- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 4 de julio de 2012

LEGEND

FECHA DE ESTRENO
13 de Diciembre de 1985
TITULO ORIGINAL
Legend
DIRECTOR
Ridley Scott
PRODUCTORES
Tim Hampton, Arnon Milchan
GUION
William Hjortsberg
REPARTO
Tom Cruise (Jack), Mia Sara (Princesa Lily), Tim Curry (Señor de las Tinieblas), David Bennent (Honeythorn Gump), Alice Playten (Blix, voz de Gump), Billy Barty (Screwball), Cork Hubbert (Brown Tom), Peter O’Farrell (Pox), Kiran Shah (Blunder), Annabelle Lanyon (Oona), Robert Picardo (Meg Mucklebones), Tina Martin (Mell), Ian Longmur (Cocinero demonio), Mike Crane (Cocinero demonio), Liz Gilbert (Vestido negro danzante), Eddie Powell (Guardia momificado)
CINEMATOGRAFÍA
Alex Thomson
BANDA SONORA
Jerry Goldsmith, Tangerine Dream
DISTRIBUIDA POR:
Universal Pictures
DURACIÓN
95 minutos

SEÑOR DE LA OSCURIDAD: “Quieta. Te agradan mis regalos. ¿No te gusta ese vestido?”
PRINCESA LILY: “No.”
SEÑOR DE LA OSCURIDAD: “¿Así hablas de tu traje nupcial? Al fin he encontrado mi compañera, y tú lo sabes.”
PRINCESA LILY: “Jamás.”
SEÑOR DE LA OSCURIDAD: “Debajo de la piel somos ya un solo ser. ¿No fue el pecado el que atacó al unicornio? Ahora la semilla maligna de lo que hiciste esta germinando en tu interior.”
PRINCESA LILY: “No. Mientes. Me repugnas, no eres más que un animal.”
SEÑOR DE LA OSCURIDAD: “Todos somos animales señora. El último unicornio morirá esta noche, según vaya saliendo sangre, el sol se ocultará para siempre, y jamás habrá otro amanecer. Señora, yo necesito el solaz de las sombras, y la oscuridad de la noche. La luz es mi destructora.”


CURIOSIDADES
Mientras rodaba “Los Duelistas” en Francia, Ridley Scott tuvo la inspiración para realizar esta película, cuando el proyecto de “Tristán e Isolda” se vino abajo. Sin embargo, consideró que la idea se convertiría en una película artística que atraería a una audiencia limitada, por lo que decidió embarcarse en el proyecto de “Alien”, y su trabajo de pre producción para “Dune”, otro proyecto que no llevaría a cabo, y caería en manos de David Lynch. Frustrado, volvió a la idea de rodar una historia mitológica o cuento de hadas. Para inspirarse, leyó todos los cuentos clásicos, incluyendo los de los Hermanos Grimm. Desde ahí, tuvo la idea de una historia acerca de un joven ermitaño que se transformaba en héroe al luchar al Señor de la Oscuridad, para rescatar a una hermosa princesa y rescatarla de una maldición invernal.
Scott deseaba que “Legend” tuviera un guion original, porque sentía que era más fácil diseñar una historia para encajar el estilo cinematográfico, que flexionar el estilo de una historia establecida. De casualidad, descubrió varios libros escritos por William Hjortsberg, y que además había escrito varios guiones para algunas películas de bajo presupuesto que nunca se habían llevado a cabo. Scott le preguntó si estaba interesado en escribir un cuento de hadas, y tuvo la suerte de descubrir que ya había escrito algunos, por lo que accedió. La primera idea fue realizar un cuento de hadas clásico, pero al analizar este tipo de historias se percató de que eran demasiado cortas, o demasiado complejas. Los dos establecieron lazos con “La Bella y la Bestia” de Jean Cocteau. En enero de 1981, justo antes de comenzar el rodaje de “Blade Runner”, Scott y Hjortsberg pasaron cinco semanas trabajando en el borrador de una historia a la que inicialmente llamaron “La Leyenda de la Oscuridad”. En un principio, Scott solo tenía la noción original de alguien que perseguía a un unicornio. De ahí se llegó a la idea de una búsqueda que debía incluir al unicornio, y elementos como una armadura mágica y una espada. Hjortsberg sugirió someter al mundo de la historia a una oscuridad invernal. Scott también deseaba mostrar pocos aspectos del mundo exterior, y establecieron la narración en una pequeña casa de campo. Inicialmente, la búsqueda era mucho más extensa, y eventualmente tuvo que ser reducida substancialmente. Scott deseaba evitar demasiadas tramas secundarias que se apartaran del argumento principal, buscando un ritmo más contemporáneo en lugar de caer en un formato excesivamente clásico. Para cuando Scott había completado “Blade Runner”, Hjortsberg tenía un guion demasiado largo, demasiado caro y poco práctico en términos generales. Lo examinaron, eliminando grandes secciones que eran secundarias. Juntos llegaron a realizar quince revisiones del guion en total.
El estilo que Scott había concebido para la película estaba influenciado por la animación de Disney, a quien llegó a proponer el proyecto. Sin embargo, la compañía se sintió intimidada por el tono oscuro del film, cuando en aquel entonces se enfocaban en material dirigido para toda la familia. Scott tomó la referencia visual de películas como “Blancanieves y los Siete Enanitos”, “Fantasía” y “Pinocho”. Scott colaboró con Arthur Lea, consejero visual que diseñó a varios personajes y entornos. A pesar de esto, Scott terminó por remplazarle por Assheton Gorton, un diseñador de producción que había deseado adquirir para “Blade Runner” y “Alien”. También consultó con el experto en efectos especiales Richard Edlund, porque no deseaba limitar a personajes principales al número de actores pequeños que pudieran actuar. Llegó a considerar a Mickey Rooney para uno de los personajes principales, pero lo descartó ya que no parecía lo suficientemente bajo junto a Tom Cruise. Edlund tuvo la idea de rodar en 70 mm, tomando el negativo para reducir a los actores al tamaño requerido, pero esto resultaba demasiado caro, por lo que Scott tuvo que buscar un reparto de actores pequeños. Universal Pictures accedió a financiar y distribuir “Legend” con un presupuesto de veinticuatro millones y medio de dólares.
Excepto Tom Cruise y Mia Sara, todos los actores necesitaban que se les aplicara extenso maquillaje, lo que requería varias horas. Se aplicaban entre ocho y doce piezas de prótesis en la cara de cada uno de los actores, amoldadas a sus rostros para que sus músculos faciales pudieran moverlas. Los efectos del Señor de la Oscuridad fueron los más complicados, y el proceso llevaba hasta cinco horas y media de duración. Para el maquillaje, Scott contactó con Rob Bottin, diseñador del maquillaje de “Aullidos” para que trabajara en los de “Blade Runner”, pero este estaba comprometido con los de “La Cosa”. Cuando terminó dicho trabajo, Scott contactó con él para que trabajara en los de “Legend”. Al leer el guion, Bottin lo vio como una gran oportunidad para crear personajes que eran esenciales en una película.
La primera versión de la película duraba 125 minutos, que se redujeron a 113. Tras mostrarla a una selección de actores se redujeron otros veinte minutos. Scott señaló que las versiones más largas funcionaban mejor con la audiencia europea que con la americana. La película fue un desastre en taquilla, recaudando solo la mitad del presupuesto utilizado.

NOTA PERSONAL
La verdad es que esta es una de las muchas ocasiones en las que una película que fracasa en taquilla, se convierte en una de mis favoritas, aunque el tiempo ha sido más generoso con ella. Ridley Scott realizó una espectacular fusión de diferentes elementos de los cuentos de hadas, que resultó en un resultado elegante a la par que fascinante. Igualmente formidable me pareció el uso de los diálogos en verso por parte de algunos personajes, y los efectos formidables me parecen mucho más logrados que los que podemos contemplar a día de hoy con los populares efectos por ordenador. El Señor de la Oscuridad me parece de un logró inigualable como villano de una película de fantasía.
Los actores son geniales en todo momento, e incluso me pareció que Tom Cruise lograba otorgar a su personaje esa mezcla de inocencia, valor y encanto, lo que contribuía a la credibilidad de un personaje que ha residido en el bosque toda su vida. Excepcional, y muy por encima de los demás, la labor de Mia Sara. Su evolución es tan creíble, que empuja al espectador a dudar sobre si realmente ha sido seducida por el Señor de la Oscuridad o no.
En conjunto me parece una de las películas de fantasía más logradas que he visto, y mucho más teniendo en cuenta que procede de la década de 1980. De hecho, y a pesar de su fracaso en taquilla, la película ha logrado convertirse en objeto de culto.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Hace mucho tiempo, en un mundo de unicornios, hadas, trasgos y demonios, el Señor de la Oscuridad lamentaba su aislamiento, exiliado en la oscuridad debido a su incapacidad de caminar bajo el sol. Al sentir la presencia de dos unicornios que guardan el poder de la luz, le ordena a su trasgo sirviente Blix que los encuentre y destruya. Solo debe regresar con sus cuernos, lo que creará una oscuridad perpetua, y asegurara que el sol no vuelva a salir.
La Princesa Lily tiene una personalidad traviesa, y disfruta adentrándose en el bosque para averiguar sus secretos con la ayuda de Jack, un joven que reside en los bosques. Enamorado de Lily, Jack decide darle una sorpresa llevándola a contemplar los dos últimos unicornios. Lily comete la imprudencia de tocar a uno de ellos, momento en el que Blix le dispara un dardo envenenado. Los unicornios huyen asustados, mientras que Jack considera que esto se debe a la intromisión de Lily. Sin embargo, la Princesa consigue calmarle enseñándole su anillo. Al lanzarlo a un estanque declara que quien lo encuentre se convertirá en su marido. Jack se sumerge en busca del anillo, mientras los Trasgos localizan al unicornio envenado, y Blix corta su cuerno acabando con su vida. Esto provoca que un clima invernal asole el mundo, y el lago donde Jack se encuentra sumergido se congela. Para cuando consigue atravesar el hielo, Lily ha desaparecido y el bosque esta cubierto de hielo y nieve.
Lily se aproxima a una cabaña donde reside una campesina amiga suya, para encontrar con que la mujer ha quedado congelada también. Los Trasgos llegan a la cabaña, y Lily escondida les escucha explicar como su inocencia y belleza sirvieron de cebo para los unicornios. Aterrada por lo que ha provocado, se decide intentar buscar un remedio a la catástrofe que asola su mundo.
Jack se encuentra con un Elfo llamado Gump, un hada llamada Oona, y dos enanos llamados Tom y Cabezón. Gump se enfurece al descubrir que Jack permitió que Lily tocara a un unicornio, y le somete a un acertijo para que este se gane su perdón. Jack supera la prueba, y es perdonado, aunque todo el grupo sigue pensando que Lily es la responsable del caos que se ha desatado. Juntos encuentran al unicornio envenenado y su pareja, dejando a Tom para custodiar al último vivo de su especie. Gump decide que Jack debe convertirse en el campeón que ha de salvar al mundo, y le acompañan a conseguir una armadura, escudo y espada.
Lily encuentra a Tom y los unicornios, y solicita su perdón por el desastre causado, asegurando que hará lo que sea necesario para salvar el mundo. Sin embargo, los Trasgos regresan para atacarles, dejando a Tom inconsciente, y llevándose al unicornio y a Lily como prisioneros. Mientras tanto, Jack se hace con sus armas, y descubre que el hada Oona tiene la capacidad de adoptar tamaño humano. Oona le pide que mantenga esto en secreto. El grupo regresa con Tom, que explica lo que ha sucedido, por lo que deciden adentrarse en la fortaleza del Señor de la Oscuridad para salvar al unicornio y a Lily.
De camino atraviesan una ciénaga, donde son atacados por un monstruo llamado Meg. Esta pretende devorar a Jack, que lo evita seduciéndola para luego matarla con su espada. El grupo llega a la Fortaleza del Señor de la Oscuridad, pero son capturados en una celda por un cocinero demoníaco. Jack rompe su promesa y revela que Oona puede salir de la celda, adoptar forma humana, y conseguir la llave que les liberará. Esto irrita al hada que se ha enamorado de Jack. Accede a liberarlos a cambio de un beso de Jack, pero este no es capaz debido a su amor por Lily. A pesar de esto, Oona se muestra comprensiva y les libera.
Mientras tanto, el Señor de la Oscuridad se ha quedado prendado de Lily debido a su inocencia, y comienza a seducirla con joyas, y un vestido danzante que posee a la Princesa. Tras esto se revela a Lily, que se muestra aterrada ante su presencia, aunque poco a poco se va mostrando más segura. El Señor de las Tinieblas le explica que sacrificara al último unicornio esa noche, y que tras esto, el sol no volverá a salir en el mundo. Jack y los demás han escuchado esto tras la puerta de la sala en la Lily se encontraba con el Señor de las Tinieblas, y Jack decide que han de llevar la luz del sol hasta el lugar para acabar con él. Mientras tanto, Lily accede a ser la pareja del Señor de la Oscuridad a cambio de que permita que sea ella la que acabe con el unicornio.
El grupo de Jack dispone una serie de escudos para que reflejen la luz del sol hasta la sala de sacrificios, y acuden hasta allí. Cabezón debe colocar el último escudo en el exterior pero se queda dormido. En la sala de sacrificios, Jack contempla horrorizado como Lily se dispone a matar al unicornio, pero decide confiar en ella. Lily ha estado fingiendo, y con su espada libera al unicornio, mientras Jack se bate en duelo contra el Señor de la Oscuridad. Oona acude a despertar a Cabezón, y el último escudo es colocado. La luz entra en la sala de sacrificios, acabando con el Señor de la Oscuridad, que queda exiliado en su dimensión.
Lily ha quedado hechizada, para romper en hechizo, Jack recupera su anillo del lago, se lo pone y la besa. Lily se despierta, y el mundo recupera la luz. Jack y sus amigos se despiden de Jack y Lily, aunque en el fondo se sigue escuchando la risa del Señor Oscuridad, que nunca podrá ser destruido del todo.

ESCENA
Siempre me ha encantado la escena en la que el vestido negro seduce a Lily. La música era distinta en la edición americana que en la europea, y esta no es la que había escuchado cuando vi la película, pero ahí queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada