- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 11 de septiembre de 2019

PASAJE A LA INDIA

FECHA DE ESTRENO
14 de Diciembre de 1982
TÍTULO ORIGINAL
A Passage to India
DIRECCIÓN
David Lean
PRODUCCIÓN
John Brabourne, Richard Goodwin
GUION 
David Lean
Basado en las novelas de Santha Rama Rau y E.M. Forster
REPARTO
Judy Davis (Adela Quested), Peggy Ashcroft (Señora Moore), Victor Banerjee (Doctor Aziz Ahmed), James Fox (Richard Fielding), Alec Guinnness (Profesor Narayan Godbole), Nigel Havers (Ronny Heaslop), Michael Culver (Mayor McBryde), Clive Swift (Mayor Callendar), Art Malik (Ali), Saeed Jaffrey (Abogado Hamidullah), Ann Firbank (Señora Cellendar), Roshan Seth (Abogado Amrit Rao), Richard Wilson (Recaudador Turton), Antonia Pemberton (Señora Turton), Sandra Hotz (Stella), H.S. Krishnamurthy (Hassan), Dina Pathak (Begum Hamidullah), Ashok Mandanna (Anthony), Z.H. Khan (Doctor Panna Lal), Mohammed Ashiq (Haq), Rashid Karapiet (Das), Ishaq Bux (Selim)
CINEMATOGRAFÍA
Ernest Day
BANDA SONORA
Maurice Jarre
DISTRIBUIDA POR:
Columbia Pictures
DURACIÓN
163 minutos

SEÑORA MOORE: “Esta es una de las situaciones más antinaturales que jamás he vivido.”
RONNY HEASLOP: “Claro que es antinatural. ¿Ahora te das cuenta?”
SEÑORA MOORE: “No entiendo porque sois todos tan desagradables con esa gente.”
RONNY HEASLOP: “No estamos aquí para ser agradables.”
SEÑORA MOORE: “Ah, ¿me quieres explicar?”
RONNY HEASLOP: “La India no es una fiesta. Estamos aquí para hacer justicia y mantener la paz. Yo no soy un misionero ni un sentimental socialista. Soy un miembro del cuerpo diplomático.”
SEÑORA MOORE: “Así de sencillo.”
RONNY HEASLOP: “Pero tú y Adela, ¿qué pretendéis que haga? ¿Qué sacrifique mi carrera? ¿Qué renuncie a mi poder para hacer el bien en este maldito país?”
SEÑORA MOORE: “¿El bien? Estás hablando de poder. Toda esta recepción es un ejercicio del poder, del sutil placer de la superioridad personal. Dios nos puso en la tierra para amar y servir a nuestro prójimo.”

CURIOSIDADES
Edward Morgan Forster comenzó a escribir la novela durante su estancia en la India entre 1912 y 1913. La completó tras regresar a la India como secretario para un maharajá en 1921, y fue publicada en 1924. Se diferencia de otras de sus obras por incluir contenido político de una forma más abierta, mientras que en otras de sus obras dicho contenido era subtexto. La novela lidia con el delicado equilibrio entre Inglaterra y los nativos de la India durante la Raj Británica. La cuestión sobre lo que ocurre de verdad en las Cuevas Marabar no recibe respuesta alguna en la novela, que se convirtió en la mejor del autor convirtiéndose en un clásico de la literatura británica.
Durante años, muchos directores se mostraron interesados en adaptar la novela a la gran pantalla. Forster rechazó toda oferta por los derechos de la película, al considerar que cualquier película basada en una de sus obras sería una mera parodia. Temía que al abordar su temática, se acabara por tomar el lado de los ingleses o los indios, y él deseaba que prevaleciera el equilibrio. 
Sin embargo, permitió que el autor hindú, Santha Rama Ray adaptara la novela en una obra de teatro. David Lean había leído la novela y visto la obra en Londres, en 1969. Impresionado, intentó comprar los derechos, pero Forster se los negó tanto a él como al director Satyajit Ray, que había sido recomendado por Santha Rama Ray. Tras la muerte de Forster en 1979, los derechos de sus obras fueron heredados por el comité de King’s College en Cambridge. Pero el albacea continuó negando los derechos a diferentes directores como Joseph Losey, Ismail Merchant o James Ivory. Diez años, cuando el cinéfilo Bernard Williams se convirtió en el albacea, los derechos para una película estuvieron finalmente disponibles.
Lord Brabourne había pasado veinte años intentando hacerse con los derechos, y finalmente lo logró junto a Goodwin. El contrato estipulo que Santha Rama Rau debía encargarse de escribir el guion, y se reservó el derecho de aceptar al director. Brabourne deseaba que David Lean dirigiera la película al ser un gran fan de “Doctor Zhivago” (1965). 
El director no había vuelto a dirigir en un total de 14 años tras el fracaso de “La Hija de Ryan” (1970). En septiembre de 1981, David Lean recibió el visto bueno y Santha Rama Rau completó un borrador del guion. Sin embargo, este borrador no fue del agrado del productor ni del director, que lo consideraron demasiado sofisticado y literal, más propio del teatro que del cine. La mayoría de las escenas tenían lugar en interiores, mientras que Lean deseaba hacer uso de paisajes y panorámicas. Durante el año 1982, David Lean trabajó con el guion y pasó seis meses en Nueva Delhi para conectar con la cultura y las gentes del lugar.
Al no poder quedarse más tiempo, se trasladó a Zúrich, donde pasó tres meses más para completar el guion. Revisó el guion original de Rau y la novela, seleccionando los episodios que eran indispensables y descartando aquellos que no ayudaban a que la trama avanzara. Escribió el guion completo, corrigiendo a medida que avanzaba y probando que los guiones no se escribían, sino que se reescribían. 
El director escogió a la actriz australiana Judy Davis, que entonces tenía veintiocho años, para interpretar a Adela Quested tras una reunión de dos horas. Le preguntó cuál era su interpretación de lo que le ocurría al personaje en las cuevas, y la joven respondió que no era capaz de lidiar con su propia sexualidad y se había vuelto loca. Ese fue el momento en que el director le dijo que el papel era suyo.
La película fue todo un éxito de taquilla y crítica, convirtiéndose en la favorita de la crítica en aquel año. La película ganó dos Oscars de la Academia. Uno fue para Peggy Ashcroft como Mejor Actriz Secundaria y el otro por la Mejor Banda Sonora. Tuvo otras nueve nominaciones. En las nominaciones a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guion Adaptado, Mejor Diseño de Producción, Mejor Vestuario y Mejor Sonido, perdió contra “Amadeus” (1984). En la nominación a Mejor Actriz, Judy Davis perdió contra Sally Field en “En Un Lugar del Corazón” (1984). En las nominaciones a Mejor Cinematografía y Mejor Montaje perdió contra “Los Gritos del Silencio” (1984).

NOTA PERSONAL
Es indudable que esta obra maestra cubre magistralmente temas de gran relevancia como el racismo, la colonización abusiva, la xenofobia o la estratificación social. La película repasa todos temas de una manera realista, sincera y honesta, pero es inteligente al mantener ese equilibro que Forster creó, para que el espectador no se decante por un lado y otro. Mi madre era una gran fan de la novela, y me acuerdo de ver la película con ella, que en aquel momento la entendió mucho mejor.
Sin embargo el aspecto que más me gusta de esta película es el misticismo con el que está cargada. Siempre está el tema sobre lo que ocurrió en las Cuevas Marabar, sobre el cual he leído un montón de teorías racionales. Sin embargo a mí siempre me ha gustado el misterio, lo no explicado, esa presencia que se percibe en el ambiente durante toda la película. Me gusta más ese misticismo que implica que algo ha estado presente, y ha podido aterrorizar al personaje de Adela Quested. 
También me da la sensación de que se manifiesta cuando la joven visita las ruinas de ese templo repleto de estatuas eróticas, momento en el que la influencia por primera vez. Para mí fue lo que marcó la película.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
A principios de la década de 1920, Adela Quested parte por primera vez fuera de Inglaterra para embarcar rumbo a Raj británico, en la India. Lo hace acompañada de la Señora Moore, madre de su prometido Ronny Heaslop. Ronny es el hijo de la Señora Moore, de su primer matrimonio, y se ha convertido en el magistrado de la Ciudad de Chandrapore. Adela se ha aventurado a realizar el viaje, para comprobar si el propuesto matrimonio se puede llevar a cabo. Ambas quedan bastante decepcionadas al comprobar que la comunidad Británica ha marginado bastante a la población y cultura de la India.
Durante una noche, la Señora Moore visita una mezquita, donde se encuentra con un nativo llamado Aziz Ahmed. 
Ambos comienzan a conversar, y la Señora Moore descubre que Aziz es médico, y ha quedado viudo y con dos hijos. Aziz queda sorprendido ante la bondad de la Señora Moore, que llega a invitarle al Club local, sin saber que los indios no pueden entrar. Junto a Adela, la Señora Morton le pregunta al Señor Norton, recaudador local, por un modo de conocer a los nativos locales. El Señor Norton celebra una recepción en la que Adele queda espantada por la forma despectiva en la que los nativos son tratados. La Señora Moore llega a enfrentarse a su hijo por dicha situación, cuando este la defiende. El Señor Richard Fielding, superintendente escolar, le ofrece a Adela celebrar un encuentro con algunos nativos con los que se lleva bien. Adele le solicita que invite a Aziz, tras oir a la Señora Moore hablar muy bien de él.
Aziz llega el primero a la recepción, encantado al haber oído hablar muy bien del Señor Fielding. Adela y la Señora Moore llegan a la recepción, donde también conocen al excéntrico Profesor Narayan Godbole. 
Aziz se ofrece para realizar una excursión y enseñarles las Cuevas Marabar. Mientras Fielding lleva a la Señora Moore a visitar el liceo, un enfurecido Ronny llega a su casa para llevarse a Adela. Esto provoca que Adela decida no casarse con Ronny, aunque ambos mantienen  su amistad y deciden no comunicárselo todavía a la Señora Moore. Ronny también decide disculparse ante su madre, y animarla a conozca todo lo que desee de la India.
Una mañana, Adela pasea en bicicleta y se adentra en las ruinas de un tempo, con varias estatuas de encuentros sexuales. Los monos que allí se encuentran se muestran agresivos, obligándole a salir huyendo. Al llegar a casa agitada, se encuentra con Ronny y se retracta de su decisión, siguiendo adelante con el compromiso, que se anuncia esa misma noche. Mientras tanto, Aziz le confía a Fielding la vergüenza que siente por su pobreza, y Fielding le anima a que siga adelante con la excursión que ha programado para Adela y la Señora Moore.
Con ayuda de muchos amigos, Aziz prepara todo y se reúne con las dos damas en la estación para partir a ver las Cuevas Marabar. Sin embargo, Fielding y el Profesor Godbole pierden el tren y prometen reunirse con ellos más tarde. Sin embargo, el Profesor Godbole considera que se ha elegido un mal día para la excursión. Tras un largo viaje en tren, Aziz lleva a las dos damas en elefante el resto del trayecto hasta las cuevas. Al llegar a la primera cueva, Aziz indica que una vez dentro no se debe hacer ruido, ya que los ecos en el interior crecen de forma exponencial. Una vez dentro, la Señora Moore sufre un ataque de claustrofobia y tiene que salir de forma abrupta. Tras recuperarse, la Señora Moore anima a Aziz a seguir la excursión con Adela, y le aconseja que solo lleve al guía ya que con todo el equipo de porteadores la experiencia puede ser muy agobiante. Aziz parte con Adela, que decide adentrarse sola en la cueva mientras Aziz descansa y fuma un cigarro. A pesar de oir a Aziz, Adela comienza a sentirse mal y no sale de la cueva. 
La Señora Moore, que está descansando, presiente que algo malo ha pasado. Poco después Adela aparece corriendo colina abajo, desaliñada y con sangre en la blusa. Aziz la divisa cuando es recogida por la Señora Callendar, esposa del Doctor Callendar. Fielding llega al lugar y se reúne con la Señora Moore; y Aziz se reúne con ellos para explicar que ha ocurrido. Fielding y la Señora Moore están seguros de que ha pasado más.
Entre delirios y llena de rasguños, Adela es llevada a casa de los Callendar, done el doctor le inyecta un calmante. Cuando el resto del grupo llega a la estación, el Doctor Aziz es detenido y Ronny recoge a su madre prometiendo explicar todo en casa. Aziz intenta escapar, pero Fielding le recomienda que no lo haga. Fielding descubre que la Señora Callendar y la propia Adela han acusado a Aziz de violación. Fielding se niega a creerlo, y decide ayudar a los abogados de Aziz, ganándose la antipatía de los británicos. La Señora Moore también se niega a creerlo y se enfrenta a su propio hijo. El Profesor Godbole considera que se haga lo que se haga, el destino de Aziz ya ha sido sellado. 
Fielding decide dimitir como miembro del club, cuando se le echa en cara que está ayudando al acusado. También aclara que si Aziz es declarado culpable, dimitirá de su cargo y abandonará la India. Por su parte, la Señora Moore decide abandonar la India y regresar a Inglaterra, decepcionada por el convencimiento de su hijo de la culpabilidad de Aziz. Cuando parte en su tren, observa al Profesor Godbole alzando las manos y uniéndolas. La experiencia de las cuevas también la ha dejado traumatizada, y durante la travesía, sufre un infarto y pierde la vida. Su cuerpo es arrojado al mar.
El día del juicio llega finalmente, y este ha generado una fuerte división entre nativos e ingleses. El fiscal comienza alegando que las razas oscuras se sienten atraídas hacia la blanca, pero que esto no funciona al revés. El juicio resulta una parodia, en la que Ronny permite que su ayudante nativo ejerza de juez. La defensa se enfurece al saber que la Señora Moore ha salido del país y no puede declarar. Finalmente, Adela es llamada a declarar, y bajo una gran presión comienza a recordar lo sucedido en la cueva. 
De esta forma, afirma que se ha equivocado y retira los cargos. Aziz queda libre y una gran cantidad de gente le saca a hombros vitoreándole. Sin embargo, los británicos desprecian a Adela abandonándola a su suerte. Ronny rompe su compromiso con ella y también la abandona. Fielding se compadece de la joven y la acoge en su casa, algo que enfurece a Aziz al considerarlo una traición de su amigo.
Al llegar a la casa de Fielding, éste y Adela encuentran un telegrama comunicando el fallecimiento de la Señora Moore. Godbole les comunica que Aziz solicitará una alta suma como indemnización por el ataque a su honor. Fielding le visita para solicitarle que retire la indemnización, y aunque Aziz accede, esto hace que sienta más rencor hacia su amigo. Aziz decide no volver a relacionarse con ingleses y se muda a Kashmir, donde abre una clínica. Pasado un tiempo, Godbole visita a Aziz y le indica que ha llegado el momento de perdonar y que Fielding acudirá a visitarle. Aziz se niega al haberse enterado de que Fielding se ha casado con Adela, su mayor enemiga. Sin embargo, cuando Fielding llega a verle, descubre que se ha casado con Stella, hija de la Señora Moore. Aziz se reconcilia con su antiguo amigo, y decide escribir a Adela pidiéndole perdón  y reconociendo el valor que tuvo para retirar su acusación. La maldición de Marabar ha desaparecido.

ESCENA
No he sido capaz de encontrar escenas, pero dejo este tráiler compuesto con imágenes que demuestran la excelente cinematografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario