- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 13 de enero de 2010

UN CADAVER A LOS POSTRES

FECHA DE ESTRENO
23 de Junio de 1976
TITULO ORIGINAL
Murder by Death
DIRECTOR
Robert Moore
PRODUCTOR
Ray Stark
GUION
Neil Simon
REPARTO
Peter Sellers (Inspector Sidney Wang), Dick Charleston (David Niven), James Coco (Milo Perrier), Peter Falk (Sam Diamond), Elsa Lanchester (Jessica Marbles), Truman Capote (Lionel Twain), Alec Guinness (Jameseñor Bensonseñora), Nancy Walker (Yetta), Richard Narita (Willie Wang), Maggie Smith (Dora Charleston), James Cromwell (Marcel Cassette), Eileen Brennan (Tess Skeffinton), Estelle Winwood (Señora Withers)
CINEMATOGRAFÍA
David M Walsh
BANDA SONORA
Dave Grusin
DISTRIBUIDA POR:
Columbia Pictures
DURACIÓN
94 minutos

INSPECTOR WANG: “¿Habló usted?”
JESSICA MARBLES: “No.”
MILO PERRIER: “Yo tampoco.”
LIONEL TWAIN: “Hablé yo.”
INSPECTOR WANG: “Ah, allí, voz viene de vaca en pared.”
LIONEL TWAIN: “¡Alce, es un alce imbécil.”
MILO PERRIER: “¿Dónde esta? ¿Qué es lo que ha hecho con los otros energúmeno?”
LIONEL TWAIN: “¡Ajá! ¿Nervioso ya? ¿Necesita pistas señor Perrier?”
MILO PERRIER: “¿Pistas? No necesito que me las de usted, las busco solo. ¡Cretino! ¡Paranoico!”
INSPECTOR WANG: “Cálmese, hombre que discute con vaca en pared, como tren sin ruedas, no va a ninguna parte.”

JESSICA MARBLES: “¡Dios Mío! ¡Se quien es el asesino!”
SEÑORA WITHERS: “¿Lo sabemos?”
JESSICA MARBLES: “Sí Señorita Withers, el asesino es… ¡Cielos, un gas!”
SEÑORA WITHERS: “Lo siento, fue sin querer, perdón.”
JESSICA MARBLES: “No, no, otra clase de gas, de los que matan.”
SEÑORA WITHERS: “A veces mis gases.”

CURIOSIDADES
La película fue concebida como una parodia, a la par que mordaz critica hacia el genero de detectives, tanto en las novelas como en el cine. De hecho a principios de los años setenta el genero experimentó un auge en producciones tales como “Asesinato en el Orient Express”, o “Muerte en el Nilo”. Dichas producciones seguían la idea de contar con un reparto espectacular.
La idea era repetir un reparto espectacular en esta parodia. Orson Welles estuvo a punto de aceptar el papel del Inspector Wang, pero debido su compromiso con una obra de teatro en Italia, no pudo hacerlo. El papel de Dora Charleston le fue ofrecido a Myrna Loy, pero esta lo rechazó considerando que sería como interpretarse a si misma. Katharine Hepburn iba a interpretar a un personaje llamado Abigail Christian, que era un juego de palabras refiriéndose a Agatha Christie, pero al descubrir que Myrna Loy había rechazado el participar, decidió hacer lo mismo. Estelle Winwood recibió el papel, pero este sufrió varios cambios para convertirse en Jessica Marbles, y fue Elsa Lanchester quien lo interpretó. Winwood terminó adquiriendo el papel de la enfermera, y tenía noventa y tres años cuando lo interpretó. Es bien sabido que la rivalidad entre ambas actrices creaba a menudo situaciones tensas, y esta fue la última película de ambas. Truman Capote fue seleccionado para el antagonista, pero hubo serias dudas acerca de si convenía seleccionar a un verdadero actor, aunque se decidió no llevar a cabo dicho cambio. Peter Sellers mostró ser todo un bromista durante el rodaje, aunque Alec Guiness y Neil Simon no lo encontraron divertido, sino a menudo irritante. Fue durante el rodaje de esta película que Alec Guiness recibió la oferta de interpretar a Obi-Wan Kenobi en “La Guerra de las Galaxias”. El actor leyó el guión en los descansos del rodaje.
Neil Simon estuvo presente durante todo el rodaje para asegurarse de que podía supervisar cualquier cambio en su guión. Los detectives eran parodias de personajes de Agatha Christie, Earl Derr Biggers, y Dashiell Hammett. Como no se podía hacer uso de sus nombres originales, se les cambió ligeramente. Las creaciones de Christie, Hercule Poirot y Jane Marple pasaron a ser Milo Perrier y Jessica Marbles. La creación de Earl Derr Biggers, Charlie Chan pasó a ser Sidney Wang. Por último las creaciones de Dashiell Hammett, Nick Charles y Sam Spade pasaron a ser Dick Charleston, y Sam Diamond. Al servicio de Lionel Twain, se optó por un mayordomo ciego, y una cocinera sordomuda.
Para el sonido del timbre de la mansión, que era un aterrador grito de mujer, se utilizó el grito de la actriz Fay Wray en la película King Kong de 1933. A Alec Guiness se le ofreció reescribir cualquier cosa que no le gustara, pero este descarto cambios considerando que el proyecto era muy divertido. La película supuso el debut cinematográfico de James Cromwell. Peter Sellers había comprado participaciones del proyecto, sin embargo las vendió otra vez a los productores al estar convencido de que el film sería un desastre. Irónicamente, fue todo un éxito, y Sellers no pudo aprovecharse de las ganancias. Las caricaturas del póster y los créditos iniciales fueron diseñadas por el creador de “La Familia Adams”, Charles Addams. Toda la película fue rodada en Warner Bros Studios, en Burbank, California.
Algunas escenas fueron cortadas. En una Marbles y enfermera discutían el precio del viaje con su taxista. En otra Willie Wang creía poder resolver el caso al encontrar una pista que al final no servía para nada. En otra los Charleston estaban a punto de atropellar a la secretaria de Sam Diamond. Finalmente, al abandonar la mansión, Wang se cruzaba con parodias de Sherlock Holmes y Watson que llegaban tarde a la cena.

NOTA PERSONAL
Recuerdo ver esta película cuando en una reunión de primos se alquiló para que pasáramos la tarde entretenidos. Ni que decir tengo, que las carcajadas quedaron servidas ante esta genialidad de humor inteligente, que además cuenta con un excepcional reparto. Da gusto ver una época en la que un gran elenco de actores se prestaba sin dudarlo, para participar en una gran comedia.
Prácticamente toda la película esta plagada de momentos brillantes, juegos de palabras y situaciones desternillantes, y una confusa sucesión de acontecimientos que ayuda a la constante hilaridad. Sin embargo, no voy a negar que hay personajes más divertidos que otros. Peter Sellers es una de las grandes estrellas, con un personaje que sin duda da mucho juego, sus constantes proverbios, y su trato despectivo hacia su hijo adoptivo. Prácticamente todas las frases más geniales de la película se le pueden atribuir. Le sigue muy de cerca Peter Falk, con su personaje de Sam Diamond, y su sumisa secretaria Tess, que aportan una formidable parodia del detective duro, y su incondicional amante. El resto de las parejas tienen momentos divertidos, pero están más dispersos.
Pero lo que logra hacerse con esta película es sin duda el servicio de la mansión interpretado por Alec Guiness y Nancy Walker. La idea de un mayordomo ciego, y una cocinera sordomuda, me sigue pareciendo a día de hoy, de las más originales y logradas de la historia de la comedia de enredo en el cine. Guiness goza de momentos estelares, intentando pegar sellos en las cartas, explicando el origen de su nombre, atendiendo a los invitados, o sirviendo una sopa inexistente. Pero sin dudas sus escenas en la cocina, intentando comunicarse con la cocinera me parecieron desternillantes.
Al final todo se reduce a una parodia llevada excepcionalmente, y sin mayor pretensión que la de hacer reír al espectador. También prueba algo que siempre he tenido claro. Que hasta una buena comedia es capaz de multiplicar considerablemente su potencial, si se goza de un gran elenco de actores. Se trata de una película que no dejo de recomendar. No fue la única comedia que intento abordar el genero de los detectives, y otras como “Cluedo”, basada en el popular juego de mesa, intentaron abordar el mismo sentido del humor. Sin embargo “Un Cadáver a los Postres” ha logrado convertirse en todo un clásico de culto.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Un millonario excéntrico llamado Lionel Twain prepara cinco invitaciones para una cena con asesinato. Estas van dirigidas a los más celebres detectives, Inspector Wang, Milo Perrier, Dick Charleston, Sam Diamond, y Jessica Marbles. El mayordomo ciego de Twain se encarga de enviarlas.
En una noche cubierta de niebla, los invitados acuden a la mansión de Lionel Twain. El primero en llegar es el Inspector Wang con su hijo adoptivo Willie, al que trata como un sirviente. Como el resto de los invitados, sufren un intento de asesinato cuando una gárgola cae desde el tejado cerca de ellos. Después de esto son sorprendidos por un timbre que tiene como sonido el angustioso grito de terror de una mujer, y una maquinaria que hace parecer que esta lloviendo en el exterior. Los siguientes en llegar son Dick Charleston y su esposa Nora. La habitación de estos es la de la difunta señora Twain que ha sido mantenida igual que el día que murió, llena de telarañas y polvo. Sin embargo Charleston se da cuenta de que son falsas, para asustarles. Milo Perrier llega con su chófer Marcel, y Sam Diamond en compañía de su secretaria y amante, Tess. Tras arreglarse, las cuatro parejas se reúnen para tomar una copa antes de la cena, y recibir al último invitado, Jessica Marbles, y su anciana enfermera de la que ahora cuida. Mientras tanto, el cocinero ciego recibe a su nueva cocinera, sin enterarse de que es sordomuda. Las cinco parejas se sientan a cenar sobreviviendo a vino envenenado, y sables que caen del techo. Para colmo la sopa que el mayordomo sirve, no es más que aire, debido a la incomunicación de este con la cocinera. Tras la “no cena”, Lionel Twain se presenta ante ellos, y les informa que a media noche, alguien sentado a la mesa fallecerá, y que quien resuelva el crimen ganará un millón de dólares. Si nadie lo hace, Twain habrá probado que él es el mayor criminólogo de todos los tiempos. Tras esto, se va, cerrando todas las posibles salidas de la mansión.
Los diez invitados deciden permanecer en la mesa para asegurarse de que puedan evitar el crimen. Sin embargo, una histérica cocinera aparece para indicar con señas que el mayordomo ha sido asesinado. Surge la confusión ya que el mayordomo no estaba sentado a la mesa, ni es medianoche. Perrier, Marbles y Wang se dirigen a la cocina para investigar. Tras examinar al mayordomo, deciden solo se trata de una distracción para separarles, y que así se pueda cometer el crimen. Al regresar al salón, lo encuentran vacío. Twain les habla desde una cabeza de alce en la pared, y les indica que cierren la puerta, cuenten hasta tres y vuelvan a entrar. Al hacerlo, sus compañeros se encuentran de nuevo en el comedor.
La siguiente distracción consiste en unos disparos. En esta ocasión Dick Charleston, y Sam Diamond se dirigen a investigar a la cocina. Allí encuentran al mayordomo, pero desnudo y sin ningún orificio de bala. Al intentar volver al comedor, lo encuentran vacío. Y de vuelta en la cocina, encuentran el uniforme del mayordomo, pero el cuerpo ha desaparecido. Al volver a entrar en el comedor, todos llegan a la conclusión de que hay dos comedores corredizos. Perrier sale y entra para probarlo, pero aparece con el uniforme del mayordomo puesto.
Al llegar la medianoche todos se toman las manos, mientras se dan cuenta de que la cocinera ha desaparecido. Al llegar la medianoche todos respiran, y escuchan a alguien que llama a la puerta del comedor. Wang la abre para encontrar a Lionel Twain muerto de una puñalada en la espalda. Pronto se piensa en la cocinera, pero Diamond descubre que esta era un robot, y que por eso no tenía la capacidad de hablar ni escuchar.
Los diez invitados se dirigen a tomar una copa, y empiezan a presentar sus peculiares hipótesis, a cada cual más disparatada. También se desvela que cada uno de los grandes detectives tenía motivos para matar a Twain. Wang era hijo adoptivo de este, y había sufrido su abandono. Charleston había perdido su fortuna por culpa de él. Marbles había sido abandonada en el altar por Lionel Twain, su prometido. Twain había asesinado a la perrita pequinesa de Perrier. Por último, Sam Diamond había sido descubierto en un bar gay por el difunto anfitrión, que le chantajeaba.
Sin embargo, ninguno de ellos es capaz de llegar a una conclusión con lo que deciden irse a dormir, para intentar llegar a mejores conclusiones al día siguiente. Durante la noche, cada pareja es victima de un intento de asesinato. Los Wang quedan atrapados con una serpiente venenosa, los Charleston con un escorpión, el techo comienza a descender sobre Perrier y su chofer, y la habitación de Marbles y enfermera, comienza a ser inundada de gas. Finalmente, Sam Diamond y Tess descubren que tienen una bomba en la habitación.
En otro lugar, un hombre misterioso comienza a tachar los nombres de los invitados, hasta que Wang, cuyo hijo ha terminado con la serpiente le descubre como el mayordomo. Poco a poco, cada uno de los invitados va llegando. El escorpión picó a Dora Charleston, Marcel detuvo el techo con su fuerza, la enfermera de Marbles se tragó todo el gas, y Tess logró tirar la bomba por el retrete. Cada uno tiene su solución aludiendo que el mayordomo no es tal, sino algún asociado de Twain, o incluso su hija. Al final de la exposición de todas las soluciones, el mayordomo afirma que nadie ha resuelto el crimen, y retira una mascara revelando no ser otro que Lionel Twain.
Este celebra su victoria sobre los más grandes detectives del mundo, y les invita a marcharse. Las parejas se marchan, y Willie Wang se pregunta si al final de todo, alguien fue o no asesinado. Wang le asegura que el asesinado fue el fin de semana. Mientras tanto, en la mansión, Lionel Twain retira otra mascara más revelando que en realidad es la cocinera, que rompe a reír ante su victoria.

ESCENA
Sidney Wang, y su hijo adoptivo Willie llegan a la mansión de Lionel Twain para enfrentarse a la primera de una de sus trampas, y ser recibidos por un peculiar mayordomo.

7 comentarios:

  1. Me encanta esta película,la vi siendo un crío y se quedo grabada a fuego en mi memoria. Pocas veces una comedia de este tipo ha tenido tanta personalidad y un reparto tan espectacular como esta.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda muchas comedias podría aprender mucho de esta película. El reparto es formidable

    ResponderEliminar
  3. adoro esta pelicula,¡la mejor que he visto nunca!

    ResponderEliminar
  4. Esta es una de la mejores peliculas que yo he visto, espero que sigan haciendo peliculas como esta, por si acaso deberias hablar tambien sobre Clue la pelicula de 1985

    ResponderEliminar
  5. MMM NO ME CONVENCE QUE LA COSINERA SEA EN REALIDAD SOLO UNA SIMPLE COCINERA... ADEMAS HAY ALGUNOS PEQUEÑOS ERRORES EN EL ARGUMENTO PRESENTADO

    ResponderEliminar
  6. porfavor diganmen de que ganero es esta comedia ??

    ResponderEliminar
  7. Btardes...la vi hace muchisimo tiempo, pues me encanta esta serie de peliculas...
    Mi madre me inicio a ellas, que con gusto siempre veia.
    Saludos

    ResponderEliminar