- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 30 de enero de 2019

DEPREDADOR 2

FECHA DE ESTRENO
21 de Noviembre de 1990
TITULO ORIGINAL
Predator 2
DIRECCIÓN
Stephen Hopkins
PRODUCCIÓN
Lawrence Gordon, Joel Silver, John Davis
GUION 
Jim Thomas, John Thomas
REPARTO
Danny Glover (Teniente Mike Harrigan), Kevin Peter Hall (Depredador), Gary Busey (Peter Keyes), Rubén Blades (Danny Archuleta), Maria Conchita Alonso (Leona Cantrell), Bill Paxton (Jerry Lambert), Robert Davi (Capitán Phil Heinemann), Adam Baldwin (Garber), Kent McCord (Capitán B. Pilgrim), Morton Downey Jr. (Tony Pope), Calvin Lockhart (King Willie), Steve Kahan (Sargento), Henry Kingi (El Escorpio), Corey Rand (Ramon Vega), Elpidia Carrillo (Anna), Lilyan Chauvine (Irene Edwards), Michael Mark Edmonson (Gold Tooth)
CINEMATOGRAFÍA
Peter Levy
BANDA SONORA
Alan Silvestri
DISTRIBUIDA POR:
20th Century Fox
DURACIÓN 
108 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:

MIKE HARRIGAN: “Necesito información.”
KING WILLIE: “Información, sobre quien está cometiendo los asesinatos.”
MIKE HARRIGAN: “Mató a tu gente, ahora a la mía. Creo que tú sabes quién es. Lo quiero.”
KING WILLIE: “Quien es, no lo sé. Pero donde está, sí lo sé. Al otro lado.”
MIKE HARRIGAN: “¿A qué otro lado?”
KING WILLIE: “El espíritu del mundo es siempre lo mismo. No hay barreras para lo que no se puede parar, no hay muerte para lo que no se puede matar.”
MIKE HARRIGAN: “Oye, vamos al grano.”
KING WILLIE: “Eso que está matando a tu gente y a la mía es del otro lado. Lo siento por todas partes. No se ven los ojos del demonio, hasta que viene a buscarte. Es espantoso, un horror incierto. Aquí ya no hay nada más para ti, policía. Es hora de que te vayas. ¡Prepárate!”

CURIOSIDADES
“20th Century Fox” contactó con Jim y John Thomas, guionistas de “Depredador” (1987), para que escribieran una secuela de la película. Ellos procedieron a presentar seis ideas, una de las cuales proponía colocar a la criatura en una jungla urbana. Fue por esa idea que el estudio se decantó, y se decidió que el lugar de trama sería la ciudad de Los Ángeles. Sin embargo se decidió que la acción tuviera lugar siete años después de la actualidad, para crear una atmosfera ficticia  en la que tenía lugar una guerra de bandas, en medio de una ola de calor sin  precedentes. Con esta base el guion fue desarrollado en tan solo tres semanas. El objetivo de esta segunda parte era expandir temas como el origen y las motivaciones del Depredador, mostrando que la criatura había estado visitando el planeta durante siglos. También se decidió mostrar que su interés en la caza no era psicopático sino cultural, y mostrar su nave espacial con más detalle.
El productor Joel Silver invitó al director Stephen Hopkins, atrayendo su atención cuando se encontraba dirigiendo “Pesadilla en Elm Street 5: El Niño de los Sueños” (1989). Hopkins se unió al equipo de producción antes de que el guion fuera completado. Esto le permitió colaborar con los Thomas para revisar el guion y desarrollar el guion gráfico de las secuencias que ya habían escrito. Silver trajo a dos actores que habían trabajado con él en “Arma Letal” (1987), Danny Glover y Gary Busey. Debido a una disputa en relación al sueldo, Arnold Schwarzenegger, que había interpretado a Dutch en la primera película, se negó a participar en la secuela. El equipo de producción se dividió entre las ubicaciones de rodaje, casi siempre durante la noche, y el rodaje en estudio de sonido.
El Depredador fue diseñado para que tuviera un aspecto más urbano y moderno que su predecesor. Los cambios del diseño incluyeron adornos tribales en una frente más amplia y pronunciada, un color de piel brillante y un número más amplio de colmillos. 
De esta forma la criatura fue presentada como un individuo más diferente de la misma especie. Lawrence Paull se encargó del diseño de producción y creó un nuevo aspecto para la nave espacial, que se mostraba con mucho más detalle. Su forma era la de una caracol, cuyo interior era tanto tecnológico como reptiliano. Debido a que la franquicia de “Alien” también era propiedad de Fox e incluía efectos especiales de Winston, el equipo de decidió mostrar el cráneo de un Alien entre los trofeos que el Depredador poseía en su nave.
La película tuvo un éxito moderado en taquilla, pero resultó ser decepcionante considerando lo que su predecesora había llegado a recaudar. Al margen de las dos películas “crossover” con Alien, no se realizaría una nueva película de Depredador hasta veinte años más tarde, en 2010.

NOTA PERSONAL
Son muchos los que han vapuleado esta película, pero yo debo reconocer que me gustó mucho. Evidentemente carece de la originalidad de la primera, y es posible que el ambiente de la jungla sea mucho más fascinante. Sin embargo debo reconocer que yo siempre he sido bastante urbanita, y me encantó la idea de que la trama tuviera lugar en una ciudad, algo modificada al trasladar la acción a un futuro cercano. De hecho es lo único original, porque la trama sigue más o menos el mismo ritmo de eventos. El Depredador comete asesinatos, desuella a sus víctimas, queda herido en un enfrentamiento, se cura, intenta realizar una autodestrucción, y finalmente muere. La trama en una ciudad futurista abría algunas otras posibilidades interesantes.
Los nuevos personajes son interesantes, y creo que Danny Glover funciona a la perfección como protagonista. Por otro lado me encantó esa mezcla entre el mundo del vudú y la cacería del Depredador me pareció algo interesante, aunque podían haberlo explotado más. 
El final me pareció muy cuidado añadiendo aspectos interesantes a la trama. El interior de la nave me pareció original, y sin duda me fascinó esa sala de trofeos que ya daba a entender un posible cruce con la franquicia de Alien. La aparición de los Depredadores para premiar a Glover por su victoria, me pareció un aspecto antropológico que decía mucho acerca a cultura del Depredador. La verdad es que lamenté que tardaran tanto en retomar la franquicia.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1997, la ciudad de Los Ángeles está sufriendo una intensa ola de calor, así como una disputa territorial entre bandas colombianas y jamaicanas, dedicadas al tráfico de droga. Dicha disputa ha llegado a niveles insostenibles ya que ambas bandas están fuertemente armadas, convirtiendo la ciudad en un matadero. Un Depredador ha llegado a la ciudad, donde observa un tiroteo entre la policía y una banda de colombianos. También es testigo de cómo el Teniente Michael Harrigan arriesga su vida para rescatar a dos oficiales heridos, obligando a los colombianos a retirarse a sus escondites. 
El Depredador decide atacar a los colombianos, provocando un caos que obliga a Harrigan y sus ayudantes Leona Cantrell y Danny Archuleta a desafiar las órdenes y entrar en su escondite. Allí descubren que los colombianos han sido masacrados y Harrigan persigue  a su líder Escorpión a la azotea. Éste dispara sobre el Depredador camuflado, provocando que Harrigan le abata a disparos. Harrigan ve la figura camuflada del Depredador, pero considera que ha sido una alucinación provocada por el intenso calor y su acrofobia. Una de las víctimas es localizada colgando a unos diez metros de altura, sin escalera o medios de hacerlo.
Tras el incidente, Harrigan recibe una fuerte reprimenda por parte del Capitán Phil Heinemann, por haber entrado en edificio desobedeciendo las órdenes. Los federales llegan para analizar el lugar de los hechos, mientras que Danny tiene que evitar que un enfurecido Harrigan golpee al Capitán Heinemann. De regreso en la caótica comisaria, el Capitán Pilgrim le presenta al Agente Especial Peter Keyes, líder de la fuerza especial encargado de investigar la Banda Vudú de King Willie. 
También conoce al Detective Jerry Lambert, nuevo miembro de su equipo. Esa misma tarde, miembros de la banda Jamaicana asaltan el ático de un señor de la droga colombiano, y realizan un ritual para asesinarle como mensaje de advertencia. Sin embargo el Depredador también llega al ático, donde masacra a todos jamaicanos. El equipo de Harrigan entra en el ático, donde descubren que todos los cadáveres han sido desollados y colgados del techo, de forma similar al ataque sobre los colombianos. La novia del señor de la droga ha sobrevivido, y revela que el diablo acabó con todos. También encuentran una punta de lanza, pero Keyes llega acompañado de los Federales y les expulsa del ático tras amenazar a Harrigan con acabar con su carrera. Archuleta regresa al ático más tarde para extraer la punta de lanza enganchada en la rejilla del aire acondicionado. Sin embargo el Depredador aparece y acaba con su vida revelando su apariencia extraterrestre.
Harrigan descubre lo ocurrido y Heinemann le considera responsable, dándole una última advertencia a pesar del apoyo del Capitán Pilgrim. Sin embargo Harrigan le asegura a Pilgrim que nada evitara que encuentre al responsable de la muerte de Archuleta y le haga pagar. Harrigan se enfrenta a Keyes, advirtiéndole que no intente detenerle, sospechando que oculta algo. Leona y Lambert deciden continuar apoyando a Harrigan en sus investigaciones, convencidos de que se enfrentan a un asesino en serie. Harrigan ha logrado hacerse con la punta de flecha que Archuleta había extraído; y el análisis revela que su composición no se asemeja a ningún elemento de la tabla periódica. Harrigan sospecha que Keyes está más interesado en eso que en los asesinatos. Harrigan es recogido por varios jamaicanos, ya que su líder King Willie desea verle. King Willie  practica el vudú, y sospecha que el asesino es algún ser sobrenatural, y que debe prepararse para una dura batalla. Después de que Harrigan se marche, King Willie es atacado por el Depredador que acaba con su vida decapitándole y llevándose su cráneo como trofeo.
Impresionado por su persistencia y su capacidad para no rendirse, el Depredador decide que Harrigan es el único rival digno. Cuando Harrigan visita la tumba de Archuleta, se encuentra con el colgante de su fallecido amigo, y se percata de que ha estado siendo vigilado. Un pista indica que el asesino de Archuleta ha estado recientemente en un matadero, por lo Harrigan queda con su equipo en un distrito de almacenes para investigar. Leona y Lambert se trasladan al lugar en metro, cuando el Depredador decide atacar mientras estaban poniendo fin a un conflicto entre una banda y un grupo de vigilantes. El Depredador masacre a los miembros de la banda y a numerosos vigilantes armados. Lambert se enfrenta al Depredador, pero también resulta masacrado. El Depredador se enfrena a Leona y la escanea, decidiendo perdonarle la vida al comprobar que está embarazada. Harrigan llega al lugar de los hechos donde encuentra a Leona en estado de shock, descubriendo su embarazado. Al adentrarse en el túnel del metro descubre que el cuerpo de Lambert ha desaparecido, y decide adentrarse en los túneles para buscarlo. 
Harrigan encuentra al Depredador arrancando el cráneo y la columna vertebral del cuerpo de Lambert. Al salir a la calle observa el efecto de camuflaje del Depredador, y le persigue en coche. Sin embargo es capturado por los hombres de Keyes, que le llevan ante él.
Keyes le explica que el asesino es un cazador extraterrestre que posee tecnología de camuflaje, utiliza visión infrarroja, y se ha dedicado a la caza de seres humanos como deporte en distintos conflictos armados. Le indica que la última vez que esto ocurrió fue diez años atrás, en América Central, donde solo hubo dos supervivientes. Keyes y su equipo le han preparado una trampa en un matadero al que el Depredador acude a alimentarse. Los federales utilizan trajes que aislar su calor termal, y armas criogénicas con la intención de capturarle para estudiarle y adquirir su tecnología. El Depredador cae en la trampa, pero es capaz de utilizar su biomáscara para escanear varias ondas electromagnéticas y así identificar la luz de las linternas de los federales. Gracias a esto, el Depredador consigue aventajar al equipo de federales y masacrarlos, ante lo cual Harrigan se arma hasta los dientes y desobedeciendo armas decide enfrentarse a la criatura extraterrestre. 
El Depredador deja a Keyes gravemente herido, pero antes de poder matarle es atacado por Harrigan. Los disparos de Harrigan provocan que el sistema de camuflaje del Depredador quede dañado, forzando al Depredador a quitarse la armadura. Gracias  a esto Harrigan consigue abatirle y le quita el casco, descubriendo su horrible aspecto. El Depredador procede a destruir su arma y atacarle, pero Keyes resurge y utiliza un arma criogénica para atacar al extraterrestre. El ataque acaba en desastre cuando el Depredador consigue decapitar a Keyes con un disco volante afilado. Harrigan persigue al Depredador hasta la azotea y al enfrentarse, ambos acaban colgando de una cornisa. El Depredador decide activar un mecanismo de autodestrucción en su antebrazo, pero Harrigan se lo corta con el disco. Tras esto el Depredador cae a través de la ventana de un apartamento, cura sus heridas y escapa del edificio.
Combatiendo su acrofobia, Harrigan consigue seguir a la criatura a través del hueco de un ascensor, y localiza una nave espacial en un túnel bajo tierra. Dentro de la nave, Harrigan encuentra una sala de trofeos con varios cráneos, que incluyen el de un Xenomorfo. El Depredador le ataque y Harrigan se defiende con el disco, logrando clavárselo en el pecho acabando con su vida. Numerosos Depredadores aparecen entonces, pero se limitan a recoger el cadáver de su camarada abatido. Al reconocer que Harrigan ha logrado vencer en una batalla justa, el líder del clan le entrega una antigua pistola de 1715 como trofeo. La nave comienza a despegar y Harrigan consigue abandonarla y llegar a la superficie. El resto de los hombres de Keyes aparecen y su subordinado Garber lamenta haber perdido la oportunidad de adquirir la tecnología alienígena. Sin embargo Harrigan murmura su convencimiento de que las criaturas regresaran.

ESCENA
Siempre me ha gustado la escena en la que el Depredador acaba con King Willie, tras enfrentarse a él.

miércoles, 23 de enero de 2019

CHITTY CHITTY BANG BANG

FECHA DE ESTRENO
16 de Diciembre de 1968
TITULO ORIGINAL
Chitty Chitty Bang Bang
DIRECCIÓN
Ken Hughes
PRODUCCIÓN
Albert R. Broccoli
GUION
Roald Dahl, Ken Hughes
Basado en la novela de Ian Fleming
REPARTO
Dick Van Dyke (Caractacus Potts), Sally Ann Howes (Truly Scrumptious), Adrian Hall (Jeremy Potts), Heather Ripley (Jemima Potts), Lionel Jeffries (Abuelo Bungie Potts), Gert Fröbe (Barón Bomburst), Anna Quayle (Baronesa Bomburst), Benny Hill (Jueguetero), James Robertson Justice (Lord Scrumptious), Robert Helpmann (Secuestrador de niños), Barbara Windsor (Blonde), Davy Kaye (Almirante), Stanley Unwin (Canciller), Peter Arne (Capitán del ejército Bomburst), Desmond Llewelyn (Señor Coggins), Victor Maddern (Chatarrero), Arthur Mullard (Hombre grande), Max Wall (Inventor), Gerald Campion (Ministro), Max Bacon (Conductor de orquesta), Alexander Doré (Espía), Bernard Spear (Espía)
CINEMATOGRAFÍA
Christopher Challis
BANDA SONORA
Irwin Kostal
DISTRIBUIDA POR:
United Artists Pictures Inc.
DURACIÓN 
145 minutos

SECUESTRADOR DE NIÑOS: “Es aquí donde están, no hay duda. Mi fino olfato es infalible. Me da en la nariz que aquí hay niños, y nunca me equivoco.”
JUGUETERO: “¿Niños? ¿En una juguetería? ¿Qué iban a hacer aquí?”
SECUESTRADOR DE NIÑOS: “Permíteme que te diga, señor fabricante de juguetes, que mi fina nariz no me ha fallado ni me fallará jamás. Por lo tanto si aquí hay niños escondidos y los encontramos, amigo mío, te condenarán a la pena de muerte.”
CAPITÁN: “Deprisa, levanten esa trampa. Bajen y registren el sótano.”
SECUESTRADOR DE NIÑOS: “La Baronesa se hará un espléndido collar con tus dientes, y un maravilloso cepillo con tu bigote, amigo mío.”
SOLDADO: “Abajo no hay nadie mi capitán.”
SECUESTRADOR DE NIÑOS: “Estúpido, idiota, quítate de en medio. Hay que saber dónde y cómo se ha de buscar. Los niños son como las cucarachas, se esconden en las rendijas del suelo, en las grietas de las paredes y, en cualquier parte. Yo no me fio de un individuo que fabrica juguetes en un país en el que los niños están prohibidos.”

CURIOSIDADES
La película está basada en la novela infantil de Ian Fleming titulada “Chitty-Chitty-Bang-Bang: The Magical Car”, y que fue publicada en el año 1964. Sin embargo se toma numerosas licencias creando una aventura fantástica con elementos del libro, pero que al final resultaba ser un cuento narrado por el protagonista Caractacus Potts. El papel de Truly Scrumptious le fue ofrecido inicialmente a Julie Andrews. La idea era volver a reunir a la actriz con Van Dyke tras el éxito de ambos en “Mary Poppins” (1964). Andrews rechazó el papel porque consideraba que era muy del estilo de Mary Poppins, y no deseaba repetirse. Debido a esto el papel recayó en Sally Ann Howes. Van Dyke fue contratado después de que rechazara interpretar a Fagin en la película musical “Oliver” (1968), que le fue dado a Ron Moody.
El director Ken Hughes declaró que no disfrutó realizando la película, que le llevó demasiado trabajo y tiempo. 
Llegó a declarar que había sudado por el proyecto durante un año aproximadamente, consciente de que no dejaba de ser una película infantil. Consideraba que este tipo de trabajo debía ser rápido, divertido y entusiasta. Sin embargo su entusiasmo por el proyecto desapareció mucho antes de su finalización. Con una duración de dos horas y veinte minutos, es una de las películas infantiles más largas de la historia del cine especialmente para su época. No sería hasta el siguiente mileno, con las películas de Harry Potter, que se volverían a realizar películas infantiles de tanta duración.
Dick Van Dyke aceptó el papel de Caractacus Potts con la condición de que no tuviera que intentar imitar un acento británico. Esto se debía a que su intento de hacerlo en “Mary Poppins” (1964), había generado burlas por parte de la crítica. En aquel entonces Van Dyke fumaba hasta cuarenta cigarrillos diarios, por lo que bailar en los números musicales se le hizo particularmente difícil, especialmente en el número de “Mi Buen Bambú”. 
La coreografía de “Muñeca en una Caja de Música” era especialmente complicada, pero Sally Ann Howes logró que fuera rodada en una sola toma para sorpresa de todos. El número musical más complicado fue el de “Dulces Pitos”. Fueron necesarias tres semanas para rodarlo, e involucró a treinta y ocho bailarines, cuarenta cantantes, ochenta y cinco músicos y cien perros.
Los inventos de Caractacus Potts mostrados en la película fueron creados por Rowland Emett. También se crearon seis coches Chitty Chitty Bang Bang para la película, y solamente uno de ellos era completamente funcional. Durante una subasta de 1973, uno de los coches fue vendido por treinta y siete mil dólares. El coche que era funcional también fue subastado en mayo de 2011, en una casa de subastas de California. Fue vendido por ochocientos mil dólares, cuando se esperaba obtener entre uno y dos millones de dólares. Fue comprado por el director neozelandés Sir Peter Jackson.
La película no funcionó de  la forma esperada en taquilla, y la crítica tampoco fue completamente favorable. Recibió una nominación a los Oscar a la Mejor Canción por “Chitty Chitty Bang Bang”, pero perdió la estatuilla contra la canción “The Windmills of Your Mind” de la película “El Caso de Thomas Crown” (1968).

NOTA PERSONAL
Pues a pesar de que fuera uno de esos proyectos que no logró funcionar, siempre he sido un gran fan de esta película. Evidentemente, la primera vez que la vi fue al alquilarla, en compañía de mi hermano y mi prima. Recuerdo perfectamente lo mucho que nos reímos a pesar de su larga duración. Es curioso pero los personajes de los niños se convirtieron en casi secundarios, tras un elenco de personajes secundarios  absolutamente desternillantes. Todas las escenas del Barón y la Baronesa, incluido el genial número musical en que el primero quiere matar a la segunda, son absolutamente brillantes. 
La personalidad infantil pero malvada del Barón es perfectamente interpretada por Gert Fröbe, y Anna Quayle consigue tener una gran química con él. Escenas como la llegada a caballo de juguete o la Baronesa cayendo en falda paracaídas son ejemplos geniales de comedia infantil. Pero el personaje que más me fascinó con diferencia fue el del Secuestrador de Niños interpretado por Robert Helpmann. No voy a decir que me diera miedo porque no sería verdad, pero reconozco que siempre ha logrado darme un mal rollo considerable y sé que a muchos niños que vieron la película si les asustó. Van Dyke no defrauda, aunque casi se le ve estereotipado, y Howes logra establecer buena química con él.
Finalmente acabaré elogiando los entornos escogidos, así como ciertos decorados. La casa de los Potts me pareció una genialidad, y los inventos que se mostraban eran también un buen reclamo para el público infantil. Los entornos de Baviera fueron aprovechados de la mejor manera posible, como el Pueblo de Rotemburgo o el Castillo de Neuschwanstein. 
Nunca he entendido demasiado bien el motivo por el que la película no logró funcionar. Quizás fuera demasiado ambiciosa para una época que no estaba lista para películas infantiles que requirieran de un descanso debido a su excesiva duración.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En los años 1907 y 1908 un coche logra ganar todos los Grand Prix Europeos. Sin embargo durante su última carrera en el año 1909, el coche se ve obligado a esquivar a una niña que recoge un perro en la pista, y acaba estrellándose y ardiendo. De esta manera se acaba su trayectoria en las carreras. El coche acaba en un viejo garaje de la Inglaterra rural, donde dos niños llamados Jeremy y Jemima lo usan para jugar y le han cogido cariño. Sin embargo un hombre compra el coche con la intención de prensarlo y meterlo en el horno para aprovechar el metal. Los niños convencen al Señor Coggins para que esperen a su padre, convencidos de que pagara los treinta chelines que vale. Al salir casi son atropellados por una joven llamada Truly Scrumptious que va en automóvil. 
Sorprendida de no verles en la escuela, Truly decide llevarles a su casa. El padre de los niños, Caractacus Potts, es un excéntrico inventor, y Truly también conoce al abuelo de los muchachos, un peculiar hombre que imagina viajes a lugares exóticos. La actitud permisiva de Caractacus irrita bastante a Truly, pero el inventor le señala que no permitirá que le indique como educar a sus hijos. Truly se marcha enfurecida.
Los niños le explican a su padre lo sucedido con el coche, y él asegura que lo comprará  aunque se ve incapaz de asumir el coste. Al descubrir que unos caramelos defectuosos que ha inventado sirven como silbatos, Caractacus acude a visitar a Lord Scrumptious, el rico director de “Toot Sweets” para enseñárselos. Allí descubre que Truly es la hija de Lord Scrumptious, y se sorprende al recibir la ayuda de la joven para presentar sus caramelos. A punto de convencer a Lord Scrumptious para que compre sus “Dulces Pitos”, el sonido de los caramelos atrae a una jauría de perros que invade la fábrica de caramelos provocando que Caractacus sea expulsado de allí. 
Caractacus intenta usar sus inventos para hacerse con el dinero en una feria, pero no tiene éxito. Sin embargo al unirse a un grupo de bailarines que usan un bambú en su acto, consigue hacerse con el dinero y compra el coche para los niños que lo reciben con entusiasmo. Viendo que el motor está en buen estado, Caractacus decide arreglar y reformarlo. El coche queda como nuevo y la familia decide llamarlo “Chitty Chitty Bang Bang”. Mientras lo estrenan provocan que Truly y su coche acaben en un lago, y la invitan a un picnic en la playa. Durante la excursión Truly les coge mucho cariño a los niños. Caractacus decide contarles a todos la historia del malvado Barón Bomburst, tirano del ficticio país de Vulgaria que desea hacerse con Chitty, al ser un coche excepcional.
Caractacus, Truly y los niños quedan aislados por la marea mientras el Barón Bomburst se acerca en su buque insignia. Chitty está dotado de vida y activa mecanismos de flotación para escapar y regresar a la costa, eludiendo los cañonazos del Barón.
El villano procede a enviar a dos torpes espías para que hagan con el coche. Los espías resultan un desastre en sus intentos de hacerse con el coche, capturando por error a Lord Scrumptious. Al no ser capaces de hacerlo deciden capturar al abuelo, pero por error se llevan al Abuelo en su pequeña caseta con un zepelín. Caractacus, Truly y los niños ven lo ocurrido mientras dan un paseo en Chitty y salen tras el zepelín. Al caer por un barranco Chitty activa un sistema de vuelo para poder seguirles a distancia. El Barón llega Vulgaria con el Abuelo en su poder, y le socita que transforme su coche particular para que flote. Le da veinticuatro horas para lograrlo, amenazando con matarle si no lo consigue.
Mientras tanto Chitty llega al castillo del Barón, donde es recibido a cañonazos. Debido a esto el coche aterriza cerca del pueblo. El Barón envía a su ejército y la Baronesa, al percatarse de que había niños en el coche, al Secuestrador de Niños. En el pueblo todos se alejan de Caractacus al ver que va acompañado de niños; y Truly se percata de que no hay un solo niño en el pueblo. 
Cuando los soldados anuncian su llegada, todos los pueblerinos se ocultan y los cuatro visitantes obtienen refugio de un Juguetero. Este les esconde y explica que la Baronesa odia a los niños y ha conseguido que sean prohibidos en Vulgaria. Los soldados llegan y gracias al olfato del Secuestrador de Niños se adentran en la juguetería. Sin embargo Caractacus, Truly y los niños se disfrazan de juguetes y pasan inadvertidos. Los soldados se van cuando Chitty es localizado, y lo llevan a palacio donde el Barón le exige al Abuelo que lo haga funcionar. El abuelo activa la palanca errónea y propulsa a la Baronesa al cielo, siendo esta derribada sobre el lago por el Barón, cuando dispara sobre su falda paracaídas.
EL juguetero accede a ayudar a Caractacus y le lleva a mostrarle los alrededores del castillo; mientras que Truly sale a por comida para los hambrientos niños. El Secuestrador de Niños aprovecha la ocasión para atraer a los niños a una trampa ofreciéndoles caramelos y golosinas, logrando capturarles. 
Truly ve pasar el carromato del Secuestrador de Niños, y le comunica a Caractacus lo ocurrido. El Juguetero lleva a Caractacus y Truly a una gruta oculta bajo el castillo del Barón. Allí descubren a los niños del pueblo, que llevan doce años ocultos allí. Los niños ocultos revelan que Jeremy y Jemima han sido encerrados en la torre, y el Abuelo en el calabozo. Caractacus idea un plan para entrar en el castillo en el día del cumpleaños del Barón.
El Juguetero les disfraza de juguetes para introducirles en el castillo. Truly se hace pasar por una muñeca de una caja de música, y Caractacus por una marioneta mecánica. El Barón queda cautivado y al ponerse a bailar con Caractacus, éste le atrapa con un gancho que le eleva al techo donde los niños rebeldes le sostienen. Los niños invaden el salón del banquete y logran atrapar a todos los invitados con una inmensa red, logrando reducir a la guardia al recibir la ayuda de los pueblerinos que también se han revelado. EL Secuestrador de Niños también es reducido y atrapado por los niños. El Barón y la Baronesa intentan escapar por el vertedero, pero acaban atrapados en la carroza del Secuestrador de Niños. 
Mientras tanto el juguetero, Caractacus y Truly localizan a Jeremy y Jemima y los rescatan, reuniéndose con Chitty y el Abuelo en el gran salón del castillo. Con el fin de la tiranía del Barón, Caractacus y los demás parten de regreso en Chitty.
De esta forma Caractacus acaba el cuento, pero los niños añaden que Truly se casó con su padre para ser felices para siempre. El inventor se hace el indiferente con esa idea, ya que no se cree digno de alguien como Truly, procedente de una familia rica e importante. Al explicárselo a Truly ella se ofende y le indica que si ella le hubiera dicho algo así, la hubiera llamado arrogante. Caractacus y los niños llegan a casa, donde les espera Lord Scrumptious jugando con el Abuelo, que fue su asistente en la India. Lord Scrumptious le explica que sus caramelos le gustan a los perros, y le ofrece un contrato que le hará rico. Antes de hacerlo, Caractacus parte en busca de Truly, que al descubrir lo ocurrido había partido también en su busca. Tras desviar de nuevo su coche al pantano, Caractacus le pide matrimonio y Truly accede. Conduciendo en Chitty de regreso a casa, Caractacus hace un discurso sobre la importancia del pragmatismo, mientras Chitty comienza a volar por encima de la casa de los Potts.

ESCENA
La canción de la muñeca en la caja de música siempre ha sido mi favorita de la película, desde que era un niño.

miércoles, 16 de enero de 2019

GORILAS EN LA NIEBLA

FECHA DE ESTRENO
23 de Septiembre de 1988
TITULO ORIGINAL
Gorillas in the Mist
DIRECCIÓN
Michael Apted
PRODUCCIÓN
Arne Glimcher, Terence A. Clegg
GUION 
Anna Hamilton Phelan
Basado en el libro autobiográfico de Dian Fossey
REPARTO
Sigourney Weaver (Dian Fossey), Bryan Brown (Bob Campbell), Julie Harris (Roz Carr), John Omirah Miluwi (Sembagare), Iain Cuthbertson (Doctor Louis Leakey), Constantin Alexandrov (Van Vecten), Waigwa Wachira (Mukara), Iain Glen (Brendan), David Lansbury (Larry), Maggie O’Neill (Kim), Konga Mbandu (Rushemba), Michael J. Reynolds (Howard Dowd), Gordon Masten (Fotógrafo), Peter Nduati (Jefe Batwa), Helen Fraser (Madame Van Vecten), John Alexander (Mimo), Peter Elliott (Mimo), Denise Cheshire (Mimo), Antonio Hoyos (Mimo), Jody St. Michael (Mimo), David Maddock (David Maddock)
CINEMATOGRAFÍA
John Seale
BANDA SONORA
Maurice Jarre
DISTRIBUIDA POR:
Universal Pictures
DURACIÓN 
129 minutos

DIAN FOSSEY: “Atrapan a los gorilas con estas trampas. Sembagare y yo pasamos por aquí hace cuatro días, y cortamos once trampas. Mire, imagínese un animal desprevenido. Malditos Batwas.”
BOB CAMPBELL: “No puede echarles toda la culpa a ellos.”
DIAN FOSSEY: “¿Ah, no?”
BOB CAMPBELL: “Llevan alimentado así a sus familias varias generaciones. Si tiene que culpar a alguien, culpe al médico de Miami. Él es quien paga al tipo que contrata a los Batwas. Ellos tienen que alimentar a sus hijos. El intermediario se compra camisas de seda, y el médico tiene sobre su mesa una mano de gorila como cenicero y una cabeza de gorila en la pared.”
DIAN FOSSEY: “Pero yo no puedo llegar a ese maldito médico de Miami.”
BOB CAMPBELL: “¿Ha estado en alguna consulta en que no hubiera un ejemplar del National Geographic?”

ROZ CARR: “Me gustaría que te fueras de Karisoke para siempre, antes de que esto te mate.”
DIAN FOSSEY: “¿Sabes? Siempre pensé que antes o después volvería a los Estados Unidos. La verdad es que esperaba casarme, tener hijos…”
ROSS CARR: “… y en lugar de eso tienes una montaña llena de gorilas que de no ser por ti, no seguirían vivos.”

CURIOSIDADES
“Universal Studios” se hizo con los derechos de la novela autobiográfica de Fossey, “Gorilas en la Niebla”, en el año 1985. El libro había sido publicado dos años antes en 1983. Por otro lado “Warner Bros. Studios” compró los derechos del artículo sobre Fossey escrito por Harold T. P. Hayes, a pesar de que había sido duramente criticado por Rosamond Carr. El motivo de estas duras críticas era que el artículo describía a Fossey como una mujer obsesionada de tal forma por los gorilas, que estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para protegerlos. Debido a una batalla legal entre ambos estudios, se optó porque el proyecto se convirtiera en una coproducción. 
Se utilizaron partes del libro y el articulo de Hayes fueron adaptadas para crear el guion de la película. El libro autobiográfico cubría la carrera científica de Fossey con gran detalle, aunque omitía material de su vida personal, como su relación con el fotógrafo Bob Campbell, que se convirtió en una subtrama esencial de la película. Sin embargo el libro examinaba algunos aspectos personales, aunque siempre en relación con el Centro de Investigación de Karisoke. Examinado el lado obsesivo de Fossey en el artículo de Hayes, se crearon escenas en la que se mostraban las reacciones implacables de Fossey contra los cazadores furtivos. Esto incluyó una escena en la que Dian Fossey incendiaba las chozas de varios cazadores. También se examinaron artículos sobre Fossey escritos por Alex Shoumatoff. Inicialmente el papel de Dian Fossey le fue ofrecido a la actriz Jessica Lange, que lo rechazó debido a su embarazo. Por este motivo el papel terminó por recaer en Sigourney Weaver.
Los trajes de gorilas utilizados en películas hasta este proyecto, siempre habían tenido obvias diferencias anatómicas de los gorilas reales. Se solían ver los ojos de los actores que los usaban, lo que forzaba ciertas modificaciones en el rostro. Para esta película el director Michael Apted deseaba usar gorilas siempre que fuera posible, pero algunas tomas requerían del uso de trajes. Rick Baker se enfrentó al reto de crear trajes lo suficientemente realistas para el proyecto. Las crías de gorilas que interactuaban con humanos no eran gorilas, sino chimpancés con el rostro pintado de negro y con sobreros de pelo para que se parecieran a los gorilas. El motivo era que el uso de crías de gorila de verdad hubiera puesto al equipo de la película en serio peligro ante los gorilas adultos. Uno de los especialistas que debía atacar a Weaver en una embestida utilizó un traje tan realista que logró asustar a parte del equipo que no era consciente de la escena que se estaba preparando. Tras interpretar a Dian Fossey en la película, Sigourney Weaver se convirtió en simpatizante del “Dian Fossey Gorilla Fund” y terminaría convirtiéndose en presidente honoraria.
La película recibió cinco candidaturas a los Oscar por Mejor Actriz, Mejor Montaje, Mejor Guion Adaptado, Mejor Banda Sonora, y Mejor Sonido. No logró hacerse con ninguna de las estatuillas.

NOTA PERSONAL
En plena adolescencia conseguí un trabajo para estudiar el comportamiento de los delfines en un zoológico. Allí conocí a tres jóvenes llamados Luis, Quique y Natalia, que estaban estudiando el comportamiento de los gorilas y los chimpancés del zoo. A través de ellos desarrollé un gran interés por los primates, y fue cuando descubrí la existencia de Dian Fossey, su innovador trabajo en el estudio de primates, su tráfico final y su legado. Y tras este interés alquilé esta película que desconocía, algo curioso considerando que ya era un gran fan de Sigourney Weaver. Poco más que añadir sobre esta excelente película, aunque ignore el tiempo que Fossey pasó fuera de África, antes de regresar y ser asesinada, o algunos detalles de su conflicto con los militares en el Congo. Su legado es sencillamente extraordinario.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Dian Fossey es una terapeuta ocupacional se siente inspirada por el trabajo del antropólogo Louis Leakey, a quien no deja de escribir para que le ayude a dedicar su vida al estudio de los Gorilas de Montaña. Tras una conferencia de Leakey en Louisville, Kentucky, Dian aborda al antropólogo en el año 1966 y se ofrece para acudir a África a catalogar y estudiar los pocos ejemplares de Gorila de Montaña que quedan. Aunque inicialmente reticente a aceptar la ayuda de Dian, a quien no cree capaz de aguantar seis duros meses en África, Leakey queda impresionado por la pasión y determinación de Fossey y decide aceptar su colaboración.
Dian Fossey llega al Congo, tras haber dejado atrás su trabajo y a su prometido, donde es recibida por Leakey. El antropólogo hace los preparativos para que su fundación le proporcione porteadores, rastreadores, equipo, un jeep como medio de transporte y un lugar donde vivir. 
También le explica que la presencia militar del lugar se debe a una guerra civil. Dian conoce a Sembagare, un rastreador de animales local, y le contrata para que le ayude en sus investigaciones. Dian se dispone para partir, pero queda sorprendida al descubrir que estará sola y el Doctor Leakey no la acompañara, ya que tiene trabajo en Tanzania. En compañía de Sembagare y su equipo de porteadores y ayudantes, Dian se interna en lo más profundo de las junglas de África. La larga caminata resulta difícil para Dian, pero a pesar de que Sembagare le pide que descanse, la joven no se detiene hasta llegar a la cabaña que servirá como su hogar. Dian forja una sólida amistad con Sembagare, que le revela que los soldados mataron a su familia. También le muestra una fotografía de su prometido
A la mañana siguiente, Dian y Sembagare parten para explorar la jungla pero Fossey no tarda en descubrir que Sembagare nunca ha rastreado gorilas y esperaba que ella le enseñara. 
En marzo de 1967, Dian todavía no ha encontrado ningún gorila y comienza a frustrarse, pero un mensaje grabado de Leakey le recuerda que este tipo de trabajos no son fáciles y que los gorilas se ocultan cada vez mejor porque están siendo exterminados. Finalmente, Dian y Sembagare localizan el rastro de un gorila y no tardan en encontrar todo un grupo. Poco después, tras intentar acercarse a un grupo de gorilas, Sian y Sembagare se ven obligados a escapar al ser atacados por un macho. Al regresar a la cabaña la encuentra atacada por soldados registrando su material de trabajo y comunicándole que no desean gente blanca en el lugar. A pesar de tener un permiso de trabajo, Dian es arrestada y Sembagare y sus ayudantes se ven obligados a escapar por los disparos de los soldados. Acusada de ser una espía extranjera, Dian Fossey se ve obligada a abandonar el Congo.
Inicialmente Dian Fossey no ve otra opción que abandonar África y regresar a los Estados Unidos, pero pronto se reencuentra con Sembagare, que le lleva a la residencia de Rosamond Carr en Ruanda.
Dian y Rosamond se hacen buenas amigas, y la segunda la anima a no rendirse explicándole que las cosas siempre cambian en África, y hay que adaptarse. De esta forma decide continuar sus investigaciones en las junglas vecinas de Ruanda, próximas a la frontera del Congo, con la esperanza de que allí su equipo esté a salvo de incursiones externas. De esta forma establece su base de investigación entre las montañas Karisimbi y Bisoke, denominando a su base Karisoke al combinar los nombres de las montañas. En sus recuentos iniciales de los gorilas, su censo contiene la mitad de los gorilas del censo anterior. Dian consigue establecer contacto con un grupo de gorilas, a pesar de que Leakey no deja de advertirle de los peligros que esto conlleva. Leakey también le indica que ningún antropólogo famoso fue capaz de hacerlo antes, y termina por declararle su orgullo prorrogando su permiso de trabajo con el National Geographic.
Poco después, Dian y Sembagare encuentran un cementerio Batwa y terminan por ser rodeados por Batwas que consideran que no han respetado el lugar sagrado. 
Sin embargo el jefe de los Batwas examina el pelo pelirrojo de Dian, y la deja marchar al considerar que es obra de la brujería. Al acudir al pueblo para renovar su permiso de trabajo, una mujer local intenta venderle una mano de gorila. Dian no tarda en descubrir que la jungla está llena de trampas de cazadores furtivos, y comienza a desmontarlas. Al darse cuenta de que muchas trampas son obra de las brujas, Dian decide hacerse pasar por la bruja que es considerada, dejando marcas de monigotes con pelos rojizos. Continuando con su trabajo, Dian comienza a analizar los grupos sociales formados por los gorilas y sus sistemas de comunicación. Su trabajo no deja de impresionar a Leakey y comienza a atraer atención internacional. Como resultado de esto, el National Geographic se muestra todavía más interesado por su trabajo y le envía al fotógrafo Bob Campbell para fotografiar sus contactos con los Gorilas de Montaña.
Al principio, Dian se muestra hostil hacia Campbell, considerándole un intruso no bienvenido. Tampoco le deja alojarse en la cabaña y le envía a una tienda de campaña. 
Aunque le permite acompañarles a estudiar los gorilas, no le permite sacar fotografías. Al ver que Campbell ayuda a desmantelar las trampas de los Batwas, y escuchar como probablemente son financiados por ricos americanos, Dian decide dejar que fotografíe a los gorilas. Campbell la acompaña y es testigo de cómo Dian ha forjado un vínculo especial con un gorila macho al que ha llamado Digit. Dian y Bob no tardan en desarrollar una evidente atracción y terminan por convertirse en amantes, a pesar de que Bob está casado. Poco después los Batwas realizan una cacería acabando con numerosos ejemplares de gorilas y llevándose a una cría. Dian captura a un niño Batwa que aterroriza con una máscara que la hace parecer una bruja. De esta forma descubre donde se encuentra el responsable de la cacería, llamado Van Vecten, y acude a su encuentro en un hotel. Al localizar su furgoneta recupera la cría y entra con ella en brazos en el hotel. Allí se enfrenta a Van Vecten y le amenaza con que intente detenerla, a pesar de que tenía un permiso de compra. 
El ministro local Mukara le explica que la venta fue permitida, porque el país necesita el dinero. Sin su camada la cría no sobrevivirá, por lo que Dian accede a ayudar a que sobreviva para el viaje, a cambio de tres hombres armados que la ayuden a proteger a los gorilas.
Poco después Bob le comunica a Dian que le ha pedido el divorcio a su esposa, aunque esto solo despierta los temores de la joven que no está dispuesta a pasar la mitad del año fuera de África. Al recibir una oferta de trabajo en Borneo, Bob se marcha a pesar del disgusto que supone para Dian. Un año después, Dian acoge tres estudiantes en Karisoke, y descubre que Van Vecten ha regresado pues la cría no sobrevivió en el Zoo. Poco después Van Vecten envía a los Batwas contra los gorilas, y atacan al grupo de Digit. Los Batwas atacan y decapitan a Digit sin que Dian y su estudiante Kim puedan hacer nada al respecto. Los tres soldados capturan a dos de los cazadores a los que humilla al fingir una ejecución que no se lleva a cabo para alienarlo. Sin embargo esto también provoca que sus estudiantes se alejen de ella. 
Enfurecida, Dian ataca y quema algunos poblados de los Batwas a pesar de las advertencias de Sembagare, que intenta detenerla sin éxito. Al volver al campamento, comprueba que dos de sus estudiantes han procedido a acostarse juntos, y decide despedirlos. Descontrolada y enloquecida, Dian por fin rompe a llorar cuando Sembagare logra calmarla, y crea un cementerio para los gorilas asesinados. Tras esto amenaza a Van Vecten con dejarle manco si se acerca de nuevo a sus gorilas. Cuando el gobierno de Ruanda comienza a fomentar el turismo que desea ver a los gorilas en su hábitat, Dian comienza a asustar a los visitantes llegando a disparar por encima de sus cabezas. Mukara amenaza con retirarle el permiso de trabajo, pero Dian ya ha obtenido uno de tres años. El 27 de diciembre de 1985, Dian Fossey es atacada y asesinada brutalmente en su cabaña por un atacante desconocido. Su cuerpo es enterrado en el cementerio de gorilas que creó, en un funeral al que asisten Sembagare, Rosamond Carr y otros conocidos. Su legado fue el fin de la caza furtiva y la supervivencia de la especie; mientras que su muerte sigue siendo un misterio.

ESCENA
A falta de escenas, aquí dejó esta mezcla de escenas que incluyen a Dian Fossey teniendo contacto con los gorilas.