- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 27 de marzo de 2019

MY FAIR LADY (Mi Bella Dama)

FECHA DE ESTRENO
21 de Octubre de 1964
TITULO ORIGINAL
My Fair Lady
DIRECCIÓN
George Cukor
PRODUCCIÓN
Jack L. Warner
GUION
Alan Jay Lerner
Basado en la novela de George Bernard Shaw
REPARTO
Audrey Hepburn (Eliza Doolittle), Rex Harrison (Profesor Henry Higgins), Stanley Holloway (Alfred P. Doolittle), Wilfrid Hyde-White (Coronel Hugh Pickering), Gladys Cooper (Señora Higgins), Jeremy Brett (Freddy Eynsford-Hill), Theodore Bikel (Zoltan Karpathy), Mona Washbourne (Señora Pearce), Isobel Elsom (Señora Eynsford-Hill), John Holland (Mayordomo)
CINEMATOGRAFÍA
Harry Stradling
BANDA SONORA
Frederick Loewe
DISTRIBUIDA POR:
Warner Bros. Pictures
DURACIÓN
170 minutos

ELIZA DOOLITTLE: “Mi tía Gertrudis murió de la gripe. Eso dijeron, pero yo estoy convencida de que se cargaron a la pobre vieja.”
SEÑORA HIGGINS: “¿Se cargaron?”
ELIZA DOOLITTLE: “Sí, por cierto. ¿Cómo podía morir de la gripe, si un año antes la difteria no había podido con ella? Y eso que ya se había puesto morada. Todos la creían muerta, pero mi padre se puso a echarle cucharadas de ginebra en el gaznate. Y tan de repente volvió en sí, que del mordisco partió la cuchara en dos. Ahora díganme ustedes si una mujer con tanta fuerza podía morirse de la gripe. ¿Y qué fue de su sombrero nuevo de paja que tenía que ser para mí?”
CORONEL PICKERING: “¡Qué barbaridad!”
ELIZA DOOLITTLE: “Hubo alguien que lo afanó. Y lo que yo digo es que los que lo afanaron, se la cargaron a ella.”

CURIOSIDADES
La película es una adaptación del musical de Broadway del mismo título, estrenado en 1956, que a su vez fue una adaptación de la obra de teatro “Pigmalión” de 1913. William Paley fue el directivo de la CBS que puso el dinero para la producción original del musical de Broadway, a cambio de los derechos de grabación del disco a través de Columbia Records. Cuando Warner compró los derechos cinematográficos en febrero de 1962, por cinco millones de dólares, accedió q que los derechos regresaran a la CBS siete años después de su estreno. El musical había sido interpretado con gran éxito por la actriz Julie Andrews, pero el presidente de la Warner Jack L. Warner, consideró que era una actriz muy poco conocida para abordar dicho papel. Por este motivo se escogió a Audrey Hepburn a pesar de que no estaba capacitada para cantar las canciones, por lo que para las mismas fue doblada por Marni Nixon. Julie Andrews quedó decepcionada por no obtener el papel que había defendido en Broadway, y a regañadientes aceptó el papel protagonista de “Mary Poppins” el mismo año. 
Muchos han declarado que fue un acto justo cuando Andrews se hizo con el Oscar a la Mejor Actriz, el año que “My Fair Lady” se hizo con ocho estatuillas. Audrey Hepburn ni siquiera estuvo nominada para competir con Andrews en dicha categoría.
Como he mencionado la voz de Hepburn fue tildada de inadecuada para cantar, por lo que fue doblada por Marni Nixon, que cantó todas las canciones excepto “Just You Wait” en la que sí cooperó con Hepburn. La actriz también cantó el reprise de esta canción cuando el personaje llora al mismo tiempo. En la década de 1990 se distribuyeron algunas de las interpretaciones vocales de Hepburn para que los espectadores pudieran juzgar si había sido necesario doblarla El actor Jeremy Brett interpretaba a Freddy, y sus canciones también fueron dobladas por Bill Shirley. Harrison ne negó a pre grabar sus números musicales para la película, explicando que nunca había sido capaz de cantar una canción de la misma forma dos veces. Por ese motivo no sería capaz de hacer playback durante el rodaje de forma convincente. 
George Groves decidió utilizar un micrófono su cable, algo que nunca había sido hecho anteriormente en una película. Esta fue la razón por la que el equipo de sonido se llevara un Oscar por sus esfuerzos.
El orden de las canciones del musical se siguió a rajatabla con la excepción de “With a Little Bit of Luck”, que pasó de ser la tercera canción en el musical a la cuarta en la película. También fue dividida en dos partes en el musical, teniendo la primera parte lugar cuando el padre de Eliza acude a pedirle dinero, y la segunda cuando acude a casa de Higgins para intentar sacar beneficio del profesor. Para esta última escena se optó porque el personaje cantara la canción “I’m an Ordinary Man”
La película ganó ocho Oscars de la Academia a la Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Actor (Rex Harrison), Mejor Cinematografía, Mejor Sonido, Mejor Banda Sonora, Mejor Dirección Artística, y Mejor Vestuario. Recibió además cuatro nominaciones adicionales a Mejor Guion Adaptado, Mejor Montaje, Mejor Actor Secundario (Stanley Holloway) y Mejor Actriz Secundaria (Gladys Cooper). 
En las dos primeras categorías la película perdió contra “Becket” y “Mary Poppins” respectivamente. Holloway perdió contra Peter Ustinov en “Topkapi”, y Cooper contra Lila Kredova en “Zorba, el Griego”.

NOTA PERSONAL
Nunca tuve la oportunidad de ver el musical de Broadway, por lo que no puedo evitar ignorar la controversia en lo relativo a Hepburn y Andrews. Sin embargo debo comenzar indicando que me parece muy negativo realizar un musical en el que sus actores no son los encargados de interpretar las canciones. Los musicales exigen doble talento, y si uno no está a la altura no debe sumergirse en un proyecto de esta envergadura. De hecho estoy convencido de que este fue el motivo por el que Audrey Hepburn no recibió ni una nominación, y me parece justo. La actriz realiza una gran labor interpretativa, y su personaje me pareció emocionalmente encantador. Hay un elemento que siempre me ha fascinado de esta película, y se trata de la pareja protagonista. Los personajes de Higgins y Doolitle son todo lo opuestos posibles, no tienen nada en común y parecen destinados a seguir caminos diferentes. 
Sin embargo terminan por necesitarse de forma irrevocable. Aunque Higgins siempre me pareció irritante, me encanta ese momento final en el que prefiere escuchar las grabaciones de la “Doolitle original”, y no la voz educada que ha creado. También me sorprendió el que se evitara caer en los romanticismos habituales. El mejor ejemplo de esto es el final, que considero de los mejores que he podido ver.
Las canciones rompen moldes, y en ocasiones son divertidísimas, tanto en su versión original como en su doblaje, que debo reconocer que está muy logrado aunque no esté a la altura. Pero si hay algo que me fascinó viendo la película cuando era un adolescente fue el vestuario. Esta fue la película que me enseñó a apreciar el trabajo de vestuario en el cine. Todos los trajes y vestidos de la escena en las carreras son simplemente espectaculares, y no me canso de verlos. Es cierto que algunos decorados podrían haber sido más logrados, especialmente el de las carreras. Sin embargo estoy convencido de que este decorado en particular fue diseñado de forma simple para que el vestuario destacara todavía más.
Este no es mi musical favorito, pero siempre lo pongo como ejemplo de  como una historia sencilla, una buena dosis de sentido del humor inteligente, y canciones ingeniosas pueden combinarse para crear un gran musical. Si bien la historia no alcanza el suficiente grado de emocionalidad, si logra realizar de forma efectiva una alegre critica acerca de la diferencia de clases. En términos generales me parece una película notable, al mismo tiempo que es evidente que en su época fue un magistral trabajo de producción.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En la ciudad de Londres vive el Profesor Henry Higgins, un académico de la fonética, que cree firmemente que el acento y el tono de la voz de las personas determinan sus posibilidades de prosperar en la sociedad. Una noche en el Covent Garden, Higgins conoce al Coronel Hugh Pickering, otro experto en fonética que ha venido desde la India para conocerle. 
Higgins presume que podría enseñar a cualquiera a hablar tan bien, que podría hacerse pasar por un duque o duquesa en la recepción de una embajada. Como ejemplo pone a una joven florista de clase baja que se encuentra cerca, y que tiene un fuerte acento Cockney. La joven se llama Eliza Doolitle, que intenta venderles flores, y consigue hacerlo a pesar ser despreciada. Las ambiciones de Eliza son simples. Desearía trabajar en una floristería, pero su acento hace que eso sea imposible. Para empeorar las cosas, su padre acostumbra a pedirle dinero para beber con sus amigos a menudo.
Al día siguiente Eliza se presenta en la casa de Higgins para pagarle por lecciones que l ayuden a cumplir sus sueños. Pickering se siente intrigado y se ofrece a cubrir todos los costes de las clases, si Higgins tiene éxito y la convierte en una dama capaz de parecer una duquesa. Higgins pica el anzuelo y decide que durante las clases, Eliza deberá vivir en su casa, por lo que su ama de llaves, la Señora Pearce, se encarga de dar un baño a la joven, que se resiste a gritos sin éxito alguno.
Pickering le exige a Higgins que trate a Eliza con respeto y no se aproveche de las circunstancias. Higgins le asegura que así será, ya que las mujeres tienen la capacidad de arruinar la vida de un hombre.
El padre de Eliza descubre que su hija se ha ido a vivir a casa de Higgins, por lo que se presenta allí tres días después, presumiblemente para proteger la virtud de su hija y llevársela, aunque en realidad desea conseguir algo de dinero. Higgins consigue manipularle sin problema, y consigue contentarle entregándole solo cinco libras. Higgins queda tan impresionado por la supuesta honestidad de Alfred, su talento para el lenguaje y su falta de moral. Por estos motivos, Higgins decide recomendarle a un americano que está interesado en estudiar la moralidad. Eliza soporta los exigentes métodos de enseñanza para aprender a hablar y comportarse como una verdadera dama. A pesar de las insistencias y el poco descanso, no parece hacer demasiados progresos. Justo cuando Higgins y Pickering están dispuestos a rendirse, comienza a mostrar su capacidad para hablar con un acento impecable propio de la clase alta. 
Higgins y Pickering se muestran entusiasmados y deciden que ha llegado el momento de ponerla a prueba en un evento público, eligiendo las carreras de caballos donde la madre de Higgins posee un palco. Eliza se acuesta entusiasmada esa noche, no solo por sus avances sino también por la alegría que le ha dado a Higgins, al que ha cogido verdadero afecto.
Higgins y Pickering llevan a Eliza a las carreras, donde la joven crea una muy buena impresión, hablando correctamente y mostrando una gran belleza con su hermoso vestido. Sin embargo su conversación cambia y comienza a hablar de una tía a la que mataron por problemas de alcohol. Las cosas se van a pique cuando durante la carrera, se pone a animar al caballo por el que ha apostado de forma muy vulgar. Higgins entiende que queda trabajo por hacer, pero encuentra la situación divertida al mismo tiempo. En las carreras, Eliza conoce al joven de clase alta Freddy Eynsford-Hill, que no tarda en sentirse cautivado por la joven, su belleza, y sus peculiaridades. Aunque Pickering considera que deben rendirse, Higgins todavía cree que puede tener éxito con Eliza y decide seguir trabajando con ella para que acuda al Baile de la embajada en una nueva prueba.
Llegado el día Eliza vuelve a mostrar una belleza sinigual, pero en esa ocasión muestra una corrección absoluta llamando la atención de la Reina de Transilvania, invitada especial del baile, que elogia su belleza. Sin embargo en el baile se encuentra Zoltan Karpathy, un húngaro que fue estudiante de Higgins y se ha convertido en un experto en fonética. Una de las asistentes le pide que averigüe todo sobre Eliza, poniendo en peligro el experimento. Para abrir el baile, la Reina de Transilvania le pide a Eliza que lo haga con su hijo, el Principe Gregor, que también ha quedado cautivado con ella. Tras el baile, Higgins se envalentona y lleva a Eliza a bailar con Karpathy. Tras el baile Karpathy declara que por su forma  de hablar, moverse y expresarse, Eliza es probablemente una princesa húngara. De esta forma el experimento es todo un éxito, y tanto Higgins como Pickering regresan a casa entusiasmados para contárselo a todos.
Sin embargo ambos caballeros se elogian el uno al otro, ignorando completamente el esfuerzo puesto por la propia Eliza. 
Cuando la joven se lo echa en cara Higgins, este se muestra rudo y nada comprensivo, particularmente cuando Eliza le confiesa su miedo hacia su propio futuro ahora que el experimento ha concluido. Eliza se marcha durante la noche para encontrarse con Freddy, que ha paseado por su calle todas las noches con la esperanza de verla. Freddy declara su amor hacia ella, pero Eliza le hace saber que está harta de palabras y que las cosas se demuestran con actos. Tras esto Eliza intenta regresar a su antigua vida, pero no tarda en percatarse de que ya no encaja allí. En su antiguo barrio se encuentra con su padre, que ha recibido una fortuna a manos del americano que le estudió, viéndose obligado a casarse de nuevo. Alfred siente que Higgins le ha arruinado, y lamenta que por su culpa ahora se ve atado a la moralidad de la clase media. Sin saber a dónde ir, Eliza abandona a Freddy y visita a la madre de Higgins, que se muestra indignada ante el comportamiento egoísta y desagradecido de su hijo.
Al día siguiente, Higgins descubre que Eliza se ha marchado y comienza a buscar desesperadamente, pues no puede arreglárselas sin ella en casa. Finalmente la encuentra en casa de su madre, donde intenta convencerla para que vuelva, aunque de malo modos. También se enfada cuando Eliza sugiere que podría casarse con Freddy y convertirse en ayudante de Karpathy. Eliza demuestra, para orgullo de la madre de Higgins, que ya no necesita a su orgulloso profesor. Higgins regresa a su casa enfurecido por lo ocurrido y convencido de que la joven regresara arrastrándose. Sin embargo no tarda en darse cuenta de que Eliza se ha convertido en parte muy importante de su vida, y termina arrepintiéndose. Ya en casa, comienza a escuchar las grabaciones de la voz de Eliza desolado. Sion embargo Eliza aparece poco después, hablando con su acento original. Higgins se muestra aliviado y feliz, pero poco después se muestra arrogante y le pide que le traiga sus zapatillas.

ESCENA
Me quedo con la escena y canción en las carreras, en versión original, porque me encanta la coreografía y el formidable vestuario.

miércoles, 20 de marzo de 2019

ASTÉRIX EN BRETAÑA

FECHA DE ESTRENO
3 de Diciembre de 1986
TITULO ORIGINAL
Astérix chez les Bretons
DIRECCIÓN
Pino Van Lamsweerde
PRODUCCIÓN
Philippe Grimond, Yannik Piel
GUION
Pierre Tchernia
Basado en el cómic de René Goscinny & Albert Uderzo
REPARTO (VOCES)
Roger Carel (Astérix, Idéfix), Pierre Tornade (Obélix), Graham Bushnell (Buentorax), Pierre Mondy (Centurión Centilapsus),  Maurice Risch (Casipetrus), Roger Lumont (Estratocúmulus), Nicolas Silberg (General Motus), Albert Augier (Mercader Fenicio), Gérard Croce (Ladrón de vinos), Michel Elias (Livescartéfix alias Galix), Michel Gatineau (Capitán Pirata), Henri Labussière (Panorámix), Henri Poirier (Abraracúrcix), Serge Sauvion (Julio César)
CINEMATOGRAFÍA
Inaplicable
BANDA SONORA
Vladimir Cosma
DISTRIBUIDA POR:
Columbia Pictures
DURACIÓN 
79 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
Astérix: El Golpe de Menhir

OBÉLIX: “Mi pobre perrito, no le gusta la lluvia. Habría que hacer un túnel bajo el Canal de la Mancha.”
ASTÉRIX: “Obélix, esa es una idea descabellada. ¡Un túnel!”

ASTÉRIX: “Hay que recuperarlo antes de que los romanos descubran la Poción Mágica. ¿Y el palacio? ¿Está muy lejos?”
BUENTORAX: “No, no, solo algunos pies.”
OBÉLIX: “¿Qué pies?”
BUENTORAX: “Los romanos miden las distancias en pasos, y nosotros en pies.”
OBÉLIX: “¿Pies?”
BUENTORAX: “Seis pies son equivalentes a un paso romano.”
OBÉLIX: “Estos Bretones están majaretas.”

CURIOSIDADES
Se trata de la quinta película animada de Astérix, que se basa en el octavo cómic, del mismo título, creado por René Goscinny y Albert Uderzo y publicado en el año 1966. En esta ocasión no se combinaron dos cómics, tal y como se había hecho en la anterior película. Tampoco hubo adaptación de cómic en fotogramas, como había ocurrido en anteriores ocasiones. En las citas que he dejado más arriba se hace una referencia al Eurotúnel. En la época de la película el proyecto para crearlo se había presentado años atrás, pero los trabajos de excavación no empezaron hasta un año después del estreno. El personaje del General Motus se parece mucho al Centurión Norterajus que aparecía en el cómic “El Adivino”, y también se volvería a utilizar en la siguiente película “Astérix y el Golpe de Menhir” (1989). La película cuenta con la aparición de los monumentos más conocidos de Londres, como el Big Ben, el Puente de la Torre, o el Palacio de Buckingham.
Curiosamente la Torre de Londinium se representa como una simple torre, en lugar como la fortaleza que es. La canción principal de la película se extrajo de la anterior “Astérix y la Sorpresa del César” (1985), titulada “Asterix Est La”. Simplemente se realizaron algunos cambios en la música y los instrumentos, respetando la letra. Esto hizo que la canción fuera algo más lenta que en su versión original. 
Existen algunas diferencias con respecto al cómic. En la película Idéfix acompaña a los héroes en su aventura, mientras que en el cómic quedaba bajo el cuidado de Panorámix. César también tiene una escena algo más extendida en la película, ya que el cómic era un simple cameo. En el cómic Astérix y Obélix no se encuentran con los piratas de camino a Bretaña, sino al regreso. Mientras que en la película el Capitán opta por hundir su barco, en el cómic lo estrella contra una playa al huir de los galos. En la película, Astérix obtiene el té de manos de un mercader fenicio, que ni siquiera aparece en el cómic. 
En este, Astérix encuentra las hojas de té en la choza de Panorámix antes de partir, y el druida se las regala. Mientras que en la película el General Motus está al mando en Bretaña, éste no aparece en el cómic, siendo un gobernador quien tiene el poder. En el cómic, Astérix descubre que el equipo de rugby posee el tonel de poción mágica al preguntar al dueño de un albergue mencionado por el ladrón. En la película los héroes obtienen una lista, en la que el equipo de rugby figura como primera opción. Así que lo encuentran por suerte.
Esta película volvió a crearse como film de acción real, titulada “Astérix & Obélix: Al Servicio de Su Majestad” (2012), aunque en esa ocasión se combinó la trama con elementos del cómic “Astérix y los Normandos”, publicado en 1966, el mismo año de publicación de “Astérix en Bretaña”.

NOTA PERSONAL
No es una de mis películas animadas favoritas de Astérix, aunque debo reconocer que es una buena adaptación. 
Sin embargo creo que el cómic realizaba más guiños a los lectores adultos que la película, más dirigida al público infantil. Siempre he pensado que el cómic es de los mejores de Astérix, logrando usar clichés y referencias culturales del Reino Unido para crear una historia divertida, pero sin faltar al respeto en ningún momento. Goscinny demostró un enorme talento a la hora de escribir el guion del cómic, que personalmente creo que no está demasiado bien adaptado en la película. Los guiños son mínimos, aunque reconozco que el film sigue teniendo momentos muy divertidos, y desde luego supera con creces a la chapuza que fue “Astérix & Obélix: Al Servicio de Su Majestad” (2012). Una de las cosas más desaprovechadas de la película fue el mítico partido de rugby, que se resuelve demasiado rápido cuando precisamente la animación te da una serie de posibilidades ilimitadas. Otra cosa curiosa fue que me dio la sensación que la animación estaba peor trabajada que en la anterior película, contando con un solo año de diferencia entre ambas.
No es que me parezca una mala película, y el hecho es que me divertí viéndola. Sin embargo me parece la más floja e incluso infantil. Los cambios de personajes, que pueden dar más amplitud de creatividad a la trama, no fueron los más acertados. Si hay que salva la película es el personaje de Buentorax, que es probablemente el más fiel a su contrapartida en el cómic.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
El barco pirata al que se han enfrentado nuestros amigos galos se encuentra navegando por el océano. El Capitán tiene un joven como nuevo recluta, que está entusiasmado por las posibles aventuras que va a disfrutar. Sin embargo el Capitán Pirata le advierte que nunca se enfrentarán a barcos galos, pues hay dos que han hundido su barco en repetidas ocasiones. Es entonces cuando el vigía les avisa que se otean romanos en el horizonte. El Capitán Pirata está entusiasmado ante la posibilidad de obtener un gran botín, pero se aterra al comprobar que es toda una flota. El barco pirata queda arrasado por la flota, y los piratas acaban de nuevo en el mar. 
La flota está liderada por el mismísimo Julio César, que desea someter a los bretones, un pueblo de valientes guerreros. Dos bretones divisan el avance de la flota desde la costa, y se apresuran a avisar al jefe de su aldea. Mientras tanto una gaviota provoca que un Centurión comience a dar señales de ataque prematuras, que provocan el caos entre algunas galeras. A pesar de esto, los romanos logran llegar a la costa, donde comienzan la guerra contra los bretones. Para su sorpresa, los romanos observan como los bretones toman descansos a los cinco para tomar agua caliente y leche, o para descansar el fin de semana. Esto provoca descontento entre los soldados romanos, por lo que César decide atacar después de las cinco y los fines de semana. Gracias a esto, los romanos consiguen conquistar Bretaña.
Sin embargo una pequeña aldea de bretones ha logrado resistir, aunque no es posible que logren hacerlo durante mucho tiempo pues están en desventaja. El jefe de la aldea bretona está preocupado por esto, pero otro habitante de la aldea llamado Buentorax tiene una idea. 
Le explica la existencia de una aldea gala que resiste al invasor, gracias a la Poción Mágica de su druida. Buentorax es primo hermano de Astérix por lo que decide acudir a visitarle para pedir ayuda. Mientras tanto la primavera ha llegado a la aldea gala, donde sus habitantes se enzarzan en sus habituales peleas. Astérix y Panorámix observan que Obélix lleva un tiempo deprimido, y el druida declara que lo que necesita es enfrentarse a alguna patrulla romana. Esto se debe a que los romanos han estado ocupados conquistando Bretaña. Buentorax llega en ese momento para pedir ayuda contra los romanos, y Abraracúrcix accede a ayudarle. Panorámix declara que necesitará preparar un barril entero de Poción Mágica. Una vez el barril está listo Buentorax se da cuenta de que no puede llevarlo solo, y Astérix y Obélix acceden acompañarle. Esto arregla la depresión de Obélix, que se siente feliz de poder volver a enfrentarse a los romanos.
El Capitán Pirata ha logrado alquilar un nuevo barco, y pronto divisa un barco mercante fenicio. Cuando se disponen a abordar el barco, el pequeño bote de Astérix, Obélix y Buentorax aparece en escena. 
Obélix se encarga de hundir el barco pirata, y el mercader fenicio les regala un saquito de hierbas procedentes del lejano oriente. Estratocúmulus se encuentra navegando en una galera que le llevará de regreso a la Galia, cuando divisan el bote de los galos. El Capitán del barco decide enfrentarse a ellos, a pesar de que Estratocúmulus le aconseja no arriesgarse. Los galos y Buentorax derrotan a los romanos, pero justo después quedan rodeados de niebla. Esto provoca que hablen de sus planes de llevar la Poción Mágica a Bretaña, sin darse cuenta de que Estratocúmulus les ha escuchado. Cuando parten se pone a llover, y Estratocúmulus ordena que den la vuelta para avisar a sus superiores en Bretaña.
Astérix, Obélix y Buentorax llegan a la costa de Bretaña, y visitan una taberna para comer algo. Sin embargo Obélix no queda precisamente entusiasmado con la cerveza tibia y el estofado de jabalí. Estratocúmulus también llega a puerto y visita rápidamente al General Motus, avisándole de los planes de los galos en Bretaña. 
El General Motus ordena que sean detenidos antes de que lleguen a la aldea. Dos romanos entran en la taberna donde están Astérix y sus amigos, que deciden marcharse. Justo entonces llega un mensajero para avisar al Centurión Centilapsus de las órdenes de detener a los galos, que escapan robando el carro del mensajero. Siguiendo su camino los galos descubren la costumbre de los Bretones de conducir por la izquierda. El Centurión Centilapsus les vuelve a encontrar y le persigue campo a través. Sin embargo es detenido por un jardinero al que le han arruinado el césped.
Los galos y Buentórax llegan a Londinium, pero se encuentran la ciudad repleta de patrullas romanas, por lo que deciden esconder el tonel en casa de Galix, un amigo de Buentorax. Galix oculta su tonel entre los de vino tinto que ya tiene en su bodega. El Centurión Centilapsus llega a la taberna de Galix, exigiendo registrarla, pero los galos se ocultan en la despensa bajo el suelo. 
Centilapsus confisca todos los toneles de Galix, marcándolos con su nombre, y advirtiéndole de las consecuencias de que la Poción Mágica este en uno de ellos. Galix se desespera todavía más al comprobar que Obélix se ha comido toda su despensa. En el palacio de la ciudad, los romanos inician una cata de todos los toneles requisados en la ciudad, para encontrar la Poción Mágica. Al amanecer los legionarios están borrachos, pero uno llamado Casipetrus prueba el de la Poción Mágica, comprobando la superfuerza que ha adquirido. Astérix, Obélix y Buentorax llegan al palacio, donde rápidamente se dan cuenta de Casipetrus ha bebido Poción Mágica. Obélix comienza a probar los toneles de Galix, y no tarda en emborracharse, mientras Astérix decide llevarse todos los toneles de Galix.
Todavía borracho, Obélix provoca una trifulca con una patrulla romana, y un ladrón aprovecha el momento para robar el carro con los toneles. 
Mientras tanto los romanos descubren que los toneles desaparecidos son los de Galix, y acuden a su taberna donde se encuentra Obélix durmiendo tras la borrachera y se lo llevan arrestado junto a Galix. Astérix y Buentorax ven un tonel de Galix en un establecimiento y obtienen la dirección del proveedor, el ladrón, pero antes de buscarle descubren lo ocurrido en la taberna de Galix. Obélix despierta con Galix en la Torre de Londinium y sale a buscar a Astérix abriéndose paso a tortazos; mientras Astérix sube por otra puerta para buscarle. Al final los dos amigos se reencuentran y continúan con su misión. El General Motus se enfurece al descubrir lo ocurrido. Astérix, Obélix y Buentorax llegan a casa del ladrón, para descubrir que ha vendido el barril de Poción Mágica al masajista del equipo de Camulodunum que ha de jugar contra el Durovernum en el Campeonato de las Cinco Tribus.
Los tres acuden al partido seguidos por el Centurión Centilapsus, que se hacen pasar por espectadores para pasar desapercibidos. 
Durante el partido un jugador sufre una lesión y al beber del tonel comprado, recibe fuerza sobrehumana. Al darse cuenta de que es la Poción Mágica, Astérix, Obélix y Buentorax se hacen con el barril y atraviesan el campo perseguidos por jugadores y romanos, hasta que Obélix lanza la calabaza a los romanos, que son agredidos por los jugadores. A punto de llegar a la aldea de Buentorax, los tres amigos se cruzan con una galera romana que logra destruir el barril, vertiendo toda la Poción Mágica. Al oír lo ocurrido, el General Motus decide atacar la aldea por la mañana. En la aldea, Astérix tiene una idea y decide usar las hierbas orientales que el mercader fenicio le entregó para crear una poción que resulta efectiva. Los bretones logran derrotar a los romanos en combate, y Astérix revela que la poción no era mágica. A pesar de eso los bretones lo creyeron, y el jefe de aldea decide que el brebaje con las hierbas se convertirá en bebida nacional.
De regreso, los galos se cruzan con los piratas, que optan por hundir su propio barco antes de ser atacados. Durante el banquete de celebración en la aldea gala, Astérix cuenta lo ocurrido y le muestra las hierbas a Panorámix, que las reconoce como té.

ESCENA
Sin duda me quedo con la escena que representa un supuesto origen del rugby.

miércoles, 13 de marzo de 2019

LOCA ACADEMIA DE POLICÍA 3: DE VUELTA A LA ESCUELA

FECHA DE ESTRENO
21 de Marzo de 1986
TITULO ORIGINAL
Police Academy 3: Back in Training
DIRECCIÓN
Jerry Paris
PRODUCCIÓN
Paul Maslansky, Donald West
GUION 
Gene Quintano
REPARTO
Steve Guttenberg (Sargento Mahoney), Bubba Smith (Sargento Hightower), David Graff (Sargento Tackleberry), Michael Winslow (Sargento Jones), Marion Ramsey (Sargento Hooks), Leslie Easterbrook (Teniente Callahan), Art Metrano (Comandante Mauser), Tim Kazurinsky (Cadete Sweetchuck), Bobcat Goldthwait (Cadete Zed), George Gaynes (Comandante Lassard), Shawn Weatherly (Cadete Adams), Scott Thompson (Sargento Copeland), Brant von Hoffman (Sargento Blanks), Bruce Mahler (Sargento Fackler), Ed Nelson (Gobernador Neilson), Debralee Scott (Cadete Fackler), Lance Kinsey (Teniente Proctor), Brian Tochi (Cadete Nogata), Andrew Parris (Cadete Kirkland)
CINEMATOGRAFÍA
Robert Saad
BANDA SONORA
Robert Folk
DISTRIBUIDA POR:
Warner Bros. Pictures
DURACIÓN 
83 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
Loca Academia de Policía 4: Los Ciudadanos se Defienden

TENIENTE CALLAHAN: “¿Qué es lo que pasa?”
CADETE SWEETCHUCK: “Que es una bestia. Es un animal.”
TENIENTE CALLAHAN: “Vete acostumbrándote. Es tu compañero.”
CADETE SWEETCHUCK: “¿Mi compañero?”
TENIENTE CALLAHAN: “Ahora está de nuestro lado.”
CADETE ZED: “Sí, yo antes era un zulú, pero ahora soy muy sociable.”

CADETE NOGATA: “En mi país está escrito que solo beso de una mujer bella puede compararse a pétalo de rosas… bombón.”
TENIENTE CALLAHAN: “En América… no… se habla… taaantoooo.”
CADETE NOGATA: “Me encanta América.”

CURIOSIDADES
Se trata de la Tercera película en la franquicia, en la que se intentó volver al estilo de la primera. De esta forma se recuperó el concepto de los cadetes en entrenamiento, aunque en esta ocasión bajo la supervisión del reparto original que ya ha obtenido el grado de sargento. También fue la segunda película consecutiva de la franquicia dirigida por Jerry Paris, que también se había encargado de la dirección de “Loca Academia de Policía 2: Su Primera Misión”. La idea original era que también dirigiera la cuarta parte, “Loca Academia de Policía 4: Los Ciudadanos se Defienden”, de forma que la tercera y cuarta parte fueran rodadas simultáneamente. Sin embargo Paris enfermó demasiado durante la producción para realizar ese trabajo, por lo que Jim Drake fue contratado para dirigir la cuarta parte.
Como con otras películas de la franquicia, la película fue rodada principalmente en Toronto, Canadá. La silueta de la ciudad se puede identificar claramente durante las escenas del club de yates y veleros. También hay otra escena en la que una cadete conduce un coche de policía en un callejón, y al final se puede ver un punto de venta del periódico “Toronto Sun”. 
La cuadricula de la ciudad que se muestra en una computadora también es el de la ciudad de Toronto. En una escena en la que Tackleberry dispara sobre una televisión, se puede ver una máquina de refrescos “Canadá Dry”, que solo es vendida en ese país.
Bobcat Goldthwait había interpretado al villano de la anterior película, y al haber demostrado ser popular con los espectadores, regresó en esta como un reformado cadete. Ela actor declaró que había sido considerado como un actor complicado. No dejaba de realizar sugerencias a los guionistas y el director, que terminaron por indicarle que se limitara a interpretar su papel. El personaje japonés Nogata era originalmente un cadete llamado Ramu que procedía de la India. Esa es la explicación por la que Nogata dormía en una cama de clavos de Nueva Deli y el motivo por el que meditaba colocando su mano sobre una vela encendida. Eran aspectos del guion que no habían sido modificados del original. Ed Nelson interpretaba al gobernador, y durante la persecución en la lancha motora, un doble ocupaba su lugar. 
Sin embargo al ver la escena rodada, el director se percató de que el pelo del doble era rizado y bastante más largo que el de Nelson. Todas esas escenas tuvieron que ser grabadas de nuevo, pero en esa ocasión con Ed Nelson. La película también marca la segunda y última aparición del Capitán Mauser, interpretado por Art Metrano. El personaje no acababa de cuajar con los fans, y se optó por el retorno de Harris para la siguiente entrega. Al contrario, el personaje de Proctor resultó ser muy popular, por lo que continuó apareciendo como ayudante de Harris, sin explicación alguna. Art Metrano regresaría como estrella invitada en la serie de televisión “Loca Academia de Policía: La Serie” (1997).
Como es de esperar, la película fue vapuleada por la crítica, pero esto no evitó que fuera un gran éxito de taquilla y llegará a ser la película número uno durante las dos primeras semanas. Llegó a recaudar alrededor de cuarenta y tres millones y medio de dólares.

NOTA PERSONAL
Reconozco que toda la franquicia de “Loca Academia de Policía” es uno de mis placeres culpables. Las vi todas a través de mi adolescencia, y siempre me hicieron reír mucho. Siempre que alguien se sorprende por mi defensa de estas películas, me limitó a señalar algo que creo es esencial a la hora de analizar películas. Y ese factor es que la película no tiene pretensiones, se limita a realizar una comedia con serie de gags y escenas divertidas conectadas con una trama bastante simple. No pretende ser otra cosa. El mismísimo Guttenberg estaba de acuerdo con esa idea, y era consciente de que su personaje solo tenía la función de ser divertido y ejercer de líder.
La primera película de la franquicia que vi fue la segunda, y después la primera. Tras esto las vi todas en sucesión. Creo que el mayor acierto de la tercera parte fue el de volver a la academia, pues el entrenamiento de nuevos reclutas daba mucho más juego a situaciones cómicas. Por otro lado la película introducía personajes nuevos, quizás conscientes de que otros terminarían por retirarse. 
En esta película me encantaron los personajes de Sweetchuck y Zed, que forman un dúo francamente desternillante. Proctor también me pareció muy divertido, aunque debo reconocer que el gran fallo de la segunda y tercera partes es el personaje de Mauser, que no funciona muy bien como antagonista. De hecho debieron estar de acuerdo conmigo, porque a partir de la cuarta película se recuperó al personaje de Harris, mucho más efectivo. La película es divertida y cuenta con la clásica escena de persecución, en esta ocasión con motos acuáticas, y acompañada de una banda sonora bastante adecuada para un proyecto discreto. De hecho la película demuestra las grandes recaudaciones que se pueden obtener con ideas simples. Tiene un estilo muy ochentero, y me sigue haciendo reír mucho en la actualidad.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Durante la noche, el Teniente Proctor y el Comandante Mauser se reúnen en secreto con los antiguos cadetes Chad Copeland y Kyle Blankes de la Academia de Policía del Comandante Lassard, ya convertidos en Sargentos. Mauser revela que ha descubierto que una de las dos Academias de Policía de la ciudad va ser clausurada debido a recortes de presupuesto. Para asegurarse de que su academia es la que sobrevive, Mauser le ordena a Copeland y Blankes que hagan todo posible para que de Lassard acabe siendo clausurada. Como Copeland y Blankes se graduaron los últimos de su clase, aceptan el trabajo como venganza contra Lassard.
Al día siguiente el Gobernador Neilson asiste a la graduación de dos promociones de las dos academias, y anuncia oficialmente que una de ellas será clausurada. Para obrar con justicia ha creado un comité que evaluará y comparará ambas academias para decidir cuál es la que debe sobrevivir. Mauser no tarda en hacer la pelota al gobernador y el comité, pero el Sargento Jones le deja en ridículo con sus imitaciones de sonidos. 
Para asegurar la supervivencia de su academia, el Comandante Lassard, el Sargento Jones y la teniente Callahan deciden convocar al Sargento Mahoney, el Sargento Hightower, el Sargento Tackleberry y la Sargento Hooks para entrenar a la nueva generación de cadetes. Todos los antiguos cadetes no dudan en acudir en ayuda del Comandante Lassard. Entre los nuevos reclutas se encuentran el pequeño Sweetchuck, dueño de la tienda atacada por el criminal Zed en la primera misión de los cadetes, y el propio Zed, que ha decidido reformarse. La esposa del Sargento Fackler también decide alistarse a pesar de la negativa rotunda de su marido, que acaba acompañándola hasta la academia aferrado al capo del coche. Tackleberry también descubre que su cuñado, el boxeador universitario Bud Kirkland ha decidido alistarse.  La atractiva Karen Adams también se alista, con intención de ser una gran mujer policía, llamando la atención de Mahoney de forma inmediata. Por su parte Mauser descubre que tiene un cadete de Japón llamado Nogata, al que juzga como incapacitado, y decide transferirle a la academia de Lassard inmediatamente.
Para disgusto de Sweetchuck, Zed se convierte en su compañero de habitación logrando ponerle de los nervios constantemente debido a su excéntrico comportamiento. El periodo de instrucción comienza y los nuevos cadetes resultan igual de caóticos de lo que fueron sus predecesores en su día. Sin embargo Nogata demuestra unas habilidades excepcionales en las artes marciales, sorprendiendo al Sargento Jones que se convierte en un buen amigo suyo. Nogata también llama la atención de la explosiva Callahan, algo que resulta ser reciproco. Por su parte Copeland y Blankes no dejan de humillar a los cadetes, sacándoles a correr por las noches y agotándolos con intención de sabotear sus oportunidades. El pobre Sweetchuck se harta de tener que convivir con Zed y decide abandonar la academia, pero Tackleberry le detiene  asegurándole que le ayudará a ser un gran policía.
Mauser vuelve a reunirse con Copeland y Blankes y le ordena que saquen a los cadetes a las calles, a pesar de que todavía no están preparados, coincidiendo así con la visita del comité de evaluación.
Aunque la academia de Lassard crea una inicial buena imagen ganando un combate de boxeo, gracias a Kirkland, contra la academia de Mauser, los problemas no tardan en surgir. Mahoney se enfurece al saber que Copeland y Blankes han ordenado que los cadetes patrullen por las calles acompañados de miembros del comité. Zed provoca que una de las evaluadoras sea brevemente secuestrada por su antigua banda, y Fackler destruye un coche patrulla en una persecución. A pesar de este desastre, Callahan y Jones deciden ocultárselo a Lassard para que no se desanime. Mahoney lleva a los cadetes a un bar para animarles, pero Mauser aparece acompañado de Proctor para humillarles. Como venganza, Mahoney le reta a distinguir entre la cerveza y el champagne con los ojos vendados. Mahoney le venda los ojos con esparadrapo, y cuando Proctor se lo retira de un tirón le arranca las cejas.
El entrenamiento de los cadetes se reanuda, y cuando Lassard se entera de los pasados desastres, no se desamina. 
Tanto Lassard como Mahoney continúan animando a los cadetes, seguros de que pueden llegar a ser una gran promoción. El entusiasmo de Mahoney consigue que Karen comience a apreciarle de verdad, y reconoce haberle juzgado prematuramente. Por su parte Nogata visita a Jones para pedirle consejo, ya que se ha enamorado de Callahan. Jones le ayuda a componer un poema y le sugiere que le regale una rosa. Nogata lee el poema, pero Callahan se lo arrebata asegurándole que en América no hablan tanto. Ambos mantienen relaciones sexuales. Se celebra el Baile de Policía, al que los miembros de ambas academias acuden, en un hotel. Allí Lassard se reencuentra con la prostituta, que conoció cuando Mahoney era un cadete. Cuando Proctor se burla de los cadetes de Mahoney, este planea una venganza con la prostituta. Mahoney hace que la prostituta lleve a Proctor a una habitación, engañándole para que salga al pasillo desnudo y cerrándole la puerta. Proctor se ve obligado a recorrer el hotel desnudo saliendo a la calle, donde se tapa con la tapa de un cubo de basura. 
Al ver que llega un coche de policía, entra por una puerta que le lleva al club gay Leather conocido como “La Ostra Azul”. Mientras tanto Mauser descubre que su academia está a la cabeza de la competición, y se burla de Lassard. Como venganza, Mahoney realiza un discurso en el baile elogiando a Mauser, y pidiéndole que hable tras dejar el micrófono en un vaso de agua. Al cogerlo, Mauser sufre una descarga eléctrica.
Llegado el último día de la competición, el Gobernador celebra una regata benéfica y solicita un cadete de cada academia para que asistan a un evento social. El resto de los cadetes deben operar en las calles, todavía bajo el sabotaje de Copeland y Blankes, que crean confusión con la computadora, enviando coches patrullas a los lugares equivocados. De esta forma Tackleberry y Sweetchuck acaban en una tienda donde no ocurre nada, mientras que Hightower y Kirkland acaban con su coche patrulla en el mar. Al descubrir lo ocurrido Hooks deja a Copeland y Blankes inconscientes de un puñetazo. En la regata benéfica, el cadete de Lassard descubre que los camareros son ladrones dispuestos a dar un golpe y envía un mensaje de radio, antes de ser capturado. 
Lassard decide investigarlo, declarando que la seguridad de uno de sus hombres es más importante que la evaluación. Mauser y Proctor no lo toman en serio.
Los ladrones asaltan la regata benéfica, y los cadetes de Mauser se desmayan del miedo. Los policías y cadetes de Lassard, liderados por Mahoney, acuden en motos de agua. Mauser no recibe respuesta de sus desmayados agentes, pero fracasa en su intento de llegar al lugar del conflicto. Aunque derrotan a la mayor parte de la banda, el líder escapa en una lancha motora con el gobernador como rehén. Tras una intensa persecución por parte de policías y cadetes de Lassard, el bote del ladró acaba estrellándose en tierra firme, donde Mahoney rescata al gobernador.
Gracias a ese rescate, la Academia de Policía Lassard logra ganar la competición, y la Academia de Policía Mauser es clausurada. Los cadetes se gradúan y Lassard realiza un emotivo discurso agradeciendo a todos que su academia pueda perdurar. Los cadetes ya graduados desfilan  y saludan a la cámara.

ESCENA
Si hay algo que me gustó de esta película fue la inclusión de los personajes de Zed y Sweetchuck, que para mí se convirtieron en un dúo desternillante.