- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 17 de noviembre de 2010

REGRESO AL PLANETA DE LOS SIMIOS

FECHA DE ESTRENO
26 de Mayo de 1970
TITULO ORIGINAL
Beneath the Planet of the Apes
DIRECTOR
Ted Post
PRODUCTOR
Arthur P. Jacobs
GUION
Paul Dehn & Mort Abrahams,
REPARTO
James Franciscus (Brent), David Watson (Cornelius), Kim Hunter (Zira), Maurice Evans (Doctor Zaius), Linda Harrison (Nova), Paul Richards (Méndez), Natalie Trundy (Albina), Jeff Corey (Caspay), Gregory Sierra (Verger), Victor Buono (Hombre Gordo), Don Pedro Colley (Negro), James Gregory (General Ursus), Charlton Heston (Taylor), Tod Andrews (Maddox), Thomas Gomez (Ministro)
CINEMATOGRAFÍA
Milton R. Krasner
BANDA SONORA
Leonard Rosenman
DISTRIBUIDA POR:
20th Century Fox
DURACIÓN
95 minutos
PRECEDIDA POR:
El Planeta de los Simios
SUCEDIDA POR:
Huida del Planeta de los Simios

BRENT: “¡Díos mío! Esto era antes mi casa. Yo vivía aquí, y trabajaba aquí. ¿Pero qué es lo que ha pasado? ¿Qué puede haber sucedido para...? Dios Todopoderoso, al final lo hicieron. Al final el holocausto atómico.”

BRENT: “¿Ustedes hablan?”
VERGER: “Naturalmente que hablamos pero es una habilidad primitiva que solo utilizamos cuando es preciso.”
FATMAN: “Cuando rezamos.”
NEGRO: “Cuando cantamos a nuestro Dios.”
BRENT: “¿Se refieren a aquel artefacto? ¿Una bomba atómica? ¿Es eso su Dios?”
MEDIADOR: “No ha comprendido usted Señor Brent, la bomba es un arma sagrada de paz.”

TAYLOR: “Es la bomba del juicio final. Otro cariñoso recuerdo del siglo veinte. No satisfechos con construir una bomba que destruyera una ciudad, acabaron por construir una con una envoltura de cobalto. Todo bajo el dulce nombre de la paz.”

CURIOSIDADES
Existió un borrador original del guión titulado “Planeta de los Hombres” que había sido escrito por Pierre Boulle. Este guión contaba con un Taylor como protagonista catorce años después de los sucesos de “El Planeta de los Simios”, y narraba una revuelta contra los simios, que regresaban a su estado primitivo. Originalmente, iba a haber una escena en la que aparecía un bebé hibrido de simio y humano, pero finalmente se optó por eliminar la idea debido a lo confusa que podría ser, y a que podría hacerles perder su autorización para todos los públicos. Se escribió un final alternativo en el que Taylor, Brent y Nova escapaban de la ciudad subterránea antes de la detonación de la bomba, l a cual no era de la capacidad destructiva de la película. Los tres regresaban a la Ciudad de los Simios donde junto a Zira y Cornelius liberaban a los humanos de sus jaulas, y un nuevo orden comenzaba. Dicho guión finalizaba cientos de años más tarde con un maestro enseñando a niños simios y humanos en armonía. En una ultima escena, un gorila emergía del suelo disparando a una paloma.
Charlton Heston se mostró reticente a repetir el papel de George Taylor para la película. Eventualmente estuvo de acuerdo con la condición de que todas sus escenas debían de ser rodadas en un periodo de dos semanas. También insistió en que su personaje debía perder la vida. Finalmente se llegó al compromiso en el que su personaje desaparecería al principio del film, para reaparecer y fallecer al final. También sugirió el final de la película. No cobró por su participación en el film, donando su parte a caridad.
Esta es la única película en toda la saga de cinco películas en la que Roddy McDowall no aparece debido a que se encontraba participando en otro proyecto. McDowall solo aparece como Cornelius al principio del film, que muestra el final de la primera película, y David Watson interpreta al personaje en esta segunda parte. A pesar de esto, McDowall aparece a menudo en las cubiertas del DVD de la película. El papel del General Ursus le fue ofrecido a Orson Welles, pero este lo rechazó. Se consideró a Burt Reynolds para el papel de John Brent, pero se terminó por optar por James Franciscus debido a su parecido a Charlton Heston. Esta fue la primera aparición de Natalie Trundy en la serie de películas de los Simios. Es la única persona que interpretó tanto a un humano como a un simio en las diferentes películas. En esta interpreta a uno de los humanos mutantes. También es la primera aparición de Gregory Sierra, que interpreta a Verger, en la serie así como la última de Thomas Gomez, que interpreta al ministro.
Don Medford accedió a dirigir la película, pero la abandonó cuando el presupuesto fue cortado a la mitad. Debido a ese corte de presupuesto, la mayoría de los extras tuvieron que llevar máscaras en lugar del famoso maquillaje de la primera película. El productor Irwin Allen utilizó el decorado del Nueva York subterráneo en un episodio de “Tierra de Gigantes”. El mismo decorado fue utiliza en “La Rebelión de los Simios” como corredores entre el Complejo de de los Simios.
En enero de 2008 se estimó que el beneficio de la película había alcanzado los veinte millones de dólares. Considerando que el presupuesto había sido de unos modestos tres millones de dólares, la película ha sido considerada como la que más beneficios ha generado de la saga, a pesar de ser considerada por la crítica como una de las peores
Varias fuentes, como la novela creada a partir de la película, o la adaptación al cómic, revelan que el nombre de Brent es John.
A pesar de que la película parecía no tener posibilidad de continuación, tres secuelas la siguieron. En la siguiente película, Zira y Cornelius escapaban en la nave de Taylor (que de un modo desconocido habían sacado del lago y reparado), viajando el pasado y creando un bucle temporal convirtiéndose en el origen del futuro de las dos primeras películas.

NOTA PERSONAL
Pasaron muchos años antes de que viera las cuatro películas que precedieron a la original. Debo decir que nunca he entendido demasiado porque esta película analizada hoy ha sido tan duramente criticada. Si bien se ve un descenso evidente en los efectos especiales, creo que esta película sirve como una excelente continuación de la primera parte, respondiendo a muchas preguntas que quedaban sin responder en aquella.
Por fin nos sumergimos en la Zona Prohibida, y se nos explica el origen de los sucesos extraños que allí sucedían. Toda la excursión a través del Nueva York sepultado me pareció fascinante, y la manera en la que descubrimos el origen de la raza de humanos que allí habitan, igualmente ingeniosa. Y es que si hay algo que me ha gustado siempre de la saga de los Simios, es ese esfuerzo por parte de sus creadores de contestar a todas las preguntas que pudieran surgir en la primera película a lo largo de sus cuatro secuelas.
Por otro lado, no cabe duda de que esta película mantiene una postura más bien pesimista. La que parecía ser una raza pacífica de Simios, da un giro hacia la violencia de la guerra, convirtiéndose en aquellos humanos que tanto temían en la primera parte. Este odio se extiende de una manera intensa al propio Zaius, que se suponía ejemplo de cordura y lógica. Innecesario mencionar, que poca esperanza queda para la propia humanidad. Incapaz de lidiar con su situación actual, el personaje de Heston se rinde de nuevo a la locura de la violencia que tanto detestaba en la primera película. Las tres razas del film se condenan a si mismas, y a su planeta al no saber utilizar otro lenguaje que no sea el del odio.
La película envía un mensaje evidente al espectador, el odio, la incapacidad de encontrar vínculos a través de inevitables similitudes, solo puede llevarnos a un trágico final, y no nos proporciona solución alguna. También se hace un buen uso del concepto del destino como una fuerza incapaz de evitarse, algo que se manipula en cierta medida en las siguientes películas, y que en este caso nos lleva a la ya mencionada destrucción. Por otra parte, aunque esta sea la segunda de cinco películas, bien puede ser considerada la quinta si estas se ordenan de manera cronológica. En definitiva, me sigue pareciendo una formidable saga a día de hoy.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Taylor y Nova continúan su viaje a través de la Zona Prohibida tras haber descubierto que esta era antes la ciudad de Nueva York. Sin previo aviso, una pared de fuego les corta el paso, así como un temblor que abre una brecha en el suelo, y constantes cambios del paisaje. Taylor desciende de su caballo para investigar una montaña, y desaparece ante los ojos de Nova. Esta había recibido instrucciones por parte de Taylor de buscar a Zira y Cornelius en caso de que le pasara algo, con lo que la joven parte.
Mientras tanto, en otra parte de la Zona Prohibida, otra nave del pasado se ha estrellado. El astronauta Brent y su compañero habían partido en una misión para localizar a Taylor y su tripulación, y han acabado en el mismo futuro. El compañero de Brent fallece, con lo que este se queda solo. Tras enterrarle, Brent se encuentra con Nova, y reconoce las fichas identificativos de Taylor, que la muchacha lleva en el cuello. Brent se da cuenta de que Nova no habla, pero se sube a su caballo y le pide que le lleve hasta Taylor.
Sin embargo la pareja llega a la ciudad de los Simios, que se hayan reunidos en un anfiteatro. Allí se encuentra el General Ursus, un gorila líder del ejército de los Simios que pretende invadir la Zona Prohibida, conquistarla, y utilizarla como una fuente de recursos alimenticios a pesar de la objeción del Doctor Zaius. Las castas de los chimpancés se muestran en contra, y la casta de los orangutanes dubitativa. Tras la reunión, Nova lleva a Brent ante Zira y Cornelius que le muestran un mapa que le puede ayudar a encontrar a Taylor, indicándole la dirección en la que partió. Zaius llega a la casa de la pareja, que ocultan a Nora y Brent. Estos escuchan a Zaius informarles de que acompañará al General Ursus a la Zona Prohibida, y les pide que tengan cuidado con las opiniones que expresan, pues ya les había salvado en una ocasión de los cargos de herejía y traición.
Brent y Nova abandonan la ciudad de los Simios, pero son capturados por una patrulla de Gorilas. Llevados de vuelta a la ciudad, observan un campamento en que los gorilas del ejército utilizan a los humanos como blanco. Llevados a prisión, Zira les reconoce y muestra interés por ambos, pero Ursus se los niega, y son enviados al campamento de entrenamiento. Zira deja la puerta del transporte abierta, lo que le permite a Brent salir, y noquear al gorila que conducía el transporte. La pareja toma los caballos, pero son descubiertos por otra patrulla de gorila que disparan a sus caballos.
Brent y Nora logran ocultarse en una cueva cercana que les lleva hasta la Plaza Queensboro de Nueva York, ahora localizada bajo la superficie. Al verla, Brent se da cuenta de donde esta, y lo que ha ocurrido con su planeta. Siguiendo un extraño zumbido, la pareja se adentra a través de más túneles de metro hasta que llegan a los restos de distintos edificios de Nueva York, como la Bolsa, y la Catedral de San Patricio. Allí, Brent esta a punto de matar a Nova bajo el control de alguna fuerza exterior. Para evitarlo se introduce en la Catedral donde ve un ser humano ante el altar, rezando a una bomba atómica.
Brent es llevado ante los lideres de la ciudad, Albina, Caspay, Mendéz, Ongaro y Adiposo, y descubre que los seres humanos que residen allí poseen el poder de la telepatía, utilizando la mente para comunicarse, crear ilusiones, manipular mentes ajenas y provocar dolor. El Consejo somete a Brent bajo un interrogatorio, y para salvar a Nova, este se ve obligado a confesar que los Simios se hayan en camino para invadir la Zona Prohibida. Los telépatas se preparan para repeler el intento de invasión creando ilusiones de gorilas masacrados en llamas, pero el Doctor Zaius logra darse cuenta de que se tratan de ilusiones, y la compañía continúa avanzando. Desesperados, los mutantes se deciden a utilizar la bomba, y realizan una ceremonia en la que se retiran máscaras que revelan su verdadero rostro deforme debido a la exposición a la radiación.
Tras esto, Brent es separado de Nova y conducido a una celda donde se encuentra con Taylor. Bajo el control telepático de un mutante son forzados a luchar el uno contra el otro a muerte. Al oír la pelea, Nova escapa de sus guardas y llega hasta la celda, donde grita su primera palabra: “Taylor”. Esto rompe la concentración del mutante, y liberados de su control Brent y Taylor acaban con él. Brent describe la bomba de los mutantes a Taylor, que la reconoce como la Bomba del Juicio Final, diseñada para acabar con toda la vida del planeta.
Justo en ese momento, los Simios llegan a la ciudad comenzando a masacrar a los mutantes. Uno de los gorilas acaba con la vida de Nova, mientras Zaius encuentra a Albina, que ha cometido un suicidio tomando veneno. Uno de los gorilas toca su pelo para descubrir que se trata de una peluca. Los Simios llegan a la Catedral de San Patricio donde se enfrentan a Méndez. Este les explica que la bomba es su Dios, y los Simios se muestran sorprendidos al ver que puede hablar. La bomba se alza a la posición de activación, mientras Taylor y Brent llegan para ver como Méndez es acribillado antes de poder activar la bomba. El General Ursus derriba la bomba, y Brent y Taylor intentan evitar que la active accidentalmente. Sin embargo, Taylor recibe varios disparos, ante lo que Brent acaba con Ursus para terminar siendo acribillado y perecer.
El Doctor Zaius se acerca al mortalmente herido Taylor, que le pide ayuda, pero este se niega alegando que los humanos son el mal, incapaces de otra cosa que no sea destrucción. Con su último suspiro, Taylor activa la bomba, que termina con toda la vida en el Planeta Tierra.

ESCENA
Mientras el ejército del General Ursus parte a la Zona Prohibida, Brent se oculta en una cueva que resulta ser la Plaza Queensboro de Nueva York, descubriendo el destino que su planeta ha corrido.

3 comentarios:

  1. En su momento, lo que mas me impacto de la primera parte fue el final. Ver la Estatua de la Libertad derribada frente al mar y a Charlton Heston junto a su "primitiva" compañera a los lomos de un caballo mirandola fijamente es como si una premonición escalofriante te viniera a la cabeza ...

    ResponderEliminar
  2. Lo que más me impresiona es que no encuentro el final alternativo de la 5º película.

    ResponderEliminar
  3. De esta película al igual que la primera tengo un vago recuerdo de ambas al haberlas visto en televisión aunque siempre se me quedó una escena grabada y es cuando matan a Nova y muere en brazos de Taylor.
    Está película es todavía más pesimista que su antecesora, los simios imitan los actos de la humanidad como ir a una guerra y los pacifistas manifestándose en contra de ella, la tercera raza de mutantes psíquicos no me gusta prefiero ver los enfrentamientos entre humanos y simios, en cuanto al doctor Zaius ya me caía mal en la primera parte aquí ya se deja dominar por su odio hasta pasar los límites, una vez más Aurelio y Zira es lo único bueno entre tanta destrucción aunque aquí tengan menos protagonismo.

    ResponderEliminar