- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 4 de enero de 2012

LOS ULTIMOS DIAS DE POMPEYA

TITULO ORIGINAL
The Last Days of Pompeii
DIRECTOR
Peter R Hunt
CREADOR
Peter R Hunt
Basándose en la novela de Edward Bulwer-Lytton
PRODUCCION
William Hill, Richard Irving
REPARTO ORIGINAL
Laurence Olivier (Gaius), Siobhan McCenna (Fortunata), Anthony Quayle (Quinto), Franco Nero (Arbaces), Ernest Borgnine (Marco), Ned Beatty (Diomedes), Lesley-Anne Down (Chloe), Olivia Hussey (Ione), Benedict Taylor (Antonio), Linda Purl (Nydia), Nicholas Clay (Glauco), Duncan Regehr (Lydon), Catriona MacColl (Julia), Gerry Sundquit (Clodio), Brian Blessed (Olinto), Marilu Tolo (Xiena), Tony Anholt (Lépido), David Robb (Salustio), Stephen Greif (Sporo), Howard Lang (Medón), Francesca Romana Coluzzi (Stratonice), Joyce Blaire (Lucrecia), Peter Cellier (Caleno), Barry Stokes (Gar)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
Del 6 de Mayo de 1984 al 8 de Mayo de 1984
CANAL DE EMISION
ABC
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Trevor Jones
NÚMERO DE EPISODIOS
Tres episodios de hora y media de duración

CURIOSIDADES
Se trata de una serie de televisión emitida por el canal ABC en el año 1984. Aunque la serie se emitió originalmente en tres capítulos de hora y media cada uno. Sin embargo, dada la duración de la serie, esta fue emitida de distintas maneras en distintos países. En España se dividió la serie en segmentos de apenas de una hora para que duraran más, y esta gozó de un considerablemente éxito.
La serie está basada en la novela “Los Últimos Días de Pompeya”, escrita en el año 1834 por Edward Bulwer-Lytton. De hecho, la serie fue la primera adaptación en inglés, ya que ya había gozado de otras adaptaciones. En el año 1877, se adaptó como obra de teatro en Londres, que terminó en un total fracaso, cuando los efectos del Vesubio no funcionaron, y muchos acróbatas cayeron sobre la audiencia. En el año 1900, Walter R Booth filmó una película muda basada en la novela. Otra versión fue rodada en 1908, en Italia, y dirigida por Arturo Ambrosio y Luigi Maggi. En el año 1913, el director italiano Mario Caserini rodó otra película muda sobre la novela. En el año 1926, Carmine Gallone dirigió de nuevo otra película muda. En el año 1935, se rodó otra película con Preston Foster y Basil Rathbone para la RKO, pero se señaló que aunque las escenas del Vesubio en erupción estaban inspiradas en la novela, la película no usaba ni la trama ni los personajes de la misma. En el año 1950, Marcel L’Herbier y Paolo Moffa, rodaron una película basada en la novela, coproducción de Italia y Francia. En el año 1959, Sergio Leone rodó la que probablemente es la película más popular basada en la novela, con Steve Reeves como protagonista, interpretando a Glauco, para Italia.
Finalmente llegó esta miniserie, que fue el proyecto más costoso de todos, con un presupuesto de diecinueve millones de dólares. El director, Peter Hunt, contrató un elenco de estrellas populares de la época para el proyecto que incluía actores como Lawrence Olivier, Anthony Quayle, Franco Nero y Ernst Borgnine. Otros actores populares de la época incluían a Lesley-Anne Down, que interpretaría a Madelyne en la serie “Norte y Sur”, y Duncan Regehr, que interpretaría al malvado Charles en “V”.
La acción de la serie se sitúa en los últimos días de Pompeya, en el año 79 después de cristo. La serie imita el uso de los personajes de la novela para contrastar la decadente cultura del primer siglo del Imperio Romano. El personaje de Glauco representa a la cultura griega subordinada a la de Roma, y su enemigo Arbaces representa a la cultura Egipcia. Olinto representa el auge de la religión Cristiana, que se presenta de manera evidentemente favorable en la serie, aunque la novela mostraba cierto nivel de critica imparcial. Una escultura popular del escultor americano Randolph Rogers, “Nydia, la Chica Ciega de las Flores de Pompeya” (1856), está basada en el personaje de la novela, que es interpretado por Linda Purl en la miniserie.
La serie funcionó considerablemente en todos los países en los que se emitió, aunque a fecha de este escrito, solo ha sido lanzada en DVD en Alemania.

NOTA PERSONAL
Hace relativamente poco que tuve la oportunidad de volver a ver esta serie, en inglés. No había vuelto a verla desde que era un niño, y la serie se emitió en la primera cadena a mediados de la década de 1980. Como suele ocurrir, se trata de una serie que aprecie de distinta manera cuando era solo un niño, a ahora que soy un adulto.
Siendo un niño, seguí la serie con gran interés, a pesar de que esta tiene un claro estilo de telenovela mostrando las intrigas, corrupción, amores y desamores de una serie de personajes cuyas vidas terminan por verse más entrelazadas de lo esperado. Supongo, que el gran deseo del niño que fui era ver esa destrucción final de la ciudad tras la erupción del Vesubio. La serie tenía el acierto de ir intercalando distintos temblores que se sucedían durante la trama, y que venían a indicar la catástrofe que se avecinaba. Por aquel entonces, yo no era un gran conocedor de las grandes estrellas que participaban en la serie, con lo que mis personajes favoritos eran sin duda los del gladiador Lydon, y la esclava ciega Nydia. Sin embargo, si fui capaz de entender el conflicto cultural y religioso que la serie mostraba, aunque tampoco con un nivel crítico lo suficientemente explícito. Finalmente llego el episodio final de la erupción del Vesubio, que recuerdo me dejo completamente pegado al sofá desde el que la familia contemplaba la película. Incluso a fecha actual, me parece que la destrucción de Pompeya que se contempla en la serie está realizada con unos efectos especiales de lo más elogiables e impactantes.
De esa manera tan simple pude percibir la serie, y pasando los años detalles de la misma se me fueron borrando de la memoria, aunque curiosamente la impactante banda sonora siempre se me quedó grabada, así como mis personajes favoritos de la infancia. Pasaron los años, y tuve la oportunidad de visitar Pompeya, experiencia que me dejó sobrecogido. En seguida me acordé de muchos aspectos de la serie, mientras recorría sus calles. Entre otras cosas me acordé al ver el Templo de Isis, lugar donde transcurre gran parte de la trama de la serie, y donde curiosamente residen los villanos de la serie. Este pasado año he vuelto a visitar Pompeya, y fue cuando tuve la oportunidad de poder volver a la serie.
Evidentemente, mi percepción fue distinta. Es evidente que la serie es un panfleto evidente del cristianismo, y que intenta transmitir cierto nivel de moralidad. Sin embargo, me fascinó como se trataban temas como el clasismo, la política, la esclavitud, y la diversidad religiosa. Al ver la serie me acordé de mi profesor de Religión Comparativa en la Universidad, que señalaba como el cristianismo no habría sido tan perseguido, si se hubiera mostrado más tolerante con el resto de cultos del Imperio Romano. En la serie podemos apreciar esto un poco en el personaje de Pedro, y su intolerancia inicial hacia Chloe, obligada a ejercer la prostitución debido a que es una esclava. Por otro lado, las largas charlas doctrinales del personaje de Olinto me parecieron algo fuera de lugar en distintas situaciones. Al final podemos ver cierto nivel de imparcialidad, pues no todos los personajes “buenos” de la serie consiguen sobrevivir, aunque sí los fundamentales. Al mismo tiempo, me hubiera parecido realista ver como alguno de los villanos se salvaba también, algo que, claro está, no sucede. Por supuesto, esto son discrepancias y opiniones personales, mientras sigo considerando a la serie como excepcional.
Con el auge de las películas sobre desastres, siempre me he mostrado expectante a que alguien se anime a realizar una película con los medios de hoy en día, acerca de la destrucción de Pompeya. Pero aún si esto ocurriera, esta serie figurara como una de las que mejor recuerdo de mi infancia.

HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
La serie comienza mostrándonos a una esclava ciega llamada Nydia, paseando por los calles de Pompeya con ayuda de su bastón. La joven ciega es amiga de un gladiador, y antiguo esclavo que ha logrado comprar su libertad, llamado Lydon. El popular gladiador está enamorado de Nydia, aunque esta no corresponde a sus sentimientos. La joven es también amiga de un joven noble romano llamado Glauco, de quien está enamorada. Nydia es la esclava de una tabernera, que a menudo se muestra cruel y carente de sentimientos. Otra esclava que trabaja allí es Chloe, obligada a ejercer como prostituta, y madre de un bebé, cuyo padre desconoce. Chloe mantiene una relación con un joven cristiano llamado Pedro, que trabaja como esclavo para Diomedes, su esposa Lucrecia, y su hija Julia. Dicha familia eran mercaderes, a los cuales la fortuna ha sonreído, convirtiéndoles en una de las familias más ricas de Pompeya.
Los cristianos están siendo perseguidos en Pompeya, siendo forzados a encontrarse de forma clandestina. En parte se debe al auge de la importación de la religión egipcia, que está dedicada a la veneración de la diosa Isis. El Templo de Isis está dirigido por el ambicioso Arbaces, que está amasando una fortuna gracias a la veneración de los habitantes de la ciudad, con ayuda de su ayudante Caleno. Para consolidar el culto a Isis, Arbaces está manipulando a los jóvenes hermanos Ione y Antonio. Estos son nobles, cuyos padres fueron asesinados por Arbaces. Este pretende utilizar su fortuna para dicha consolidación del culto, y Antonio ya se ha convertido en miembro del culto, mientras Ione se prepara para convertirse en sacerdotisa de Isis. Por su parte, Glauco se ha enamorado de Ione, y aunque la atracción es mutua, Ione no se decide a iniciar una relación debido a su compromiso con Isis.
Arbaces comienza a manipular a Diomedes con la intención de apoyarle para que se convierta en magistrado de la ciudad, para lo cual le anima a que consiga el matrimonio de su hija Julia con Glauco. De esta forma, manipulará su fortuna, y alejara a Glauco de Ione. Julia acepta intentarlo a regañadientes, ya que está enamorada del amigo de Glauco, Clodio. Sin embargo, Julia teme que este no le ame, cuando en realidad este lo hace, temiendo el rechazo al tener dinero.
En la ciudad reside un herrero llamado Olinto, entregado a la vida cristiana, y en contra de la esclavitud. Rebelándose en varias ocasiones contra está, es arrestado y golpeado repetidas veces por el magistrado de la ciudad que pretende callarle, y mantener la paz. La tabernera dueña de Nydia decide venderla, harta de su incompetencia. Nydia es puesta en venta, pero Glauco la compra para acogerla en su casa como a una amiga, algo que Lydon le agradece. Al mismo tiempo, Glauco continúa viéndose con Ione, cada vez con más dudas acerca de su devoción. Nydia e Ione se convierten en amigas, a pesar de los celos de la primera. Durante estos últimos días, la ciudad está sufriendo serios temblores procedentes del Vesubio.
Siguiendo las órdenes de su padre, Julia manipula a Nydia para que le ayude a crear dudas en Ione. Celosa e insegura, Nydia accede, e Ione decide romper su relación con Glauco dedicándose al culto en el templo. Durante una noche de reunión cristiana clandestina, el ejército de la ciudad es enviado a arrestarlos, pero produce una masacre de la cual Chloe y Pedro logran escapar a duras penas. Pedro es capturado, y Arbaces intenta manipular al magistrado para que lo ejecute como cristiano. Sin embargo, Glauco acude en defensa de Pedro, asegurando que se le compró a Diomedes como esclavo, y que estuvo con él toda la noche. Sin embargo, cuando Pedro se niega a adorar a una deidad romana al día siguiente, es azotado. Olinto y Chloe atienden a sus heridas.
Glauco conoce a Gaius y Fortunata, matrimonio de nobles que viven retirados al pie de la montaña. Gaius le informa que cuando residía en roma, contempló como Arbaces traicionaba a los padres de Ione y Antonio al propio Nerón. Sintiéndose culpable por ello, le narra la historia a Antonio ante la presencia de Glauco, pero este se resiste a creerlo. Sin embargo, tras pasar un día pescando con Olinto, y descubrir su percepción de la cristiandad, el joven se percata de que ha sido manipulado. Dispuesto a liberar a su hermana de Arbaces, se dirige al Templo de Isis, pero es asesinado por Arbaces, que no se percata de como su ayudante Caleno presencia el asesinato. Al lugar llega Glauco, que es acusado de haber cometido el asesinato, y arrestado.
Arrepentida, Nydia confiesa lo ocurrido a Ione, pero esta es capturada por los hombres de Arbaces que la encierran en el templo. Para promocionarse en su candidatura, Diomedes promete organizar unos juegos en los que Lydon será obligado a luchar contra Glauco. Un nuevo temblor dispara el odio de la población hacia los cristianos, a los que consideran culpables. Los habitantes de Pompeya inician una serie de persecuciones, durante las cuales Pedro es asesinado y Olinto capturado también, mientras Chloe jura que se vengara de Arbaces por lo que ha provocado. Caleno le revela a Arbaces que contempló el asesinato con la intención de ascender, pero es traicionado y aprisionado. Chloe y Nydia llegan al templo para liberar a Ione. Al encontrarse con Caleno, este les revela la verdad de lo que ha ocurrido, y como Arbaces asesinó a Antonio.
Llegado el día de los juegos, Clodio confiesa su amor a Julia, y ámbos deciden fugarse. Sin embargo, Nydia llega para revelar que Arbaces es el verdadero asesino de Antonio, y la pareja decide ir a los juegos para desenmascararle. Lydon y Glauco se enfrentan en la arena, justo cuando el Vesubio entra en erupción provocando un cataclismo por toda la ciudad, que comienza a venirse abajo. Lydon acude a rescatar a su padre, pero este fallece asfixiado por los gases liberados por el Vesubio. Arbaces asesina a Clodio al escapar del circo, y Julia escoge permanecer junto a él para fallecer sepultada. Arbaces intenta hacerse con parte de su fortuna en el templo, donde es asesinado por Chloe. Glauco y Nydia rescatan a Ione y se dirigen al barco del primero en el puerto para escapar. Olinto también escapa y se dirigen al barco reuniéndose con ellos, pero Nydia se percata de su amor por Lydon y acude a buscarle. De camino encuentra a Chloe, que fallece asfixiada, pero antes le entrega a su hijo para que le salve.
En su casa cercana al Vesubio, Gaius y Fortunata fallecen. Diomedes y Lucrecia también mueren intentando salvar parte de su fortuna en su residencia. Lydon encuentra a Nydia con el bebé, y la joven declara su amor por este. Juntos consiguen llegar al puerto, donde zarpan en compañía de los supervivientes, Glauco, Ione, y Olinto. Atrás dejan la ciudad de Pompeya colapsándose entre el fuego y la ceniza del monte del Vesubio. Olinto se dirige a aquellos a bordo del barco, haciéndoles ver que el destino que ha corrido la ciudad de Pompeya, es el que eventualmente caerá sobre todo el Imperio Romano.

ESCENA
La serie se puede encontrar a fecha de este escrito en “youtube”, aunque solamente en inglés. Aquí dejo unos minutos del final con la espectacular destrucción de Pompeya.

6 comentarios:

  1. Daniel:

    Gran Trabajo para una Gran Serie...

    Te felicito.

    Yo también vi la serie de crio...La emitieron en Semana Santa del 85...Lo recuerdo porque me fui al pueblo y tuve que ver la destrucción de Pompeya en la TV en blanco y negro de mis abuelos...Que trauma!!!

    Me he vuelto loco buscandola...y ahora...gracias al YouTube tengo oportunidad de recordar los viejos tiempos...

    Me encantaba la música...y por supuesto los Gladiadores...Lydon...

    Es cierto que la visión cambia con la madurez...pero es bonito el volver a disfrutar de series y peliculas que nos marcaron de niños...

    Pues eso es todo...

    Un Fuerte Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Que tiempos...aquella semana santa viendo la serie,era magnifica...mis hormonas preadolescentes revolucionadas con Lydon,Clodio...Estuve mucho tiempo buscándola,tratando de volver a verla y me resultó imposible.
    Por fin algún alma caritativa la subio a youtube en castellano.
    Mi homenaje desde aquí a todos esos magníficos actores,la mayoria ya fallecidos,sobre todo a Gerry Sundquist (Clodio).

    ResponderEliminar
  3. HERMOZA PELICULA TENIA SOLO 15 AÑOS CUANDO LA VI POR PRIMERA VEZ, PARA ENTONCES YA AMABA LAS PELICULAS EPICAS DESDE NIÑA ME LLEVARON AL PSOCOLOGO PARA SABER POR QUE ME ENVOLVIA CON TELAS COMO LOS ROMANOS CON TAN SOLO 4 AÑOS ME MAQUILLABA Y ME ONDULABA EL PELO CON LIMON Y LOS AMARRABA CON LANA JAMAZ VI TELEVISION PARA ENTONCES SE IMAGINAN EL IMPACTO DE SEMANA SANTA A LOS 5 AÑOS DIJE A MI MAMA QUE YO VIVIA ALLI JAJAJA MI MAMA SE ASUSTO Y ME LLEVO AL PSICOLOGO CREO QUE EXISTEN VIDA PASADAS EN UNO CUANDO VI ESTA PELILINDA LLORE TANTO Y ME ENAMORE DE TODOS LOS ARTISTAS ESPECIALMENTE DE CLAUDIO QUISIERA TENERLA LA SERIE COMPLETA, NO SE DONDE COBEGUIRLA, DIOS TE BENDIGA AMIGO POR SEMEJANTE INFORMACION RUTH RAMOS CAMPOS, TU AMIGA PERUANA ESPAÑOLA DESDE LA SELVA AMAZOBICA

    ResponderEliminar
  4. Hola,muy bueno el comentario,a mi de niña me gusto muchisimo y es una serie que siempre he tenido en mi cabeza,el caso es que la mayoria de gente de mi generacion ni se acuerda; a lo mejor soy mas nostalgica pero adoro esta serie.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por este articulo, alla por 1985 vi la serie cuando era muy nino. Y yo, al igual que tu, de nino, esperaba con ansias la parte de la destruccion de la ciudad. No se si alguien mas de mi edad recuerde actualmente esta gran serie, que me impacto, positivamente y sigue siendo una de mis favoritas aun de adulto.
    Saludos desde Lima.

    ResponderEliminar
  6. Hola Daniel, muchas gracias por tan detallado trabajo de investigación sobre esta recordada serie de T.V., la mejor adaptación de esta clásica y conocida novela. Memorable también por las excelentes actuaciones de los actores ya consagrados y por las jóvenes estrellas de entonces... Fué una gran serie que siempre estará entre mis favoritas, por su fondo histórico, sus efectos especiales bien logrados y sus personajes, tan humanos, en busca del ideal de una vida mejor, distinta, con justicia e igualdad para todos.
    Saludos desde Lima, Perú

    ResponderEliminar