- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 4 de febrero de 2015

BAJO LA MONTAÑA

TITULO ORIGINAL
Under the Mountain
DIRECTOR
Chris Bailey
CREADOR
Ken Katran
Basándose en la novela de Maurice Gee
PRODUCCION
Tom Finlayson
REPARTO ORIGINAL
Kirsty Wilkinson (Rachel Matheson), Lance Warren (Theo Matheson), Roy Leywood (Mister Jones), William Johnson (Mister Wilberforce), William Ewens (Ricky), Glynis McNicoll (Tía Noeline), Noel Trevarthen (Tío Clarry), Roy Billing (Wilberforce), Paul Owen-Lowe (Wilberforce), David Weatherley (Wilberforce), Richard von Sturmer (Wilberforce), Rodney Newman (Wilberforce), Timothy C. Lee (Wilberforce), Robert Bruce (Wilberforce), Laurie Dee (Señor Matheson), Annie Whittle (Señora Matheson), Rachel Constantine (Joven Rachel), Phillip Constantine (Joven Theo), Gerald Klyn (Johan y Lenart)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
Del 1 de Octubre de 1981 al 19 de Noviembre de 1981
CANAL DE EMISION
TVNZ (Television New Zeland)
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Bernie Allen
NÚMERO DE EPISODIOS
Un total de 8 episodios de aproximadamente 24 minutos de duración cada uno

CURIOSIDADES
Se trata de una serie neozelandesa de ocho episodios, basada en la novela del mismo título y escrita por Maurice Gee, publicada en 1979. El productor Tom Finlayson tuvo la idea de convertir la novela en una miniserie, solamente un año después, e inicialmente se consideró contar con el propio autor para crear el guion. Sin embargo, Gee estaba ocupado con otros proyectos, por lo que Finlayson contactó con Ken Katran preguntándole si había leído la novela. Deseoso de hacerse con el proyecto, Katran mintió asegurando haberla leído. Finlayson también le preguntó si los Wilberforces funcionarían de forma efectiva en pantalla, y Katran volvió a mentir afirmándolo, sin saber lo que eran. Al acudir a la reunión en autobús, Katran aprovechó para leer la novela, quedando impresionado con la historia. Crear el guion fue una tarea ardua, ya que Katran contaba con tiempo limitado para hacerlo. La relación entre el guionista Katran y el productor Finlayson se tornó bastante tensa. Katran logró crear el guion de los siete episodios planeados, pero la historia estaba sin concluir. 
El director Bailey logró la aprobación de un octavo episodio para completar la historia. Para Katran supuso una paga extra por su trabajo, mientras que para Finlayson no fue un asunto de su agrado, siempre preocupado por los gastos. Katran logró obtener una nominación a los entonces premios locales “Feltex Awards” por su guion adaptado del Mejor Drama, algo que le motivó mucho a pesar de no hacerse con el mismo.
La producción se enfrentó a numerosos retos, siendo la primera en la que se emplearon importantes efectos especiales, considerando la época, y decorados elaborados para los túneles de los Wilberforces. También había que crear efectos luminosos para conectar los volcanes, estéticos para dar forma a los Wilberforces, y los poderes de Mister Jones. Aunque dichos efectos puedan parecer obsoletos para la fecha actual, fueron todo un reto para la época. En lo relativo a los disparos energéticos de la mano de Mister Jones, para enfrentarse a los Wilberforces, Tom Finlayson puso un límite de no más de tres usos de dicho efecto por episodios. Algo tan simple, era considerablemente caro para aquel entonces. 
Los rostros humanos, pero mutados, de los Wilberforces fueron creados mediante la instalación de tubos en el cabello de los actores, del cual surgía una sustancia viscosa de glicerina. La forma completa de babosa de los Wilberforces fue creada con viejas ruedas de tractores, cubiertas con estopillas y untadas con aceite y grasa. El rodaje tuvo lugar en lugares reales, mayormente Auckland y sus volcanes locales. Las tomas en dichos lugares al comenzar la década de 1980, ha logrado provocar que muchos fans de la serie la vuelvan a disfrutar por la nostalgia que dichas imágenes evocan.
El reparto no era desconocido para los seguidores de series de Nueva Zelanda en aquel entonces. Roy Billing, quien interpretaba a un Wilberforce, fue más conocido por una serie titulada “'Children Of The Dog Star” (1984). Trabajar con los niños protagonistas fue una gran experiencia para todo el equipo. Lance Warren, quien interpretaba a Theo, acababa de perder a su padre cuando el rodaje comenzó, y tuvo que trabajar a través de esa enorme dificultad. Katran indicó que la voz de Lance también comenzó a cambiar durante el rodaje de la serie, aunque afortunadamente no fue muy perceptible.
La serie gozó de un gran éxito, no solo en Nueva Zelanda sino también en Estados Unidos. En España fue la serie que Televisión Española emitió tras finalizar la emisión de “Dentro del Laberinto”. Considerada por muchos como una serie de culto, en el año 2009 se realizó una película basada en el libro y la serie, dirigida por Jonathan King en Nueva Zelanda.

NOTA PERSONAL
Solo tengo un calificativo para esta serie, y es formidable. Era un mero preadolescente cuando vi “Dentro del Laberinto”, serie que me fascinó, y después “Bajo la Montaña” que me gustó todavía más. Entiendo que a día de hoy los efectos especiales pueden parecer bastante cutres, pero la serie fue rodada en 1980 y emitida por primera vez en Nueva Zelanda al año siguiente. Si a esto añado que la serie contaba con un presupuesto muy limitado, creo que el resultado es bastante remarcable para la época. Una vez dicho esto, tengo que señalar que para ser una serie infantil, tenía momentos que en aquel entonces, y siendo apenas un niño, me parecieron terroríficos. 
Solo por el logro de mostrar a unos villanos como los Wilberforces, me quedé muy impresionado. También fue toda una sorpresa ver el destino del atractivo personaje de Ricky. Curiosamente, creo que la serie no habría sido tildada de infantil de haber sido estrenada a día de hoy.
Los niños protagonistas realizaron una labor remarcable y creíble, algo difícil en muchos actores jóvenes de las series infantiles de esa época. La relación entre ambos está muy bien llevada, ya que a pesar de su conexión psíquica, son caras opuestas de una misma moneda. Mientras Rachel es compasiva y dispuesta a aceptar todo lo extraño que la rodea, Theo mantiene una actitud más escéptica y una actitud más agresiva en lo relativo a la misión que ambos adquieren. Mister Jones también me pareció un gran personaje como guía, amable y sabio, pero en determinados momentos exigente y enojado. Como he mencionado, la serie está plagada de momentos de suspense y de terror para un niño. Siempre recuerdo lo mucho que me aterraban los Wilberforces, pero lo enganchado que estaba a sus apariciones.
La considero una brillante serie de ciencia ficción, que se me ha quedado grabada en la memoria por ofrecer una gran aventura llena de momentos inolvidables.

HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
Rachel y Theo Matheson son dos hermanos gemelos que viven con sus padres en un pueblo rural de Nueva Zelanda. A la edad de tres años se pierden en un bosque, lo que inicia una búsqueda masiva por parte de las autoridades locales. Un hombre de edad avanzada llamado Mister Jones les localiza, y utiliza extraños poderes telepáticos y telequineticos para mantenerles calientes durante la fría noche. Tras esto, Mister Jones se marcha asegurando que volverán a verse. A la mañana siguiente, los gemelos son encontrados por las autoridades y llevados de regreso con sus padres. Ocho años más tarde, Rachel y Theo ya tienen once años y han  desarrollado una conexión inusual entre ambos. Cada uno puede sentir el dolor del otro, y mantienen un vínculo telepático. Rachel y Theo viajan a casa de sus tíos Clarry y Noeline y su primo adolescente Ricky, en Auckland.
La casa de sus tíos está al lado del Lago Pupuke, bajo el cual se encuentra un volcán. Auckland es una ciudad con gran cantidad de volcanes latentes o dormidos. Ricky es un adolescente atractivo, aficionado a los deportes marinos, y que se vuelca con que la visita de sus primos sea lo más divertida posible. Al llegar, los gemelos ven una mansión de aspecto siniestro al otro lado del lago, y Ricky les comunica que pertenece a una excéntrica familia de hombres llamada los Wilberforces. Los gemelos se acercan en una canoa, pero sienten peligro, por lo que deciden marcharse. Sin embargo, Rachel pierde un lazo en una rama de la orilla. Los Wilberforces temen a los gemelos, por lo que deciden atacarles por la noche en casa de sus tíos. Uno de sus miembros se transforma en una especie de babosa gusano, pero Mister Jones aparece y le detiene frustrando el ataque.
A la mañana siguiente, los gemelos observan como Mister Wilberforce, líder de la familia obtiene el lazo de Rachel y comienza a olfatearlos, mirándoles fijamente desde el otro lado del lago. 
La tía Noeline y Ricky llevan a los gemelos a visitar el volcán del Monte Edén, donde Mister Jones establece su primer contacto telepático con ambos. Tras la excursión, Theo se acerca a la casa de los Wilberforces en canoa, pero se percata de algo le amenaza desde debajo del agua. Mister Jones contacta con él diciéndole que debe evitar el lago, por lo que el niño arrastra la canoa por tierra hasta casa. Jones también avisa a Rachel de que ambos deben evitar el lago y el mar. Sin embargo, Ricky los lleva en su lancha motora a visitar el volcán Rangitoto. Allí, los gemelos perciben un olor nauseabundo, ignorando que los Wilberforces les están siguiendo.
De regreso a casa, la lancha motora es atacada por los Wilberforces en su forma de babosa ya que se desplazan con gran facilidad bajo el agua. Los tres logran llegar a la costa, donde los gemelos encuentran el coche negro de los Wilberforces, con el lazo de Rachel enganchado a una de sus ventanillas. Tras esto, Rachel y Theo por fin se reencuentran en persona con Mister Jones, quien les lleva a su casa. 
Los gemelos se muestran fascinados por su telepatía, y Mister Jones comienza a enseñarles cómo usarla. Les revela que es un extraterrestre procedente de otra galaxia, ya destruida. Les entrega dos piedras con extraños poderes conocidas como la piedra de la fuerza física y la piedra de la fuerza de la voluntad. Los gemelos conectan con las piedras, y la de Rachel adquiere un color rojo, mientras que la de Theo adquiere un color azul. Esto le revela a Mister Jones que los gemelos son aquellos que ha estado buscando para llevar a cabo su importante misión en la Tierra. Sin embargo, se niega a explicarles más sobre su origen y el de los Wiberforces por el momento.
Por la noche, los gemelos reciben una llamada telepática de ayuda procedente de Mister Jones, quien aparentemente ha sido llevado a la casa de los Wilberforces. Los gemelos acuden allí en la canoa, y se introducen en la destartalada casa con olor nauseabundo. Mister Wilberforce aparece ante ellos revelando que ha sido él quien ha enviado la falsa llamada de ayuda, e intenta matarles revelando su verdadero aspecto de babosa ante ellos. 
Los gemelos usan sus nuevos poderes por primera vez emitiendo luz de sus dedos, y escapando por una trampilla al sótano. Allí encuentran una serie de túneles que les llevan ante una sala con la representación del planeta de origen de los Wilberforces. Mientras tanto, las criaturas comienzan a perseguirles.
Rachel y Theo logran repeler un nuevo ataque y contactan con Mister Jones pidiéndole ayuda. Preocupados por la desaparición de sus sobrinos, los tíos envían a Ricky a buscarles, y el joven se une a Mister Jones. Tras esto, toman un túnel en dirección ascendente que les lleva a otra sala. En ella encuentran una trampilla en el techo formada de una especie de gelatina. Descubren que están bajo el mar, y que la salida contiene un campo de fuerza que impide que el agua inunde los túneles. Logran salir por ese camino, apareciendo en la costa de la playa. Allí son recogidos por Mister Jones y Ricky. Tras esta aventura, Mister Jones decide llevar a los gemelos al Monte Edén. Una vez allí, usa las piedras para revelar el origen de los Wilberforces a los gemelos. 
Conocidos previamente como la Gente del Barro, procedían de un planeta compuesto por continentes de piedra y océanos de barro. Sin embargo, no eran capaces de sobrevivir o reproducirse hasta contactar con los Gusanos Gigantes del Mar. Tras realizar una simbiosis con ellos desarrollaron la capacidad de pensar usándoles como cerebros. Crearon una civilización que no tardó en desarrollar la capacidad de realizar viajes espaciales. Siendo incapaces de sobrevivir en su planeta, comenzaron a conquistar otros con recursos sin mostrar sentimiento alguno. Tras agotar los recursos de los planetas conquistados los abandonaban, dejando solamente barro y piedra tras de sí. Finalmente, llegaron al planeta de Mister Jones, habitado por una raza conocida como la Gente que Comprende. La raza de Jones había desarrollado una tecnología a raíz de sus poderes telepáticos y telequineticos. Lograron usar sus poderes para dejar a los Wilberforces en estado de animación suspendida. Sin embargo, años más tarde lograron recuperarse y arrasaron el planeta, aunque ya solo quedaban siete Wilberforces. 
La Gente que Comprende agotaron todos sus poderes para crear las piedras que podrían destruir a los Wilberforces, y solo Mister Jones y otro miembro de su raza sobrevivieron. Ambos les siguieron hasta la Tierra, pero el compañero de Mister Jones no logró sobrevivir al viaje. Mister Jones se instaló en Auckland, descubriendo que los Wilberforces se habían instalado allí. Habían colocado a sus siete Gusanos Gigantes en túneles bajo las montañas, que ya estaban a punto de liberarse. Cuando lo hagan, conquistaran la Tierra y la arrasaran matando a todos sus habitantes. Jones detiene su historia ante la aparición de los Wilberforces, que le amenazan recordándole que ya solo queda él. Sin embargo, Theo les recuerda que se enfrentan a tres aliados en total.
Mister Jones procede a explicar a los gemelos que los siete Gusanos Gigantes de los Wilberforces se encuentran bajo los volcanes Monte Edén, Rangitoto, Monte Hobson, Monte Wellington, Tres Reyes, One Tree Hills, y el Lago Pupuke. Se necesitan a dos para usar las piedras, y en la Tierra deben de ser dos gemelos con vínculos telepáticos. 
Cada uno debe arrojar su piedra, una en el Monte Edén y otra en Rangitoto. Ambas piedras establecerán un vínculo desde ambos volcanes y destruirán a los Wilberforces acabando con su amenaza. Les explica que doscientos años atrás lo intentó con dos gemelos suecos llamados Johan y Lenart. Sin embargo, los Wilberforces asesinaron a Johan, con lo que el plan fracasó. Mister Jones enseña a Rachel y Theo la importancia de sostener las piedras, cargadas del poder de su raza, sin dejarlas caer. Sin embargo, Theo siempre ha sido más escéptico y tiene problemas para sostener la suya durante los entrenamientos. Esa misma noche, un Wilberforce ataca a los gemelos en casa de sus tíos, y consigue herir gravemente a Rachel en el brazo. Ricky acude a ayudarles con sus amigos, pero Mister Jones es quien detiene el ataque, borrando los recuerdos de lo sucedido de las mentes de Ricky y sus amigos. Tras esto, Mister Jones utiliza sus poderes para sanar a Rachel.
Para distraer a los Wilberforces, Jones habla con los tíos de los gemelos quienes fingen que Rachel ha fallecido, pero los Wilberforces no tardan en descubrir el engaño. Jones decide confiar en Ricky para que les ayude a llegar a los volcanes en su lancha motora. 
Los Wilberforces les persiguen, mientras que Jones, Rachel y Theo llegan a Rangitoto. Ricky les espera en la costa en su lancha motora para llevarles luego a Monte Edén. Jones les explica que a partir de ese momento no pueden soltar sus piedras o perderán su poder. Rachel consigue arrojar su piedra en el cráter de Rangitoto, y esta se activa. Sin embargo, Theo deja caer la suya, por lo que pierde su poder para frustración de Jones. A pesar de esto, Rachel le convence para que lo intenten, y deciden usar los túneles de los Wilberforces a través de la entrada bajo el mar para evadirles.
Jones se teletransporta brevemente a la costa, donde es testigo de cómo los Wilberforces asesinan a Ricky. De regreso a los túneles, Jones informa a los desolados gemelos de lo sucedido, y los tres encuentran un Gusano Gigante en uno de los túneles bajo el Lago Pupuke. Cada vez más agotado por sus esfuerzos, Jones lleva a los gemelos hasta el Monte Edén, donde los tres son atacados por los Wilberforces. A pesar del ataque, Theo logra arrojar su piedra al cráter, pero no logra hacer conexión con el haz de luz de la piedra de Rachel al no tener suficiente poder. Jones utiliza el resto de sus poderes para establecer la conexión, y los haces de luz de las piedras se conectan provocando que los túneles se colapsen acabando con los Gusanos Gigantes y exterminando a los Wilberforces. Sin embargo, el volcán de Rangitoto explota debido a que Theo había dejado caer su piedra, y la de Rachel había usado demasiado poder. Tras la erupción del volcán, Jones parte de regreso a casa, mientras que Rachel consuela a Theo, quien se siente responsable de provocar la erupción. Ambos deciden que hicieron todo lo posible, y que a fin de cuentas acabaron con la amenaza de los Wilberforces, decidiendo enfrentarse al futuro unidos.

ESCENA
Aunque en inglés, aquí dejo una parte del cuarto capítulo en el que los gemelos se enfrentan a los Wilberforces por primera vez, y se introducen en sus túneles. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada