- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 10 de septiembre de 2014

TARZÁN DE LOS MONOS

FECHA DE ESTRENO
25 de Marzo de 1932
TITULO ORIGINAL
Tarzan the Ape Man
DIRECTOR
Woodbridge Strong Van Dyke
PRODUCTOR
Irving Thalberg
GUION
Cyril Hume
Basado en la novela de Edgar Rice Burroughs
REPARTO
Johnny Weissmuller (Tarzán), Maureen O’Sullivan (Jane Parker), Neil Hamilton (Harry Holt), C. Aubrey Smith (James Parker), Doris Lloyd (Señora Cutten), Forrester Harvey (Beamish), Ivory Williams (Riano)
CINEMATOGRAFÍA
Clyde De Vinna
BANDA SONORA
George Richelarie
DISTRIBUIDA POR:
MGM
DURACIÓN
99 minutos
SUCEDIDA POR:

JANE PARKER: “Soy Jane Parker. ¿Entiendes? Jane, Jane.”
TARZÁN: “Jane, Jane.”
JANE PARKER: “Sí, Jane. ¿Y tú? Jane.”
TARZÁN: “Jane.”
JANE PARKER: “¿Y tú? Tú.”
TARZÁN: “Tarzán. Tarzán.”
JANE PARKER: “Tarzán.”
TARZÁN: “Jane, Tarzán. Jane…”
JANE PARKER: “Eso es.”
TARZÁN: “Tarzán. Jane, Tarzán. Jane, Tarzán. Jane, Tarzán. Jane, Tarzán.”
JANE PARKER: “¡Oh, calla por favor! Déjame ir, no puedo soportarlo. ¿Para qué me quieres aquí?

CURIOSIDADES
“Tarzán de los Monos” fue la primera película que contó con Johnny Weissmuller y Maureen O’Sullivan como protagonistas; y la primera de catorce películas que contarían con el primero. También marcó la primera aparición del chimpancé Chita, siendo el verdadero nombre del animal entrenado, Jiggs. 
El personaje de Chita fue creado especialmente para esta película, ya que nunca había aparecido en las novelas originales de Burroughs.
Inicialmente se consideró contar con Clark Gable para interpretar el papel de Tarzán, pero se optó por descartarle debido a que se le consideraba poco conocido en aquel entonces. Entonces fue que los productores se decantaron por Johnny Weissmuller, quien había sido uno de nadadores más rápidos a nivel mundial, en la década de 1920. De hecho, se había hecho con cinco medallas de Oro en los Juegos Olímpicos, u una de bronce en water polo. Cuando se contactó con Weissmuller para que interpretara a Tarzán, tenía un contrato con BVD para anunciar ropa interior y trajes de baño. La BVD se opuso ferviente a que su figura de publicidad apareciera en taparrabos, y no llevando alguno de sus diseños. A cambio de que la BVD le dejara a Weissmuller interpretar a Tarzán, la MGM permitió que dicha compañía realizara anuncios con intérpretes femeninos del estudio llevando sus trajes de baños. Algunas de estas fueron Greta Garbo, Joan Crawford, Jean Harlow y Marie Dressler.
Durante toda su vida, Maureen O’Sullivan insistió que el famoso grito de Tarzán había sido creado por el propio Weissmuller, sin ningún tipo de asistencia técnica. Sin embargo, fue creado por el experto de sonido Douglas Shearer, quien utilizó efectos especiales de sonido. Estos incluían el sonido de cantos yodel australianos, reproducidos de forma invertida a una velocidad acelerada. EL propio Weissmuller aseguró que había sido el creador del grito en un concurso de cantos yodel que había ganado siendo solamente un niño. Más adelante, aprendió a imitar el sonido para que la gente asumiera que era él quien lo producía durante sus películas. Independientemente de quien dijese la verdad, esta fue la primera película en la que se pudo escuchar el clásico grito del Hombre de los Monos.
En el caso de los monos, los animales adultos eran actores con disfraces, mientras que las crías eran chimpancés de verdad. Esta fue una práctica que se optó por abandonar tras esta primera película. Uno de los hombres que llevaba un traje de simio era Ray Corrigan. 
Los elefantes que se utilizaron en las primeras películas de Weissmuller no eran africanos, sino asiáticos. A estos se les habían puesto extensiones a las orejas, práctica habitual debido a que los elefantes asiáticos son mucho más dóciles que los africanos. En películas posteriores, las orejas falsas dejaron de usarse al considerar que nadie se percataría de la diferencia. El leopardo que lucha contra Tarzán cuando este conoce a Jane, era en realidad un jaguar. Fue utilizado porque era mucho más barato de importar desde Méjico, que los verdaderos leopardos desde África. Los miembros de la tribu de pigmeos que aparecían en la película era en realidad un reparto de gente pequeña de raza blanca, a los cuales se les había pintado de negro.
 La frase “Yo Tarzán, Tú Jane” no se menciona en ningún momento de la película. Cuando Jane y Tarzán se conocen, es ella quien inicia el intercambio verbal entre ambos personajes, repetidamente refiriéndose a sí misma y proporcionando su nombre hasta que Tarzán lo logra repetir. 
Es entonces cuando le señala, indicándole su deseo de saber si existe una palabra para que pueda dirigirse a él, equivalente al de Jane. En poco tiempo, el hombre la entiende y responde: “Tarzán”.
La película utiliza grandes cantidades de metraje de la película “Trader Horn” del año 1931, y también dirigida por Van Dyke. Esto provocó que algunas escenas fueran superpuestas sobre el antiguo metraje de una forma demasiado obvia. Esto sucedía más especialmente al principio de la película, cuando James Parker le muestra a Jane distintas tribus locales. A dicho metraje de archivo se añadieron varias escenas rodadas en el Lago Toluca, región del norte de Los Ángeles. La película fue producida y distribuida por los Estudios MGM. Uno de los fundadores del estudio fue Szmul Gelbfisz, aunque inicialmente el estudio se denominaba “Goldwyn Pictures”. Gelbfisz decidió cambiarse su nombre por el de Samuel Goldwyn. La compañía acabaría por convertirse en “MGM”. Su nieto, Tony Goldwyn, le proporcionaría la voz a Tarzán en la adaptación de Disney estrenada en 1999.

NOTA PERSONAL
Debo comenzar mencionando que Tarzán siempre ha sido uno de mis personajes de ficción favoritos, y este hecho se remonta hasta cuando era solo un niño. La primera adaptación que vi de Tarzán, fue la mística serie de animación de la década de 1970. Después de esto comencé a iniciarme en las clásicas películas de Weissmuller cuando aún no había cumplido los diez años. Aunque debo admitir que la primera que vi fue “Tarzán en Nueva York” (1942).
Creo que es importante saber contextualizar determinadas películas y la época en la que fueron rodadas. Menciono esto debido a que siempre he leído innumerables referencias a determinados tonos racistas que pueden encontrarse en la película. Sin embargo, uno tiene que tener la suficiente objetividad para entender lo que la década de 1930 simbolizaba en términos raciales. Es evidente que los nativos africanos no son caracterizados de forma muy afortunada, y la escena de la tribu “pigmea” puede resultar incluso ofensiva. 
Sin embargo, yo no percataba de esas connotaciones cuando era un niño, y ahora prefiero considerarlo errores históricos que han logrado ser corregidos con el paso del tiempo.
Concentrándome en los aspectos positivos de la película comenzaré con Johnny Weissmuller. Sin duda nadie ha sabido interpretar a Tarzán como él. La película tiene escenas que hacen un despliegue evidente sus habilidades como nadador; y siempre me causó hilaridad como conservaba su impecable permanente al salir del agua. Aunque el personaje de Jane me parecía algo irritante en ocasiones, reconozco que siempre me ha gustado el trabajo de O’Sullivan a la hora de representar como una chica de ciudad acaba seducida por la vida en la selva. De hecho, siempre he considerado que acaba por enamorarse de Tarzán, porque el personaje representa la personificación de dicha vida en la selva. Luego tenemos el formidable chimpancé Chita, que sin lugar a dudas era la delicia de cualquier niño, por sus formidables escenas, en ocasiones cómicas. 
La mezcla con escenas de la fauna africana es evidentemente superpuesta en ocasiones, y en otras se nota con las animales son construcciones. A pesar de esto, las escenas de acción siempre me han parecido muy logradas, sobre todo considerando que es una película de 1932.  
En términos definitivos, la primera película de la saga de catorce films es formidable, si bien no mi favorita, y marcó el inicio de inolvidables películas de acción.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
James Parker se encuentra en África con su joven ayudante Harry Holt. Ambos desean encontrar un legendario cementerio de elefantes, para poder obtener todo el marfil posible. La hija de James, Jane Parker, llega también a África, cansada de verse alejada de su padre. Inicialmente, James desea enviarla de vuelta, pero el fuerte carácter de su hija hace que esto sea inviable. 
Por otro lado, el joven Harry no tarda en sentirse atraído hacia Jane, con quien intenta conectar, defendiendo su deseo de quedarse en África. James le presenta a su hija a varias tribus locales, y la joven no parece tener problemas para adaptarse a su nuevo entorno, así como a las costumbres de los locales. James y Harry le comunican su deseo de encontrar el cementerio de elefantes, y la joven no duda en asegurar que les ayudará en su empresa. Con un pequeño grupo de hombres guiados por el local Riano, los tres comienzan su viaje a través de la jungla, a pesar de no tener pistas. La primera noche, Harry le solicita a Jane que considere la posibilidad de que ambos puedan iniciar una relación, algo que Jane no descarta. La expedición continúa y tiene un breve encuentro con una tribu que venera a los elefantes como animales sagrados. Al escalar una montaña, Jane está a punto de caer despeñada, pero se salva gracias a la cuerda a la que está amarrada. Harry tira de la cuerda, rescatando a la joven. Poco después, la expedición escucha un extraño grito, el cual James identifica como procedente de un hombre. 
James está a punto de detener la expedición, pero Jane le asegura que no está asustada y que deben proseguir en su búsqueda.
Sin embargo, los nativos que les acompañan comienzan a sentir un gran temor. La expedición consigue cruzar un río repleto de hipopótamos. Para evitar el ataque de los animales, Jane demuestra gran destreza con el rifle. Durante el cruce, Harry cae al río y Jane se percata de la presencia de cocodrilos, uno de los cuales logra devorar a un nativo. Tras cruzar el río, la expedición se encuentra con un hombre salvaje encaramado a un árbol. La expedición es atacada por una tribu de pigmeos, y se ve obligada a escapar. El hombre salvaje se lleva a Jane ante la desesperación de James y el resto de la expedición. Inicialmente, Jane se siente aterrada ante el salvaje y el chimpancé que le acompaña. Pero el hombre se muestra protector, llegando a enfrentarse a un leopardo con el que logra acabar. Jane también descubre que era él quien emitía el sonoro grito que había oído, y es transportada de árbol en árbol, mediante el uso de lianas por parte del hombre.
Sin embargo, Jane no tarda en darse cuenta de que el hombre la está protegiendo de los distintos peligros de la selva. Jane consigue comunicarse con dificultad logrando explicarle su nombre al hombre, quien le replica que se llama Tarzán. Este ayuda a la joven consiguiéndole alimentos, ya que utiliza su grito para comunicarse con los animales de la selva. Mientras Tarzán busca alimentos, la expedición logra localizar a Jane en el árbol, y dispara sobre un chimpancé hembra, dejando a su cría, Chita, bajo el cuidado de Tarzán, quien llega en ese momento. Harry falla un disparo sobre Tarzán, y Jane le implora que le deje tranquilo y que prosigan su camino. Sin embargo, Tarzán les sigue a distancia. James conversa con Jane, quien le explica que al principio estaba asustada, pero que había perdido el miedo. Aunque James intenta explicarle que es un hombre salvaje, Jane le asegura que no es así. Cuando Harry no muestra remordimientos por haberle disparado al mono, Jane se enfada con él. Tarzán comienza a matar a miembros de la expedición, y Jane intenta explicar que es consecuencia de haber matado al mono.
Antes de que intenten acabar con Tarzán, Jane se ofrece voluntaria para hablar con él. Sin embargo, Harry vuelve a disparar sobre Tarzán, fallando de nuevo; mientras los monos se llevan a Jane de regreso al refugio de Tarzán en un árbol.
Tarzán es herido mientras lucha contra un león, y los monos conducen a Jane hasta él. La joven atiende sus heridas, y logra hacerse con el afecto de los monos. Tras esto, la pareja comienza a pasar más tiempo en compañía, y Jane comienza a sentirse atraída hacia el hombre salvaje. Sin embargo, Jane se percata de la preocupación de su padre y se siente triste, por lo que Tarzán decide llevarla de regreso con la expedición y se marcha ante la desolada joven. Poco después, la expedición es capturada por una tribu de enanos, pero Jane consigue ver a Chita a lo lejos, y le pide que vaya en busca de Tarzán. Con su grito, Tarzán convoca a los elefantes de la jungla y logra escapar del río plagado de cocodrilos, para acudir al rescate.
En el campamento de la tribu, Jane, Jame y Harry son arrojados a un foso que contiene un gorila gigante. El resto de los miembros de la expedición es sacrificado. Tarzán llega a tiempo para salvarles, logrando acabar con el gorila en combate. Poco después, aparece una manada de elefantes que ataca el poblado, mientras Tarzán, Jane, Harry y James escapan a lomos de dos elefantes. Sin embargo, el elefante en el que se encuentra James está a punto de perecer. James insiste en que dejen que el elefante le lleve más tiempo, ya que les conducirá hasta el cementerio de elefantes. Sin embargo, James perece nada más llegar. Jane decide que no es el momento de profanar el cementerio de elefantes, y los tres lo abandonan. Jane procede a despedirse de Harry, indicando que ella se quedara en la selva con Tarzán. Cuando Harry regrese a por el marfil, no correrá ningún peligro, pues Tarzán se encargará de protegerle. Tarzán, Jane y Chita regresan a la selva para iniciar una nueva vida.

ESCENA
Solo he conseguido esta escena en la que la expedición sube por la montaña, y Jane está a punto de caer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada