- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 28 de mayo de 2014

STAR TREK VI: AQUEL PAIS DESCONOCIDO

FECHA DE ESTRENO
6 de Diciembre de 1991
TITULO ORIGINAL
Star Trek VI: The Undiscovered Country
DIRECTOR
Nicholas Meyer
PRODUCTORES
Ralph Winter, Steven-Charles Jaffe
GUION
Nicholas Meyer, Denny Martin Flinn
REPARTO
William Shatner (James T. Kirk), Leonard Nimoy (Spock), DeForest Kelley (Leonard McCoy), James Doohan (Montgomery Scott), Walter Koenig (Pavel Chekov), Nichelle Nichols (Nyota Uhura), George Takei (Hikaru Sulu), Kim Cattrall (Valeris), Mark Lenard (Sarek), Brock Peters (Almirante Cartwright), Christopher Plummer (Chang), Kurtwood Smith (Presidente de la Federación), Rosanna DeSoto (Azetbur), David Warner (Canciller Gorkon), Iman (Martia)
CINEMATOGRAFÍA
Hiro Narita
BANDA SONORA
Cliff Eidelman
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
110 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
CHANG: “Ser o no ser, esa es la cuestión que preocupa a nuestro pueblo Capitán Kirk. Necesitamos aire para respirar.”
JAMES T. KIRK: “Igual que Hitler en 1938.”
CHANG: “No le he entendido.”
CANCILLER GORKON: “Señores, nos queda un largo camino por recorrer.”
 
CANCILLER AZETBUR: “¿Qué ha ocurrido? ¿Qué significa todo esto?”
JAMES T. KIRK: “Se trata del futuro Señora Canciller. Algunos creen que el futuro significa el final. Sin embargo, aún no nos hemos quedado sin historia. Su padre llamó al futuro, ‘aquel país desconocido’. Muchos son los que pueden temer el cambio.”
CANCILLER AZETBUR: “Usted ha restituido la fe de mi padre.”
JAMES T. KIRK: “Y usted la de mi hijo.”

CURIOSIDADES
La anterior película de la franquicia de Star Trek, “La Última Frontera”, había sido una decepción crítica y financiera. Debido a esto, el reparto y equipo estaban preocupados sobre la posibilidad de que la franquicia se recuperara de este golpe. Con vigésimo quinto aniversario de la serie original teniendo lugar en 1991, el productor Harve Bennett regresó a un concepto que se había considerado para la cuarta película, una precuela con versiones jóvenes de Kirk y Spock en la Academia Estelar. Junto a David Loughery, guionista de la anterior película, Bennett escribió un guion titulado “The Academy Years”, en el que el Doctor Leonard McCoy hablaba acerca de cómo había conocido a Kirk y Spock hablando con un grupo de graduados de la Academia. El guion mostraba la educación de Kirk y Spock, el momento en que conocían a Leonard McCoy y Montgomery Scott en la Academia, y como juntos derrotaban a un villano antes de tomar caminos separados. El guion habría establecido que el padre de James T. Kirk, George Kirk, era un piloto que había desaparecido y sido dado por muerto durante un experimento de curvatura con Scott.
La historia transcurría antes de la época dorada de la Federación, con problemas como la esclavitud y el racismo siendo habituales, y Spock sufriendo discriminación debido a que era el único estudiante de Vulcano.
El actor James Doohan aseguró que Frank Mancuso, jefe de Paramount, había despedido a Bennett tras obtener una reacción negativa del reparto principal, Roddenberry y los fans de la saga. Por su parte, Bennett aseguró que había reescrito el guion para incluir a Shatner y Nimoy, pero que Paramount lo había vuelto a rechazar, por lo que decidió que era el momento de abandonar la franquicia. El actor Walter Koenig se dirigió a Mancuso con un nuevo guion bajo el nombre código “In Flanders Fields”. En este, los Romulanos se unían a la Federación e iniciaban una guerra contra los Klingons. La tripulación del Enterprise, con la excepción de Spock, se veía sometida a un retiro forzoso al no pasar las pruebas físicas. Cuando Spock y su nueva tripulación eran capturados por una raza de extraterrestres monstruosos, la antigua tripulación se veía obligada a acudir al rescate.
Al final de la película, todos los personajes con la excepción de McCoy y Spock perdían la vida.
Lejos de estar convencido, Mancuso le pidió a Leonard Nimoy que intentara concebir la nueva película como el perfecto “canto del cisne” para el reparto original. Nimoy, Mark Rosenthal y Lawrence Konner sugirieron que Kirk conociera a Jean-Luc Picard, pero los productores de “Star Trek: La Nueva Generación” se negaron a poner punto final a su serie, la cual estaba funcionando muy bien. También se le pidió ayuda a Nicholas Meyer, quien había dirigido “La Ira de Khan” y contribuido con el guion de “Misión Salvar la Tierra”, pero no pudo ofrecer ninguna. Poco después de la marcha de Bennett, se incluyó a Ralph Winter en el proyecto como productor. Winter explicó que las ordenes de Paramount eran las de producir una película para el vigésimo quinto aniversario que no costara mucho dinero.
Nimoy visitó a Meyer en su casa y le sugirió derribar el “muro espacial” de la serie original. Los Klingons habían sido el equivalente de los rusos en la serie original de la década de 1960.
Meyer tuvo la idea de comenzar con una gran explosión, un Chernóbil intergaláctico, que dejara al Imperio Klingon sin recursos. De ahí surgió toda la historia con referencias deliberadas al clima político contemporáneo. El personaje del Canciller Gorkon estaba basado en Mikhail Gorbachov, y la línea argumental del asesinato fue idea de Meyer. Consideraba plausible que el líder Klingon que comenzaba a hablar de paz con el enemigo terminara asesinado como otros pacifistas de la historia.
Contratar a Meyer fue beneficioso ya que era consciente del material y podía escribir el guion rápidamente. De hecho había finalizado el guion de “La Ira de Khan” en solamente doce días. Otra ventaja fue que se encargara de la dirección de la película fue la de compensar cualquier tipo de rencor por parte de William Shatner, quien se habría enfurecido so la dirección hubiera recaído sobre Leonard Nimoy, quien ya había dirigido la tercera y cuarta entrega, mientras Shatner solo había dirigido la quinta.
Cuando Meyer comenzó su trabajo con el guion, no se podía esperar que la dirección recayera sobre él, aunque su mujer se lo sugirió. De esta forma, la sexta película fue la última de la serie original.

NOTA PERSONAL
Personalmente, consideró esta sexta película como una de las mejores de la franquicia. Se logró transmitir la importancia de ser la última película con el reparto original en todos los aspectos. La historia es sobresaliente, mezclando la intriga de las conspiraciones políticas, con un espíritu de película de detectives que provoca que la trama sea de lo más interesante. Tratar el tema de irónico de la lucha por la paz con el Imperio Klingon me pareció todo un acierto, otorgando una sensación de cierre a la saga centrada en la serie original, donde los Klingons eran los habituales enemigos. De hecho, creo que es la película en la que por primera vez se aprecia que la Federación de Planetas no es tan perfecta como podríamos pensar. Los efectos especiales eran muy buenos para el año en que se estrenó el film, e inteligentemente reducidos a lo meramente necesario.
De hecho, el mérito es basar todas las tramas de la historia en una historia detectivesca.
Es cierto que el reparto original ya tenía una edad en esta última entrega, pero creo que este fue un elemento que ayudó a la historia. La tripulación se presenta a punto de jubilarse y se nota el agotamiento que sufren, cuando van cayendo en una serie de circunstancias engañosas que les superan, tardando en reaccionar para solucionar el misterio alrededor del asesinato del Canciller Klingon. Me encantó la relación entre Spock y su pupila Valeris, ya que por primera vez Spock es engañado por quien resulta ser una traidora, y se puede percibir su frustración y emoción al respecto. En el caso de Kirk se puede percibir como el odio hacia aquellos que desean la paz está a punto de costarle caro. Por estos motivos, la evolución de los personajes es creíble y esa sensación de que sus carreras llegan a su final resulta convincente. De esta forma finalizaron las películas de la serie original, aunque Kirk y Scotty aparecerían en la primera de “La Próxima Generación” brevemente como punto de enlace.
Personalmente, siempre he considerado mi favorita a la tripulación original, cuyos vínculos entre sí eran más fuertes e iban más allá de la profesionalidad de los miembros de una nave.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Hikaru Sulu se ha convertido en el Capitán del USS Excelsior, y se encuentra en plena exploración cuando una inmensa explosión tiene lugar, y la nave es golpeada por una onda de choque consecuencia de la misma. Al investigar, Hikaru Sulu descubre que una luna Klingon, Praxis, ha explotado con la mayor parte del satélite quedando destruido. Sulu intenta ofrecer la ayuda del Excelsior, pero el Imperio Klingon se comunica con la nave indicando que no necesitan asistencia. Un tiempo después, se celebra una reunión organizada por la Federación de Planetas Unidos. En ella se revela que Praxis servía como instalación de producción energética vital para el Imperio Klingon. Esto unido a la destrucción de la capa de ozono de la capital Klingon ha dejado al Imperio sumido en el caos.
Incapaces de mantener una posición hostil, los Klingons han iniciado conversaciones de paz con la Federación a través del propio Spock. Kirk se siente indignado al descubrir que Spock ha ofrecido a la tripulación del Enterprise para escoltar al Canciller Klingon, Gorkon, a una conferencia de paz para ultimar los detalles. Kirk no se fía de los Klingons, a los que no ha perdonado la muerte de su hijo, pero se ve obligado a aceptar la misión.
El Enterprise parte al encuentro de la nave de Gorkon, y sustituyendo a Sulu como timonel, se encuentra la Teniente Valeris, estudiante de Spock procedente de Vulcano. El Enterprise se encuentra con la nave de Gorkon, quien es invitado a cenar, junto a sus hombres de confianza, por Kirk. Durante la cena, Kirk conoce al General Chang, y a la hija de Gorkon, Azetbur. La cena resulta una experiencia tensa a pesar de las mejores intenciones de Gorkon, en parte debido a la hostilidad de Kirk. Tras la cena, la nave de Gorkon recibe dos disparos, que parecen proceder del Enterprise, y que desmantelan su gravedad artificial.
Dos hombres se introducen en la nave con cascos, trajes  y botas magnéticas de la Federación, disparando sobre Gorkon. Tras el incidente, Kirk decide rendirse hasta aclarar las cosas y para impedir una guerra en alas de la paz. Kirk y McCoy acuden a la nave de Gorgon donde intentan atenderle, pero el Canciller fallece; y el General Chang les arresta por asesinato.
Kirk y McCoy son sometidos a juicio con Chang como su fiscal, y terminan por ser declarados culpables y condenados a las Minas del asteroide helado de Rura Penthe. Azetbur se convierte en la nueva Canciller, optando por continuar con las negociaciones de paz, y su nueva ubicación se mantiene en secreto. El Presidente de la Federación prohíbe cualquier tipo de intento de rescate de Kirk y McCoy, con la intención de no dañar los intentos de paz. Aunque muchos Klingons se inclinan a la guerra, la nueva Canciller se niega a tomar ese curso. Se le ordena al Enterprise que regrese, pero Spock decide permanecer en el espacio, alegando problemas, para descubrir que ha podido ocurrir.
Mientras tanto, Kirk y McCoy llegan a Rura Penthe donde se hacen amigos de una metamorfa llamada Martia. Esta les comunica que sabe quiénes son, y que no duraran mucho en la prisión pues se ha ordenado su asesinato. Les ofrece que se unan a ella en un intento de fuga, y ambos acceden.
Las investigaciones de Spock y Valeris determinan que el Enterprise no disparó los torpedos, pero que los asesinos se encuentran a bordo. Tras una intensa búsqueda, los asesinos aparecen muertos. En Rura Penthe, Kirk, McCoy y Martia logran escapar. Sin embargo, Martia les ha conducido a una trampa para que sus muertes parezcan ser producto del intento de fuga. Martia adopta la forma de Kirk para luchar contra él, pero cuando el alcaide llega dispara sobre Martia al confundirla con Kirk, acabando con su vida. Antes de ser asesinados, Kirk y McCoy son rescatados por el Enterprise. Tras ser puestos al día sobre la situación, deciden atraer a quien ha matado a los asesinos, asegurando que no han muerto y que van a ser interrogados.
La traidora resulta ser Valeris, a quien Spock interroga mediante fusión de mentes para descubrir que un grupo de oficiales de la Federación, el Imperio Romulano y el Imperio Klingon han conspirado para que la paz fracase. Chang es uno de los conspiradores, y los Klingon han diseñado un prototipo de Ave de Presa capaz de disparar camuflado. Chang disparó sobre la nave de Gorkon, usando dicho prototipo.
Kirk contacta con Sulu para averiguar que la conferencia de paz tendrá lugar en Camp Khitomer, hacia donde ambas naves se dirigen a plena velocidad. El Enterprise es la primera nave en llegar cerca del planeta, pero la nave es atacada por Chang a bordo del Ave de Presa camuflado. El Enterprise es incapaz de ubicar la localización de la nave de Chang, y sufre serios daños. El Excelsior llega al lugar para ser igualmente atacado. A sugerencia de Uhura, Spock y McCoy modifican un torpedo de fotones para que rastree las anomalías gaseosas que la nave prototipo de Chang está emitiendo.
El torpedo cumple su misión golpeando la nave de Chang, y tras localizar la explosión el Enterprise y el Excelsior logran destruirlo. La tripulación de ambas naves se transporta al planeta donde impiden que la conspiración asesine al Presidente de la Federación, haciendo pasar al asesino por un Klingon. Kirk le explica que un futuro de paz asusta a mucha gente que no está preparada para el cambio, pero que él por fin ha aceptado la necesidad de dicha paz. La Canciller Azetbur le agradece que haya restaurado la fe de su padre; y Kirk le agradece que haya restaurado la fe de su hijo. Todos los asistentes de la conferencia aplauden a la tripulación del Enterprise, gracias a la cual se ha salvaguardado la paz entre la Federación de Planetas y el Imperio Klingon.
Tras este evento, el Enterprise recibe la orden de regresar a la Tierra  a manos de la Flota Estelar, para que la nave sea desmantelada y su tripulación principal se jubile. Kirk y sus compañeros deciden tomarse su tiempo en su viaje de regreso, conscientes de que otros continuaran los viajes de exploración que ellos comenzaron.

ESCENA
Formidable batalla final entre Kirk y Chang, mientras la conferencia de paz entre la Federación y los Klingons tiene lugar.


1 comentario:

  1. Esta película mejora bastante con respecto a la anterior, nos encontramos con la última aventura de Spock, Kirk, Uhura, Mccoy, Chehov, Scott y Sulu juntos, todas las películas de Star Trek tienen una moraleja al final en este caso no dejarse llevar por los prejuicios, los prejuicios de Kirk debido a que perdió a su hijo a manos de los klingon son luego usados en su contra lo que le lleva a ser condenado injustamente junto con Mccoy a la horrible prisión de la que intentan escapar y que finalmente son rescatados por Spock y compañía, destacar las interpretaciones de Kim Cattrall y Christopher Plummer como los antagonistas de la película y la acción heroíca final de la tripulación original evitando el atentado en la conferencia de paz.
    Los años no pasan en balde y la tripulación original no podía tener otro final que el de jubilarse aunque lo positivo es que Spock y compañía se lo pasan por el forro lo que demuestra que por muy mayor que se llegue todos seguimos valiendo mientras podamos un fallo que sigue cometiendo algunos sectores de la sociedad que piensan que cuando se llega a la vejez uno ya no sirve. Y este no es el final de la tripulación original ya que volverían con la de star trek de J. J. Abrams aunque se trate de una realidad alternativa y con otro reparto pero los personajes son los mismos.

    ResponderEliminar