- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 18 de abril de 2012

TITANIC

FECHA DE ESTRENO
1 de Noviembre de 1997
TITULO ORIGINAL
Titanic
DIRECTOR
James Cameron
PRODUCTORES
James Cameron, Jon Landau
GUION
James Cameron
REPARTO
Leonardo DiCaprio (Jack Dawson), Kate Winslet (Rose DeWitt Bukater / Dawson), Billy Zane (Caledon Nathan Hockley), Frances Fisher (Ruth DeWitt Bukater), Gloria Stuart (Rose Dawson Calvert), Bill Paxton (Brock Lovett), Suzy Amis (Lizzy Calvert), Danny Nucci (Fabrizio De Rossi), David Warner (Spider Lovejoy), Jason Barry (Thomas Ryan), Kathy Bates (Molly Brown), Victor Garber (Thomas Andrews), Bernard Hill (Capitán Edward John Smith), Jonathan Hyde (Joseph Bruce Ismay), Eric Braeden (John Jacob Astor IV), Bernard Fox (Coronel Archibald Gracie IV), Michael Ensign (Benjamin Guggenheim), Jonathan Evans-Jones (Wallace Hartley), Ewan Stewart (William Murdock)
CINEMATOGRAFÍA
Russell Carpenter
BANDA SONORA
James Horner
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures, 20th Century Fox
DURACIÓN
194 minutos

JACK DAWSON: “Verá, siempre llevo todo cuanto necesito: aire en mis pulmones, y unas hojas de papel en blanco. Me encanta despertarme por la mañana sin saber lo que va a ocurrir, a quien conoceré, o a donde me llevará la vida. Hace unas noches dormía bajo un puente, y ahora estoy aquí, en el buque más grande del mundo, bebiendo champagne con personas distinguidas. Creo firmemente que la vida es un regalo y no pienso desperdiciarla. Nunca se sabe que cartas te repartirán la próxima vez. Aprendes a aceptar la vida tal como viene. Así cada día cuenta.”

ROSE DAWSON CALVERT: “Mil quinientas personas perecieron en el mar cuando el Titanic se hundió bajo nuestros pies. Hubo veinte botes con supervivientes, y solo uno regresó para ayudar, uno. Seis personas pudieron ser recuperadas del mar con vida, incluyéndome a mi, seis de mil quinientas. Después, las setecientas personas de los botes tuvieron que resignarse a esperar. Esperar a morir, esperar a vivir, esperar una absolución que nunca llegaría.”


CURIOSIDADES
James Cameron sentía una gran fascinación con los desastres marítimos, de entre los cuales consideraba al Titanic la montaña Everest de todos ellos. Había logrado superar esa parte de su vida que le empujaba a embarcarse en una expedición bajo el agua, pero al mismo tiempo sentía un ansia mental por vivir la vida que había dejado atrás, al pasar de estudiante de ciencias a estudiante de arte. Cuando surgió un film mostrando los restos del Titanic en el fondo del océano, decidió conseguir fondos de Hollywood para costear una nueva expedición al lugar. Inicialmente no tenía la intención de crear una película, estando solo interesado el visitar el lugar. Sin embargo esto cambió.
Cameron realizó el borrador para una película sobre el Titanic, presentándola como la historia de “Romeo y Julieta en el Titanic” ante los ejecutivos de 20th Century Fox. Señaló que duraría tres horas, costaría alrededor de ciento cincuenta millones de dólares, y sarcásticamente señaló que no habría una segunda parte. Ni que decir tiene, que los ejecutivos se mostraron escépticos ante la idea, pero deseosos de realizar futuros proyectos con el director, le dieron luz verde.
Cameron convenció a Fox para que promocionase la película basando la publicidad en la grabación de los restos del Titanic, y organizó varios viajes al lugar durante un periodo de dos años. Cada viaje exploraba distintos rincones de los restos del barco, y varias de las tomas serían utilizadas en escenas de la película, como por ejemplo cuando el equipo localizaba la caja fuerte en la que debía estar el diamante. Cameron había alegado que crear estas tomas con efectos especiales solo habría costado un treinta por ciento menos de lo que costaba realizar las inmersiones en la localización de los restos. El equipo rodó los restos un total de quince veces en 1995, pasando más tiempo con el barco del que habían pasado sus pasajeros reales. A la profundidad en la que se encontraban los restos, la presión del agua era de alrededor de 2700 kilos por cada dos centímetros y medio, con lo que cualquier defecto en la superestructura del submarino podía suponer la muerte de sus pasajeros. No solo era arriesgado, sino que además condiciones adversas impedían que Cameron obtuviera tomas de calidad. Durante una de las inmersiones, uno de los sumergibles chocó contra el casco del Titanic, dañando a ambos, y dejando restos de una hélice del sumergible sobre la superestructura del Titanic. La mampara externa del camarote del Capitán Smith se colapsó mostrando el interior, y el área de la entrada a la Gran Escalera también fue dañada. Sin embargo, estas visitas lograron que tanto Cameron como su equipo adquirieran un sentido de la realidad de la tragedia que consideraron esencial para la realización de la película.
Tras rodar estas tomas, Cameron comenzó a escribir. En el proceso deseaba honrar a las personas reales que habían perecido en el hundimiento, con lo que se pasó seis meses investigando a pasajeros y tripulación del Titanic. Prestó especial atención a la línea temporal de la última noche, y colaboró con varios historiadores expertos para que analizaran y comentaran lo escrito para que fuera ajustado. Prestó atención a detalles, incluyendo una escena en la que se mostraba el papel del barco Californian en el hundimiento, aunque dicha escena tuvo que ser eliminada. Su idea era visualizar los eventos del hundimiento como si se hubiera viajado atrás en el tiempo para contemplarlos.
Cameron definió el hundimiento del Titanic como una gran novela que había tenido lugar para convertirse en una lección moral. De dicha forma la película proporcionaría a los espectadores la oportunidad de vivir la historia real del barco y su tragedia. Los personajes representaban diferentes aspectos. Por una parte teníamos al buscador de tesoros Brock Lovett que representaba a aquellos que no habían sido capaces de conectar con el elemento humano de la tragedia. El romance entre Jack y Rose fue diseñado para impulsar dicha conexión humana, al destrozar dicha unión al final de película para que el espectador experimentara la sensación de perdida. Esta relación estaba unida al realismo del clasismo de la época, denotada en la diferencia entre las clases del barco. Al mismo tiempo, se incluyeron personajes reales que habían viajado en el Titanic, cuyo propósito era realizar la necesaria conexión histórica. Cameron señaló que todas sus películas eran historias de amor, aunque con Titanic había logrado el balance que siempre había deseado. No la consideraba tanto una película de desastres, pero más una historia de amor recubierta de meticulosos detalles históricos. Finalmente, Cameron utilizó el personaje de la anciana Rose para mostrar la relevancia de los años entre el desastre y el presente, y el como la tragedia podía seguir siendo relevante. El director señaló que el final dejaba abierto dos opciones a elegir por el espectador: una era que Rose soñaba con el rencuentro con Jack en el Titanic hundido, y la otra que había fallecido mientras dormía para reunirse con el resto de las víctimas, tras haber cumplido la promesa de llevar una vida plena.
Varias escenas tuvieron que ser eliminadas, y el final original de la película se cambió. En este, Brock Lovett y Lizzy Calver descubrían a la anciana Rose a punto de arrojar el diamante al océano. Antes de hacerlo permite que Lovett lo sostenga, ante lo que le recuerda que lo importante es el valor de la vida humana, y vivir el día a día. Rose arrojaba el diamante al mar, mientras Lovett le pide a Lizzy que baile con él.
La película se convirtió en la primera en empatar con “Ben-Hur” consiguiendo también once Oscars. Estos fueron a Mejor Película, Director, Canción Original, Banda Sonora, Sonido, Edición de Sonido, Dirección Artística, Cinematografía, Vestuario, Efectos Visuales, y Montaje. La película fue restrenada en tres dimensiones para conmemorar el centenario del hundimiento.

NOTA PERSONAL
Siempre he sentido una enorme fascinación sobre el Titanic, y mi tesis se baso en la estratificación social a bordo. Quizás por eso, me percaté de errores conceptuales de la película que no voy a entrar a analizar, pues me fascinó, y dejó impactado. No solo por ser la mejor película a la hora de mostrar la tragedia del hundimiento, sino por el concepto derivado de la historia de amor, que mostraba como algo puede quedar plantado en tu cabeza para el resto de tu vida. La película muestra como hay cosas que no se superan, pero con las que se aprende a vivir. Poco más puedo añadir ante esta colosal producción, cuya entrada había pospuesto, hasta que pasara el día del centenario de una tragedia que ha quedado grabada en nuestra historia.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1996, el buscador de tesoros Brock Lovett y su equipo se encuentran explorando los restos del Titanic en busca de un collar que contiene un diamante conocido como El Corazón del Mar. De entre los restos, el equipo consigue recuperar la caja de fuerte de su propietario, Cal Hockley. Sin embargo, dentro de la caja solo encuentran el dibujo de una mujer desnuda que lleva el collar puesto, y que contiene la fecha en la que se realizó, 14 de abril de 1912, la noche en la que el Titanic chocó contra el Iceberg que provocó su hundimiento. Este descubrimiento sale en las noticias, tras lo cual Brock recibe la llamada de una anciana de 102 años de edad llamada Rose Dawson Calvert. Esta declara que la mujer del dibujo es ella misma, y lo confirma preguntándoles si han localizado El Corazón del Mar. Rose es trasladada al barco de investigación en compañía de su nieta Lizzy Calvert. Rose revela que fue una superviviente del Titanic, que el diamante pertenecía a Cal Hockley, y que su verdadero nombre era Rose DeWitt Bukater, una pasajera de diecisiete años de edad que fue dada por muerta. Tras esto, comienza a narrar su experiencia a bordo del Titanic.
En el año 1912, Rose sube a bordo del Titanic con su prometido Cal Hockley, hijo de un magnate del acero procedente de Pittsburgh, y su madre Ruth DeWitt Bukater. Ruth se muestra obsesionada con el compromiso de Rose, ya que este solucionara los problemas financieros secretos que ambas heredaron de su esposo. Sin embargo, Rose se considera prisionera de un destino que no ha elegido. A bordo sube un joven americano llamado Jack Dawson, y su amigo italiano Fabrizio, que han conseguido pasajes de tercera clase en un juego de póker. En cubierta, Jack contempla a Rose, quedando fascinado por la joven. Esa misma noche, una desesperada Rose intenta suicidarse arrojándose al mar desde la popa del barco. Jack consigue convencerla para que no lo haga, y cuando la joven esta a punto de caer le salva la vida, lo que inicia un vínculo entre ambos. Cal y otros pasajeros llegan al lugar, ordenando a su guardaespaldas Lovejoy que le de una pequeña suma de dinero a Jack como recompensa. Jack omite la parte del suicidio, explicando que todo ha sido un mero accidente. Rose señala un agradecimiento pobre hacia quien le ha salvado la vida. Cal, comenzando a sentir celos, invita a Jack a cenar en primera clase al día siguiente. Tras el incidente, Cal le regala a Rose el Corazón del Mar, su regalo de compromiso.
Ese día, Jack y Rose conversan en cubierta, y la joven descubre el talento del joven como artista. Jack también se muestra comprensivo con la joven, que le explica su obligado compromiso. La amistad entre los jóvenes no es bien recibida por Ruth. Ante la inminente cena, la pasajera Molly Brown viste a Jack apropiadamente. Durante la cena, Jack defiende su postura ante la vida, disfrutar el día a día, y consigue la atención de los comensales, excepto Cal y Ruth. Tras la cena, Jack invita a Rose a una fiesta en tercera clase donde bailan y beben, pero son descubiertos por Lovejoy.
Irritado, Cal amenaza a Rose al día siguiente, mostrando su naturaleza violenta; mientras Ruth señala a su hija que no tienen otra opción de aceptar su destino como mujeres. El grupo conoce al diseñador del Titanic, Thomas Andrews, que les muestra el barco. Durante el tour, Rose descubre que el barco tiene botes salvavidas para meno de la mitad del pasaje. Por su parte el Capitán Smith recibe la orden de aumentar la velocidad, pues Ismay desea impresionar a todos en Nueva York llegando antes de la fecha marcada. Jack consigue encontrarse con Rose de nuevo, a la que lleva a proa, donde la pareja se besa por primera vez aceptando que se han enamorado, mientras el sol se pone por última vez para el Titanic.
Rose lleva a Jack a su camarote, donde le pide que la dibuje desnuda, llevando solamente el Corazón del Mar. Tras esto, los jóvenes se ven forzados a escapar de nuevo de Lovejoy, recorriendo la sala máquinas y llegando a un almacén, donde hacen el amor en un coche. Rose decide abandonar a su familia, y seguir con Jack cuando lleguen a Nueva York. De vuelta en cubierta, son testigos de como el Titanic choca con un Iceberg. Observando como el Capitán Smith ordena detener el barco, y escuchando que el accidente ha sido grabe, deciden advertir de lo ocurrido a Cal y Ruth.
Por su parte, Cal ha descubierto el dibujo de Rose junto al Corazón del Mar y una nota de su prometida que anuncia su deseo de abandonarle. Cuando la pareja se presenta en el camarote, Lovejoy introduce el diamante en el bolsillo de Jack, y este es acusado de haberle robado. Jack es llevado a un camarote inferior y esposado, mientras Andrews le confirma a Rose que el barco va a hundirse. A punto de subir a un bote con su madre y Molly Brown, Rose se percata de que todo ha sido un engaño, y abandona a Cal escupiéndole. Rose consigue liberar a Jack con un hacha, y ambos logran regresar a cubierta, ayudando a varios pasajeros de tercera a acceder a la misma.
La pareja se encuentra con Cal, que abriga a Rose con su abrigo, y ambos hombres convencen a Rose para que suba a un bote. Sin embargo, la joven decide volver a saltar al barco, explicándole a Jack que ambos sufrirán el mismo destino. En un acto de locura, Cal comienza a disparar sobre la pareja que escapa una vez más. Tras esto, Cal se percata de que el Corazón del Mar esta en el bolsillo del abrigo que le ha entregado a Rose. A medida que la situación se complica, Cal toma a un niño y finge ser su padre soltero, logrando una plaza en uno de los botes.
Jack y Rose llegan a la popa donde se conocieron, ahora elevada. El barco se parte de nuevo, y la popa queda suspendida verticalmente hasta que se sumerge. En el agua helada, Jack ayuda a Rose a subir a un panel de madera, y le hace prometerle que seguirá adelante viviendo una vida plena. Pasado un tiempo, un bote llega al lugar, pero Jack ha fallecido de hipotermia. Rose es rescatada y llevada a Nueva York a bordo del Carpathia, donde se oculta de Cal, viéndole por última vez. Años más tarde se suicidaría durante la Gran Depresión. Al llegar a Nueva York, Rose adopta el nombre falso de Rose Dawson para comenzar una nueva vida, sola. También descubre el Corazón del Mar en el bolsillo de su abrigo.
De nuevo en el presente, Rose finaliza su relato. Esa noche se acerca a la popa del barco y arroja el Corazón del Mar, que aun conserva, al océano. Mientras duerme, sus fotografías muestran que vivió su vida al máximo. En sueños o al fallecer, Rose se reúne con Jack en la Gran Escalera del Titanic, donde las víctimas presentes aplauden mientras la pareja se funde en un beso.

ESCENA
A punto de abandonar el Titanic en un bote, Rose decide regresar a bordo con Jack. “Si tú saltas, yo salto.”

2 comentarios:

  1. Titanic es de las pocas películas que he visto 2 veces en el cine, tenía 12 años la primera vez que fui a verla al cine con mi madre y unas vecinas y la segunda vez con 13 años ya cumplidos en verano fui a verla por segunda vez con mis primas lo cual me sorprendió que todavía no hubieran ido al cine a ver Titanic ya que me acuerdo que en el colegio y en todos lados todo el mundo hablaba de la película, cuando fui a verla por primera vez me gustó mucho la historia de amor de Jack y Rose, recuerdo tanto la primera vez como la segunda como todos lloraban por que Jack moría, a mi con esta película sentí pena pero nunca llegué a llorar cuando Jack muere solo me dio pena, aparte que Leonardo DiCaprio nunca me gustó como actor aunque interpreta bien su papel, Kate Winslett si me gustó su personaje y su interpretación y también me gustó las interpretaciones de Bernard Hill, Kathy Bates, Billy Zane, Frances Fisher y Gloria Stuart.
    Una película que mezcla ficción y realidad me gusta como reflejan la sociedad de la época como el clasismo es un obstáculo para que triunfe el amor de Rose y Jack, Rose se casa por dinero y está claro que ella no puede aportar ninguna dote al matrimonio si su padre solo le dejó deudas, también se llega a hablar de otras temas como las teorías de Freud.
    Hay muchas versiones de Titanic yo he visto una versión en blanco y negro, otra versión con Catherine Zeta Jones, incluso en la película de Sara Montiel la violetera sale el Titanic, también se menciona y afecta a los personajes de la serie de arriba y abajo y hay más versiones que no he visto como una de dibujos animados cuyos protagonistas están inspirados en Jack y Rose y me imagino que ahí le darán final feliz o la última versión que conozco de Titanic sangre y acero.
    No sabía que el final se podía interpretar de dos maneras yo siempre creí y toda persona que conozco y que ha visto la película que Rose muere y su alma se reúne con la de Jack en el más allá, yo al menos siempre lo voy a interpretar así.

    ResponderEliminar
  2. Me encantaba la historia del Titanic desde que en clase de historia nos la contaba por encima una de las profesoras, y aunque me contaron el final, me refiero al de la peli, no al del hundimiento, no hizo que me quedara sin ganas de verla ni mucho menos que no pudiera disfrutar de un clásico.

    ResponderEliminar