- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 14 de julio de 2010

BAMBI

FECHA DE ESTRENO
13 de Agosto de 1942
TITULO ORIGINAL
Bambi
DIRECTOR
David Hand
PRODUCTOR
Walt Disney
GUION
Larry Morey, Perce Pearce, Gustaf Tenggren
Basado en la novela de Felix Salten
REPARTO (VOCES)
Bobby Stewart (Bambi bebé), Donnie Dunagan (Bambi joven), Hardie Albright (Bambi adolescente), John Sutherland (Bambi adulto), Paula Winslowe (Madre de Bambi, Faisán), Peter Behn (Tambor), Tim Davis (Tambor adolescente, Flor adolescente), Sam Edwards (Tambor adulto), Stan Alexander (Flor joven), Sterling Holloway (Flor adulto), Will Wright (Búho), Cammie King (Faline joven), Ann Gillis (Faline adulta), Fred Shields (Gran Príncipe del Bosque), Margaret Lee (Madre de Tambor)
CINEMATOGRAFÍA
Inaplicable
BANDA SONORA
Edward H. Plumb
DISTRIBUIDA POR:
RKO Radio Pictures
DURACIÓN
70 minutos
CLASICO ANTERIOR
SIGUIENTE CLASICO
Saludos Amigos

MADRE DE BAMBI: “Sal ya Bambi. Ven, ya pasó el peligro, ya no es necesario ocultarnos.”
BAMBI: “Que sucedió mami. ¿Por qué corrimos?”
MADRE DE BAMBI: “Los hombres vinieron al bosque.”

GRAN PRINCIPE DEL BOSQUE: “Tu madre no podrá venir ya más. Los hombres se la han llevado. Debes ser valiente, y aprender a andar solo. Ven hijo mío.”

CURIOSIDADES
Se trata del quinto clásico animado de Disney, basado en la novela “Bambi, Historia de una Vida en el Bosque” escrito por el austríaco Felix Salten en el año 1923. Sidney Franklin, productor y director de MGM films, se hizo con los derechos de dicha novela en el año 1933 con la intención de crear una película de acción real sobre esta. Finalmente, se percató de la enorme dificultad (considerando los medios de la época), y decidió vender los derechos adquirido a Walt Disney en abril de 1937.
Disney quedó apasionado con la idea, y comenzó a trabajar en la adaptación animada inmediatamente con la intención de que fuera la segunda película animada de Disney, y la primera basada en una novela reciente. El primer problema radicó en que la novela estaba escrita para un público adulto y resultaba demasiado sombría y severa para una audiencia infantil, que era la pretendida. Debido al trabajo que conllevaba adaptar la novela, Disney pospuso la producción y se dedicó otros proyectos (“Pinocho”, “Fantasía”, y “Dumbo”). En el año 1938, Disney escogió a Perce Pearce y Carl Fallberg para que comenzaran a trabajar en las storyboards, pero en aquel entonces “Fantasía” era el proyecto más importante. Finalmente, el 17 de agosto de 1939, la producción de “Bambi” comenzó a desarrollarse lentamente debido a los cambios de personal en el estudio, así como de metodología a la hora de realizar animación, que en dicha época comenzaba a evolucionar. El guión fue finalizado en julio de 1940, y el presupuesto se fijó en alrededor de ochocientos cincuenta mil dólares.
La idea era conseguir un realismo detallado en esta película. Se contrató a Rico Lebrun, pintor de animales, para que diera clases a los animadores sobre estructura y movimiento animal. Los animadores también visitaron el Zoo de los Ángeles, y un par de cervatillos (denominados Bambi y Faline), fueron enviados al Estudio desde Maine, para que los animadores practicaran con ellos. Se estableció un pequeño Zoo en el estudio para que los animadores también estudiaran los movimientos de otros animales como conejos, patos, búhos, y mofetas.
Los fondos de la película fueron inspirados por los bosques del este, y uno de los artistas más conocidos de Disney, pasó varias semanas en los bosques de Vermont y Maine, dibujando y fotografiando distintos lugares. El uso de cámara multi-plana también ayudó a incrementar el realismo de dichos fondos. Aunque no aparecen humanos en la película se utilizaron a varios actores como referencia en la escena en la que Bambi y Tambor se encuentran en el estanque congelado.
El realismo requerido para el proyecto provocó retrasos adicionales, ya que los animadores no estaban acostumbrados a dibujar animales verdaderos, y solo se producían ocho dibujos por día. Esto generaba poco más de un centímetro de película diario, cuando lo habitual eran tres metros. O lo que es lo mismo un segundo diario en lugar de trece. Disney se vio forzada a cortar doce minutos de película para ahorrar costes de producción debido a las perdidas generadas en Europa por la inminente Segunda Guerra Mundial.
El estreno inicial de “Bambi” supuso una perdida financiera inicial para el estudio, aunque los animadores aprendieron técnicas considerables que utilizarían en proyectos futuros. Adicionalmente, el laboratorio de pintura del estudio había desarrollado cientos de colores nuevos que también utilizarían. El fiasco se debió a la poca proyección internacional de la película que se estrenó en 1942, recién comenzada la guerra en Europa. La película se reestrenó en 1947, cuando fue capaz de recuperar una considerable parte de los costes.
La película recibió críticas muy favorables, aunque los cazadores de América la consideraron un insulto. Poco después del estreno, Disney prestó a sus personajes al gobierno durante un año, para que los utilizaran en sus campañas contra el fuego. Esta es la única película de Disney en la que no se puede ver al villano, que es el hombre. Los animadores utilizaron el código “Hombre en el Bosque”, para indicar cada ocasión en la que Walt Disney se encontraba en el estudio. La película recibió tres nominaciones a los Oscar por Banda Sonora, Mejor Canción (“Love is a Song”) y Sonido, aunque no logró alzarse con ninguna de las estatuillas.
Se realizó una segunda parte fue creada para ser lanzada directamente en DVD en el año 2006. La película no es una secuela, sino un paréntesis dentro de la película original. Narra los eventos que tienen lugar desde que Bambi pierde a su madre a la siguiente primavera, siendo entrenado en el arte de la supervivencia por su padre, el Gran Príncipe del Bosque.

NOTA PERSONAL
Esta fue la primera película de Walt Disney que vi, y recuerdo que tenía solo siete años, y que se trataba de un reestreno de muchos en el cine. Ni que decir tengo, que así como hay escenas claramente infantiles, hay otras bastante sombrías para un niño. En particular me refiero a una de las escenas más famosas de Disney que es la de la muerte de la madre de Bambi. Me parece que es una escena de gran calidad no solo a nivel de animación sino por manejar tensión y clímax de una manera magistral. Esto se intensifica cuando ni siquiera se recurre a la necesidad de mostrar al villano, que además es el hombre. Creo que fue la primera vez en toda mi infancia en la que me di cuenta de lo malos que podíamos ser.
La película cuenta con otras escenas que pueden provocar verdadero pánico a un niño como el ataque de los sabuesos a Faline, o la lucha de Bambi con su rival, o algunos momentos del incendio. Esto me parece todo un contraste con las escenas más entrañables, y creo que ninguna película de Disney ha logrado repetir semejante proeza.
Bambi supuso además toda una revolución en la calidad de animación, y a día de hoy muchos son los críticos que consideran que supera con creces a muchos de sus sucesores. Y no es de extrañar, ya que fuel la primera vez que el estudio se embarcó en la denominada animación realista, descubriendo en el proceso una gran variedad de colores nuevos, y haciendo uso de la técnica del multiplazo.
Lo curioso es que después de esta película, Disney cayó en la rutina de crear películas que recopilaban cortos, y que no mostraban una línea argumental concreta. Es fue el caso de “Saludos Amigos”, “Los Tres Caballeros”, “Música Maestro”, “Las Aventuras de Bongo, Mickey y las Judías Mágicas”, “Tiempo de Melodía” y “La Leyenda de Sleepy Hollow”. No fue hasta el duodécimo clásico “La Cenicienta”, que Disney volvió a realizar clásicos que siguieran una línea argumental desde principio a final.
Como mensaje, es evidente que la película tiene una connotación claramente ecologista. Todo en el bosque en el que se desarrolla la acción para encajar o tener un propósito, excepto nosotros. Los humanos simbolizamos la destrucción, y es tal la desconsideración con la que se nos trata, que ni siquiera aparecemos. De hecho, este era el primer clásico de Disney, en aquel entonces, en el que no aparecía ningún ser humano. Incluso el sabueso se muestra como el animal malvado, pues ha sido corrompido y dominado por el hombre.
Para tal efecto, la escena del incendio forestal resulta cuanto menos impresionante, y no es de extrañar que fuera utilizada como recurso de prevención de incendios. Sin embargo, hay algo que desde mi punto de vista no ha funcionado del todo bien. La música no esta a la altura de a lo que Disney nos tiene acostumbrados, y debo estar de acuerdo con el hecho de que el ritmo del film es algo más lento habitual en ocasiones.
A pesar de ello, “Bambi” continúa siendo uno de los clásicos más valorados de la historia de Disney, y uno de los que más veces ha sido reestrenado en el cine. Tierna y educativa, la película sigue siendo capaz de sumergir al espectador en el fascinante mundo de la naturaleza del bosque.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Los habitantes del bosque están revolucionados por el nacimiento de un cervatillo destinado a convertirse en futuro Príncipe del Bosque. El anunció recorre todos los rincones del bosque, y los animales corren a presenciar el acontecimiento. Entre la fauna se encuentra un sabio Búho, y una familia de conejos entre los cuales se encuentra el impetuoso Tambor. Los animales llegan al claro donde se encuentran un tímido cervatillo y su madre, que anuncia que su nombre será Bambi. Los animales observan como de manera torpe, aprende a caminar.
Explorando el bosque en compañía de su madre, Bambi se convierte en gran amigo de Tambor, que le ayuda a aprender el nombre de las cosas que le rodean, aunque una confesión provoca que Bambi llame a una mofeta Flor, aunque el animal anuncia que no importa que utilice dicho nombre. Tanto Tambor, como Flor, se convierten en grandes amigos de Bambi.
Pasado un tiempo, la madre de Bambi le lleva a la pradera, un lugar que es tanto maravilloso como peligroso. Allí conoce a Faline, una cervatilla de la que se hace amigo. A lo lejos, observando identifica a su padre, el Gran Príncipe del Bosque. Es este el que detecta en ese momento la presencia del hombre en la pradera y conduce al resto de los animales fuera de la pradera. Bambi aprende que el hombre es peligroso escapando ante el sonido de un disparo.
Pasa el otoño, y llega la estación del invierno. Bambi se reencuentra con su amigo Tambor, y disfruta patinando sobre un estanque congelado. También tiene un breve encuentro con Flor, que al ser una mofeta, hiberna durante todo el invierno. El tiempo empeora, y la comida escasea. Una mañana, Bambi y su madre se dirigen a la pradera, donde pueden pastar, ya que quedan restos de hierba. La madre de Bambi se percata de la presencia del hombre y le pide a Bambi que huya, pero un disparo acaba con ella. Tras encontrarse solo durante un tiempo, Bambi se reencuentra con su padre, el Gran Príncipe del Bosque, que la hace ver que tendrá que aprender a sobrevivir solo, y le indica para que le siga.
La primavera llega, y Bambi ha crecido mostrando el inicio de su cornamenta. Tras encontrarse con Tambor y con Flor, los tres escuchan de parte del Búho como con la primavera llega el amor. Búho les hace ver que los tres se encontraran con el amor, y que perderán la cabeza en el proceso. Bambi, Tambor y Flor aseguran que eso no les pasará a ellos y parten. Sin embargo, Flor es el primero en caer en las redes del amor al encontrar a quien será su pareja. Poco después, Tambor también cae en las redes del amor encontrando pareja, lo que deja al joven Bambi solo. Sin embargo, el joven príncipe termina por encontrarse de nuevo con Faline, y el amor surge entre ambos también. Desafortunadamente, también debe aprender a luchar por su pareja cuando otro joven ciervo se enfrenta a él por ella. Bambi logra hacerse con la victoria derrotando a su competidor. Tras esto, Bambi y Faline quedan unidos.
Una noche, Bambi percibe algo extraño, y al encontrarse con el Gran Príncipe del Bosque, este le comunica que el hombre ha regresado, y esta vez en gran número. Todos los animales deben refugiarse en las Colinas, pero Bambi ha de avisar a Faline que ha permanecido durmiendo. Los hombres comienzan a disparar sobre los animales, y Faline es cercada por una jauría de sabuesos. Bambi logra llegar al rescate y entretener a los sabuesos para que Faline escape. Sin embargo, al correr tras ella recibe un disparo también.
Mientras tanto, una hoguera del campamento de los hombres termina por extenderse provocando un incendio en el bosque que lo amenaza seriamente. El Gran Príncipe del Bosque acude en ayuda de Bambi obligándole a levantarse y escapar justo cuando el fuego llega a donde esta. Juntos escapan del incendio utilizando el río para llegar a una gran laguna donde el resto de los animales se han refugiado de las llamas. Allí, Bambi se reencuentra con Faline.
La vida vuelve al bosque con el paso del tiempo. Tanto Tambor como Flor han procreado, y acuden a avisar al Señor Búho del nacimiento de la descendencia de Bambi y Flor. Se trata de gemelos, un príncipe y una princesa que se encuentran con Faline. Desde un risco, Bambi y el Gran Príncipe observan el evento, hasta que el último decide descender dejando su puesto a Bambi.

ESCENA
Sin duda esta es la escena por excelencia de la película, la madre de Bambi fallece atacada por el Hombre.

5 comentarios:

  1. Hace poco fui a la filmoteca a ver La Dama y el Vagabundo, que oye, parece tontería pero a ver dónde tienes ocasión de ver peliculones de hace 50 años en pantalla grande...a ver si hay suerte y cae Bambi un día de éstos, jeje.

    ResponderEliminar
  2. No se de donde sacas tanta informacion de estas peliculas,, te agradezco mucho estos informes.

    ResponderEliminar
  3. no me deja de imprecionar el hecho de q apesar de que somos de latitudes tan distintas, compartamos los mismos recuerdos.....

    ResponderEliminar
  4. Para mi es una de las mejores entre los clasicos

    ResponderEliminar
  5. Yo también vi Bambi en uno de los reestrenos en el cine pero en la década de los 90, es un clásico que posee una gran belleza visual, la muerte de la madre de Bambi es muy triste aunque también me dio pena la perdiz desesperada que no aguanta seguir escondida sale y la matan, aunque tiene un par de momentos tristes siempre he pensado que Tod y Toby la supera en tristeza a esta película, Bambi tiene también momentos muy alegres y divertidos, Tambor cuando es pequeño es adorable, mi escena favorita es cuando Bambi, Tambor y Flor empiezan a enamorarse y van cayendo en las redes del amor de uno en uno. También no puedo evitar encontrar semejanzas de este clásico con el rey león para mi Bambi y Simba tienen un ciclo vital muy parecido ambos son de la realeza, ambos pierden a uno de sus progenitores, ambos crecen se enamoran y forman una familia. Hicieron una segunda parte de Bambi película que no he visto pero que seguramente la hicieron para seguir explotando los clásicos.

    ResponderEliminar