- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 28 de febrero de 2018

PEGGY SUE SE CASÓ

FECHA DE ESTRENO
10 de Octubre de 1986
TITULO ORIGINAL
Peggy Sue Got Married
DIRECTOR
Francis Ford Coppola
PRODUCTOR
Paul R. Gurian
GUION
Jerry Leichtling, Arlene Sarner
REPARTO
Kathleen Turner (Peggy Sue Bodell), Nicolas Cage (Charlie Bodell), Barry Miller (Richard Norvik), Catherine Hicks (Carol Heath), Joan Allen (Maddy Nagle), Kevin J. O’Connor (Michael Fitzsimmons), Jim Carrey (Walter Getz), Lisa Jane Persky (Delores Dodge), Lucinda Jenney (Rosalie Testa), Wil Shriner (Arthur Nagle), Barbara Harris (Evelyn Kelcher), Sofia Coppola (Nancy Kelcher), John Carradine (Leo), Maureen O’Sullivan (Elizabeth Alvorg), Leon Ames (Barney Alvorg), Helen Hunt (Beth Bodell)
CINEMATOGRAFÍA
Jordan Cronenweth
BANDA SONORA
John Barry
DISTRIBUIDA POR:
TriStar Pictures
DURACIÓN
103 minutos

PROFESOR SNELGROVE: “¿Qué significa todo esto, Peggy Sue?”
PEGGY SUE KELCHER: “Bueno, Señor Snelgrove, resulta que sé que en el futuro no me va a hacer falta el álgebra lo más mínimo. Y hablo por experiencia.”

CHARLIE BODELL: “He estado pensando en el plan de tres años, y creo que es impracticable. Debí estar delirando.”
PEGGY SUE KELCHER: “No sé, yo creo que era muy sensato.”
CHERLIE BODELL: “En teoría quizá sí, hasta que te encuentras haciéndolo. Bueno, cuando pienso que vas a salir con otros chicos, me siento…”
PEGGY SUE KELCHER: “¿Rechazado? ¿Inútil? ¿Miserable?”
CHARLIE BODELL: “Sí.”
PEGGY SUE KELCHER: “¡Bien!”

CURIOSIDADES
Dirigida por Francis Ford Coppola, la película fue escrita por el matrimonio compuesto por Jerry Leichtling y Arlene Sarner. Inicialmente el papel de Peggy Sue iba a ser interpretado por Debra Winger, pero la actriz tuvo un accidente de bicicleta y sufrió una lesión en la espalda. Debido a esto la tuvieron que obligar a abandonar el papel. Durante el tiempo en el que Debra Winger iba a interpretar a la protagonista, la actriz le pidió a Penny Marshall que dirigiera la película. Marshall llegó a reunirse con Tom Hanks y Sean Penn considerándoles candidatos para el papel de Charlie. Sin embargo fue despedido tres semanas tras el comiendo de la preproducción, ya que los productores sentían que el proyecto era demasiado grande para un director sin experiencia. Steve Guttenberg también fue considerado para el papel de Charlie. El actor declaró que al presentarse para las pruebas de selección terminó por pasar todo el tiempo preguntándole a Francis Ford Coppola, nuevo encargado de la dirección, sobre la creación de “El Padrino” (1972). Dennis Quaid fue considerado para el papel, pero lo rechazó para trabajar en “Querido Detective” (1986). 
El papel del personaje terminó por recaer en Nicholas Cage, sobrino de Coppola. Kathleen Turner se hizo con el personaje protagonista. La actriz era conocida por interpretar sus papeles con intensidad. Durante esta película había estado sufriendo pesadillas en las que su fallecida abuela la llamaba por teléfono. Esto provocó que su escena más intensa fuera en la que Peggy Sue respondía al teléfono, y escuchaba la voz de su abuela ya fallecida en el futuro.
Kathleen Turner también declaró que nunca disfrutó demasiado de la película. La razón más importante había sido que Nicholas Cage se enfrentó a las idea de su tío durante toda la dirección, empeñado en que las cosas fueran a su manera. Cage se empeñó en que su personaje tuviera una voz ridícula, algo a lo que Coppola se oponía inicialmente. A pesar de esto, el director terminó cediendo a todos los caprichos de su sobrino, según declaraciones de Turner. La actriz consideraba que la voz era insoportable para un personaje adolescente, al que Cage convirtió en repulsivo. En el guion original, el personaje en la silla de ruedas era Rosalie, una gimnasta que había quedado paralitica en un accidente en el instituto. 
Al viajar al pasado, Peggy Sue intentaba evitar su accidente y se aprovechaba de la información que tenía sobre el futuro. Inventaba los pantis, y animaba a la gente a invertir en Xerox por poner esos ejemplos.
La película recibió tres nominaciones a los Oscar, pero no se hizo con ninguno. Kathleen Turner fue nominada como Mejor Actriz, pero perdió contra Marlee Matlin por su papel en “Hijos de un Dios Menor”. Las otras dos nominaciones fueron a la Mejor Cinematografía y Mejor Vestuario, perdiendo las estatuillas contra “La Misión” y “Una Habitación Con Vistas”.

NOTA PERSONAL
Formidable película, no solo por su excelente e inteligente sentido del humor, sino por ese toque de nostalgia y sensibilidad. Kathleen Turner realiza una labor sobresaliente interpretando a la adulta que vuelve a su vida de adolecente, enfrentándose al shock emocional de aquella vida que ya creía olvidada. 
Mi madre, ya fallecida, adoraba esta película precisamente por ese motivo, y por el importante mensaje de no cambiar nada de nuestro pasado que ya es parte de lo que somos. Esa mezcla de nostalgia y humor, combinada con una excelente banda sonora, funciona a la perfección en esta película.
Lo único que no me gustó, y me temo que estoy de acuerdo con la protagonista, es el trabajo de Nicholas Cage. Ya de por sí nunca me ha gustado como actor, pero esta es probablemente su peor película, cargándose por completo a su personaje. Cage es la antítesis de lo que debería ser un adolescente apuesto y popular.
Cuando vi la película por primera vez solo era un adolescente, y disfruté del humor. Como adulto no puedo evitar preguntarme como lidiaría con el choque emocional de regresar a ese pasado, ya tan lejano.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Peggy Sue Bodell acaba de separarse de su marido Charlie, con quien empezó a salir en el instituto, debido a su infidelidad. Ambos se habían casado justo después de la graduación, al quedar Peggy embarazada. A pesar de que Peggy Sue se siente abatida, su hija Beth la anima a acudir a la fiesta por el vigésimo quinto aniversario de su graduación del instituto. Una vez en la reunión, Peggy Sue se alegra de reencontrarse con sus antiguas mejores amigas Maddy y Carol. También se encuentra con el antiguo empollón del instituto, Richard Norvik, que se ha convertido en un inventor multimillonario. Sin embargo nadie ha localizado a Michael Fitzsimmons, un atractivo estudiante hacia el cual Peggy Sue confiesa haber sentido una atracción. A pesar de estar pasándolo bien, la fiesta se vuelve algo tensa ante la aparición de Charlie. Sin embargo la tensión se acaba cuando el comité organizador declara el Rey y la Reina de la reunión. Estos resultan ser Richard Norvik y Peggy Sue. Cuando Peggy Sue sube al escenario para ser coronada, termina por desmayarse de la emoción.
Al despertarse, Peggy Sue se encuentra en la enfermería de la escuela. Sin embargo es la primavera de 1960, durante su último curso en el instituto. Peggy Sue es informada de que ha perdido el conocimiento durante una campaña de sangre organizada en la escuela. Peggy Sue es ayudada por sus amigas, todas adolescentes. Todavía en un profundo estado de shock, Peggy Sue es acompañada a casa por sus amigas Maddy y Carol. Durante el trayecto en coche, Peggy Sue observa como toda la ciudad tiene el aspecto de veinticinco años atrás. Al entrar en su casa se conmueve al encontrarse con su madre y con su hermana pequeñas, tal y como eran veinticinco años atrás. Todavía fascinada, Peggy Sue examina su habitación tal y como era en su adolescencia. En una breve conversación con su hermana Nancy, con la que se llevaba mal, decide que a partir de ese momento serán buenas amigas. A casa llega su padre con el coche nuevo que ha comprado, y que Peggy Sue, que acaba de tomar dos vasos de whisky por la tensión, declara que es una antigualla. Su padre se enfada y la envía a dormir.
A la mañana siguiente, Peggy Sue cambia de actitud y decide disfrutar de la oportunidad que se le ha presentado, a pesar de no entender nada. Charlie acude a recogerla para llevarla al colegio, debido a que ya eran novios en aquel entonces. Durante el trayecto Charlie le recuerda que hablaron de salir con otras personas, y que desea tomar tres años tras graduarse para triunfar con la música que es su pasión. Entusiasmada, Peggy decide que no necesitan esperar y rompe con Charlie inmediatamente, ya que es muy consciente de lo que acabará pasando con su futuro matrimonio. En clase de literatura observa al atractivo y libre pensador Michael Fitzsimmons, que siempre le había resultado atractivo. Durante el almuerzo, Peggy Sue se dirige a Richard Norvik, al que protege de un abusón, y le pide hablar después de clase. Charlie vuelve a hablar con ella para echarse atrás con la idea de tomarse un tiempo, pero Peggy Sue no cede.
Peggy Sue se reúne con Michael y le pregunta sobre la posibilidad de viajar en el tiempo, y Michael le confiesa creer en esa posibilidad. 
Peggy Sue le confiesa que ha viajado en el tiempo, y Michael inicialmente cree que le está tomando el pelo como parte de una broma. Sin embargo Peggy Sue le convence al explicarle aspectos personales de su vida que conoce gracias a su éxito futuro. De vuelta en casa, Peggy Sue responde al teléfono y resulta ser su abuela llamando. Como su abuela ya ha muerto en el futuro, Peggy Sue se deshace en lágrimas y es incapaz de hablar con ella. Su madre la consuela y Peggy Sue se excusa explicando que soñó que su abuela había muerto. Por la noche Charlie acude a recogerla a casa para acudir a una fiesta organizada por Maddy. En la fiesta Charlie y sus amigos actúan cantando para todos los presentes, que no entienden los motivos por los Peggy Sue se empeña en romper con el joven. Durante la fiesta Peggy Sue vuelve a sentirse atraída por el joven Charlie y de regreso intenta mantener relaciones sexuales con él. Escandalizado por los avances de la joven, Charlie la detiene pensando que está jugando con él, ya que la semana anterior le había dicho que debían esperar al matrimonio, y la deja en casa.
En lugar de entrar en casa, Peggy Sue acude a un café donde encuentra a Michael leyendo y decide hablar con él. Ambos descubren que tienen más en común de lo que pudieran haber imaginado y salen a dar una vuelta en la moto del joven. Ambos deciden fumar hierba en un campo, y continúan conociéndose. Michael le pregunta si se casará con Charlie, y Peggy Sue responde que ya lo hizo y que no desea hacerlo de nuevo. Michael declara su poesía y explica que no se lleva bien con sus padres. Michael le recita algo de poesía y ambos terminan por mantener relaciones sexuales. Peggy Sue sigue encontrándose con Michael revelándole la existencia de inventos futuros, mediante los cuales podrán hacer una fortuna. Maddy y Carol descubren que Peggy Sue y Michael se han visto a través de una cotilla que les vio, y la interrogan preocupadas y sin entender los motivos por los que ha dejado a Charlie. Esa misma noche, Charlie visita a Peggy Sue y le pregunta por su encuentro con Michael en un ataque de celos. Peggy Sue le deja claro que todos sus sueños de cantante no se harán realidad, y le deja.
Peggy Sue queda con Michael, quien desea que le acompañe con otra mujer a Utah para que los tres contraigan matrimonio, ya que la poligamia es legal en ese estado. De esta forma las dos mujeres podrán mantenerle mientras se dedica a escribir. Peggy Sue rechaza la oferta, y le recomienda que se vaya y escriba sobre la noche que pasaron juntos. Justo en ese momento Peggy Sue se percata de que Charlie está cantando en el club donde se encuentran. Lo que desconoce es que Charlie estaba cantando blues en una audición para un agente, que declara que no tendrá éxito en el mundo de la música.
Conmovida por la tristeza con la que Charlie estaba cantando, Peggy Sue le visita a la mañana siguiente. Peggy Sue le entrega la canción “She Loves You” de los Beatles, sabiendo el éxito que podría tener con ella. Tras esto Peggy acude a despedirse de Richard, al estar harta de ser un anacronismo ambulante. Le explica que Charlie dejó de cantar porque ella quedó embarazada el día antes de la graduación, pero que aun así echa de menos a sus hijos. 
Richard le propone que cambie su destino y se case con él; pero ella se niega aludiendo a que Peggy Sue ya se casó una vez y no desea interferir con su gran destino como inventor. Charlie también se encuentra con ella alegando haber algunos cambios en la canción “She Loves You”, y para invitarla a cenar por su cumpleaños. Peggy Sue vuelve a rechazarle acudiendo a ver a sus abuelos.
Una vez en casa de sus abuelos descubre que su madre le contó a su abuela su supuesto sueño sobre su muerte. Su abuela le sorprende explicando que sabe cuándo va a morir, ya que lo soñó una vez. Es entonces cuando Peggy Sue decide contarles toda la verdad, y sus abuelos la creen y le proponen que escoja las cosas que la enorgullecerán. Peggy Sue explica que está muy orgullosa de sus hijos, y que les echa mucho de menos. Peggy Sue le comenta a su abuelo que la familia se deshizo tras sus muertes, y este le explica que era el pastel de frambuesas de su abuela lo que mantenía a todos unidos. Su abuelo decide llevar a Peggy Sue a la reunión de su logia, donde junto a sus amigos realiza un ritual de espiritismo para enviarla de regreso al futuro, ya que logia fue fundada por un supuesto viajero en el tiempo. 
En medio de la ceremonia, Peggy Sue es secuestrada por Charlie, por lo que todos los miembros de la logia creen que el ritual ha tenido éxito.
Charlie le explica que ha hablado con su padre y le ha dicho que dejará de cantar, por lo que recibe el diez por ciento del negocio familiar para poder mantenerla. Charlie le pide matrimonio y le regala el colgante que siempre ha llevado, y en su interior Peggy Sue ve las fotos de Charlie y ella cuando eran niños, muy similares a las que lleva de sus hijos. Es entonces cuando Peggy Sue se percata de lo mucho que Charlie la quiere, y de que el sentimiento es reciproco. Ambos se besan y mantienen relaciones sexuales, las cuales provocaran que Peggy Sue vuelva a quedarse embarazada y se case con él. Es en ese momento cuando Peggy Sue es enviada de regreso al año 1985.
Peggy Sue despierta en un hospital con Charlie a su lado. Charlie declara sentir mucho haber tenido una aventura, y su deseo de volver con ella. La habitación está llena de flores enviadas por sus compañeros, y Michael le ha enviado un libro que ha escrito y le ha dedicado por aquella noche con estrellas. La posibilidad de una reconciliación surge entre ambos, aunque no será de forma inmediata. Peggy Sue le invita a cenar a casa con sus hijos, prometiéndole que hará pastel de frambuesa. Beth entra entonces en la habitación sonriendo.

ESCENA
No es mi escena favorita, pero es la única que he encontrado. Esta bastante bien, y muestra una conversación entre Peggy Sue y sus abuelos sobre el poder de los sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario