- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 6 de mayo de 2015

LA BELLA Y LA BESTIA

FECHA DE ESTRENO
13 de Noviembre de 1991
TITULO ORIGINAL
Beauty and the Beast
DIRECTORES
Gary Trousdale, Kirk Wise
PRODUCTOR
Don Hahn
GUION
Linda Woolverton
Basado en el cuento de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont
REPARTO (VOCES)
Paige O’Hara (Bella), Robby Benson (Bestia), Richard White (Gastón), Jerry Orback (Lumière), David Ogden Stiers (Ding Dong), Angela Lansbury (Señora Potts), Bradley Michael Pierce (Chip), Rex Everhart (Maurice), Jesse Corti (Lefou), Hal Smith (Philippe), Jo Anne Worley (Vestidor), Kath Soucie (Rubias de la aldea), Brian Cummings (Horno), Alvin Epstein (Librero)
CINEMATOGRAFÍA
Inaplicable
BANDA SONORA
Alan Menken
DISTRIBUIDA POR:
Buena Vista Pictures
DURACIÓN
84 minutos
CLASICO ANTERIOR:
CLASICO SIGUIENTE:

LUMIÈRE: “Amo, ¿ha pensado que quizá esa chica podría ser la que rompiese el hechizo?”
BESTIA: “Claro que sí. No soy tonto.”
LUMIÈRE: “Bien, entonces usted se enamora de ella, ella se enamora de usted, y el hechizo se rompe. A media noche volveremos a ser humanos.”
SEÑORA POTTS: “No es tan fácil Lumière. Estas cosas llevan tiempo.”
LUMIÈRE: “Pero la rosa ya ha empezado a marchitarse.”
BESTIA: “No, es inútil. Ella es preciosa y yo… ¡miradme!”

MUJER: “¿Es peligroso?”
BELLA: “No, jamás haría daño a nadie. Puede que parezca malvado, pero en realidad es gentil y bueno. Es amigo mío.”
GASTÓN: “Si no supiera la verdad creería que sientes algo por ese monstruo.”
BELLA: “Él no es un monstruo Gastón, tú sí.”

CURIOSIDADES
Se trata del trigésimo Clásico Animado de Disney, aunque la idea de adaptar este cuento ya databa de finales de la década de 1930. Tras el éxito de “Blancanieves”, Walt Disney comenzó a considerar varias historias para que fueran adaptadas, y “La Bella y la Bestia” estaba entre ellas. También se volvió a intentar realizar la película durante la década de 1950, pero el equipo considero que era un reto para el cual no estaban preparados. Décadas más tarde, durante la producción de “¿Quién Engañó a Roger Rabbit?” en 1987, el estudio decidió retomar el proyecto enviándolo a un estudio ubicado en Londres. Se consideró a Richard William, quien había dirigido porciones del film de Roger Rabbit, para dirigir el proyecto. Sin embargo, William declinó la oferta para seguir trabajando en “El Ladrón de Bagdad” (1993), aunque recomendó a su colega Richard Purdum y el trabajo comenzó bajo la supervisión del productor Don Hahn. Inicialmente, la película no iba a ser musical, y se convirtió en la primera película animada de Disney en concentrarse al completo en un guion escrito, y no el acostumbrado visual. 
Sin embargo, en 1989 el presidente Jeffrey Katzenberg ordenó que se desechara todo el material y se volviera comenzar de cero.
Unos meses después, Purdum dimitió como director y el estudio no logró que Clements y Musker dirigieran la película, después del éxito de “La Sirenita”. Finalmente, el estudio contrató a Gary Trousdale y Kirk Wise, quienes habían trabajado en el corto “Cranium Command” (1989), pero carecían de experiencia en una película. Adicionalmente, Katzenberg les solicitó a Howard Ashman y Alan Menken, compositores de las canciones de “La Sirenita”, que convirtieran el proyecto en un musical similar. Ashman estaba muriendo debido a complicaciones relacionadas con el SIDA; por lo que tuvo serias dudas antes de unirse al proyecto. Para acomodar la producción al compositor, se trasladó la misma a un lugar cerca de la Ciudad de Nueva York. Debido a que la historia solo tenía dos personajes importantes, el equipo añadió el concepto de los sirvientes convertidos en mobiliario del castillo.
También se optó por esto, para conseguir un toque de diversión, ya que la historia era bastante seria y a menudo sombría. También añadieron un villano, en la forma del personaje Gastón. Estas ideas eran similares a las de la versión francesa de 1946. En 1990, Katzenberg dio visto bueno al guion revisado y el proyecto arrancó de nuevo.
Originalmente, el estudio había considerado que Jodi Benson, quien había otorgado su voz al personaje de Ariel en “La Sirenita”, debía interpretar a Bella. Sin embargo, optaron por el contar con la cantante y actriz de Broadway Paige O’Hara, pues deseaban que la protagonista sonara más como una mujer que como una chica. Kirk Wise consideraba que la actriz era perfecta, llegando a señalar que le recordaba a la famosa cantante Judy Garland. La producción tuvo que ser completada en solo dos años en lugar de cuatro, debido al tiempo perdido durante la versión de Purdum. Fue la segunda película, después de “Los Rescatadores en Cangurolandia”, que uso el Sistema de Producción de Animación por Computadora, escáner digital y un sistema de hardware y software desarrollado por Pixar para Disney. 
Dicho software permitió hacer uso de una gama mucho más extensa de colores, así como sombras leves, y delineación más sofisticada para los personajes. De hecho recuperó técnicas perdidas cuando el estudio había abandonado el entintar a mano a cambio de la xerografía.
La película ganó dos Oscars a la Mejor Banda Sonada y la Mejor Canción “Bella y Bestia Son”. Adicionalmente recibió dos nominaciones a Mejor Canción por “Bella” y “Que Festín”. Fue la primera película animada en ser nominada a Mejor Película perdiendo contra “El Silencio de los Corderos, y otra más al Mejor Sonido perdiendo contra “Terminator 2: El juicio final”.

NOTA PERSONAL
Esta es probablemente mi película favorita de la Era del Renacimiento de Disney, aunque seguida muy de cerca por “La Sirenita”. 
Sin embargo, siempre he alabado más esta película por el análisis de la importancia de la supuesta belleza interior. Siendo una película infantil me pareció una buena manera de abordar el tema, y es que yo nunca he sido un gran fan del popular cuento. El motivo es que… mucha belleza interior, pero la bestia tiene que convertirse en un apuesto joven para que el final pueda ser tildado de feliz. Si se hubiera convertido en un hombre calvo y obeso, me habría convencido más. Sin embargo, una cosa es el libro y otra la película animada de Disney, que me pareció muy acertada. De hecho, considero que hay alguna que otra escena que puede resultar aterradora para los espectadores más jóvenes.
Esto contrasta con el villano, a quien no destacaré pues hasta el final más bien parece un bufón. Creo que Gastón podría haber sido desarrollado de mejor forma, pero la película se concentra de forma. Por otro lado me encantaron los personajes de los sirvientes convertidos en muebles. Hay dos escenas que destacaría, siendo la primera la del salón de baile. 
Bien creo que Disney no ha logrado hacer algo igual de espectacular, ya que se puede ver hasta el perfecto reflejo de los personajes en el suelo. La segunda escena es la de la transformación de la Bestia en humano, con unos efectos de color y luz formidables, combinados de forma genial con la excelente banda sonora.
Cuando uno no es gran fan de un libro, y se queda maravillado por su adaptación, resulta evidente que se ha visto enfrentado a una obra maestra.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En un país lejano, un joven y apuesto príncipe vivía en un lujoso castillo. Tenía todo lo que podía desear, pero era caprichoso, egoísta y déspota. Una noche de invierno, una anciana mendiga llega al castillo ofreciéndole una rosa a cambio de que le permita cobijarse del frío en el castillo. Repugnado por su aspecto, el príncipe rechaza el regalo y expulsa a la anciana del castillo. Ella le advierte que no se deje engañar por las apariencias, pues la belleza se encuentra en el interior. 
El príncipe la rechaza de nuevo, ante lo que la anciana se convierte en una bellísima hechicera. El príncipe le suplica perdón, pero la hechicera se lo niega al ver que no hay amor verdadero en su corazón. Como castigo, la hechicera le transforma en una horrible bestia, hechizando el castillo y a todos los que allí viven. El príncipe se aisla en el castillo con un espejo mágico como ventana al exterior, y la rosa que había rechazado. La rosa seguirá fresca hasta que cumpla veintiún años. El hechizo desparecerá si antes de cumplir dicha edad, la Bestia muestra capacidad de amar y ser amado. Si fracasa, será una Bestia para siempre.
Años después, una joven llamada Bella reside en una pequeña aldea en compañía de su padre, el inventor Maurice. Bella no encaja con los habitantes de la aldea, quienes no entienden que una joven tan atractiva sea aficionada a la lectura. El atractivo cazador Gastón desea convertir a la joven en su esposa, pero solo aprecia su belleza desechando sus ideas propias. Bella no se siente atraída hacia el arrogante joven, quien intenta conquistarla sin éxito alguno. 
Maurice parte a la feria de inventos a caballo, pero se pierde en el camino. Tras caer de su caballo y ser perseguido por lobos, Maurice llega al castillo de la Bestia. Allí es recibido por el candelabro Lumière y el reloj de mesa Ding Dong, ya que todos los habitantes del castillo fueron convertidos en mobiliario animado del mismo. También conoce a una tetera llamada Señora Potts. Sin embargo, aunque todos quieren ayudarle, la Bestia aparece enfureciéndose y encerrando a Maurice.
En la aldea, Gastón decide organizar su boda con Bella, acudiendo a su casa para declararse. Sin embargo, Bella rechaza la proposición arrogante del joven. A pesar de esto, Gastón le declara a su amigo Lefou que no cejara hasta que Bella sea su esposa. El caballo de Maurice llega hasta Bella, quien se percata de algo le ha pasado a su padre y hace que el animal la lleve hasta donde se encuentre. Bella llega al castillo, donde encuentra a Maurice en las mazmorras, mientras es observada por Lumière, Ding Dong, y la Señora Potts, quienes esperan que sea la joven que rompa el hechizo. 
La Bestia descubre a Bella, quien se ofrece a ocupar el lugar de su padre como prisionera a cambio de que se le permita a su padre marcharse. Bella queda horrorizada ante el aspecto de la Bestia, pero le da su palabra de no intentar escapar. La Bestia hace que un carruaje animado lleve a Maurice de regreso a la aldea. Tras esto, lleva a Bella a su nuevo dormitorio, explicándole que puede recorrer todo el castillo menos el ala oeste. Maurice llega a la aldea explicando cómo Bella ha caído prisionera de la Bestia, pero todos le toman por loco.
En el castillo, Bella conoce a la Señora Potts y el resto de sirvientes convertidos en mobiliario. A pesar de haber recibido la orden de bajar a cenar con la Bestia, Bella se niega a hacerlo. Enfurecido, la Bestia declara que si no come con él, no comerá con nadie. La Bestia pierde el temperamento con facilidad, lo que no hace las cosas fáciles. Por la noche, Bella sale de su habitación en busca de comida. Ding Dong recuerda a todos lo que la Bestia ha ordenado, pero Lumière y la Señora Potts le preparan un festín. Tras la cena, Bella explora el castillo y decide adentrarse en el ala oeste. 
Allí descubre la rosa encantada, que ya ha comenzado a marchitarse. La Bestia aparece en ese momento, enfureciéndose por su presencia en la sala, y destrozando varios muebles en un ataque de furia. Aterrada, Bella escapa del castillo adentrándose en el bosque durante una tormenta de nieve, y acabando por ser atacada por lobos. La Bestia aparece para salvar a la joven, aunque recibe alguna herida en el proceso y pierde el conocimiento. Aunque tiene la oportunidad de escapar, Bella lleva a la Bestia de regreso al castillo donde cura sus heridas.
En la aldea, Gastón intenta que el gerente de un manicomio encierre a Maurice, para así obligar a Bella a aceptar su protesta de matrimonio. Sin embargo, Maurice ha partido para buscar el castillo de la Bestia y salvar a Bella. En el castillo, la Bestia se percata de que se ha enamorado de Bella, y siguiendo el consejo de sus sirvientes le concede acceso a toda su biblioteca. Poco a poco, Bella comienza a apreciar el lado más amable de la Bestia. 
Los sirvientes del castillo organizan una noche romántica para la Bella y la Bestia. Ambos comparten una cena y un baile, pero la Bestia percibe que la joven todavía alberga tristeza. Bella le explica que sigue añorando a su padre, ante lo cual la Bestia le deja utilizar su espejo mágico. Al usar el espejo, Bella ve a su padre perdido en el bosque y enfermo. La Bestia le permite que acuda a su lado, liberándola de su promesa de quedarse en el castillo y regalándole el espejo. Los sirvientes quedan sorprendidos ante la decisión de su amo, quien confiesa que la ama.
Bella localiza a su padre y lo lleva a su casa en la aldea, donde le explica que la Bestia ha cambiado y le ha permitido marcharse. Gastón llega a la casa con el gerente del manicomio, pero Bella utiliza el espejo mágico para probar la existencia de la Bestia. Sin embargo esto complica la situación, ya que Gastón alienta a los habitantes de la aldea para acabar con la vida de la Bestia. Al comprobar que Bella alberga sentimientos hacia la Bestia, Gastón se enfurece todavía más y lidera la comitiva hacia el castillo, encerrando a Bella y su padre en su casa. 
Gastón y sus hombres llegan al castillo, donde la Bestia se niega a luchar al haber perdido toda esperanza. Sus sirvientes presentan batalla a los habitantes de la aldea, que terminan por escapar despavoridos, pero Gastón logra acceder al ala oeste. Mientras tanto, Bella y Maurice escapan hacia el castillo.
Gastón encuentra a la Bestia y le dispara una flecha arrojándole desde un balcón. Sin embargo, al ver que Bella ha regresado, la Bestia decide presentar resistencia y luchar contra Gastón, logrando derrotarle. Sin embargo, la Bestia le perdona la vida al verse reflejado en el arrogante hombre cuando era joven. Al reunirse con Bella, Gastón apuñala a la Bestia por la espalda, pero termina por caer a su propia muerte desde un balcón. Bella impide que la Bestia caiga también, pero él muere de sus heridas mientras Bella confiesa su amor por él, justo antes de que caiga el último pétalo de la rosa. El hechizo se deshace, y la Bestia recupera su forma humana regresando a la vida. El príncipe y Bella se besan, mientras todos los sirvientes recuperan su humanidad y el castillo deja de ser un lugar lóbrego.

ESCENA
La escena del baile es magistral, la animación es formidable llegando a mostrar el reflejo de los personajes en el suelo. La canción es igualmente brillante. 

1 comentario:

  1. Otro de mis clásicos favoritos después de la sirenita reconozco que siento debilidad por las películas de princesas Disney siempre han sido mis favoritas.
    Completamente de acuerdo con el mensaje la belleza está en el interior pero el cine de animación y sobre todo Disney ha sido muy hipócrita ya que siempre tiene que ser que el guapo quede con la guapa por eso no cala el mensaje ya que la bestia se transforma en un príncipe muy guapo, otro caso es en el jorobado de notre-dame en el que si Esmeralda ve la belleza interior de Quasimodo pero al final se queda con Phoebus que es guapo, incluso en la película de Shreck Fiona se tiene que volver fea para estar con él lo cual indica que solo el guapo debe quedar con la guapa y el feo con la fea, espero algún día ver una peli de animación en la que 2 personas queden juntas sin importarle el físico.
    En cuanto a la historia es preciosa la escena del baile lo mejor, las canciones estupendas si uno se fija conforme avanza la película la bestia va tornándose en un rostro más humano y menos amenazador como al principio. El nombre que Disney le dio a la bestia aunque nunca se menciona es Adam. Cuando sacaron la edición especial incluyeron 2 escenas nuevas para la película la canción ser humano otra vez y una escena en la que la Bella enseña a leer a la Bestia cuya calidad de animación está a la altura de la película.
    Y como siempre esta película tuvo secuela una navidad encantada en la que te vuelven a contar a modo de flashback como Adam se convirtió en bestia pero con animación ya que en esta película te lo cuentan con las vidrieras, luego se hizo otra peli el mundo mágico de Bella de peor animación todavía y parecían tramas de un capítulo de una serie de televisión y próximamente la adaptación con personas reales ya que a Disney le ha dado por adaptar todos sus clásicos animados en versión real.

    ResponderEliminar