- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 24 de enero de 2018

EL INGLÉS QUE SUBIÓ UNA COLINA PERO BAJÓ UNA MONTAÑA

FECHA DE ESTRENO
12 de Mayo de 1995
TITULO ORIGINAL
The Englishman Who Went Up a Hill but Came Down a Mountain
DIRECTOR
Christopher Monger
PRODUCTOR
Sarah Curtis
GUION
Christopher Monger
REPARTO
Hugh Grant (Reginald Anson), Tara FitzGerald (Betty), Colm Meaney (Morgan el Chivo), Ian McNeice (George Garrad), Ian Hart (Johnny el conmocionado), Kenneth Griffith (Reverendo Robert Jones), Tudor Vaughan (Thomas Bobo), Hugh Vaughan (Thomas Bobo también), Robert Pugh (Williams el gasolina), Robert Blythe (Ivor), Garfield Morgan (Davies el Escuela), Lisa Palfrey (Blod), Daffyd Wyn Roberts (Tommy dos tiempos), Ieuan Rhys (Sargento Thomas), Anwen Williams (Mavis), David Lloyd Meredith (Jones el botella), Fraser Cains (Evans el fin del mundo), Jack Walters (Abuelo), Harry Kretchem (Muchacho), Howell Evans (Thomas el trenes), Maisie McNeice (Niña de la clase)
CINEMATOGRAFÍA
Vernon Layton
BANDA SONORA
Stephen Endelman
DISTRIBUIDA POR:
Miramax Films
DURACIÓN
99 minutos

THOMAS BOBO: “¿Pero cómo se mide?”
REGINALD ANSON: “Del mismo modo, comparándola con otras colinas.”
THOMAS BOBO: “¿Quién midió la primera colina?”
REVERENDO JONES: “¿Quién va a ser? Dios, hijo mío, Dios.”

JOHNNY EL CONMOCIONADO: “En Francia… en Francia cavábamos trincheras de diez millas. Con tierra de aquí hacíamos colinas allí. Movíamos campos. No sabéis lo que llegamos a hacer. Es posible pero cuesta mucho. Yo ayudaré.”

REVERENDO JONES: “Vamos, vamos. Dios nuestro señor tardó un día en separar el cielo de la tierra. No podemos pretender hacerlo mejor. Y ya hemos hecho lo más difícil. Eso es lo importante.”
JOHNNY EL CONMOCIONADO: “No hemos hecho lo peor.”
REVERENDO JONES: “Desde luego que sí. Casi hemos alcanzado los catorce pies.”
JOHNNY EL CONMOCIONADO: “Cuando se sube la base tiene que ser más grande.”
THOMAS BOBO: “Es cierto.”
REVERENDO JONES: “Pesimistas, eso es lo que sois. Y tú… tú dijiste que iba a llover.”
THOMAS BOBO TAMBIÉN: “Y lloverá.”

CURIOSIDADES
La película está basada en una historia que Christopher Monger escuchó a su abuelo sobre el verdadero pueblo de Taff’sWell, en el viejo condado de Glamorgan, y la cercana Garth Hill. A raíz de estas historias de su abuelo, Christopher Monger escribió el guion y se encargó de dirigir la película, que fue dedicada a la memoria de su abuelo. Llevó mucho tiempo el localizar lugares que pudieran pasar por Taff’s Well en 1910. La ubicación original al norte de Cardiff no era viable debido a varios aerogeneradores y torres de tendido eléctrico. Debido a esto y a la urbanización de toda el área durante el Siglo XX, se optó por rodar la película en los pueblos rurales de Llanrhaeadr-ym-Mochnant y Llansilin en Powys, Gales. 
El Coro Masculino de Gales utilizado para proporcionar música de fondo durante la película, era en realidad un Coro Masculino de Londres establecido en Gales.
A pesar de las implicaciones de la película, y las leyendas locales que el abuelo de Monger había escuchado, la historia es completamente ficticia. Los historiadores han determinado que la colina en la cumbre de Garth Mountain, que sirve de inspiración para la película, es un túmulo de la Edad de Bronce. En el año 1999, los oficiales locales y la Sociedad Histórica colocaron una señal en la montaña como aviso de que cualquiera que perturbara o alterara el túmulo se enfrentaba a dos años de prisión. Esto fue necesario porque la popularidad de la película había provocado que el lugar fuera visitado por numerosas personas. Uno de los aspectos que destacaron de la película fue la descripción humorística y afectuosa de los habitantes del pueblo. Curiosamente esto ha provocado que la película sea comprada con “Despertando a Ned” (1998), aunque la segunda fue estrenada tres años más tarde.
Hugh Grant se encontraba en plena popularidad tras su trabajo en “Cuatro Bodas y un Funeral” (1994). También en 1994 había trabajado con Tara Fitzgerald en una película menos conocida titulada “Sirenas” (1994), en la que Robert Jones había sido productor ejecutivo. Colm Meaney, que interpretaba a Morgan el Chivo, había cobrado fama al interpretar al personaje de Miles O’Brien en “Stark Trek: La Nueva Generación” (1987) y “Stark Trek: Espacio Profundo Nueve” (1993).
La película fue seleccionada para participar en el décimo noveno Festival de Cine Internacional de Moscú, y también fue mostrada en el Festival de Cine de Cannes del año 1917.

NOTA PERSONAL
Esta es una de esas películas que siempre he considerado una joya, y que curiosamente no demasiada gente conoce. 
La vi durante mi etapa como estudiante universitario alquilándola, y recuerdo que fue debido precisamente a la fama que Hugh Grant había adquirido tras “Cuatro Bodas y un Funeral” el año anterior. Así que fue de esas películas que alquilé ese año solamente porque el actor aparecía en ella. Años más tarde la alquilé para que toda la familia la viera, y me acuerdo que todos quedaron encantados. Sin embargo con el paso de los años debo reconocer que Hugh Grant es lo menos destacable de la película. Mirando en retrospectiva resulta evidente que Hugh Grant estaba bastante encasillado en el papel de joven tímido, apuesto y balbuceante. No es que fuera un mal actor, pero recurría mucho a esos aspectos interpretativos y su atractivo. Su historia de amor en la película es bastante simple, aunque me da la sensación de que esto fue realizado a propósito para que no eclipsara otros aspectos más importantes.
La película destaca por un reparto no muy conocido, que interpreta a unos personajes muy variopintos… los de los habitantes del pueblo. 
La dinámica entre los personajes de Morgan el Chivo y el Reverendo Jones, genialmente interpretados por Colm Meaney y Kenneth Griffith, es simplemente brillante. Los personajes son caras opuestas de la misma moneda, su amor y dedicación por el pueblo en el que viven y por conseguir que Ffynnon Garw continúe siendo una montaña. Los dos lideran a una serie de personajes pintorescos y divertidos, pero a la vez dotados de una ternura muy particular. Creo que el secreto de la película es la empatía que logra trasmitir al espectador por los habitantes del pueblo y su causa. Otro aspecto divertido es la serie de sabotajes a los que los topógrafos son sometidos para obligarles a quedarse allí.
En términos generales es una de las comedias más inteligentes que he tenido el gusto de ver, que además de divertir consigue enternecer el corazón del espectador. Su mensaje principal es igualmente importante, y es que a través de la unidad no hay tarea imposible de llevar a cabo.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1917, dos retirados oficiales del ejército llegan al pueblo de Ffynnon Garw. El más joven se llama Anson acaba de salir del hospital tras haber servido en Francia. Su superior Garrad, ha sido apartado al servicio de topografía pues su destacamento se había dado a la bebida por tener que aguantar su insoportable forma de ser. Al llegar al pueblo en domingo visitan la taberna de Morgan el Chivo, mientras el resto de los habitantes se encuentran en la iglesia escuchando los discursos radicales del Reverendo Jones. Anson y Garrad deciden hospedarse en la posada de Morgan, ya que han llegado para realizar un trabajo de topografía. Los habitantes del pueblo de Ffynnon Garw se muestran muy orgullosos de su montaña del mismo nombre, pero Garrad les avisa que solo aparecerá en los mapas si logra medir por lo menos mil pies, medida mínima de una montaña. Todo lo que esté por debajo será considerado una colina.
Garrad le pide a Morgan que le busque un ayudante que les ayude en su trabajo, que será remunerado. 
Morgan propone a Johnny el Conmocionado, un antiguo soldado que no ha vuelto a hablar tras regresar de la guerra, aunque el joven no accede. Tanto Morgan como el Reverendo Jones, que no se pueden soportar, sienten preocupación de que la considerada primera montaña de Gales siga siéndolo. Anson y Garrad suben a realizar una primera apreciación de la supuesta montaña, mientras los habitantes ya han comenzado a hacer una apuesta sobre la medida de la misma. Al regresar a la taberna, Garrad da una medida estimada de 930 pies. Anson intenta tranquilizar a Morgan asegurándole que la medida es una simple aproximación.
Al día siguiente dos hermanos llamados Thomas Bobo y Thomas Bobo también visitan a Anson y Garrad, ofreciendo sus servicios como porteadores. Cuando los topógrafos regresan a Ffynnon Garw para realizar sus medidas oficiales, se encuentran con que numerosos habitantes del pueblo se encuentran allí. 
Por la noche todos se reúnen en la taberna para realizar apuestas y descubrir la medida oficial de su montaña. Sin embargo Anson desilusiona a todos los presentes al declarar que Ffynnon Garw mide 984 pies, y que por lo tanto es una colina por cuatro metros de diferencia. El Reverendo Jones decide convocar una asamblea en el ayuntamiento para discutir el grave problema al que se enfrenta el pueblo. Allí propone solicitar que Ffynnon Garw sea considerada una montaña, pero Morgan propone que no supliquen y añadan los dieciséis pies restantes a mano para que así sea una montaña. El Reverendo Jones cede con la condición de que la tierra sea extraída del pueblo y llevada a lo alto de la montaña, y que esta no se rebaje para ser elevada para cumplir los requisitos. Johnny el Conmocionado habla por primera vez desde su regreso para apoyar la idea del Reverendo, y el plan es aprobado. El alcalde, el sargento y Morgan le solicitan a Anson que se queden el tiempo suficiente para que añadan veinte pies más a la montaña, pero el joven les comunica que deben partir al día siguiente.
Morgan hecha dos libras de azúcar en el depósito del coche de los topógrafos, y a la mañana siguiente ambos se quedan en el pueblo debido a que el coche no puede arrancar. Los oficiales del pueblo colocan el asta de su bandera en lo alto de la montaña para tener una idea de la altura a la que deben llegar. Para asegurarse de que Anson y Garrad se quedan, el Reverendo Jones picha una de las ruedas de su coche también. Mientras tanto el pueblo comienza la tarea de extraer tierra de sus cercanías y subirla hasta Ffynnon Garw. El mecánico encargado del coche de Anson y Garrad sabotea su coche y les comunica que tendrán que esperar dos días en el pueblo. En encargado de la estación del tren también miente y les comunica que no hay trenes de pasajeros que pasen por el pueblo, solo de carbón. Al final del día, los habitantes del pueblo han conseguido elevar la altura casi catorce de los veinte pies, pero Tommy indica que a medida que avancen la base tendrá que ser más ancha. 
Mientras tanto Morgan convoca a Betty de Cardiff, un antigua amante, para que se haga pasar por la Señorita Elizabeth y mantenga a Anson entretenido.
A pesar de todos los esfuerzos de los habitantes del pueblo, esa misma noche tiene lugar una fuerte tormenta. La lluvia provoca que la tierra llevada a la montaña comience a desmoronarse. Morgan envía al mecánico y Johnny a cubrir la construcción con una lona, pero el joven Johnny tiene un ataque de pánico debido a los rayos y la tormenta. Cuando su hermana, que tiene una relación con Morgan, va a recogerlo a la taberna, Anson encubre a Betty asegurando que están con él. Anson se encarga de atender a Johnny, lo que le ayuda a ganarse el cariño de Betty. Al día siguiente sigue lloviendo, la pieza del coche de los topógrafos no ha llegado y el coche ha quedado completamente inundado. Garrad envía un telegrama a su departamento, que le asegura que se pueden coger trenes en dirección al norte, pero supuestamente las vías han quedado inundadas… aunque solo para los trenes de pasajeros. La lluvia persiste durante todo el viernes y el sábado.
El domingo amanece soleado y Morgan le pide al Reverendo Jones que dé permiso a sus feligreses para trabajar en la montaña, ya que solo les queda ese día. El Reverendo responde enojado que espera que Morgan acuda al servicio por una vez en su día. Morgan decide acudir a misa, donde para su sorpresa el Reverendo Jones anima a todo el pueblo a continuar su trabajo en Ffynnon Garw. Anson le comunica a Betty que partirán el lunes a primera hora, aunque admite que le ha cogido gran cariño al pueblo. Betty comienza a sentir cariño por Anson, y le confiesa que no es ninguna dama y que todo ha sido un plan de Morgan para retenerle. Los habitantes del pueblo descubren que la lluvia ha reducido los catorce pies que habían transportado, quedando solamente en nueve, pero no cejan en su empeño. Ayudado por Betty, Anson también decide acudir a lo alto para realizar una nueva medición al anochecer. Para perfeccionar el añadido todavía más, los habitantes del pueblo deciden cubrirlo con césped extraído del campo de football de la escuela. 
Johnny también vence el miedo a la experiencia que sufrió el día de la tormenta y acude a ayudar siendo recibido con aplausos por los habitantes del pueblo. Emocionado, Anson también comienza a ayudar cuando está a punto de acabar el día.
Sin embargo, tras seis subidas y bajadas el Reverendo Jones, ya de ochenta y dos años, sufre un ataque al corazón. Antes de morir solicita hablar con Morgan y le pide que sea enterrado en lo alto de la montaña. Aunque ha anochecido, Anson decide pasar la noche en Ffynnon Garw para realizar la medición al amanecer, y Betty se queda con él para hacerle compañía. Durante la noche, Anson le pide matrimonio a Betty y la joven accede. Al amanecer y tras realizar la medición la pareja acude de regreso al pueblo. Allí Anson declara que Ffynnon Garw se ha convertido en una montaña de 1002 pies. De esta forma Anson se convierte en el inglés que subió una colina pero bajo una montaña. Todo el pueblo celebra el acontecimiento.
Décadas más tardes los descendientes de tal hazaña descubren que la altura de la montaña se ha reducido y solo mide 997 pies. Todo el pueblo se moviliza de nuevo para volver a elevar la montaña.

ESCENA
A falta de escenas dejó el comienzo que sirve de introducción a la historia y presenta a sus personajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario