- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 7 de mayo de 2014

TARON Y EL CALDERO MAGICO

FECHA DE ESTRENO
24 de Julio de 1985
TITULO ORIGINAL
The Black Cauldron
DIRECTORES
Ted Berman, Richard Rich
PRODUCTOR
Joe Hale
GUION
Ted Berman, Vance Gerry, Joe Hale, David Jonas, Roy Morita, Richard Rich, Art Stevens, Al Wilson, Peter Young
Basado en las novelas de Lloyd Alexander
REPARTO (VOCES)
Grant Bardsley (Taron), Susan Sheridan (Elena), Nigel Hawthorne (Fausto Flama), John Byner (Gurki, Doli), John Hurt (Rey del Mal), Freddie Jones (Dolben), Arthur Malet (Rey Enrique), Eda Reiss Merin (Orvina), Adele Malis-Morey (Ondina), Billie Hayes (Olguina), Phil Fondacaro (Chueco), John Huston (Narrador)
CINEMATOGRAFÍA
Inaplicable
BANDA SONORA
Elmer Bernstein
DISTRIBUIDA POR:
Buena Vista Distribution
DURACIÓN
80 minutos
CLASICO ANTERIOR
CLASICO SIGUIENTE
DOLBEN: “Solo yo conocía el secreto de Hen Wen y su poder, pero ahora el Rey del Mal lo ha descubierto. Debemos asegurarnos de que jamás lo use para encontrar el Caldero Negro.”
TARON: “Yo no le temo al Rey del Mal.”
DOLBEN: “Pues eres un chico muy tonto. El valor imprudente no vencerá su maldad. Recuerda siempre eso.”
EL REY DEL MAL: “Oh sí, sí mis soldados, pronto el Caldero Negro será mío. Su diabólico poder correrá por mis venas, y yo haré que ustedes nazcan de él. Oh sí, sí, solo yo seré su amo, su amo. Oh mis soldados, cuanto tiempo he deseado ser un dios entre los mortales.”

CURIOSIDADES
Se trata del vigésimo quinto clásico animado de Disney. Está basado en los dos primeros de la saga literaria conocida como “Las Crónicas de Prydain”, escritas por Lloyd Alexander.
Los dos primeros en los que se basa la película, tomándose serias libertades, son “El Libro de los Tres” y “El Caldero Negro”. Los tres siguientes libros de la saga son “El Catillo de Llyr”, “Taran el Vagabundo”, y “El Gran Rey”. Ante el gran éxito de la película “NIHM, el Mundo Secreto de la Señora Brisby”, de MGM, la compañía de Disney se planteó el cambiar el estilo de sus películas animadas. El equipo estaba convencido de que las películas tradicionales de Disney ya no conectaban con los adolescentes. De esta forma deseaban crear una película que conectara con los niños, pero estuviera dotada de cierta oscuridad que apelara a los adolescentes. Una de las primeras decisiones fue que se trataría del primer clásico animado de Disney que no sería un musical. La película se distribuyó con dos títulos, “The Black Cauldron” y “Taran and the Magic Cauldron”, aunque el primero fue el que más aceptación obtuvo. En  España se optó por traducir el segundo título. En el doblaje hispano se optó por cambiar el nombre del protagonista, que en lugar de Taran pasó a Taron.
Poco antes de que la película fuera estrenada, el nuevo presidente de Disney, Jeffrey Katzenberg, ordenó que se cortaran varias escenas de la película, debido a su duración y el temor de que cierta naturaleza gráfica alienara a los niños y una audiencia mayoritariamente familiar. Joe Hale se quejó ante dichas exigencias ya que las películas animadas eran editadas normalmente en forma de guiones gráficos usando Carretes Leica. Esto no era otra cosa que guiones gráficos rodados en secuencia y preparados para que se ajustaran temporalmente a las pistas de audio. Katzenberg respondió a estas quejas haciendo que la película fuera trasladada para encargarse de editarla personalmente. Joe Hale procedió a comunicarle lo ocurrido a Michael Eisner, presidente ejecutivo de Disney, quien llamó a Katzenberg y logró convencerle para que se detuviera. A pesar de ceder, exigió que la película fuera revisada, y retrasó el estreno planeado para las Navidades de 1984, hasta julio de 1985.
Al final se cortaron doce minutos de la película, incluyendo secuencias relacionadas con el mundo de los gnomos. Algunas escenas que ya existían tuvieron que ser reescritas y reanimadas por cuestiones de continuidad. Otros cortes fueron relacionados con el ejército de “No Muertos” del Rey del Mal  en el acto final de la película. Uno de esos cortes mostraba a un “No Muerto” asesinando a un guarda del Rey del Mal, cortando su cuello, mientras otra escena mostraba la niebla del Caldero fundiendo la carne de otro hasta convertirle en un esqueleto, parte del ejército. Dichos cortes provocaron un salto en la banda sonora de la película. También se eliminaron escenas de Taron acabando con la vida soldados del Rey del Mal, usando su espada mágica, o de la Princesa Elena con sus vestiduras rasgadas.
Para la película se creó un nuevo método para transferir dibujos a células, el cual se denominó Proceso APT. Sin embargo, debido a que las delineaciones del arte se desteñían de las células con el paso del tiempo, la mayor parte de la película se realizó usando el proceso xerográfico característico de las películas Disney a finales de la década de 1950.
La película fue la primera animada del mundo en incorporar imágenes generadas por ordenador para crear burbujas, un barco y el mismísimo Caldero Negro. También pasó a ser conocida como la primera en utilizar el nuevo logo de “Walt Disney Pictures”, el cual muestra la silueta blanca del castillo de la Bella Durmiente en frente de un fondo azul claro. El entonces nuevo logo reemplazó el de “Buena Vista Pictures Distribution” y el cartel de “Walt Disney Productions Presents” al principio de cada película. También fue la primera que no utilizó el cartel “The End” al finalizar. Adicionalmente fue la primera película desde “Alicia en el País de las Maravillas” que mostró los créditos al final de la película. Todas las demás películas anteriores habían mostrado los créditos al principio. Solo tres películas más utilizarían el cartel “The End”: “Basil el Ratón Superdetective”, “Aladdin” y “El Jorobado de Notre Dame”.
La película fue un fracaso a nivel de taquilla. Con un presupuesto de cuarenta y cuatro millones de dólares, solo pudo recaudar poco más de la mitad.
La película también fue vapuleada por la crítica, sobre todo en lo relativo a su tonalidad inusualmente oscura para una película de Disney. Los fans de “Las Crónicas de Prydain” se sintieron inmensamente decepcionados por la adaptación. El autor, Lloyd Alexander, declaró que aunque la película tenía poco que ver con su creación, la había disfrutado mucho. Debido al fracaso de la película, tuvieron que pasar diez años antes de que fuera distribuida en video.

NOTA PERSONAL
Esta es sin lugar a dudas una de mis películas favoritas de entre todos los clásicos de Disney, y nunca he logrado entender porque ha sido tan criticada como una de las peores. Es cierto que no he leído “Las Crónicas de Prydain”, por lo que no puedo ejercer una comparación, aunque entiendo que si la adaptación fue mala habrá defraudado. Pero en mis pesquisas averigüé que incluso el autor, considerándola una mala adaptación, logró disfrutar de la película. Desde mi punto de vista, esta ha sido la mayor apuesta que Disney ha realizado, una que lamentablemente les salió mal.
Quizás la gente no estaba preparada para un cambio tan radical, pero yo sí lo estaba. De hecho fue una de los pocos clásicos que recuerdo haber visto en el cine.
El Rey del Mal me pareció uno de los mejores villanos que he visto de entre todos los clásicos. Todas sus escenas en la película tienen ese toque aterrador perfecto en la animación. El castillo es de los mejores entornos para un villano que he visto, y toda la secuencia del ejército de esqueletos igualmente formidables. También me pareció genial el diseño de los Grifos voladores. Ese toque de “terror” se equilibra con momentos divertidos proporcionados particularmente por las Brujas de Morda, y por Chueco, el asistente del Rey del Mal. Gurki tiene sus momentos, pero en otros me resultó bastante irritante.
En términos generales me parece una película de aventuras formidable, que nunca ha sido apreciada como se merece. Particularmente, yo no me canso de verla, y siempre logra cautivarme, estando dotada de una animación excelente, que no tiene nada que envidiar a muchas creaciones actuales.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Tiempo atrás, en la tierra mística de Prydain, existía un rey tan cruel y malvado que incluso los dioses lo temían. Como ninguna prisión podía retenerle, se le arrojó vivo a un crisol de hierro fundido. Tras esto, su espíritu demoníaco quedó atrapado en la forma de un gran Caldero Negro. Durante siglos, el Caldero Negro permaneció oculto, mientas hombres que ansiaban poder lo buscaban. Esto se debía a que quien poseyera el Caldero Negro tendría el poder de resucitar a un ejército de guerreros no muertos, y conquistar el mundo.
En el presente, Taron es un muchacho que trabaja como porquero en la pequeña granja de un hechicero llamado Dolben. Taron está frustrado con su trabajo y sueña con poder convertirse en un gran guerrero para participar en la guerra que asola Prydain, provocada por el Rey del Mal. Cuando la cerda a la que cuida, Hen Wen, se ve alterada por algo, Dolben le revela un gran secreto. Hen Wen tiene la habilidad de ver el futuro al sumergir su hocico en agua y escuchar unas palabras mágicas.
Dolben realiza el ritual, descubriendo que el Rey del Mal está buscando el Caldero Negro para crear un ejército de esqueletos vivientes y conquistar Prydain. También ha descubierto los poderes de Hen Wen, por lo que la está buscando para usarla para localizar el Caldero Negro, el cual continúa desaparecido. Preocupado, Dolben le ordena a Taron que se oculte con Hen Wen en una cabaña secreta hasta que vaya a recogerlos. De camino, Taron se distrae y pierde a Hen Wen, conociendo a Gurki, un travieso ser peludo que le roba una manzana. Al escuchar a Hen Wen en apuros, Taron intenta ayudarla, pero la cerda es capturada por Grifos, seres alados que sirven al Rey del Mal. Taron decide rescatar a Hen Wen acudiendo al castillo del Rey Mal, a pesar de que Gurki le avisa de los riesgos.
Taron logra introducirse en el castillo tras trepar por sus muros y encontrar una grieta. Desde un poste en el techo observa como el Rey del Mal entra en el salón de sus soldados, donde es recibido por Chueco, su grotesco ayudante.
Chueco lleva a Hen Wen ante el Rey del Mal, pero no logra activar los poderes de Hen Wen a la que amenaza con un tizón. Al ver esto, Taron cae de su escondite y es capturado. El Rey del Mal amenaza con decapitar a Hen Wen si Taron no activa sus poderes, ante lo cual el muchacho accede. Sin embargo, antes de que el Rey del Mal pueda saber el paradero del Caldero Negro, Taron y Hen Wen escapan. Taron arroja a Hen Wen al foso, pero es capturado de nuevo y enviado a las mazmorras.
Allí conoce a la Princesa Elena, quien también es una prisionera, intentando escapar con ayuda de su esfera mágica. Guiados por la esfera, los dos jóvenes se aventuran por las catacumbas del castillo hasta llegar a la tumba del Rey que poseía el castillo, antes de que el Rey del Mal lo conquistara. Allí, Taron se hace con una espada que resulta tener propiedades mágicas. Taron y Helena también encuentra a un trovador prisionero, de nombre Fausto Flama al que ayudan a escapar también. Gracias a la espada mágica, Taron se abre paso entre los guardias del Rey del Mal, logrando escapar junto a sus nuevos amigos.
Los tres se reencuentran con Gurki, quien les comunica que ha visto a Hen Wen recientemente. Los cuatro siguen el rastro de la cerda hasta un lago, donde se hunden acabando en el reino de los gnomos, donde son recibidos por el Rey Enrique, quien ha mantenido a Hen Wen bajo su protección.
El Rey Enrique declara que el Caldero Negro se encuentra oculto en los Pantanos de Morda, y Taron se decide a localizarlo para destruirlo e impedir que el Rey del Mal se haga con él. Elena, Fausto y Gurki deciden acompañarlo; y el Rey Enrique asigna a su cascarrabias ayudante Doli como guía del grupo, prometiendo enviar a Hen Wen de regreso con Dolben. Una vez en Morda, el grupo descubre que el Caldero Negro está custodiado por tres brujas llamadas Ondina, Orvina y Olguina. A pesar de que Orvina se siente atraída hacia Fausto, las brujas asustan a Doli, que abandona al grupo tras haber cumplido su misión. Al observar a Taron usar su espada contra uno de sus hechizos, Ondina le propone entregarle el Caldero Negro a cambio del arma mágica.
Aun sabiendo que perderá la oportunidad de convertirse en un  héroe, Taron accede a entregar su espada. Las brujas entregan el Caldero Negro comunicándole al grupo que es indestructible. Solo si alguien se introduce en el Caldero voluntariamente, perdiendo su vida, podrá ser destruido. Los miembros del grupo se sienten descorazonados, y acaban siendo capturados, excepto Gurki, por los hombres del Rey del Mal, que llegan al Pantano.
De regreso en el Castillo, el Rey del Mal se burla del peculiar trio, y utiliza el Caldero para resucitar a su ejército de esqueletos, que marchan para conquistar Prydain. Mientras el Rey del Mal esta distraído, Gurki llega al castillo y libera a sus amigos. Cuando Taron se muestra dispuesto a saltar dentro del Caldero para destruirlo, Gurki le detiene. Le explica que Taron tiene muchos amigos, y que es mejor que sea Gurki quien se sacrifique. Gurki salta dentro del Caldero Negro, lo que provoca que el ejército de esqueletos se desplome.
El Rey del Mal intenta introducir a Taron en el Caldero para reactivar su poder, pero termina siendo víctima del propio Caldero que le consume. El Caldero procede a destruir todo el castillo, consumiendo todos sus poderes. Taron, Elena y Fausto logran escapar.
Las brujas regresan para reclamar el inerte Caldero, ante un devastado Taron que ha perdido a Gurki justo cuando se daba cuenta de su valor. Aunque las brujas le ofrecen la espada, Taron exige recuperar a Gurki a cambio del Caldero. Inicialmente, las brujas se niegan, pero cuando Fausto pone en duda su poder acceden. Las brujas parten con el Caldero, y Gurki regresa a la vida para alegría del grupo. Gurki provoca que Taron y Elena se den su primer beso, mientras Dolben y Doli observan el final desenlace a través de una visión creada por Hen Wen.

ESCENA
No la he encontrado en español, pero la mejor escena es la del Rey del Mal usando el Caldero Negro para crear su ejército de No Muertos.


1 comentario:

  1. Este clásico de Disney es muy bueno siempre quise verla ya que la primera vez que conocí este clásico fue en un cuento de la película y deseaba verla algún día así que cuando salió en VHS me la regalaron por mi cumple y por fin pude disfrutar de este clásico que me encantó todo la ambientación, la historia, los personajes, me sorprendió ver en una película de Disney a Taron con sangre es muy poca la que le dibujan, en cuanto el aspecto oscuro del rey del mal y todo lo que le rodea me recordó a Maléfica era como una versión masculina mezclada con la cara de Skeletor de He-Man, también en algunos momento me recordó al señor de los anillos se que no tienen nada que ver pero Gurgi me recordó a una versión bondadosa del Gollum aunque físicamente no se parecen en nada, desde la bella durmiente nunca había habido un clásico tan oscuro como este.

    ResponderEliminar