- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 18 de junio de 2014

LA ESPÍA QUE ME AMÓ

FECHA DE ESTRENO
7 de Julio de 1977
TITULO ORIGINAL
The Spy Who Loved Me
DIRECTOR
Lewis Gilbert
PRODUCTOR
Albert R. Broccoli
GUION
Christopher Wood, Richard Maibaum
REPARTO
Roger Moore (James Bond), Barbara Bach (Anya Amasova), Curd Jürgens (Karl Stromberg), Richard Kiel (Tiburón), Caroline Munro (Naomi), Walter Gotell (General Gogol), Bernard Lee (M), Desmond Llewelyn (Q), Lois Maxwell (Señorita Moneypenny), Geoffrey Keen (Fredrick Gray), Milton Reid (Sandor), Robert Brown (Almirante Hargreaves), George Baker (Capitán Benson), Edward de Souza (Sheikh Hosein), Shane Rimmer (Comandante Carter)
CINEMATOGRAFÍA
Claude Renoir
BANDA SONORA
Marvin Hamlisch
DISTRIBUIDA POR:
United Artists
DURACIÓN
125 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
JAMES BOND: “¿No echa de menos el mundo exterior?”
KARL STROMBERG: “Para mí solo existe este mundo. Hay belleza; hay fealdad; y hay muerte. Creo que encontrará esto interesante Señor Sterling.”
JAMES BOND: “Una ciudad submarina.”
KARL STROMBERG: “Fascinante, ¿verdad? La única esperanza que tiene la humanidad para el futuro.”
JAMES BOND: “Todos tenemos nuestros sueños.”
KARL STROMBERG: “No son sueños Señor Sterling. Pronto será una realidad.”

CURIOSIDADES
La decimal película del agente británico tiene el mismo título que una de las novelas de Ian Fleming, pero no contiene ninguno de los elementos de la trama de la novela. “La Espía que me Amó” se convirtió en una película crucial para la franquicia de James Bond en muchos aspectos, y se vio plagada de problemas desde su concepción.
La primera fue el abandono del productor Harry Saltzman. Saltzman había expandido su trabajo cooperando en otros proyectos que no habían logrado funcionar; y como consecuencia de ello se había visto enfrentado a problemas financieros personales, los cuales no estaban relacionados con la franquicia. Las cosas empeoraron cuando su esposa falleció de cáncer y Saltzman acabó sumido en depresión clínica. Debido a esto vendió su mitad de la franquicia de películas de James Bond, en 1975 por veinte millones de libras. Otro problema fue la dificultad para encontrar un director. Los productores contactaron con Steven Spielberg, quien se encontraba en el proceso de postproducción de la película “Tiburón”. Sin embargo, los productores optaron por descartarle sin estar seguros de que su película fuera a funcionar. El primer director ligado a la película fue Guy Hamilton, quien había dirigido las tres anteriores películas de Bond, así como la de “Goldfinger”. Sin embargo, Hamilton abandonó el proyecto tras recibir la oferta de dirigir la película “Superman”, aunque este proyecto terminaría en manos de Richard Donner.
Finalmente se optó por recurrir a Lewis Gilbert, quien había dirigido “Solo se Vive Dos Veces”.
El siguiente problema fue completar el guion, que había pasado por varias revisiones por numerosos escritores. El villano inicial de la película iba a ser Ernst Stavro Blofeld, pero Kevin McClory, quien poseía los derechos de “Operación Trueno”, emitió una orden restrictiva para que no pudieran utilizar al villano o a su organización Espectra, lo que retrasó la producción. Se optó por cambiar el villano, creando el de Stromberg, para poder seguir adelante con la película. Por otro lado, Fleming solo permitía que se usara el título de su novela, pero nada de su contenido. Más adelante, Christopher Wood completó el guion con ayuda de Richard Maibaum. Decidió cambiar el estilo de Bond en las películas, siempre basado en la interpretación de Sean Connery, haciendo que el personaje se pareciera más al de las novelas. Aunque Ian Fleming había solicitado que no se usaran elementos de su novela, la misma contenía dos asesinos llamados Sol Horror y Sluggsy Morent.
El primero contenía dientes de acero, y el segundo era calo. Estos personajes fueron la base de los personajes de Tiburón y Sandor. Tiburón iba a perecer en la película, pero tuvo una acogida tan buena en las muestras previas al estreno, que se optó por conservarlo para la siguiente entrega.
La película fue rodada en Egipto e Italia, con escenas submarinas en las Bahamas, y decorados construidos en los Estudios Pinewood, incluyendo uno masivo del interior de un petrolero. La película tuvo una buena recepción por parte de la crítica; y la banda sonora también gozó de gran popularidad así como la canción principal “Nobody Does It Better”, interpretada por Carly Simon. Barbara Bach recibió el papel de la nueva chiva Bond cuatro días antes de que el rodaje comenzara. Bach esperaba conseguir un papel corriente, y se sorprendió al recibir el papel coprotagonista. Don McLaughlan era el cabeza de relaciones públicas en “Lotus Cars”, y se enteró de que Eon Productions buscaba un nuevo coche Band.
Condujo un prototipo del Lotus Esprit y lo dejó aparcado a las afueras de las oficinas de Eon en los Estudios Pinewood. Al ver el coche, Eon solicitó que se les prestaran dos prototipos para el rodaje. El rodaje inicial de la persecución de coches resultó en una secuencia de acción decepcionante. El conductor especialista tenía dificultades para que el Lotus Esprit tuviera un aspecto emocionante durante la persecución. Esto se debía a que tenía que ser conducido peligrosamente deprisa para que derrapara en las curvas. Durante la ausencia del especialista, un empleado de Lotus llamado Roger Becker condujo el coche provocando serios daños sobre el mismo. Curiosamente, ese era el efecto deseado y Becket se convirtió en el nuevo especialista.
Al final de la película se podía ver un anuncio declarando que volveríamos a ver a James Bond en la película “Solo Para Sus Ojos”. Sin embargo, el éxito de “Star Wars” provocó que se cambiaran dichos planes.
Se optó por continuar la saga con la película “Moonraker” debido a su temática espacial, aprovechando el tirón de “Star Wars”. Se volvió a la usar al personaje de Tiburón, y la trama fue similar a la de “La Espía que me Amó”, en esta ocasión con un villano que deseaba crear una utopía en el espacio con los mejores ejemplares de la humanidad. La película recibió tres nominaciones a los Oscars por Mejor Dirección Artística, Mejor Banda Sonora, y Mejor Canción Original y No logró ninguna de las tres estatuillas que fueron a parar a las películas “You Light Up My Fire” (Dirección Artística) y “Star Wars” (Las otras dos categorías). Con un presupuesto de catorce millones de dólares recaudó cuarenta y seis millones en Estados Unidos y hasta ciento ochenta y cinco millones en todo el mundo.

NOTA PERSONAL
Esta es una de mis películas favoritas de toda la saga de James Bond. Siempre he mantenido que tengo un gusto algo inusual al respecto, pues siempre me he decantado más por Roger Moore. Probablemente, esto se debe a que las primeras películas de la saga que comencé a ver fueron las suyas. Debo admitir que no vi la película en el cine, sino que la alquilé. De hecho fue la tercera película de James Bond que vi, y la segunda que alquilé. Me introduje en la saga tras ver en el cine “Panorama Para Matar” en el cine, tras lo cual me puse al día alquilando el resto de las películas en video. “Moonraker” fue la siguiente, y la tercera “La Espía que me Amó”. Hay varios aspectos que la convirtieron en una de mis preferidas de la saga. Siendo un preadolescente cuando vi la película, debo reconocer que me encantó el personaje de Tiburón. Creo que es uno de los villanos más originales que he visto en el cine, aunque en el siguiente film se volviera bueno al final. El aspecto de un asesino de semejante altura y con dientes de acero representaba un éxito seguro para un personaje que se ganó al público como villano.
El personaje de Anya Amasova también me parece una de las mejores Chicas Bond de la franquicia. En su momento era inusual tratándose de una agente tan habilidosa como el propio Bond, y la tensión entre amos a lo largo del film me pareció excepcional. Lo único que no me gustó fue que Bond la tuviera que rescatar al final, cosa que parecía ir en contra de la Agente Triple X. Stromberg también es un villano interesante, con algunos momentos destacables, aunque sobre todo al principio de la película cuando se le muestra más despiadado. A la hora de explicar su plan, eché de menos algo más de demencia en su expresividad, pero en términos generales es un villano remarcable. En cuanto a la estética, hay aspectos impresionantes como la genial estación submarina “Atlantis”, y la idea de un deportivo que funciona como submarino también proporciona una escena memorable. En términos generales es una película fascinante, repleta de acción y romance y con algunas localizaciones memorables.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
La película comienza con el robo de dos submarinos nucleares, uno de la Marina Real Británica y el otro de la Armada Soviética. El General Gogol de la KGB contacta con la agente Triple X, Anya Amasova para que investigue la situación. M ordena que contacten con el Agente 007 para que haga lo mismo. Bond se encuentra en Bengarten, Austria, finalizando una misión, viéndose obligado a escapar de sus enemigos esquiando en una persecución sobre las montañas nevadas. En el cuartel de la KGB, la Agente Amasova descubre que su prometido, también un agente, ha fallecido en Austria. Amasova acepta la misión de la desaparición del submarino, pero exige que se averigüe quien ha sido responsable de la muerte de su marido. Bond acude al buque insignia de la Marina Británica para reunirse con el ministro de defensa Frederick Gray, el Almirante Hargreaves y Q. Allí descubren que el submarino británico que ha desaparecido se encontraba en aguas rusas, y que alguien ha diseñado un rastreador de submarinos que se ha puesto a la venta.
En otro lugar, un hombre llamado Karl Stromberg felicita a dos científicos por haber diseñado el localizador de submarinos, gracias al cual han llevado a cabo la primera fase de su plan. Stromberg procede a arrojar a su pareja a una piscina con submarino, por haber intentado vender datos sobre el localizador de submarinos. También hace explotar el helicóptero de los científicos para no dejar rastro de lo que ha hecho. Stromberg le ordena a sus asesinos Sandor y Tiburón, apodado así por su dentadura de acero, que acabe con todo aquel que haya tenido contacto con una copia del microfilm con información sobre el localizador de submarinos.
En Egipto, Bond contacta con  su amigo Sheik Hosein para que la ayude a descubrir quien ha puesto a la venta el microfilm con la información del localizador de submarinos. Hosein le explica que debe ponerse en contacto con Max Kalba, contactando primero con Aziz Fekkesh. Bond no encuentra a Fekkesh en su residencia, pero se enfrenta a Sandor acabando con su vida. Descubriendo que Fekkesh se encuentra en las Pirámides de Guiza, Bond acude allí donde le encuentra conversando con Amasova.
Poco después, Bond es testigo de cómo Tiburón asesina a Fekkesh, escapando después. Sin embargo, Bond descubre en la libreta de Fekkesh donde localizar a Kalba. Amasova aparece con agentes soviéticos, a los que Bond se enfrenta al ser considerado responsable del asesinato. Al acudir en busca de Kalba, Bond se vuelve a encontrar con Amasova, ya conscientes de sus identidades. Bond se reúne con Kalba para intentar comprarle el microfilm, pero Amasova aparece con las mismas intenciones. Sin embargo, Tiburón atrae a Kalba con una falsa llamada telefónica, acabando con su vida y haciéndose con el microfilm. Tanto Bond como Amasova observan a Tiburón escapando en su furgoneta y se suben a su parte trasera, sin ser conscientes de que el asesino lo sabe. Tiburón les conduce a un templo en el desierto donde los agentes derrotan temporalmente al asesino y escapan con el microfilm.
De regreso en una pequeña embarcación, Amasova deja a Bond dormido con un cigarro somnífero y escapa con el microfilm. Acudiendo a una base para encontrarse con M, Bond descubre que allí se encuentran también Amasova y el General Gogol.
El microfilm es verdadero, pero no contiene toda la información, por lo que ambos países han decidido colaborar. Al examinar el microfilm se descubre que la empresa de Stromberg, situada en Cerdeña, es la que poseía el dispositivo. Durante el viaje en tren hacia su nuevo destino, Bond y Amasova son atacados de nuevo por Tiburón, a quien Bond logra arrojar del tren salvando a Amasova. Ya en Cerdeña. Bond consigue tener una reunión con Stromberg en su base marina, tras esta Tiburón le confirma la identidad del agente. Bond y Amasova son perseguidos por los agentes de Stromberg en un coche que Q les había proporcionado, y que al caer al mar se convierte en un submarino. Tras escapar a nueva persecución, los dos agentes discuten sobre la maqueta de un inmenso buque cisterna que se encontraba en la base de Stromberg.
Los dos agentes planean investigar el buque cisterna en un submarino, pero antes de hacerlo Amasova descubre que Bond fue el responsable de la muerte de su marido, y jura que le matara una vez concluya la misión.
Los dos agentes parten en el submarino descubriendo que el buque cisterna nunca ha tocado puerto. El buque es lo que ha sido utilizado para capturar los submarinos, y repite la hazaña haciendo prisioneros a Bond y Amasova. Stromberg revela su plan de usar un submarino americano para lanzar un misil nuclear sobre Moscú, y hacer que un submarino soviético lance otro sobre Nueva York para provocar una guerra nuclear. La intención del villano es la de provocar un holocausto para crear una nueva civilización bajo el mar. Bond logra escapar y comienza a liberar a las tripulaciones de los submarinos capturados; mientras que Stromberg se lleva a Amasova. Con la ayuda de las tripulaciones, Bond se adentra en el puente de mando y consigue programar a los submarinos para que se destruyan el uno al otro.
Bond y los hombres escapan en un submarino destruyendo el buque cisterna y se dirigen a “Atlantis”, la base marina de Stromberg. Bond se introduce en Atlantis donde acaba con la vida de  Stromberg, y se enfrenta a Tiburón, logrando derrotarle al arrojarle al tiburón de su fallecido jefe. Bond rescata a Amasova y ambos escapan en una capsula a tiempo, mientras Atlantis explota al ser bombardeada por el submarino. Tiburón también logra sobrevivir y escapar. Amasova perdona a Bond, y sus superiores contactan con ellos en una situación comprometida.

ESCENA
Este es un tráiler elaborado por el usuario “Claalc”, que resume la película a través de sus mejores escenas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada