- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 7 de diciembre de 2016

007: ALTA TENSIÓN

FECHA DE ESTRENO
27 de Junio de 1987
TITULO ORIGINAL
The Living Daylights
DIRECTOR
John Glen
PRODUCTORES
Albert R. Broccoli, Michael G. Wilson
GUION
Richard Maibaum, Michael G. Wilson
REPARTO
Timothy Dalton (James Bond), Maryan d’Abo (Kara Milovy), Joe Don Baker (Brad Whitaker), John Rhys-Davies (General Leonid Pushkin), Art Malik (Kamran Shah), Jeroen Krabbé (General Georgi Koskov), Andreas Wisniewski (Necros), Thomas Wheatley (Saunders), Robert Brown (M), Desmond Llewelyn (Q), Geoffrey Keen (Frederick Gray), Caroline Bliss (Señorita Moneypenny), John Terry (Felix Leiter), Walter Gotell (General Gogol), Virginia Hey (Rubavitch), Julie T. Wallace (Rosika Miklos),
CINEMATOGRAFÍA
Alec Mills
BANDA SONORA
John Barry
DISTRIBUIDA POR:
United International Pictures
DURACIÓN
131 minutos
PRECEDIDA POR:
SUCEDIDA POR:
Licencia Para Matar

SAUNDERS: “No pienso dejar que esto quede así 007. Informaré a M que falló deliberadamente. Sus órdenes eran matar a aquel tirador.”
JAMES BOND: “Al diablo las órdenes. Yo solo mato a profesionales. Aquella chica no sabía ni sostener el arma. Adelante, cuéntele lo que quiera. Si me despide se lo agradeceré.”

KAMRAN SHAH: “Espera, no son rusos.”
JAMES BOND: “¿Qué hacen?”
KAMRAN SHAH: “Ya saben que no son rusos, ahora no os mataran.”
KARA MILOVY: “¿Ahora no? ¿Y luego?”
JAMES BOND: “Tranquila, te dejarán para el harén.”

CURIOSIDADES
Se trata de la décimo quinta película en la franquicia del Agente 007. Inicialmente, se propuso que la película fuera una precuela a las anteriores películas, idea que resurgiría con el relanzamiento de la franquicia en el año 2006. 
En otoño de 1985, tras la decepción de taquilla y crítica provocada por “Panorama Para Matar”, se comenzó a trabajar en varios guiones para el siguiente film. La idea era que Roger Moore ya no interpretaría a James Bond. En parte se debía a que ya tendría cincuenta y nueve años, y por otro lado a que el actor ya no tenía deseo de seguir en el papel tras doce años y siete películas. Se inició una cuidadosa búsqueda para escoger un nuevo actor para que interpretara a James Bond. Entre los numerosos actores que se presentaron a las pruebas de 1986, se encontraban Sam Neill de Nueva Zelanda, el irlandés Pierce Brosnan y el galés Timothy Dalton. El coproductor Michael G. Wilson, el director John Glen, Dana y Barbara Broccoli quedaron muy impresionados por la prueba de Sam Neill, y mostraron interés en utilizarle. Sin embargo, el productor Albert Broccoli no estaba convencido en absoluto. Tras tres días de pruebas de cámaras, los productores decidieron ofrecerle el papel a Pierce Brosnan. En aquel entonces, el actor tenía un contrato para la serie de televisión “Remington Steele” (1982-1987). 
Sin embargo, la serie había sido cancelada por la cadena NBC debido a un descenso de audiencia. Cuando se anunció que Brosnan interpretaría a James Bond se desencadenó un nuevo interés en la serie, lo que provocó que la NBC extendiera el contrato de Brosnan un total de sesenta días para crear una nueva temporada. Esta acción por parte de la NBC provocó repercusiones drásticas, y un enojado Albert Broccoli retirara la oferta a Brosnan, asegurando que no deseaba que el personaje de James Bond se viera asociado con una serie de televisión contemporánea. Esto también provocó una decaída en el interés en “Remington Steele”, y solo cinco episodios de la temporada adicional fueron rodados antes de que la serie fuera cancelada. Broccoli se limitó a declarar que “Remington Steele no sería James Bond”.
Dana Broccoli procedió a sugerir a Timothy Dalton para el papel. Sin embargo, Albert Broccoli tenía serias dudas, debido que Dalton había declarado públicamente tener poco interés en el papel. Al final y debido a la insistencia de su esposa, accedió a reunirse con el actor. 
Sin embargo, Dalton se disponía a rodar la película “Brenda Starr” (1989), por lo que no iba a estar disponible. Una vez hubo finalizado el rodaje de “Brenda Starr”, el papel de Bond le fue ofrecido de nuevo a Dalton, y el actor pudo aceptarlo. Durante un tiempo, los productores contaron de forma no oficial con Dalton, ya que todavía no había firmado contrato alguno. Un director de casting persuadió al actor británico Robert Bathurst para que se presentara candidato para el papel de Bond. Bathurst declaró que su absurda prueba solo había sido un ejercicio de coacción, pues los productores deseaban convencer a Dalton para que aceptara el papel dándole a entender que seguían realizando pruebas de selección. La actriz inglesa Maryam d’Abo, quien había trabajado como modelo, recibió el papel de la chelista checoslovaca Kara Milovy. En el año 1984, d’Abo ya se había presentado a las pruebas para el papel de Pola Ivanova en “Panorama Para Matar”. Debido a esto, fue la propia Barbara Broccoli quien decidió incluir a d’Abo en las pruebas para el papel de Kara Milovy, y la actriz logró hacerse con el papel en esa ocasión.
Inicialmente, el general de la KGB al que Koskov iba a traicionar era el General Gogol. Sin embargo, el actor Walter Gotell estaba demasiado enfermo para poder abordar un papel protagonista, y el personaje de Leonid Pushkin sustituyó al de Gogol. Sin embargo, el personaje del General Gogol tuvo una breve aparición al final de la película, habiendo sido transferido al servicio diplomático soviético. De hecho, esta fue la última aparición del personaje del General Gogol en la franquicia. La canción “The Living Daylights” de la película fue interpretada por el grupo noruego A-Ha, muy famoso en la década de 1980. Al vocalista Morten Harket se le ofreció un pequeño papel como uno de los secuaces del villano del film. Sin embargo, el actor rechazó el papel debido a falta de tiempo y a que el deseo de darle el papel se debía más a su popularidad de aquel entonces, que a su capacidad de actuar.

NOTA PERSONAL
Debo comenzar admitiendo que de todos los actores que interpretaron a James Bond, Timothy Dalton siempre ha sido el que menos me ha convencido. Al mismo tiempo, es justo admitir que tuvo un difícil papel reemplazando al genial Roger Moore. Con esto no quiero decir que la película sea mala, sino que no está a la altura de muchas de sus predecesoras. Uno de los fallos más grandes radica en el antagonista, que en ocasiones se me antoja hasta ridículo. El plan a desbaratar tampoco resulta tan amenazante como en otras historias anteriores. Sin embargo, hay otros aspectos que sí funcionan en concordancia con anteriores films. Las clásicas escenas de persecuciones funcionan bastante bien, y me alegró volver a ver el clásico coche “Ashton Martin V8” en una de esas acciones. Al otro extremo, el descenso de montaña a bordo de la funda del chelo también me pareció bastante logrado.
Si bien el personaje antagonista de Koskov no me dejó nada impresionado, el del asesino Necros si me pareció bastante efectivo. 
A pesar de esto, los villanos siguen pareciéndome el punto flaco de la película con diferencia. Ni siquiera el traficante de armas Whitaker está a la altura. De hecho, el villano sale de sus aprietos con un mero arresto, mientras que solo tenemos dos grandes duelos de Bond contra Necros y Whitaker respectivamente. El segundo me pareció bastante ridículo, pero la lucha entre Bond y Necros en el avión me pareció de las pocas cosas efectivas en ese sentido. Es curioso que la crítica elogiara ese lado oscuro del personaje de James Bond a manos de Dalton, cuando fue tan dura con “Panorama Para Matar”, que a mí me pareció bastante más efectiva. Sin embargo, como toda película de James Bond, la trama y la acción no caen nunca en el aburrimiento, y logran mantenerte enganchado y atento. Sin embargo, ésta dista de ser una de mis películas favoritas en la franquicia.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Los Agentes 002, 004 y 007 son enviados a Gibraltar en una misión de entrenamiento para infiltrarse en una estación de radar. Un falso agente asesina a 004 y es perseguido por James Bond, que le hace caer en su camión por un acantilado acabando con su vida. Poco después, Bond es enviado a Bratislava, Checoslovaquia, para ayudar a escapar al General Georgi Koskov que ha decidido desertar de la KGB. Durante la misión, Bond descubre a un tirador de la KGB que resulta ser una mujer chelista. En lugar de matarla, decide desarmarla de un disparo desobedeciendo órdenes. Tras esto, Bond decide enviar a Koskov en una capsula a través del oleoducto transiberiano hasta Austria. De esta forma, el ex agente de la KGB logra abandonar Checoslovaquia y es enviado al Reino Unido en un jet.
En una reunión posterior del MI6, Koskov informa que el General Leonid Pushkin, líder de la KGB, ha reactivado el programa Smiert Spionam, diseñado para dar muerte a espías extranjeros, para que las distintas agencias se eliminen las unas a las otras. 
Pushkin partirá para Tánger a una Convención de Comercio Norteafricano como tapadera. Sin embargo, un asesino llamado Necros se infiltra en la base del MI6 logrando capturar a Koskov y llevándolo de regreso a Moscú. Bond también está en la lista de Pushkin, razón por el que el asesino de 004 le atacó, por lo que el agente logra convencer a M para que le envíe a Tánger en busca de Pushkin. Allí, Bond debe matar a Pushkin para evitar que el asesinato de más agentes provoque tensiones entre la Unión Soviética y el Oeste. La Señorita Moneypenny identifica a la chelista como Kara Milovy y se lo comunica a Bond.
Antes llevar a cabo su misión, Bond regresa  Bratislava tras la pista de Kara, que es retenida por un grupo de la KGB que se la lleva en coche. Bond examina el rifle dentro del estuche del chelo, y descubre que las balas estaban vacías. Bond se reúne con Kara una vez es liberada y descubre que es la amante de Koskov, que fingió su propia defección. Bond finge ser amigo de Koskov y la convence para que le acompañe hasta Viena, en teoría para reencontrarse con Koskov. 
Bond y Kara escapan de Bratislava perseguidos por la KGB, logrando atravesar la frontera de Austria gracias a su equipado coche y al chelo verdadero de Kara. Mientras tanto, el General Pushkin se reúne con el traficante de armas Brad Whitaker en Tánger, donde le informa que la KGB va a cancelar una compra de armas prepara previamente por Koskov y Whitaker. El traficante se reúne con Koskov y Necro, quien en realidad trabaja con él, y es notificado de que todo se ha preparado para que Bond considere a Pushkin una amenaza y acaba con él.
En Viena, Bond se reúne con su aliado Saunders del MI6 y le comunica haber descubierto que la defección de Koskov es falsa y de estar fingiendo amistad con él para obtener información de Kara. Saunders se reúne con Bond en el Parque Prater y le comunica haber descubierto varios intercambios de negocios entre Whitaker y Koskov. Sin embargo, Necros acaba con la vida de Saunders inmediatamente después dejando el mensaje “Smiert Spionam” en un globo. 
Bond y Kara parten para Tánger, donde el primero localiza a Pushkin a quien espera en su habitación. Sin embargo, Pushkin niega haber dado las órdenes parara reactivar el programa “Smiert Spionam”, revelando también que Koskov es buscado por malversación de fondos del estado. Al percatarse de que ambos han sido engañados, Bond y Pushkin deciden aliarse. Para descubrir los planes de Koskov, Bond finge asesinar a Pushkin con su ayuda. Tras esto, Bond es llevado por dos mujeres ante Felix Leiter, agente de la CIA, al que informa de todo lo ocurrido.
Mientras tanto, Kara contacta con Koskov, quien le explica que Bond es un agente de la KGB y le convence de que le drogue para que pueda ser capturado. Koskov, Necros, Kara y Bond prisionero vuelan a una base aérea soviética en Afganistán. Kara se percata de que Bond no es el enemigo, y que impidió que ella disparara en Bratislava. Ambos descubren que en el avión llevan varios diamantes de contrabando. 
Una vez allí, Koskov traiciona a Kara acusándola de desertora y la aprisiona junto a Bond. Ambos logran escapar y en el proceso liberan también a Kamran Shah, líder de la Muyahidín local, resistencia Afgana. Bond y Kara son acogidos por los Muyahidín liderados por Kamran Shah. Al día siguiente, Bond descubre que Koskov está traficando con diamantes y opio para hacerse con beneficios para comprar armas a Whitaker que puedan ser utilizadas contra los británicos y los afganos.
Con ayuda de la Muyahidín, Bond coloca una bomba en el avión que contiene el cargamento de opio, pero es descubierto y queda atrapado dentro. Mientras tanto, los hombres de Kamran Shah atacan la base soviética, y durante la batalla Kara coge un Jeep logrando llegar hasta el avión donde se encuentra James, antes de que despegue. Cuando James se dispone a desactivar la bomba, descubre que Necros también ha logrado subir a bordo del avión. Tras una lucha entre ambos, Bond consigue que Necros caiga a su muerte desde el avión y logra desactivar la bomba a tiempo. 
Desde el avión, Bond observa como Shah y sus hombres están siendo perseguidos por soviéticos. Bond vuelve a conectar la bomba y la arroja a un puente, que explota permitiendo que Shah y sus hombres se hagan con la victoria escapando de los rusos. Tras esto, el avión pierde el combustible y Bond y Kara logran escapar a ras de suelo, enganchando varios paracaídas al jeep.
Con ayuda de Felix Leiter, Bond se infiltra en la mansión de Whitaker en Tánger, donde se enfrenta al traficante acabando con su vida a pesar de que Whitaker hace uso de parte de su armamento avanzado. Al mismo tiempo, Pushkin entra en la mansión con sus soldados, poniendo a Koskov bajo arresto y llevándole de regreso a Moscú. Sin embargo, Pushkin deja marchar a Kara como gesto de buena voluntad. Tiempo después, Kara actúa como chelista solo en Londres. Allí es presentada al ahora diplomático General Gogol y recibe la visita de Kamran Shah y sus hombres. De regreso a su camerino, Kara se encuentra con Bond esperándola.

ESCENA
Éste es un tráiler elaborado por el usuario “Claalc”, que resume la película a través de sus mejores escenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario