miércoles, 4 de noviembre de 2009

PINOCHO

FECHA DE ESTRENO
7 de Febrero de 1940
TITULO ORIGINAL
Pinocchio
DIRECTOR
Hamilton Luske & Ben Sharpsteen
PRODUCTOR
Walt Disney
GUION
Aurelius Battaglia, William Cottrell, Otto Englander, Erdman Penner, Joseph Sabo, Tead Sears, Webb Smith
Basado en el cuento de Carlo Collodi
REPARTO (VOCES)
Dickie Jones (Pinocho), Cliff Edwards (Pepito Grillo), Christian Rub (Gepeto), Walter Carlett (Honrado Juan), Charles Judels (Stromboli), Evelyn Venable (Hada Azul), Charles Judels (El Cochero), Frankie Darro (Polilla)
CINEMATOGRAFÍA
Inaplicable
BANDA SONORA
Leigh Harline & Paul J. Smith
DISTRIBUIDA POR:
RKO Radio Pictures
DURACIÓN
88 minutos
CLASICO ANTERIOR
SIGUIENTE CLASICO
Fantasía

PEPITO GRILLO: “El mundo esta lleno de tentaciones.”
PINOCHO: “¿Tentaciones?”
PEPITO GRILLO: “Si, tentaciones, escucha. A veces las cosas malas parecen buenas, y aunque a veces las cosas buenas suelen parecer malas, otras veces las buenas se vuelven malas, cuando esas malas parecen buenas, o viceversa. ¿Entendiste?”
PINOCHO: “No.”

PEPITO GRILLO: “Bueno, creo que ya no le hago falta. ¿Y para qué quiere conciencia un actor?”

HADA AZUL: “Ya ves Pinocho, las mentiras crecen y crecen, hasta verse como la nariz en tu cara.”

CURIOSIDADES
Basado en el cuento de Carlo Collodi, “Las Aventuras de Pinocho”, este el segundo clásico animado de Walt Disney, que surgió debido al enorme éxito de Blancanieves.
Sin embargo el plan original para la película era considerablemente diferente al resultado final que se estrenó. En el guión original se hacía uso de numerosos personajes de la novela. Walt Disney detuvo el proyecto pues no estaba contento ni con la idea que ejercía de impulso para la historia, ni con el diseño de muchos de los personajes. Originalmente Pinocho estaba concebido como un personaje listillo, alborotador y sarcástico, tal y como se presenta en la novela original. Disney consideró que nadie en la gran pantalla podría sentir simpatía hacia un niño de las mencionadas cualidades, y el aspecto más similar al de un muñeco sin vida. Lo que provocó que tuvieran que rediseñar la marioneta de una forma radical, siendo el resultado final fuera más similar a un niño. De hecho en el diseño final solo se apreciaba que los brazos y piernas de Pinocho eran de madera.
Originalmente, Pepito Grillo ni siquiera estaba en la película. Cuando se le incluyó inicialmente no era más que un grillo, sin forma antropomórfica. Una vez más, Disney decidió que necesitaba un personaje más fácil de agradar al público. Pepito Grillo pasó a ser humanizado lo más posible, y de hecho las únicas características de un insecto que poseía era el color verde, y la carencia de orejas. Siguiendo en ese rumbo se expandió el propósito del personaje hasta el punto en que se convirtió esencial para la historia.
Mel Blanc, famoso por dar voz a muchos personajes animados de Warner, fue contratado para dar voz al Gato Gideon. Sin embargo se acabó por decidir que el personaje fuese mudo, al estilo de Harpo Max. Esta decisión se basó en el éxito del personaje de Mudito en la anterior película animada. Todo el dialogo de Blanc ya había sido grabado y tuvo que ser eliminado, solo quedó un simple ataque de hipo en un momento determinado.
El Hada Azul de Pinocho fue creada usando la técnica del rotoscopio, que también había sido usada con el Príncipe de Blancanieves.
Sin embargo, al contrario de Blancanieves, Pinocho no fue un éxito financiero en su estreno. La película había costado alrededor de dos millones doscientos mil dólares, de los cuales apenas se recuperaron la mitad en los consecutivos siete años. El comienzo de la Segunda Guerra Mundial provocó que se tuviera que retrasar su estreno en Europa y Asia. Sin embargo la película fue elogiada por la crítica, y se consideró que la animación había logrado avanzar eliminando los escasos defectos de su predecesora. La canción de Pepito Grillo, “When You Wish Upon a Star”, se convirtió en todo un éxito y con el paso de las décadas en todo un clásico, que ha sido usado como música identificable con la compañía de Walt Disney. Dicha canción le valió el Oscar a la mejor canción, y la banda sonora original ganó otro más. De esta forma esta fue la primera película en ganar Oscars en las mencionadas categorías, y al mismo tiempo además.
Con el tiempo, y los constantes reestrenos en el cine, cada diez años aproximadamente, la película no solo recuperó el dinero perdido, sino que logró hacer un sustancial beneficio de hasta ochenta y cuatro millones de dólares. Fue además la primera película de Walt Disney en ser lanzada en DVD.

NOTA PERSONAL
“Pinocho” es una de las películas de Walt Disney que siempre me han parecido de lo más peculiar, por una serie de razones que procedo a enumerar.
Para empezar es una película donde tenemos más villanos que héroes. Juan el Honrado, no solo estafa y trafica con niños, sino que da a entender en una memorable escena, que por un módico precio esta dispuesto a cargarse a quien sea. Gideon el Gato es el villano clásicamente utilizado como recurso cómico. Stromboli simboliza al esclavista exclusivamente preocupado por la riqueza personal. Por último tenemos al Cochero, cuyo nombre desconocemos, aunque parece de origen diabólico no solo por la transfiguración de su rostro en un momento determinado, sino por la extraña forma de sus habitantes. Su técnica es la de corromper y tentar a la juventud para luego traficar con ella. Pero lo que más me sorprende de todo es que al final de la película todos los villanos se van de rositas, y ni uno solo de ellos se encuentra con el fatídico destino que encuentran los villanos Disney por tradición.
Por otro lado tenemos escenas que son impensables a día de hoy en el cine de Disney. El héroe Pinocho, que no deja de ser un niño, aparece bebiendo alcohol, fumando y destrozando la propiedad pública, así como el resto de los niños en la Isla de la Diversión. Por mucha moraleja que el comportamiento esconda, esos actos perorados por niños son inconcebibles en una película infantil casi setenta años después. Supongo que esto se debe a la manía presente de atribuir comportamientos violentos a las películas y no a una deficiente educación.
Por otro lado tenemos la recompensa a la ineficiencia. Me estoy refiriendo, por supuesto, a Pepito Grillo. El personaje me parece muy bien diseñado, y divertido en repetidas ocasiones. Sin embargo, si uno se fija con atención, fracasa estrepitosamente como conciencia de Pinocho, que no le hace caso ni usa sola vez en toda la película a pesar de sus repetidos errores.
Todos estos puntos no los mencionó como una crítica, sino más bien todo lo contrario. Me parece que, considerando que este el segundo clásico de Disney, tenemos aspectos que con el paso de las décadas se han convertido en inusuales y únicos.
Que decir de las distintas moralejas, algunas clásicas, y otras que pueden ser tomadas por contemporáneas. No mientas o te crecerá la nariz es ejemplo de la primera; y no dejes de ir a la escuela para convertirte en actor, o quedarás atrapado en una jaula de la que no podrás salir, no solo es la segunda, sino además muy actual.
Es una película, que inevitablemente me hace pensar que quizás a día de hoy estemos plagados de niños malos. Al final, lo único que consigue redimir a Pinocho es el sacrificio propio, aunque no enteramente altruista, para poder rescatar a su padre.
Si bien hay películas de Disney que encontrado más entretenidas o divertidas, ninguna de ellas me ha logrado sorprender, ni creo que lo haga ya a estas alturas, como este clásico que no puedo dejar de recomendar.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
El pequeño Pepito Grillo llega al pequeño taller del creador de marionetas llamado Geppetto, para poder refugiarse del frío.
Pepito llega a tiempo para ver como Geppetto termina su última marioneta a la que bautiza como Pinocho ante sus mascotas, el gato Fígaro, y el pez Cleo. Tras utilizar la marioneta por primera vez, Geppetto menciona el deseo de que Pinocho fuera un niño de verdad. Al ver pasar una estrella fugaz, expresa su deseo en voz alta antes de irse a dormir.
Por la noche, el Hada Azul llega al taller de Geppetto. Por haber otorgado tanta felicidad a tantos niños, ahora el suyo se va a ver hecho realidad. De esta forma, el Hada le otorga la vida a Pinocho, aunque aún no es un niño de verdad. Para que el cambio sea absoluto deberá probar ser un niño digno de dicho regalo, escuchando a su conciencia. Pinocho no sabe que es Pepito Grillo se introduce en ese momento para explicárselo. Ante esto, el Hada le propone que sirva como conciencia de Pinocho, y Pepito acepta la tarea.
Inacostumbrado a moverse, Pinocho crea un alboroto despertando a Geppetto que observa entusiasmado como su deseo se ha hecho realidad. Al día siguiente, Pinocho se despide de su padre para dirigirse a la escuela. Cerca de allí, se encuentran el Honrado Juan y su colega Gideon observando un cartel que anuncia la llegada del gitano titiritero Stromboli. Al ver pasar a Pinocho de camino, se percatan de que es una marioneta viviente que les puede proporcionar una fortuna con Stromboli. Ambos consiguen convencerle para que se convierta en un actor al servicio de Stromboli.
Pepito llega a la escena tarde, pues se ha quedado dormido e intenta hacer que Pinocho regrese a la escuela, pero fracasa. Pinocho debuta como marioneta sin hilos en la caravana de Stromboli, convirtiéndose en un éxito rotundo, y generando grandes ingresos para el titiritero. Cuando Pinocho pretende regresar a casa, Stromboli le encierra en una jaula. Pepito Grillo se entera al intentar despedirse de él, y fracasa al intentar abrir la jaula. El Hada Azul regresa y le pide a Pinocho que explique lo que ha ocurrido. Este comienza a mentir y como consecuencia le comienza a crecer la nariz. Pepito intercede por él para que el Hada le perdone, y esta acepta reestableciendo su nariz, y abriendo su jaula.
Mientras tanto, Juan el Honrado y Gideon reciben la tarea por parte de un misterioso Cochero de reclutar niños para la Isla de la Diversión de donde no regresan jamás. Juan el Honrado se vuelve a encontrar con Pinocho, fingiéndose escandalizado por lo sucedido con Stromboli, logra convencerle de sufrir una extraña alergia y de necesitar relajarse en la Isla de la Diversión para recobrarse. Pinocho sube al carruaje del cochero, donde conoce a un muchacho llamado Polilla, y Pepito Grillo le acompaña para asegurarse de que no le ocurra nada.
En la Isla de la Diversión, los niños pueden involucrarse en actividades normalmente prohibidas para ellos, tales como romper cristales, pelearse con los demás, asó como beber alcohol o fumar cigarros. Pepito intenta razonar con Pinocho en vano, mayormente debido a la interferencia de Polilla con lo que decide marcharse. De camino a la salida, descubre el secreto de la Isla. Los niños que se comportan como burros en ella, terminan convirtiéndose en burros de verdad. El Cochero exporta los burros a distintas empresas, logrando sacar beneficio de ello.
Mientras tanto, y para espanto de Pinocho, mientras están fumando unos puros y bebiendo cerveza, Polilla se transforma en burro. Pinocho comienza a transformarse con dos grandes orejas y un rabo, justo cuando Pepito Grillo llega para advertirle de lo que esta sucediendo en la isla. Ambos escapan lanzándose al mar, y logrando llegar de vuelta al pueblo.
Al llegar a la casa de Geppetto, ambos descubren que el anciano no esta allí, debido a que ha estado buscando a Pinocho desde que desapareciera por primera vez. Gracias a una carta proporcionada por el Hada Azul, Pinocho y Pepito Grillo descubren que Geppetto, en compañía de Fígaro y Cleo se aventuró en el inmenso mar con la intención de poder localizarles. Sin embargo han acabado siendo engullidos por la gigantesca ballena Monstruo. Pinocho esta decidido a rescatar a su padre. Tras atarse una roca al rabo de burro que aún posee se lanza al mar, y comienza a explorar las profundidades en compañía de Pepito Grillo.
Donde quieran que pregunten por Monstruo, todas las criaturas marinas salen despavoridas. Mientras tanto, dentro de Monstruo, Geppetto se dedica a pescar los peces que la ballena engulle. Pinocho logra dar con la ballena, y es engullido también logrando reencontrarse de nuevo con Geppetto. Pinocho no se resigna a permanecer atrapado, y crea un fuego con la intención de que la ballena no tenga más remedio que estornudarles fuera. El plan funciona, Geppetto y Pinocho salen despedidos en una balsa que el anciano había creado. Una vez fuera logran escapar a la ira de la ballena al refugiarse tras un acantilado. Sin embargo, y para disgusto de Geppetto, Pinocho muere ahogado debido al esfuerzo.
De vuelta en casa, Geppetto llora la perdida de su hijo. Sin embargo, el Hada Azul considera que su capacidad para sacrificarse por su padre ha probado la valía de Pinocho. Así, este es devuelto a la vida, y se convierte en un niño de verdad. Geppetto entusiasmado comienza una celebración, mientras Pepito Grillo recibe una medalla por haber sido una conciencia ejemplar.

ESCENA
Pinocho actúa en el carromato de Stromboli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada