- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 24 de septiembre de 2008

GALÁCTICA: ESTRELLA DE COMBATE

TITULO ORIGINAL
Battlestar Galactica
CREADOR
Glen A. Larson
PRODUCCION
Glen A. Larson, Donald P. Bellisario, David J. O’Connell, David G. Phinney, Gary B. Winter, John Dykstra, Michael Sloan
REPARTO
Richard Hatch (Apolo), Dirk Benedict (Starbuck), Lorne Greene (Adama), Herb Jefferson Jr. (Boomer), Laurette Spang (Casiopea), Terry Carter (Tigh), John Colicos (Baltar), Tony Swartz (Jolly), Maren Jensen (Athena), Noah Hathaway (Boxey), David Greenan (Omega), Sarah Rush (Rigel), Feliz Silla & Jonathan Harris (Lucifer), Anne Lockhart (Sheba), Tobias Mehler (Zak), Ed Begley Jr. (Greenbean), John Dullaghan (Doctor Wilker), George Murdock (Doctor Salik), Larry Manetti (Giles), Lance LeGault (Maga), Jane Seymour (Serina), James Olson (Thane), Sheila DeWind (Deitra), Christine Beldford (Leda), Rood Hase (Tolan), Richard Lynch (Wolfe), Robert Feero (Bora), Antony DeLoggins (Taba), Britt Ekland (Tenna), Lloyd Bochner (Leiter), Alan Stock (Cree), Frank Parker (Zed), Patricia Stich (Zara), Janet Lynn Curtis (Sorrell), Alex Hyde-White (Bow), Walt Davis (Vickers), Murray Matheson (Specter), Carol Baxter (Macy), Curtis Credel (Haals), Dick Durock (Lider Imperial)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
17 de Septiembre de 1978 al 29 de Abril de 1979
CANAL DE EMISION
ABC
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Stu Phillips
NÚMERO DE EPISODIOS
24 episodios de 45 minutos aproximadamente cada uno
SUCEDIDA POR:
Galáctica 1980

CURIOSIDADES
Los creadores de “Galáctica” no han tenido nunca reparo alguno en reconocer el origen de la serie. A finales de los años setenta se disparó la fiebre en todo lo relativo a la Ciencia Ficción, y la audiencia pedía a gritos nuevas creaciones de este tipo. La causa de este irrefutable hecho residía en el señor George Lucas y su película “Star Wars”, que se había convertido en todo un fenómeno de masas, resucitando un género que llevaba años fallecido, o que se relacionaba siempre a películas de escasa calidad. Después de ese estreno en 1977, toda compañía cinematográfica o televisiva se obsesionaron en realizar creaciones con el tema del espacio como fondo, y la mayoría resultaron en lo que se ha quedado en denominar como películas de serie B. Solo se salvó, en lo relativo al cine, la película basada en la serie “Star Trek” que obtuvo excelentes críticas y muy buenos resultados.
“Galáctica” fue un proyecto diseñado para la televisión, de esta manera el presupuesto que recibió no fue demasiado exagerado.
Aunque existían evidentes similitudes entre los diseños de algunas naves con “Star Wars”, y los Cilones estaban evidentemente basados en los soldados imperiales (más tarde conocidos como soldados clones). Pero en este caso no se trataba una guerra, sino la derrota de los seres humanos por los robots, y su huída en busca de la colonia original a la que pertenecía… el Planeta Tierra. La serie narraba la búsqueda de los supervivientes de nuestro planeta, siempre perseguidos por los incasables Cilones.
El episodio piloto fue el más caro realizado hasta la fecha durando tres horas en total y consiguió unos récords de audiencia espectaculares. Parte de este motivo, fue que la emisión tuvo que ser interrumpida para televisiva el tratado de paz Camp Davis entre Israel y Egipto, supervisado por el propio Presidente de Estados Unidos Jimmy Carter. Esto provocó que al regresar a la emisión del piloto, mucha gente que no había estado viéndolo se quedara enganchada.
La serie continuo manteniendo un alto interés hasta el año 1979. Los episodios se fueron volviendo más tediosos, y en su inmensa mayoría se desarrollaban dentro de la nave, ya que no había presupuesto suficiente para más batallas espaciales. A esto se añadía que las pocas escenas de combate, que sí se desarrollaban en el espacio, fueran refritos constantes de los primeros episodios. Se llegó hasta el punto que el que se eliminó completamente a los Cilones de la escena, creando nuevos enemigos del planeta Terra Prime, originalmente confundido por los protagonistas como la Tierra, aunque se descubriría que no era así. En el último episodio de la serie se reintrodujo a los Cilones de la manera más irrealista posible en una batalla final, tras la cual la búsqueda de la Tierra seguiría adelante sin conclusión alguna.
Muchos críticos opinaron que el recurso de la eterna búsqueda, que no llegaba a ningún lado fue una de las razones que acabaron por aburrir al público (muy parecido al problema que tuvo la serie “La Fuga de Logan”, basada en la película).
También añadían que los episodios funcionaban de forma excesivamente independiente, y no se hacía uso de tramas que conectaran unos con otros.
El episodio piloto tuvo tal éxito, que fue trasladado al cine, y distribuido en video como una película independiente, algunas escenas extras fueron creadas. Ejemplo de esto fue una escena que mostraba la muerte del traidor Baltar a manos de los Cilones, siendo a su vez traicionado, para dar mayor sensación de conclusión. Aunque la película no tuvo gran impacto en la gran pantalla, su distribución en video tuvo mucho éxito. La serie contó con un merchandising limitado. En España disfrutamos de cómics e incluso de una colección de cromos de los primeros episodios.
En 1980 se creó una seria de continuación titulada “Galáctica 1980”. La serie comenzaba con el descubrimiento de la Tierra, que resultaba ser la equivalente a la de nuestro año 1980, poco avanzada, e incapaz de ayudar a los Cilones.
Para evitar que fuera destruida, los tripulantes de la nave se veían obligados a ayudar a nuestro planeta a avanzar tecnológicamente a toda velocidad, para que no fuéramos destruidos por los Cilones. La serie fue un fracaso debido a los lamentables efectos especiales, y la negativa de Richard Hatch y Dirk Benedict de reasumir sus papeles (solo Lorne Greene regresó). Solo tuvo duró diez episodios, y ni el regreso de Benedict en el último incremento de manera alguna el interés de la audiencia.
En 2003 se empezó a emitir la serie re-imaginada, con grandes efectos y un excelente guion que han tenido un éxito rotundo. Dicha serie duró un total de cuatro temporadas y ha generado una serie de películas para ser estrenadas en televisión o ser lanzadas en DVD. Debido al éxito de esta serie, se creó una serie precuela en el año 2010, titulada “Caprica”. La serie tenía la intención de mostrar el origen de los Cilones y el cómo se habían acabado por revelar. Sin embargo, la serie no gozó de gran popularidad y terminó por ser cancelada tras una sola temporada.

NOTA PERSONAL
Pues volvemos a lo que siempre suelo decir en estos casos. Esta es una de las series que contemplé siendo un crío, y me dejó totalmente fascinado. Cualquier cosa que se desarrolle en el espacio me ha llamado siempre la atención, y aunque “Galáctica”, pueda parecer ahora una producción de efectos especiales bastante cutre, para la fecha en la que fue creada, y considerando que era una serie de televisión, los resultados fueron espectaculares. Esto es una realidad más patente todavía si se contemplan la enorme cantidad de películas de ciencia ficción que surgieron posteriormente en los años ochenta, y que siendo dirigidas a la gran pantalla eran de bastante peor calidad que el piloto de esta serie.
Recuerdo que la empezaron a emitir durante el verano, y yo aprovechaba cuando mi madre, y mis tías subían de la playa a la cafetería para poder ver sus capítulos, y claro esta me perdí bastantes. Hice la colección de cromos, que estaba basada en el episodio piloto.
En mis juegos infantiles, mis amigos imaginarios más comunes eran Starbuck y Apolo, y aunque el primero era el probablemente el personaje más popular, yo tenía al impresionantemente guapo Apolo en un pedestal.
Hace un par de años que me compré el pack con la serie entera y, por supuesto, la reacción fue distinta. A excepción de los primeros episodios que siguen siendo de una excelente calidad en su contexto, la segunda mitad de la serie se torna aburrida, y se la hace a uno particularmente larga.
La continuación “Galáctica 1980” la vi poco antes de este verano, y la verdad es que, aunque la idea resultaba bien dirigida, el resultado es también bastante malo, y bastante aburrido, y la ausencia de los personajes con los que crecimos no ayudaba en absoluto.
Sin embargo, no puedo dejar de recomendar la serie re-imaginada que se empezó a emitir hace unos cinco años. La calidad es excelente, y el giro que han dado con el guion es excelente.
De todas maneras, no puedo dejar de recordar esta serie de la que hablo hoy con especial cariño, me acuerdo como esperábamos impacientes, desde nuestra mente más infantil, que la enorme estrella de combate apareciera en la Tierra. Varias frases célebres se quedaron en el uso diario de la chavalería de aquel entonces como “Starbuck, tienes un Cilón en la Cola”, o la medida temporal en “centones”. La alta tecnología que la nave intentaba aparentar se mezclaba con aspectos anacrónicos tales como micrófonos con cable, como el que usaba Adama para grabar su cuaderno de bitácora, o el cutre perro robot de Boxie. El diseño de las naves me parecía bastante original, así como el de los Cilones con sus voces robóticas, y enorme torpeza a la hora de moverse. Baltar era el malvado por excelencia, cuyos objetivos iban modificándose constantemente a medida que la serie avanzaba, aunque su ayudante Lucifer resultaba un tanto ridículo. Especial mención eran los partidos que jugaban en la nave con unos uniformes completamente imposibles, por no decir absolutamente gais.
Todas estas curiosidades no hacen sino que recuerde este ahora clásico con especial cariño, que pude disfrutar de niño con los ojos abiertos como platos.

HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
Tras un largo periodo de guerra, los Cilones han ofrecido la paz a las doce colonias de humanos a través del embajador humano llamado Baltar.
Los Cilones son robots creados por una raza de reptiles que fueron usados para labores mundanas, hasta que desarrollaron la capacidad de razonar, y se rebelaron contra ellos logrando extinguir a sus amos. Después de esto se había enzarzado en una lucha contra las colonias.
La celebración de la paz ha comenzado y las doce estrellas de combate, de cada planeta colonia respectivamente han salido al espacio para recibir a las Naves Base Cilón, mientras en los planetas se celebra la ansiada paz.
En la Estrella de Combate Galáctica se encuentra el Almirante Adama, que duda seriamente de las intenciones de los Cilones y se lo hace saber al Presidente de las Colonias. Su argumento no suena convincente y todos piensan que Adama no es más que un guerrero con miedo a dejar de ser útil al final de una guerra.
El hijo de Adama, el Capitán Apolo, y su hermano Zak salen de patrulla rutinaria y encuentran dos naves de combustible abandonadas, detrás de las mismas aparece una flota de naves Cilón que les atacan, y se dan cuenta de que el armisticio no es más que una trampa para acabar con la humanidad. La nave de Zak es averiada y Apolo continua a toda velocidad para avisar a la flota. Adama advierte al Presidente que continua sin tomarle en serio, hasta que Zak muere alcanzado por los Cilones que comienzan a atacar a las Estrellas de Combate. De todas ellas solo la Galáctica está preparada para el combate y lanza a sus naves víbora, el resto no pueden hacerlo debido al daño que ocasionan los Cilones en su primera oleada de ataque, y son destruidas, incluida la Estrella de Combate Atlantia del Presidente que fallece.
Adama se da cuenta de que las naves de combustible permitían a los cazas Cilones repostar, y que sus Naves Bases se han dirigido a las Colonias para arrasarlas. La Galáctica se va para intentar ayudar pero llega demasiado tarde, la civilización humana ha sido arrasada. Los pocos transportes que quedan se unen a la única Estrella de Combate para huir del sistema. Apolo conoce a Serena y su hijo Boxie que ha perdido a su perro, y se encariña con ambos, consiguiendo un perro robot para animar al muchacho. Starbuck se interesa por una dama de compañía llamada Casiopea, lo cual incrementa los celos de Atenea, su actual pareja y hermana de Apolo.
La comitiva espacial decide partir en busca de la treceava colonia, La Tierra. Las escrituras explican que los humanos residieron en el Planeta Kobol, y que de ahí partieron a trece colonias, la única separa del resto… La Tierra.
Los Cilones entregan a Baltar una Nave Base para que salga en busca de los supervivientes, y acaben con ellos para exterminar a la humanidad de una vez por todas.
En el Planeta Kobol, Adama encuentra pistas para llegar a la Tierra, mientras Serena es asesinada justo después de casarse con Apolo.
Galáctica continúa en su búsqueda mientras se enfrenta a distintos puestos de Cilones que se hayan en su camino, hasta que descubren que otra Estrella de Combate llamada Pegasus ha sobrevivido bajo el Almirante Cain. Ambas Estrellas se unen para acabar con unas Naves Bases que les persiguen, en dicha misión Cain perece en la destrucción de la Pegasus, y su hija Sheba se salva iniciando una relación con Apolo.
Siguiendo su camino se enfrentan al Conde Iblis que intenta dominar a la flota ofreciéndoles a Baltar como prisionero. Al final la flota se da cuenta de que el origen del Conde es diabólico, y el propio Baltar reconoce su voz, como la misma del Lider Imperial de los Cilones. Esto sugiere que Iblis estuvo detrás de la creación de estos, o de los reptiles que los crearon. Intervienen unos seres evolucionados que detienen al Conde gracias al sacrificio personal que Apolo está dispuesto a hacer por Sheba. Estos seres luminosos animan a Apolo a que continúen en la búsqueda de la Tierra, aunque no pueden intervenir.
Apolo encuentra un planeta llamado Terra Prima que primeramente es confundida por la Tierra. Los seres luminosos guían a Apolo para que impida que dicho planeta acabe destruido debido a su guerra civil, y después de que esta misión ha tenido éxito, los seres luminosos le aclaran al capitán que el planeta en el que se encuentran no es la Tierra y que la búsqueda debe continuar.
Apolo le muestra a Starbuck, Sheba y Casiopea un puesto de mira astronómico y de recogida de señales que ha reconstruido en Galáctica, y un mensaje que no se ha recibido con claridad. Al mismo tiempo la Flota vuelve a tener la amenaza de una Nave base Cilón que les ha encontrado nuevamente. Para destruirla, Adama le pide ayuda a Baltar a cambio de su libertad. Baltar indica los puntos débiles, y Apolo y Starbuck se infiltran en la Nave Base para colocar unos explosivos que acabaran con ella. Una vez hecho esto escapan, y la Nave Cilón explota. La serie acaba con un mensaje procedente de la Tierra, que se capta en el puesto astronómico, que lamentablemente está vacío. Sobre si Baltar es liberado o no, como se le había prometido por su asistencia, no se menciona nada.

ESCENA
Baltar lidera un ataque Cilón sobre Galactica y la flota que esta protege, pero la aparición de otra estrella de combate, Pegasus, da un giro inesperado a la batalla.
 

10 comentarios:

  1. Hola ,gracias por tu pagina es fantadtica.soy una fan de la serie original de galactica podrias ayudarme y decirme si existe una pelicula despues del ultimo epusodio de la serie original donde llegan a la tierra,estoy recopilando informacion y no se el titulo de esa posible peli tambien busco pelis de Richard Hatch ke hizo despues de la serie y estan descatalogadas no se como verlas,muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No existe película, sino una miniserie titulada "Galactica 1980", en la que llegan a la Tierra, aunque es bastante mala. Tienes la ficha en este mismo blog, busca en el indice de Series. Saludos

      Eliminar
    2. Gracias Daniel,no he visto la otra mini serie,solo algun trozo en youtube pero ,como tu dices,no tiene nada ke ver con la original.Tu pagina es fantastica,enhorabuena.Por favor ,si puedes incluir en tu blog alguna peli de Richard Hatch como Delta force comando ll,Inalienable,Last Platoon etc muchas gracias

      Eliminar
    3. Y la pelicua ke he visto en informacion de IMBD "Mission Galactica: the cylon attack". O en español Galactica ll:ataque cylon, estas ke son?

      Eliminar
    4. Esa película esta formada por dos episodios de la primera serie, en la que Galactica encontraba la nave Pegasus y sufrían un ataque por parte de los Cylones liderados por Baltar. Al ser dos episodios sobre la misma trama, se lanzaron como película directamente en VHS

      Eliminar
  2. Hola de nuevo,he encontrado en youtube galactica space 1999,prrtenece a la serie de 1978 no la habia visto nunca ,es un capitulo ke no se emitio en España ,o pertenece a la serie de 1980,esta R Hatch Y Benedit ,no esta en ningun listado de capitulos o estoy equivocada?se puede conseguir en castellanoSoy pesada ,me apasiona esta serie.gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que has visto en youtube es un video mezclado por fans de las series de Galactica, y otra que se llamaba Space 1999. Creeme, no hay más episodios de la serie de Galactica original

      Eliminar
  3. Una gran entrada de blog¡¡¡¡ Gracias.
    Galáctica 1978 estaba construida con algunas creencias básicas de los Mormones, cosa de la que no eramos conscientes los (infantiles) televidentes de la época. Pero que intrínsecamente incrementaba el misterio y lo exótico de las aventuras en el espacio.
    El aspecto filosófico y religioso volvería a ser fundacional en la remasterizada (y magistral) Galáctica 2003.
    Curiosamente he disfrutado las dos por igual. Antes como niño y ahora como un hombre adulto. Sus filosofías, planteamientos y cuestionamientos; así como sus estéticas que han sido (muy curiosamente) acordes con mi desarrollo como humano. Me siento afortunado de haber vivido estas dos eras.

    ResponderEliminar