- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 29 de abril de 2015

EL RESPLANDOR

FECHA DE ESTRENO
23 de Mayo de 1980
TITULO ORIGINAL
The Shining
DIRECTOR
Stanley Kubrick
PRODUCTOR
Stanley Kubrick
GUION
Stanley Kubrick, Diane Johnson
Basado en la novela de Stephen King
REPARTO
Jack Nicholson (Jack Torrance), Shelley Duval (Wendy Torrance), Danny Lloyd (Danny Torrance, Voz de Tony), Scatman Crothers (Dick Hallorann), Barry Nelson (Stuart Ullman), Philip Stone (Delbert Grady), Joe Turkel (Lloyd), Tony Burton (Larry Durkin), Lia Beldman (Mujer joven del cuarto de baño), Billie Gibson (Mujer vieja en el cuarto de baño), Barry Dennen (Bill Watson), Lisa Burns (Hija de Grady), Louise Burns (Hija de Grady),  Anne Jackson (Doctora)
CINEMATOGRAFÍA
John Alcott
BANDA SONORA
Wendy Carlos, Rachel Elkind
DISTRIBUIDA POR:
Warner Bros.
DURACIÓN
146 minutos

DICK HALLORANN: “Recuerdo que cuando yo era muy pequeño, mi abuela y yo teníamos largas conversaciones sin que despegáramos ni un momento los labios. Ella lo llamaba ‘El Resplandor’, y durante mucho tiempo estuve convencido de que solo ella y yo lo teníamos. Seguro que tú también pensabas que eras el único, pero hay otros que lo tienen. La mayoría no lo saben o no se lo creen. ¿Desde cuándo lo tienes? ¿Por qué no quieres hablar de ello?”
DANNY TORRANCE: “No me dejan hacerlo.”
DICK HALLORANN: “¿Y quién no te deja hacerlo?”
DANNY TORRANCE: “Tony.”
DICK HALLORANN: “¿Y quién es Tony?”
DANNY TORRANCE: “Tony es un niño que vive dentro de mi boca.”
DICK HALLORANN: “Así que es Tony el que te dice las cosas.”
DANNY TORRANCE: “Sí.”
DICK HALLORANN: “¿De qué forma te habla?”
DANNY TORRANCE: “Cuando yo me duermo, él me dice muchas cosas. Pero al despertarme no me acuerdo de casi nada.”

CURIOSIDADES
Stanley Kubrick  no quedó satisfecho con el moderado éxito de taquilla de “Barry Lyndon” (1975), y menos por la recepción bastante negativa por parte de la crítica. Debido a esto se percató de la necesidad de que su próxima película funcionara excepcionalmente bien en taquilla, pero manteniendo sus requisitos artísticos. Optó por el género del terror, e hizo que le llevaran una gran cantidad de libros sobre ese género. No avanzaba mucho en la lectura de los mismos, descartándolos con bastante rapidez. Finalmente, se vio atrapado y absorbido por la trama de “El Resplandor”, novela de Stephen King. Una vez decidido a llevar dicha novela a la gran pantalla, Kubrick decidió comenzar a preparar todo lo necesario para la producción.
Utilizó varios decorados ubicados en los Estudios EMI Elstreee, de entre los cuales el del Hotel Overlook fue el mayor que había sido construido en los mencionados estudios hasta la fecha. Algunos de los diseños interiores del Hotel Overlook fueron famosos por estar basados en el los del Hotel Ahwahnee, en el Parque Nacional Yosemite. Aunque la mayoría de las escenas interiores, e incluso algunas de las exteriores del Hotel fueron realizadas en decorados de estudios, se realizaron algunas tomas externas en Montana. La película fue una de las primeras en utilizar el sistema Steadicam, siendo la primera vez que Kubrick lo utilizaba. De hecho el inventor del sistema Steadicam, Garrett Brown, se involucró de forma importante en la producción de la película. Brown visitó los decorados del Hotel, percatándose de que eran excepcionales para el sistema Steadicam. La película sufrió un periodo de producción prolongado y dificultoso, a menudo contando con días completos de trabajo. La fotografía principal fue completada en más de un año, debido a la naturaleza metódica de Kubrick.
Jack Nicholson fue la primera elección de Kubrick para interpretar a Jack Torrance. Sin embargo, también se consideraron a otros actores como Robert De Niro, Robin Williams y Harrison Ford. Todos ellos contaron con la desaprobación de Stephen King. El escritor consideraba que se necesitaba un actor de apariencia afable que fuera descendiendo gradualmente en la locura, lo que era imposible con Nicholson. King pensaba que el actor parecía estar desequilibrado desde el comienzo de la película. La actriz Shelley Duval no se llevaba bien con el director, manteniendo constantes discusiones acerca de sus frases en el guion, sus técnicas de interpretación y otros aspectos. Duvall terminó por sentirse tan abrumada por el estrés de su papel, que estuvo enferma durante meses. Tal fue el estrés de la actriz, que llegó a sufrir caída de pelo. El guion se modificaba constantemente, en ocasiones varias veces al día, lo que producía estrés añadido. Jack Nicholson llegó a sentirse tan frustrado con los cambios, que llegó a tirar alguna copia del guion consciente que no tardaría en recibir uno nuevo. 
Durante la producción, Kubrick hizo que el reparto y equipo viera la película de David Lynch “Cabeza Borradora” (1977), para transmitirles el tipo de estado de ánimo que deseaba obtener para la película.
En su búsqueda del actor adecuado para interpretar a Danny Torrance, Kubrick envió al matrimonio formado por Leon y Kersti Vitali a Chicago, Denver y Cincinnati. Allí, entrevistaron a cinco mil niños durante un periodo de seis meses. Las tres ciudades fueron escogidas porque Kubrick deseaba encontrar a un niño con un acento a medio camino entre el de Jack Nicholson y Shelley Duvall. Para la escena final del salón de baile, Kubrick ordenó a los extras que no hablaran, sino que gesticularan como si conversaran entre ellos. Les pidió que actuaran de forma natural para otorgar una sensación de realismo y escalofriante, mientras Jack Torrance comenzaba a caminar desde su presente a la década de 1920. Cuando el director fue cuestionado sobre el tema principal de la película, declaró que siempre había considerado que había algo inherentemente malo con la personalidad de los seres humanos.
Stephen King no quedó satisfecho con la película, alegando que se desviaba en exceso de su obra original. Señaló que el personaje de Jack no despertaba simpatía alguna al principio de la película, lo que era completamente necesario para victimizarle en su descenso a la locura, provocado por el hotel. King había sugerido a actores como Jon Voight, Christopher Reeve o Michael Moriarty para interpretar el papel de Jack, ya que serían capaces de que dicho descenso a la locura fuera más inquietante. El final tampoco le gustó, ya que el personaje no obtenía redención alguna. Otros factores quedan sin explicar, como el origen de la entidad Tony que se comunica con Danny. En la novela se revela que son fragmentos de la psique del niño aumentados gracias a su resplandor, y que el segundo nombre de Danny es Anthony. La novela se centra más en Danny, ya que los fantasmas del hotel desean su muerte para hacerse con su resplandor. Sin embargo, en la película los fantasmas están más interesados en reclamar a Jack, quien se sugiere es una reencarnación de un previo cuidador, como se aprecia en la fotografía que se muestra al final.
Debido a esto, el autor decidió producir una miniserie de tres capítulos en el año 1997, cuya trama se adhería de forma más firme a su novela.

NOTA PERSONAL
Me  acuerdo perfectamente de la primera vez que vi la película, cuando la emitieron por la televisión. Era un viernes por la noche, yo tenía catorce años, y me quedé completamente aterrado. El uso de cámaras, la inquietante banda sonora, y esa sensación de claustrofobia tan bien transmitida me dejaron sobrecogido. Los tres actores me parecieron formidables, y la verdad es que el personaje de Danny siempre me dio muy mal rollo, por lo que experimentaba y por como manifestaba la personalidad de Tony. Evidentemente, siempre he opinado que Jack Nicholson interpreta a su personaje más aterrador con diferencia.
Años más tarde, leí la novela y la verdad es que pude entender como muchos fans habían quedado decepcionados con la película. 
Kubrick había realizado una adaptación considerablemente libre, cargándose material importante, aunque el resultado seguía siendo una película aterradora. La miniserie que Stephen King produjo reflejó su trabajo original de forma más fiel, aunque el resultado no fue nada aterrador. Quizás por eso siempre he disfrutado de las dos versiones, aunque por evidentes razones diferentes. Sin embargo, como film de terror, la obra de Kubrick siendo sometiéndome a una considerable tensión cada vez que la veo.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Jack Torrance es un antiguo profesor que acude al Hotel Overlook a una entrevista de trabajo. La entrevista es para el puesto de guardián de invierno, ya que el hotel permanecerá cerrado desde noviembre hasta mayo. Dedicado a su nueva carrera como escritor, Jack quiere aprovechar el aislamiento del hotel para escribir su nueva obra, acompañado de su esposa Wendy e hijo Danny. El hotel fue construido en terrenos que contenían tumbas de Nativos Americanos, y queda totalmente aislado en invierno debido a las fuertes nevadas. 
El director del hotel, Stuart Ullman, entrevista a Jack advirtiéndole de que el aislamiento puede ser muy duro. También le explica que el anterior guardián, Delbert Gray, sucumbió a un sentimiento de claustrofobia matando a su esposa e hijas, y suicidándose después. Mientras tanto en Boulder, Danny experimenta una aterradora premonición acerca del hotel, en la forma de una visión de una cascada de sangre que surge de la puerta de un ascensor. Wendy ha visitado a un médico para informarle de que Danny tiene un amigo imaginario llamado Tony, y que Jack ha dejado de beber después de que le hiciera daño a Danny durante una borrachera. El nuevo trabajo se presenta como la oportunidad de unir de nuevo a la familia.  
La familia Torrance llega al Hotel Overlook en el mismo día de su cierre, y Stuart les proporciona una guía de todas sus instalaciones. Danny conoce a Dick Hallorann, chef del hotel, que detecta las habilidades extrasensoriales del niño. Dick se comunica telepáticamente con Danny para ofrecerle helado. 
Cuando ambos están a solas, Dick le explica que tanto él como su abuela compartían esa habilidad telepática, la cual la anciana definía como “El Resplandor”. Danny le pregunta si el Hotel alberga algo maligno, refiriéndose en particular a la habitación 237. Hallorann le explica a Danny que el Hotel posee un poder similar al de ambos, cargado con muchos recuerdos y experiencias que tuvieron lugar entre sus paredes, algunos de éstos terribles. También le advierte que debe mantenerse alejado de la habitación 237. El Hotel se vacía y los Torrance se instalan en el mismo.
Un mes más tarde, Jack parece sufrir un bloqueo creativo a la hora de escribir. Por su parte, Wendy y Danny exploran el formidable laberinto de setos del hotel. Pronto comienza a nevar, y las líneas telefónicas quedan inoperativas, por lo que Wendy recibe instrucciones de mantener la radio encendida. Danny comienza a experimentar visiones, en las que las hijas de Delbert Gray aparecen para pedirle que se quede para siempre con ellas, y en las que ambas también aparecen asesinadas a hachazos. 
Jack comienza sentirse cada vez más frustrado, y a sufrir un estado anímico violento aislándose de su familia. La curiosidad de Danny le lleva a entrar en la habitación 237. Mientras tanto, Wendy acude a Jack, cuando este se despierta tras sufrir una pesadilla en la que descuartizaba a su familia. Danny aparece en ese momento con un moratón en cuello y considerablemente traumatizado. Wendy asume que ha sido Jack quien le agredido, hasta que Danny le explica que fue una mujer en la habitación 237. Por su parte, Jack se encuentra con un camarero fantasma llamado Lloyd, quien comienza a servirle alcohol mientras Jack se queja de su matrimonio.
Cuando Wendy le explica lo que Danny le ha contado, Jack visita la habitación 237. Allí se encuentra con el fantasma de una mujer atractiva que se torna vieja y muerta. Sin embargo, Jack decide decirle a Wendy que no ha visto nada. Ambos comienzan a discutir cuando Wendy sugiere que se lleven a Danny del hotel. 
Furioso, Jack regresa al bar, encontrándolo lleno de fantasmas que asisten a un baile. Allí conoce al fantasma de Grady, quien le insta a que acabe con las interferencias de su esposa e hijo, quien ha usado su talento para comunicarse con Hallorann. En Florida, Hallorann experimenta una premonición que le hace suponer que algo va mal en el hotel, y decide tomar un vuelo con la esperanza de ayudar a la familia. Mientras tanto, Tony comienza a convertirse en la personalidad dominante de Danny, repitiendo constantemente la palabra “redrum”.
Buscando a Jack, Wendy descubre que todo lo que ha escrito ha sido la misma frase, “No por mucho madrugar amanece más temprano”, innumerables veces. El ya demente Jack intenta atacarla, pero Wendy le noquea con bate de baseball y le encierra en la despensa. Sin embargo, Wendy se ve atrapada con Danny en el hotel, ya que Jack ha destruido la radio y el coche oruga. El fantasma de Grady libera a Jack, dándole una nueva oportunidad para que mate a su familia. Wendy observa como Danny ha escrito la palabra “redrum” en una puerta, y al verlo reflejado en el espejo lee la palabra “murder” (asesinato). 
Jack ataca a la familia golpeando la puerta del apartamento con un hacha. Wendy hace que Danny escape por la ventana del cuarto de baño, demasiado pequeña para ella. Cuando Jack abre un agujero en la puerta del cuarto de baño, Wendy le provoca un corte en la mano con un cuchillo de cocina.
En ese momento, Hallorann llega en un coche oruga, por lo que Jack deja a Wendy para detenerle. Jack acaba con Hallorann de un hachazo y persigue a Danny cuando escapa hacia el laberinto de setos. Mientras tanto, Wendy recorre el hotel encontrándose con varios fantasmas y siendo testigo de la cascada de sangre que Danny premonizó en Boulder. En el laberinto de setos, Danny deja un rastro de huellas falso para confundir a su padre, quien acaba por perderse en el laberinto. Danny sale del mismo y se reencuentra con Wendy. Los dos escapan en el coche oruga de Hallorann, mientras Jack muere congelado en el laberinto.
En un pasillo del hotel, Jack Torrance aparece sonriendo en una fotografía, junto a otros asistentes a una fiesta. La fotografía data del cuatro de julio de 1921.

ESCENA
Siempre me ha sobrecogido la escena de Danny recorriendo el hotel en triciclo, y encontrándose con los fantasmas de las niñas de Grady.

1 comentario:

  1. Yo la vi hace unos años y no me dio ningún miedo aunque como otras películas de terror que he visto ya de mayor ya casi nada me produce miedo pero si la hubiera visto de niño o en la adolescencia seguro que habría terminado aterrado como por ejemplo cuando vi Eso otra de Stephen King, mis padres vieron esta película cuando se estrenó en el cine y siempre me contaban que la escena más aterradora de la película es la de las gemelas en el pasillo diciendo ven a jugar con nosotras Danny escena que creo que me habría dado mucho miedo de niño si la hubiera visto junto con la mujer desnuda de la bañera y los ríos de sangre por el hotel, la actuación de Jack Nicholson es muy buena, no la he visto en versión original pero es inconfundible que quien dobla a Shelley Duvall es Verónica Forqué, la otra versión que se hizo para la televisión con Rebecca de Mornay la vi antes y creo que tal vez la historia es más completa que esta versión no he leído la novela pero la mini-serie va más allá mostrando el futuro de los personajes, luego también está la segunda parte en novela titulada doctor sueño donde Danny ya de adulto es el protagonista.

    ResponderEliminar