- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 24 de septiembre de 2014

CANTANDO BAJO LA LLUVIA

FECHA DE ESTRENO
27 de Marzo de 1952
TITULO ORIGINAL
Singin' in the Rain
DIRECTORES
Gene Kelly, Stanley Donen
PRODUCTOR
Arthur Freed
GUION
Betty Comden, Adolph Green
REPARTO
Gene Kelly (Don Lockwood), Donald O’Connor (Cosmo Brown), Debbie Reynolds (Kathy Selden), Jean Hagen (Lina Lamont), Millard Mitchell (R.F. Simpson), Cyd Charisse (Bailarina), Douglas Fowley (Roscoe Dexter), Rita Moreno (Zelda Zanders)
CINEMATOGRAFÍA
Harold Rosson
BANDA SONORA
Nacio Herb Brown
DISTRIBUIDA POR:
Metro-Goldwyn-Mayer
DURACIÓN
103 minutos

KATHY SELDEN: “No existe nada que pueda separarnos. Nuestro amor perdurarás hasta que se enfríen las estrellas.”
DON LOCKWOOD: “¿Hasta que se enfríen las estrellas? Kathy te quiero.”
KATHY SELDEN: “Don, yo…”
DON LOCKWOOD: “Kathy estoy impaciente de terminar esta película. Se acabaran los secretos. Se lo diré a Lina, se lo diré a todo el mundo.”
KATHY SELDEN: “Tus admiradoras sufrirán una decepción.”
DON LOCKWOOD: “Para mí ya solo existe en el mundo una admiradora.”

CURIOSIDADES
A pesar de haberse convertido en todo icono de los musicales, y contar con algunos números memorables del género, la película tuvo un éxito muy moderado cuando fue estrenada. Gene Kelly no fue la primera opción para el papel de Don Lockwood. El papel recayó inicialmente en Howard Keel, pero fue reemplazado por Kelly debido a que los guionistas habían hecho que el personaje evolucionara desde ser un actor de Westerns a un actor de musicales. El personaje de Cosmo Brown estaba basado en el actor Oscar Levant, pero finalmente se optó por que fuera interpretado por Donald O’Connor por su excelente vena cómica. 
En los inicios de la producción, se barajaron varias actrices para el papel de Kathy Selden. Sin embargo, los directores Stanley Donen y Gene Kelly siempre han insistido en que Debbie Reynolds había sido siempre la primera en mente para el papel. Aunque la película utiliza la idea de que Kathy tiene que doblar la voz de Lina, en la escena de amor de los protagonistas fue Jean Hagen quien utilizó su verdadera voz. La propia Reynolds fue doblada en las canciones “Would You?” y “You Are my Lucky Star” por Betty Noyes, quien no recibió crédito alguno.
Para el papel de Lina Lamont, se consideró seriamente el contar con la actriz Judy Holliday, aunque esta sugirió que cambiaran de opinión y contaran con Jean Hagen, quien había sido su reemplazo en la producción de Broadway, “Born Yesterday”. Recién terminado su papel en “La Jungla de Asfalto” (1950), Hagen realizó una prueba ante el productor Arthur Freed, a la que añadió una imitación del personaje de Holliday, Billie Dawn, lo cual hizo que se hiciera con el papel. Su personaje está basado en la estrella del cine mudo, Norma Talmadge, cuya popularidad se vino abajo cuando comenzaron a estrenarse las películas habladas.
Durante la famosa escena en la que Gene Kelly canta “Cantando Bajo la Lluvia”, haciendo girar un paraguas, saltando sobre charcos, y quedando calado hasta los huesos, el actor se encontraba enfermo. De hecho, tenía una fiebre de treinta y nueve grados. La lluvia durante la escena provocó que el traje de algodón de Gene Kelly encogiera durante el rodaje. Un mito extendido era que Gene Kelly había logrado realizar todo el número musical en una sola toma, gracias a que las cámaras estaban colocadas estratégicamente en distintas ubicaciones. Sin embargo esto no es verdad, ya que rodar la secuencia requirió un total de tres días. Otro muto era que la lluvia estaba mezclada con leche para que las gotas fueran captadas por la cámara. Dicho efecto se logró con gran dificultad mediante el uso de retroiluminación.
Debbie Reynolds no era bailarina en la época en que participó en “Cantando Bajo la Lluvia”. Simplemente tenía experiencia como gimnasta. Aparentemente, Gene Kelly llegó a despreciarla por su falta de experiencia en el baile, lo que afectó seriamente a la actriz. 
Durante un nuevo encuentro, en el que Fred Astaire se encontraba en el estudio, el famoso bailarín encontró a Reynolds llorando debajo de un piano. Al escuchar lo que había ocurrido, Fred Astaire se ofreció voluntario para ayudarla con el baile. Más adelante, Gene Kelly reconoció que no había sido amable con Reynolds, y que se había sorprendido al ver que la joven todavía estaba dispuesta a hablarle tras la negativa experiencia. Después de rodar el número de “Good Morning”, los pies de Reynolds sangraban. Años más tarde, Debbie Reynolds declararía que dar a luz y el rodaje de la película habían sido las dos cosas más difíciles que había hecho en toda su vida. No fue la única en tener problemas, ya que Donald O’Connor tuvo que ser hospitalizado tras rodar el número musical “Haz Reír”. El motivo principal de este percance se debió a que fumaba hasta cuatro paquetes de cigarrillos diarios.
Con el paso del tiempo, Debbie Reynolds se hizo con la mayor parte del vestuario de la película. 
La razón no era otra que su impresionante colección de vestuario y objetos originales de diferentes películas, la cual almacenaba en su propia casa. La mayor parte de esos objetos fueron vendidos durante una subasta en Hollywood, la cual tuvo lugar en el año 2011. Aunque la mayoría de los objetos fueron vendidos a coleccionistas privados, y el traje y zapatos de Donald O’Connor, utilizados durante el número musical “Fit As a Fiddle”, fueron adquiridos por “Costume World, Inc.”. En la actualidad están expuestos en el Museo de Colección Mundial de Vestuario de Broadway, ubicado en Pompano Beach, Florida.
La película recibió dos nominaciones a los Oscars. Una fue a la Mejor Actriz Secundaria (Jean Hagen); y la otra a la Mejor Banda Sonora Original. Sin embargo, perdió en ambas categorías contra “Cautivos del Mal” y “Con una Canción en mi Corazón” respectivamente.

NOTA PERSONAL
Se trata de uno de mis musicales favoritos, y además uno de los primeros que vi en televisión. La película mezcla grandes y Miticos números musicales, coreografías muy originales, canciones de las que se quedan grabadas, romance, y un gran sentido del humor que siempre logra hacerme reír.
Comenzaré por los actores. Todos me parecen formidables, pero reconozco que esta es otra de esas ocasiones en las que siempre he disfrutado mucho más de los actores secundarios que de los principales. Mi personaje favorito es sin duda el de la “villana” Lina Lamont, brillantemente interpretado por la genial Jean Hagen. Todas sus escenas consiguen siempre arrancar carcajadas múltiples. Su voz chillona, sus gestos superficiales pero cómicos, son el mayor aliciente cómico de la película. Las escenas de la grabación de sonido, incluyendo los problemas que tiene con los micrófonos, se mantienen como las más hilarantes de toda la película. Incluso en sus momentos “malvados”, me resulta imposible contener la carcajada.
Por supuesto, el siguiente personaje es el de Donald O’Connor, que interpreta a un divertido Cosmo Brown. Quizás es cierto que el personaje me gustaba mucho más cuando solamente era un crio, ya que en la actualidad me parece más cargante y sobreactuado. A pesar de eso, sigue teniendo escenas memorables, aunque creo que Jean Hagen le eclipsa claramente.
Gene Kelly y Debbie Reynolds proporcionan el romance necesario para que la historia funcione como es debido. Sus personajes tienen algún que otro momento divertido, pero sus escenas se centran más en la relación que se desarrolla entre ellos. En ese sentido, dicha relación funciona a la perfección y resulta hasta creíble. Su relación comienza por la confrontación entre ambos, pero a medida que la trama se desarrolla resulta evidente que tienen más cosas en común de lo que pueda aparecer inicialmente. Evidentemente, Jean Hagen también cumple un papel fundamental en ese curioso triangulo que se forma entre ellos.
Muchos de los números musicales son simplemente memorables. Mis dos favoritos son “Cantando Bajo la Lluvia” y “Good Morning”. 
El primero fue extremadamente original para la época, y se ha convertido en todo un número icónico en la historia de los musicales. Resulta más admirable al saberse que Gene Kelly estaba seriamente enfermo durante el rodaje de dicha coreografía. “Good Morning” siempre me ha gustado, pues me parece muy simbólico de la amistad del insólito trio. Estos aspectos convierten esta película en todo un clásico.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Don Lockwood y Lina Lamont son dos grandes estrellas del cine que acuden al estreno de su última película. A la llegada al cine, Don Lockwood adorna la historia de sus orígenes asegurando que nunca perdió la dignidad en ningún momento. En realidad sus inicios fueron modestos y a menudo humillantes. Comenzó con su mejor amigo, Cosmo Brown tocando música en bares, realizando números de baile en diferentes antros, hasta que Don logró comenzar su carrera como especialista en películas de acción, en la productora “Monumental Pictures”. 
En una de estas películas conoció a Lina Lamont, quien le ignoró considerándole muy por debajo de su nivel. Sin embargo, cuando Don recibe una oferta para trabajar como actor protagonista, la actriz comienza a mostrar interés hacia él. Cosmo continuó a su lado como compositor. A medida que la pareja crecía en éxito, en el mundo de las películas mudas, el estudio decidió alimentar los rumores de que ambos mantenían una relación para incrementar su popularidad. Lina Lamont acabó convenciéndose a sí misma de que esto era una realidad. Sin embargo, Don no la soporta considerándola vanidosa y arrogante. El estudio no permite que Lina hable en público debido a su voz extremadamente chillona.
Tras el estreno, Don se ve obligado a escapar de una horda de fans desatadas, subiendo en un coche que pasa conducido por una joven. Su nombre es Kathy Selden, y le asegura ser actriz de teatro, llegando a burlarse de las dotes actorales de Don, y en general de todas las películas mudas a las que considera ridículas. 
Esto indigna Don, pero al mismo tiempo le hace dudar de su propio talento. Kathy deja a Don en la fiesta que se celebra tras el estreno. Allí, Don y el resto del equipo de la película asisten a una demostración de un fragmento de película hablada, pero ninguno de los asistentes queda impresionado. Como sorpresa, aparece una gran tarta para celebrar el éxito de la película, de la cual surge Kathy para diversión de Don. De esta forma se descubre que Kathy no es más que una chica de coro. Furiosa ante las burlas de Don, Kathy intenta arrojarle una tarta que acaba en la cara de Lina. Don se siente interesado por la joven, pero Kathy sale corriendo.
Tras días buscándola, Don descubre que fue despedida, por lo que se siente culpable. Sin embargo, no tarda en descubrir que Lina ha sido la responsable del despido, al sentirse celosa y queriendo vengarse del tartazo. La pareja de artistas comienza a rodar su nueva película, “El Caballero Dualista”. Sin embargo, el rodaje es interrumpido por el propietario del estudio, que anuncia que el estreno de una película hablada ha sido un éxito, y que el público exige más. 
Debido a esto, “El Caballero Duelista” se convertirá en una película hablada. Durante los preparativos, Don localiza a Kathy, quien recibe un papel en la película debido a su encanto. Kathy se disculpa ante Don por todo lo que le había dicho, pero este admite que sus palabras le hicieron reflexionar. La pareja no tarda en comenzar a enamorarse. Para evitar la ira de Lina, deciden ocultarle la presencia de Kathy.
Tras someter a Don y Lina a clases de dicción, comienza el rodaje de su primera película hablada. Dicho rodaje está lleno de dificultades debido al sonido, a menudo en situaciones hilarantes. Sin embargo, el mayor problema reside en la voz chillona de Lina. Se selecciona a un público para realizar un estreno de prueba, el cual termina convirtiéndose en un absoluto desastre de sonido, y a mitad de la película en sonido y las imágenes quedan desincronizados, provocando las carcajadas de los asistentes. Tras el desastre, el equipo se percata de que solo queda un mes para el estreno. Tras la muestra, Don, Kathy y Cosmo tienen la ida de convertir la película en un musical. Sin embargo, existe un problema. Lina no sabe cantar, hablar ni bailar. 
Cosmo tiene la idea de que Kathy doble la voz de Lina en toda la película. Tras esto, Kathy y Don se despiden con un beso, y el actor canta bajo la lluvia sintiéndose feliz por primera vez.
El productor R.F. queda entusiasmado con la idea, pero preocupado por la reacción de Lina decide que todo debe quedar en secreto hasta el estreno. También considera que hay que cambiar el título, ya que “El Caballero Duelista” no es adecuado para un musical. Cosmo decide que el título pase a ser “El Caballero Danzarín”. También deciden incluir un número moderno de Broadway. Se realizan las grabaciones de la voz de Kathy, y también las de Lina para que no sospeche nada. Sin embargo, Lina descubre la verdad cuando el rodaje ha finalizado; y que R.F. le dará crédito de protagonista y prepara una gran campaña publicitaria para la joven. También descubre a Don y Kathy besándose, y se enfurece al descubrir que ambos van a casarse. Los abogados de Lina le comunican que puede denunciar al estudio. Para evitarlo, Lina exige que Kathy continúe trabajando para Lina, doblando su voz. R.F. se ve obligado a aceptar sus demandas
El estreno de “Caballero Danzarín” se convierte en todo un éxito. Tras finalizar la película, Lina le comunica a Don que Kathy no tendrá otra  opción que seguir doblándola, pues tiene un contrato de cinco años. Kathy se ve incapaz de negarse debido a dicho contrato. El público aclama a Lina Lamont y esta les dirige unas palabras llena de orgullo. Don, Cosmo y R.F. no se lo impiden para que quede en evidencia. El público se queda sorprendido ante su chillona voz, exigiéndole que cante. Don le explica a Lina que Kathy la doblara detrás del telón. De esta forma, Lina interpreta la canción “Cantando Bajo la Lluvia”. Mientras actúa, Don, Cosmo y R.F. alzan el telón revelando todo el engaño al público. Kathy sale corriendo avergonzada, pero Don declara ante todo el público que ella es la verdadera estrella de la película. Ambos cantan “Lucky Star”, y tiempo después contemplan el anuncio de su nueva película “Cantando Bajo la Lluvia”, mientras se funden en un beso.

ESCENA
No puede haber otra escena más memorable que la del número musical de Gene Kelly “Cantando Bajo la Lluvia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada