- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 14 de septiembre de 2016

LA FUGA DE TARZÁN

FECHA DE ESTRENO
6 de Noviembre de 1936
TITULO ORIGINAL
Tarzan Escapes
DIRECTOR
Richard Thorpe, George B. Seitz, William A. Wellman
PRODUCTOR
Sam Zimbalist
GUION
Cyril Hume
REPARTO
Johnny Weissmuller (Tarzán), Maureen O’Sullivan (Jane Parker), Jon Buckler (Capitán Fry), Benita Hume (Rita Parker), William Henry (Eric Parker), Herbert Mundin (Herbert Henry Rawlins), E.E. Clive (Masters), Darby Jones (Bomba), Cheetah (Chita el Chimpancé)
CINEMATOGRAFÍA
Leonard Smith
BANDA SONORA
William Axt
DISTRIBUIDA POR:
Metro-Goldwyn-Mayer
DURACIÓN
89 minutos 
PRECEDIDA POR: 
SUCEDIDA POR: 
Tarzán y su Hijo

TARZÁN: “¿Secreto? ¿Jane ir?”
ERIC PARKER: “Espera Tarzán, esto no es idea de Jane.”
RITA PARKER: “No, hay un documento en casa que Eric y yo necesitamos que ella firme.”
ERIC PARKER: “Perderemos mucho dinero si Jane no nos ayuda.”
TARZÁN: “¿Dinero?”
RITA PARKER: “Sí Tarzán, dinero. Ya sabes, para comprar ropa, comida.”
TARZÁN: “Comida, ropa. ¿Dinero?”
ERIC PARKER: “No Tarzán, no lo entiendes. Eso no es dinero, es algo que…”
JANE PARKER: “Pues claro que no lo entiende, y espero que nunca lo haga.”
TARZÁN: “Secreto.”
JANE PARKER: “No, Tarzán no.”
TARZÁN: “¿Jane ir? ¿Jane ir con gente? ¿Ankawa?”
JANE PARKER: “Solo si tú quieres cariño. No me iré si eso te entristece lo más mínimo.”

CURIOSIDADES
Se trata de la tercera película de la saga de Tarzán protagonizada por Johnny Weissmuller. Existió una versión original de la película que fue titulada “La Captura de Tarzán”. Dicha versión fue pre estrenada a un grupo de espectadores durante el año 1935, pero recibió unas críticas muy severas por sus escenas de horrible violencia. La escena más infame era una que incluía un ataque de murciélagos gigantes en un pantano. Existe una leyenda de Hollywood que explica que durante el prestreno, la aparición de las criaturas gigantes provocó que varios niños salieran corriendo del cine. La reacción de los padres, la crítica y los medios de comunicación fue tan negativa, que el estudio se vio obligado a ordenar que la mayor parte de la película volviera a ser rodada. La “Metro-Goldwyn-Mayer” reemplazó al director original, James McKay, con una serie de directores, hasta que todo el crédito de dirección le fue otorgado a Richard Thorpe. La versión alternativa tuvo varios títulos posibles, incluyendo “El Retorno de Tarzán” y “Tarzán y los Vampiros”. Sin embargo, las escenas originales fueron reemplazadas por otras igualmente violentas. 
Estas incluían a los Gaboni disparando flechas a través de las cabezas de los porteadores de la expedición, sus víctimas siendo atadas a arboles doblados con brazos y piernas en cruz, que se partían en dos cuando los árboles eran desdoblados, o el descenso de victimas a una fosa donde eran asesinadas por un simio gigante. Nunca se ha logrado obtener una copia de la primera versión, aunque existen algunas fotos que muestran algunas de las escenas.
Para esta tercera película, la “MGM” construyó una enorme y extravagante casa sostenida en varios árboles, que sirviera como residencia para Tarzán y Jane. La casa incluía un ascensor operado por un elefante, una cama de bambú, hojas y pieles, un ventilador operado por Chita, un horno de barro seco, o un improvisado molino de agua. La casa fue uno de los aspectos más populares de la película, que fue guionizada por Cyril Hume, padre de Benita Hume que interpretaba a Rita Parker, y también guionista de la primera película de la saga, “Tarzán de los Monos” (1932). 
Uno de los directores convocados para volver a rodar la película fue John Farrow, que nunca recibió crédito por su trabajo y acabó por también ser despedido por la “MGM”. Sin embargo, Farrow inició una relación con la actriz Maureen O’Sullivan durante el rodaje. La relación prosperó y ambos se casaron en 1937. Su hija Mia Farrow también se convertiría en actriz. El actor Herbert Mundin fue añadido a la segunda versión de la película. Su personaje sirve de interludio cómico, aunque termina por fallecer. Otro elemento cómico y extraño fue incluido en la versión definitiva. Durante la expedición se ve un pájaro de gran tamaño y aspecto cómico. El actor que llevaba el traje del pájaro era Johnny Eck, conocido por su participación en Freak Shows.
El actor Herbert Mundin falleció tres años después del estreno en un accidente de coche. La película también fue la última de John Buckler, que interpretaba al Capitán Fry. 
Buckler también falleció en un accidente de coche junto a su padre el actor Hugh Buckler en octubre de 1935, una semana después del estreno de la película. Estos aspectos, junto a otros, provocaron que parte de la crítica describiera “La Fuga de Tarzán” como una película maldita.

NOTA PERSONAL
Está tercera película de Tarzán me pareció bastante repetitiva y con un argumento que carecía bastante de interés. Curiosamente, siempre he pensado que habría disfrutado mucho más de la versión inicial con la lucha contra los murciélagos gigantes. Por otro lado hay escenas que son bastante repetitivas, y que se pueden encontrar en las dos previas películas. Algunos ejemplos son Tarzán y Jane nadando, Tarzán luchando contra un cocodrilo, o un león persiguiendo a Chita en algún momento crucial. Si tengo que destacar alguna escena en particular, esta es la de la presentación de la “Villa Tarzán” en lo alto de los árboles. Recuerdo viendo estas películas de Weissmuller siendo niño, y lo que siempre me fascinaba era aquella laboriosa casa en lo alto de los árboles. 
Ya solo ver un ascensor operado por un elefante me pareció toda una genialidad. Pero al margen de eso, y las iguanas asesinas de pantano, la trama en esta ocasión me pareció bastante floja en términos generales. Sin embargo, como fan del Tarzán de Weissmuller, sigo disfrutando incluso de sus faltas.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
A bordo del “Congo Bell”, los hermanos Eric y Rita Parker llegan a África. Allí, intentan buscar la residencia preguntando a algunos hombres locales, pero acaban metidos en una situación incómoda. Un hombre llamado Herbert Henry Rawlins acude en su ayuda y les guía a la residencia. Allí conocen al residente Masters y al Capitán Fry. Eric les explica que buscan un lugar llamado el Monte Mutia, que cruza el territorio de la tribu  Gaboni. El Capitán Fry explica que llegar allí es imposible por el peligro que presenta la mencionada tribu, y lo impracticable que resulta el monte incluso con una expedición numerosa. 
Los nativos también temen el “ju-ju”, magia negra, centrado en una raza de simios con un líder blanco que presenta un gran peligro. Rita Parker explica que un cazador llamado Harry Holt sí logró franquear todas esas dificultades, habiendo descubierto la tumba de los elefantes. Rita explica que su hermano y ella son primos de Jane, y que creen que la joven está viviendo en el Monte Mutia con dicho líder, quien en realidad es un hombre blanco y que Jane permanece con él por voluntad propia. El padre de Rita y Eric así como el de Jane tenían otro hermano llamado Peter, inmensamente rico. Peter falleció la pasada primavera dejando la mitad de su fortuna, casi un millón de libras, a la Universidad de Londres para investigación entomológica. La otra mitad la heredaría Jane en caso de seguir con vida y accediera a regresar a la civilización, sino la universidad se llevaría toda la herencia. Eric y Rita han invertido todo en el proceso de localizar a su prima, y si fracasan el primero no podrá acabar sus estudios de medicina. El Capitán Fry accede a conducir la expedición de los Parker alegando querer algo de aventura. Sin embargo, la verdadera intención del Capitán Fry es la de dar caza al líder de los simios.
Al día siguiente, la expedición parte rumbo al Monte Mutia, y el Capitán Fry decide atravesar una ciénaga para cubrir su rastro. Tras unos días de viaje la expedición divisa el Monte Mutia, lo que pone especialmente nerviosos a los nativos que la acompañan. El Capitán Fry latiga sin piedad a los nativos que se niegan a avanzar, lo que preocupa a Rita Parker. Rita también encuentra unos cachorros de león y juega con ellos, lo que provoca que la madre aparezca y la ataque. El Capitán Fry salva a Rita disparando sobre la madre leona. Poco después, la tribu de los Gaboni ataca a la expedición que se ve obligada a huir hacia el Monte Mutia. En medio de la confrontación se escucha el grito de Tarzán, lo que provoca que los Gaboni se batan en retirada. La expedición procede a escalar el Monte Mutia, y muchos de los nativos que les acompañan caen al vacío durante el peligroso ascenso. La expedición acampa y el Capitán Fry organiza la captura de varios chimpancés con la esperanza de que sirvan como cebo para Tarzán. 
En secreto, también prepara una jaula diseñada por él mismo y con barrotes de aluminio, que espera utilizar para capturarle. Tarzán llega al campamento, donde derrota a Momba, líder de los nativos en la expedición. También provoca que el torpe Rawlins se desmaye del susto al verle. Tras esto, libera a los chimpancés entre los cuales se encuentra Chita. Tras esto se introduce en la tienda de campaña de Rita, a la que despierta dándole un tremendo susto antes de marcharse. Rita grita y el Capitán Fry aparece para descubrir que el aterrado Rawlins se ha encerrado en la jaula por miedo a encontrar a Tarzán de nuevo.
Tarzán acude de regreso junto a Jane en su casa en los árboles. Al amanecer, Tarzán se ve obligado a comunicarle a Jane que ha visto personas. Jane desea visitarles, pero Tarzán se niega en parte por miedo a que Jane pueda desear volver a Londres. Sin embargo, Tarzán regresa al campamento y se lleva a Rita ante los ojos de Rawlins, que se lo comunica al Capitán Fry. Tarzán lleva a Rita al encuentro de Jane, y el resto de la expedición no tarda en encontrarlos también. 
De esta forma, Jane logra reencontrarse con sus dos primos. Tarzán se muestra amistoso con Eric, Rita e incluso con Rawlins. Sin embargo, se muestra arisco con el Capitán Fry llegando a destruir su rifle. Jane lleva a toda la expedición hasta una casa más amplia que ha diseñado, y que Tarzán ha construido. Allí, Eric y Rita intentan convencer a Jane para que regrese a Londres y arregle los asuntos de la herencia. Ambos intentan convencerla para que pase la mitad del año allí, y que Tarzán les acompañe. Sin embargo, Jane sabe que Tarzán nunca sería feliz allí. Durante la cena, Jane explica que la tribu más peligrosa de la región no les molesta ya que Tarzán es para ellos “ju-ju”, aunque desearían que se marcharan para hacerse con todas la tierras. El Capitán Fry menciona de forma intencionada, y sabiendo que provocará una discusión, la posibilidad de que Jane se marche, ante lo cual Tarzán se asusta. Los primos de Jane explican sus motivos, pero no logran evitar que Tarzán abandone la cena disgustado, ante una desolada Jane.
Tarzán se reúne de nuevo con Jane, quien le explica su necesidad de ayudar a sus primos. También le convence de que su separación será meramente temporal, hasta que pueda ayudar a sus primos. Tras la conversación, Jane le comunica a Eric y Rita que les acompañará a la mañana siguiente. Mientras tanto, el Capitán Fry envía a Bomba para que consiga preparar un trato con el jefe de la tribu enemiga, al que le promete que le librara de Tarzán a cambio de canoas, comida y protección en su viaje de regreso. A cambio, la tribu podrá quedarse con Jane, Eric y Rita. Mientras tanto, Tarzán disfruta de un baño con Jane y se enfrenta a un cocodrilo con el que consigue acabar sin mayor esfuerzo. Bomba regresa con el Capitán Fry, comunicándole que el jefe de la tribu ha accedido al trato que han realizado. Ya por la mañana, Jane se reúne con sus primos y la expedición para partir de regreso a Londres. Tarzán no ha acudido a despedirse, sintiéndose incapaz de hacerlo.
De camino de regreso, Rawlins descubre a través de Bomba la traición que el Capitán Fry ha planeado. Rawlins ha desarrollado verdadero afecto hacia Tarzán, por lo que intenta acudir a avisarle. El Capitán Fry le descubre y dispara a traición, tras lo cual regresa a casa de Tarzán. Allí le miente explicándole que Jane ha decidido no volver jamás con él. También intenta llevarle a una trampa, en la que el propio Capitán Fry cae al no poder subyugarlo. Tarzán le libera y el cazador vuelve a mentir explicando que Jane era consciente de la trampa. Al pesar que Jane desea que Tarzán sea apresado, éste se deja capturar y encerrar en la jaula del Capitán Fry. Poco después, la tribu enemiga rodea a la expedición en la que Jane, Rita y Eric se encuentran. El Capitán Fry se reúne con el jefe de la tribu para consolidar el trato, pero el jefe afirma haberse hecho con la jaula que contenía a Tarzán. Debido a esto, el Capitán Fry ya no es necesario para la tribu. Los miembros de la tribu dejan caer la jaula de Tarzán por un barranco, pero un elefante consigue llevársela a lugar seguro. 
Chita acude a ayudar y consigue liberar a Tarzán de la jaula con ayuda de dos elefantes.
Ya libre, Tarzán acude a ayudar a Jane y los demás, desatándoles de los árboles a los que están amarrados. Tras esto, inicia un ataque con una estampida de elefantes que arrasan el poblado de la tribu, momento que los miembros de la expedición aprovechan para escapar. Durante la fuga, Rita sufre una caída y requiere de una camilla que Tarzán construye fácilmente. Jane les explica que escaparan a través de una gruta bajo el pantano, lugar “ju-ju” para sus perseguidores. Al entrar en la gruta, los miembros de la tribu deciden retirarse y abandonar la persecución. La gruta está repleta de peligrosas arenas movedizas y reptiles que atacan a los desafortunados que caen en ellas. Al lograr salir de la gruta, Tarzán le ordena al Capitán Fry que vuelva atrás por el camino recorrido. El Capitán Fry intenta atacar a Tarzán con un madero, pero acaba pereciendo al caer en las arenas movedizas.
El resto de la expedición sigue de camino a casa, y Jane se percata de que Tarzán se ha marchado. Rita y Eric deciden que Jane no debe acompañarles. Rita explica que deseaban que regresara con ellos, pero que solo necesitan su firma. De esta forma, Jane regresa a la casa que comparte con Tarzán, donde ambos se reencuentran felizmente para seguir su vida en la selva.

ESCENA
A falta de escenas, aquí dejo el tráiler original en inglés. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada