- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 27 de noviembre de 2019

SONRISAS Y LÁGRIMAS

FECHA DE ESTRENO
2 de Marzo de 1965
TÍTULO ORIGINAL
The Sound of Music
DIRECCIÓN
Robert Wise
PRODUCCIÓN
Robert Wise
GUION 
Ernest Lehman
REPARTO
Julie Andrews (Maria von Trapp), Christopher Plummer (Capitán von Trapp), Eleanor Parker (Baronesa Schraeder), Richard Haydn (Max Detweiler), Peggy Wood (Madre Abadesa), Charmian Carr (Liesl von Trapp), Nicholas Hammond (Friedrich von Trapp), Heather Menzies (Louisa von Trapp), Duane Chase (Kurt von Trapp), Angela Cartwright (Brigitta von Trapp), Debbie Turner (Marta von Trapp), Kym Karath (Gretl von Trapp), Anna Lee (Hermana Margaretta), Portia Nelson (Hermana Berthe), Ben Wright (Herr Zeller), Daniel Truhitte (Rolfe), Norma Varden (Frau Schmidt), Gil Stuart (Franz), Marni Nixon (Hermana Sophia), Evadne Baker (Hermana Bernice)
CINEMATOGRAFÍA
Ted D. McCord
BANDA SONORA
Irwin Kostal
DISTRIBUIDA POR:
20th Century Fox
DURACIÓN 
174 minutos

CAPITÁN VON TRAPP: “Fraulein, he sido muy grosero. Le pido perdón”
MARIA: “No, yo he hablado de más. Es uno de mis peores defectos.”
CAPITÁN VON TRAPP: “Tenía razón. No conozco a mis hijos.”
MARIA: “Está a tiempo. Ellos desean su intimidad.”
CAPITÁN VON TRAPP: “Usted ha vuelto a traer la música a esta casa. La había olvidado. Fraulein, quiero que se quede. Le ruego que se quede.”
MARIA: “Si puedo ser de alguna utilidad.”
CAPITÁN VON TRAPP: “Ya lo ha sido, más de lo que cree.”

CAPITÁN VON TRAPP: “María, ya no hay ninguna Baronesa.”
MARIA: “¿No hay?”
CAPITÁN VON TRAPP: “No.”
MARIA: “No comprendo.”
CAPITÁN VON TRAPP: “Es que hemos roto nuestro compromiso y…”
MARIA: “Oh, lo siento.”
CAPITÁN VON TRAPP: “Sí, ¿lo siente?”
MARIA: “¿Han roto?”
CAPITÁN VON TRAPP: “Sí, uno no puede casarse con una persona si está enamorado de otra.”

CURIOSIDADES
La película está basada en las memorias de Maria von Trapp, “The Story of the Trapp Family Singers”, publicado en 1949 para promocionar a la familia de cantantes tras la muertes de su marido Georg en 1947. Productores de Hollywood mostraron su interés por comprar los derechos del título nada más, pero Maria se negó al desear que toda su historia fuera narrada. En el año 1956, el productor aleman Wolfgang Liebeneiner se hizo con los derechos cinematográficos por nueve mil dólares; y contrató a George Hurdalek y Herbert Reinecker para escribir el guion. Franz Grothe supervisó la banda sonora, que consistía en canciones de folclore popular de Austria. 
“La Familia Trapp” fue estrenada en Alemania el nueve de octubre, convirtiéndose en un éxito inmediato. Dos años más tarde, Liebeneiner dirigió una segunda parte, “La Familia Trapp en América” (1958). Ambas películas gozaron de gran éxito y fama tanto en Europa como en Sudamérica.
En el año 1956, Paramount Pictures se hizo con los derechos cinematográficos para los Estados Unidos. Su intención era crear una versión en inglés de la primera película alemana, y contar con Audrey Hepburn para que interpretara a Maria. El estudio terminó por descartar la idea, pero uno de sus directores, Vincent J Donehue, propuso convertir la historia en una obra de teatro musical para Mary Martin. Los productores Richard Halliday y Leland Heyward se hicieron con los derechos y contrataron a los escritores Howard Lindsay y Russel Crouse, que habían ganado el Premio Pulitzer por la obra “State of the Union”. Le pidieron a Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II para que escribieran una canción para el musical, pero los compositores consideraron que su estilo y el de la música popular austriaca no forjarían una buena mezcla. 
Se ofrecieron para componer una nueva banda sonora para toda la producción, su los productores estaban dispuestos a esperar a que completaran su trabajo con el musical “Flower Drum Song”. Los productores accedieron a esperar todo lo necesario. El musical “The Sound of Music” se estrenó en noviembre de 1959, en el Teatro Lunt-Fontanne de Nueva York, y se mantuvo en Broadway durante casi mil quinientos pases, ganando seis Tony Awards, incluido el de Mejor Musical. En junio de 1960, 20th Century Fox se hizo con los derechos para realizar una adaptación cinematográfica del musical.
Richard Rodgers añadió dos canciones para la película, “I Have Confidence” y “Something Good”, pero decidió omitir tres canciones del musical. Éstas fueron “How Can Love Survive”, “No Way to Stop It” y “Ordinary Couple”. Marc Breaux y Dee Dee Wood se encargaron de crear las secuencias de coreografías, incluyendo ubicaciones en Salzburgo. Ambos habían trabajado previamente con Julie Andrews en “Mary Poppins” (1964). 
La película fue rodada entre el veintiséis de marzo y el uno de septiembre de 1964. Lehman nunca tuvo duda de que Julie Andrews debía interpretar a Maria. Cuando Wise se unió al proyecto añadió seis opciones para el papel, que incluían a Andrews como su primera opción, a Grace Kelly y a Shirley Jones. Cuando ambos acudieron a Disney Studios para ver metraje de la todavía no estrenada “Mary Poppins” (1964). Tras ver algunos minutos de metraje Wise le dijo a Lehman que debían convencerla antes de que se la quitaran de las manos. Julie Andrews tuvo sus dudas ante el proyecto, porque consideraba que la obra musical en la que se basaba era demasiado ñoña. Al descubrir que Wise y Lehman también estaban preocupados por esto, y deseaban reducir esa ñoñez, firmó para interpretar a la protagonista. Para interpretar al Capitán von Trapp se consideraron actores como Bing Crosby, Yul Brynner, Sean Connery o Richard Burton. Wise deseaba contar con Christopher Plummer, tras haberle visto en Broadway, pero el actor se negó en repetidas ocasiones. 
Wise acudió a Londres para explicarle el concepto del film, y el actor aceptó tras recibir garantías de que podría trabajar con Lehman para mejorar el personaje.
La película se hizo con cuatro Oscar de la Academia a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Banda Sonora, y Mejor Sonido. Tuvo cinco nominaciones adicionales. Julie Andrews fue nominada como Mejor Actriz, pero perdió la estatuilla contra Julie Christie por su papel en “Darling”. Peggy Wood fue nominada como Mejor Actriz Secundaria por interpretar a la Madre Abadesa, pero perdió contra Shelley Winters por su papel en “Un Retazo de Azul. En las categorías de Mejor Cinematografía, Mejor Diseño de Producción y Mejor Vestuario perdió contra la película “Doctor Zhivago”.

NOTA PERSONAL
Que puedo decir de una de mis películas favoritas. Mi contacto inicial fue con la obra musical.  A nuestra llegada a Madrid, mis padres nos llevaron a ver dos musicales en el teatro. Uno de ellos fue “Annie” y el otro “Sonrisas y Lágrimas”. Quedé completamente entusiasmado con los dos, pues sentaron la base de mi afición a los musicales. Evidentemente no vi la película en el cine, sino alquilándola en video, y no puedo enumerar la cantidad de veces que la he visto. También es una de las películas favoritas de mi padre, quien creo la ha visto más veces que yo.
Sin duda hay que comenzar por Julie Andrews, quien sin duda es mi actriz musical favorita. No voy a decir que su papel en la película sea mi favorito, pero sigue siendo sobresaliente. La actriz consigue transmitir la pasión del personaje por la vida, la libertad, la música, y esa formidable incapacidad a mantener su boca cerrada. Christopher Plummer no se queda atrás, ya que su personaje es probablemente el que sufre una mayor evolución en la trama. 
El viaje del Capitán, a través de la frialdad y un ambiente estricto hasta sucumbir a los encantos y el entusiasmo de Maria, es formidable. La química entre ambos actores es igualmente genial, sobre todos esos momentos cómicos en los que la joven pone a prueba la paciencia del capitán. También hay que mencionar el análisis del entusiasmo del primer amor, a través de los personajes de Liesl y Rolfe. Y es que siendo muy joven me quedé impactado al ver como ese idílico romance que se muestra al principio, termina de forma tan trágica y a causa del odio del nazismo. Los personajes de Max y la Baronesa también resultan extraordinarios, siendo el primero el elemento más cómico. La Baronesa me fascinó por evitar ser mostrada tan malvada como se intuía, para al final revelar esa bondad formidable. Que decir de los niños, que funcionan más como un grupo que de forma individual. Creo que los que más destacan son Liesl, Kurt y Gretl, los dos últimos por sus momentos tan cómicos. No debo negar que siendo preadolescente encontré a Friedrich extremadamente atractivo.
Todas las canciones son extraordinarias, y esto es raro en un musical. Me decanto más por la genialidad de “Do, Re, Mi” y la maravillosa “Edelweiss”, pero todas son formidables. En términos generales solo puedo tildar esa película como una obra maestra.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el Salzburgo de 1938, Austria, Maria es una joven novicia en la Abadía de Nonnberg. Su amor por la música y las montañas, su entusiasmo e imaginación juvenil y su falta de entusiasmo le provocan constantes problemas con el resto de las monjas. La Madre Abadesa la hace llamar para discutir su futuro, al estar convencida de que sería más feliz fuera de la abadía. Por ese motivo decide enviarla a la villa del retirado oficial de la marina, el Capitán Georg von Trapp. Este ha quedado viudo hace poco y necesita una institutriz para sus siete hijos. A su llegada, Maria descubre que el Capitán von Trapp ha educado a sus hijos siguiendo estrictos sistemas de disciplina militar, ignorando sus sentimientos. 
Aunque los siete niños se muestran rebeldes y gastan bromas a Maria, la joven no tarda en hacerse con su cariño. También consigue ganarse el afecto de la hija mayor Liesl, al descubrir que tiene un romance con un joven mensajero llamado Rolfe y mantenerlo en secreto.
El Capitán von Trapp acude a Viena para encontrarse con la Baronesa Elsa Schraeder, con quien mantiene un romance, prometiendo traerla para presentarla ante sus hijos. Durante su ausencia, Maria diseña ropas de juego para los niños con las cortinas de su habitación. Maria lleva a los niños de visita por Salzburgo y las montañas que rodean la ciudad. Cuando el Capitán von Trapp regresa acompañado de la Baronesa y su amigo mutuo, el agente musical Max Detweiler, se encuentra con Maria y los niños paseando en barca. Los niños se entusiasman al ver a su padre, haciendo que la barca vuelque y todos caigan al agua quedando empapados. El Capitán se muestra enfurecido por el espectáculo y decide ignorar los ruegos de Maria, que le indica que se está perdiendo el cariño e infancia de sus hijos, ordenando que regrese a la Abadía. 
Sin embargo, pronto escucha a los niños cantando una canción con la Baronesa y conmovido se une cantando, por primera vez en años. Tras esto, decide disculparse con Maria, rogándole que permanezca con ellos.
Max queda impresionado al escuchar a los niños cantar y les propone que participen en el ya cercano Festival de Salzburgo. Sin embargo, el Capitán se niega en rotundo al no desear que los niños canten en público. A pesar de esto, decide organizar una gran fiesta en la mansión. La noche de la fiesta, Maria y los niños observan a los invitados desde la terraza del jardín. Cuando el Capitán observa como María intenta enseñarle a su hijo Kurt el baile tradicional Ländler, decide interrumpirles para bailar con la joven. El baile culmina en un abrazo en el que Maria se sonroja, y esto no pasa desapercibido para la Baronesa. Convencida de que está surgiendo algo entre ambos, la Baronesa convence a Maria para que regrese a la Abadía, antes de que pueda ocurrir algo que acabe con la felicidad de la familia. En la Abadía todas las monjas se percatan de que Maria ha cambiado, esta triste y carece de entusiasmo alguno. 
La Madre Abadesa se reúne con ella y descubre que está confusa sobre sus sentimientos hacia el Capitán. Tras indicarle que la Abadía no sirve como refugio para evitar problemas, le ordena que regrese a la mansión de los von Trapp para aclarar sus sentimientos. En la villa, los niños están tristes desde la repentina marcha de Maria, y descubren que su padre y la Baronesa se han prometido en matrimonio. Maria regresa para alegría de los niños, aunque la joven queda devastada ante la inminente boda. El Capitán le pregunta cuánto tiempo se quedara, y Maria le indica que permanecerá con ellos hasta que encuentren a una substituta. Esa misma noche, el Capitán se percata de sus sentimientos y rompe su compromiso, de forma amigable, con la Baronesa. El Capitán se reúne en el jardín con Maria, confesando sus sentimientos hacia ella. El Capitán y Maria contraen matrimonio en la Abadía, ante la alegre mirada de los niños y las monjas.
Mientras el Capitán y María disfrutan de su Luna de Miel, Max decide inscribir a los niños en el Festival de Salzburgo a pesar de la negativa des u padre. Al descubrir la anexión de Austria a la Alemania Nazi, el Capitán y Maria deciden regresar a casa. 
Allí reciben un telegrama ordenándole al Capitán que acuda a la base naval alemana en Bremerhaven, donde deberá aceptar un puesto en la Marina Alemana. Completamente en contra de la Alemania Nazi y la anexión, el Capitán declara que la familia deberá abandonar Austria cuanto antes y partir hacia Suiza. Muchos de los amigos de la familia han aceptado la Anexión, al igual que Rolfe que se ha unido a las Juventudes Hitlerianas. Al intentar escapar durante la noche, son descubiertos por un grupo de las SA, liderado por Hanz Zeller. El Capitán explica que se dirigen a participar en el Festival de Salzburgo, y Zeller decide escoltarles, indicando que el Capitán deberá acompañarles después.
Tras su actuación final en el Festival, el Capitán y su familia no se presentan a recibir el primer premio y escapan, ocultándose en la Abadía. Las monjas les ayudan a esconderse de las SA, pero Rolfe les descubre. Al ver a Liesl, Rolfe permite que Maria y los niños escapen pero retiene al Capitán a mano armada. El Capitán está a punto de convencerle para que les acompañe, pero Rolfe opta por delatarle mediante su silbato. Sin embargo, la familia von Trapp logra escapar a las SA, cuyos coches son saboteados por las monjas de la Abadía. A la mañana siguiente, tras conducir hasta la frontera con Suiza, la familia la atraviesa a pie a través de los Alpes Suizos para comenzar una nueva vida.

ESCENA
Sin duda me quedo con la canción “Do, Re, Mi”, que aunque puede no ser la mejor del film, es una idea muy original para aprender las notas musicales.

miércoles, 20 de noviembre de 2019

CAPITÁN AMÉRICA: EL PRIMER VENGADOR

FECHA DE ESTRENO
19 de Julio de 2011
TÍTULO ORIGINAL
Captain America: The First Avenger
DIRECCIÓN 
Joe Johnston
PRODUCCIÓN
Kevin Feige
GUION 
Christopher Markus, Stephen McFeely
REPARTO
Chris Evans (Steve Rogers / Capitán América), Tommy Lee Jones (Coronel Chester Phillips), Hugo Weaving (Johann Schmidt / Cráneo Rojo), Hayley Atwell (Peggy Carter), Sebastian Stan (Bucky Barnes), Dominic Cooper (Howard Stark), Neal McDonough (Dum Dum Dugan), Derek Luke (Gabe Jones), Stanley Tucci (Abraham Erskine), Toby Jones (Arnim Zola), JJ Feild (James Montgomery Falsworth), Samuel L. Jackson (Nick Furia), Richard Armitage (Heinz Kruger), Kenneth Choi (Jim Morita)
CINEMATOGRAFÍA
Shelly Johnson
BANDA SONORA
Alan Silvestri
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
124 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
Los Vengadores

ABRAHAM ERSKINE: “Pero lo más importante es el hombre. El suero amplifica todo lo que haya en el interior, así que lo bueno se vuelve mejor, lo malo se vuelve peor. Por eso fuiste elegido, porque un hombre fuerte que ha tenido ese poder toda su vida puede perder el respeto a esa fuerza; pero un hombre débil aprecia el valor de la fortaleza, y conoce la compasión.”
STEVE ROGERS: “Gracias, supongo.”
ABRAHAM ERSKINE: “Pase lo que pase mañana, prométeme una cosa, que seguirás siendo quien eres. No un soldado perfecto, sino un buen hombre.”

CURIOSIDADES
Se trata de la quinta película de la saga conocida como el Universo Cinematográfico de Marvel, y la primera del Capitán América. Ya años atrás, en 1997, Marvel había establecido negociaciones con Mark Gordon y Gary Levinsohn para producir una película del superhéroe. 
Larry Wilson y Leslie Bohem fueron escogidos para escribir el guion. El proyecto fue cancelado quizás debido al fracaso que había supuesto la película “Capitán América” (1990). En mayo de 2000, Marvel se unió a Artisan Entertainment para ayudar a financiar la película, pero se vieron enfrentados a nuevos problemas. Surgió un pleito entre Marvel Comics y Joe Simon sobre la propiedad de los derechos del personaje, que interrumpió el proceso de desarrollo de la película. Dicho pleito fue resuelto en septiembre de 2003, tres años después. Dos años más tarde, Marvel recibió medio millón de dólares por parte de Merrill Lynch, para poder producir diez películas de forma independiente, incluyendo la del Capitán América. Paramount Pictures accedió a distribuirla. Al principio iba a ser una película independiente, y la primera mitad de la misma tendría lugar durante la Segunda Guerra Mundial, mientras que en la segunda mitad la acción se trasladaría al presente. El productor Avi Arad opinaba que la mayor baza del proyecto se encontraba en el hecho de que el superhéroe era un hombre extraído de su tiempo, que sesenta años después tenía que observar los cambios del país y considerar si eran positivos. 
Una de sus influencias era la trilogía de “Regreso al Futuro”. En el año 2006, Arad esperaba poder establecer el verano de 2008 como fecha de estreno. Jon Favreau conversó con él para proponerle que le dejara dirigir la película como una comedia, pero al final optó por embarcarse en el proyecto de “Iron Man” (2008). En abril de 2006, se contrató a David Self para encargarse del guion, y se habló con Joe Johnston para que fuera el director.
El proyecto se vio detenido durante la huelga del Gremio de Guionistas de América entre 2007 y 2008. Sin embargo, en enero de 2008, Marvel Entertainment logró alcanzar un acuerdo con el mencionado gremio para que sus guionistas pudieran regresar a los proyectos de la compañía que ya se encontraban en desarrollo. Tras el éxito de “Iron Man” (2008), Marvel anunció que la película “El Primer Vengador: Capitán América” sería estrenada en mayo de 2011, aunque tuvo que retrasarse a julio. 
Louis Leterrier, que había dirigido “El Increíble Hulk” (2008), pudo ver el arte conceptual de la película, y se impresionó tanto que llegó a ofrecerse para dirigir el proyecto, pero Marvel rechazó la oferta. Johnston se convirtió en el director oficial en noviembre de 2008, y contrató a Christopher Markus y Stephen McFeely para que reescribieran el guion. Johnston fue escogido por su trabajo como director en “Rocketeer” (1990) y por colaborar en la creación de los efectos especiales de la trilogía original de “Star Wars”.
Chris Evans fue contratado para interpretar a Steve Rogers, después de la buena acogida que había tenido por su interpretación de la Antorcha Humana en “Los Cuatro Fantásticos” (2005). Evans llegó a rechazar la oferta tres veces, antes de firmar un contrato con Marvel para aparecer en seis películas. Reconoció haber sentido miedo de que la película no funcionara, pero decidió aceptar la oferta al percatarse de que Marvel estaba haciendo buenas películas en su nueva saga cinematográfica.

NOTA PERSONAL
Debo reconocer que esperaba más de esta película, aunque en términos generales me pareció bastante buena. La ambientación de la era de la Segunda Guerra Mundial me pareció formidable, y Chris Evans es un perfecto Capitán América. Sin embargo, las escenas del superhéroe en acción podrían haber sido mejores, aunque su agilidad fuera algo difícil de emular. En posteriores películas me pareció muchísimo más logrado. Hugo Weaving es un excelente actor, pero me parece que el director y el guionista no le rindieron verdadero tributo al demente Cráneo Rojo. En la película me pareció bastante light.
Eso sí, la personalidad de Steve Rogers, su heroísmo, inteligencia y altruismo están llevados a cabo a la perfección. Toda su evolución es creíble, y es lo que más destaca en la película. Sus conversaciones con Erskine son francamente interesantes, y el desarrollo de su relación con la Agente Carter igualmente creíble. 
Así que aunque la película tiene carencias en ciertos elementos de acción y sus villanos, la parte humana de los héroes y su relación entre ellos compensan dicha carencia.
Lo mejor de esta saga, es que su equipo creativo tendía a escuchar a los fans, y se animaban a corregir determinados errores. De esta forma la siguiente película del Capitán América se convirtió en una de las mejores, sino la mejor.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el presente, un grupo de científicos han acudido al Ártico cuando un petrolero les ha comunicado haberse topado con una aeronave congelada. Una vez dentro, descubren el legendario escudo del Capitán América.
En marzo de 1942, el oficial Nazi conocido como Johann Schmidt y sus soldados logran hacerse con una antigua reliquia llamada Teseracto en el pueblo de Tønsberg, en el ocupado país de Noruega. El objeto posee poderes desconocidos e ilimitados. 
En la Ciudad de Nueva York, el joven y escuálido Steve Rogers fracasa en su intento de ser reclutado en el ejército, debido a sus múltiples problemas físicos. El Sargento James “Bucky” Barnes, amigo de Steve, ya tiene destino en Inglaterra. Antes de partir, Bucky lleva a Steve a una exposición de tecnología futura presentada por Howard Stark, director y dueño de Industrias Stark. Allí, Steve comparte con Bucky su frustración por no poder alistarse, sin darse cuenta de que el Doctor Abraham Erskine le ha escuchado. Steve intenta alistarse de nuevo con una identidad falsa. Erskine se presenta ante el joven alegando ser consciente de sus cinco intentos de alistarse, y decide darle una oportunidad explicando que el físico no lo es todo. Mientras tanto, Johann Schmidt y el científico Arnim Zola consiguen canalizar el poder del Teseracto, conscientes de que su poder cambiará la guerra y el mundo.
Steve es reclutado en la Reserva Científica Estratégica, bajo el mando del Coronel Chester Phillips y la británica Agente Peggy Carter. 
El Coronel Phillips explica a los reclutas que serán sometidos a un arduo entrenamiento, tras el cual uno de ellos será seleccionado para convertirse en el primer supersoldado de América. Phillips se muestra en contra de que Rogers sea seleccionado, pero Erskine valora su integridad, valor e inteligencia durante los entrenamientos. Cuando Steve se lanza para cubrir una granada con su cuerpo, sin saber que es falsa, Phillips se percata de su valor. Una noche, Erskine le habla a Steve de Johann Schmidt, Nazi y director de la división científica Nazi conocida como Hidra. Schmidt utilizó el suero incompleto de Erskine, adquiriendo una gran fuerza, pero una locura que aumentó su maldad. El suero ha sido completado y Steve Rogers es seleccionado para ser el primer supersoldado. Sin embargo, Schmidt ha descubierto la ubicación de Erskine y ha dado la orden de que sea asesinado. De camino a la prueba, Steve conversa con la Agente Carter confesándole que apenas ha hablado nunca con una mujer, que nunca ha bailado, y que sigue esperando a la mujer adecuada. 
La Agente Carter continúa desarrollando afecto y admiración hacia el joven y sus valores. Erskine somete a Steve al tratamiento del supersoldado con ayuda de Howard Stark, y ante varias personalidades. El experimento es un éxito y Rogers surge más alto y con una estructura muscular perfecta, con sus habilidades físicas considerablemente aumentadas. Inmediatamente después del experimento, Erskine es asesinado por el asesino Nazi Heinz Kruger y huye con la única muestra del suero, y Rogers le persigue por toda la ciudad haciendo uso de su nueva fuerza y extraordinaria agilidad, hasta capturarle. Sin embargo, Kruger se suicida con una capsula de cianuro para no ser interrogado y la muestra del suero resulta destruida.
Schmidt es visitado por varios oficiales enviados por Hitler, frustrado por la carencia de avances por parte de Hidra y exigiendo que “Cráneo Rojo” de resultados. Enfurecido por el apodo empleado, Schmidt revela que su plan es acabar con Hitler y conquistar el mundo. 
Schmidt usa sus nuevas armas desintegradoras, con poder del Teseracto, y asesina a todos los oficiales presentes. En Nueva York, el programa de Erskine es clausurado ya que no dejó la fórmula por escrito y nadie puede reproducir el suero. El Coronel Phillips declara que su nueva misión es acabar con Hidra, y que partirá a Londres con Stark y la Agente Carter, pero no cuenta con Steve. El Senador Brandt utiliza a Rogers para que recorra la nación con un colorido uniforme bajo la identidad del Capitán América, para animar a la gente a comprar Bonos de Guerra. Steve se siente nuevamente frustrado por su trabajo, y por no poder luchar por América.
En 1943, Steve participa en una gira en Italia, donde actúa ante soldados que no le muestran respeto alguno. Allí se encuentra con la Agente Carter, que le reta a usar sus nuevas habilidades para algo más importante. Steve descubre que Bucky forma parte de un escuadrón que ha sido capturado por las fuerzas de Schmidt. 
Al enfrentarse a Phillips exigiendo un rescate, éste le indica que su prioridad es ganar la guerra. Steve decide acudir al rescate de Bucky y sus compañeros de batallón. La Agente Carter y Stark le ayudan llevándole en avión, desde el cual salta en paracaídas. Steve se infiltra en la fortaleza de Hidra, donde consigue liberar a los soldados capturados, que inician un ataque sobre la fortaleza de Hidra. Ante el ataque de los soldados liberados, Schmidt decide destruir la fortaleza, mientras Steve libera a Bucky que ha estado siendo torturado. Antes de escapar, Steve se ve enfrentado a Schmidt, que retira su máscara y muestra su verdadero rostro, el de un cráneo rojo. Schmidt revela que ese fue el efecto del suero imperfecto, y escapa en una aeronave mientras Zola escapa en coche. Junto a los soldados rescatados, Steve regresa al campamento donde se gana el respeto de todos los soldados que aplauden al Capitán América. Phillips queda impresionado por los actos de Rogers, y decide no tomar represalias.
Ya en Londres, Rogers recluta a Bucky, Dum Dum Dugan, Gabe Jones, Jim Morita, James Montgomery Falsworth y Jackes Dernier para atacar el resto de las bases de Hidra. Howard Stark le proporciona un nuevo uniforme más resistente, y un nuevo escudo circular fabricado con Vibranium, un metal raro y prácticamente indestructible. El Capitán América y su equipo comienzan a destruir varias instalaciones de Hidra, y sabotear muchas de sus operaciones. Esto comienza a enfurecer a Schmidt, que ve amenazados sus planes de conquista. El Capitán América y sus soldados proceden a atacar un tren que lleva armamento de Hidra, y que además lleva a Arnim Zola a bordo. Durante el ataque, Bucky cae desde el tren hacia un acantilado, perdiendo la vida. Zola es capturado e interrogado por Phillips, y dándose cuenta de sus escasas opciones confiesa la ubicación del último baluarte de Hidra. También confiesa que Schmidt planea atacar las ciudades Americanas más importantes con sus nuevas armas de destrucción masiva.
Abatido por la muerte de Bucky, Steve recibe el consuelo de Carter y se prepara para acabar con Schmidt de una vez por todas. El Capitán América ataca la base en persona y se deja capturar para ser llevado hasta Schmidt, pero es una distracción para que el resto de su escuadrón comience el ataque. Schmidt logra escapar en su aeronave con el Teseracto, pero Rogers logra embarcar antes del despegue gracias a Phillips y Carter, de quien recibe un beso. Dentro de la aeronave, Steve derrota a todos los soldados de Hidra y se enfrenta a Schmidt. Éste intenta utilizar el poder del Teseracto de forma directa, pero solo logra abrir un agujero de gusano por el cual es absorbido. Tras la desaparición de Schmidt, Steve toma los mandos de la aeronave y decide estrellarlo en las aguas del Ártico al no poder aterrizar debido a los daños. Antes de hacerlo se comunica con la Agente Carter, que le recuerda que han acorado bailar juntos y que debe reunirse con ella el sábado a las ocho. La aeronave se estrella dejando a la Agente Carter en lágrimas. La Segunda Guerra Mundial llega a su fin y su escuadrón brinda en su memoria. Howard Stark logra localizar el Teseracto, pero no haya rastro de la aeronave. El Capitán América es declarado en inactivo, y recordado como un héroe de guerra por todos.
En el presente, Rogers despierta en un hospital que simula ser de la década de 1940. Al descubrir el engaño y escapar, descubre que ha pasado setenta años en animación suspendida al quedar congelado. Nick Furia se reúne con él para explicarle lo ocurrido, y le pide su ayuda para una misión de gran importancia.

ESCENA
Ya sé que hay muchas escenas, pero el número musical para vender bonos me arrancó una carcajada.

miércoles, 13 de noviembre de 2019

CLEOPATRA

FECHA DE ESTRENO
12 de Junio de 1963
TÍTULO ORIGINAL
Cleopatra
DIRECCIÓN
Joseph L. Mankiewicz
PRODUCCIÓN
Walter Wanger
GUION 
Joseph L. Mankiewicz, Ranald MacDougall, Sidney Buchman
REPARTO
Elizabeth Taylor (Cleopatra), Richard Burton (Marco Antonio), Rex Harrison (Julio César), Roddy McDowall (Octavio), Martin Landau (Rufio), Hume Cronyn (Sosígenes), George Cole (Flavio), Carroll O’Connor (Servilio Casca), Andrew Keir (Agripa), Gwen Watford (Calpurnia), Kenneth Haigh (Bruto), Pamela Brown (Alta Sacerdotisa), Cesare Danova (Apolodoro), Robert Stephens (Germánico), Francesca Annis (Eiras), Richard O’Sullivan (Faraón Ptolomeo XIII), Gregoire Aslan (Potino), Martin Benson (Ramos), Herbert Berghof (Teodoto de Quíos)
CINEMATOGRAFÍA
Leon Shamroy
BANDA SONORA
Alex North
DISTRIBUIDA POR:
20th Century Fox
DURACIÓN 
248 minutos

AGRIPA: “¿Fue una acción digna por parte de tu ama?”
SIRVIENTA CARMIÓN: “Muy digna en verdad, como correspondía a la última Reina de tan noble estirpe.”

CURIOSIDADES
Esta no fue la primera película realizada sobre la mítica Reina de Egipto. La primera fue una película muda estrenada en 1917, con la legendaria actriz conocida como Theda Bara, gozando de un gran éxito. Otra versión se estrenó en 1934, interpretada por Claudette Colbert. En el año 1958, al fijarse en el éxito de ambas producciones, ejecutivos de la 20th Century Fox contrataron al productor veterano de Hollywood Walter Wanger para realizar esta tercera versión que nos ocupa hoy. Aunque el estudio deseaba realizar una producción relativamente barata, con dos millones de dólares de presupuesto, Wanger concibió una versión épica de gran opulencia. A mediados del año 1959, había logrado negociar un aumento del presupuesto, que quedó en cinco millones. Rouben Mamoulian fue seleccionado para dirigir la película, y Elizabeth Taylor fue escogida para interpretar a Cleopatra, con un sueldo record de un millón de dólares. 
El rodaje comenzó en Inglaterra, pero en enero de 1961 Elizabeth Taylor se puso muy enferma, por lo que la producción fue detenida. Tras dieciséis semanas y un gasto de siete millones de dólares, solo se habían producido diez minutos de la película. Fox recibió un reembolso por parte de la compañía de seguros, y Mamoulian fue despedido.
Joseph L. Mankiewicz fue contratado para ocupar su lugar y el decorado fue trasladado a Cinecittà, a las afueras de Roma. Peter Finch y Stephen Boyd interpretaban a Julio César y Marco Antonio, pero tuvieron que dejar el proyecto debido a otros compromisos. Rex Harrison y Richard Burton les sustituyeron en los respectivos papeles. Durante el rodaje, Elizabeth Taylor conoció a Burton y ambos iniciaron una relación adúltera. El escandalo fue cubierto en todos los titulares por todo el mundo, ya que ambos estaban casados con otras personas y la aventura proporcionó mala publicidad a una producción que ya tenía problemas. Mankiewicz fue despedido durante la etapa de montaje, pero volvió a ser contratado para volver a rodar las escenas de la batalla del principio del film, en España.
La versión que el director presentó al estudio era de seis horas de duración, y fue reducida a cuatro horas para su estreno inicial. Sin embargo y a pesar de las quejas de Mankiewicz, el estudio exigió que la película recibiera cortes adicionales para quedar en tres horas, y así permitir que los cines pudieran aumentar el número de proyecciones por día. Mankiewicz intentó convencer al estudio para que dividiera la película en dos pares, y así preservar el corte original. Deseaba que se emitieran por separado como “César y Cleopatra” y “Antonio y Cleopatra”, pero no tuvo éxito.
Al final, la película llegó a tener un coste de treinta y un millones de dólares, convirtiéndose en la producción más cara de su tiempo, y dejando a 20th Century Fox cerca de la bancarrota. El estudio se vio obligado a cancelar un  buen número de producciones para usar su dinero en “Cleopatra”. Una de esas producciones fue "Something's Got To Give” protagonizada por Marilyn Monroe. Según Norman Mailer, la actriz se suicidó debido a la cancelación de este proyecto. 
Elizabeth Taylor también pasó a formar parte del Libro Guinness de los Récords por batir el record de vestuario utilizado por un actor o actriz. En la película hacía uso de sesenta y cinco vestidos. Ese record fue superado en la película “La Estrella” (1968), en la que Julie Andrews hizo uso de ciento veinticinco vestidos.
La película recibió nueve nominaciones a los Oscar, ganando la estatuilla a la Mejor Cinematografía, Mejor Diseño de Producción, Mejor Vestuario y Mejores Efectos Visuales. Perdió en las categorías de Mejor Película y Mejor Banda Sonora contra “Tom Jones”, y en las categorías de Mejor Sonido y Mejor Montaje contra “La Conquista del Oeste”. Rex Harrison fue nominado como Mejor Actor, pero perdió contra Sidney Poitier, primer actor afroamericano en lograron por “Los Lirios del Valle”. Aunque batió records de taquilla en todo el mundo, la película no logró compensar todo lo invertido hasta pasados muchos años, gracias a los datos de alquiler.

NOTA PERSONAL
Esta es una de esas películas que fui viendo a cachos durante años, hasta que por fin senté y vi la versión de cuatro horas. Es sin duda una de las producciones más suntuosas que he podido ver en la historia del cine, y probablemente una de las que se enfrentó a la mayor cantidad de dificultades en su época. La verdad es que me sorprendió que Elizabeth Taylor no recibiera una nominación a los Oscar, ya que tiene momentos magistrales en la película. Es verdad que como toda actriz de aquella época, tiene algún momento sobreactuado, pero estos quedan eclipsados por otros formidables. La primera parte de la película con el gran actor Rex Harrison como Julio César me pareció la mejor sin lugar a dudas. Es curioso que Richard Burton y Elizabeth Taylor fueran amantes, ya que me pareció que tenían menos química que Taylor y Harrison. De hecho creo que Burton es con diferencia el actor más sobreactuado de la película. Sin embargo, en términos generales es innegable que la película es toda una joya del cine. El guion esta tan lleno de elaborados y eficientes diálogos, que opté por seleccionar solamente la cita final sobre la dignidad de la muerte de la Reina de Egipto. 
En cuanto escenas, hay que destacar sin duda la magistral entrada de Cleopatra en Egipto, que sin duda forma ya parte de la historia del cine. Pero sería injusto no señalar los decorados, las batallas navales, y el cuidado a la hora de abordar eventos históricos, aun tomándose ciertas licencias aceptables. Es una de esas pruebas de una era en las que las superproducciones eran arriesgadas. Los estudios asumían riesgos reales, creando planes de contingencia cuando no salían bien como en este caso. Ahora parece que todos son remakes, reinvenciones, y miedo a perder dinero. Quizás por eso el cine clásico sigue teniendo ese toque de magia que ningún remake ha logrado imitar.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Tras la Batalla de Farsalia, en el año 48 AC, las legiones de Julio César derrotan a las de Pompeyo, dominio de César sobre Roma ya es absoluto. 
Sin embargo, Pompeyo ha logrado escapar a Egipto, lo que continúa preocupando a César. Al mismo tiempo, Egipto está al borde de una guerra civil entre el joven Faraón Ptolomeo y su hermana Cleopatra, que ha sido expulsada de Alejandría, César decide viajar a Egipto y poner fin a todas estas crisis.
A su llegada a Egipto, Ptolomeo recibe a César con algo de hostilidad, asegurándole que Cleopatra ha muerto tras intentar envenenarle. César no tarda en descubrir que Cleopatra sigue viva con sus tropas, y le recuerda a Ptolomeo que su padre dejo claro que ambos debían gobernar juntos y que roma es tutora de ese testamento. El joven Faraón también le regala la cabeza de Pompeyo, algo que disgusta a César. Esa misma noche, Apolodoro ayuda a Cleopatra a reunirse con César en el palacio de Ptolomeo. César se enfrenta a la amenaza de Aquiles, que fracasa en su intento de sitiarle. Potino utiliza a la catadora de Cleopatra para intentar envenenarla de nuevo, pero fracasa en ese nuevo intento. 
Como resultado de esto, César condena a Potino a muerte y envía Ptolomeo al exilio con Aquiles, donde dicho ejército se enfrenta a una muerte segura contra Mitrídates.
Cleopatra es coronada Reina de Egipto e inicia una relación con César, tras confesar haberle espiado y descubierto su epilepsia. Cleopatra continúa teniendo dueños de aún más grandeza y termina por casarse con César, cuando este descubre que espera un hijo suyo. Al nacer, el niño es reconocido públicamente por César, y es nombrado Príncipe Cesarión. Esto provoca murmuraciones entre los miembros del Senado, preocupados por los futuros planes del dictador. Marco Antonio también expresa su preocupación a Calpurnia, esposa de César en Roma.
César abandona Egipto para embarcarse en más campañas y regresa a Roma dos años después. Allí es declarado dictador vitalicio de Roma, tras lo cual decide convocar a Cleopatra a Roma. La Reina de Egipto realiza una espectacular entrada en Roma con un exótico y lujoso desfile, logrando ganarse el favor del pueblo romano. 
Sin embargo, cuando César se dirige al Senado en su residencia exigiendo que le hagan Emperador, algo provoca malestar y hace que los invitados se retiren. Los miembros del senado comienzan a conspirar, al negarse a aceptar el concepto de Rey de Roma. En el Idus de Marzo del año 44 AC, César se dirige al Senado para ser declarado Emperador, pero es asesinado por los miembros del senado. Cleopatra es testigo de este suceso a través de una visión inducida por su Suma Sacerdotisa. Cuando Marco Antonio lee el testamento de César, declarando a Octavio como su legítimo heredero en lugar de a Cesarión, la enfurecida Cleopatra regresa a Egipto. Marco Antonio la ayuda a marcharse de forma segura, y le promete reunirse con ella en Alejandría para hablar sobre el futuro.
Durante dos años las legiones de Octavio se alían con las de Marco Antonio y las de Lépido para acabar con los asesinos de César. Los tres forman un Triunvirato, dividiendo la república entre ellos. Sin embargo, un año después Octavio le arrebata a Lépido su poder y le destierra. 
Marco Antonio se está preparando para una campaña contra los Partos, pero no tiene el suficiente dinero y suministros para financiarla. Sin otra posibilidad y a pesar de no desear hacerlo, Marco Antonio se da cuenta de que necesita a Cleopatra. La Reina de Egipto se niega a acudir al encuentro de Marco Antonio, a pesar de las constantes peticiones del Comandante Rufio. Al final, cede y se reúne con Marco Antonio en Tarso. Marco Antonio cede y se reúne con ella en su barco, que es territorio egipcio. Ambos inicial una aventura amorosa, en la que Cleopatra no deja de asegurarle que es más que el mero reflejo de César, manipulándole en contra de Octavio.
Nuevas tensiones en el Senado obligan a Marco Antonio a regresar a Roma. Una vez allí y para evitar conflictos, se ve obligado a casarse con Octavia, hermana de Octavio. Esto enfurece a Cleopatra, que debe recibir a Marco Antonio para sellar la alianza entre Roma y Egipto. Marco Antonio se ve obligado a acudir a Cleopatra para sellar el pacto entre ambos poderes, en lo que resulta un encuentro tenso.
Cleopatra exige nuevos territorios a cambio del apoyo económico y de suministros de Egipto. Con el paso de los días, Cleopatra logra convencer a Marco Antonio para que vuelva a aliarse con ella, y ceda esos nuevos territorios a Cesarión. Marco Antonio y Cleopatra terminan dicha reconciliación casándose, y dejando a Octavia abandonada. Octavio se enfurece ante estos hechos e intenta convencer al Senado para que Roma declare la guerra a Egipto. Los senadores dudan al ser conscientes que eso les llevará a la guerra contra Marco Antonio. Pero cuando Octavio revela que Marco Antonio ha pedido ser enterrado en Egipto a su muerte, se decide declarar la guerra. Sosígenes, consejero de Cleopatra, llega en ese momento a Roma para pactar la paz, pero es asesinado por Cleopatra.
Marco Antonio, en contra del consejo de sus generales, decide enfrentarse a las legiones de Octavio en el mar. En la Batalla de Accio, la flota de Marco Antonio es derrotada por la de Octavio, bajo el mando de Agripa. Todos dan por muerto a Marco Antonio, y el barco de Cleopatra se retira. 
Cuando Marco Antonio se da cuenta de esto, queda sumamente afectado y se niega a seguir luchando. Agripa se presenta ante Cleopatra para ofrecerle la paz por parte de Octavio, a cambio de la cabeza de Marco Antonio, pero la Reina se niega a aceptar. Meses después, Cleopatra consigue que Marco Antonio se recupere y tome el mando de sus tropas para enfrentarse a las de Octavio, ya en camino. Cleopatra se prepara para una posible derrota y decide enviar a Cesarión fuera de Alejandría.
Al llegar al campamento de sus dos últimas legiones, Marco Antonio se percata de que todos sus hombres y soldados, excepto Rufio, ya no sienten una lealtad fervorosa. Al amanecer, descubre que sus legiones le han abandonado y Rufio se ha quitado la vida. Las legiones de Octavio llegan al lugar, y Marco Antonio fracasa en su intento de retar a nadie en combate personal, y se ve obligado a huir a Alejandría. Las legiones de Octavio siguen su marcha encontrando y asesinando a Cesarión en el camino. Cuando Marco Antonio llega al palacio, Apolodoro decide mentirle y decirle que ha muerto, al considerarle indigno de su Reina. 
Al oir esto, Marco Antonio se clava su propia espada, aunque no termina con su vida, ante lo cual Apolodoro decide confesar la verdad y le lleva al mausoleo donde se oculta Cleopatra. Una vez allí, Marco Antonio muere en brazos de Cleopatra. Apolodoro también se quita la vida con veneno.
Octavio y sus legiones llegan a Alejandría, donde descubren lo que ha sucedido. Octavio le comunica a Cleopatra que seguirá reinando en Egipto, convertido en provincia romana. A cambio de esto, tendrá que acompañarle a Roma una segunda vez. Octavio también le enseña el anillo de Cesarión, y Cleopatra se percata de que su hijo ha muerto. Cleopatra le pregunta si su hijo podrá reinar en Egipto, y Octavio le asegura que hará lo posible. Al oírle mentir, Cleopatra les ordena a sus doncellas que hagan los preparativos para ayudar en su suicidio. Las doncellas le traen una cesta de fruta que también contiene un áspid, que muerte a la Reina de Egipto. Las doncellas proceden a entregar un mensaje a Octavio, en el que Cleopatra le pide ser enterrada junto a Marco Antonio. Octavio y Agripa  se dirigen a su encuentro, para encontrarla ya muerta mientras la serpiente repta por el suelo.

ESCENA
Sin duda tiene que ser la espléndida entrada de Cleopatra en Roma.