- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 10 de diciembre de 2014

MOONRAKER

FECHA DE ESTRENO
26 de Junio de 1979
TITULO ORIGINAL
Moonraker
DIRECTOR
Lewis Gilbert
PRODUCTOR
Albert R. Broccoli
GUION
Christopher Wood
Basado en la novela de Ian Fleming
REPARTO
Roger Moore (James Bond), Lois Chiles (Holly Goodhead), Michael Lonsdale (Hugo Drax), Toshiro Suga (Chang), Richard Kiel (Tiburón), Corinne Cléry (Corinne Dufour), Bernard Lee (M), Geoffrey Keen (Frederick Gray), Desmond Llewelyn (Q), Lois Maxwell (Señorita Moneypenny), Emily Bolton (Manuela), Michael Marshall (Coronel Scott), Walter Gotell (General Gogol), Blanche Ravalec (Dolly)
CINEMATOGRAFÍA
Jean Tournier
BANDA SONORA
John Barry
DISTRIBUIDA POR:
United Artists
DURACIÓN
126 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:

HUGO DRAX: “Señor Bond, ha desafiado usted  todos mis intentos de proporcionarle una muerte interesante. No tiene usted espíritu deportivo. ¿Por qué no ha luchado noblemente con mi serpiente pitón?”
JAMES BOND: “Se ponía pesada, empezaba a enrollarse.”

CURIOSIDADES
A pesar de que al final de “La Espía que me Amó” se había anunciado que la siguiente película de James Bond sería “Solo para sus Ojos”, los productores cambiaron de opinión. Se escogió la novela “Moonraker” como base para la siguiente película, debido al gran éxito de taquilla de “La Guerra de las Galaxias” en 1977. Curiosamente, cuando Ian Fleming había escrito la novela, publicada en 1955, ya tenía la intención de que se convirtiera en una película. Sin embargo, tal y como pasó con muchas de las novelas del agente adaptadas para el cine, poco quedó de la novela original del escritor, a excepción de algunos detalles como el nombre del villano, Hugo Drax. Estos cambios se produjeron para mantenerse más a favor con el estilo de la ciencia ficción. 
De hecho, la película “Muere Otro Día”, estrenada en 2002, haría un uso más extenso de las ideas y personajes de la novela. El guion de “Moonraker”, escrito por Christopher Wood, era tan diferente de la novela en la que estaba basado, que “Producciones Eon” permitió que el guionista escribiera una novelización de la película titulada “James Bond y Moonraker”. Fue publicado en el año 1979, de forma simultánea al el estreno de la película.
Tom Mankiewicz, quien había cooperado en la elaboración de varios guiones para la franquicia del agente británico, escribió un pequeño borrador para “Moonraker” que fue descartado. Según Mankiewicz, las tomas rodadas en las bases de Drax eran mucho más detalladas de lo que fueron editadas para la versión final de la película. El equipo había rodado una escena en la que Drax se reunía con otros financiadores en su base de la selva del Amazonas, utilizando la misma sala bajo la Moonraker en la que Bond y Goodhead eran encerrados. 
También se rodó otra escena en la que los dos agentes entraban en una sala de meditación en la estación espacial de Drax, que no llegó a ser incluida en la película. Sin embargo, se distribuyeron fotogramas de dichas escenas en una colección de cartas de la editorial Topps en 1979. Algunas ideas del borrador de Mankiewicz serían utilizadas en películas futuras. Una de ellas, fue usada en la escena antes de los créditos iniciales de “Octopussy” y otra en la escena de la Torre Eiffel en “Panorama para Matar”.
Inicialmente, el actor británico James Mason iba a ser quien interpretara al villano Hugo Drax. Sin embargo, al decidirse que la película iba a ser una coproducción con Francia, se consideró que era más adecuado darle el papel al actor francés Michael Lonsdale. También se eligió a la actriz francesa Corinne Cléry para interpretar a Corinne Dufour. La actriz americana Lois Chiles había recibido la oferta de interpretar a Anya Amasova en “La Espía que me Amó”, sin embargo, en aquella época rechazó el papel ya que había decidido retirarse de la profesión temporalmente. 
Obtuvo el papel de Holly Goodhead debido a una casualidad, al coincidir con Lewis Gilbert en un avión. Gilbert pensaba que la actriz era ideal para interpretar a la agente y científica de la CIA. En esta ocasión, Chiles aceptó la oferta. El productor Michael Wilson había sido pupilo del instructor de aikido Toshiro Suga, por lo que le recomendó para recibir el papel de Chang, el matón de Drax. Debido a la popularidad del personaje de Tiburón, interpretado por Richard Kiel, se optó por volver a incluirle en la película, aunque está seria su última aparición. Sin embargo, su papel en “Moonraker” evolucionó para culminar en un efecto más humorístico. El director, Lewis Gilbert, explicó que la idea original era que Tiburón fuera un villano y asesino hasta su final. Sin embargo, Gilbert había recibido mucho correo por parte de niños pequeños que preguntaban por qué Tiburón no podía ser bueno. Esa insistencia provocó que Tiburón terminara por convertirse en aliado de Bond al final de la película. Blanche Ravalec, una diminuta actriz francesa, recibió el papel de Dolly, la pareja de Tiburón.
Aunque parte de la crítica no se mostró a  favor de la historia espacial de James Bond, la película tuvo un excelente resultado en taquilla. Con un presupuesto de treinta y cuatro millones de dólares, la película logró recaudar doscientos diez. La película fue nominada a un Oscar por los Mejores Efectos Visuales, pero perdió contra “Alien: El Octavo Pasajero”.

NOTA PERSONAL
Quizás se debe a que era solo un chaval cuando vi está película, pero debo reconocer que siempre ha sido una de mis favoritas. En su momento me encantó la temática del espacio, Hugo Drax me pareció un villano sobresaliente con un plan diabólico, y me encantó la evolución del asesino Tiburón. No voy a negar que quizás mi opinión hubiera sido distinta de haber visto la película siendo un adulto, pero el caso es que la vi con solo doce años tras alquilarla. De hecho fue la segunda película del agente secreto que vi. Roger Moore realiza un excepcional trabajo, al que personalmente cualquiera debería estar acostumbrado. 
Aunque reconoceré que no puedo ser demasiado objetivo, pues siempre ha sido mi James Bond favorito.
Hay escenas que me dejaron muy impactado al verla por primera vez. Sin duda tengo que nombrar la muerte de Corinne Dufour al principio de la película, cuando es perseguida por perros que le dan caza. Michael Lonsdale realiza una gran interpretación del villano Hugo Drax, siempre tranquilo y sosegado, diabólico pero sin perder la calma en ningún momento. Su plan es de los más dementes que he podido ver en la saga de James Bond. Sorprendentemente, la película combina estos momentos de verdadera tensión con otros verdaderamente humorísticos. Tiburón pasa a convertirse en un gran héroe, y su historia de amor con Dolly es simplemente desternillante. Aunque habría que plantearse sin un asesino que ha acabado con tantos agentes y gente inocente merece un final feliz. Independientemente de estas curiosidades, la película entretiene y te deja pendiente de principio a fin, gracias a sus grandes dosis de acción.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Mientras es trasladado desde Estados Unidos a Inglaterra, el Transbordador espacial llamado “Moonraker” es robado por dos hombres desconocidos. Al robarla, los hombres provocan la destrucción del avión que se encargaba del traslado. M convoca a James Bond después de que este sobreviva a un nuevo ataque de Tiburón durante una misión. M le explica a Bond, que han analizado los restos del avión, y no han encontrado restos de la Moonraker entre los mismos. Para cubrir el robo, la explicación oficial es que tanto la nave como el avión se han estrellado. La Moonraker fue construida por Industrias Drax, una poderosa compañía dirigida por el millonario Hugo Drax y localizada en California.
Bond se dirige allí para iniciar su investigación, y es recibido por la atractiva piloto personal de Drax, Corinne Dufour, quien le enseña las instalaciones y mansión  personal de Drax. Tras esto, Bond conoce en persona a Hugo Drax y su asistente Chang. Drax se muestra indignado por el robo de la nave que fue construida por su compañía, pero ofrece su cooperación a Bond. 
El agente es enviado ante la Doctora Holly Goodhead, una astronauta enviada por la NASA, quien le da toda la información posible, y le invita a probar un simulador de fuerza de gravedad. Sin embargo, Drax desea librarse de Bon y le ordena a Chang que acabe con su vida. Chang sabotea el simulador, pero Bond logra sobrevivir al intento de asesinato. Durante su estancia en la mansión de Drax, Bond seduce a Corinne, quien le ayuda a localizar los diseños de un  objeto de cristal, para la Cristalería Venini en Venecia. Sin embargo, Chang les ha estado observando. Al día siguiente, Bond es invitado por Drax a una cacería de faisanes durante la que sobrevive a otro intento de asesinato, disparando sobre un francotirador. De esta forma, le hace saber a Drax que es consciente de que está detrás del robo de la Moonraker. Enfurecido, Drax hace que sus doberman persigan a Corinne y acaben con su vida.
En Venecia, Bond vista la cristalería Venini, la cual incluye un museo, y observa la existencia de unos contenedores hexagonales, como los que reflejaban los planos que fotografió. 
También se encuentra de nuevo con Holly Goodhead, quien le aclara que ha acudido a una convención. Poco después es perseguido por los hombres de Drax por los canales de la ciudad logrando. Tras escapar, Bond descubre un laboratorio secreto en el museo de la cristalería. Allí se está diseñando un gas letal, y Bond provoca de forma involuntaria que los científicos dejen caer una muestra que libera el gas. La cámara donde se encuentran los científicos queda sellada y estos fallecen pero, el gas no afecta a los animales que se encontraban allí. Bond se lleva una muestra, y a la salida es atacado por Chang, al que logra matar en combate. Durante la lucha, Bond observa que la operación está siendo trasladada a Río de Janeiro. Tras encontrarse de nuevo con Goodhead, le hace saber que ha logrado deducir que la doctora es una agente de la CIA, e intenta convencerla para que cooperen sin demasiado resultado. Tras llevar a M y al Ministro de Defensa británico al laboratorio, Bond se encuentra con que este ha desaparecido y se ha convertido en una lujosa oficina donde se encuentra Drax. 
El ministro se disculpa avergonzado ante Drax, y los tres se retiran. Sin embargo, Bond le entrega la muestra del gas con la que se hizo a M, para que la analice. M se percata de que el agente no ha mentido, y le permite que acuda de forma no oficial a Río de Janeiro. Por su parte, Drax contrata a otro asesino para reemplazar a Chang, quien resulta ser no otro que Tiburón.
Bond se reúne con la agente Manuela en Río de Janeiro, con quien acude a inspeccionar el almacén de Drax en pleno carnaval. Ambos apenas sobreviven a un intento de asesinato por parte de Tiburón, escapando entre la multitud. Bond acude al teleférico del Monte Pan de Azúcar, desde donde observa el movimiento de aviones de Industrias Drax, trasladando su material a algún lugar desconocido. Bond se vuelve a encontrar con Goodhead, y ambos acceden a cooperar. Los dos son atacados por Tiburón, quien fracasa en su intento de acabar con sus vidas, estrellándose en su teleférico. Una joven llamada Dolly ayuda a Tiburón a salir de entre los escombros, y ambos se enamoran de forma instantánea. 
Por su parte, Bond y Goodhead son capturados por agentes de Drax. Aunque Bond logra escapar, los agentes se llevan a la agente de la CIA. Bond se reúne con M y Q en la base del MI6 en Brasil. Allí descubre que la toxina ha sido fabricada mediante el uso de la Orquídea Negra, una planta natural de la selva del Amazonas. El gas tiene la capacidad de matar a todo ser humano, pero no hace daño alguno a plantas o animales.
Bond se dirige al Río Amazonas, donde explora en una lancha motora siendo atacado de nuevo por Tiburón y los hombres de Drax. Bond logra sobrevivir escapando de su lancha antes de que esta se estrelle contra las Cataratas del Iguazú. Allí localiza la base secreta de Drax, donde es atacado por una serpiente pitón con la que consigue acabar. Sin embargo, es capturado por Tiburón y llevado ante Drax. En la base, Bond observa como un escuadrón de Moonrakers comienza a despegar de la Tierra. Drax le explica que una de sus naves mostró un defecto de ensamblaje, razón por la que tuvo que robar la Moonraker que se dirigía a Inglaterra. 
Bond es llevado a una sala donde se encuentra Goodhead, justo debajo de un Moonraker listo para despegar que les incinerara al hacerlo. Ambos consiguen escapar gracias a un reloj explosivo del agente, y juntos se infiltran en el sexto Moonraker, que despega de la base oculta.
Todas las naves llegan a una estación espacial, la cual ha permanecido oculta a los radares de la Tierra gracias a un mecanismo de ocultamiento. Una vez a bordo de la estación, Bond y Goodhead consiguen desactivar el mecanismo, por lo que la estación es detectada en la Tierra, y los Estados Unidos envían una nave con Marines para atacarla. Mientras tanto, Tiburón localiza a Bond a Goodhead, capturándoles y llevándoles ante Drax. Este les explica que planea aniquilar a todos los seres humanos de la Tierra, enviando cincuenta capsulas a la órbita del planeta para liberar el gas mortal en su atmosfera. Las Moonrakers han trasladado a varias docenas de hombres y mujeres genéticamente perfectos a la estación espacial, donde residirán hasta que la Tierra sea habitable de nuevo. Sus descendientes serán la semilla de una nueva raza perfecta. 
Bond consigue que Drax admita que aquellos que no alcancen dicha perfección serán exterminados. Al oír esto, Tiburón se percata de que tanto él como Dolly no vivirán de acuerdo al plan de Drax, lo cual era la intención de Bond. Tiburón decide ayudar a Bond y Goodhead atacando a los soldados de Drax. A la batalla se unen los marines que llegan a la estación espacial, acabando con todos los soldados y miembros de la raza superior de Drax. Por su parte, Bond dispara un dardo impregnado de cianuro sobre Drax, tras lo cual le empuja a un compartimento estanco, desde el cual lo lanza al vacío del espacio.
Tiburón ayuda a que Bond y Goodhead escapen de la estación espacial a bordo de una de las Moonrakers. Tras esto, Tiburón y Dolly logran escapar de la estación cuando una de sus secciones se desprende. La estación queda completamente destruida. Bond y Goodhead logran destruir las capsulas de gas letal que han sido lanzadas antes de que se activen. Con la amenaza neutralizada, M accede a que se realice una conexión con la nave de los agentes de forma simultánea en Estados Unidos y en el Reino Unido. Al conectar, todos observan a la pareja manteniendo relaciones en la nave.

ESCENA
Este es un tráiler elaborado por el usuario “Claalc”, que resume la película a través de sus mejores escenas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada