- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 6 de noviembre de 2013

STAR WARS: DROIDS

TITULO ORIGINAL
Star Wars: Droids
DIRECTOR
Ken Stephenson
CREADORES
George Lucas, Ben Burtt, Raymond Jafelice, Clive A. Smith, Ken Stephenson
PRODUCCION
George Lucas, Peter Sauder, Miki Herman
REPARTO ORIGINAL (VOCES)
Anthony Daniels (C-3PO), Don Francks (Jann Tosh, Boba Fett, Gir Kybo Ren-Cha), Winston Rekert (Sise Fromm, Mungo Baobab), Graeme Campbell (Proto One, Almirante Terrinald Screed, Lord Toda), Peter MacNeill (Jord Dusat), Taborah Johnson (Jessica Meade), John Stocker (Vlix Oncard, Greej, Zatec-Cha, Sollag), Rob Cowan (Thall Joben), Dan Hennessey (Gundy, Jyn Obah, Vinga, Yorpa), Cree Summer (Princesa Gerin), Jan Austin (Auren Yomm), Chris Wiggins (Mon Julpa)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
Del 7 de Septiembre de 1985 al 7 de Junio de 1986
CANAL DE EMISION
ABC
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Patricia Cullen, David Greene, David W. Shaw
NÚMERO DE EPISODIOS
13 episodios de 22 minutos de duración aproximada cada uno
Un especial de televisión de 48 minutos aproximadamente
 
CURIOSIDADES
George Lucas pensó que los mejores personajes para utilizar una serie de animación eran aquellos que no estaban fuertemente ligados a las tramas de las películas. Por ello se optó por realizar una serie con C-3PO y R2-D2 como protagonistas. Los androides eran perfectos para una serie, pues podían ir de un lugar a otro de la galaxia y verse involucrados con todo tipo de criaturas y mundos que no requerían de personajes como Luke Skywalker y otros elementos. Con las series de “Droids” y “Ewoks”, George Lucas espera elevar los estándares de la animación que se emitía los sábados por la mañana en Estados Unidos. Deseaba que la animación y actuación de doblaje fueran mejores que la media de las series de la época.
Se comenzó a trabajar en la preproducción en mayo de 1984. Durante ese tiempo, Lucas se reunió con productores, el director, y los guionistas, quienes colaboraron en desarrollar ideas para la historias. Estas se inspiraron en la historias de ciencia ficción de Jean Giraud, específicamente “The Airtight Garage”.
Lucas estableció las ideas básicas de las series, pero no se involucró en su trabajo diario. A medida que los episodios se establecían, se realizaron cortes. La serie estaba bajo las estrictas normas de emisión, y había limitaciones sobre lo que se podía mostrar o que temas se habrían de tratar en los episodios.
La acción de la serie de televisión tiene lugar durante el periodo de diecinueve años que tiene lugar entre “La Venganza de los Sith” y “Una Nueva Esperanza”. Se mostraron agentes imperiales repetidamente durante la serie para reforzar esa idea. A lo largo de la serie, C-3PO y R2-D2 se enfrentan contra gánsteres, criminales, piratas, Boba Fett, IG-88, el Imperio Galáctico y otras amenazas. Durante sus aventuras, los androides cambian de amos, y se enfrentan a situaciones difíciles como resultado. Aunque el Emperador es mencionado a menudo, nunca aparece en la serie.
Se contó con la voz de Anthony Daniels para el personaje de C-3PO. Daniels también había otorgado la voz al personaje en las películas.
La serie duró una temporada y consistió de trece episodios, a los que se añadió un especial dividido en dos partes titulado “The Great Heep”. Tras la primera emisión de la serie, esta volvió a ser mostrada como parte de la denominada “Hora de los Ewoks y las Aventuras de los Droids”, junto a su serie contrapartida “Star Wars: Ewoks”. En España, ambas series se estrenaron al mismo tiempo, intercalando los episodios de ambas durante los sábados.
La serie tuvo bastante merchandising, comenzando por una colección de cómics, y figuras de los personajes para complementar las de la trilogía original. También gozó de un álbum de cromos de Pacosa Dos, y de una baraja de cartas de Fournier, esta última compartida con la serie de los Ewoks.
 
NOTA PERSONAL
Supongo que la serie se puede apreciar como de baja calidad en la actualidad, y con la calidad a la que ahora estamos acostumbrados. Sin embargo, en su momento era destacable y gozó de gran popularidad. En aquel entonces, ya se habían emitido las tres películas originales, por lo que los adolescentes estábamos ávidos de nuevo material de Star Wars, algo que es frecuente a fecha actual.
Personalmente, creo que la animación estaba bastante bien si se mantiene en el marco de la década de 1980, y siempre me pareció curioso que la serie “Star Wars: Ewoks” gozara de mayor aceptación, con dos temporadas y treinta y cinco episodios, mientras que “Star Wars: Droids” terminó por caer tras una sola temporada de trece. La serie de los androides me parecía divertida, e incluía alguna aparición estelar como la de Boba Fett. Dividida en tres segmentos, en las que los androides tienen tres diferentes amos, yo disfruté más del primer segmento en la que el amo es Thall Joben, personaje que me gustó mucho siendo un adolescente, y que además era el único en la serie que usaba una espada laser.
En general me parece una buena serie, bastante divertida.
 
HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
Los androides C-3PO y R2-D2 han estado sirviendo a las órdenes de un contrabandista, quien al ser descubierto lanza la carga de su nave y a los dos androides en el desierto de Ingo. Allí conocen a dos corredores de carreras de Speeders llamados Thall Joben y Jord Dusat. Ambos deciden acoger a los androides convirtiéndose en sus nuevos amos. Sin embargo, en el viaje de regreso acaban introduciéndose en una zona controlada por androides de ataque, de la cual logran escapar a duras penas gracias a una muchacha llamada Kea Moll. Lo que el nuevo grupo de amigos desconoce es que se han introducido accidentalmente en la base secreta del criminal Tig Fromm. Este está construyendo un arma secreta denominada Trígono Uno, con la intención de utilizarla para hacerse con el control del resto de las bandas criminales de la galaxia.
El mencionado criminal no quiere que el grupo de amigos difunda la localización de la base, por lo que hace que capturen a Jord y lo lleven a la base.
Utilizando su perfeccionado Speeder de carreras “La Bruja Blanca”, Thall, Kea, R2 y 3PO logran rescatar a Jord de la base, destruyendo gran parte del ejército de androides de Tig Fromm. Sise Fromm, padre del criminal, muestra su disgusto acerca de cómo su hijo está llevando a cabo la operación, e insiste en que acabe con los testigos del plan del arma secreta. Por su parte, Kea le explica al resto del grupo que pertenece a un grupo rebelde consciente de la construcción del Trígono Uno, y les pide su ayuda para acabar con el arma, ya que es responsabilidad de todos preservar la paz en la galaxia. Thall y Jord aceptan ayudarla, y con la ayuda de R2 y 3PO consiguen introducirse en la base de Tig Fromm y robar el Trígono Uno, ante un enfurecido Sise Fromm, quien había acudido a comprobar los avances en la construcción del arma.
En un intento de recuperar el arma secreta, Tig Fromm consigue secuestrar a Jord y la madre de Kea, usándolos como moneda de cambio. A pesar de que los prisioneros no quieren que Thall ceda a las presiones de Tig, el joven héroe decide revelar la localización del Trígono Uno. Sin embargo, antes de entregar el arma, R2 y 3PO la programan para que tome un rumbo de colisión con la base de Sise Fromm. De esta forma, el arma se estrella contra la base destruyéndola por completo, así como al Trígono Uno. Thall, R2, 3PO, Jord, Kea y su madre se reúnen y regresan a casa para participar en la carrera de Speeders.
Sin embargo, Tig y Sise Fromm desean venganza. Sise contrata los servicios del cazador de recompensas Bobba Fett, quien acepta a acabar con Thall ya que le debe un favor a Sise Fromm. De esta forma, infiltran un androide para que sabotee “La Bruja Blanca”, aunque otro androide ayuda a R2 y 3PO a delatar las intenciones del androide criminal. Bobba Fett se inscribe en la carrera en un intento de acabar con Thall, pero pierde su androide, Speeder, y está a punto de perder la vida, mientras que Thall consigue ganar la carrera.
Sintiendo que ha pagado su deuda, Bobba Fett decide entregar a los Fromm a Jabba el Hutt, quien ha puesto precio por su captura debido al intento de la familia de acabar con el resto de bandas criminales de la galaxia. Por su parte, Thall, Jord y Kea reciben una oferta para trabajar en una corporación de Speeders, pero con la condición de que los androides sean reprogramados. Considerando a R2 y 3PO como sus nuevos amigos, los tres amigos rechazan la oferta. Sin embargo, R2 y 3PO escuchan la conversación y deciden abandonar a sus amos, para que estos puedan aceptar el trabajo sin problemas.
R2 y 3PO llegan a las colonias mineras del Planeta Tyne’s Horky, donde consiguen un trabajo como camareros en una cafetería, pero tras varios problemas terminan por ser despedidos. Los dos androides deciden presentarse a una subasta, pero cuando caen en manos de un amo cruel, un joven llamado Jann Tosh decide comprarlos junto a otro androide, que resulta ser un alien disfrazado del planeta Tammuz-an.
Aunque el tío de Jann se siente inicialmente a disgusto con las nuevas adquisiciones, acaba por apreciar a sus nuevos amigos cuando el alien le salva de un derrumbamiento. Sin embargo, un contrabandista y minero llamado Kleb Zellock está buscando al alien, consciente de que es el príncipe y legitimo rey de Tammuz-an, Mon Julpa. A pesar de la interferencia de una joven llamada Jessica, Jann, Julpa y los androides son capturados y enviados a las minas de Zellock, donde han de extraer minerales inestables para fabricar torpedos de protones para el Imperio Galáctico.
En las minas conocen a Sollag, también de Tammuz-an, quien identifica a Julpa como príncipe del planeta. Un malvado visir llamado Zatec-Cha, había utilizado magia negra para borrar los recuerdos de Julpa, y hacerse con el trono. Sollag le devuelve a Julpa su cetro real, el cual tiene la capacidad de reestablecer sus recuerdos, y el grupo logra escapar de las minas, las cuales acaban destruidas. Jann y los androides deciden viajar con Sollag y Julpa a Tammuz-an, y ayudar a su nuevo amigo a recuperar el trono.
Al grupo se une Jessica, quien decide ayudarles también. Sin embargo, el grupo es seguido por el androide cazador de recompensas IG-88, quien trabaja para Zatec-Cha. En Tammuz-an, IG-88 consigue capturar a Julpa y hacerse con el cetro real. Sin embargo, la intervención de Jann, R2 y 3PO provoca que Julpa consiga ser liberado y vuelva a hacerse con el cetro. Julpa reclama el trono, y Zatec-Cha es arrestado por su traición. Jann, Jessica y los androides deciden permanecer en Tammuz-an para ayudar al reino como pilotos.
Jann, Jessica y los androides aceptan una misión para trasladar combustible al Planeta Tammuz-an, donde hay gran necesidad del mismo. De camino de regreso, el grupo de amigos es atacado por el pirata espacial Kybo Ren-Cha, quien consigue capturarles junto a su nave. Kybo lleva a los prisioneros al planeta Tarnoonga, donde condena a Jann a ser devorado por una criatura marina llamada Miridon, y mantener a Jessica junto a él, con el deseo de convertirla en su consorte.
R2 y 3PO salvan a Jann de las garras del Miridon, mientras Jessica consigue escapar de Kybo. El grupo de amigos consigue escapar del Tarnoonga. Kybo les persigue en un destructor imperial, y captura a Jann y los androides. Jessica sigue en la nave del combustible, de la cual escapa antes de que Kybo la destruya. Julpa llega para ayudar a Jessica contra el destructor de Kybo, y Jann los androides consiguen escapar del destructor y regresar a Tammuz-an, mientras Kybo es arrestado.
Julpa establece un tratado de paz con el rival político de Tammuz-an, Lord Toda. El tratado es complicado, pero la hija de Toda, Gerin, y el hermano de esta, Coby, se muestra a favor de la paz. Sin embargo, Kybo logra escapar llevándose a Gerin como prisionera. Hasta que esta sea liberada, Julpa se entrega a Lord Toda como rehén. Jann, Jessica y los androides acuden al rescátate, mientras Lord Toda acepta intercambiar a Julpa por Gerin. Cuando Kybo no cumple su parte del trato, Lord Toda ayuda a Julpa  derrotar a Kybo, mientras Jann, Jessica y los androides liberan a Jessica.
El tratado de paz entre Julpa y Lord Toda se lleva a cabo, tras lo cual Jessica decide regresar a Tyne’s Horky para seguir con su vida. 3PO y R2 acompañan a Coby a ingresar en la academia y acaban deteniendo a una banda de cazadores criminales. Tras esto, Jann ingresa en la academia, donde los androides no son permitidos, por lo que 3PO y R2 se quedan sin  amo una vez más.
Los androides adquieren un nuevo amo llamado Mungo Baobab, quien adquiere un mapa para el Sistema Roon, donde desea obtener las valiosas Piedras Roon y una ruta comercial para las mismas. De camino son recibidos por el Gobernador Koong, en su estación espacial, quien está deseando crear una alianza con el Imperio, y les confunde con emisarios del mismo. Sin embargo, la llegada del Almirante Screeb del Imperio provoca que sean descubiertos. Mungo, R2 y 3PO logran escapar destruyendo la estación espacial de Koong. Los tres amigos llegan al Planeta Roon, donde son atacados por criaturas de barro, hasta que una joven llamada Auren. Agradecido, Mungo acepta participar en los Juegos de Roon contra el equipo del Gobernador Koong, quien desea vengarse de Mungo. Con ayuda de los androides, que frustran las trampas de Koong, Mungo se hace con la victoria. 
Buscando las Piedras Roon, Mungo localiza a su tío abuelo Oggem Baobab, quien había partido sesenta años atrás para encontrar las Piedras. Antes de fallecer, Oggem le otorga sus descubrimientos y varias Piedras Roon a Mungo advirtiéndole que siempre ponga a sus amigos y familia por delante de la fortuna. A pesar de tener piedras, Mungo desea obtener la fuente de estas, pero pronto es capturado junto a Auren y 3PO por el Gobernador Koong y el Almirante Screeb. R2 logra liberar a sus amigos, y todos huyen en barco a través del Mar de Roon, viéndose forzados a soltar todas sus Piedras Roon para salvar sus vidas debido a un torbellino. Continuando la búsqueda de las Piedras Roon, los amigos escapan a un arma biológica de Koong, quien acaba afectado por su propia arma. Niltz, amigo de Mungo y Auren consigue encontrar una cura para el arma biológica. El grupo encuentra la fuente de las Piedras Roon, pero esta es destruida. El Almirante Screeb escapa, pero Koong termina pereciendo víctima de su propia arma biológica, aun cuando Mungo le había entregado la cura.
Cuando Mungo Baobab descubre una valiosa fuente de combustible en el Planeta Biitu, el Imperio Galáctico envía un Droide gigante llamado el Gran Heep para capturarle y controlar el planeta. R2 y 3PO llegan al planeta para descubrir que el androide lo ha devastado y entregado a Mungo a agentes del Imperio. Con la ayuda de un muchacho llamado Fidge, los androides consiguen liberar a Mungo, derrotar a las fuerzas del Imperio, y liberar al Planeta Biitu del Gran Heep para siempre.
 
ESCENA
Primer episodio de la serie, en el que R2-D2 y C-3PO entran al servicio de sus nuevos amos, Thall Joben y Jord Dusat.
 

3 comentarios:

  1. Yo de esta serie tengo un vago recuerdo, recuerdo más la de los ewoks porque la emitieron más veces, de esta serie tengo un muñeco del alienígena morado del pelo naranja que está semidesnudo, también existe un especial de tv que está en inglés star wars holiday que enseñaban un corto animado en el que aparecían Luke, Leia, Han y Boba Fett.

    ResponderEliminar
  2. Un post maravilloso. Acabo de descrubrir el blog. Prometo bucear por los archivos

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante,yo recuerdo los pastelitos de chocolate de la serie con figuras en su interior de regalo,recuerdo hasta su envoltorio,aunque de eso hace mucho mucho tiempo.

    ResponderEliminar