- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 6 de octubre de 2010

EL CASTILLO EN EL CIELO

FECHA DE ESTRENO
2 de Agosto de 1986
TITULO ORIGINAL
Tenkû no Shiro Rapyuta
DIRECTOR
Hayao Miyazaki
PRODUCTOR
Isao Takahata
GUION
Hayao Miyazaki
REPARTO (VOCES)
Mayumi Tanaka (Pazu), Keiko Yokozawa (Sheeta), Kotoe Hatsui (Dola), Minori Terada (Coronel Muska), Ichirō Nagai (General), Fujio Tokita (Tío Pom), Takuzō Kamiyama (Shalulu / Charles), Yoshito Yasuhara (Lui / Louis), Sukekiyo Kamiyama (Anli / Henri), Hiroshi Ito (Jefe), Ryūji Saikachi (Viejo Ingeniero), Machiko Washio (Okami), Tarako (Madge)
CINEMATOGRAFÍA
Hirokata Takahashi
BANDA SONORA
Joe Hisaishi
DISTRIBUIDA POR:
Tokuma Shoten, Toei Company
DURACIÓN
126 minutos
ANTERIOR PELÍCULA DE MIYAZAKI:
Nausicaä del Valle del Viento
SIGUIENTE PELÍCULA DE MIYAZAKI:
Mi Vecino Totoro

PAZU: “Por favor, déjenme ir con ustedes. Quiero ayudar a Sheeta. ¡Suéltenme!”
DOLA: “Ya es tarde, si eres tan fuerte por qué no la ayudas tú solo.”
PAZU: “Tiene razón debería haber luchado por ella, pero me dejé engañar. Quiero volver a intentarlo, por favor llévenme con ustedes.”
DOLA: “¿Estas dispuesto a darlo todo por ella?”
PAZU: “Lo estoy.”
DOLA: “¿No la abandonarás nunca? Salimos en cuarenta segundos.”

CORONEL MUSKA: “Al final todo acaba en la sala del trono, que casualidad. Ven aquí ahora mismo.”
SHEETA: “Ya no es la sala del trono. Ahora será nuestra tumba, la tuya y la mía. De que te sirve proclamarte rey si el reino ya no existe. No conseguirás la piedra mágica. Los dos moriremos aquí, juntos en este lugar. Ahora lo entiendo, ya se porque Lapuntu fue destruida. Ya lo dice la canción: planta tus raíces en la tierra, déjanos vivir con el viento, pasa el invierno como las semillas, y canta en primavera igual que los pájaros. Para vivir no es necesario sembrar la muerte, ni tampoco se necesitan millones de inútiles robots, pero nadie sobrevive lejos de su tierra.”


CURIOSIDADES
Se trata de la primera película creada y estrenada por Studio Ghibli que fue fundado en junio de 1985. Aunque la anterior película de Miyazaki, “Nausicaa del Valle del Viento” esta considerada como parte de dicho estudio, este no había sido fundado todavía cuando fue estrenada. Es además la tercera película dirigida por Hayao Miyazaki. Como en todas sus películas, se puede apreciar dos temas fundamentales, que siempre han interesado enormemente al director, la capacidad de volar, y la ecología.
El armamento, tecnología y emplazamientos mecánicos del castillo volante Lapuntu, fueron el resultado de una mezcla de diseños alemanes y británicos. Miyazaki es fan del armamento alemán, con lo que los uniformes, medallas, granadas y otros aspectos militares están basados en el diseño alemán. Lo mismo ocurre con el zeppelín gigante de batalla “Goliat”, que esta inspirado en los alemanes de la Segunda Guerra Mundial. Otros aspectos británicos se pueden apreciar en el ropaje de los civiles, o del Coronel Muska. También hay armamento, como es el caso de los rifles que se muestran o el armamento de los agentes de Muska, que están basados en el británico. Los robots están inspirados en los que aparecían en la versión de Superman de Fleischer. La ciudad volante de Lapuntu esta inspirada en un castillo llamado “Paronella Park”, construido por José Paronella en el norte de Queensland, Australia. El tema musical que se utiliza en la película cuando Lapuntu aparece, se utiliza en el mencionado castillo durante las visitas nocturnas organizadas en la actualidad.
Se utilizaron más de sesenta y nueve mil células, y casi cuatrocientos tipos de tonos de color diferentes. Miyazaki reutilizó fauna que había diseñado para su anterior película “Nausicaa del Valle del Viento”. En Estados Unidos la película no fue doblada hasta 1999, siendo distribuida en video cuatro años más tarde, cuando “El Viaje de Chihiro” recibió el Oscar a la mejor película animada. Hasta aquel entonces, la película solo había sido mostrada ocasionalmente en distintos festivales de cine, y su popularidad se había extendido gracias al boca a boca. A pesar de su limitado éxito, la explicación oficial de Disney fue que el retraso se debió a que Studio Ghibli quería evitar pérdidas en el proceso de exportación. Sin embargo, en el año 2003, la película ya había logrado recuperar todo su dinero gracias a las ventas nacionales del film en DVD. Esto disparó rumores de que Disney había invertido en la colección Ghibli con la intención de sabotear su éxito en los Estados Unidos.
El nombre de Sheeta se escribía Shita originalmente, pero este terminó por cambiarse debido a la similitud con la palabra “Shit” (mierda en inglés). Un problema similar tuvo lugar con el nombre original del castillo volante, “Laputa”. Debido a las evidentes connotaciones de la palabra, se cambió el nombre a Lapuntu en España y otros países de habla hispana y otros como Francia o Reino Unido también mantuvieron el cambio. El titulo también sufrió otros cambios, y llegó a recibir tres títulos diferentes bajo la misma distribuidora. En su distribución en televisión, se cortaron algunas escenas que se consideraban en exceso violentas para el público infantil. Independientemente de todos estos problemas, la película ha logrado hacerse más conocida, generando ingresos para Studio Ghibli, que al principio le fueron negados.

NOTA PERSONAL
Siempre la he considerado una de las mejores películas de Hayao Miyazaki, y probablemente, tanto como curiosamente una de las menos conocidas. La película logra sumergirte en lo fascinante de su aventura. Sobre todo porque el film gira alrededor de unos jóvenes muchachos, cuya lealtad y amplio concepto de la amistar supone toda una diferencia que contrasta con el egoísmo de los enemigos a los que se enfrentan.
Por otro lado tenemos a la banda de piratas de Dola, que son simplemente geniales, aportando la necesaria picaresca, y un gran sentido del humor. Dola es un personaje que siempre me ha parecido sublime, combinando su codicia con un afecto sincero, y mostrando un desarrollo considerable en su relación con los muchachos a los que termina apreciando de la manera más sincera.
La animación es considerablemente lograda, y aún más elogiable si apreciamos que la película es de mediados de los ochenta. De hecho creo que la calidad y argumento del film no tienen nada que envidiar a la última película de Miyazaki, a fecha de este escrito, “Ponyo en el Acantilado”. Los diseños son espectaculares, y denotan la admiración del director por todo sistema de aviación. Me parecieron particularmente originales los planeadores propulsados por alas que se asemejan a las de los insectos. El diseño de Lapuntu es también sobrecogedor, y logra sumergirte en un ambiente de misterio, haciendo que el espectador se pregunte que pudo suceder en tan fascinante civilización tiempo atrás.
Además la película es una de las pocas obras de Miyazaki que pueden ser disfrutadas por espectadores de todas las edades. Esto se debe a su estilo narrativo, que se basa en la categoría de aventuras, y utiliza unos jóvenes como héroes, logrando captar a los más jóvenes. Otras películas de Miyazaki poseen mensajes de mayor complejidad, y más inalcanzables para un público más joven, sin mencionar unas dosis de violencia completamente inapropiadas. “El Castillo en Aire” funciona para un abanico de audiencia mucho más amplia. Es una de esas películas que un niño puede disfrutar, y un adulto de igual forma, logrando trasladarse a una época en que la vida, a través de los ojos de un niño, era toda una aventura.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En un zeppelín, una joven llamada Sheeta viaja custodiada por una serie de agentes, cuando divisa a una banda, denominada los Piratas de Dola, atacándoles en sus pequeños planeadores. El líder de los agentes, el Coronel Muska, coloca un colgante alrededor del cuello de Sheeta y le ordena que lo guarde, mientras los agentes van siendo derrotados. Sheeta decide salir por la ventana para ocultarse, pero cuando es descubierta resbala y cae al vacío. Durante la caída, su cristal comienza a brillar haciéndola flotar y descender lentamente sobre un pequeño pueblo minero.
En dicho pueblo un joven llamado Pazu, que trabaja en la mina, la ve descender, y la recoge llevándola a su casa para que descanse allí. A la mañana siguiente, Pazu se presenta a la joven e intenta volar con su colgante, lo cual no funciona. Los muchachos desayunan juntos, y Sheeta observa detenidamente la fotografía de un Castillo flotante. Pazu le explica que su padre tomó la fotografía en una de sus expediciones. También le explica que hay leyendas que narran como tiempo atrás, la humanidad vivía en islas flotantes gracias a tecnología desconocida. Tras un conflicto, los pocos supervivientes colonizaron la superficie, pero se dice que una fortaleza volante llamada Lapuntu aún se encuentra en el cielo. Pazu esta decidido a encontrar Lapuntu, y probar que su padre decía la verdad.
Los piratas de Dola aparecen en la casa de Pazu, y este escapa con Sheeta hacia el pueblo. Allí el jefe de la mina le ayuda a contener a los piratas, mientras los niños escapan en un tren perseguidos por la mismísima Dola. El tren se detiene ante un tanque del gobierno, pero Sheeta reconoce a Muska, y le hace saber a Pazu que eran sus captores originales. Los chicos intentan escapar de nuevo, pero caen desde las vías. La piedra del colgante de Sheeta comienza a brillar de nuevo, y los chicos flotan lentamente hacia la boca de un túnel minero, ante la estupefacta mirada de los piratas y los agentes gubernamentales. Una vez en el fondo de la mina, Pazu llega a la conclusión de que la piedra solo funciona con Sheeta.
La pareja se encuentra con un anciano minero llamado Pom. Este les revela una serie de piedras en la mina que brillan con la misma luz azul del cristal del colgante de Sheeta. Pom explica que los habitantes de las islas flotantes poseían el sistema para convertir las piedras en cristales de gran poder que eran la base de su tecnología. Pom también advierte del peligro de usar ese poder para el mal, lo cual acabó con la civilización flotante. Al salir del túnel, Sheeta confiesa ser descendiente de la familia real de Lapuntu, y que su cristal ha pasado a través de varias generaciones de su familia. En ese momento, el Coronel Muska consigue apresar a ambos.
Pazu despierta en la prisión de una fortaleza, mientras Sheeta lo hace en una lujosa habitación de la misma. Muska esta bajo las ordenes de un General del ejercito, cuya intención es encontrar Lapuntu para adquirir su tecnología. Muska lleva a Sheeta ante un descubrimiento militar, un robot que cayó del cielo, que lleva los mismos símbolos del cristal de la joven. Muska ofrece la seguridad y libertad de Pazu a cambio de su cooperación. Sheeta accede, y le hace saber a Pazu que ya no es necesario y que debe partir. El muchacho lo hace, pero sumido en una gran tristeza. Al llegar a su casa, la encuentra tomada por Dola y sus piratas. Dola le explica que lo único que quieren es tesoros de Lapuntu, y le hace entender que Sheeta sigue en peligro, y le ha mentido para que el no sufra el mismo peligro. Pazu le solicita a Dola que les permita unirse a la tripulación para salvar a Sheeta, y esta accede.
En la fortaleza, Sheeta recuerda un hechizo de protección que su madre le recito, y al pronunciarlo, el robot se activa una vez más y comienza a atacar a los militares de la fortaleza. Sheeta consigue escapar, pero el robot esta decidido a reunirse con ella, hasta que la acorrala en un torreón. El robot no la daña, simplemente se conecta con el poder del cristal, emitiendo un rayo de luz azul que señala la dirección en la que se encuentra Lapuntu. Pazu y los piratas llegan justo cuando el ejercito consigue destruir el robot, y logran rescatar a Sheeta, pero esta pierde el cristal, que cae en manos del Coronel Muska.
Pazu y Sheeta se unen a la tripulación de Dola y logran calcular la dirección en la que el rayo señalaba el camino y se dirigen hacia allí. Pazu colabora como ingeniero de la nave, mientras Sheeta se encarga de la cocina ganando el afecto de la tripulación. Muska también ha partido con el General a bordo de su nave de combate, el Goliat. De camino ambas se encuentran y enzarzan en combate. Pazu y Sheeta abandonan la nave en un pequeño planeador al divisar una tormenta a contracorriente, que según el padre de Pazu ocultaba Lapuntu. Al atravesarla, llegan a Lapuntu, donde logran hacer tierra en uno de sus jardines.
Un robot llega a su encuentro, y les conduce alrededor del castillo. El Goliat también ha llegado a Lapuntu, y ha conseguido hacer prisioneros a Dola y sus piratas. Muska utiliza el cristal para abrir un portal hacia el centro del castillo, donde la tecnología que lo hace flotar se encuentra. De camino, Muska descubre a los muchachos y logra capturar a Sheeta. Pazu logra liberar a los piratas, y Dola le proporciona un arma para que acuda a rescatar a Sheeta y detenga a Muska. Este llega a un cristal gigante que da poder a Lapuntu, y con el colgante accede a todo el armamento del Castillo. Muska revela que el también es descendiente de la familia real de Lapuntu, ya que esta se dividió al emigrar a la superficie. Deseando utilizar la tecnología de Lapuntu para conquistar el mundo, acaba con el General y sus tropas arrojándolos al vacío, y enviando robots contra el Goliat que resulta destruido en la batalla.
Sheeta logra recuperar el cristal, y Pazu llega a tiempo de encontrarse con ella, ambos enfrentándose a Muska. La pareja decide pronunciar un hechizo de destrucción que Sheeta aprendió de pequeña. La base del Castillo comienza a desmoronarse, y Muska, cegado por la explosión, cae al vacío. La pareja logra escapar del Castillo, y reunirse con Dola y los Piratas, que se han logrado hacerse con parte del tesoro de Lapuntu para iniciar una nueva vida. Pazu y Sheeta parten de regreso a casa, mientras el resto de Lapuntu sigue asciendo hasta terminar en orbita de la tierra, fuera del alcance de la humanidad.

ESCENA
De camino a trabajar en la mina, Pazu observa a Sheeta descendiendo del cielo con un gran brillo azul procedente de su colgante, y la recoge.


3 comentarios:

  1. Personalmente opino que esta es la película de Miyazaki más lograda en el plano narrativo, pues no se pude negar que este señor siempre ha tenido problemas en este aspecto. El ritmo narrativo de "Laputa, el castillo en el cielo" no decae en ningún momento, no tiene tiempos muertos y no permite que el espectador se aburra ni desconecte. Además la historia en entretenida, Pazu y Shita son, en su simplicidad, lo protagonistas perfectos y los piratas, auténticos precedentes de los piratas del aire de "Porco Rosso", son carismáticos y añaden un toque de humor agradecido.

    Podría seguir alabando la película, pero prefiero centrarme en una parte de lo que usted ha escrito: "Además la película es una de las pocas obras de Miyazaki que pueden ser disfrutadas por espectadores de todas las edades. Esto se debe a su estilo narrativo, que se basa en la categoría de aventuras, y utiliza unos jóvenes como héroes, logrando captar a los más jóvenes. Otras películas de Miyazaki poseen mensajes de mayor complejidad, y más inalcanzables para un público más joven, sin mencionar unas dosis de violencia completamente inapropiadas". No puedo estar en este aspecto más en desacuerdo. Exceptuando "La princesa Mononoke", película más oscura y violenta que escribió y dirigió en un momento de crisis personal e ideológica, que también reflejo en el final del manga de "Nausicaä del Valle del Viento", el resto de su filmografía dentro del Studio Ghibli ha estado dirigida al público infantil y no presenta escenas de gran violencia, ni siquiera "El castillo ambulante" y eso que esta ambientada en una guerra y la protagonista se ve atrapada en un bombardeo. Aunque si es cierto que "El viaje de Chihiro" tiene un subtexto más codificado para el publico infantil, pero también los libros de Alicia escritos por Carroll y eso no ha impedido que pasasen a la historia como clásicos de la literatura infantil.
    Perdone este comentario tan largo.

    ResponderEliminar
  2. Sr Nocivo: La longitud del comentario es más que bienvenida. Sigo pensando que esta película, además de "Ponyo", es la única para todas las edades. Hay escenas en "El Castillo Ambulante" que aterrorizaron a mis sobrinas, y creo que el mensaje de autoconfianza detras del hechizo de su protagonistas se les escapo. Aunque "Totoro" les divirtió, tampoco captaron el fondo místico detras de las criaturas como simbología de espiritus del bosque. Por otro lado, la violencia de "Nausicaä" es evidente, y el mensaje ecologico también es dificil de captar para un niño de seis años. Mis observaciones son fruto de observar las reacciones de crios cuando he visto todas las películas, que me gustan todas. Las hay más violentas, las hay menos, pero el trasfondo de la mayoría se escapa a un crío, que por otro lado si capta sin problemas aspectos divertidos e infantiles, que a lo mejor un adulto ya no puede percibir.
    Saludos y gracias por opinar

    ResponderEliminar
  3. Excelente entrada para una gran película, aunque prefiero El Castillo Ambulante, aunque como expones anteriormente, puede ser demasiado adulta para los pequeños. La animación oriental fue la primera en tratar a los adultos como tales y no infantilizar las historias. Miyazaki un genio en el amplio sentido.

    Te gusta Satoshi Kon y Paprika, échale un ojo, si no, es estupenda. Inception tiene algunas similitudes con ella.

    Un saludo.

    Te dejo mi blog, por si te quieres pasar, enlazar y comentar

    http://elantepenultimomohicano.blogspot.com

    ResponderEliminar