- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 20 de mayo de 2009

EL BAILE DE LOS VAMPIROS

FECHA DE ESTRENO
Febrero de 1967
TITULO ORIGINAL
Dance of the Vampires (UK)
The Fearless Vampire Killers or Pardon Me but Your Teeth are in my Neck (US)
DIRECTOR
Roman Polanski
PRODUCTOR
Gene Gutowski
GUION
Roman Polanski & Gérard Branch
REPARTO
Jack MacGowran (Profesor Abronsius), Roman Polanski (Alfred), Ferdy Mayne (Conde von Krolock), Iain Quarrier (Herbert von Krolock), Terry Downes (Koukol), Alfie Bass (Yoine Shagal), Jessie Robbins (Rebecca Shagal), Sharon Tate (Sarah Shagal), Fiona Lewis (Magda)
CINEMATOGRAFÍA
Douglas Slocombe
BANDA SONORA
Krzysztof Komeda
DISTRIBUIDA POR:
MGM
DURACIÓN
91 minutos

HERBERT VON KROLOCK: “¿Con que este es el gran secreto? Un ser que esta enamorado. Un ser cuyo corazoncito salta en lo más profundo de su pecho, patapán, patapán, patapán, como ratoncillo en una jaula. Mm, septuagésima manera, rodear con el brazo izquierdo la espalda del ser amado. Posar la mano izquierda sobre su hombro izquierdo, con la suavidad con la que un pajarillo se posa en una rama. Bien, estupendo. Luego, dejar que pase un ángel. ¿Nos permitimos dejar pasar un ángel? Cuando el ángel haya pasado, inclinar el rostro sobre los ricitos de la criatura amada y rozarlos levemente con los labios.”

ALBERT: “Yo estaba ante un espejo, sentado al borde de la cama, y sin embargo me vi yo solo; aunque él estaba a mi lado, no se veía en el espejo. No se reflejaba nada en absoluto.”
PROFESOR ABRONSIUS: “¿Ni sus ropas?”
ALBERT: “Ni la camisa.”
PROFESOR ABRONSIUS: “Cuanto me gustaría poder ver eso.”
ALBERT: “¡Si es que no se ve nada!”

CURIOSIDADES
Después del éxito de su película “Repulsión, Roman Polanski se encontró con algo a lo que no estaba acostumbrado, un presupuesto muy amplio para su próximo proyecto. La película fue producida con todo esplendor siendo en color, haciendo uso enormes decorados, y contando con algunos de los mejores técnicos del mundo del cine.
Se trata de la primera película en color de Roman Polanski. Durante el rodaje, Polanski decidió cambiar al formato a pantalla ancha conocido como anamórfico. Las escenas planas ya filmadas fueron reconvertidas para igualar el nuevo formato. El primer mes de rodaje en exteriores se convirtió en todo un reto durante el cual el equipo se vio forzado a improvisar sobre la marcha. La razón fundamental de esto fue el verse obligados a trasladar el rodaje desde Austria hasta Italia en el último minuto. A pesar de los contantes contratiempos, y las dificultades de una producción tan compleja, Roman Polanski siempre ha declarado disfrutó enormemente del rodaje de la película. Para la escena del salón de baile en la que los tres humanos son los únicos que se reflejan en el espejo, Polanski hizo reconstruir todo el salón al otro lado del espejo, que era falso; los reflejos eran en realidad dobles que se encontraban al otro lado.
En Italia, Polanski contrató a artesanos locales para la construcción de los ataúdes, lo cual disgustó mucho a los habitantes de la zona que era particularmente turística. Hubo que poner paneles explicativos para que los turistas que visitaban el lugar no pensaran que este era víctima de una plaga.
La película fue concebida como una parodia de las películas de vampiros tan popularizadas en aquella época. Polanski tenía claro que quería dar un giro a dicha temática para hacerla divertida, pero al mismo tiempo deseaba aportar un poco de tensión, y alguna que otra escena de terror realista. El titulo fue cambiado al estrenarse en Estados Unidos, por otro más largo para dejar claro que la película era una comedia y no una de terror, como el titulo original podía dar a entender. Alrededor de quince minutos fueron eliminados de la película, algo que disgustó enormemente a Polanski. La crítica no fue muy benévola con la película, aunque eventualmente se vio forzada a cambiar su opinión, y la atmósfera ha sido considerada como impecable para la época, así como la inclusión de comedia en el género exclusivamente considerado de terror hasta la fecha.
Inicialmente la actriz Jill St John fue la seleccionada para el papel de Sarah por el propio Polanski. Sin embargo acabó siendo para Sharon Tate. Uno de sus productores, Ransohoff la había descubierto en el plató de la serie conocida como “Los Nuevos Ricos”. Inicialmente Polanski no se mostró convencido ni impresionado por ella, pero cuando Jill se retiró del proyecto, el papel recayó sobre la joven. Durante el rodaje Polanski y Tate comenzaron a salir, un año más tarde se casaron, y en 1969 Tate sería asesinada por la secta de Charles Manson, aún estando embarazada de ocho meses.
La película se ha convertido en todo un clásico incluso llegando a ser adaptada al formato de musical, cuyo estreno tuvo lugar en 1997, treinta años después del estreno del film.
Nunca me cansó de recomendar esta película que inevitablemente arrancara más de una sonrisa al espectador que aún no la conozca.

NOTA PERSONAL
Gran película cuya mayor cualidad es que se percibe de distinta forma, dependiendo de la edad que uno tenga cuando la vea. Siendo un crío la vi por primera vez cuando fue emitida por televisión, y mientras los adultos a la mesa no dejaban de reírse, yo estaba completamente muerto de miedo. Creo que no era para menos, había escenas como el ataque del Conde a Sarah, mientras esta intentaba darse un baño, o incluso el intento por parte del vampiro gay, Herbert, de morder a Albert, que eran completamente aterradoras. La música, excelente trabajo de Komeda, no ayudaba siendo completamente aterradora. Vamos, en definitiva lo pase bastante mal viéndola como un niño pequeño, y ni que decir tengo que el final me dejo francamente perturbado.
Sin embargo la cosa cambió cuando volví a verla estando ya en la universidad. ¡No podría parar de reírme, las situaciones, los diálogos, todo estaba cuidadosamente medido para arrancar la sonrisa del despertador. MacGowran resulta sencillamente desternillante como el Profesor Abronsius. Escenas memorables incluyen intentando convencer a la señora Shagal que tiene que clavar una estaca en el cuerpo de su marido, o disfrutando del baile a pesar de estar rodeado de vampiros. Otro momento memorable es el del hijo del Conde, claramente homosexual, intentado ganarse el afecto de Albert. Todos los personajes tienen ese aspecto hilarante, desde el jorobado Koukol, hasta el señor Shagal incapaz de seducir a la empleada bajo la atenta vigilancia de su esposa. Todo el momento del baile resulta muy divertido, y el final pasa de ser desalentador a desternillante.
Solo una gran película puede provocar efectos tan dispares en espectadores de distinta edad, y es que al final Polanski triunfó fusionando el género de terror y el de la comedia en este curioso experimento. La estética tan cuidada, mezclada con una excelente y macabra sintonía consigue aportar esa tensión, si bien no provoca miedo a un adulto, en determinados momentos. Fascinante el ataque del conde, sobre todo el momento en que Tate observa como copos de nieve empiezan a caer sobre ella mientras esta tomando un baño.
El dúo del Profesor y su ayudante Alfred tiene una química formidable, y consiguen arrancar la carcajada en todo momento. Mientras el primero se muestra confiado en todo momento, y no muestra ni el menor ápice de temor, el segundo se encuentra en un constante estado de absoluto pánico durante toda la película. Esto da lugar a escenas francamente divertidas como cuando el Profesor queda atascado e intenta aleccionar a Alfred para que clave una estaca en el Conde, algo que el pobre ayudante es incapaz de hacer.
Y es que al final, la película triunfa porque hace un excelente uso de lo que se denomina humor inteligente, que en ningún momento cae en lo chabacano, ni en los recursos fáciles de muchas comedias en la actualidad. A día de hoy a un se puede disfrutar de ella, y al verla se hace impensable el darse cuenta de que tiene ya más de treinta años de antigüedad.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
La película comienza con el viaje del excéntrico Profesor Abronsius y su ayudante Albert al corazón de Transilvania. El Profesor se ha ganado las constantes burlas de todos sus colegas en la comunidad científica por su ferviente creencia en la creencia de los vampiros. Convencido de esta, se ha embarcado en la misión de acabar con la mencionada amenaza en beneficio de la humanidad.
Ambos llegan a un pequeño pueblo donde se hospedan en una posada, y el profesor se recupera del viaje ya que, debido al devastador clima, casi ha acabado congelado. El dueño de la posada Yoine Shagal les da la bienvenida, y evita cualquier tipo de preguntas por parte del Profesor, que se ha percatado de que la pequeña posada esta inusualmente llena de ristras de ajos. Durante su estancia la pintoresca pareja conoce a los habitantes de la posada. Yoine tiene una obesa esposa llamada Rebecca que no deja de tenerle controlado, debido a los continuos escarceos de su marido, y sus intentos, por otro lado en balde, de conquistar a la bella empleada Magda. El matrimonio tiene una hija llamada Sarah, pelirroja de extrema belleza y aficionada a los baños de espuma.
Mientras el Profesor se da cuenta de la obsesión de Yoine por mantener a su hija oculta, el joven Albert queda prendado de su belleza. A la mañana siguiente llega a la posada un jorobado de grotesco aspecto que incomoda a todos los presentes. El Profesor se percata de ello y le ordena a su ayudante que le siga. Albert se encamara a la parte trasera de su trineo para así observar a donde se dirige. El jorobado se detiene a medio camino cuando un lobo le bloquea. Albert decide regresar a la posada al comprobar como el jorobado acaba con el lobo si arma alguna. Llegada la noche, la joven Sarah le solicita el uso de su cuarto de baño para bañarse, ya que su padre se lo tiene prohibido. Cautivado, Albert se lo concede. El cuarto de baño se encuentra en el ático, desde cuya ventana Sarah es observada por un vampiro, este entra dentro e interrumpe el baño de la joven mordiéndola y llevándosela después. Albert que ha estado espiando a la joven por la mirilla avisa al Profesor pero es demasiado tarde. Desesperado, el padre de Sarah sale en su búsqueda, ya que sabe quien se la ha llevado. El profesor observa que se alguien posee el trato de “excelencia” por los lugareños. A la mañana siguiente Yoine aparece congelado y muerto. El Profesor le examina y descubre rastro de una mordedura en el tobillo. Los intentos de convencer a Rebecca para que clave una estaca en el corazón de su marido caen en oídos sordos. El Profesor y Albert intentan hacerlo pero llegan para comprobar como Yoine es ahora un vampiro. Ambos se siguen hasta un castillo donde son recibidos por su excelencia, el Conde Von Krolock, y su hijo Herbert que se queda prendado de Albert. Ambos son invitados a pasar la noche en el castillo, durante la cual Albert oye a Sarah cantar. A la mañana siguiente el singular dúo se dirige a la cripta para acabar con el Conde y su hijo mientras reposan en sus ataúdes, pero esta cuidadosamente vigilada por el jorobado. Ambos consiguen acceder por una ventana en uno de los tejados del castillo, pero el Profesor queda atascado en el ventanal y Albert es incapaz de usar la estaca sobre los vampiros.
Albert se dirige de vuelta al tejado para desatascar al Profesor, encontrando por el camino a Sarah que esta tomando un baño mientras se prepara para un baile que va a tomar lugar esa misma noche. Albert tiene que abandonarla para ir en busca del Profesor. Al regresar Sarah ya no se encuentra allí, pero en su lugar se topa con Herbert, que no duda un instante en tratar de seducir al joven que sale huyendo despavorido al ver como Herbert no se refleja en el espejo, e intenta morderle mostrando sus colmillos. Reunido con el Profesor ambos escapan a un balcón donde observan como en el cementerio, varios vampiros surgen de sus tumbas. Usando un telescopio, también observan como Yoine a regresado a la posada para adquirir a la joven Magda. El Conde les descubre en el balcón, y deja de fingir admitiendo ser un vampiro con la misión de liderar a su raza para que esta conquiste a la humanidad. Como se aproxima el baile de los vampiros, el Conde les deja encerrados en el balcón, para atender a sus invitados a los que presenta en sociedad a su próxima víctima, Sarah. Yoine llega al castillo con Magda, que también ha de ser entregada al Conde, pero incapaz de controlarse acaba por llevársela a una tumba cercana. Mientras tanto el Profesor y Herbert se dan cuenta de que en el balcón hay un caño con balas. Usando la nieve, calientan agua para dispararlo consiguiendo destruir la puerta. Tras noquear a un par de vampiros y robar sus ropas, se infiltran en el baile, con la intención de aproximarse a Sarah, y así poder llevársela de allí. El plan parece surtir efecto hasta que el baile planta al Profesor, Albert y Sara delante de un gran espejo. Todos los invitados se dan cuenta de que los tres se reflejan, y el Conde ordena que los capturen. El Profesor consigue retenerlos momentáneamente formando una cruz con dos grandes espadas. Los tres salen corriendo y consiguen escapar en un trineo.
Como último intento, el Conde envía a su sirviente jorobado montano en un ataúd que se desliza por la nieve. Sin embargo en lugar de interceptar el trineo, el ataúd pasa de largo estrellándose con el jorobado a bordo. Ya más tranquilo Albert se da cuenta de que la mano de Sarah esta helada y se preocupa por esta, Sarah despierta como vampiro y muerde a Albert. Mientras tanto el Profesor continúa conduciendo el trineo, con una gran expresión de orgullo, sin sospechar de que en lugar de acabar con la amenaza de los vampiros, será responsable de la propagación de estos por todo el planeta.

ESCENA
Este es un montaje de las mejores escenas de la película realizado por el usuario “ragnarlogbrodt”.

7 comentarios:

  1. MARAVILLOSA, ES UNA DE MIS PELIS FAVORITAS, EL GUION, LOS ACTORES,LA ESTÉTICA, TODO ESTA GENIAL, ES UNA ÚTENTICA OBRA DE ARTE,Y SI ALGUIEN NO LA HA VISTO QUE NO DUDE EN HINCARLE EL DIENTE(O EL COLMILLO).

    ResponderEliminar
  2. Absolutamente de acuerdo.... sobre todo, y me repito, me parece formidable como de niño da verdadero miedo, y de adulto uno no puede dejar de reir

    ResponderEliminar
  3. cual es la pelicula donde un niño aparece volando convertido en vampiro en la ventana de su hermano. es una pelicula muy vieja y no la encuentro.

    ResponderEliminar
  4. creo que te refieres a "El Misterio de Salem's Lot" de 1979. No fue una pelicula, aunque se lanzó como tal en video, sino una miniserie. En este mismo blog tienes una entrada sobre ella, esta listada en el Indice de Series, tanto la original como el remake (titulado solo Salem's Lot) de 2004

    ResponderEliminar
  5. Me encanta, nunca me canso de recomendarla. Esa mezcla de humor y terror a partes iguales es insuperable. Recuerdo verla de pequeño unas navidades y pasar un miedo terrible.

    ResponderEliminar
  6. Coincidimos en gustos en casi todas las películas y series, esta película no es una excepción. La ví cuando era muy pequeña, a mi padre le encantaba, la redescubrí hace algunos años cuando la echaron por TV.

    Es normal que Polanski tenga especial cariño por esta película, supuso un antes y un después en su carrera aunque la película no fue un éxito de taquilla precisamente, también porque conoció a la que sería su segunda esposa, Sharon Tate.

    Una auténtica lástima lo que le pasó, y una lástima también que Hollywood no le ofreciera papeles un poco más relevantes, creo que Sharon tenía una vis cómica muy buena, se vé claramente en "La mansión de los siete placeres". Creo que hubiera podido dar bastante más de sí.

    Una buena, a la par que entretenida, película y una lástima lo sucedido con su protagonista femenina.

    ResponderEliminar
  7. añado noche de miedo!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar