miércoles, 5 de mayo de 2010

INDIANA JONES Y EL TEMPLO MALDITO

FECHA DE ESTRENO
23 de Mayo de 1984
TITULO ORIGINAL
Indiana Jones and the Temple of Doom
DIRECTOR
Steven Spielberg
PRODUCTOR
George Lucas, Robert Watts, Frank Marshall, Kathleen Kennedy
GUION
Willard Huyck, Gloria Katz, George Lucas
REPARTO
Harrison Ford (Indiana Jones), Kate Capshaw (Wilhelmina Scott), Jonathan Ke Quan (Tapón), Amrish Puri (Mola Ram), Roshan Seth (Chattar Lal), Philip Stone (Capitán Philip Blumburtt), Raj Singh (Zalim Singh), D.R. Nanayakkara (Shaman), Roy Chiao (Lao Che), David Yip (Wu Han), Ric Young (Kao Kang), Chua Kah Joo (Chen), Pat Roach (Capataz de minas)
CINEMATOGRAFÍA
Douglas Slocombe
BANDA SONORA
John Williams
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
118 minutos
PRECEDIDA POR:
En Busca del Arca Perdida
SUCEDIDA POR:
Indiana Jones y la Última Cruzada

INDIANA JONES: “El mal empezó en Bankot, y como monzón empuja las sombras por todo el país, por todo el país.”
INDIANA JONES: “¿El mal? ¿Qué mal?”
TAPON: “Ser mala noticia. Tú escucha a Tapón, y tú vivir más.”
SHAMAN: “Vinieron de palacio, y llevaron Sivalinga de nuestro poblado.”
WILLIE SCOTT: “¿Se llevaron qué?”
INDIANA JONES: “Una piedra, una piedra sagrada del altar que protege el poblado.”
SHAMAN: “Por eso Shiva te ha traído aquí.”
INDIANA JONES: “Nadie nos ha traído, nuestro avión se estrelló.”
SHAMAN: “No, no. Oramos a Shiva pidiendo ayuda para encontrar piedra. Shiva ha sido quien os ha hecho caer del cielo. Por eso iréis a Palacio de Bankot, para buscar Sivalinga, y devolverla a nosotros.”

INDIANA JONES: “¡Tapón!”
TAPON: “¿Qué?”
INDIANA JONES: “Frena, frena, despacio.”
TAPON: “¡Vale! ¡O no! Se ha roto. Estamos perdidos Indy.”
WILLIE SCOTT: “Como siempre.”

CURIOSIDADES
Steven Spielberg asegura que inicialmente George Lucas le había asegurado que si aceptaba dirigir “En Busca del Arca Perdida”, tendría que dirigir una trilogía. Sin embargo resultó que Lucas no tenía tres historias en mente tal y como había asegurado, y las dos siguientes películas se tuvieron que planear partiendo de cero. “El Templo Maldito” mezclo un estilo más aventurero con situaciones verdaderamente macabras y oscuras. Tanto Spielberg como Lucas atribuyeron dicho tono oscuro a la ruptura de sus relaciones con Amy Irving y Marcia respectivamente.
Mientras Spielberg deseaba volver a utilizar el personaje de Marion Ravenwood, sin embargo Lucas deseaba crear una precuela para no volver a utilizar a los Nazis como villanos. Mucha gente ignora que los eventos de “El Templo Maldito”, que tienen lugar en el año 1935, suceden antes de los eventos de “El Arca Pérdida”, que tienen lugar en 1936. Varias historias se tuvieron en consideración, como usar al padre de Marion, Abner Ravenwood que se mencionaba en la primera película. Se crearon escenas adicionales como una persecución en moto por la Gran Muralla China, y se pensó en utilizar al Rey Mono, Sun Wukong, como historia central pero las autoridades chinas prohibieron consentir en filmar en dicha ubicación. Otras historias incluían el descubrimiento de un valle habitado por dinosaurios (al estilo “Parque Jurasico”), o un castillo encantado en Escocia. Esta última idea les atrajo, pero les pareció que era demasiado similar a “Poltergeist”. Sin embargo la historia fue modificándose hasta trasladar su acción a un templo demoníaco en la India. Alrededor de esa idea se añadieron los temas de cultos religiosos, esclavitud infantil, magia negra y sacrificios humanos. Se le pidió a Lawrence Kasdan escribir el guión de nuevo, pero en esta ocasión se negó pues la historia le parecía demasiado horrible. Debido a esto, y temiendo haberse pasado, se decidió mezclar el horror de muchas escenas con un estilo humorístico que sirviera de atenuante.
Como compañera de Indiana, se pensó en utilizar a una princesa virginal, pero a Spielberg no le atrajo la idea. Finalmente se decidió por utilizar a un personaje femenino que fuera todo lo contrario al de Marion. El nombre de Willie procedió del Cocker Spaniel de Spielberg, y no era valiente, sino una histérica dama constantemente en apuros. Kate Capshaw tuvo que teñirse de rubia para marcara aún más la diferencia con Marion. Se pensó en titular la película “Indiana Jones y el Templo de la Muerte”, pero se decidió que el titulo era demasiado macabro. Otros problemas surgieron cuando se les denegó permiso para filmar en el Norte de la India, y el Fuerte Amber ya que el gobierno consideraba que el guión era racista. Como resultado, el rodaje se trasladó a Kandy, Sri Lanka, y se utilizaron modelos a escala, y pinturas de fondo para crear el poblado, el templo, y el Palacio de Bankot. Problemas curiosos surgieron cuando un elefante se comió el vestido rojo de Willie en el número musical del comienzo, o Harrison Ford sufrió una hernia discal mientras se rodaba el viaje en elefantes, lo que requirió que su doble de escenas de acción, Vic Armstrong, tuviera que realizar escenas adicionales.
La persecución en la mina se creó con una combinación de diferentes modelos a escala, al estilo de una gran montaña rusa, utilizando marionetas que ocupaban el lugar de los actores. Algunas tomas de Stop Motion fueron necesarias también. El puente colgante se hallaba suspendido setenta metros sobre un lugar de Sri Lanka. Debido a su temor por las alturas, Spielberg se negó a cruzarlo y tuvo que conducir para llegar al otro lado y poder. Harrison Ford no tenía dicho problema, y lo cruzaba a toda velocidad sin problemas.
La película recibió críticas diversas, y las negativas se centraban en lo gráfico de determinadas escenas para el público más joven. El personaje de Willie fue bastante criticado, y la propia Kate Capshaw reconoció no tenerle demasiada simpatía al personaje. En general se consideró que le faltaba ese toque serio que caracterizaba a la primera película. A pesar de las distintas opiniones, la película arrasó en taquilla.

NOTA PERSONAL
La verdad es que siempre he considerado que “El Templo Maldito” es la película que más dista en estilo al resto de las otras, pero eso no ha impedido que sea un gran fan del film. La acción es mucho más trepidante que en el resto de películas de la saga, y de hecho da la sensación de que las distintas aventuras se suceden a un ritmo vertiginoso. Más que una película de aventuras, mezclada con su dosis de intriga, misterio e investigación, esta es una película que fusiona la aventura, con el terror y la comedía. Dicha mezcla es intensificada con una velocidad en su trama, que no solo es inusual, sino que da lugar a una película que no confiere descanso alguno al espectador.
Si bien el personaje de Marion Ravenwood me sigue pareciendo el mejor, como interés romántico, reconozco que el personaje de Willie me pareció verdaderamente gracioso. Curiosamente, a lo largo de la película va perdiendo ese pánico, y se va mostrando más capaz de superar las emociones fuertes a las que es sometida. A fin de cuentas, sale de una situación imposiblemente peligrosa para entrar en otra peor, es normal ese pánico constante. El personaje de Tapón tiene su gracia, pero lo vi menos realista en determinadas situaciones.
Pero lo que siempre he observado, es que la película la disfruté, en parte debido a ese aspecto gore rozando en terror en determinadas ocasiones. La escena de Mola Ram sacándole el corazón a su víctima me parece memorable. Otras grandes escenas incluyen a los protagonistas caminando sobre un suelo de bichos e insectos asquerosos, o el momento en el que Indiana Jones es obligado a ingerir la sangre de Kali. Con un tono de comedia, son geniales las escenas de la asquerosa cena, y el sacrificio de Willie, en el que se pasa todo el rato descendiendo hacia la lava, para ascender y caer una vez más. En plan vertiginoso, y con una idea más enfocada en la acción, la carrera en los vagones por las minas pasará a la historia del cine, y otras grandes escenas de acción incluyen el descenso en balsa hinchable por los Himalayas, o la escena del puente colgante. Si a esto le añadimos el número musical del principio, creo que no se puede negar que a la película no le falta nada, a excepción de esa clásica investigación detectivesca arqueológica que caracteriza toda la saga. Dicho esto, esta sigue siendo la segunda película que más me gusta de toda la saga.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1935, Indiana Jones se encuentra en Shangai con la intención de encontrarse con el gangster Lao Che, para intercambiar las cenizas de un emperador de la Dinastía Ming por un diamante. Sin embargo, el intercambio va mal, cuando Indiana es envenenado, y pierde ambos tesoros. Tras obtener el antídoto, Indy escapa junto a la cantante del local donde se celebraba la reunión, Willie Scott, y que mantenía una relación con Lao Che. Ambos son recogidos por el niño llamado Tapón, y amigo de Indy, que les conduce hasta el aeropuerto. El trío escapa en una avioneta, sin saber que esta pertenece al gangster. De esta forma Willie se ve arrastrada a un estilo de vida marcado por las aventuras y sus constantes peligros. Cuando la avioneta sobrevuela los Himalayas, los pilotos saltan en paracaídas mientras el trío esta durmiendo. Pronto se dan cuenta de la situación, y sin más paracaídas, se ven obligados a saltar a bordo de una lancha hinchable con la que descienden por la montaña, para terminar en los rápidos de un río. Dicho trayecto les lleva ante un Shaman hindú, que les lleva a la aldea de Mayapore, en la India.
Allí, descubren que un culto adorador de la diosa de la muerte Kali ha resurgido en el Palacio de Bankot, tras la instauración de un nuevo Maharajá. Los soldados del palacio asaltaron la aldea con la idea de forzar a sus habitantes para abandonar la adoración de Shiva en instaurar la adoración de la diosa de la muerte Kali. Cuando los habitantes se negaron, robaron su piedra sagrada, y se llevaron a todos los niños como prisioneros. El Shaman mantiene que los tres no han llegado allí por coincidencia, sino que han sido enviados por Shiva para que acaben con el mal que amenaza por extenderse en el país. Esa misma noche, llega a la aldea un niño que ha escapado de la esclavitud a la que ha sido sometido. Esto empuja a Indiana a decidir investigar que es lo que esta ocurriendo en el Palacio de Bankot.
Indiana, Willie y Tapón llegan al mencionado Palacio donde son recibidos por el Primer Ministro Chattar Lal, que les invita a cenar ante el Maharajá esa misma noche. Entre los invitados se encuentra el Capitán Blumburtt de las fuerzas británicas. Ante la sorpresa de todos, el Maharajá resulta ser un niño de la misma edad de Tapón. La cena resulta una serie de platos desagradables para el paladar de Willie, que incluye “serpiente con sorpresa”, escarabajos rellenos, sopa de ojos y sesos de mono. Durante la cena, Indiana no duda en narrar lo que ha experimentado en la aldea de Mayapore, y sus sospechas de que el culto de adoración a Kali esta resurgiendo. El Primer Ministro se ofende, pero el Maharajá asegura que el regreso a dichas costumbres jamás tendrá lugar mientras el reine. Tras la cena, surge en romance entre Indiana y Willie, aunque las cosas no acaban de cuajar debido a la terquedad de ambos.
Tras un ataque en su habitación, Indiana descubre un pasadizo secreto en el dormitorio de Willie, y se introduce en el atravesando un túnel junto a Tapón. Tras encontrar dos cadáveres momificados, y pasar por una sala infestada de insectos, los dos quedan atrapados en una sala circular, cuyo techo comienza a descender mientras del mismo surgen afilados pinchos. Willie se ve forzada a atravesar el mismo camino, y a introducir su brazo en una ranura llena de bichos para desactivar el mecanismo y salvar la vida de Indiana y Tapón. Los tres llegan a la parte superior de una sala, donde contemplan a un sacerdote llamado Mola Ram. Este realiza una ceremonia de sacrifico humano a Kali. Un hombre es introducido en una jaula de metal, y Mola Rama utiliza la magia negra para extirparle el corazón sin dejarle cicatriz alguno ni matarle. La víctima desciende en la jaula hasta un pozo lleno de lava, y cuando comienza a arder, también lo hace su corazón en la mano de Mola Ram, que deja la piedra sagrada robada junto a dos iguales en un altar.
Tras el sacrificio, Indiana fracasa en su intento de hacerse con las piedras, y Tapón y Willie son capturados. Mola Ram explica que las piedras son cinco en total, y que capturaron a los niños para localizar las dos restantes en las minas. El poder de las piedras les ayudará a hacerse con el control del mundo. Tras esto, Indiana es forzado a beber la Sangre de Kali, lo que le somete al control mental del culto. Willie se convierte en el nuevo sacrificio, aunque no se le extirpa el corazón, e Indiana debe hacer descender su jaula para que arda. Tapón logra escapar de las minas, y utiliza una antorcha, quemando a Indy que recobra el sentido. Tras rescatar a Willie, y acabar con el Primer Ministro, miembro del culto, Indy decide que escaparan con los niños. En las minas liberan a todos los niños, y acaba con el capataz en combate, mientras Tapón libera al Maharajá, que practica vudú sobre Indy, del control del culto.
Los tres escapan en una vagoneta por el sistema de raíles de los túneles de la mina, logrando evadir a sus perseguidores, pero Mola Ram desprende el almacén de agua sobre los túneles, que esta a punto de arrastrarlos hacia un acantilado. Tras trepar, han de cruzar un puente colgante, donde son rodeados por Mola Ram y sus hombres. Indy corta el puente en dos, y mientras trepan al acantilado, derrota a Mola Ram que se precipita hasta el abismo infectado de cocodrilos, junto con dos de las tres piedras. Indy, Willie y Tapón llevan la piedra restante a la aldea del Shaman, donde sus habitantes reciben a sus hijos liberados por el arqueólogo. Tras una pequeña riña, Indy y Willie se funden en un beso rodeados por los habitantes de la aldea celebrando la caída del mal.

ESCENA
Mola Ram realiza el sacrificio de un inocente a la Diosa Kali, arrancándole el corazón, y haciéndole descender a un pozo de lava.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada