- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 26 de septiembre de 2018

EL TESORO DE TARZÁN

FECHA DE ESTRENO
1 de Diciembre de 1941
TITULO ORIGINAL
Tarzan’s Secret Treasure
DIRECTOR
Richard Thorpe
PRODUCTOR
B.P. Fineman
GUION
Myles Connolly, Paul Gangelin
REPARTO
Johnny Weissmuller (Tarzán), Maureen O’Sullivan (Jane Parker), Johnny Sheffield (Boy), Reginald Owen (Profesor Elliott), Barry Fitzgerald (Dennis O’Doul), Tom Conway (Medford), Philip Dorn (Vandermeer), Cordell Hickman (Tambo), Everett Brown (Nativo), Johnny Eck (Bird), Martion Wilkins (M’Hona)
CINEMATOGRAFÍA
Clyde De Vinna
BANDA SONORA
David Snell
DISTRIBUIDA POR:
Loews Incorporated
DURACIÓN 
81 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:

DENNIS O’DOUL: “Qué maravilla, eche un trago de whiskey Tarzán.”
TARZÁN: “Whiskey malo.”
DENNIS O’DOUL: “Sinceramente, nuca se me habría ocurrido que fuera usted abstemio. Me temo que no tiene nada de irlandés.”

JANE PARKER: “No debes enfadarte con él. No era consciente de lo que hacía.”
TARZÁN: “Boy bueno, hombres malos.”
JANE PARKER: “No debes culparles por querer oro. En mi mundo significa tanto para ellos como la fuerza de tus brazos para ti.”
TARZÁN: “Hombres nowrashima, locos.”
JANE PARKER: “No todos, ellos no tienen lo que nosotros.”
TARZÁN: “Tarzán tener Jane.”
JANE PARKER: “Se irán mañana y estaremos solos, solos como siempre hemos estado. ¿Se te ha hecho largo este tiempo?”
TARZÁN: “Tú ser mi sol. Jane sol Tarzán.”

CURIOSIDADES
Se trata de la quinta película de Tarzán en la saga protagonizada por Johnny Weissmuller. El rodaje de la película duró un total de dos meses, comenzando en Junio de 1941, y con un presupuesto de poco menos de un millón de dólares. “Metro-Goldwyn-Mayer” alardeó de que la preproducción de la película se había llevado a cabo durante un total de dos años. La película fue rodada mayoritariamente en terrenos de la “Metro-Goldwyn-Mayer”, Lake Sherwood y el Iverson Ranch en California, Silver Springs, Ocala, y Wakulla Springs, Florida. Debido a los recortes de presupuesto tras la muerte del productor Irving Thalberg, se utilizó gran cantidad de metraje archivado de películas previas. La escena de pelea entre Tarzán y el cocodrilo de “Tarzán y Su Compañera” (1934) fue utilizada por tercera vez.
El guionista Cyril Hume presentó un guion que incluía una reelaboración del final rechazado que incluía la muerte de Jane “Tarzán y Su Hijo” (1939). 
Como dicho final se había imitado en una presentación privada para algunos espectadores, y había recibido una reacción tan negativa, Hume fue reemplazado inmediatamente por Myles Connolly. La tribu enemiga que aparece en la película, los Joconi, recibió su nombre del gerente de producción Joe Cohn. Tom Conway, que interpretaba al villano Medford, era el hermano de George Sanders. Este había estado casado con Benia Hume, que había interpretado a Rita Parker en “La Fuga de Tarzán” (1936). En el punto más álgido de su carrera, terminó por suicidarse debido a su problema con el alcoholismo. La “Metro-Goldwyn-Mayer” se vio obligada a retirar en una escena en la que inclinaba su cabeza hacia atrás mientras se reía largo tiempo de los cazadores de tesoros. Dicho comportamiento no era típico del personaje de Tarzán, bajo los valores de su creador Burroughs.
La siguiente película de la saga protagonizada por Weissmuller sería “Tarzán en Nueva York”, que se estrenaría en 1942. 
Dicha película contaría con la última aparición de Maureen O’Sullivan interpretando a Jane Parker. Esto se debió a que su marido John Farrow había abandonado la marina sufriendo fiebre tifoidea. La actriz dejó de actuar durante siete años para dedicarse a él y su familia.

NOTA PERSONAL
Independientemente de que una película envejezca mejor o peor, hay un aspecto de cierto romanticismo que siempre la puede beneficiar. Las películas de Tarzán tienen ese encanto, que me suele transportar a la niñez. Está fue una de las películas de Tarzán que vi en la televisión cuando era pequeño, y que me entusiasmo debido a mi fascinación por el personaje. Siendo niños no advertimos defectos, que la película evidentemente tiene. Pero también es cierto que fue una de las películas de la franquicia que tuvo mayores problemas de presupuesto. Como las he visto todas seguidas de nuevo hace relativamente poco, he observado la reutilización de escenas de acción una y otra vez. Me refiero a luchas contra tribus, cocodrilos y otras amenazas selváticas.
Sin embargo, si a día de hoy tuviera que señalar algún problema, me concentraría en el título. Y es que se nos da a entender que habrá un tesoro que ciertos villanos intentaran conseguir a toda costa. Creo que resulta algo decepcionante que el tesoro sea una veta de oro en la montaña, por muy grande que sea. Ese concepto podría haber sido elaborado de forma mucho más efectiva, considerando los misterios de la selva. Pero al margen de esto, la película sigue siendo efectiva. Me encantó que el principio del film se centrara en aventuras de Boy en solitario, incluyendo la presentación de un personaje amigo. Esto rompe un poco la monotonía de las películas anteriores, incluso aportando nuevas amenazas como la de una plaga. Los villanos son bastante planos, pero reconozco que el personaje de O’Doul puede resultar divertido, en particular sus escenas con Chita. En términos generales la película entretiene, sin ser muy original.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Mientras pasean por la selva Boy y Chita se encuentran con un leopardo al que el joven siempre desafía, logrando en esta ocasión espantarle con un improvisado tirachinas. Por su parte Chita se encuentra con un cachorro de león con el que pasa un rato jugando. Los juegos se ven interrumpidos por el grito de Tarzán, que acompañado de Jane se dirige a nadar en el río. Boy decide acompañarles mientras Chita intenta evitar que un cachorro de elefante llamado Buly le robe sus plátanos. Al agarrarse a una tortuga para bucear, Boy llega al fondo del río, donde encuentra oro. El muchacho se las muestra a Tarzán y Jane, y la mujer se percata de que son pepitas de oro. Tarzán asegura que hay más en la montaña, y Jane explica que si la gente de la civilización descubriera esto, no tardarían en invadir la montaña. Boy no comprende el concepto de necesitar comprar cosas en la civilización al haber sido criado en la selva, y se muestra interesado por más historias acerca de la misma. Jane le explica varias cosas, pero deja claro que la verdadera riqueza es la que experimenta Tarzán al tener todo aquello que cualquiera podría desear.
Al anochecer Boy decide partir para ver la civilización, ya que sigue obsesionado con ella, y deja una nota escapándose después de casa, seguido de Chita. Al llegar a un barranco, Boy y Chita son atacados por un león pero escapan utilizando una débil rama para cruzar desde un lado de un precipicio al otro. Siguiendo su viaje, Boy se encuentra con un niño perteneciente a la tribu de los Ubardi, que está siendo atacado por un rinoceronte. A pesar de no hablar el idioma del niño, Boy logra descubrir que su nombre es Tambo y le acompaña a su aldea. Allí los miembros de la tribu están siendo víctimas de una extraña plaga, y la madre de Tambo es una de las enfermas que pierde la vida justo cuando los muchachos llegan. Cuando los miembros de la tribu se percatan de la presencia de Boy, deciden sacrificarlo para eliminar la plaga que les asola. Tambo intenta ayudar a su nuevo amigo sin conseguirlo, mientras que Boy es atado y preparado para ser quemado vivo. En ese momento llegan los miembros de un safari científico, que logran impedir el sacrificio intentando escapar con Boy y con Tambo. 
Los miembros de la tribu comienzan a atacarles, pero justo en ese momento llega Tarzán al poblado ahuyentando a los Ubardi. Los miembros del safari ya han oído acerca de la existencia de Tarzán.
El Profesor Elliot es quien lidera el safari científico, y se presenta a Tarzán. Boy explica que le han salvado la vida, y Tarzán se muestra agradecido. Otros miembros son el cámara Dennis O’Doul, el guía Vandermeer y Medford. El Profesor Elliot explica que su safari se ha organizado con fines científicos, intentando encontrar a una antigua tribu casi olvidada llamada los Baniusi, procedente de Asia hace ya algunos siglos. Como agradecimiento por salvar a Boy, Tarzán se ofrece a guiarles por rutas más seguras hasta el río donde reside la tribu. El grupo parte y mientras Boy disfruta haciendo sonar la bocina, Dennis O’Doul hace buenas migas con Tarzán debido a su afición por la naturaleza. En el camión, Boy le enseña una pepita de oro a Tambo delante de Vandermeer y Medford. Los hombres le preguntan a Boy por la ubicación del oro, y le piden que no cuente nada al Profesor Elliot y O’Doul, prometiendo al niño que le compraran un avión su guarda el secreto.
Tras subir la montaña de Tarzán el grupo se encuentra con Jane, que se alegra de ver a Boy sano y salvo. Los miembros del safari acampan durante la noche, durante la cual Chita no deja de atormentar al pobre O’Doul destruyendo gran parte de su material fotográfico y bebiendo su whiskey irlandés. Medford y Vandermeer le muestran un telescopio a Boy, y le preguntan cuándo les llevara a la ubicación del oro. El niño les asegura que les llevará allí por la mañana. Tras esto el O’Doul muestra unas películas a los asombrados miembros del safari y Tarzán, que nunca habían visto nada igual. Jane ha escuchado a Medford hablar del oro con Boy. Medford afirma haber hablado sobre el oro que Boy había encontrado en el río, y propone excavar para buscar más. Tarzán y Jane se muestran en contra, llegando a negar la existencia del oro, y el Profesor Elliot les apoya, queriendo honrar la hospitalidad de la familia de Tarzán. Por su parte, Jane intenta explicarle a Tarzán por qué el oro es tan importante para los hombres de la civilización. Sin embargo Tarzán no logra entender lo que denomina locura de los hombres.
Al amanecer Boy lleva a Medford y Vandermeer al río, y les saca todas las pepitas del fondo. Los dos hombres consideran que no es suficiente y, de forma inocente, Boy les cuenta que Tarzán sabe dónde se encuentra una montaña de oro. Tarzán y Jane llegan en ese momento, y Medford les enseña el oro y reclaman que les indiquen la ubicación de la montaña. Tarzán se enfurece y ordena a los dos hombres que se marchen rompiendo uno de sus fusiles. Al llegar al campamento el Profesor Elliot se disculpa por lo ocurrido, y le explica que O’Doul está muy enfermo. Tarzán le examina y descubre que tiene la plaga de la tribu a la que se enfrentaron. Tras conseguir unos ingredientes naturales Tarzán prepara una bebida para que se recupere. Inmediatamente después, Boy también cae enfermo víctima de la plaga, y Tarzán parte para buscar más ingredientes.
Medford y Vandermeer se enfrentan al Profesor Elliot indicando que se quedaran y obligaran a Tarzán a entregarles el oro. El Profesor se vuelve contra ellos, pero ha contraído la plaga. 
Cuando se dispone a beber la medicina de Tarzán, los dos hombres la arrojan al suelo. Tras esto acuden a la casa de Jane, donde mienten asegurando que O’Doul no ha mejorado y que la medicina de Tarzán no es buena. Jane está demasiado preocupada y le pide a Tarzán que acuda a recoger una medicina que Medford y Vandermeer aseguran tienen unos nativos cercanos. Durante la noche, el Profesor Elliot ha fallecido y el recuperado O’Doul se ha encargado de enterrarle. Vandermeer y Medford se proclaman líderes de la expedición y se disponen a llevar a cabo sus planes, pero Tambo les ha escuchado y acude a buscar a Jane. Al entrar en la casa, Medford le esta esperando y revela que han secuestrado a Jane y Boy. Si Tarzán revela la ubicación del oro, Jane y Boy quedaran libres.
Tarzán lleva a Medford hasta una gran veta de oro, y el villano revela que Vandermeer los retiene en un lago cercano. Cuando Tarzán coge una liana para saltar un precipicio, Medford le dispara haciéndole caer. Sin embargo, Tambo y Chita se dan cuenta de que ha caído en una zona escarpada. 
Medford y Vandermeer deciden retener a Jane y Boy, en caso de que Tarzán no haya fallecido. Boy intenta escapar para buscar a Tarzán, pero es retenido por los miembros del safari. El grupo parte a través de un supuesto atajo, a pesar de que les llevará cerca de la tribu más peligrosa de toda África. La tribu no tarda en rodear al grupo, que solo tiene una oportunidad de sobrevivir si llegan al río. O’Doul finge haber asesinado con una lanza y escapa con Tambo para buscar a Tarzán, ya que nunca ha querido apoyar a los villanos. O’Doul y Tambo se dan de bruces con león y escapan lanzándose a un río cercano. Mientras tanto el resto del grupo es capturado por la tribu, y varios porteadores del safari son desmembrados de forma salvaje. Tras esto deciden llevara al resto de los prisioneros a su poblado a través del río.
Mientras tanto, Tarzán se ha recuperado la consciencia tras su caída, y Tambo y O’Doul llegan al lugar donde está atrapado. 
Tambo y O’Doul cortan y unen varias lianas en una, tras lo cual un elefante les ayuda a lanzarla mediante una improvisada catapulta en un árbol doblado, y con la ayuda de Chita. Tarzán cruza gracias a la liana y se reúne con sus dos amigos, que le informan de lo ocurrido. El rey de la selva sale en su ayuda nadando a toda velocidad por el río. Al llegar a las canoas de la tribu comienza a volcarlas, atrayendo a varios cocodrilos que acuden a devorarles. Boy cae accidentalmente al río, pero Tarzán acude en su ayuda acabando con el cocodrilo que le amenazaba y rescatando al niño. Tras esto convoca a los elefantes de la selva, que atacan las canoas restantes en una zona poco profunda del río. Medford y Vandermeer caen al río y son devorados por los cocodrilos mientras Tarzán rescata a Jane.
Una vez acabada la amenaza, Tarzán, Jane, Boy y Tambo se despiden de O’Doul, regalándole un melón lleno de oro.

ESCENA
Tarzán y su familia descubren las intenciones de Medford y Vandermeer, y se enfrentan a ellos con el apoyo del Profesor Elliot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario