- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 9 de marzo de 2011

MAD MAX 2: EL GUERRERO DE LA CARRETERA

FECHA DE ESTRENO
24 de Diciembre de 1981
TITULO ORIGINAL
Mad Max 2: The Road Warrior
DIRECTOR
Goerge Miller
PRODUCTOR
Byron Kennedy
GUION
Terry Hayes, George Miller, Brian Hannant
REPARTO
Mel Gibson (Max Rockatansky), Bruce Spence (Capitán Gyro), Emil Minty (Chico Feroz), Michael Preston (Pappagallo), Virginia Hey (Mujer Guerrera), Kjell Nilsson (Humungus), Vernon Wells (Wez), Max Phipps (Toadie), William Zappa (Zetta), Arkie Whiteley (La Chica del Capitán), Steve J Spears (Mecánico), Syd Heylen (Cascarrabias), Moira Claux (Gran Rebecca), David Downer (Nathan), David Slingsby (Hombre callado), Kristofer Greaves (Ayudante del mecánico), Max Fairchild (Víctima destrozada), Tyler Coppin (Víctima desafiante), Jerry O’Sullivan (Chico dorado), Tony Deary (Mohawker sonriente), Kathleen McKay (Víctima), Guy Norris (Mohawk garra de oso), Harold Baigent (Narrador)
CINEMATOGRAFÍA
Dean Semler
BANDA SONORA
Brian May
DISTRIBUIDA POR:
Warner Bros.
DURACIÓN
91 minutos
PRECEDIDA POR:
Mad Max: Salvajes de la Autopista
SUCEDIDA POR:
Mad Max 3: Más allá de la Cúpula del Trueno

NARRADOR: “Mi vida se apaga. Mi vista se oscurece. Solo me quedan recuerdos. Recuerdos que evocan el pasado, una época de caos, de sueños frustrados, este páramo. Pero sobre todo, recuerdo al guerrero de la carretera, al hombre al que llamábamos Max. Para comprender quien era hay que retroceder a otros tiempos, cuando el mundo funcionaba a base del combustible negro, y de los desiertos surgían grandes ciudades de tuberías y acero. Ciudades desaparecidas, barridas por razones olvidadas hace largo tiempo. Dos poderosas tribus guerreras se declararon la guerra provocando un incendio que provocó las ciudades. Sin combustible ya no eran nada. Construyeron una casa de paja, las maquinas rugientes jadearon y se detuvieron. Los líderes hablaron y hablaron, pero nada pudo detener la avalancha. El mundo se tambaleo, las ciudades estallaron en un vendaval de pillaje, en una tormenta de miedo. Los hombres se comieron a los hombres. Los caminos eran pesadillas interminables. Solo sobrevivían los que se adaptaban a sobrevivir de los deshechos, o eran tan brutales como para dedicarse al pillaje. Bandas de malhechores se adueñaron de las carreteras, listas para entablar combate por un tanque de gasolina. Y en medio de este caos de ruina los hombres normales sucumbían aplastados, hombres como Max, el guerrero Max que con el tremendo rugido de una maquina lo perdió todo y se convirtió en un hombre vacío, un hombre quemado y sin ilusión, un hombre que, obsesionado por los fantasmas de su pasado, se lanzó sin rumbo al páramo. Y fue aquí, en este lugar desolado, donde aprendió a vivir de nuevo.”

CURIOSIDADES

Los guionistas Terry Hayes, George Miller y Brian Hannant se inspiraron en las películas de samuráis de Akira Kurosawa así como en el libro “El Héroe de las Mil Caras” de Joseph Campbell. Cuando la película se estrenó en Estados Unidos, el titulo con el que se comercializó fue “El Guerrero de la Carretera”, debido a que Mad Max (la primera película) había tenido una distribución muy limitada en el país, y se consideró que “Mad Max 2” sería un titulo que echaría atrás a muchos espectadores debido a que la mayoría no habría visto la primera parte. Fue la película australiana más cara de la historia del país hasta su fecha de estreno en 1941. Uno de los factores que encarecieron el proyecto fue el decorado que se construyó, que también fue el más caro del país hasta aquella fecha. Ese decorado fue el complejo que se construyó en el desierto de Broken Hills, en New South Wales. La producción también incluyó la explosión de mayor proporción creada para una película australiana hasta la fecha, que consistió en la destrucción del mismo decorado. El presupuesto de la película fue diez veces mayor al de su predecesora. Mel Gibson solo tuvo dieciséis frases de dialogo durante la película, siendo dos de estas “Solo he venido por la gasolina”. Se trata de la película favorita de esta saga de Gibson. Aunque no lo parezca, hacia un frío extremo en el lugar del rodaje, lo merodeadores lo pasaron particularmente debido a sus “escasos vestuarios”.
El Interceptor negro que conduce Mel Gibson es un Ford Falcon XB GT Coupe de 1973, un coche exclusivo de Australia. Solo se exportaron un número limitado de esos coches por parte de Ford a Nueva Zelanda y el Reino Unido, pero nunca a Norteamérica. Debido a que solo se fabricaron 949 modelos, se convirtieron en reliquias ansiadas por coleccionistas. Solo dos Interceptors originales fueron utilizados en las tres películas de la saga de “Mad Max”. El que se utilizó en la primera parte fue modificado y reutilizado en las escenas de su interior, así como en enfoques cercanos de todo el coche, en la segunda parte. Cuando el rodaje finalizó, el Interceptor fue comprado y reformado por Bob Forsenko, y se encuentra en exhibición en el Museo de Coches de las Estrellas en Inglaterra. Otro coche fue construido para las escenas de persecuciones en la segunda película, pero fue destruido cuando motivos del guión les obligaron a empujarlo fuera de la carretera para que explotara. Los restos solían poder ser vistos en Broken Hill, Australia, pero debido a constantes robos, ya no se encuentran allí. El Interceptor que se encuentra en Planet Hollywood es una replica, y nunca fue utilizado en las películas.
El uniforme de Max en la película esta diseñado de acuerdo a las consecuencias de las heridas que sufrió en la primera película. Una moto pasó por encima de su brazo, con lo que para tratárselo cortarían la manga antes de remover toda la chaqueta sobre una extremidad dañada. En la primera película también disparan sobre su pierna, con lo que lleva una abrazadera con un pequeño berbiquí. El emblema que aparece en el camión cisterna es “7 Sisters Oil”. Esto hace referencia a una teoría de conspiraciones que surgió antes de las relacionadas con OPEC, y que aludía a que Standard Oil y seis compañías adicionales controlaban el mercado de petroleo en el mundo provocando que su precio continuara ascendiendo. Se hizo uso de más de ochenta vehículos en la producción de la película. El perro utilizado en la película procedió de una perrera local. El ruido de los motores le disgustaba, y llegó a provocar que se meara dentro del coche, con lo que tuvieron que diseñar tapones para el animal. Tras el rodaje fue adoptado por uno de los cámaras.
La narración al comienzo de la película fue añadida para el estreno americano, y no fue utilizado en la australiana. La película fue rodada en el orden de narración, algo inusual en una película de acción. Una de las escenas de acción más espectaculares fue en realidad un accidente serio. Uno de los motociclistas choca contra un coche para salir despedido hasta golpear su pierna contra el coche y dar vueltas en el aire contra la cámara. El especialista sobrevivió, aunque se rompió la pierna.

NOTA PERSONAL
Sin duda esta me ha parecido siempre la mejor película de toda la saga, en el sentido de que logra mostrar a la perfección la anarquía resultante de un futuro apocalíptico. Esto resulta curioso porque tiende a ser un aspecto ignorado en este género de películas que tienden a mostrar solamente la destrucción, y no las consecuencias de la misma. Es este caso se nos muestra dicha anarquía apocalíptica como resultado directo de la esencial necesidad de sobrevivir por parte de los personajes. Sin embargo se nos muestra a la humanidad como poseedora de la elección que determinara su conducta en estas decisiones extremas.
Esta segunda película también supone el comienzo de un viaje de recuperación del personaje de Max, que había quedado destrozado e insensible en la primera película. Max se nos presenta de igual forma en este film, siendo su único vínculo con las emociones el perro que le acompaña. Sin embargo comenzamos a ver como determinados personajes comienzan a influir en sus sentimientos, que terminar por ser forzados a despertar tras una confrontación con el líder de los colonos, y cuando estos le recogen a pesar de su rechazo en su gran momento de necesitad. Esta caracterización y buena interpretación resulta cuando menos curiosa, ya que Gibson solo tiene quince frases en toda la película.
Las escenas de acción resultan espectaculares y muy logradas, con unas persecuciones de vértigo, así como alguna escena de inesperada originalidad a la hora de mostrar el carácter despiadado de los merodeadores. La película tiene la virtud de no perder el ritmo durante la misma, inclusive escenas más calmadas, que atrapan el interés del espectador. Sin duda se trata de una de las sagas apocalípticas más grandes de la historia del cine.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Un narrador describe como la civilización se ha venido abajo, y las ciudades han explotado provocando rebeliones debido a una escasez energética que ha desestabilizado el país. Como consecuencia dos tribus guerreras se han declarado la guerra, mientras la representación política se ha venido abajo.
La película comienza con Max Rockatansky perseguido por un equipo de merodeadores acompañado de un perro a bordo de su coche, mientras busca gasolina, víveres y munición, cosas indispensables para sobrevivir. Max consigue eludir a sus perseguidores, liderados por el demente Wez, y obtener gasolina de un vehículo estrellado. Investigando por el desierto, encuentra un Autogiro abandonado y decide investigarlo. Sin embargo, su piloto lo ha dejado como cebo de su trampa. Sin embargo, Max y su perro consiguen capturarle. Para sobrevivir, el piloto le revela la localización de una refinería de petróleo cercana en el páramo donde se encuentran.
Max y el piloto llegan al lugar, donde la refinería sirve de base, y esta protegida por una pequeña colonia. Max observa como un grupo de coches y motos rodean el complejo, liderados por el guerrero conocido como Humungus, un hombre musculoso cuyo rostro esta cubierto por una máscara de hockey. Humungus ordena a los habitantes del complejo que se rindan y entreguen su petróleo, a cambio de lo cual sus vidas serán perdonadas. A la siguiente mañana cuatro vehículos salen del complejo, e inmediatamente, los merodeadores salen para matar o capturar a sus habitantes. El piloto y Max observan como un grupo viola y asesina a una mujer y retiene a su compañero. Max le salva la vida a cambio de ayuda para obtener gasolina, llevándolo hasta el complejo. Sin embargo, una vez dentro su rescatado fallece, y el trato es cancelado por el líder de la Colonia Pappagallo.
Justo en ese momento Humungus regresa para asegurar paso seguro a través del páramo si abandonan el complejo con sus reservas de petróleo. Humungus lleva los cadáveres de aquellos que intentaron escapar. Durante las negociaciones, un muchacho que accede al exterior a través de un túnel asesina al amante de Wez con su boomerang. Max desarrolla un vínculo con el Chico Feroz incapaz de pronunciar palabra. Max ofrece un plan alternativo a Pappagallo, que consigue en traer al complejo el camión remolcador que se encontró al principio del film a cambio de su libertad y tanto petróleo como pueda cargar. El camión es más que suficiente para remolcar el tanque del complejo repleto de combustible a través del páramo. Los colonos aceptan la proposición de Max, pero retienen su coche para asegurar su éxito. Max escapa del complejo por la noche cargando con combustible para el camión. De camino se vuelve a encontrar con el piloto al que obliga a cargar con el combustible.
A bordo del camión, Max se dirige de regreso al complejo, y el piloto decide proporcionarle apoyo aéreo a bordo de su Autogiro. Ambos llegan al complejo a pesar de los esfuerzos de Humungus y sus hombres para impedirlo. Una vez de regreso, los colonos piden a Max que les acompañé para así ayudarles en la evacuación, pero Max decide recoger su petróleo y partir solo. Cuando Max intenta atravesar el bloqueo del complejo, es perseguido por Wez, que provoca que su coche caiga por un barranco hiriéndole gravemente. El perro de Max es asesinado, y su coche explota debido a un mecanismo trampa que había preparado en caso de que intentaran robarle el combustible. La explosión hace que el resto de merodeadores decida marcharse. El piloto acude al rescate de Max llevándolo de vuelta al complejo.
Max cambia de opinión, y a pesar de sus heridas decide conducir el camión que carga el combustible, ahora armado hasta los dientes. El Chico Feroz y algunos colonos le acompañan en torretas instaladas en el camión. Pappagallo conduce un vehículo escolta, y en cuanto el camión abandona el complejo, los Merodeadores lo persiguen, mientras el resto de los colonos abandonan el complejo a bordo de otros vehículos. Un grupo de Merodeadores toma el complejo, que estalla acabando con ellos. Durante la persecución, Pappagallo y los colonos que protegen el camión son asesinados. El piloto también se estrella debido a una flecha que cae en su motor, aunque sobrevive. Max y el Chico Feroz son los únicos supervivientes. Wez intenta abordar el camión y esta a punto de asesinar a ambos, pero un choque frontal contra el coche de Humungus acaba con la vida de los dos villanos. Sin embargo, Max pierde el control del camión, que se vuelca n la carretera. Max y el Chico Feroz descubren que el tanque del camión esta lleno de arena y servía como cebo, mientras el resto de los colonos escapaban con el combustible en barriles en sus vehículos.
Debido a la muerte de Pappagallo, el piloto se convierte en el nuevo líder de los colonos, llevándolos hasta la costa donde establecen la Gran Tribu del Norte. Max decide permanecer en el desierto, llevando una vida solitaria. El narrador termina alegando que fue la última vez que vio a Max, aunque la nueva tribu no le olvidó jamás. El narrador revela que tras la muerte del piloto se convirtió en el nuevo líder, y que este se trata del Chico Feroz, ya convertido en un adulto que nos ha narrado la historia.

ESCENA
Parte de la espectacular persecución final de la película, sin arruinar el final, en el que Max se enfrenta a Humungus y Wez.

2 comentarios:

  1. Excelente una de las mejores peliculas que he visto.........

    ResponderEliminar
  2. A diferencia de la primera parte esta película si que es completamente postapocalíptica, aunque Max carece de humanidad el personaje del chico feroz despierta en Max un atisbo de humanidad que ya creía perdido, también destacaría de la película la cajita de música del cumpleaños feliz y el malo con la máscara que me recuerda a Jason, como sorpresa final se descubre que el narrador es el chico feroz de adulto.

    ResponderEliminar