- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 25 de septiembre de 2019

TARZÁN EN NUEVA YORK

FECHA DE ESTRENO
Mayo de 1942
TÍTULO ORIGINAL
Tarzan’s New York Adventure
DIRECCIÓN
Richard Thorpe
PRODUCCIÓN
Frederick Stephani
GUION
William R. Lipman, Myles Connolly
REPARTO
Johnny Weissmuller (Tarzán), Maureen O’Sullivan (Jane), Johnny Sheffield (Boy), Virginia Grey (Connie Beach), Charles Bickford (Buck Rand), Paul Kelly (Jimmie Shields), Elmo Lincoln (Peón del circo), Chill Wills (Manchester Montford), Cy Kendall (Coronel Ralph Sergeant), Russell Hicks (Juez Abbotson), Howard C. Hickman (Blake Norton), Charles Lane (Gould Beaton), Miles Mander (Capitán del puerto), Anne Jeffreys (Joven), William Forrest (Inspector del aeropuerto), Willie Fung (Sun Lee), Marjorie Deanne (Chica de los cigarrillos), Eddie Kane (Eddie), Mantan Moreland (Sam), Dorothy Morris (Chica del ropero)
CINEMATOGRAFÍA
Sidney Wagner
BANDA SONORA
David Snell
DISTRIBUIDA POR:
Metro Goldwyn Mayer
DURACIÓN 
71 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
El Triunfo de Tarzán

TARZÁN: “Una selva de piedra.”
JANE: “Sí, hecha por el hombre.”
TARZÁN: “¿Nativos viven ahí?”
JANE: “Sí, viven y trabajan.”
TARZÁN: “¿Por qué?”
JANE: “Para unificar sus esfuerzos, hacer las cosas aprisa y ahorrar tiempo.”
TARZÁN: “¿Ahorrar tiempo? ¿Por qué?”
JANE: “Esa pregunta que me haces todavía no ha podido contestarla nadie.”

CURIOSIDADES
Se trata de la sexta película de la saga de Tarzán interpretada por Johnny Weissmuller, y una de las más conocidas por el choque cultural que sufría el personaje al verse obligado a viajar a Nueva York. La producción de la película comenzó el diecisiete de diciembre de 1941, y finalizó el 28 de enero de 1942. El rodaje comenzó un mes después acabar “El Tesoro de Tarzán” (1941), se completó en solo seis semanas, y contó con un presupuesto de setecientos mil dólares. 
La mayor parte del rodaje tuvo lugar el “backlot/ranch” de los estudios de la Metro Goldwyn Mayer, aunque fue necesario rodar algunas escenas adicionales a comienzos de febrero de 1942. Durante un tiempo, se extendieron leyendas urbanas que aseguraban que Johnny Weissmuller había saltado setenta y cinco metros de altura desde el Puente de Brooklyn para la escena que tenía lugar allí. Evidentemente, esto no era verdad. En realidad, la toma había sido grabada por el cámara Jack Smith desde una torre de los estudios Metro Goldwyn Mayer, soltando un maniquí desde una altura de tres metros, hasta un tanque de agua.
El estudio decidió alquilar todo el Circo Hagenback-Wallace y trasladarlo momentáneamente a sus instalaciones. Para las escenas de África, parte del rodaje tuvo lugar en Wakulla Springs, Florida, aunque algunas de las escenas exteriores sin el reparto se rodaron en Nueva York. Fue la primera película en ser mostrada de forma gratuitamente a soldados que se encontraban en el extranjero. Una copia fue enviada a la guarnición establecida en Islandia en mayo de 1942. 
Debido a que la película tenía lugar en Nueva York, fue la primera en contar con una canción, que era interpretada por el personaje de la novia de Jimmie, “I'm Through With Love". En realidad, era interpretada por Vera Van, y no por la actriz Virginia Grey que interpretaba al personaje.
Esta fue la última película de Tarzán de Metro Goldwyn Mayer, y la más corta. También cuenta con la última aparición de Maureen O’Sullivan interpretando a Jane, y la última aparición de la actriz en una película hasta el año 1948, seis años más tarde. Dicha interrupción en su carrera se debía a que necesitaba más tiempo para cuidar de sus siete hijos. Otra curiosidad es que la película cuenta con la aparición de Elmo Lincoln, el primer actor en interpretar a Tarzán en 1918, en el papel de uno de los peones del circo. De hecho, el actor ni siquiera estaba acreditado en la película. La película también cuenta con tres aeronaves distintas que aparecen durante la trama, uno para la escena en África, y otros dos para el viaje de ida a vuelta a Nueva York.
La película no solo se convirtió en una de las más conocidas del Tarzán de Weissmuller, sino además una de las favoritas de los fans. Principalmente, esto se debía a las divertidas situaciones del héroe, cuando se enfrentaba al choque cultural de adaptarse a la civilización.

NOTA PERSONAL
Está fue la primera película de Tarzán que vi siendo solo un niño, y quizás por eso es una de mis favoritas. Supongo que las situaciones cómicas del film son más dirigidas a un público más joven, aunque creo que los adultos también pueden apreciarlas. Muchos años después, recuerdo que cuando vi en el cine “Cocodrilo Dundee” (1986), lo primero que me pensé fue: “esto es muy parecido a “Tarzán en Nueva York”.
Es evidentemente que la película, como todas las del Tarzán de Weissmuller, es muy simple en cuanto a estructura y trama. Pero también es cierto que la película no tiene pretensión alguna, es simplemente una creación diseñada para entretener y ofrecer momentos divertidos. Antes de entrar en lo relativo a la ciudad de Nueva York, es importante señalar algunos momentos hilarantes, aunque solo sea por lo forzados y exagerados que son. 
Por supuesto me refiero al momento en el que Boy demuestra sus dotes de entrenador de elegantes en la selva, y los animales realizan una serie de ejercicios que para nada encajan con el marco selvático que les rodea. Como adulto, puedo entender perfectamente que el propietario del circo quisiera llevarse al muchacho inmediatamente. Al ver la película siendo un niño, la escena me encantó y me produjo profunda admiración. También quiero señalar que está es la película en la que el personaje de Jane está menos cargante y más dentro de un papel que se supone lógico. Es mi interpretación favorita del personaje a manos de Maureen O’Sullivan.
Pero quien está extraordinariamente divertido en esta película es Weissmuller. Casi parece evidente que el actor se divirtió mucho interpretando al personaje. Sus reacciones ante la radio del taxi, el teléfono, la ducha del hotel, o el proceso de entender que es la ley y como adaptarse, son simplemente geniales. Creo que en un aspecto de comedia, todavía funcionan a día de hoy sin ningún problema. 
La escena del Puente Brooklyn también me pareció muy lograda, aunque debo sincero que no puedo entender porque alguien pudo creer que había sido el actor el que había realizado el salto, cuando la toma es completamente inverosímil. Pero supongo que tiene más que ver con la época que otra cosa. Todas las escenas de Chita son divertidas, aunque reconozco que algunas están dirigidas más al niño que fuimos.
En términos generales, es una de mis películas favoritas interpretadas por Weissmuller, quizás porque fue la primera que vi como niño, o quizás porque es simplemente ingeniosa y divertida. Y es que siempre he creído que una película no tiene porque ser pretenciosa o extremadamente elaborada para convencer. Existen numerosos ejemplos que lo prueban.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Tarzán, Jane y Boy están pasando un buen día en la selva, cuando Chita se altera ante la presencia de un aeroplano que aterriza en la selva. 
Tarzán parte en su busca de ellos para echarlos, ante la perplejidad de Boy. Jane le explica que los hombres que vienen a la selva, siempre causan problemas. El grupo que aterriza ha venido en busca de leones para un circo, pero los trabajadores que han contratado en África temen acercase al escarpado donde vive Tarzán. Mientras sus capataces se entusiasman por la cantidad de huellas de leones, Tarzán llega para echarles desarmando a uno de ellos. Otro decide ser más cordial y se presenta como Manchester Montford, domador de animales. Éste presenta al piloto de la expedición, Jimmie Shields, y al famoso cazador Buck Rand. Tarzán insiste en que se marchen, pero Jimmie le indica que ya está anocheciendo y sería peligroso. Tarzán construye un reloj de sol con dos palos, y les indica que deben marcharse a la salida del sol.
A la mañana siguiente, Boy está entusiasmado con la idea de ir a ver el avión, aunque Jane continúa preocupada por la presencia de los humanos. 
Tarzán la tranquiliza asegurándola que Boy solo verá el avión cuando esté en el cielo. El grupo de cazadores ha estado capturando leones toda la noche, y al amanecer comienzan a cargarlos. Boy decide ir a visitarlos montado en su pequeño elefante. Los cazadores quedan impresionados al ver como Boy tiene entrenados a tres elefantes, y el conocimiento que tiene sobre ellos. Buck Rand queda impresionado y considera que Boy podría realizar una actuación en el circo, que les traería grandes beneficios. Cuando Boy se interesa en visitar el avión, Buck le invita a volar con ellos. Viendo sus intenciones, Jimmie se niega en rotundo y le ordena a Boy que vuelva a casa. Los cazadores continúan recogiendo sus trofeos, cuando Manchester cae accidentalmente en una de sus trampas. Boy acude al rescate y consigue ahuyentar a un león que se disponía a atacarle, hasta que Buck lo abate de un disparo. Justo entonces una tribu de nativos ataca a la expedición, que se ve obligada a subir en el avión y marcharse. Boy grita para llamar a Tarzán y Jane, que acuden en su ayuda. 
Los nativos cortan una de las lianas que estaban usando, y prenden fuego a esa parte de la selva donde han caído. Boy es incapaz de atravesar las llamas, y el grupo se lo lleva en el avión dando a Tarzán y Jane por muertos.
Chita acude al rescate de Tarzán y Jane, ayudándoles a que recuperen el sentido y proporcionándoles una liana para que escapen de las llamas. Chita también le explica a Tarzán que Boy se ha ido con los cazadores, y Tarzán se propone encontrarle. Tras un largo viaje a través de la jungla, la pareja llega a un poblado en la costa. Allí descubren que el avión de los cazadores se dirige a Nueva York. Dispuestos a ir a buscarlos, ambos llevan una bolsa con oro para sus gastos, consiguiendo pasajes de avión y viéndose obligados a comprar ropa más adecuada. Tarzán se siente incomodo con su nuevo traje, pero Jane consigue convencerle para que se adapte y los dos parten en avión a Nueva York, acompañados de Chita.
Al llegar a Nueva York, la pareja pasa por todos los tramites de inmigración, mientras Chita comete alguna que otra travesura. De camino a un hotel, Tarzán se siente confuso por el estilo de vida de la civilización y la tecnología que la acompaña. Cada vez que se cruza con Afroamericanos, Tarzán esta convencido de que son miembros de una tribu de África. Al llegar al hotel donde se hospeda Jimmy Shields, descubren que estará ausente durante dos días, por lo que deciden instalarse allí. El encargado del hotel permite que Chita se quede con ellos a pesar de sus travesuras. El botones les indica que pueden encontrar a Jimmy en un club donde canta su novia. En la habitación del hotel, Chita crea alguna situación cómica con el teléfono, y Tarzán entra en la ducha vestido describiéndola como lluvia buena.
Al anochecer, Tarzán y Jane se dirigen al club nocturno. Aunque no logran encontrar a Jimmie, encuentran a su novia. Ésta les explica que Jimmie no fue capaz de pagar la cifra requerida por inmigración para adoptar a Boy, pero que Buck Rand lo hizo para incluir al muchacho en su espectáculo. 
En el circo, Boy no es demasiado feliz, a pesar de que Manchester es muy amable con él. Buck no lo es y además su circo se enfrenta a serios problemas económicos. Buck recibe la oferta de un circo llamado el Show de Bradson, que ofrece cien mil dólares por los derechos de representación de Boy, indicando que se reúnan con mil dólares en Río de Janeiro. Tarzán y Jane llegan al circo y el primero grita para que Boy le escuche, cuando el encargado de la recaudación niega albergarle allí. Buck se lleva a Boy en coche, pero Chita logra desarmar al encargado. Tarzán es rodeado por los trabajadores del circo, pero Jimmie llega en ese momento acompañado de la policía. Pero el encargado muestra los documentos que prueban que el joven está bajo la custodia de Buck. Ante las peticiones de Jane, Tarzán accede a esperar para solucionarlo todo legalmente.
Se lleva a cabo un juicio, donde Tarzán es llamado a declarar. Éste explica como ha educado a Boy para crecer en la selva en armonía con la selva, logrando ganarse la simpatía del juez. Sin embargo, cuando Jane es llamada a declarar, pero se ve obligada a reconocer que Boy no nació en la selva, y que no es la madre biológica de Boy. 
Esto provoca que Tarzán pierda el control y ataque al abogado que representa al circo. Mientras la vista es aplazada, Tarzán decide escapar a través de las ventanas del juzgado para salvar a Boy antes de que sea tarde. De esta forma, la policía comienza una persecución para atrapar a tarzán por toda la ciudad, llegando a subir a lo alto del Puente Brooklyn desde el cual salta para zambullirse en el río, cuando se ve rodeado. Jane, Jimmie y su novia son testigos del salto. Jimmie se ofrece a llevar a Jane a casa, pensando que Tarzán ha perecido. Sin embargo, Jane está convencida de que le encontraran en el circo.
En el circo, Buck se prepara para llevarse a Boy, pero Manchester intenta detenerle ayudando al muchacho escapar. Sin embargo, Buck no duda en disparar sobre Manchester, y rodea a Boy en la zona de los trapecios. Tarzán llega en ese momento al circo y realiza su grito, al que Boy responde para que le localice. 
Tarzán logra hacerlo, pero los hombres de Buck consiguen atraparle con la red del trapecio, al provocar que caiga cortando las cuerdas. Tarzán es encerrado en una jaula del circo, pero logra escapar tras llamar a los elefantes para que le liberen. Buck aprovecha ese tiempo para capturar a Boy y llevárselo en coche, pero los elefantes del circo les impiden salir y comienzan a destruir el circo. Durante el caos, Tarzán consigue saltar a coche y rescatar a Boy, antes de que el coche de Buck se estrelle.
De vuelta al juzgado, Tarzán descubre que ha sido condenado a sesenta días de prisión, pero el juez decide perdonarle, asegurándole que visitará la jungla para pescar con ellos. Jimmie le indica que podrá acompañarle cuando se case con Connie, pues iran allí a pasar la luna de miel. Por fin libres, Tarzán, Jane y Boy regresan a la jungla, donde reanudan sus vidas felices.

ESCENA
Aunque la escena esté en inglés, no cabe duda de que es la más mítica de la película. La policía persigue a Tarzán, que termina saltando del Puente Brooklyn.

No hay comentarios:

Publicar un comentario