- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 7 de marzo de 2018

LOCA ACADEMIA DE POLICÍA 2: SU PRIMERA MISIÓN

FECHA DE ESTRENO
29 de Marzo de 1985
TITULO ORIGINAL
Police Academy 2: Their First Assignment
DIRECTOR
Jerry Paris
PRODUCTORES
Paul Maslansky, Leonard Croll
GUION 
Barry W. Blaustein, David Sheffield
REPARTO
Steve Guttenberg (Carey Mahoney), Bubba Smith (Hightower), David Graf (Tackleberry), Michael Winslow (Larvell Jones), Bruce Mahler (Doug Fackler), Marion Ramsey (Laverne Hooks), Colleen Camp (Kirkland), Howard Hesseman (Pete Lassard), Art Metrano (Teniente Mauser), George Gaynes (Comandante Lassard), Bob Coldthwait (Zed), Julie Brown (Chloe), Peter Van Norden (Vinnie Schtulman), Tim Kazurinsky (Carl Sweetchuck), Ed Herlihy (Dooley), Sandy Ward (Sistrunk), Lance Kinsey (Proctor), Christopher Jackson (Mojo), Church Ortiz (Flacka), George R. Robertson (Jefe Hurst)
CINEMATOGRAFÍA
James Crabe
BANDA SONORA
Robert Folk
DISTRIBUIDA POR:
Warner Bros. Pictures
DURACIÓN
87 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
Loca Academia de Policía 3: De Vuelta a la Escuela

ZED: “¿Qué pasa aquí?”
MATÓN: “La pasma ha organizado una feria.”
ZED: “¿Y para qué?”
MATÓN: “Quieren reunir dinero para limpiar el barrio.”
ZED: “Que simpáticos. ¿Verdad? ¿Y en la feria habrá juegos, y premios y rifas?”
MATÓN: “Sí, claro, claro.”
ZED: “¿Y también habrá una noria?”
MATÓN: “Sí. Una enooorme.”
ZED: “¡Odio las norias! Sufro del estómago y si subo vomito.”
MATÓN: “No es obligatorio subir.”
ZED: “Subiré a la noria si tú subes conmigo.”
MATÓN: “Sí, claro que sí.”
ZED: “¡Tíos, a divertirse!”

CURIOSIDADES
El éxito de “Loca Academia de Policía” en taquilla provocó que se decidiera crear una secuela que tardó poco más de un año en ser estrenada. Inicialmente se escogió a James Signorelli para que dirigiera el proyecto, pero los productores decidieron que era demasiado provocador y no tardaron en reemplazarle por Jerry Paris. Steve Guttenberg estuvo a punto de no regresar para esta película, al sentirse a disgusto con el guion original. Tras modificarlo varias veces y ofrecerle un aumento de sueldo, Guttenberg accedió a regresar como Mahoney. Varios personajes de la primera película no regresaron, como el Teniente Harris, Callahan, George Martin, Karen Thomson, o Leslie Barbara. Sin embargo se introdujeron nuevos personajes como el hermano de Lassard, Vinnie, Zed, Mauser, Sweetchuck o Proctor. El Capitán Lassard y Vinnie no aparecerían en más películas de la franquicia. Solo los personajes de Mahoney, Hightower, Tackleberry, Jones, Fackler, Hooks y el Comandante Lassard regresaron para esta segunda parte. 
La trama base era que los cadetes ya graduados eran enviados al peor distrito de la ciudad, donde debían ayudar al Capitán Lassard a detener a la banda callejera de Zed.
El actor George William tenía la esperanza de poder regresar para interpretar al Teniente Harris, pero fue sustituido por Art Metrano que se encargó de interpretar a Mauser, el nuevo antagonista que regresaría también para la tercera parte. Bailey optó por aceptar un trabajo con el director Hugh Wilson en “Esos Locos Cuatreros” (1985). Durante un día libre, Bailey visitó el rodaje de la película y tuvo un breve cameo en la escena de la boda del final. Se le puede ver de espaldas, mientras un hombre le fotografía. El actor se reincorporaría a la franquicia en la cuarta entrega de la saga. Esta película fue la única de la franquicia en la que el personaje de Callahan, interpretado por Leslie Easterbrook, no apareció. Cuando concluyó el rodaje de la primera película, Leslie estaba embarazada de su hija, lo que impidió participar en esta segunda película. El film cuenta con la única aparición del personaje del Capitán Pete Lassard, interpretado por Howard Hesseman. 
El actor recibió la petición de volver a interpretar al personaje en otras secuelas, pero se negó llegando a declarar que siempre se había arrepentido de participar en la película. Inicialmente el personaje Sweetchuck interpretado por Tim Kazurinsky solo iba a aparecer en la escena inicial. Al director le encantó la química entre Kazurinsky y Bobcat Goldthwait, por lo que su personaje fue expandido. Los personajes de Sweetchuck y Zed reaparecían en la tercera y cuarta película.
Algunos de los actores que regresaban para la segunda parte se quejaron al ver que perdían relevancia a favor de los nuevos. Durante un periodo el rodaje se vio interrumpido para que un mediador lograra calmar los ánimos encendidos del elenco. Los guionistas aseguraron que Bubba Smith se quejó acerca de las pocas frases que tenía su personaje, en comparación a otros actores. Aparentemente los productores habían comunicado a los guionistas que el actor no era capaz de realizar diálogos. El rodaje en Los Ángeles fue más caro que el de la primera película, pero curiosamente el departamento de policía cooperó de forma extraordinaria. 
Lo caro del rodaje radicó en que muchos propietarios de calles y negocios exigieron bastante dinero para permitir el rodaje en sus cercanías e interiores. Una escena incluía a Hooks propinándole un fuerte puñetazo a Proctor en la mandíbula. Accidentalmente la actriz le golpeó demasiado fuerte, quedando como un ataque real en la película.
Una vez más la crítica lapidó la comedia, tal y como había hecho con la primera parte. Sin embargo, la secuela fue un gran éxito de taquilla recaudando casi sesenta y dos millones de dólares con un  presupuesto de siete millones y medio, a pesar de haber tenido que competir con grandes éxitos ese mismo año.
           
NOTA PERSONAL
Esta fue la primera película de la franquicia que vi, y además en el cine. Fue un verano en el que pasé una temporada en casa de un amigo de mi padre llamado Vicente. 
Su familia me llevó a ver la película, que encontré francamente divertida para un adolescente. Fue entonces cuando Vicente me señaló que debía ver la primera, pues era mucho mejor, y la alquilé. Es cierto que la primera es más divertida, aunque quizás sea importante señalar que también era mucho más atrevida en su sentido del humor. De todas formas, debo reconocer que tengo un grato recuerdo de esta segunda parte, sin ser mi favorita, por ser la única que vi en el cine.
Muchos han criticado la franquicia tildándolo como mala. Personalmente creo que es importante tener en cuenta las pretensiones de una película para juzgarla. Evidentemente la franquicia no está compuesta de grandes películas, pero es que no pretenden serlo. Su única intención es la de ejercer como comedia, y hacer pasar un rato divertido. Prefiero eso que las pretensiones de muchos aburrimientos que he encontrado en el cine. Por otra parte, hay que algo que me fascina de la franquicia, y es como refleja la cultura de la década de 1980. 
Por otro lado señalaré que las mejores secuelas de la franquicia siempre han tenido lugar en la Academia de Policía, aunque hay personajes introducidos en esta secuela que  me encantaron. Bob Coldthwait me pareció desternillante como “villano” de esta entrega, y debió de tener gran aceptación pues el personaje regresaría en la tercera y cuarta película. Eso sí, debo reconocer que Mauser nunca me convenció como antagonista, aunque Proctor me pareció formidable.
Sin pretender otra cosa, la película consigue arrancar carcajadas y tiene algunas escenas francamente geniales, entre ellas la mejor “Ostra Azul” de la franquicia.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Durante la noche un mercader de diminuta estatura llamado Carl Sweetchuck deja su tienda de lámparas bajo grandes medidas de seguridad para acabar siendo atracado por una banda de delincuentes liderada por el excéntrico Zed McGlunk. 
Las actividades de esa banda en el Distrito 16 han despertado el descontento de los ciudadanos, que tiran huevos al Jefe Henry Hurst. Esto provoca que el Jefe Hurt reprenda al Capitán Pete Lassard, que le recuerda que su prepuesto y personal han sido seriamente reducidos. Hurst le da treinta días para solucionar el problema o prescindirá de él. El Teniente Mauser aprovecha la oportunidad para proponer supuestas soluciones, y Hurst le comunica que si en treinta días Pete Lassard fracasa, su puesto será suyo.
Pete Lassard llama por teléfono a su hermano Eric, director de la Academia de Policía, para pedirle ayuda. Eric Lassard le envía a seis graduados de la promoción de 1984. Estos son Carey Mahoney, Larvell Jones, Eugene Tackleberry, Moses Hightower, Laverne Hooks y Douglas Fackler. A su llegada al Distrito 16, Pete Lassard les informa que el gran problema del distrito radica en la banda que está provocando una oleada de crímenes. La base de la banda se desconoce, por lo que la misión es descubrir donde se oculta y la banda y conseguir arrestar a sus miembros. 
Mauser decide intentar sabotear los esfuerzos de los nuevos agentes, ayudado por su zoquete ayudante Proctor. Mauser asigna un compañero veterano a cada uno de los nuevos agentes para patrullar la zona, avisándoles que tras tres informes negativos serán suspendidos. Hooks es enviada a una centralita, al ganarse de forma inmediata la antipatía de Mauser.
Hightower es enviado en solitario a patrullar las calles. Jones es asignado a un agente arrogante y bastante racista. Tackleberry es enviado al servicio motorizado junto a la Agente Kathleen Kirkland, quedando disgustado por tener que servir con una mujer. Sin embargo comienzan a llevarse muy bien al descubrir que ambos comparten su afición a las armas. Fackler es enviado con Dooley, un agente amable aunque de bastante avanzada edad y demasiado confiado. Mahoney es enviado con el Agente Vinnie Schtulman, un muy amigable compañero aunque demasiado aficionado a la comida y la ausencia total de higiene. Ambos van acompañados de un enorme perro llamado Lou, pero a pesar de todo se convierten en buenos amigos. 
Mientras ambos están patrullando, descubren que Sweetchuck está siendo atracado en su propia tienda. Mahoney llama a la comisaria pidiendo ayuda, pero Mauser lo deniega exigiendo que pasen a la acción. Mahoney y Schtulman entran en la tienda y acaban provocando un gran tiroteo que no sirve para nada, porque los atracadores ya se han marchado. La tienda de Sweetchuck sufre serios destrozos ante la llegada de Fackler y Tackleberry con sus agentes asignados.
Mauser cree haber encontrado el motivo para suspenderles a todos ante el Capitán Lassard, pero Mahoney utiliza su habitual verborrea en un discurso en el que alega que el desastre ha sido consecuencia de excesivo esfuerzo. Lassard queda convencido y les felicita. Mientras tanto, Zed y su banda asaltan un supermercado creando el caos. Durante la noche, Tackleberry le confiesa a Mahoney que se ha enamorado de Kirkland, pero que carece de experiencia al ser todavía virgen y le pide consejo. Al día siguiente Mauser llama a Mahoney y le asigna un nuevo servicio en un túnel repleto de humo junto a Schtulman. 
Como venganza, Mahoney reemplaza el champú de Mauser con resina tóxica que al secarse en plástico. Mauser se lava el pelo y sus dedos quedan pegados a su pelo de forma permanente, saliendo desnudo por la comisaria y quedando en evidencia ante el Jefe Hurst. Proctor se ve obligado a cortarle el de forma desigual, lo que le obliga a llevar peluca a partir de ese momento.
El Capitán Lassard se enfrenta a dos miembros de la banda de Zed cuando intentan atracar a dos críos. Al intentar arrestarlos se ve superado por más miembros que cubren todo su cuerpo de grafitis. Humillado y enfurecido, Lassard da autorización a sus agentes para acabar con la banda utilizando cualquier medio necesario. Los agentes comienzan a arrestar a varios miembros de la banda, teniendo un gran éxito al capturar a casi todos en un incidente en el bar “La Ostra Azul” gracias a la intervención de Hightower que es admirado por todos los clientes. Sin embargo las cuarenta y dos detenciones acaban en nada debido a que la mayoría de los cargos han tenido que ser retirados por Mauser. 
Sus alegatos son uso innecesario de la fuerza y procedimientos inadecuados. Como venganza, Mahoney consigue autorización para que se practique una colonoscopia sobre Mauser, a manos de una gruesa enfermera. Por su parte Tackleberry tiene una cita con Kirkland, tras la cual ambos mantienen relaciones tras extraerse numerosas armas ocultas.
El Capitán Lassard se reúne con su hermano en un asador japonés, donde Eric le sugiere que su comisaria organice una feria para contentar a los habitantes del barrio. La feria parece funcionar muy bien con la cooperación de la policía y la visita de la mismísima alcaldesa. Sin embargo Zed y su banda deciden acudir creando el caos y haciendo que el evento fracase. Lassard es despedido al siguiente día y el nuevo Capitán Mauser amenaza a todos los agentes si no se descubre el responsable del incidente con su pelo. Mahoney es suspendido y Schtulman también por defenderle. Mahoney y Schtulman se reúnen con Lassard e idean un plan para infiltrarse en la banda para poder descubrir cuál es su escondite. 
Mahoney se caracteriza como uno de los criminales, bajo el seudónimo de “El Jeta”, llevando un micrófono oculto que en ocasiones sufre interferencias. Tras conseguir ganarse la confianza de dos miembros de la banda, es llevado ante Zed y descubre que la banda se oculta en el antiguo zoo. Lassard y Schtulman le siguen hasta que Mahoney es descubierto por Zed, que encuentra su “micrófono oculto”. Desesperado, Lassard solicita ayuda a todas las unidades, que acuden al antiguo zoo. Sin embargo Mauser llega para tomar el mando y llevarse la gloria, aunque lo único que consigue es acabar siendo capturado por Zed y su banda al quedar colgado de una cuerda. Los agente deciden actuar por su cuenta y Zed intenta escapar con Mahoney como rehén. Lassard bloquea las escaleras por las que intenta escapar y Mahoney golpea a Zed, que cae por las escaleras para ser arrestado por Hooks. Con toda la banda arrestada, Lassard recupera su puesto de Capitán del Distrito 16, y todos los agentes acuden a la boda de Tackleberry y Kirkland.

ESCENA
No la he podido encontrar en español, pero me encanta esta escena en la que los policías le ponen pegamento en lugar de champú a Mauser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario