- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 18 de abril de 2018

LA TIENDA DE LOS HORRORES

FECHA DE ESTRENO
19 de Diciembre de 1986
TITULO ORIGINAL
Little Shop of Horrors
DIRECTOR
Frank Oz
PRODUCTOR
David Geffen
GUION
Howard Ashman
Basado en el musical de Alan Menken & Howard Ashman
REPARTO
Rick Moranis (Seymour Krelborn), Ellen Greene (Audrey), Vincent Gardenia (Señor Mushnik), Steve Martin (Orin Scrivello), Levi Stubbs (Voz de Audrey II), Tichina Arnold (Crystal), Michelle Weeks (Ronette), Tisha Campbell (Chiffon), Jim Belushi (Patrick Martin), John Candy (Wink Wilkinson), Christopher Guest (Primer cliente), Bill Murray (Arthur Denton), Miriam Margolyes (Enfermera), Stanley Jones (Narrador), Mark Wilson (Corista), Danny John-Jules (Corista), Danny Cunningham (Corista), Gary Palmer (Corista), Paul Swaby (Corista), Heather Henson (Paciente de Orin)
CINEMATOGRAFÍA
Robert Paynter
BANDA SONORA
Miles Goodman
DISTRIBUIDA POR:
Warner Bros.
DURACIÓN
94 minutos

SEYMOUR KRELBORN: “Eres tú, has hablado. Has abierto esa especie de boca y has dicho algo.”
AUDREY II: “¡Dame de comer inmediatamente!”
SEYMOUR KRELBORN: “No puedo.”
AUDREY II: “Me muero de hambre.”
SEYMOUR KRELBORN: “Espera, tal vez pueda sacar más sangre de este dedo.”
AUDREY II: “¡Más! ¡Más! ¡Más!”
SEYMOUR KRELBORN: “Ya no sale más. ¿Qué quieres que haga? ¿Qué me abra las venas?”
AUDREY II: “Ahhh.”
SEYMOUR KRELBORN: “Un momento, oye, tengo una idea. Voy a ir a la carnicería y te traeré un filete de carne picada.”
AUDREY II: “Seymour, dame más sangre.”

SEYMOUR KRELBORN: “¿Qué es eso?”
ORIN SCRIVELLO: “Un taladro.”
SEYMOUR KRELBORN: “Esta oxidado.”
ORIN SCRIVELLO: “Porque es antiguo. Los modernos no son tan buenos, fuertes, pesados, penetrantes. Voy a utilizar un gas especial.”
SEYMOUR KRELBORN: “Menos mal. Creí que no iba a darme nada.”
ORIN SCRIVELLO: “El gas no es para ti amiguito, es para mí.”

CURIOSIDADES
La película está basada en un musical estrenado en 1982, que a su vez estaba basado en una película del año 1960. El productor David Geffen también había sido uno de los productores originales del musical, y quien comenzó a producir una adaptación cinematográfica. Inicialmente deseaba que Steven Spielberg fuera el productor ejecutivo de la película, y que Martin Scorsese se encargara de la dirección. Scorsese deseaba rodar la película en 3D, pero esa idea fue rechazada de pleno. Geffen le ofreció entonces la dirección a Fran Oz, que estaba finalizando su trabajo en “Los Teleñecos Conquistan Manhattan” (1984). Al principio Fran Oz rechazó el trabajo, pero más adelante tuvo una idea sobre el aspecto cinematográfico del proyecto, que no había tenido antes.
Oz pasó un mes y medio restructurando el guion, que según su opinión estaba demasiado ligado a la dependencia de un escenario teatral. A Geffen y Ashman les gustó lo que había escrito y decidieron seguir sus consejos. Frank Oz también estudió el musical a fondo asó como su construcción temática, para adaptarla de forma eficiente a una película.
La película tuvo algunas diferencias con relación al musical. La canción inicial fue expandida para incluir un verso adicional, y así poder mostrar los créditos durante su duración. La canción “Ya Never Know” fue reescrita para convertirse en la canción “Some Fun Now” de género calipso, aunque conservó parte de la letra. Cuatro canciones fueron eliminadas para la versión cinematográfica. Estas fueron Closed for Renovation", "Mushnik and Son", "Now (It's Just the Gas)", y "Call Back in the Morning". Ashman y Menken crearon una canción original para la película titulada “Mean Green Mother from Outer Space”, para narrar el origen de la planta Audrey II.
Ellen Greene no fue la primera elección para el papel de Audrey. 
El estudio deseaba contar con Cyndi Lauper, pero la cantante rechazó el papel. También se rumoreó que habían existido intentos de contar con Barbara Streisand. Sin embargo el papel terminó recayendo en Ellen Greene, que era la actriz que había interpretado a Audrey en el musical. Frank Oz fue un constante defensor de volver a contar con Greene, señalando que nadie podía interpretar a Audrey mejor que ella. El personaje del paciente masoquista del dentista, Arthur Denton (Originalmente Wilbur Force), había sido interpretado en la película de 1960 por Jack Nicholson. El personaje no había sido reutilizado en el musical, pero se decidió volver a incluirlo en la película interpretado por Bill Murray. El mencionado actor improvisó todo su dialogo. Steve Martin pasó seis meses rodando todas sus escenas como el dentista Orin. Contribuyó con ideas como propinarle un puñetazo a la enfermera, o arrancando la cabeza de la muñeca de una niña en la consulta. Dicha niña fue interpretada por la hija de Jim Henson, Heather.
La versión cinematográfica de Audrey II fue una creación extremadamente elaborada, utilizando marionetas diseñadas por Lyle Conway. Mientras se desarrollaba la boca de la planta para el dialogo y los números musicales, el equipo de Conway se enfrentó a varios problemas para que los movimientos de la planta fueran convincentes. La solución se presentó cuando la película era rebobinada y avanzada a una velocidad mayor a la norman, ya que metraje resultaba más convincente. De esta forma rodaron la marioneta a velocidad más lenta, de forma que al emitir de forma regular parecieran movimientos normales. Fran Oz rodó un final de veintitrés minutos basado en el final del musical. Sin embargo, en las muestras previas al estreno, los espectadores no reaccionaron bien ante el final. Y es que el musical finalizaba con Audrey y Seymour devorados por la planta, y varias Audrey II siendo distribuidas por todo el planeta que acababa siendo conquistado. Pero debido a la mencionada reacción se optó por crear uno feliz.

NOTA PERSONAL
Divertidísimo musical rock que descubrí siendo estudiante de bachillerato, la película siempre ha logrado arrancarme carcajadas y fascinarme con su música. Fueron dos compañeros de mi colegio interno quienes me invitaron a ver la película, sorprendidos porque todavía no la conocía. Rick Moranis siempre me ha parecido un actor muy divertido y característico de la década de 1980, pero me llevé una gran sorpresa con el papel interpretado por Ellen Green. Pero quien me sorprendió de verdad fue Steve Martin en uno de los números musicales más hilarantes que he tenido la oportunidad de ver en mi vida. Debo admitir que sus escenas siguen siendo mis favoritas.
Por otro lado esta es una de esas películas que demuestra que no toda la genialidad se puede conseguir mediante efectos especiales elaborados por ordenador. Todas las marionetas de la planta me parecieron geniales, sobre todo la marioneta gigante que podría haber resultado la menos creíble. No fue así. 
Aunque apreció mucho las técnicas modernas de efectos especiales, que permiten cualquier clase de creación, hay cierto de encanto nostálgico en este tipo de efectos que ya no se utilizan tanto a día de hoy.
Por supuesto, como gran fan de los musicales no puedo evitar mencionar las canciones. Lo más destacable es que son canciones muy típicas dentro del estilo de 1986, y el musical tuvo la acertada idea de usarlas también como recurso narrativo. Ya he mencionado que mi favorita es “Dentist!”, pero esta seguida muy de cerca por “Little Shop of Horrors” y "Skid Row (Downtown)". Sin más pretensiones que la de entretener y ofrecer una historia divertida con gran música, la película resulta sobresaliente. Aunque debo reconocer que hubiera apreciado mucho más el final original. El motivo es que no me pareció un final necesariamente “triste”, sino más bien cómico al contradecir todo lo esperado. Y es que a fin de cuentas la planta Audrey II estaba diseñada para generar gran simpatía como villana. De esta forma su triunfo hubiera sido un gran recurso cómico. 
De todas formas, la película sigue siendo sobresaliente.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Seymour Krelborn y Audrey trabajan en la Floristería del Señor Mushnik. El Señor Mushnik sacó a Seymour de un orfelinato cuando era un niño, dándole techo y un trabajo. Seymour es un hombre tímido y algo patoso, mientras que Audrey a menudo llega al trabajo con moratones debido a los golpes que recibe de su novio. La Floristería se encuentra en un barrio muy pobre de los suburbios de Nueva York. Seymour y la mayoría de los habitantes del barrio son pobres, sin esperanza alguna de un futuro prometedor. Tras un día sin vender nada en la tienda, el Señor Mushnik decide que ha llegado el momento de cerrar la tienda. Seymour intenta convencerle de que quizás la tienda necesite tomar un nuevo rumbo, y le enseña una planta exótica que ha estado cuidando y que ha llamado Audrey II en honor a Audrey, de quien esta secretamente enamorado. Al colocarla en el escaparate, la planta llama la atención de un cliente de forma inmediata. 
Seymour le explica que un día, durante un eclipse solar, escuchó un zumbido y vio un destello en cuyo lugar encontró la extraña planta, que no estaba allí antes. Fascinado por la historia, el cliente compra cien dólares de rosas. Con la planta expuesta, la tienda vuelve a la vida con clientes que no paran de llegar.
Cuando la planta comienza a morir, Seymour se queda en la tienda para buscar un modo de reanimarla. Al cortarse y sangrar por un dedo, Seymour descubre que la planta se alimenta de sangre y le da unas gotas de su corte. Esto provoca que la planta comience a crecer. La planta se hace popular por lo que Seymour es invitado a la radio para ser entrevistado por Wink Wilkinson. Audrey se pierde la emisión al haber estado “esposada” por su pareja el sádico y violento dentista Orin Scrivello. Sin embargo Audrey también ama a Seymour en secreto, y desearía una vida con él aunque no cree merecerla. Seymour continúa alimentando a Audrey II con su sangre, y la planta va creciendo cada vez más y aumentando la popularidad de la Floristería. 
Al cierre se encuentra con Orin, el sádico y violento dentista, que acude a recoger a Audrey, y observa lo mal que la trata. Seymour se prepara para marcharse a casa, cuando descubre que Audrey II tiene la capacidad de hablar, solicitando más sangre. La planta le propone que asesine a alguien para poder alimentarla, y que podrá recompensarle en el futuro ya que puede hacer que cualquiera de sus deseos se haga realidad. Inicialmente Seymour se niega, pero al ver como Orin pega a Audrey, cambia de opinión.
Al día siguiente, Orin atiende a un paciente masoquista llamado Arthur Denton, que desea que le maten un nervio de forma lenta y prolongada. Al ver como su paciente disfruta, Orin le expulsa de la consulta y se reúne con Seymour, que ha acudido con un revolver. Aunque Seymour es incapaz de matar a Orin, este acaba por intoxicarse con el gas de la risa al romperse una válvula. Seymour se niega a ayudarle y Orin fallece intoxicado y su cuerpo es llevado a la Floristería. Allí Audrey II le ordena a Seymour que lo descuartice con un hacha y le alimente. 
Seymour lo hace ignorando que el Señor Mushnik ha sido testigo de cómo usaba el hacha para descuartizar a Orin. Al día siguiente la policía visita a Audrey, investigando la desaparición de Orin. Seymour lo observa  y acude a animar a Audrey, que confiesa haber conocido a Orin en un club nocturno y desear en secreto que desapareciera. Orin le confiesa sus sentimientos y descubre que es recíproca y ambos acaban besándose. Sin embargo Mister Mushnik visita a Seymour en la Floristería al anochecer con un revolver, y amenazando con entregarle a la policía. Sin embargo, el Señor Mushnik cambia de opinión al “considerarle como un hijo” y le propone que se marche de la ciudad dejándole la planta. Viéndose acorralado, Seymour le va haciendo retrocediendo hacia la planta hasta que el Señor Mushnik es engullido por Audrey II.
La fama de Seymour se dispara provocando que reciba múltiples ofertas como un contrato para presentar un programa de botánica en la televisión. 
Sin embargo la planta ha estado creciendo de forma descontrolada, por lo que Seymour ha comenzado a preocuparse seriamente a pesar de que recibirá un cheque por mucho dinero. Incapaz de seguir cuidando de la planta y matando a personas, Seymour le propone matrimonio a Audrey para que abandonen el barrio e inicien una nueva vida. Audrey acepta entusiasmada, pero Audrey II descubre a Seymour abandonando la Floristería con sus maletas y le exige comida. Seymour acepta siempre que sea comida de la carnicería, pero mientras acude a comprar Audrey II llama a Audrey por teléfono y revela su identidad obligándola a acudir a la Floristería. Audrey acude a la Floristería, donde la planta intenta devorarla. Sin embargo, Seymour llega a tiempo para salvarla y ambos escapan de la Floristería. Seymour le explica todo lo ocurrido y Audrey le confiesa que nunca le amor por el dinero o la fama, y que siempre le quiso.
En ese momento los dos reciben la visita del ejecutivo de una compañía botánica llamado Patrick Martin. 
Éste le ofrece un contrato para reproducir a Audrey II de manera que puedan vender múltiples plantas por todo el mundo. Seymour se niega al percatarse del desastre que podrían provocar a nivel mundial. Una vez Patrick se marcha, Seymour y Audrey se dan cuenta de que hay que acabar con la planta, o seguirá comiendo y creciendo hasta que ya no quede nada. Enfrentándose a Audrey II, Seymour descubre que su verdadera intención fue la de conquistar la Tierra. Audrey II se libera de su maceta revelando ser un extraterrestre procedente del espacio exterior, que además ya ha comenzado a crear pequeñas Audreys II. La planta consigue atrapar a Seymour destruyendo la Floristería, pero Seymour consigue hacerse con un cable de alta tensión y electrocutarla acabando con su vida.
Seymour emerge de la destruida Floristería y se reúne con Audrey. Ambos abandonan el barrio y contraen matrimonio, trasladándose a la casa de los sueños de Audrey. Allí inician una nueva vida, pero entre las flores del jardín una nueva Audrey II ha comenzado a germinar.

ESCENA
Sé que muchos dirán que la planta es lo más genial de la película, y es genial. Pero yo me desternillo de risa cada vez que veo a Steve Martin como dentista masoquista.

1 comentario:

  1. Esta película la vi por primera vez de niño por televisión pero solo vi el principio porque tenía que madrugar al día siguiente para ir al colegio, no fue hasta varios años después que ya pude verla por primera vez entera, la película me gustó lo que más me gustó fueron sus canciones y la historia de amor de Seymour y Audrey, Seymour quiere a Audrey y ella siente lo mismo por él de hecho lo muestra cuando canta la canción Somewhere that´s Green que es una de las canciones que más me gustan de la película el problema es que Audrey es muy sumisa y sale con un dentista maltratador y sádico que siente placer haciendo daño a los demás me hace gracia el personaje que interpreta Bill Murray que le va el sadomaso y siente placer cuando el dentista le toca los dientes y así el sádico dentista no puede disfrutar, afortunadamente el perverso dentista termina siendo alimento para Audrey II pero Seymour no quiere seguir alimentando a Audrey II que al final es el villano de la película y revela que es de otro planeta, afortunadamente Seymour acaba con Audrey II y se casa con Audrey pero la pesadilla no termina ya que al final se ven pequeñas nuevas plantas carnívoras un cliché de las películas de terror de que la pesadilla continua aunque también es una comedia y un buen musical, en los 90 se hizo una serie animada que duró una única temporada.

    ResponderEliminar