- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 25 de diciembre de 2013

LOS RESCATADORES

FECHA DE ESTRENO
22 de Junio de 1977
TITULO ORIGINAL
The Rescuers
DIRECTORES
Wolfgang Reitherman, John Lounsbery, Art Stevens
PRODUCTORES
Wolfgang Reitherman, Ron Miller
GUION
Larry Clemmons, Vance Gerry, Ken Anderson, Frank Thomas, Burny Mattinson, Fred Lucky, Dick Sebast, Dave Michener
Basado en los libros de Margery Sharp
REPARTO (VOCES)
Bob Newhart (Bernardo), Eva Gabor (Miss Bianca), Geraldine Page (Madame Medusa), Michelle Stacy (Penny), Joe Flynn (Señor Snoops), Jim Jordan (Orville), John McIntire (Rufus), Jeanette Nolan (Ellie Mae, Lucas), James MacDonald (Evinrude), Candy Candido (Bruto, Nerón), Bernard Fox (Chairman), George Lindsey (Deadeye), Larry Clemmons (Gramps), Dub Taylor (Digger), John Fiedler (Deacon Owl), Shelby Flint (Cantante), Bill McMillian (Reportero de television)
CINEMATOGRAFÍA
Inaplicable
BANDA SONORA
Artie Butler
DISTRIBUIDA POR:
Buena Vista Distribution
DURACIÓN
77 minutos
CLASICO ANTERIOR
CLASICO SIGUIENTE
 
ORVILLE: “Les habla el capitán, bienvenidos a bordo. Abróchense los cinturones, no fumar, siéntase tranquilos que el vuelo corre de mi cuenta. Oye amigo, léeme las reglas de vuelo.”
BERNARDO: “Ah, sí. Ajustar anteojos.”
ORVILLE: “Listo.”
BERNARDO: “Probar alerones.”
ORVILLE: “Relisto.”
BERNARDO: “Plumas traseras.”
ORVILLE: “Más que listas.”
BERNARDO: “Si al primer intento no logra despegar, vuelva a intentar.”
 
CURIOSIDADES
Se trata del vigésimo tercer clásico animado de Disney. La película está basada en las novelas de Margery Sharp, más específicamente en “Los Rescatadores” y “Miss Bianca” publicados en 1959 y 1962 respectivamente. Sin embargo, existen una serie de diferencias entre el film y sus obras originales.
Bernardo fue inspirado en el personaje del mismo nombre de la serie de novelas de Sharp, y su personalidad fue respetada en la adaptación. Sin embargo, en la novela el personaje de Miss Bianca tenía un papel muy inferior. El personaje de Penny se inspiró en el de Patience, la huérfana en la novela. El Señor Snoops es una versión de Mandrake, un personaje del libro. Su aparición es una caricatura del historiador de animación John Culhane. Este declaró que fue engañado para posar para varias reacciones, y sus movimientos fueron trasladados a las láminas de animación. A pesar de esto, Culhane declaró que se había visto encanado en convertirse en un personaje de Disney. Los caimanes Brutus y Nero están basados en dos sabuesos de la novela, Tyrant y Torment. Original se propuso utilizar una paloma como medio de transporte para Bernardo y Bianca, hasta que el animador Ollie Johnston recordó un episodio de “True Life Adventures” en el que se mostraba los torpes despegues y aterrizajes de varios albatros, por lo que sugirió utilizar a dicha ave.
Originalmente se iba a volver a la villana Cruella de Vil, de “101 Dálmatas” en la película, pero la idea se descartó pues el estudio no estaba interesado en realizar secuelas durante aquella época. Se la reemplazó por una versión de la Duquesa Diamante de “Miss Bianca, aunque ambas tenían similitudes, como una forma de conducir peligrosa. Su apariencia se basó en la exmujer del animador Milt Kahl, quien no sentía gran cariño por ella.
Al contrario de la creencia popular, Walt Disney sí se vio involucrado en el desarrollo inicial de la película. Aunque la producción no comenzó hasta 1973, la sugerencia de considerar las novelas de Margery Sharp tuvo lugar en 1962. Sin embargo, a Disney no le gustaba la idea de una adaptación fiel de las novelas, y sugirió que los personajes rescataran a un oso polar llamado Willie, cautivo en un Zoo. Tras su muerte en 1966, se seleccionaron las dos primeras novelas de Sharp como fuentes primarias para ser adaptadas.
Durante la década de 1960 y el comienzo de la década de 1970, las películas de Disney adoptaron un tono de comedia, evitando el drama.
“Los Rescatadores” marcó el regreso al drama animado con un estilo similar al de “Bambi” o “Dumbo”, aunque con toques breves de comedia. Los créditos iniciales también cambiaron, Por primera se utilizó el movimiento de cámara sobre fotografías sin movimiento alguno. Anteriormente, el estudio había usado células con los créditos carentes de movimiento sobre diferentes fondos, en ocasiones uno solo, tal y como había sucedido con “Blancanieves y los Siete Enanitos” (1937). También fue el primer clásico animado en utilizar un prólogo situado antes de la presentación de los créditos iniciales, siendo dicha secuencia parte de la historia. “Los Rescatadores” marcó el final del periodo de  animación esbozada con la que el estudio experimentó durante las décadas de 1960 y 1970. El nuevo proceso de xerografía restauró contornos suaves, lo cual no era posible con tecnología previa. Hasta la fecha solo habían sido capaces de producir contornos negros. Esto permitió el uso de un tono medio gris e incluso morado, como el que fue utilizado con el personaje de Miss Bianca.
En un concepto descartado de la historia, el cantante de jazz Louis Prima iba a otorgar su voz a un personaje llamado Louis el Oso. La historia iba a ser acerca del oso, el cual escaba de un zoo con la ayuda de dos ratones, e iba a incluir seis canciones interpretadas por Prima, y escrita por Floyd Huddleston. Desafortunadamente durante el año 1975, tras sufrir dolores de cabeza y episodios de pérdida de memoria, Prima descubrió que sufría de un tumor cerebral, por lo que el proyecto fue descartado.
La película superó con creces las expectativas del estudio, convirtiéndose en todo un bombazo de taquilla. Con un presupuesto de poco más de un millón de dólares, logró recaudar hasta cuarenta y ocho millones. Fue el mayor éxito animado de la época desde “El Libro de la Selva” (1967), y ninguno de los clásicos posteriores conseguiría superarlo hasta “La Sirenita” (1989). La película marcó el final de la era de plata de la animación de Disney, la cual había comenzado con “Cenicienta” (1950). También se convirtió en el primer éxito animado en el que Walt Disney no había trabajado.
Junto a “Fantasía”, es el único clásico animado de Disney que ha gozado de una secuela, siendo esta también catalogada como clásico. La segunda película se tituló “Los Rescatadores en Cangurolandia”, y sería estrenada en el año 1990.
La película recibió una nominación a los Oscars por la Mejor Canción, “Someone’s Waiting for You”. Sin embargo perdió la estatuilla contra la canción “You Light Up My Fire” de la película del mismo título.
 
NOTA PERSONAL
Es curioso ver como en ocasiones, una película con una trama bastante sencilla puede arrasar. Siempre me ha gustado la película, pero ni de lejos la consideró uno de mis clásicos favoritos. Sin embargo, existen otros que fracasaron en taquilla, pero que a mi lograron conquistarme. Empezando por lo que menos me gustó, para quitarlo de delante, diré que me pareció que la trama era en ocasiones empalagosa, ñoña, y que los momentos entre Bianca y Bernardo podrían haber sido aprovechados mucho más.
Sus momentos no parecieron todo lo divertidos que podrían haber sido. La música tampoco me pareció de la más memorable que escuchado en los clásicos animados, y sin ser mala no la contaría entre mis bandas sonoras favoritas.
Sin embargo, el elenco de villanos siempre me ha parecido formidable. Madame Medusa es una de mis villanas Disney favoritas. Su demencia, vulgaridad, y temeridad al volante siempre me han arrancado carcajadas. Curiosamente es otra de las villanas de Disney que no encuentra un fatídico final, a pesar de que sus planes sean frustrados. Sus dos mascotas caimanes también me parecieron formidables. Inolvidable la escena en la que intentan atrapar a los ratones, expulsándolos de los tubos del órgano. La única excepción en el elenco de héroes es la de Orville, como el torpe Albatros. También hay escenas memorables que siempre me han impresionado. Toda la escena de Penny, sin ser un personaje que me fascine, atrapada en la cueva en su búsqueda del diamante me pareció sobresaliente. Resulta al mismo tiempo sobrecogedora, con la amenaza de la marea creciente.
Todo el entorno del pantano, donde la niña está atrapada, me pareció genialmente elaborado.
En términos generales siempre me ha parecido una buena película, aunque creo que disfruté mucho más de su secuela en Cangurolandia.
 
HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En un derruido barco en un pantano, una niña sale a cubierta vigilada por dos caimanes. La joven arroja una botella con un mensaje solicitando ayuda. La botella llega hasta Nueva York, donde es recogido por un ratón. Al día siguiente, bajo el edificio de Naciones Unidas, tiene lugar una reunión de los delegados de la “Sociedad de Rescate”, compuesta por ratones de todo el mundo. El presidente de la organización hace que introduzcan la botella en la sala, donde el conserje Bernardo se encarga de extraer el mensaje. Este va dirigido al Orfelinato Morningside en Nueva York pidiendo auxilio, y firmado por la niña, cuyo nombre es Penny. Miss Bianca se ofrece voluntaria para dirigir el rescate, aunque Bernardo opina que no debe ir sola, pues puede ser peligroso.
Todos los presentes se ofrecen voluntarios para acompañarla, pero Miss Bianca escoge al mismísimo Bernardo.
Para comenzar su investigación, Bernardo y Bianca se dirigen al Orfelinato Morningside. Una vez allí, descubren una caja con las cosas de Penny. Un viejo gato llamado Rufus, que reside en el orfelinato, les revela que Penny escapó, aunque parecía haber recobrado la esperanza de ser adoptada. La policía ha dejado de buscarla, y Rufus recuerda que una mujer quiso llevarla de paseo junto a un asociado. Sin embargo, Rufus no tiene a dicha mujer en consideración, y duda que Penny accediera a pasear con ella. La mujer tiene una casa de empeño, con lo que Bernardo y Bianca deciden acudir allí. La casa de empeño pertenece a una mujer llamada Madame Medusa. Bernardo y Bianca encuentran un libro de Penny en la casa de empeño. Escuchando una conversación telefónica entre Madame Medusa y su socio Snoops, descubren que la mujer la ha estado utilizando, durante tres meses, para localizar un diamante en el Valle del Diablo.
Snoops todavía no lo ha conseguido, por lo que Madame Medusa parte hacia el valle, y Bernardo y Bianca se suben a su coche. Sin embargo, ambos ratones se caen del coche de la malvada mujer.
Bernardo y Bianca proceden a acudir a un helipuerto, donde existe un servicio aéreo proporcionado por un torpe albatros llamado Orville. A pesar de los miedos y supersticiones de Bernardo, los dos ratones parten a lomos de Orville hacia el Valle del Diablo. Mientras tanto, Penny intenta escapar del barco, por lo que Madame Medusa envía a sus caimanes Nerón y Bruto tras ella. Snoops lanza fuegos artificiales para iluminar el pantano, mientras Medusa también parte en su búsqueda. Justo en ese momento, los ratones están llegando, y uno de los fuegos artificiales golpea a Orville. El albatros cae en el pantano, mientras que Bernardo y Bianca utilizan un paraguas como paracaídas. Son recibidos por dos ratones del pantano llamados Lucas y Ellie Mae, quienes han sido testigos de varios intentos de fuga frustrados de la pequeña Penny, y se ofrecen a ayudarles.
Los ratones observan como los caimanes han logrado capturar a Penny, y les siguen en una hoja propulsada por la libélula Evinrude. Penny es encerrada en su cuarto, mientras Bernardo y Bianca llegan al barco. Medusa busca un diamante en una cueva en la que solo Penny puede introducirse por su tamaño. A pesar de haber encontrado varias joyas, Medusa solo muestra su interés por el diamante. Los ratones se ven descubiertos por los caimanes, pero logran escapar. Tras esto, los dos ratones logran llegar al cuarto de Penny, a la que infunden nuevas esperanzas relatando que han acudido en su rescate. Para poder escapar, los tres nuevos amigos planean atrapar a los caimanes en un ascensor del barco, y robar la moto acuática de Medusa.
Sin embargo ya ha amanecido, por lo que Medusa y Snoops llevan a Penny a la cueva para encontrar el diamante. Madame Medusa mantiene el oso de peluche de Penny como rehén, y hacen descender a la niña en un cubo hasta el interior de la cueva.
Bernardo y Bianca la acompañan en su pequeño bolsillo.
Penny explica que era una antigua cueva de piratas, y que deben darse prisa antes de que suba la marea y mueran ahogados. Detrás del pozo que permite la entrada del agua, los ratones encuentran el diamante dentro de una calavera. Con la marea subiendo peligrosamente, Penny logra extraer el diamante de la calavera con una vieja espada de la cueva.
Con Medusa en posesión del diamante, todos regresan al barco. Mientras tanto, Evinrude ha convocado a los animales del pantano para luchar contra Medusa. Los animales atacan a Medusa, quien ha traicionado a Snoops. Por su parte, Bernardo y Bianca consiguen atrapar a los caimanes en el ascensor. Penny escapa con todos los animales en la moto acuática de Medusa y con su oso de peluche, donde Medusa ha ocultado el diamante.
La villana se engancha al vehículo usando a sus caimanes como Skies acuáticos. Esto irrita a los caimanes, que son fustigados por su dueña. Medusa acaba estrellándose contra su derruido barco, y siendo atacada por sus caimanes, ya cansados de ella. Por su parte, el traicionado Snoops parte por sí solo, riéndose y disfrutando de la derrota de Madame Medusa.
De vuelta en la Sociedad de Rescate, Bianca y Bernardo descubren que el diamante ha pasado a posesión del Instituto Smithsoniano, y Penny por fin ha sido adoptada. Poco después, Evinrude aparece con una nueva misión. Bianca, Bernardo, Evinrude y Orville parten a su próxima aventura.
 
ESCENA
Bernardo y Bianca parten a su misión de rescate a lomos del albatros Orville, mientras suena la canción “Mañana un Día Nuevo Será”.
 

1 comentario:

  1. Hola Feliz Navidad. Los rescatadores es un buen clásico aunque es verdad que la de Cangurolandia es mejor aunque cada una tiene sus cosas a mi personalmente me gusta más Madame Medusa como villana que Mcleach el cazador furtivo de la segunda parte, también el diseño de Cody se parece mucho al de Penny, esta película tuvo su pequeña polémica de introducir de lejos una mujer desnuda que borraron ya en las remasterización de la película, también se plantearon hacer una tercera película de los rescatadores pero Eva Gabor la actriz que le daba voz a Bianca murió y al final no hicieron la película,

    ResponderEliminar