- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

jueves, 17 de abril de 2008

BIG FISH

FECHA DE ESTRENO
10 de Diciembre de 2003
TITULO ORIGINAL
Big Fish
DIRECTOR
Tim Burton
PRODUCTORES
Richard D. Danuck
GUION
Daniel Wallace & John August
REPARTO
Ewan McGregor (Joven Edward Bloom), Albert Finney (Edward Bloom), Billy Crudup (William Bloom), Jessica Lange (Sandra Bloom), Alison Lohman (Joven Sandra Bloom), Marion Cotillard (Joséphine Bloom), Helena Bonham Carter (Jennifer Hill), Robert Guillaume (Doctor Bennett), Matthew McGrory (Gigante Karl), Danny DeVito (Amos Calloway), Steve Buscemi (Norther Winslow), Ada Tai (Ping), Arlene Tai (Jing), David Denman (Don Price)
CINEMATOGRAFÍA
Philippe Rousselot
BANDA SONORA
Danny Elfman
DISTRIBUIDA POR:
Columbia Pictures
DURACIÓN
125 minutos

EDWARD BLOOM: "Hay momentos en los que un hombre tiene que luchar, y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino, que el barco ha zarpado, que solo un iluso seguiría insistiendo. Lo cierto es que yo siempre fui un iluso"

WILL BLOOM: "¿Alguna vez has oído un chiste tantas veces, que ya no sabes por qué tiene gracia? Y un día lo oyes otra vez, y de repente es nuevo, entonces recuerdas por qué te gustó tanto la primera vez. Aquel fue el último chiste de mi padre supongo. Un hombre cuenta sus historias tantas veces que al final él mismo se convierte en esas historias. Siguen viviendo cuando él ya no está, y de este modo el hombre se hace inmortal"

CURIOSIDADES
Cuando su padre falleció John August leyó un extracto de la novela “Big Fish: Una Novela de Proporciones Míticas” de Daniel Wallace. Consiguió que Columbia Pictures adquiriera los derechos de la película y Steven Spielberg aceptó dirigirla, y se consideró seriamente a Jack Nicholson en el papel de Edward Bloom. El primer problema surgió en adaptar la episódica novela para que los relatos del personaje Edward Bloom lograran fusionarse con los eventos rodeando su inminente muerte. August tuvo que realizar varios borradores para conseguir este efecto, y para cuando terminó, Spielberg había perdido interés en el proyecto y estaba ocupado con otros. El proyecto pasó por varias manos hasta que recayó en las de Tim Burton.
Este acababa de perder a su padre, y esto le había afectado seriamente por la relación tan distante que siempre había mantenido con él. De manera que acabo por aceptar el proyecto por un interés personal, en especial por la temática de la dificultad de relacionarse entre padre e hijo que posee la novela. Por otro lado acababa de participar en la superproducción de “El Planeta de los Simios”, y deseaba involucrarse en una película “más pequeña”. El proyecto le entusiasmo, y le pareció la mejor idea que recibía desde “Beetlejuice”. Otro aspecto fascinante para Tim Burton era la combinación de tantos estilos en una sola película, como el intenso drama, la comedia, la fantasía o el romanticismo. El mayor reto fue encontrar parejas de actores y actrices que fuesen creíbles interpretando al mismo personaje joven y adulto. La primera pareja fue la encargada de encarnar a Edward Bloom. Barton se sorprendió al comprobar el parecido de Ewan McGregor con Albert Finney de joven, y ambos recibieron el papel.El gigante Matthew McGrory aparece el libro Guinness de los records.
La película tuvo un estreno limitado en diciembre de 2003, para ser distribuida a nivel nacional en 2004. La critica alabo tanto la combinación perfecta de distintos géneros, como la ambientación que fue definida como la menos gótica de todos los trabajos de Tim Burton. Fue nominada al oscar por su banda sonora.

NOTA PERSONAL
Probablemente esta sea una de mis películas favoritas, y no hay vez que la vea que no rompa a llorar conmovido por el viaje de Will para lograr comprender quien es realmente su padre antes de que este fallezca. Lo irónico de la situación es que al final consigue darse cuenta de que siempre ha sabido quien era su padre y cuales eran las fundaciones que le alzaban como ser humano.
Viendo la película es fácil ponerse del lado de Edward y su mundo decorado con historias fantásticas. Sobre todo cuando el personaje de Will sucumbe como el único que no queda encantado por las mencionadas narraciones. No fue ese el caso conmigo, creo que para disfrutar de la película en todo su esplendor es imprescindible entender, o por lo menos tratar de hacerlo, la mentalidad de Will. Su viaje en realidad es parecido al de su padre, Will viaja a través de la cruda realidad para encontrar el mundo fantástico de su padre al final, mientras que Edward se pasa la vida viajando a través de historias fantásticas para acabar enfrentándose a la cruel realidad. Es incapaz de crear la historia fantástica que describa su muerte. De esta manera padre e hijo, que han sido opuestos radicales a lo largo de toda la película pasan a ser personajes complementarios. El uno necesita del otro para poder seguir adelante.
Quizás el retrato más austero del personaje de Will, brillantemente interpretado por el guapísimo Billy Crudup, lo convierte bajo mi punto de vista en el personaje más interesante. En el fondo si lo pensamos es comprensible entender su actitud. Necesita un recuerdo sólido, sin maquillaje alguno, de la vida de su padre. Su necesidad de separar realidad de ficción no es un rechazo automático de la última, sino un intento sincero de conocer como fue realmente su padre. Por supuesto el personaje de Edward es fascinante por su eterna imaginación, y por su actitud positiva al enfrentarse ante situaciones de alta dificultad, exceptuando la muerte. Will también teme que su padre oculte algo vergonzoso detrás de su actitud tan extremadamente fantasiosa e imaginativa. Es al final, cuando se confirma que su padre no tuvo una amante, tal y como el había llegado a sospechar, que acepta la bondad de su padre. Al final los personajes intercambian sus papeles, Will hereda el papel de cuenta cuentos y Edward acepta la realidad de su muerte bajo la atenta guía de su hijo.
Personalmente no puedo sino alegrarme de que Tim Burton heredara el proyecto, si descalificar al genial Spielberg, no consigo imaginar como hubiera quedado esta película bajo su dirección. Cuando uno realiza un determinado trabajo empujado por una experiencia personal, esta se deja notar a menudo con excesiva claridad. La perdida de su padre tras una fría y distante relación, convirtieron a Tim Burton en el director perfecto para dicho proyecto. Me decepcionó con solo obtuviera una nominación a los Oscars, por su fantástica banda sonora. Creo que los efectos visuales eran formidables pero hay que recordar que a “Big Fish” le tocó competir con “El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey”. A pesar debo decir que me hubiera gustado ver nominaciones tanto para Albert Finney como actor principal, como para Billy Crudup como actor de reparto.
Las historias de la película son formidables y con un mensaje muy positivo, con aire a cuento infantil, pero con un toque que los adultos pueden apreciar. Tim Burton aporta un toque personal a la par que original, pues efectivamente la película tiene un estilo que dista seriamente de su habitual gótico.
Hay varias escenas de un romanticismo impactante, aunque se lleva la palma la que muestra a Edward y Sandra ya mayores, vestidos dentro de la bañera y abrazado. Otra preciosa es la declaración de amor en medio de un jardín improvisado de narcisos. El uso del simbolismo es remarcable y extremadamente original, prestándose a diferentes metáforas. Ejemplos son el ojo de la bruja, la llave de la ciudad, pero especialmente el anillo de boda.
A los que podéis soportar las películas subtituladas, ver esta en versión original. Los acentos sureños de los personajes poseen un encanto personal.
Esta película es mágica y nos desvela como a través de la narración de historias, estas se convierten en inmortales.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Edward Bloom relata su vida en forma de fantásticas historias que cautivan a todos sus oyentes. Todos menos su hijo Will, que con el paso del tiempo ha ido sintiendo la imperiosa necesidad de separar ficción de realidad.
Durante el banquete de boda de Will, y su hermosa mujer francesa Joséphine, Edward se hace con el micrófono y relata como aconteció el nacimiento de su hijo. El día en el que Will nació el se encontraba pescando un mítico pez de proporciones descomunales, utilizando como cebo su anillo de boda. Tras luchar con el pez decidió dejarlo marchar pues quería dejarle a su hijo la oportunidad de hacerlo en un posible futuro.Will se encoleriza por como su padre relata el cuento en su boda convirtiéndose en el protagonismo de la misma. Padre e hijo dejan de hablarse y su relación queda estancada durante tres largos años en los que Will solo tiene contacto con su madre.Tres años después Will y Joséphine esperan un hijo cuando reciben una llamada de Sandra, la madre de Will. La quimioterapia a la que Edward ha sido sometido ha dejado de ser efectiva, se muere.
Will y Joséphine parten de regreso a Alabama. Durante el viaje Will recuerda como su padre le contaba que siendo un niño, el y sus amigos visitaron a la Bruja del Pantano. Esta tenía un ojo de cristal con poderes, quien mirara dentro de el, vería la manera en la que moría. Edward miró en ojo y vio su propia muerte.
Will llega a casa y le pide a su padre que le relate las verdaderas historias de su vida, pero Edward se mantiene en sus trece, ya lo ha hecho.
Will recuerda otra historia, siendo adolescente Edward empezó a crecer de manera descomunal descubriendo que su destino era hacer cosas grandes. De esta manera se convirtió en el chico con una carrera de éxitos constantes… en definitiva el más grande del pueblo de Ashton, Alabama. Hasta que un día llega un gigante llamado Karl, Edward habla con el y dándose cuenta de que es buena persona, y que Ashton es muy pequeño para ambos, decide acompañarle en un viaje fuera de la ciudad para buscar su destino. Al comienzo de su viaje se separan, y Edward toma un camino abandonado con fama de encantado. El camino le lleva a un pueblo llamado Espectro, un pueblo tan agradable que nadie quiera abandonarlo por lo que abandonan sus zapatos. Allí conoce al poeta Winslow, y a una niña llamada Jenny que se enamora de el. No sintiéndose listo para partir, Edward se va prometiéndole a Jenny que volverá. Edward se reúne con Karl. De vuelta al presente, Joséphine intenta conocer mejor a su suegro y se acerca a su cama mientras descansa. Edward aprovecha para contarle como el y el gigante Karl llegaron a un circo donde el propietario Calloway, un hombre lobo, contrató el gigante.
Edward conoció a una joven de la que se enamoró, y para descubrir quién era tuvo que trabajar para Calloway a cambio de información de la joven. Pasado un tiempo descubre que se llama Sandra Templeton y que esta comprometida con Don, un muchacho de Ashton. Edward consigue conquistar a Sandra que se da cuenta de lo violento que es su prometido. Don muere de un ataque al corazón. Antes de poder casarse, Edward ha de luchar en la guerra contra Corea donde rescata a unas siamesas y regresa a casa para reunirse con Sandra, quien por un error burocrático le creía muerto.
Por la noche, Will le confiesa a Joséphine que al pasar tanto tiempo conviviendo con las fantasías de su padre, ha llegado un momento en el que no ha podido evitar pensar que odiaba tanto la vida con el, que por eso las creía. También sospecha que haya podido tener una aventura. Will intenta de nuevo hablar con su padre pero acaban discutiendo. Más tarde cree ver un enorme pez mientras limpia la piscina. La historia de Edward continúa. Estando legalmente muerto. Consigue un trabajo como viajante y se reencuentra con Winslow, de Espectro, que fracasa en un robo a un banco. Edward le da un curso rápido de economía, y Winslow decide ir a Wall Street a hacer, fortuna. Cuando gana su primer millón de dólares, le regala a Edward diez mil en agradecimiento, con lo que Edward y Sandra compran su nueva casa.
Sandra encuentra a su marido en la bañera vestido, y se mete ella también abrazándole, y echándose a llorar, pues se da cuenta de que les queda poco tiempo. Will encuentra una escritura de la casa de una tal Jennifer Hill, a nombre de su padre. Pensando que quizás su padre tuviera una aventura con ella, va a visitarla.
Esta le revela que su padre regreso a Espectro, y que encontrándola una ciudad muerta, contacto con toda la gente a quien había ayudado a hacerse ricos para resucitarla. Jenny era una niña de ocho años que había conocido la primera vez que había visitado Espectro. La casa de Jenny fue la última, ya que ella le amaba, pero Edward le explicó que su amor era para Sandra… prefirió su vida real a una hecha de fantasía. Edward y el gigante Karl ayudan a Jenny a reparar su maltrecha casa. Después de esto, Jenny le deja marchar pero le entrega la escritura. Con el tiempo Jenny se convierte en la bruja del pueblo del principio.
Will argumenta que es imposible pues su padre conoció a la bruja de niño, pero Jenny explica que para entender a su padre uno debe dejar de analizarlo todo con lógica.De regreso Will descubre que su padre tuvo un ataque al corazón y ha sido transportado al hospital. Allí se queda con el para pasar la noche. Su padre le pide que le cuente la muerte que vio en el ojo de la bruja y Will le recuerda que nunca contó esa historia. Pero dándose cuenta que es su turno de narrar decide hacerlo. Will narra como de repente Edward se sintió mejor y le ayudó a escapar del hospital para llegar hasta el lago. Allí les esperan todas aquellas personas que Edward ha conocido a lo largo de su vida. Entran en el lago donde se encuentra Sandra. Edward le entrega su anillo de bodas, y Will le sumerge en el lago donde Edward se convierte en lo que siempre ha sido, un pez muy grande.Edward fallece, y su familia conoce a todos sus amigos en el funeral. Los años pasan y vemos como Will narra las mismas historias de su padre, a su propio hijo. Edward se ha convertido en inmortal.

ESCENA

Edward contempla a Sandra por primera vez, y el tiempo se detiene.

6 comentarios:

  1. Uys, esta ma-ra-vi-llo-sa peli la vi dos dos veces consecutivas en el autobús a Bilbao, una a la ida y otra a la vuelta. Y me fascinó las dos veces, la primera vez por la novedad y la segunda porque me permitió fijarme en millones de detalles que se me pasaron la vez anterior.
    Preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Me reitero al decir que me parece la mejor pelicula de Burton, y mira que me resulta dificil decidir entre tantas de este genio... de hecho el la considera su segunda favorita después de Beetlejuice
    Tienes razón, le pelicula esta cargadita de detalles metaforicos

    ResponderEliminar
  3. Esta es una de mis películas favoritas. No se muy bien por que, quizás es por que te hace ver que la magia forma parte de la vida o que tu vida puede ser mágica depende de como seas o de como la veas.

    ResponderEliminar
  4. Absolutamente de acuerdo Jan, sobre todo me encanta el mensaje de alcanzar la inmortalidad a través de las historias que narramos

    ¡¡Que nos van a contar a nosotros blogeros!!

    ResponderEliminar
  5. Una de mis películas favoritas. Es poesía, es fantasía, es color, es optimismo, es una maravillosa fábula que esconde tantas moralejas! Ewan McGregor esta para comérselo en esta película! Que exquisita interpretación, no se que habría sido del proyecto si no cae en manos de Tim Burton

    ResponderEliminar