE ESTRENO
3 de Noviembre de 1977
TITULO ORIGINAL
Pete’s Dragon
DIRECTOR
Don Chaffey
PRODUCTORES
Jerome Courtland, Ron Miller
GUION
Malcolm Marmorstein, Seton Miller, SS Field
REPARTO
Helen Reddy (Nora), Jim Dale (Doctor Terminus), Mickey Rooney (Lampie), Red Buttons (Hoagy), Shelley Winters (Lena Gogan), Sean Marshall (Pedro), Jane Kean (Señorita Taylor), Jim Backus (Alcalde), Charles Tyner (Merle), Gary Morgan (Grover), Jeff Conaway (Willie), Carl Bartlett (Paul), Charlie Callas (Voz de Elliott), Walter Barnes (Capitán)
CINEMATOGRAFÍA
Frank Phillips
BANDA SONORA
Irwin Kostal
DISTRIBUIDA POR:
Buena Vista Distribution
DURACIÓN
134 minutos

DOCTOR TERMINUS: “¿Sabes Pedro? Siempre me han gustado mucho los dragones. Son unas maravillosas criaturas, cuando no les da por destruir cosa, desde luego. He tenido la esperanza desde que tenía tu edad, de que algún día yo podría poseer mi propio dragón. Me consideraría sumamente feliz y te estaría muy agradecido si tú me vendieras a mi tu dragón.”
NORA: “¿Usted quiere comprar a Elliott?”
DOCTOR TERMINUS: “Y ni siquiera lo he visto.”
HOAGY: “Le daremos mucho amor, y mucho respeto.”
PEDRO: “Lo siento, no se vende.”
DOCTOR TERMINUS: “No digas eso, todo en la vida se compra y se vende. ¿Entiendes? Te ofrezco tres dólares”
HOAGY: “Mejor ofrézcale cuatro.”
DOCTOR TERMINUS: “Le voy a ofrecer cinco para que sus dudas terminen, cinco dólares.”
PEDRO: “Es que Elliott no es mío, no lo puedo vender.”
HOAGY: “¿Tú lo alquilaste Pedro?”
DOCTOR TERMINUS: “Dime a quien pertenece.”
PEDRO: “Pues yo pienso que a nadie. Él vino a mí, se enteró de que yo lo necesitaba.”

CURIOSIDADES
El núcleo de la película fue una historia corta escrita por Seton Miller y S.S. Field, que nunca había llegado a ser publicada. Los estudios Disney se hicieron con los derechos de la historia en la década de 1950, con la idea de usar la idea en el programa de antología de Disneyland. Sin embargo, el escritor Malcolm Marmorstein decidió convertir el proyecto en una película, que hasta la fecha sigue siendo su mayor proyecto hasta la fecha. El proyecto fue dirigido por el británico Don Chaffey, que había dirigido dos cortos para Disney durante la década de 1960. También era famoso por haber dirigido “Jason y los Argonautas” (1963) y “Hace un Millón de Años” (1966). 
El Faro que sale en la película fue construido en Point Buchon Trail, ubicado en Los Osos, California, aunque la idea inicial era la de haber rodado en Maine. Se equipó con una luz tan grande que fue necesario obtener permiso especial de la Guardia Costera para encenderla durante el rodaje. El motivo era tan simple como que podía confundir a los barcos que pasaran por la costa. Pacific Gas y Electric abrieron la zona del rodaje al público, permitiendo que los excursionistas pudieran tener acceso a la misma.
Inicialmente, el dragón Elliott no se iba a ver durante toda la película ya que siempre sería invisible. Sin embargo, varios miembros del estudio de animación lograron cambiar la opinión a los productores para que fuera visible y en determinadas ocasiones, en forma de dibujos animados. Primero se decidió que solo se le vería al final de la película, pero al final se incrementó su presencia a un total de veintidós minutos. Los animadores de la película decidieron que Elliott debía tener un aspecto más oriental que occidental. La razón era que los dragones orientales a menudo estaban asociados con el bien. 
La película fue la primera que incluía animación en la que ninguno de los nueve animadores originales de Walt Disney se vio involucrado. Una de las técnicas utilizadas en la película contaba con la estructuración mediante el uso de vapor de Sodio. Esto permitía que tres escenas fueran compuestas juntas. Un ejemplo claro era un primer plano real, un fondo real, y un espacio central animado que podía incluir al dragón Elliott. Ken Anderson, que se había encargado de crear a Elliott, explicó que había decidido que el dragón debía ser un poco barrigón sin que fuera grácil o elegante a la hora de volar. Don Hahn, que fue ayudante de dirección para Don Chaffey en esta película, adquirió mucha experiencia en la combinación de acción real y animación. Terminaría por usar esa experiencia al trabajar en “¿Quién Engañó a Roger Rabitt?” (1988).
Tras su estreno, la película gozó de un éxito moderado. Logró recaudar un total de treinta y nueve millones de dólares tras haber hecho uso de un presupuesto de diez millones. Sin embargo, la película recibió unas críticas extraordinarias. 
La canción “Candle on the Water” recibió una nominación a los Oscar como Mejor Canción, pero perdió contra la canción “You Light Up My Life” de la película “Tú Iluminas mi Vida” (1977). La canción interpretada por Helen Reddy fue sacada a la venta como single por Capito Records, aunque con algunos arreglos diferentes con respecto a la interpretación en la película. El film también nominado al Oscar por la Mejor Banda Sonora, pero también perdió la estatuilla, en esa ocasión contra la película “Pequeña Música Nocturna” (1977).
En Marzo de 2013, Disney anunció el remake de la película, cuyo guion fue escrito por David Lowery y Toby Halbrooks. La nueva película fue diseñada con estilo dramático y no fue un musical. Fue estrenada en Agosto de 2016.

NOTA PERSONAL
Curiosamente, está película me había pasado completamente desapercibida hasta mis años universitarias, cuando la alquilé al verla en un videoclub. 
Quedé totalmente cautivado con la película, y sentí mucho no haber tenido la oportunidad de verla cuando todavía era un niño, ya que tiene todos los ingredientes que me hubieran fascinado. ¿Quién no hubiera deseado tener un dragón como amigo, y acabar viviendo en el Faro de un pueblo pesquero? Considerando el año en que fue realizada, la combinación de animación y personas reales está muy lograda, aunque fuera mucho más perfeccionada durante la siguiente década. Todas las canciones del musical son extraordinarias, siendo mi favorita “Candle in the Water”, pero recomendaría ver el film en versión original, pues tiene uno de los peores doblajes que oído nunca, cargándose las canciones (Y no tiene nada que ver con el país de origen del mismo). Helen Reddy y Mickey Rooney realizan una extraordinaria labor, y de entre los villanos destacaría a todos los Gogans, especialmente Shelley Winters, y Jim Dale como el desternillante Doctor Terminus. El propio Elliott tiene un diseño que me parece genial e hilarante, y me encantó ver expresiones prácticamente humanas en un dibujo animado. 
La aventura y trama tiene una evolución interesante, con un clímax emocionante y trepidante. Por otro lado, la idea de un dragón acudiendo en ayuda de niños necesitados me pareció muy acertada. La verdad es que no me canso de ver está película.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
A principios de la década de 1900, un joven huérfano llamado Pedro acaba de escapar de su familia acogida, los Gogans, debido a los constantes abusos que sufre. Los Gogans son montañeses que pagaron cincuenta dólares por Pedro para que el niño se encargue de todas las labores duras de su granja. Pedro ha logrado escapar con la ayuda de un enorme dragón, llamado Elliott, capaz de volverse invisible. Durante la noche, pedro se oculta en un tronco hueco y Elliott se encarga de hacer caer a los Gogans en un lodazal, obligando a la familia compuesta por Lena, su marido Merle y sus dos hijos Grover y Willie, a marcharse en otra dirección. Pedro decide pasar la noche en el tronco hueco para descansar.
A la mañana siguiente, Elliott se hace visible, mostrando su enorme tamaño y color verde, y ayuda a Pedro a desayunar algunas manzanas asadas. Pedro descubre un cartel que conduce al pueblo pesquero de Passamaquoddy, y decide que ambos deben acudir allí. Para no crear problemas y ser aceptado en el pueblo le pide a Elliott que se haga invisible. Sin embargo, Elliott es propenso a crear accidentes debido a ser extremadamente torpe. Esto provoca que Pedro sea marcado como fuente de mala suerte, y se vea metido en algunos problemas con habitantes como la profesora de la escuela o el mismísimo alcalde. Mientras Pedro reprende a Elliott, aparece en encargado del faro del pueblo, llamado Lampie. Este ve a Elliott accidentalmente mientras el dragón se ha hecho visible. Lampie entra en la taberna anunciando la presencia del dragón, pero como el hombre es propenso a la bebida no se le toma en serio. Su hija Nora llega a la taberna y tampoco le cree, culpando a los clientes de la misma del estado de Lampie.
Al anochecer, Pedro se refugia en una gruta ubicada en la playa. Tras acostar a su padre, Nora ve a Pedro en la playa y acude en su busca. En la gruta, Pedro riñe a Elliott por crear problemas, pero al final decide perdonar al que ha sido su único amigo. Nora entra en la gruta y encuentra a Pedro, aunque Elliott se hace invisible a tiempo. Nora le advierte que la marea subirá pronto e inundara la gruta. Conmovida ante la soledad del niño, le invita a pasar la noche en el faro, donde también le da de cenar. Pedro acepta y explica su historia con los Cogans a Nora, que se da cuenta que el niño tiene moratones en el cuerpo. Ambos no tardan en hacerse buenos amigos, y Pedro descubre que Nora estaba a punto de casarse con Paul, un marinero que desapareció con su barco en una tormenta hace un año. Pedro le promete que su dragón Elliott encontrará a Paul, y Nora acepta el ofrecimiento de forma divertida, pensando que Elliott no es más que un amigo imaginario.
A la mañana siguiente, Lampie reconoce a Pedro como el chico del dragón que vio, pero ambos también se hacen buenos amigos. 
Mientras tanto, el Doctor Terminus llega a Passamaquoddy acompañado de su ayudante Hoagy. Terminus es un doctor charlatán que se dedica a la venta de falsos remedios, y ha llegado huyendo del anterior pueblo donde ha estado, ya que sus habitantes se habían enfurecido por sus embustes. Los habitantes de Passamaquoddy ya le conocen y no le tienen afecto, pero Terminus consigue engatusarles una vez más con ayuda de Hoagy. Llegada la noche y tras recibir un nuevo traje que Nora le ha regalado, Pedro decide llevar la foto de Paul a la caverna para pedirle a Elliott que comience a buscar al marinero. Elliott accede a ayudar a Nora. Esa misma noche, Lampie conoce a Terminus y Hoagy en la taberna y revela haber conocido a Pedro y a su dragón. Aunque Terminus no le cree, Lampie lleva a Hoagy a la caverna, donde ambos ven a Elliott y escapan despavoridos.
A la mañana siguiente, los pescadores se quejan de la falta de pesca y culpan a Pedro del desastre, ya que la pesca desapareció el día que llegó. 
Nora se enfrenta a los pescadores acusándolos de supersticiosos, y alegando que la pesca cambia a menudo debido al cambio de corrientes marinas. Tras esto, Nora lleva a Pedro a la escuela local, donde la profesora ya está predispuesta contra el niño. Invisible, Elliott permanece fuera de la escuela; pero cuando la profesora castiga injustamente a Pedro, Elliott atraviesa ña pared de la escuela dejando su silueta en la misma. Al ver la silueta del dragón en la pared de la escuela, Terminus queda convencido de su existencia. Consciente de que la anatomía de un dragón posee usos medicinales reales, Terminus ve la posibilidad de un gran negocio.
Al día siguiente, Terminus visita a Pedro en el Faro y le pide que le venda su dragón, pero el joven se niega y Nora echa al charlatán del Faro. Tras esto, Nora y Lampie le ofrecen a Pedro que se quede a vivir con ellos, y el muchacho acepta entusiasmado ante la idea de tener una familia de nuevo. 
Sin embargo, los Gogans llegan a Passamaquoddy  buscando a Pedro y lo encuentran pescando langostas con Nora y Lampie. Nora se niega a entregar a Pedro y los Gogans intentan usar un bote para alcanzarle. Elliott, todavía invisible, llega a tiempo para hundir el bote de los Gogans. Mientras se secan, los Gogans conocen a Terminus, que les ofrece una alianza para que pueda hacerse con el dragón y los Gogans se queden con Pedro. Los Gogans aceptan y Terminus también convence a varios pescadores supersticiosos de que es necesario ayudarle a capturar al dragón, y así recuperar la pesca local.
Al anochecer surge una intensa tormenta mientras Terminus, los Gogans y los pescadores preparan una trampa para Elliott. Mientras tanto, Elliott visita a Pedro en el Faro, y le comunica que ha encontrado a Paul y que llegara pronto. Sin embargo, Nora no le cree estando segura que Paul ha muerto. También considera que Pedro debe olvidar a su amigo imaginario. Terminus logra atraer a Pedro a una trampa en el embarcadero, donde los Gogans le capturan. Hoagy, que ya ha visto a Elliott, se encarga de atraer al dragón al embarcadero. 
Una vez allí, Elliott encuentra a Pedro pero queda atrapado en una inmensa red. Sin embargo, Elliott consigue liberarse de la trampa y salvar a Pedro. Tras esto, quema el documento que prueba la compra de Pedro a manos de los Gogans, y hace que la familia escapa de Passamaquoddy despavorida. Al intentar matar a Elliott con un arpón, Terminus se enreda en la cuerda y sale disparado. Tras esto, Elliott salva al Alcalde, la maestra y varios habitantes del pueblo de un accidente, mostrándose ante ellos. Mientras tanto, la tormenta ha provocado que la luz del Faro se apague por culpa de una ola, mientras el barco de Paul se acerca a la costa. Nora se da cuenta de que el dragón existe, y Elliott consigue volver a encender la luz del faro, ayudando a que el barco de Paul llegue a la costa a salvo.
A la mañana siguiente ha salido el sol, todos los habitantes de Passamaquoddy se sienten agradecidos por la ayuda de Elliott. En el puerto, Nora se reencuentra con Paul felizmente. Elliott le comunica a Pedro que debe partir en busca de otros niños necesitados de ayuda, ya que Pedro ahora tiene una nueva familia que cuidara de él. Pedro entiende esto perfectamente, y se despide de su gran amigo. El dragón parte volando, mientras Pedro, Nora, Lampie y Paul se despiden de él desde tierra. La nueva familia llega al Faro para iniciar su nueva vida.

ESCENA
No sé porque está escena ha sido eliminada de la versión española, la canción solo se escuche en los créditos iniciales, porque es mi canción favorita de la película, “Candle on the Water”.