- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 24 de octubre de 2012

STAR TREK IV: MISION SALVAR LA TIERRA

FECHA DE ESTRENO
26 de Noviembre de 1986
TITULO ORIGINAL
Star Trek IV: The Voyage Home
DIRECTOR
Leonard Nimoy
PRODUCTOR
Harve Bennett
GUION
Steve Meerson, Peter Krikes, Nicholas Meyer, Harve Bennett, Leonard Nimoy
REPARTO
William Shatner (James Tiberius Kirk), Leonard Nimoy (Spock), DeForest Kelley (Leonard McCoy), James Doohan (Montgomery Scott), George Takei (Hikaru Sulu), Walter Koenig (Pavel Chekov), Nichelle Nichols (Uhura), Jane Wyatt (Amanda Grayson), Catherine Hicks (Gillian Taylor), Mark Lenard (Sarek), Robin Curtis (Saavik), Robert Ellenstein (Presidente de la Federación), John Schuck (Embajador Klingon), Brock Peters (Almirante Cartwirght), Grace Lee Whitney (Comandante Rand), Majel Barrett (Comandante Chapel)
CINEMATOGRAFÍA
Donald Peterman
BANDA SONORA
Leonard Rosenman
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
119 minutos
SUCEDIDA POR:
  
SPOCK: “Cazar a una especie hasta extinguirla no es lógico.”
GILLIAN TAYLOR: “¿Quién ha dicho que la raza humana sea lógica?”
  
SAREK: “¿Tienes algún recado para tu madre?”
SPOCK: “Sí, dile que me siento muy bien.”
  
CURIOSIDADES
Antes de que la tercera entrega de la saga, “En Busca de Spock”, fuera estrenada, su director Leonard Nimoy recibió la petición para que se encargara de dirigir la cuarta entrega. Para esta cuarta parte, Nimoy recibió plena libertad, algo de lo que había carecido en la tercera parte. En contraste al espíritu dramático de sus predecesoras, Nimoy y el productor Harve Bennett decidieron crear una película que hiciera más uso de la comedia, sin la presencia de un villano.
Debido a que William Shatner no estaba dispuesto a regresar, Nimoy y Bennett pasaron ocho meses considerando crear una precuela, concepto desarrollado por Ralph Winter, que se basaba en los personajes durante su tiempo en la flota estelar. Finalmente Shatner aceptó participar tras recibir un incremento en su paga. Tanto Nimoy y Shatner cobraron dos millones y medio de dólares por la película, una cantidad menor a sus exigencias originales. Aun así, el incremento de salario para el reparto provocó que Paramount creara la nueva seria “Star Trek: La Nueva Generación” hiciera uso de actores poco caros, y en general bastante desconocidos. A pesar de las dudas de Shatner, Nimoy y Bennett se decantaron por una historia de viaje temporal, en la que tripulación debía viajar desde su era a nuestro presente, para buscar la solución a un problema que amenazaba el Planeta Tierra.
Consideraron amenazas como la de una enfermedad cuya cura había sido destruida con la desaparición de los bosques tropicales. Sin embargo, el mostrar a miles de personas muriendo de dicha enfermedad se enfrentaba a la idea de crear un film con toques de comedia. Leonard Nimoy leyó un libro sobre animales extinguidos, y concibió la historia que eventualmente fue aprobada. Nimoy se decantó sobre la idea de usar Ballenas Grises tras hablar con un amigo, y el canto de las ballenas pareció otorgar misterio a la historia, y el tamaño de los animales aportaba dificultades para que la misión se desarrollara.
Nimoy acudió al guionista Daniel Petrie Junior, de “Superdetective en Hollywood”, para que creara el guion, lo que atrajo el interés del actor Eddie Murphy por aparecer en la película. Tanto Nimoy como Murphy consideraron que la presencia del último podía atraer a gente no aficionada a Star Trek debido a su creciente popularidad, pero también podía desencadenar en que el film adoptara un estilo ridículo.
Steve Meerson y Peter Krikes fueron contratados para escribir un guion en el que Murphy interpretaba a un profesor de Universidad que creía en los extraterrestres y disfrutaba escuchando cantos de ballena. A Murphy no le gustó la idea, ya que deseaba interpretar a un extraterrestre u oficial de la Flota Estelar, por la que optó por realizar la película “El Chico de Oro”. Su personaje fue combinado con el de una bióloga marina para convertirse en Gillian Taylor.
Paramount se mostró en contra del guion, por lo que el cabeza de producción Dawn Steele le pidió ayuda a Nicholas Meyer, de “La Ira de Khan”, para que rescribiera el guion. Meyer no leyó el guion original, considerándolo innecesario ya que no le había gustado al estudio. Bennett escribió el principio de la historia hasta el viaje atrás en el tiempo, tras lo cual Meyer escribió la parte de la historia que se desarrollaba en pasado, mientras Bennett regresaba para encargarse del final del film.
Después de doce días, Meyer y Bennett combinaron las distintas porciones. En aquella versión, Gillian Taylor permanecía en el pasado jurando intentar evitar la extinción de las Ballenas Grises, a pesar de la paradoja que esto provocaría. Meyer prefería este final ya que según él enviaba el mensaje de la importancia de que la gente de nuestra era tomara responsabilidad por la ecología para evitar problemas en el futuro. También desea evitar la fantasía de que dicha extinción podría solucionarse mediante un viaje en el tiempo, cuando la necesidad era en el presente. Sin embargo, se optó por evitar la paradoja. Meyer y Bennet eliminaron la idea de Krikes y Meerson de mostrar al Ave de Presa Klingon volando sobre la Super Bowl, y la idea de que Saavik se había quedado en Vulcano debido a que estaba embarazada de Spock.
Nimoy declaró que Meyer había logrado otorgar al guion de humor y relevancia social, mientras la película carecía de muertes, torpedos de fotones o el villano clásico.
Una vez el guion fue completado, se le mostró a Shatner, que ofreció su aportación para otros cambios. La versión final fue del agrado de Paramount. La película gozó de un gran éxito de taquilla. Con un presupuesto de veintiún millones de dólares, logró recaudar ciento treinta y tres millones.
  
NOTA PERSONAL
Junto a la primera película, esta es sin duda mi favorita. Me encantó la temática, y ese toque de comedia que la diferencia del resto de las películas. Todos los diálogos y situaciones de la tripulación en 1986 son francamente geniales. Hay escenas como la de Scotty utilizando el ordenador, o el interrogatorio que sufre Chekov, entre otras, que son formidables, y arrancan la carcajada. Ni que decir que el intento de Spock por hacer uso de las “metáforas floridas” de la época es hilarante.
De hecho Spock realiza un viaje excepcional para volver encontrarse con su lado humano, logrando al final de la película encontrar esa apreciación por la amistad. Y es que desde mi punto de vista, la tripulación de la serie original siempre ha tenido esa conexión de amistad, que las series que vinieron más tarde no lograron igualar.
Por otro lado tenemos la lección ecológica que es sencillamente excepcional. ¿Qué consecuencias pueden tener nuestros actos presentes en el futuro? La película responde a esta pregunta de una forma original. En este caso la extinción de las ballenas puede suponer el final de nuestro planeta en el futuro. Cuando vi la película me percaté de lo mucho que tiene que evolucionar nuestra sociedad, algo que todavía esta patente a día de hoy.
Todo esto se fusiona en una película divertida, cargada de aventuras, y con un mensaje inteligente, que la convierten en uno de los mejores trabajos de la franquicia.
  
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 2286, una sonda espacial en forma de cilindro gigantesco se mueve a través del espacio y en dirección a la Tierra. En su camino envía una serie de señales indescifrables, y al encontrarse con varias naves estelares las deja a la deriva y sin energía. Al llegar a la Tierra, deja también su estación espacial sin energía, y en orbita al planeta comienza a generar tormentas devastadoras, cuando nadie responde a su indescifrable mensaje. Mientras esto ocurre, el Presidente de la Flota Estelar se encuentra reunido con un Embajador Klingon que acusa al Almirante Kirk de ser un terrorista, y de haber intentado utilizar el Proyecto Génesis para acabar con el Imperio Klingon, por lo que exige que se lo entreguen. Sarek llega en ese momento para defender a Kirk, y recordarle al embajador todo lo que los Klingon hicieron, incluyendo la muerte del hijo de Kirk.
El Presidente decide que Kirk será juzgado en la Tierra, por sus repetidas infracciones contra la Flota Mensaje.
Sarek queda atrapado en la Tierra debido a las tormentas y falta de energía provocadas por la Sonda Espacial. El Presidente se ve obligado a enviar un mensaje de socorro, advirtiendo a toda nave que no se aproxime a la Tierra, que se encuentra en grave peligro.
En el Planeta Vulcano, Spock se ha recuperado de su reciente resurrección, pero no logra conectar con su lado humano. Kirk reúne a la tripulación, ya que todos han decidido enfrentarse al consejo de la Flota Estelar, y aceptar su castigo. Siguiendo los consejos de su madre humana, Spock decide acompañarles también. Por su parte, la Teniente Saavik escoge permanecer en Vulcano. A bordo de la Nave de Presa Klingon, la tripulación parte a la Tierra, cuando reciben el mensaje de alerta de la Flota Estelar.
Spock escucha la señal de sonda, y al descubrir que va dirigida al océano, determina que la señal es idéntica al canto de las Ballenas Grises, especie que ya se ha extinguido. También determina que la Sonda no dejara de provocar el caos hasta recibir una respuesta. Kirk decide realizar un viaje en el tiempo, con la intención de conseguir una ballena y regresar con ella para poder proporcionar una respuesta a la Sonda. A bordo de la nave Klingon, la tripulación gira alrededor del sol, consiguiendo llegar al año 1986.
Allí, Spock determina que pueden ser detectados por tecnología de la época, con lo que activan el sistema de ocultación de la nave, y aterrizan en el Parque Golden Gate de San Francisco, donde han determinado la localización de dos Ballenas Grises. Sin embargo, la tripulación se enfrenta a varios problemas. Los cristales de dilithium de la nave se han agotado, y necesitan construir un tanque a bordo de la nave para transportar a las ballenas.
Kirk vendé sus gafas antiguas, del siglo dieciocho, para conseguir dinero, y asigna una misión distinta para grupos de la tripulación. Scotty y McCoy deben conseguir construir aluminio transparente para el tanque que contendrá a las ballenas. Sulu localiza un helicóptero para transportar el tanque hasta la nave, mientras Uhura y Chekov deben buscar un método para recargar los cristales de Dilithium.
Kirk y Spock acuden al Instituto de Cetáceos de Susalito, donde se encuentran dos ballenas llamadas George y Gracie en cautividad, bajo el cuidado de la Doctora Gillian Taylor. Spock se sumerge en la piscina de las ballenas para comunicarse con estas, que acceden a ayudarles, y también descubre que Gracie esta embarazada. Gillian se enfada con la pareja, pero al mismo tiempo se siente intrigada. Cuando Kirk le revela que proceden del futuro, y que quieren llevar a las ballenas allí, Gillian no se lo cree. A pesar de esto le revela que las Ballenas serán puestas en libertad al día siguiente por falta de fondos para mantenerlas, pero no le entrega los códigos de rastreo que les implantaran.
Scotty y McCoy visitan una fabrica donde intercambian la formula de aluminio transparente por los materiales necesarios para crear el tanque de las Ballenas, mientras Sulu consigue hacerse con un helicóptero para transportarlo. Por su parte, Uhura y Chekov localizan un Portaviones que funciona mediante energía nuclear, y que curiosamente se llama Enterprise. Ambos logran absorber la energía del portaviones, pero son localizados. Mientras Uhura logra ser transportada a tiempo con la energía, Chekov es detenido y confundido por un espía ruso. En un intento de escapar sufre una caída y es llevado a un hospital, donde no se espera que sobreviva.
Gillian regresa al Instituto, donde descubre que las ballenas han sido puestas en libertad sin que ella pudiera despedirse. La mujer acude al parque donde es transportada a bordo de la nave, descubriendo que Kirk decía la verdad, con lo que decide darle los códigos de rastreo, pero insiste en regresar al futuro con ellos. Con la energía de la nave restaurada, Gillian ayuda a Kirk y McCoy a rescatar a Chekov del hospital, y este se recupera gracias al Doctor.
A bordo de la nave, la tripulación localiza a las Ballenas justo cuando un barco ballenero intenta acabar con ellas. La nave se muestra ante el barco, que huye aterrado, y las ballenas son transportadas con éxito a bordo de la nave. La tripulación parte con éxito al futuro, donde pierden la energía al llegar a la Tierra, estrellándose en la bahía de San Francisco. Kirk logra liberar a las Ballenas, que se comunican con la Sonda, lo que provoca que la Sonda se retire, y la climatología y energía de la Tierra se restablezcan.
Una vez la crisis ha concluido, la tripulación se enfrenta a su esperado juicio. Por haber salvado el planeta, todos los cargos son desestimados, excepto el de desobediencia a un oficial superior, que solo afecta a Kirk. Por ello, es rebajado de Almirante a Capitán, lo cual resulta ser bueno, ya que podrá volver a ponerse al mando de una nave estelar. Por otro lado, la aventura ha ayudado a Spock a recuperar su lado humano, y así se lo hace saber a su padre Sarek, para que se lo comunique a su madre. Por su parte, Gillian es asignada a una nave científica.
La tripulación se lleva una sorpresa al ver que su nueva nave es un nuevo Enterprise, el USS Enterprise NCC-1701-A, y a bordo parten en una nueva aventura.
  
ESCENA
La tripulación examina el mensaje de la Sonda Espacial, y Spock deduce que este va dirigido a las Ballenas Grises, especie extinguida en la Tierra.
 

1 comentario:

  1. Esta cuarta parte nuevamente comienza justo donde terminó la tercera parte en el planeta Vulcano con un recién resucitado Spock, por lo que llevo visto hasta ahora todas las películas de Star Trek contienen un mensaje para reflexionar ya sea filosófico o ecológico en este caso demostrando como los seres humanos tendemos siempre a destruir y a descuidar el planeta lo cual siempre es bueno concienciar a la gente para crear un mundo mejor, lo cierto es que cuando viajan a la década de los 80 del siglo XX al principio parece que vamos a ver una comedia ya que resulta un poco chocante ver a la tripulación en nuestro presente y como lidiar con las situaciones de la época y saber adaptarse lo que da lugar a algunas escenas bastantes graciosas como la del chico punk que lleva el radiocasete a todo volumen Spock le pide que lo baje éste lo sube todavía más y al final Spock usa sus habilidades durmiendo al punki y toda la gente del autobús aplaudiendo, pero cuando ya vemos que se interesan por el tema de las ballenas y que las necesitan para salvar el futuro la película se torna ya en un tono más serio, también tenemos un nuevo romance para Kirk da igual de que planeta o época sea la chica él se las liga a todas, me sorprendió que Gillian se fuera con ellos al siglo XXIII cuando normalmente en las películas de viajes en el tiempo cuando surge una historia de amor cada uno termina viviendo en la época en la que vive pero aquí veo la primera excepción aunque al final Kirk y Gillian no quedan juntos y cada uno sigue su camino, al final salvan el planeta gracias a las ballenas y le dan a la tripulación una nueva Enterprise.

    ResponderEliminar