- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 16 de junio de 2010

SUPERMAN III

FECHA DE ESTRENO
16 de Junio de 1983
TITULO ORIGINAL
Superman III
DIRECTOR
Richard Lester
PRODUCTOR
Ilya Salkind, Pierre Spengler
GUION
David Newman, Leslie Newman
REPARTO
Christopher Reeve (Kal-El, Clark Kent, Superman), Richard Pryor (Gus Gorman), Robert Vaughn (Ross Webster), Annette O’Toole (Lana Lang), Annie Ross (Vera Webster), Pamela Stephenson (Lorelei Ambrosia), Margot Kidder (Lois Lane), Marc McClure (Jimmy Olsen), Jackie Cooper (Perry White), Gavan O’Herlihy (Brad Wilson), Paul Kaethler (Ricky Lang)
CINEMATOGRAFÍA
Robert Paynter
BANDA SONORA
Ken Thorne, John Williams
DISTRIBUIDA POR:
Warner Bros. Pictures
DURACIÓN
125 minutos
PRECEDIDA POR:
Superman II
SUCEDIDA POR:
Superman IV: En Busca de la Paz

PERRY WHITE: “De verdad que no le entiendo Olsen. Hay un banquete aburrido y me trae tres mil fotos aburridas. Superman salva a un hombre en la tercera avenida esta mañana delante de sus mismísimas narices, y no hace una sola foto para un reportaje gráfico.”
JIMMY OLSEN: “Jefe, es que no llevaba la cámara.”
PERRY WHITE: “Un fotógrafo come con su cámara; un fotógrafo duerme con su cámara.”
LOIS LANE: “Me alegro de no ser un fotógrafo.”

ROSS WEBSTER: “Ya tenemos ordenadores.”
GUS GORMAN: “No, no como este, no hay en todo el mundo un ordenador comparable a este, en ningún sitio. Jefe, hay que fabricarlo. “
ROSS WEBSTER: “¿Qué será capaz de hacer?”
GUS GORMAN: “Lo que yo le diga.”
ROSS WEBSTER: “¿Y que hará por mí?”
GUS GORMAN: “¿Por usted? Todo lo que usted me diga, que yo le diga, que haga por usted.”

SUPERMAN OSCURO: “Siempre has querido volar Kent, ahora volarás.”

CURIOSIDADES
La tercera película de Superman fue mucho menos popular que sus predecesoras tanto financieramente como a nivel de crítica. A pesar de ello fue la quinta película más taquillera del año 1983. La crítica más negativa se concentró en el tono de comedia otorgado al film, aunque parte de la crítica elogió a Reeve por su interpretación del Superman Oscuro. Ilya Salkind había escrito un borrador del film que incluía la aparición de los villanos del cómic Brainiac y Mister Mxyzptlk. Dicho borrador también incluía la aparición de la prima del héroe, Supergirl, pero el esfuerzo fue en vano, pues no fue del agrado de Warner Bros. Dicho borrador fue difundido en Internet en el año 2007.
Las críticas de los fans fueron variadas, pero mayoritariamente negativas por parte de la crítica. La crítica más frecuente hacía referente a la aparición de Richard Pryor, actor que había saltado a la fama en la década de 1970. Pryor se había declarado a menudo un gran fan de las dos primeras películas, lo que provocó que los Salkinds se decidieran a otorgarle un papel principal en la tercera entrega. Tras su estreno, Pryor firmó un contrato con Columbia Pictures por un valor de cuarenta millones de dólares.
Los espectadores también consideraron que el villano, Ross Webster, interpretado por Robert Vaughn era un sustituto demasiado pobre a Lex Luthor, y además no había aparecido en ninguno de los cómics del héroe. Tanto Gene Hackman como Margot Kidder se había mostrado a disgusto con el trato que los Salkinds habían otorgado al director de las dos primeras entregas (la segunda parcialmente, Richard Donner. Esto provocó que Hackman se negara a repetir el papel en la tercera película. Por otra parte, las críticas públicas hacia los Salkinds provocaron que Margot Kidder viera su participación en la tercera entrega reducida a un breve cameo. Sin embargo Ilya Salkind ha declarado que esto no fue así, y que el equipo había decidido explorar otro romance del personaje, al considerar que la relación de Clark y Lois se había agotado en las dos primeras películas. Se decidió optar por el personaje de Lana Lang, que recayó en las manos de Annette O’Toole. Esta misma actriz interpretaría a Martha Kent en la serie conocida como “Smallville”.
Parte de la culpa del estilo de la tercera entrega recayó en el director Richard Lester, popular por sus comedias de las décadas de 1960 y 1970. Lester rompió la tradición de los créditos de “Superman”, convirtiéndolos en una secuencia de comedia slapstick, en lugar de llevarlos al espacio como en sus predecesoras. Reeve llegó a declarar que siempre estaba buscando la manera de introducir un gag, llegando a exagerar los relacionados con Richard Pryor. El guión también recibió duras críticas. Donner se había negado a considerar las propuestas de David y Leslie Newman, pero al no estar ya en el proyecto, ambos recibieron carta blanca para hacer lo que quisieran.
Originalmente, la película iba a titularse “Superman Contra Superman”. Los productores de “Kramer Contra Kramer” (1979) amenazaron al equipo con una demanda por la similitud de los títulos. Los Salkinds intentaron explicar que no era más que un juego de palabras en relación con los habituales “Superman vs. el enemigo de turno”, pero los mencionados productores se negaron a creerlo. Finalmente, Pierre Spengler sugirió que la película se titulara simplemente “Superman III”, y se dio punto final al conflicto.
El niño que aparece esperando en el fotomatón de donde sale Superman tras cambiarse, era el mismo que había interpretado al bebé Kal-El en la primera entrega de la saga en el año 1978, cinco años antes.

NOTA PERSONAL
Voy a comenzar admitiendo que esta es sin duda la peor película de toda la saga del Hombre de Acero, pero en lo relativo a este súper-héroe nunca he podido ser demasiado objetivo. En el año de estreno del film, yo solo tenía diez años de edad, con lo que el ambiente humorístico no me molestó demasiado. A pesar de ello, estoy más que dispuesto a aceptar que Richard Pryor tiende a caer en la exageración y en el exceso, si bien no me parece el mayor fallo de la película.
Siempre he mantenido que el mayor fallo de la saga de Superman, ha sido el evitar hacer uso de los villanos espectaculares con los que ha contado el personaje en sus cómics. En esta ocasión vamos más allá y se crea a un villano que ni siquiera existía en los cómics, y que parece una mala copia de Lex Luthor. Esta mala idea se combinó con un intento de utilizar la informática, cuyo uso crecía en la década de 1980, y que no fue una mala idea. Por eso siempre he pensado que en esta película se hubiera aprovechado al villano Brainiac de una manera excepcional.
A pesar de estos fallos, y de que mi admiración por la película ha decrecido notoriamente con el paso del tiempo, sigo opinando que esta incluye grandes momentos que no pueden ser ignorados. El mejor de todos ellos es la batalla entre el Superman Oscuro, o corrompido por la kriptonita, y la versión benigna de Clark Kent. Reeve impresiona cambiando radicalmente al héroe, adoptando una actitud chulesca, impulsiva y agresiva. Si bien se podía haber utilizado, una vez más, al villano Bizarro con el mismo propósito, creo que la secuencia en el desguace es de lo mejorcito que hay en el cine de súper-héroes. Otro aspecto que me encantó fue la inclusión de Lana Lang en la película, que no deja de ser uno de los personajes más importantes en la historia de Superman, y que ha sido ignorado de forma exagerada en la saga. También soy de la opinión de que O’Toole realizó un soberbio trabajo interpretándolo, aportando grandes dosis de dulzura. Lastima que el personaje no llegara a interactuar demasiado con Lois, que fue aparcada en esta película.
Finalmente, la gran batalla contra el ordenado también posee grandes momentos, como la burbuja en la que atrapa al héroe, o el momento en el que transforma a Vera, que por cierto me parece el único villano “potable” en la película en un Cyborg.
En cuanto al humor, hay secuencias que me gustaron como las que mostraban a Lorelei siendo más inteligente que aquellos que la rodeaban, a pesar de fingir lo contrario, o las derivadas por las gamberradas cometidas por el Superman Oscuro.
En definitiva, la película consigue entretener, y contiene momentos memorables, si bien hay otros que son excesivamente ridículos. Pero como he mencionado, cuando se trata de Superman, no soy demasiado objetivo.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En la ciudad de Metrópolis, un nuevo día comienza en el cual Superman acude al rescate de un ciudadano atrapado en su coche, que sufre una inundación interna al chocar contra una boca de riego. En la oficina del paro, Gus Gorman no tiene un buen día, debido a sus constantes perdidas de empleos, toda ayuda que había de recibir es cortada de tajo. Sin embargo, la suerte le sonríe cuando descubre una habilidad singular como programador de ordenadores, lo que le hace conseguir un empleo en Industrias Webscoe.
En el Daily Planet, Lois Lane se dispone a partir de vacaciones a las Bermudas, mientras Clark Kent ha logrado convencer a su jefe Perry White, para asistir a su reunión de antiguos alumnos en Smallville, y escribir un artículo sobre la experiencia. De camino allí con el fotógrafo Jimmy Olsen, encuentran una fábrica incendiada. Clark se transforma en Superman para rescatar a los obreros, y termina por rescatar a Jimmy que resulta herido intentando sacar fotos demasiado cerca del fuego. Tras esto, Superman descubre que la fabrica posee un acido que puede producir una nube de acido corrosivo si su temperatura se incrementa demasiado. Para apagar el fuego, Superman utiliza su súper-aliento para congelar un lago cercano, y transportarlo encima de la fábrica. Allí, este se funde y logra apagar el fuego evitando el desastre.
Mientras tanto, en Metrópolis, Gus Gorman se ha convertido en un genio de los ordenadores, y utiliza su conocimiento para absorber la pequeña figura de redondeo en todos los sueldos de los empleados de la compañía en el suyo propio. Sin embargo, comienza a gastar dicho dinero de manera ostentosa, con lo que es descubierto por el presidente de la compañía, Ross Webster. Este, junto a su hermana Vera, y su amante Lorelei. Ross decide utilizar las habilidades de Gus Gorman para beneficio propio, amenizándole con entregarle a las autoridades si no coopera.
En Smallville, Clark se reencuentra con su amiga de juventud Lana Lang, ahora divorciada, y con un hijo llamado Ricky. También se enfrenta al antiguo matón del instituto, ahora un alcohólico, Brad. Durante un picnic con Lana y Ricky, Clark se ve obligado a rescatar al niño de morir arrollado por segadoras, cuando pierde el conocimiento.
En Metrópolis, Ross obliga a Gus a manipular el satélite de climatología para provocar un tornado en Colombia, cuyos negocios con el café no ha sido capaz de controlar. Gus logra dicha tarea, pero Superman acude en ayuda de Colombia logrando evitar que la cosecha de café quede arruinada debido al clima. Para eliminar la interferencia de Superman, Ross ordena a Gus que utilice los ordenadores para descubrir la composición de la kriptonita, recordando un artículo de Lois Lane que la mencionaba como la única cosa que podía acabar con el Hombre de Acero. Gus utiliza las computadoras para analizar los restos de Kriptón en el espacio, pero uno de los componentes de la Kriptonita no es identificado, y Gus lo sustituye por alquitrán.
De nuevo en Smallville, Superman acude al cumpleaños de Ricky, y el pueblo aprovecha la oportunidad para entregarle la llave de Smallville. Gus y Vera aparecen haciéndose pasar por oficiales del ejército y entregarle la Kriptonita a Superman como regalo. Aunque la Kriptonita no funciona, altera la personalidad de Superman que se vuelve egoísta, y malvado, cometiendo actos de vandalismo. Ross procede a utilizar a Gus y sus talentos para controlar todas las reservas de petróleo en el mundo, y concentrar los petroleros en medio del Atlántico. Cuando uno se niega a obedecer, Lorelei seduce al ahora malvado Superman para que le detenga, y este accede. Como recompensa, Ross accede a construir una súper-computadora para Gus.
Superman termina dividido en dos personas, un Superman malvado, y un Clark Kent benevolente, que consigue someter a su lado oscuro, recuperándose de los efectos de la Kriptonita. Tras esto, Superman acude al apartamento de Lorelei, donde Ross le ha dejado un mensaje para que se enfrente a ellos y su súper-computadora en un cañón. Superman logra llegar allí superando ataques de misiles, y ante la computadora se enfrenta a distintas armas. Estas incluyen una burbuja que le atrapa, aunque consigue liberarse gracias a sus rayos ópticos. Finalmente, la computadora utiliza Kriptonita, esta vez compuesta correctamente. Sin embargo, Gus decide que no quiere pasar a la historia como el hombre que mató a Superman, y decide ayudarle, destruyendo el proyector de Kriptonita, y oponiéndose a Ross Webster. La computadora obtiene consciencia propia, y no solo ataca a Superman sino a Lorelei, y Ross. También atrapa a Vera convirtiéndola en un Cyborg para que se enfrente al héroe, y a los villanos a los que inmoviliza con rayos que surgen de sus manos. Superman acude a la fabrica que salvó donde adquiere un recipiente con acido. El ordenador lo identifica como inofensivo, pero cuando la temperatura sube, este se vuelve volátil, destruyendo la computadora por completo.
Ross, Vera y Lorelei son entregados a las autoridades, pero Superman decide darle una oportunidad a Gus consiguiéndole un empleo en una mina de carbón operada parcialmente por ordenadores. De regreso en Metrópolis, Clark se reúne con Lois que ha vuelto de sus vacaciones, y con Lana Lang, que se ha mudado a la ciudad y ha obtenido un empleo como secretaria de Perry White.

ESCENA
Alterado por la Kriptonita defectuosa, Superman termina dividido en dos personas, el malvado Superman, y el benevolente Clark Kent, que se enfrentan en duelo personal.

1 comentario:

  1. La escena de Vera transformándose en cyborg da miedo, me encanta el pequeño atisbo de celos solo por un momento en la cara de Lois al ver la sortija de diamante de Lana.

    ResponderEliminar