- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 16 de noviembre de 2016

EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS

FECHA DE ESTRENO
26 de Junio de 2014
TITULO ORIGINAL
Dawn of the Planet of the Apes
DIRECTOR
Matt Reeves
PRODUCTORES
Peter Chernin, Dylan Clark, Rick Jaffa, Amanda Silver
GUION
Mark Bomback, Rick Jaffa, Amanda Silver
REPARTO
Andy Serkis (César), Jason Clarke (Malcolm), Gary Oldman (Dreyfus), Keri Russell (Ellie), Toby Kebbell (Koba), Kodi-Smit McPhee (Alexander), Kirk Acevedo (Carver), Nick Thurston (Ojos Azules), Terry Notary (Rocket), Karin Konoval (Maurice), Judy Greer (Cornelia), Jon Eyez (Foster), Enrique Murciano (Kemp), Larramie Doc Shaw (Ash), Lee Ross (Grey), Keir O’Donnell (Finney), Kevin Rankin (McVeigh), Jocko Sims (Werner), Al Vicente (Manone)
CINEMATOGRAFÍA
Michael Seresin
BANDA SONORA
Michael Giacchino
DISTRIBUIDA POR:
20th Century Fox
DURACIÓN
130 minutos
PRECEDIDA POR:

ELLIE: “Los simios no tuvieron la culpa.”
CARVER: “¿Y quién coño tuvo la culpa? Era la gripe de los simios.”
ELLIE: “Fue un virus creado por científicos en un laboratorio. Los simios eran cobayas, no tenían ni voz ni voto.”
CARVER: “Ahórrate el buen rollo jipioso. ¿Insinúas que no se revuelven las tripas cuando los ves? ¿No tenías una hija pequeña?” 

OJOS AZULES: “Lo siento mucho, por todo.”
CÉSAR: “No, yo tengo la culpa.”
OJOS AZULES: “Pero Koba te traicionó.”
CÉSAR: “Yo decidí confiar en él porque es simio. Siempre pienso que simio es mejor que humano. Ahora veo cuánto nos parecemos.”

CURIOSIDADES
Tras el estreno de “El Origen del Planeta de los Simios” en 2011, el director Rupert Wyatt mencionó la posibilidad de nuevas secuelas. Esto se debía a que el final de la película dejaba ciertas preguntas por responder, siendo el film el principio de la historia. El guionista y productor Rick Jaffa también señaló el hecho de que la película contenía ciertas pistas acerca de esas posibles secuelas. Su intención era la de crear una plataforma y plantar ciertas semillas que pudieran ser aprovechadas en el futuro. DE hecho, señaló que la película mostraba una versión de la nave del film original de 1968, como una clara pista sobre una posible secuela. Durante una entrevista, Wyatt declaró su deseo de que futuras secuelas pudieran evolucionar a la hora de narrar una historia que pudiera conectar con la película original de 1968. También deseaba que la siguiente película tuviera lugar ocho años después de la trama de “El Origen del Planeta de los Simios”, para poder mostrar toda una nueva generación de simios y explorar la dinámica de la relación entre los personajes de César y Koba. 
En Noviembre de 2011 se anunció que Andy Serkis había sido el primero en cerrar un trato para una secuela de la película, interpretando de nuevo al líder de los simios, César, por una importante suma de dinero. En mayo de 2012, Rick Jaffa y Amanda Silver contrataron a Scott Burns para que revisara un posible guion para la secuela. Al final del mismo mes, “20th Century Fox” anunció que la secuela se titularía “El Amanecer del Planeta de los Simios”. Durante Septiembre de 2012, se extendió el rumor de que el director Rupert Wyatt se estaba planteando abandonar el proyecto de la secuela debido a que la fecha escogida para el estreno, no le permitiría acabarlo de forma adecuada. Dicho rumor fue confirmado cuando en Octubre se decidió que Matt Reeves le sustituiría en el proyecto. Ese mismo mes, Mark Bomback fue contratado para revisar de nuevo el guion.
En diciembre, James Franco especuló que no participaría en la secuela debido a que Wyatt no estaba ya involucrado en el proyecto. 
De hecho, señaló que desde la partida de Wyatt, nadie había contactado con él en relación a la película. Más adelante, Matt Reeves revelaría que James Franco aparecería en un cameo en la película. Freida Pinto, quien había interpretado a la primatóloga Caroline Aranha, confirmó que no formaría parte del reparto de la secuela. En abril 2014, se le preguntó al productor sobre el destino de los personajes interpretados por Franco y Pinto; y declaró que ambos habrían estado entre las primeras víctimas del virus del film. En febrero de 2013, Gary Oldman, Jason Clarke y Kodi Smit-McPhee fueron contratados para interpretar a los protagonistas de la secuela, cuya trama estaba establecida diez años después de los eventos mostrados en “El Origen del Planeta de los Simios”. En Marzo se contrató a Keri Russell, y Judy Greer fie escogida para interpretar a Cornelia, la chimpancé  pareja de César. Toby Kebbell, Enrique Murciano y Kirk Acevedo se unieron al reparto durante el rodaje de la película. En Mayo de 2013, Jocko Sims fue contratado para el papel secundario del operativo militar Werner.
Al igual que en la película anterior, los efectos visuales de “El Amanecer del Planeta de los Simios” fueron creados por Weta Digital. Además de crear a los simios, la compañía tuvo que crear otros animales digitales como una manada de alces, un oso grizzly, y algunos caballos adicionales. Los alces fueron crearon mediante el uso de fotogramas claves de animación y con la ayuda del software MASSIVE. El oso fue creado mediante el uso de animación de fotogramas clave, al igual que los caballos que añadieron motion capture.

NOTA PERSONAL
La segunda película del relanzamiento de la franquicia no defraudó en absoluto, llegando a superar en muchos aspectos a su predecesora. Es cierto que me hubiera gustado ver el declive de la civilización humana, pero a pesar de esto la premisa de la película es considerablemente buena, saltando diez años adelante. 
Tenemos un elenco de personajes humanos nuevos, los cuales se dividen entre aquellos que han aprendido de la soberbia y las consecuencias de sus actos, y los que no han aprendido nada. Debo reconocer que Gary Oldman destaca como el atormentado Dreyfus, que acaba sumido en el odio. Una vez más, los simios están desarrollados a la perfección, superando a la anterior película en escenas de mayor dificultad. Cuando los simios cabalgan y la imagen es creíble, uno se da cuenta de que el equipo de efectos visuales ha realizado una labor formidable.
Uno de los aspectos más interesantes de este relanzamiento de la franquicia, es que la guerra es inevitable debido a los simios y no a los humanos. El mayor responsable es el chimpancé Koba, cuya ira e incapaz de dejar atrás el pasado le conduce a tomar una serie de decisiones que bien pueden condenar a su especie. Ahora bien, me parece justo señalar que Koba no procede de un pasado tan confortable como César. 
Toda la escena del ataque de los simios sobre la torre de los humanos en San Francisco es formidable. El duelo final entre César y Koba es igualmente impresionante. Todo esto se incrementa ante la mencionada dificultad de crear simios convincentes. Pero lo más elogiable son determinadas escenas como Cornelia teniendo a su hijo, y la familia en torno a ella, César y Ojos Azules reconciliándose, o Maurice forjando amistad con el joven humano Alexander. Cuando esas escenas, capturando movimiento y siendo creadas mediante ordenadores, conmueven de esa forma, uno se percata del éxito de un proyecto. Esta nueva fase de la franquicia no deja de superarse.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Diez años después de la pandemia mundial provocada por el mortal Virus ALZ-113, también conocida como Gripe de los Simios, toda la civilización humana ha quedado destruida. 
El noventa y nueve por ciento de la población humana ha fallecido debido a la pandemia; mientras que los simios con inteligencia incrementada mediante la genética se han reproducido y han construido una civilización propia. Cerca de las ruinas de la ciudad que una vez fue San Francisco, César es el líder de una colonia establecida en los Bosques Muir. Durante una expedición por el bosque, el hijo de César, llamado Ojos Azules, y su amigo Ash se encuentran con un hombre llamado Carver. Éste se asusta al verlos y dispara de forma automática sobre Ash, hiriéndolo. Los acompañantes de Carver, liderados por un hombre llamado Malcolm, llegan al lugar mientras Ojos Azules llama al resto de los simios. César en persona se presenta en el lugar e impide una confrontación, ordenando a Malcolm que se lleve a los humanos y que no vuelvan por los bosques. Malcolm y sus acompañantes regresan a su pequeña comunidad de supervivientes en San Francisco, ya genéticamente inmunes al virus. Dicha comunidad reside en una torre dentro de la antigua ciudad. 
Mientras tanto, el chimpancé Koba sigue mostrando un odio acérrimo hacia los humanos debido a los experimentos y maltratos a los que fue expuesto. Koba consigue convencer a la comunidad de simios de que si no dan una muestra de poder a los humanos, éstos se convertirán en un peligro mayor. César decide liderar a un ejército de simios, los cuales ya montan a caballo, ante la torre de los humanos. Una vez allí anuncia que los simios no desean la guerra, pero que defenderán su colonia si es necesario. También exige que los humanos permanezcan en su territorio, y así los simios permanecerán en el suyo. Los humanos se quedan impresionados al ver que los simios tienen la capacidad de hablar.
Malcolm convence a Dreyfus, líder de la colonia, para que le conceda tiempo para reconciliarse con los simios. Dreyfus es irascible y está dispuesto a atacar, pues la colonia necesita atravesar el bosque para llegar a una presa hidroeléctrica. Si logran activarla, esta proporcionaría energía a la ciudad. A pesar de la decisión, Dreyfus decide no confiar en los simios, y arma a varios supervivientes a los que establece en una armería abandonada. 
Malcolm acude a la colonia de los simios, donde es llevado ante César. Tras una tensa discusión, César concede permiso para que un pequeño grupo de humanos liderados por Malcolm acceda a la presa hidroeléctrica, siempre que no vayan armados. Sin embargo, Carver desobedece y lleva un arma con el que amenaza a los hijos de César. Carver es desarmado y César decide expulsar al grupo de la presa tras lo sucedido. Malcolm y su esposa Ellie intentan razonar con César, descubriendo que su pareja Cornelia ha caído enferma tras dar a luz a su segundo hijo Milo. Ellie convence a César para que le permita tratar a Cornelia, a quien consigue salvar.
Debido a esto, César permite que el grupo regrese a la presa, excepto Carver que debe permanecer en su coche. Durante el resto del trabajo, Ellie, Malcolm, y el hijo de éste último, Alexander, logran conectar de forma positiva con la comunidad de simios. Mientras tanto, el agresivo y enfurecido Koba descubre la armería y se enfrenta a César, acusándole de querer más a los humanos que a los simios. 
César y Koba se enfrentan en combate, y César logra derrotarle estando a punto de matarle. Sin embargo, César enuncia su filosofía de que un simio no matara a otro simio y decide perdonar a Koba, quien finge sumisión. Sin embargo, Koba se siente humillado y más enfurecido que nunca. Regresa a la armería de los humanos, donde asesina a dos guardias y roba un rifle de asalto. De regreso a la colonia de los simios, encuentra a Carver esperando en su coche, y también acaba con su vida.
Al mismo tiempo, la presa hidrológica es reparada con ayuda de los simios, y la energía eléctrica de San Francisco es restaurada. César invita a Malcolm, Ellie y Alexander a su colonia para celebrar su éxito. Durante la celebración, Koba dispara sobre la colonia sin que nadie lo vea. César recibe un disparo cayendo desde lo alto de un árbol, y el pánico se extiende por toda la colonia. Koba aparece ante los simios para asumir el liderazgo, alegando que quien ha disparado es un humano, y que los simios deben acabar con la amenaza de los humanos de una vez por todas. 
El orangután Maurice ayuda a Malcolm, Ellie y Alexander a escapar de la colonia, antes de que algo les suceda. Koba lidera a un ejército hasta la armería, donde los simios se equipan con armas para dirigirse después hasta la torre de San Francisco. Allí se enfrentan a los humanos en combate, y a pesar de sufrir varias bajas, los simios logran entrar en el edificio utilizando un tanque. Mientras los simios aprisionan a los humanos, Dreyfus escapa al túnel de metro que se encuentra bajo la torre. Koba le ordena a Ash que mate a un grupo de humanos desarmados. Cuando Ash se niega a hacerlo, Koba decide matarle y encarcela a los simios que todavía son leales a César.
Durante el ataque, Malcolm, Ellie y Alexander encuentran a César todavía vivo y herido en el hombro. El grupo transporta a César a una casa a las afueras de San Francisco, que resulta ser la casa donde César se crío con los Rodman. César les explica que fue Koba quien le disparó, percatándose de que los simios pueden ser tan corruptos y violentos como los humanos. 
Malcolm se dirige a la ciudad en busca de suministros médicos para César y se encuentra con Ojos Azules, a quien Koba había manipulado para unirse a su causa. Sin embargo, Ojos Azules ha comenzado a dudar de Koba después de que éste matara a Ash, y decide acompañar a Malcolm. Una vez en la casa, Ojos Azules se percata de su error y se reconcilia con su padre. Tras esto, Ojos Azules acude a la torre, donde libera a los simios encarcelados que todavía son leales a su padre. Por su parte, Malcolm encuentra a Dreyfus en el metro, quien le informa que ha logrado contactar con supervivientes en una base militar en el  norte. Éstos se encuentran de camino para ayudarles a luchar contra los simios.
En lo alto de la torre, César revela haber sobrevivido así como la traición de Koba. Ambos se enfrentan en combate, y durante la lucha Dreyfus detona cargas de C-4 en la base de la torre. Esto provoca la muerte del propio Dreyfus, quien termina siendo aplastado por los escombros. A pesar del colapso de la torre, César logra derrotar a Koba, quien queda colgando de un borde de la torre. Koba apela a que un simio no matara a otro simio, pero César declara que Koba ya no es un simio y le deja caer a su muerte. Malcolm se reúne con César y le informa de la inminente llegada de los refuerzos militares de los humanos. César es consciente de que los humanos nunca perdonaran a los simios por la guerra que Koba empezó, y le recomienda a Malcolm que parta a lugar seguro con su familia. César también se declara amigo de Malcolm por todo lo que ha hecho. Malcolm parte con su familia, mientras César permanece junto a todos los simios, aguardando la guerra que tendrá lugar.

ESCENA
César lidera a los simios, llevándolos ante los humanos para establecer normas de convivencia, asegurando no desear la guerra. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada