- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 26 de junio de 2013

VIVE Y DEJA MORIR

FECHA DE ESTRENO
27 de Junio de 1973
TITULO ORIGINAL
Live and Let Die
DIRECTOR
Guy Hamilton
PRODUCTORES
Harry Saltzman, Albert R Broccoli
GUION
Tom Mankiewicz
Basado en la novela de Ian Fleming
REPARTO
Roger Moore (James Bond), Yaphet Kotto (Doctor Kananga / Mister Big), Jane Seymour (Solitaire), Julius Harris (Tee Hee Johnson), David Hedison (Felix Leiter), Gloria Hendry (Rosie Carver), Clifton James (Sheriff JW Pepper), Geoffrey Holder (Barón Samedi), Bernard Lee (M), Roy Stewart (Quarrel Junior), Earl Jolly Brown (Susurro), Tommy Lane (Adam), Lois Maxwell (Señorita Moneypenny), Madeline Smith (Señorita Caruso)
CINEMATOGRAFÍA
Ted Moore
BANDA SONORA
George Martin
DISTRIBUIDA POR:
United Artists
DURACIÓN
121 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
  
SOLITAIRE: “Al fin tuvo que pasar. Como le ocurrió a mi madre, y a su madre también.”
JAMES BOND: “Por supuesto que sí. Tú eres una prueba palpable de ello. ¿No? Vamos anímate cariño. Todo hay que empezarlo un día u otro. Ahora dime, ¿Dónde está Kananga?”
SOLITAIRE: “No puedo verlo.”
JAMES BOND: “Sí, las cartas te las traeré.”
SOLITAIRE: “No.”
JAMES BOND: “No tienes por qué asustarte. Pronto estarás libre de él, te lo prometo. Te doy mi palabra. Solo necesito unos informes, eso es todo.”
SOLITAIRE: “El poder, lo he perdido. La gran sacerdotisa ha dejado de ser la esposa del príncipe, el puente espiritual de la iglesia secreta. Era mi destino, al inducirme al amor terrenal, las mismas cartas me han despojado de mi poder.”
  
TEE HEE JOHNSON: “Hay dos maneras de matar a un cocodrilo. ¿Sabe?”
JAMES BOND: “Supongo que no le interesará explicarme cuales son. ¿Verdad?”
TEE HEE JOHNSON: “Una de ellas es clavándoles un lápiz en la concavidad que tienen detrás de los ojos.”
JAMES BOND: “¿Y la otra?”
TEE HEE JOHNSON: “La otra es mucho más sencilla. Se les mete la mano en la boca, y se les arranca los dientes.”
  
CURIOSIDADES
Mientras se rodaba “Diamantes Para la Eternidad”, “Vive y Deja Morir” fue elegida como la siguiente novela de Ian Fleming para ser adaptada. Esto se debió a que el guionista, Tom Mankiewicz, pensaba que sería atrevido utilizar villanos negros, como los Panteras Negras y otros movimientos raciales que estaban activos en aquel entonces. Se escogió de nuevo a Guy Hamilton para dirigir, y como era un fan del jazz, Mankiewicz le sugirió que rodara en Nueva Orleans. Hamilton no deseaba utilizar el Mardi Gras, debido a que “Operación Trueno” había hecho uso de una festividad similar conocida como Junkanoo.
Tras varias consideraciones decidió usar dos aspectos populares de la ciudad, los funerales de jazz y los canales.
Buscando ubicaciones en Jamaica, el equipo descubrió una granja de cocodrilos que pertenecía a Ross Kananga, tras pasar un cartel de advertencia en el que se podía leer “los intrusos serán comidos”. La granja fue incluida en el guion, y también inspiró a Mankiewicz para nombrar Kananga al villano de la película.
Broccoli y Saltzman intentaron convencer a Sean Connery para que regresara en el papel de 007, pero este se negó. Los dos productores se dirigieron a Clint Eastwood, quien tenía un éxito reciente gracias a “Harry el Sucio”, y aunque este lo consideró un halago, rechazó la oferta alegando que Bond debía ser interpretado por un británico. Entre los actores que fueron puestos a prueba para el papel de Bond, se encontraban Julian Glover, John Gavin, Jeremy Brett, Simon Oates, John Ronane, y William Gaunt. El candidato favorito para el papel era Michael Billington.
United Artists querían que un americano interpretara a Bond; y consideraron a Burt Reynolds, Paul Newman y Robert Redford para el papel. Sin embargo, Broccoli insistió en que el papel debía ser interpretado por un británico, y presentó a Roger Moore como candidato. El papel terminó recayendo sobre Moore, quien había sido considerado por los productores para el papel antes de “Agente 007 Contra el Doctor No”, y “007 al Servicio Secreto de Su Majestad”. Roger Moore se esforzó por no intentar imitar a Sean Conner, y Mankiewicz adaptó el guion para darle un toque más humorístico. Billington terminaría por recibir un breve papel como villano al principio de “La Espía que me Amo”.
Mankiewicz consideró convertir al personaje de Solitaire en una mujer negra, con Diana Ross como su elección principal para el papel. Sin embargo, Broccoli y Saltzman decidieron permanecer fieles a la descripción de Fleming de una mujer blanca.
Tras considerar a Catherine Deneuve para el papel, este recayó sobre Jane Seymour, quien había participado en la serie de televisión “La Línea Onedin”. Yaphet Kotto aceptó el papel del villano, alegando que le gustaba el interés de Kananga por lo oculto, intentando controlar pasado, presente y futuro. Está fue la única película de la saga, hasta el año 2002, en la que el personaje de Q no aparecía.
El rodaje comenzó en octubre de 1972, en Luisiana. Se sufrió un retraso cuando Roger Moore fue diagnosticado con piedras en el riñón. En noviembre, el rodaje se trasladó a Jamaica, que sirvió como ubicación del ficticio San Monique. En diciembre, la producción se dividió en dos equipos, uno en interiores de los Estudios Pinewood, y otro rodando en Harlem, donde los productores pagaron dinero para que una banda local asegurara la protección del equipo. Cuando se les acabó el dinero para dicho propósito, se les “animó” a marcharse.
Ross Kananga sugirió escapar de los cocodrilos saltando sobre sus lomos, y fue reclutado para realizar la escena, que requirió cinco tomas para ser completada, incluyendo una en la que un cocodrilo mordió sus pantalones.
La escena de las serpientes también tuvo dificultades, y Geoffrey Holder solo aceptó caer en el ataúd lleno de los reptiles porque la Princesa Alexandra estaba visitando el decorado. La persecución de lanchas motoras fue rodada en Luisiana, y fue interrumpida debido a inundaciones. Se usaron veintiséis lanchas motoras para la escena, y diecisiete fueron destruidos durante los ensayos.
John Barry no estaba disponible para la banda sonora, por lo que los productores le pidieron a Paul McCartney que escribiera la canción principal. Debido a que su suelto era demasiado alto, se escogió a George Martin, quien había sido productor de McCartney durante su tiempo con “Los Beatles”, para componer la banda sonora. La canción fue escrita por McCartney y su esposa Linda, convirtiéndose en la primera canción de rock usada en una película  de James Bond, y convirtiéndose en muy popular en el Reino Unido.
Con un presupuesto de siete millones de dólares, el film logró recaudar casi ciento sesenta y dos. La crítica se mostró dividida ante la interpretación de Bond por parte de Roger Moore, pero en lo relativo al villano, mayoritariamente lo señalaron como el pero hasta la fecha. La película recibió una nominación a los Oscars para la Mejor Canción Original, pero la perdió contra la canción “The Way We Were” de la película “Tal Como Éramos”.
  
NOTA PERSONAL
Debo empezar señalando que cuando empecé a ver películas de James Bond, en mi adolescencia, el personaje ya estaba siendo interpretado por Roger Moore. Quizás por esta razón siempre he sido un gran fan del actor, y este ha sido mi James Bond favorito. Evidentemente, Sean Connery era genial como el agente, pero siempre me ha parecido que el toque picaresco de Moore, y ese sentido del humor tan británico le hacían completamente genial.
En lo relativo a la película que se analiza hoy, siendo la primera de Roger Moore, tardé bastante tiempo en poder verla. De hecho lo hice durante mi estancia en Estados Unidos, siendo una de esas pocas películas del agente secreto que se me habían pasado. La verdad es que me encantó, a pesar de que la crítica siempre se ha mostrado dividida acerca del argumento. Todo lo relacionado con el vudú, y el ambiente característicamente sureño del film me embaucó por completo. Quizás en parte se deba a que por aquel entonces me encontraba en el sur de los Estados Unidos. Hay escenas formidables como el funeral de jazz para realizar un asesinato, Bond atrapado entre cocodrilos, el Sheriff inepto inmerso en la persecución de lanchas motoras, y el sacrificio vudú entre otras.
En lo relativo a los personajes, debo reconocer mi debilidad por el de Solitaire, a quien considero una de las mejores Chicas Bond de toda la saga.
La idea de una sacerdotisa del tarot capaz de ver el futuro, pero con el riesgo de perder sus poderes al perder su virginidad me pareció absolutamente brillante. La convierte en una Chica Bond fuertemente vulnerable al cruzarse con el agente secreto. Kananga me pareció bastante plano como villano, pero debo admitir que todos sus secuaces me encantaron. Susurro mostraba ese toque de humor como hombre grande que apenas tiene voz, y Tee Hee ese toque de maldad que fascina gracias a su brazo mecánico, y su risa desconcertante. Sin embargo debo admitir que me quedé con el Barón Samedi, quien aportaba ese toque esotérico que tanto me gustó en la película.
En definitiva, sin ser una película de Bond espectacular, debo reconocer que siempre ha sido una de mis favoritas por estos motivos.
  
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Tres agentes británicos del MI6, incluido uno de préstamo al gobierno Americano, son asesinados en veinticuatro horas, en misteriosas circunstancias. Los tres agentes estaban vigilando las actividades del Doctor Kananga, dictador de una pequeña isla del Caribe conocida como San Monique. James Bond es enviado a Nueva York para investigar el primer asesinato. Kananga también se encuentra en Nueva York, visitando Naciones Unidas. Después de la llegada de Bond, su chofer es asesinado por un motorista, y Bond está a punto de fallecer estrellado de camino a una reunión con Felix Leiter, de la CIA.
El rastro de la matrícula del asesino lleva a Bond hasta un hombre llamado Mister Big. Se trata de un gánster despiadado que lleva una cadena de restaurantes “Fillet of Soul” por todos los Estados Unidos. En uno de los restaurantes, Bond conoce a Solitaire, una hermosa virgen experta en el tarot, con  la habilidad de ver el futuro y eventos remotos en el presente.
Mister Bing, que no es otra cosa que un alias usado por Kananga, ordena a sus hombres que maten a Bond, pero este logra escapar. Bond se dirige a San Monique, donde conoce a Rosie Carver, un agente doble de la CIA. Ambos se reúnen con un amigo de Bond, llamado Quarrel Junior, quien les lleva en barco a la residencia de Solitaire. Bond sospecha que Rosie está trabajando para Kananga, y antes de hacerla confesar, Rosie recibe un disparo, mediante un mecanismo remoto usado por Kananga, y fallece. En la casa de Solitaire, Bond utiliza una baraja de cartas amañadas que solo contienen la de “El Amante”, para que la joven crea que la seducción es parte inevitable de su futuro. Después de esto la seduce y mantiene relaciones sexuales con ella. Al perder su virginidad, Solitaire pierde su habilidad para predecir el futuro, por lo que decide cooperar con Bond para acabar con la amenaza de Kananga, quien la mataría al ver que ya no posee los mencionados poderes.
Bond y Solitaire escapan en barco y vuelan hasta Nueva Orleans. Allí, Bond es capturado por “Mister Big”, quien le revela ser Kananga. Se descubre que Kananga está produciendo dos toneladas de heroína, y protege sus plantaciones explotando el miedo de los locales por el vudú y lo oculto.
Con el alias de Mister Big, planea distribuir la heroína gratis en sus restaurantes, lo que incrementará el número de adictos. Kananga también opina que esto hará que otros traficantes no sean capaces de competir con él, y que podrá incrementar el precio de la droga llevándole a la bancarrota.
Kananga le pregunta a Bond si se ha acostado con Solitaire. Al descubrir que lo ha hecho, Kananga entrega a Solitaire al Barón Samedi para que la sacrifique, ya que su habilidad para ver el futuro ha desaparecido.
Mientras tanto, Tee Hee Johnson, secuaz con un brazo y garra mecánica, lleva a Bond a una granja de cocodrilos en Luisiana, para que le devoren. Bond logra escapar saltando por encima de los lomos de los cocodrilos, incendia la granja, y escapa en una lancha motora. Tras esto es perseguido por los hombres de Kananga, así como por un Sheriff local y la policía, hasta que se les revela que se trata de un agente secreto.
De regreso en San Monique, Bond rescata a Solitaire de un sacrificio vudú, y acaba con el Barón Samedi al arrojarle sobre un ataúd repleto de serpientes venenosas.
Bond y Solitaire utilizan un ascensor oculto en el cementerio para descender a la guarida secreta de Kananga, pero son capturados. Kananga corta el brazo de Bond y se prepara para hacer que el agente y Solitaire comiencen a descender con una grúa sobre un tanque que contiene un tiburón. Bond logra escapar y hace que Kananga se trague una bala para tiburones, que provoca que su cuerpo se infle como un globo, ascendiendo hasta el techo, donde explota.
Con la misión finalizada, Felix se despide de Bond y Solitaire, quienes parten en tren. Tee Hee Johnson les sigue e intenta matar a Bond. Sin embargo, Bond inutiliza su brazo mecánico y le arroja por la ventana. Bond se reúne con Solitaire, mientras que se contempla al Barón Samedi, sentando en frente del tren, riendo.
  
ESCENA
Este es un tráiler elaborado por el usuario “Claalc”, que resume la película a través de sus mejores escenas.
 

1 comentario:

  1. A mi de esta película me encanta la escena en la que James le dice a Solitaire que si salía la carta de los amantes se acostaban y después de salir y empezar a besarse se descubre que todas las cartas son iguales, me pareció un poco repetitiva la escena del villano en el tren mientras está con la chica.

    ResponderEliminar