- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 31 de octubre de 2012

EL PERRO DE FLANDES

TITULO ORIGINAL
フランダースの犬, "Furandâsu no inu"
DIRECTOR
Yoshio Kuroda
CREADORES
Takaji Matsudo, Junzô Nakajima
Basado en la novela de Maria Louise Ramé
PRODUCCION
Nippon Animation
REPARTO ORIGINAL (VOCES)
Michie Kita (Nello), Reiko Katsura (Aroa), Hirô Oyokawa (Jehan), Kuriko Komamura (Georg), Masako Sugaya (Paul), Taeko Nakanishi (Elena Esteban), Tamio Oki (Señor Esteban), Iemasa Kayumi (Buhonero), Yasuo Muramatsu (Señor Hanse), Sumiko Shirakawa (Andre Hanse), Reiko Takefuji (Narradora)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
Del 5 de Enero de 1975 al 28 de Diciembre de 1975
CANAL DE EMISION
Fuji TV
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Takeo Watanabe
NÚMERO DE EPISODIOS
52 episodios de aproximadamente veintidós minutos cada uno
 
 CURIOSIDADES
Se trata de una de las series Anime de la década de 1970, basada en la novela de Maria Louise Rame, la cual utilizaba el pseudónimo de Ouida. Para su creación, los animadores realizaron una intensa investigación sobre el Flandes del siglo diecinueve. Los edificios que se muestran a lo largo de la serie fueron inspirados por los que se muestran el en museo al aire libre de Bokrijk.
Aunque se realizaron  algunos cambios de la historia original, se prestó un cuidado para que la línea fundamental de eventos fuera fiel al trabajo. De hecho, esta serie esta considerada como la mejor adaptación de la novela, entre las que se encuentran películas, y otra serie en la que se cambio el diseño de los personajes. Se realizó también una película de dibujos animados, basada en esta serie que analizamos aquí, con le mismo diseño de personajes, pero con una animación mejorada.
En España la se estrenó en el año 1978, emitiéndose los domingos por la tarde. Solo se emitieron veintiséis de los cincuenta y dos capítulos, que fueron doblados en Barcelona. La serie no gozó de la fama de otras como “Heidi” o “Marco”, por lo que la emisión fue trasladada a la segunda cadena, los viernes por la tarde. Esto dificultó que amasara una audiencia fiel, y tras la emisión de la primera mitad de los episodios, se abandonó la idea de emitir la segunda mitad.
El merchandising fue prácticamente inexistente, a excepción de unos cómics publicados por Bruguera, de los que solo que publicaron cuatro. También existió la clásica baraja de cartas de Fournier. Ni si quiera se lanzó la clásica casete con el tema de la serie, que por otro lado no fue traducido al español. De esta forma, la serie finalizaba con la partida de Aroa para estudiar en Inglaterra.
Tuvieron que pasar casi dos décadas para que la serie fuera emitida al completo por las cadenas privadas. El doblaje fue realizado de nuevo, y se cambiaron los nombres de los personajes. Nello se convirtió en Nicolás, mientras que Aroa recibió el de Marte. El resto de los personajes también cambiaron sus nombres, recibiendo sus correspondientes en  castellano.
El mayor cambio fue realizado en el último capitulo. Al final de la serie, tanto Nello como su perro Patrash fallecen congelados por el frío, un final que se consideró excesivamente dramático para los niños.
Por ello se dobló a la narradora explicando que Nello se había quedado dormido, y que estaba soñando con ángeles que le llevaban volando por el cielo. También se explicaba que al despertar sería encontrado por sus amigos, iría a vivir con su tío Miguel, mientras que el Señor Esteban se encargaría de pagar sus estudios, gracias a lo cual terminaría convirtiéndose en un famoso artista. Nada más lejos que la realidad, en la que Nello fallecía junto a su perro, y era llevado al cielo por pequeños ángeles.
 
 NOTA PERSONAL
Quienes consideren que “Heidi” o “Marco” eran dramones de la época, no pueden estar más equivocados. Y es que por lo menos estas series gozaban de un final feliz. Cuando yo era un niño me fascinaba “El Perro de Flandes” por dos motivos: envidiaba su amistad con su perro, así como su habilidad para dibujar, talento del que nunca he gozado.
Sin embargo, la serie nos narraba las desgracias de Nello, una detrás de otra, para al final no obtener recompensa alguna por su sufrimiento, ya que el niño y su perro terminaban por morir.
Evidentemente la serie posee una crítica de lo más destructiva contra los efectos del clasismo, pero claro, esto puede ser obviado por un niño. Y es que la serie muestra a un niño pobre, de lo más trabajador, y encima buena persona que no desanima en ningún momento a pesar de las desgracias que le toca vivir. En cuanto a los clásicos villanos, tenemos tres de distinto origen. El Buhonero o Cacharrero representa la crueldad, y la serie no se corta al mostrarnos como continuamente maltrata y propina latigazos al pobre Patrash, lo curioso, es que cuando el personaje desaparece, no recibe su  merecido. El segundo es el Señor Esteban, que representa el clasismo, despreciando a Nello por su pobreza, intentando que no sea amigo de su hija Aroa.
Aunque el personaje se percata de su error, esto llega demasiado tarde. Probablemente con él es donde radica la mayor lección moral de la historia. El tercero es el Señor Hansen, que representa la mezquindad, es pelota y rastrero, y sin ser una persona adinerada, desprecia igualmente a Nello.
Otra crítica se construye alrededor del deseo de Nello de ser artista, algo considerado como una perdida de tiempo por muchos, lo que impide que el muchacho desarrolle todo su talento. Añadido a esto, el muchacho pierde a su abuelo, es distanciado de su amiga, acusado de incendiar un molino, a pesar de lo que no ceja de ser fiel a su honradez.
Si bien la serie esta cargada de lecciones, resulta excesivo para un niño el ver que dicha honradez no otorga beneficio alguno más que la muerte. Y sin embargo, sin ser de mis series favoritas de la infancia, la recuerdo con considerable cariño.
 
 HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
Nello es un niño que reside en la aldea de Blacken, cerca de la ciudad belga de Amberes, en compañía de su abuelo Jehan. La madre de Nello falleció cuando este tenía pocos años, y el joven ayuda a su abuelo en el reparto de la leche, ya que ambos llevan una vida muy pobre. La mejor amiga de Nello es una niña llamada Aroa, hija de la familia adinerada de la zona. Aunque su madre es una mujer bondadosa, su padre, el Señor Esteban, es bastante irascible, y se muestra constantemente en contra de que su hija sea amiga de un niño padre.
Durante una visita a Amberes, Nello conoce la catedral de la ciudad, y se queda impresionado con el cuadro que se encuentra expuesto en la nave central. Esto despierta el interés del niño en el arte, y pronto comienza a desarrollar su talento como dibujante. Nello también se hace buen amigo de dos hermanos llamados Georg y Paul.
Otro de los aspectos de Nello, es que es un amante de los animales, jugando a menudo con el pato Negrito, que pertenece a su vecina la Señora Noulette. Dicho amor a los animales se manifiesta cuando conoce a un perro llamado Patrash, maltratado por su dueño, el Buhonero, que le obliga a arrastrar de su carro de mercancías, sin alimentarle como es debido, y propinándole latigazos cuando el animal esta agotado.
Llegado un día, Patrash no puede soportar más los castigos del Buhonero y se desploma agotado. Su malvado dueño decide deshacerse del perro arrojándolo cerca del río. Por suerte, Nello logra encontrar a Patrash y con el consentimiento de su abuelo decide llevarle a casa. Allí se encarga de cuidar al perro, que ha estado a punto de fallecer por agotamiento, y Patrash consigue recuperarse.
Patrash no solo se recupera, sino que pronto se presenta voluntario para tirar del carro, y así ayudar al abuelo y Nello a repartir la leche.
Sin embargo, cuando el Buhonero descubre al perro en la ciudad, se decide a recuperarlo a toda costa. Para evitarlo, Jehan se ofrece para comprar el perro a plazos, a pesar de sus dificultades económicas. El abuelo debe pagar el alquiler de su casa al miserable Señor Hanse, un hombre mezquino siempre dispuesto a intentar agradar al padre de Aroa, y que siente un gran desprecio hacia Nello, al que siempre intenta culpar de sus propios errores. Su hijo André es mejor persona, y poco a poco se va haciendo amigo de Nello.
Nello va desarrollando su talento para el dibujo, Marta le regala un antiguo libro de cuentas de su padre para que comience a dibujar en papel. Esto genera un problema cuando el Señor Esteban necesita el libro, aunque una vez hace uso de este, permite que su hija se lo regale a Nello. Eventualmente, Nello ahorra dinero para comprarse su propio cuaderno de dibujo, y va desarrollando su talento.
El Buhonero regresa a la ciudad, y al no encontrar a Jehan, considera que no va entregarle el pago, por Patrash, y se lleva al perro cuando este esta solo casa. Un desesperado Nello intenta buscarle, y durante esa búsqueda pierde uno de sus zuecos. Patrash lo localiza, y consigue sacar fuerzas para romper la correa del Buhonero, escapando y reuniéndose de nuevo con su amigo.
Aroa recibe una visita de su tía y prima, las cuales residen en Inglaterra. El Señor Esteban queda impresionado por la educación de su sobrina, y decide que Marta debe ser enviada a Inglaterra para recibir la misma educación. Aroa no recibe esta noticia con gusto, y su padre decide retrasar el viaje. Llegada la fiesta de cumpleaños de Marta, Nello no tiene dinero para un buen regalo, y le consigue unas flores, algo que Aroa recibe con más ilusión que sus regalos. Aroa corresponde a Nello, regalando una de sus dos esferas de cristal que le fueron regaladas por su tía.
Nello va mejorando con sus dibujos, y le regala un retrato a Marta. Sin embargo, el Señor Hanse sigue malmetiendo, culpando a Nello de todos sus errores, lo que lleva al Señor Esteban a prohibir que el muchacho vea a Aroa. La niña se escapa de casa, y el Señor Hansen culpa a Nello. Sin embargo el joven ayuda a la Señora Esteban a localizar a Marta. Finalmente, la joven comprende que debe obtener una buena educación, y accede a partir a Inglaterra. Nello esta a punto de no llegar a despedirse, de nuevo debido al mezquino Señor Hanse.
Nello se queda solo y desolado, aunque Marta no tarda en escribir a Nello, enviándole tizas de colores como regalo. La llegada del invierno dificulta el reparto de la leche, y el abuelo de Nello enferma. Nello no duda de encargarse de todo el trabajo, mientras la Señora Noulette ayuda a Jensen, y le regala una cena de navidad a la familia. Nello conoce a una bondadosa dama que perdió a su hijo, y que lleva al joven a visitar el Museo de Arte de Amberes.
También le informa que la catedral alberga dos cuadros más, pero el joven descubre que necesita pagar una moneda de plata para verlos. La dama decide invitar a Nello a verlos, pero el joven no llega a tiempo a la cita, debido a dificultades con el trabajo, y la dama parte de viaje.
Cuando el leñador local se tuerce el tobillo, Nello se decide a ayudarle y consigue cortar el roble que había dejado a medias, y que es necesario para que el Señor Esteban repare su molino. Sin embargo, la Señora Noulette empeora de su reúma, y decide mudarse con su hija, regalándole su pato a Nello antes de partir.
Por fin llegan noticias del regreso de Aroa a la aldea, sin embargo, el motivo es que la niña ha enfermado debido a su creciente melancolía. Al regresar, y poder volver a ver a Nello, la niña se recupera con celeridad, algo que el Doctor achaca a la presencia de Nello, recomendándole al Señor Esteban que no vuelva a enviar a la niña a Inglaterra.
Aroa comienza a acudir a la escuela en Amberes, mientras que Nello descubre un concurso de dibujo, con un premio de doscientos francos, y se decide a intentar ganarlo. Sin embargo, necesita un marco para presentar su dibujo. Jensen comienza a trabajar más tiempo vendiendo verduras en Amberes para poder regalarle uno. Nello descubre esto mediante el Señor Esteban, que le reprende indicándole que la pintura no es un futuro viable. Sin embargo, Jensen decide que todo niño merece un sueño, y consigue regalarle el marco que necesitaba.
A pesar de esto, el esfuerzo provoca que Jensen enferme, y Nello se tenga que encargar de todo su trabajo. Las cosas se complican cuando un nuevo vecino se instala en la casa de la Señora Noulette, y se ofrece a distribuir la leche de la aldea gratis, a cambio de precios rebajados en las verduras que piensa vender. Georg y Paul ayudan a Nello a conseguir un trabajo en el puerto descargando mercancía, y el abuelo se conmueve por su dedicación.
El día del cumpleaños de Aroa, Jensen fallece, y Nello lleva el cuerpo de su abuelo para ser enterrado. Aroa acude al cementerio, donde ambos niños lloran la perdida de Jensen. Las cosas se complican todavía más cuando molino del Señor Esteban se incendia, y Nello se convierte en el principal sospechoso. Nello pierde su trabajo debido a que el Señor Hanse vuelve a los habitantes de la aldea en su contra. Por otro lado, Georg abandona la ciudad para comenzar su trabajo como aprendiz de herrero, y Nello le regala al desconsolado Paul su pata Blacky.
Nello realiza un retrato de su abuelo, y lo presenta al concurso, sin embargo no consigue ganarlo quedando en segundo lugar. Esto sucede el día de Navidad, y deja al muchacho devastado. Por su parte, el Señor Esteban pierde una enorme suma de dinero, lo que puede significar su ruina, y sale a buscarlo. Nello y Patrash encuentran el dinero y se lo llevan a Aroa y su madre. Nello, sin casa, ni trabajo, ni sueños, parte en medio de una ventisca, dejando al desfallecido Patrash atrás, ya que es consciente de que no tiene los medios para mantenerlo.
La Señora Noulette llega para visitar a Nello, y el Señor Esteban regresa a casa, para encontrar su dinero. Arrepentido por su trato hacia Nello, jura pagar sus estudios si lo encuentran. También se descubre que el molino ardió debido a su falta de mantenimiento, más concretamente por culpa de la negligencia de Hansen. También llega uno de los jueces del concurso, que señala que Nello tiene el potencial de convertirse en el segundo Rubens. Todos comienzan la búsqueda del niño. Patrash parte en busca de Nello, al que encuentra en la Catedral observando finalmente los dos cuadros que no pudo ver. Sin embargo es demasiado tarde, Nello y Patrash fallecen congelados ante el cuadro de la Virgen María. Pequeños Ángeles aparecen en la Catedral, para llevar a Nello y Patrash al cielo.
 
 ESCENA
Es de mala calidad, pero es la única escena de la serie que he podido encontrar con el doblaje original. Nello rescata al maltratado Patrash.
 

12 comentarios:

  1. La vi cuando era un crió en antena 3 y no recuerdo ese final modificado.
    También era una de mis series favoritas de la niñez pese a lo oscura que resulta, me gustaba más que Heidi y Marco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era un final modificado, simplemente se cambió el doblaje, en el que la narradora alegaba que Nello y Patrash dormían, y cuando despertarán todo saldría bien. Es el único final que se emitió en España.

      Eliminar
  2. Yo también la vi cuando era niña. Me encantó la serie. Mas que Heide o Marco. Tanto me "caló" que hoy, ya madre, he tenido una niña que le ha puesto Aroa.
    Espero que algún día vuelva a emitirse. Entrañable.

    ResponderEliminar
  3. Vi la serie en TV3 (televisio de catalunya) un verano creo que en 1996 cuando tenía 11 años, aún la recuerdo sobretodo el nombre del perro patrasha, a medida que la serie avanzaba se iba poniendo mas y más triste, tanto que desde la mitad no pare de llorar en todos los epis.

    El final que se dio en catalán fue fiel al original, por suerte no tengo un trauma de ello pero me pase todo el día llorando >_<

    ResponderEliminar
  4. A mi me gusto mucho me gustaria tener algunos capitulos para que los viera mi niña que se llama aroa

    ResponderEliminar
  5. me gustaria que volviera a emitirse

    ResponderEliminar
  6. Hola, Daniel. Aparte de los cómics de Bruguera y las barajas de Fournier, acabo de descubrir por casualidad un rompecabezas con dados de plástico con imágenes de la serie. El autor lo confundió con personajes de Heidi o Marco, pero son inconfundibles de El perro de Flandes.

    http://pictures2.todocoleccion.net/tc/2011/03/05/25160108.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip, son de "El Perro de Flandes". La verdad es que la cantidad de merchandizing que se realizaba sobre las series de animación era inmensa

      Eliminar
  7. Hola Daniel, enhorabuena por tu blog está muy trabajo y es realmente bueno. Soy coleccionista de muñecas y en mi blog, que es un catálogo de ellas, hoy de novedad he puesto a Nicolás. Espero que no te moleste, he puesto un enlace con tu blog para que conozcan la historia porque la relatas genial. Un cordial saludo y sigue así. Mi blog se llama Las muñecas de Salyperla
    no te lo digo para promocionarme, sino por el enlace con tu blog. Por cierto, tengo algunos personajes de películas: Candy, Los Aristogatos, Mary Poppings, Jackie y Nuca, etc.

    ResponderEliminar
  8. Para mí ha sido la mejor serie de dibujos que he visto, sin desmerecer a el Bosque de Tallac, Marco o Heidi. Logré encontrarla en DVD y la vi, ya casi con 40 años. Lloré como un iño en los tres últimos capítulos, y es que la serie te hace recordar el cariño que se debe tener con todos, y la inocencia de un niño... Desde luego, nada que ver con las de ahora.

    ResponderEliminar
  9. pues que belleza de serie, los ultimos capitulos te patean donde no hay derecho, y el final aun con el redoblaje me dejo triste, world masterpiece theather ese es el espacio en que era transmitida esta serie y que al terminar esta serie inicio marco y luego nos dio otras joyas de la animacion

    ResponderEliminar
  10. Hermoso trabajo, gracias por postear este material y enseñarnos tanto.

    ResponderEliminar