- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 2 de mayo de 2012

RETORNO A BRIDESHEAD

TITULO ORIGINAL
Brideshead Revisited
DIRECTORES
Charles Sturridge, Michael Lindsay-Hogg
CREADORES
Derek Granger
Basado en la novela de Evelyn Waugh
PRODUCCION
Derek Granger, Granada Television
REPARTO ORIGINAL
Jeremy Irons (Charles Ryder), Anthony Andrews (Sebastian Flyte), Diana Quick (Julia Flyte), Simon Jones (Lord Brideshead), Phoebe Nicholls (Cordelia Flyte), Claire Bloom (Lady Marchmain), Laurence Olivier (Lord Marchmain), John Gielgud (Edward Ryder), Charles Keating (Rex Mottram), Jeremy Sinden (Boy Mulcaster), Mona Washbourne (Nanny Hawkins), John Grillo (Señor Samgrass), Nickolas Grace (Anthony Blanche), Jane Asher (Celia Ryder), Stéphane Audran (Cara), Roger Milner (Wilcox), Michael Bilton (Hayter), Brian Hayes (Porter), Jenny Runacre (Brenda Champion), Richard Hope (Teniente Hooper)
FECHA DE ESTRENO Y FINAL
Del 12 de Octubre de 1981 al 22 de Diciembre de 1981
CANAL DE EMISION
ITV
COMPOSITOR DEL TEMA MUSICAL
Geoffrey Burgon
NÚMERO DE EPISODIOS
Once episodios
Episodios 1 y 11: hora y media de duración aproximada
Episodios 2-10: cincuenta minutos de duración aproximada

CURIOSIDADES
Inicialmente, esta adaptación de la novela de Waugh fue concebida como un serial dividido en seis partes de una hora cada una. En el verano de 1979, Lindsay-Hogg comenzó el rodaje en la isla de Gozo, donde se rodaron las secuencias que tenían lugar en Marruecos, Méjico, y América Central. Poco después, el reparto y el equipo regresaron a Inglaterra, donde una huelga de técnicos detuvo todas las producciones de ITV. Para cuando se había llegado a un acuerdo, cuatro meses después, Lindsay-Hogg ya no estaba disponible debido a un compromiso previo con otro proyecto.
Lindsay-Hogg fue remplazada por Charles Sturridge, relativamente novato e inexperto, cuya experiencia previa se limitaba a haber dirigido episodios de las series “Extraños” y “Crown Court”. Los contratos del reparto tuvieron que volver a ser negociados para tener en cuenta el extenso periodo de rodaje. Jeremy Irons, que estaba planeando presentarse a las pruebas para la película “La Mujer del Teniente Francés”, estipuló que permanecería con el proyecto de Brideshead, si se le cedía tiempo para rodar dicha película en caso de que obtuviera el papel. En lugar de cortar la aparición de su personaje, Granger decidió aceptar las condiciones.
Sin embargo también tuvieron algún respiro. Los Castillos de Howard y Laurence, que no habían podido utilizarse previamente, ya estaban disponibles para el rodaje. Sturridge y Granger se pusieron de acuerdo a la hora de abandonar la idea de un serial en seis partes, esta fue extendida siete episodios de dos horas. Fue entonces cuando se decidió que el personaje de Charles Ryder narraría la serie, al igual que lo hacia en la novela. El horario apretado de Olivier, obligó a que se comenzara inmediatamente, pero sus escenas no habían sido escritas todavía, por lo que se contactó con Sturridge y Granger para las completaran, para que el actor tuviera por lo menos una semana para aprenderse el dialogo. Mona Washbourne no tuvo tanta suerte, y recibió el guion el día que llego para comenzar el rodaje.
El rodaje comenzó de nuevo el cinco de noviembre de 1979. La semana fue dividida en cinco días de rodaje, y dos de escritura. Sturridge y Granger estaban ansiosos de completar la serie tan pronto como fuera posible, y para cuando el descanso navideño de diez días había finalizado, el guion estaba terminado. “Granada Television” había dado el visto bueno a un presupuesto mayor para el nuevo formato extendido, Sturridge comenzó rodando secuencias en Venencia, Londres y el RMS Queen Elizabeth 2. Todo iba según los planes, y fue entonces cuando Jeremy Irons recibió su papel en “La Mujer del Teniente Francés”. Debido a que su personaje aparecía en prácticamente todas las escenas de la serie, Sturridge se vio obligado a extender considerablemente el rodaje, y dejarlo en un largo hiato. Durante ese periodo, se dedicó a editar escenas completadas y retocar el guion, aunque solo John Mortimer recibiría crédito por esto. El rodaje comenzó de nuevo en septiembre de 1980, ya que el rodaje de “La Mujer del Teniente Francés” se había retrasado, Irons se vio obligado a trabajar en ambos proyectos simultáneamente.
Las escenas de Oxford se rodaron en Hertford College, a donde había asistido Waugh, y de hecho las habitaciones que Charles ocupaba en la serie eran las mimas que había usado Waugh. También se usaron partes de Wadham College y Christ Church. La mayor parte de los terrenos, habitaciones públicas y alas privadas del Castillo Howard representaron Brideshead. La Casa Bridgewater en Westminster fue utilizada para los exteriores de la Casa Marchmain, y sus interiores fueron rodados en Tatton Hall. La boda de Rex y Julia se rodó en una capilla en Lyme Park. Los escenarios de Venecia incluyeron la Basílica de Santa María dei Frari, la Iglesia de San Roque y el Palacio Barbaro. Las escenas del barco fueron rodadas durante una tormenta real, aunque los interiores fueron rodados en decorados.
La escena de la revuelta de la Huelga General fue la última en ser rodada, y el rodaje finalizó en enero de 1981, después de cuarenta y dos semanas de su comienzo. La post producción se realizó durante los siguientes siete meses. Fue entonces cuando la ITV decidió que los episodios de dos horas eran demasiado largos, y Sturridge se vio obligado a restructurar toda la serie. El primer y último episodio durarían hora y media, y los nueve centrales cincuenta minutos aproximadamente.

NOTA PERSONAL
Siempre me ha fascinado el impacto que tienen determinados lugares en nuestras vidas, y siempre he visto esta serie como un ejemplo de esto. Evidentemente, la serie toca otros temas como el catolicismo, la homosexualidad, el resultado de una familia desarraigada, el alcoholismo, y otros muchos temas, todos de manera excepcional. Sin embargo a mi me impactó más que nada la idea de regresar a un sitio que fue clave en nuestras vidas, encontrarlo desolado, y verse sumergido en un millar de recuerdos de la vida que ese sitio tuvo. A mi me ha tocado experimentar esto muy recientemente, y la explosión de emociones y sensaciones es sobrecogedora.
Añadido a esto resulta evidente que la calidad de esta serie es sobresaliente, y ha logrado convertirse en todo un clásico de la televisión. El reparto, los escenarios, el cuidado vestuario, la emotiva banda sonora, todo funciona a la perfección. Debo reconocer que no he leído la novela, aunque me lo he propuesto varias veces, con lo cual no puedo hacer una comparación en lo relativo a la historia. Independientemente de esto, la serie siempre ha tenido la capacidad de sumergirme en un sentimiento de nostalgia y reflexión hacia del pasado que hemos dejado tiempo atrás, y que ya nunca volverá.

HISTORIA (Resumen breve, debido a la extensión de la serie)
Nos encontramos en la primavera de 1944. Charles Ryder es un capitán del ejército desilusionado, preparándose para trasladar a sus tropas hasta un nuevo cuartel. Pronto descubre que se trata de la Mansión Brideshead, que fue hogar de la familia Marchmain, y un sitio que él conoció muy bien en el pasado, pues a menudo acudía invitado por su compañero de universidad, el joven Charles. Al ver la casa por primera vez en años, Charles siente como un sinfín de recuerdos del pasado le invaden, haciendo que rememore su juventud.
En el año 1922, Charles conoció a Lord Sebastian Flyte, el hijo menor de los Marchmain, en la Universidad de Oxford. Durante ese tiempo, ambos jóvenes desarrollan un fuerte vínculo, a pesar de que Charles recibe las constantes advertencias de su primo Jasper, que le aconseja mantenga las distancias con Sebastian y su círculo de amigos. Sin embargo, Charles se siente fascinado por Sebastian, su actitud infantil, y peculiar comportamiento, a menudo acompañado de su osito de peluche. Charles conoce a los amigos de Sebastian, y también se siente fascinado por la personalidad esnob, pero humorística de Anthony Blanche. Sin embargo, este intenta y fracasa en la tarea de sembrar discordia entre Charles y Sebastian. Es entonces cuando, Charles conoce brevemente Brideshead, aunque Sebastian prefiere mantenerle alejado de su familia.
Llegado el verano, Charles se ve con problemas financieros, por lo que pasa las vacaciones en compañía de su indiferente y rígido padre, Edward, en Londres. Es entonces, cuando Charles recibe un mensaje de Sebastian, que ha sufrido un accidente, y requiere su ayuda. Charles acude a Brideshead, y es recogido por la hermana de Sebastian, Julia, hacia la que también desarrolla una intensa fascinación. Sebastian solo ha sufrido una fractura en un pequeño hueso del pie, pero Charles decide hacerle compañía. Charles también conoce al hermano mayor de Sebastian, Bridey, y su hermana menor, Cordelia. Pronto se percata de por qué Sebastian le mantenía alejado de su familia. Los Marchmain son católicos, y reaccionan con escepticismo al descubrir que Charles es agnóstico. Sebastian y Charles aceptan una invitación del padre del primero, Lord Marchmain para acudir a Venecia. Allí conocen a la amante de Lord Marchmain, Cara, que se muestra preocupada ante el infantilismo de Sebastian. Tras un inolvidable tiempo, juntos, en Venecia, los dos jóvenes regresan para comenzar el nuevo curso académico en Oxford.
De regreso a la universidad, Charles conoce a Lady Marchmain, que le implora actúe como buena influencia sobre su hijo. También hace preparativos para que Sebastian sea tutelado y supervisado por el Señor Samgrass. Los dos jóvenes son invitados a una fiesta de beneficencia organizada por Julia en Londres. Charles y Sebastian se escapan de esta para acudir a un club de caballeros sórdido en el Soho. Tras abandonar el lugar borrachos, Sebastian estrella su coche y son arrestados por la policía. El poder político y social del ambicioso congresista Rex Mottram, y el del propio Señor Samgrass, ayudan a que ambos solo tengan que pagar una pequeña multa. Esto preocupa a Lady Marchmain, y también a Charles, que observa como Sebastian comienza a tener problemas con el alcohol.
Charles regresa a Brideshead en la primavera de 1924. Durante esta visita, Sebastian se hunde en un serio problema convirtiéndose en alcohólico. Charles intenta razonar con su amigo sin ningún resultado, mientras Sebastian le acusa de ser un espía para su madre. De regreso a Oxford, las cosas empeoran hasta el punto en el que Sebastian termina por ser expulsado de la universidad. Esto empuja a Charles a viajar a Paris con la intención de estudiar arte, con la aprobación de su padre. Charles regresa de París para celebrar la llegada del nuevo año 1925, y acude a Brideshead. Allí ha regresado también Sebastian, tras un viaje al Levante Mediterráneo en compañía del Señor Samgrass. Sin embargo, las fotografías y comentarios del viaje dejan evidente que Sebastian no se ha recuperado. Este accede a participar en una cacería, aunque en realidad acude a un pub, tras haberle pedido a Charles. Cuando Sebastian regresa a casa borracho, Lady Marchmain se enfrenta a Charles por haberle dejado dinero sabiendo en que iba a gastarlo. Charles se niega a argumentar sus motivos, y abandona Brideshead, pensando que esta vez es para siempre.
Sebastian desaparece con una suma de dinero familiar que ha robado, mientras Rex Mottram solicita la mano de Julia en matrimonio. Lady Marchmain acepta una vez Rex se ve dispuesto a convertirse al catolicismo. Sin embargo, cuando Bridey descubre que Rex esta divorciado, la familia cancela la boda que no sería aprobada por la iglesia. En contra de los deseos de su familia, Julia se casa con Rex bajo el rito Protestante, aunque a la ceremonia solo acude Cordelia. En mayo de 1926, Charles regresa a Inglaterra como voluntario durante la Huelga General. Durante ese tiempo se encuentra con Boy Mulcaster, que le explica que Sebastian reside en Fez, Marruecos. Julia le explica a Charles que Lady Marchmain esta a punto de fallecer, y desea rencontrarse con Sebastian. Charles viaja a Marruecos, donde descubre que Sebastian ha estado viviendo con un antiguo soldado alemán llamado Kurt, y que Sebastian sufre de alcoholismo crónico, y se acaba recuperar de una neumonía. Incapaz de convencerle para que regrese a casa, Charles le deja con Kurt, descubriendo que Lady Marchmain ha fallecido.
Bridey contrata a Charles para pintar cuatro escenas de la Casa Marchmain en Londres, que ha sido vendida para ayudar a superar las dificultades financieras de la familia. Durante ese tiempo se rencuentra con Cordelia, que lamenta la disolución de su familia, pero mantiene su fe. Pasa el tiempo, y Charles pasa dos años en América Central pintando, tras los cuales se reúne con su esposa Celia en Nueva York, con la que se casó dos años atrás y tuvo hijos. De regreso a Inglaterra en barco, descubre que Julia es otra pasajera. Durante el viaje, Charles y Julia comienzan una relación, que continúan en Londres. Tras exponer sus primeros cuadros, Charles se rencuentra con Anthony Blanche, a quien acompaña a tomar algo a un bar gay. Más adelante, Charles acompaña a Julia a Brideshead, donde esta se rencuentra con Rex.
Charles y Julia son amantes durante dos años, tras los cuales Bridey anuncia su compromiso, y su deseo de que Julia y Rex no estén en Brideshead, pues viven en pecado. Esto afecta a Julia, que revela su sentido de culpabilidad católica a Charles. Cordelia regresa de atender heridos en la Guerra Civil Española, y narra como encontró a un maltrecho Sebastian en un monasterio de Túnez, donde imagina que fallecerá consumido por el alcohol.
En el invierno de 1939, Lord Marchmain regresa a Brideshead ante la inminente Segunda Guerra Mundial. Charles y Julia se han divorciado, y pretenden casarse, ante lo que Lord Marchmain convierte a Julia en heredera de Brideshead. Al fallecer Lord Marchmain, Julia decide romper su compromiso con Charles, incapaz de lidiar con sus críticas al catolicismo.
La narración vuelve a 1944, Charles recorre de nuevo Brideshead, donde su regimiento se ha instalado, convertido en creyente. Sabiendo que no tiene amor, ni familia, reza en la capilla que ha estado cerrada desde la muerte de Lady Marchmain en 1926. La lámpara del santuario se mantiene encendida.

ESCENA
Me encanta esta escena final en la que Charles Ryder reflexiona en el interior de la capilla de Brideshead, un hombre convertido.

1 comentario:

  1. Hace tiempo quería ver esta serie ahora que ya la he visto tengo que decir que me ha gustado, por lo visto parte de la historia que se cuenta está inspirada en algunas experiencias que vivió el autor que escribió esta novela.
    La serie trata sobre el amor la amistad la religión el alcoholismo pero sobre todo la nostalgia de unos recuerdos tanto alegres como tristes al regresar a un lugar clave en la vida de Charles que no es otro que Brideshead.
    Es triste ver como las dos personas a las que Charles amó de verdad primero a Sebastian y después a Julia es la religión las que termina arrebatándoselas aunque en diferentes formas y circunstancias, con Sebastian Charles vive un auténtico paraíso pero la manipuladora madre de Sebastian empeñada en que todo el mundo debería convertirse al catolicismo y los problemas con el alcohol de Sebastian hacen que su historia termine cada uno tomando un rumbo Charles quiere salvar a Sebastian del pozo de autodestrucción en el que ha caído pero si la otra persona no se deja ayudar no se puede hacer nada y aunque Charles continua con su vida nunca olvidará a Sebastian, luego Charles se enamora de Julia y ambos habiendo sido desgraciados en sus matrimonios deciden ponerle fin para estar juntos casarse y ser felices pero una vez más las circunstancias de la vida y la religión se interponen en la felicidad de ambos al morir lord Marchmain Julia decide sacrificar su felicidad en favor de su fe a Dios esa fe que le inculcó su madre desde niña haciendo esto no significa que no quiera a Charles le quiere pero el sentimiento de culpa es mayor y por eso toma la decisión que toma y al final el pobre Charles termina solo sin amor aunque por fin cree en Dios y al reencontrarse años después con ese lugar que significó tanto para él los sentimientos de nostalgia le invaden como a cualquier persona que vuelva a un lugar que haya significado tanto en la vida.
    Destaco las maravillosas interpretaciones de Laurence Olivier, Claire Bloom y Jeremy Irons y la banda sonora que acompaña a la serie es muy bonita, no he leído la novela pero la gente que lo ha leído dicen que la serie es una fiel adaptación.

    ResponderEliminar