- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 15 de marzo de 2017

PEDRO Y EL DRAGÓN ELLIOTT

FECHA DE ESTRENO
3 de Noviembre de 1977
TITULO ORIGINAL
Pete’s Dragon
DIRECTOR
Don Chaffey
PRODUCTORES
Jerome Courtland, Ron Miller
GUION
Malcolm Marmorstein, Seton Miller, SS Field
REPARTO
Helen Reddy (Nora), Jim Dale (Doctor Terminus), Mickey Rooney (Lampie), Red Buttons (Hoagy), Shelley Winters (Lena Gogan), Sean Marshall (Pedro), Jane Kean (Señorita Taylor), Jim Backus (Alcalde), Charles Tyner (Merle), Gary Morgan (Grover), Jeff Conaway (Willie), Carl Bartlett (Paul), Charlie Callas (Voz de Elliott), Walter Barnes (Capitán)
CINEMATOGRAFÍA
Frank Phillips
BANDA SONORA
Irwin Kostal
DISTRIBUIDA POR:
Buena Vista Distribution
DURACIÓN
134 minutos

DOCTOR TERMINUS: “¿Sabes Pedro? Siempre me han gustado mucho los dragones. Son unas maravillosas criaturas, cuando no les da por destruir cosa, desde luego. He tenido la esperanza desde que tenía tu edad, de que algún día yo podría poseer mi propio dragón. Me consideraría sumamente feliz y te estaría muy agradecido si tú me vendieras a mi tu dragón.”
NORA: “¿Usted quiere comprar a Elliott?”
DOCTOR TERMINUS: “Y ni siquiera lo he visto.”
HOAGY: “Le daremos mucho amor, y mucho respeto.”
PEDRO: “Lo siento, no se vende.”
DOCTOR TERMINUS: “No digas eso, todo en la vida se compra y se vende. ¿Entiendes? Te ofrezco tres dólares”
HOAGY: “Mejor ofrézcale cuatro.”
DOCTOR TERMINUS: “Le voy a ofrecer cinco para que sus dudas terminen, cinco dólares.”
PEDRO: “Es que Elliott no es mío, no lo puedo vender.”
HOAGY: “¿Tú lo alquilaste Pedro?”
DOCTOR TERMINUS: “Dime a quien pertenece.”
PEDRO: “Pues yo pienso que a nadie. Él vino a mí, se enteró de que yo lo necesitaba.”

CURIOSIDADES
El núcleo de la película fue una historia corta escrita por Seton Miller y S.S. Field, que nunca había llegado a ser publicada. Los estudios Disney se hicieron con los derechos de la historia en la década de 1950, con la idea de usar la idea en el programa de antología de Disneyland. Sin embargo, el escritor Malcolm Marmorstein decidió convertir el proyecto en una película, que hasta la fecha sigue siendo su mayor proyecto hasta la fecha. El proyecto fue dirigido por el británico Don Chaffey, que había dirigido dos cortos para Disney durante la década de 1960. También era famoso por haber dirigido “Jason y los Argonautas” (1963) y “Hace un Millón de Años” (1966). 
El Faro que sale en la película fue construido en Point Buchon Trail, ubicado en Los Osos, California, aunque la idea inicial era la de haber rodado en Maine. Se equipó con una luz tan grande que fue necesario obtener permiso especial de la Guardia Costera para encenderla durante el rodaje. El motivo era tan simple como que podía confundir a los barcos que pasaran por la costa. Pacific Gas y Electric abrieron la zona del rodaje al público, permitiendo que los excursionistas pudieran tener acceso a la misma.
Inicialmente, el dragón Elliott no se iba a ver durante toda la película ya que siempre sería invisible. Sin embargo, varios miembros del estudio de animación lograron cambiar la opinión a los productores para que fuera visible y en determinadas ocasiones, en forma de dibujos animados. Primero se decidió que solo se le vería al final de la película, pero al final se incrementó su presencia a un total de veintidós minutos. Los animadores de la película decidieron que Elliott debía tener un aspecto más oriental que occidental. La razón era que los dragones orientales a menudo estaban asociados con el bien. 
La película fue la primera que incluía animación en la que ninguno de los nueve animadores originales de Walt Disney se vio involucrado. Una de las técnicas utilizadas en la película contaba con la estructuración mediante el uso de vapor de Sodio. Esto permitía que tres escenas fueran compuestas juntas. Un ejemplo claro era un primer plano real, un fondo real, y un espacio central animado que podía incluir al dragón Elliott. Ken Anderson, que se había encargado de crear a Elliott, explicó que había decidido que el dragón debía ser un poco barrigón sin que fuera grácil o elegante a la hora de volar. Don Hahn, que fue ayudante de dirección para Don Chaffey en esta película, adquirió mucha experiencia en la combinación de acción real y animación. Terminaría por usar esa experiencia al trabajar en “¿Quién Engañó a Roger Rabitt?” (1988).
Tras su estreno, la película gozó de un éxito moderado. Logró recaudar un total de treinta y nueve millones de dólares tras haber hecho uso de un presupuesto de diez millones. Sin embargo, la película recibió unas críticas extraordinarias. 
La canción “Candle on the Water” recibió una nominación a los Oscar como Mejor Canción, pero perdió contra la canción “You Light Up My Life” de la película “Tú Iluminas mi Vida” (1977). La canción interpretada por Helen Reddy fue sacada a la venta como single por Capito Records, aunque con algunos arreglos diferentes con respecto a la interpretación en la película. El film también nominado al Oscar por la Mejor Banda Sonora, pero también perdió la estatuilla, en esa ocasión contra la película “Pequeña Música Nocturna” (1977).
En Marzo de 2013, Disney anunció el remake de la película, cuyo guion fue escrito por David Lowery y Toby Halbrooks. La nueva película fue diseñada con estilo dramático y no fue un musical. Fue estrenada en Agosto de 2016.

NOTA PERSONAL
Curiosamente, está película me había pasado completamente desapercibida hasta mis años universitarias, cuando la alquilé al verla en un videoclub. 
Quedé totalmente cautivado con la película, y sentí mucho no haber tenido la oportunidad de verla cuando todavía era un niño, ya que tiene todos los ingredientes que me hubieran fascinado. ¿Quién no hubiera deseado tener un dragón como amigo, y acabar viviendo en el Faro de un pueblo pesquero? Considerando el año en que fue realizada, la combinación de animación y personas reales está muy lograda, aunque fuera mucho más perfeccionada durante la siguiente década. Todas las canciones del musical son extraordinarias, siendo mi favorita “Candle in the Water”, pero recomendaría ver el film en versión original, pues tiene uno de los peores doblajes que oído nunca, cargándose las canciones (Y no tiene nada que ver con el país de origen del mismo). Helen Reddy y Mickey Rooney realizan una extraordinaria labor, y de entre los villanos destacaría a todos los Gogans, especialmente Shelley Winters, y Jim Dale como el desternillante Doctor Terminus. El propio Elliott tiene un diseño que me parece genial e hilarante, y me encantó ver expresiones prácticamente humanas en un dibujo animado. 
La aventura y trama tiene una evolución interesante, con un clímax emocionante y trepidante. Por otro lado, la idea de un dragón acudiendo en ayuda de niños necesitados me pareció muy acertada. La verdad es que no me canso de ver está película.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
A principios de la década de 1900, un joven huérfano llamado Pedro acaba de escapar de su familia acogida, los Gogans, debido a los constantes abusos que sufre. Los Gogans son montañeses que pagaron cincuenta dólares por Pedro para que el niño se encargue de todas las labores duras de su granja. Pedro ha logrado escapar con la ayuda de un enorme dragón, llamado Elliott, capaz de volverse invisible. Durante la noche, pedro se oculta en un tronco hueco y Elliott se encarga de hacer caer a los Gogans en un lodazal, obligando a la familia compuesta por Lena, su marido Merle y sus dos hijos Grover y Willie, a marcharse en otra dirección. Pedro decide pasar la noche en el tronco hueco para descansar.
A la mañana siguiente, Elliott se hace visible, mostrando su enorme tamaño y color verde, y ayuda a Pedro a desayunar algunas manzanas asadas. Pedro descubre un cartel que conduce al pueblo pesquero de Passamaquoddy, y decide que ambos deben acudir allí. Para no crear problemas y ser aceptado en el pueblo le pide a Elliott que se haga invisible. Sin embargo, Elliott es propenso a crear accidentes debido a ser extremadamente torpe. Esto provoca que Pedro sea marcado como fuente de mala suerte, y se vea metido en algunos problemas con habitantes como la profesora de la escuela o el mismísimo alcalde. Mientras Pedro reprende a Elliott, aparece en encargado del faro del pueblo, llamado Lampie. Este ve a Elliott accidentalmente mientras el dragón se ha hecho visible. Lampie entra en la taberna anunciando la presencia del dragón, pero como el hombre es propenso a la bebida no se le toma en serio. Su hija Nora llega a la taberna y tampoco le cree, culpando a los clientes de la misma del estado de Lampie.
Al anochecer, Pedro se refugia en una gruta ubicada en la playa. Tras acostar a su padre, Nora ve a Pedro en la playa y acude en su busca. En la gruta, Pedro riñe a Elliott por crear problemas, pero al final decide perdonar al que ha sido su único amigo. Nora entra en la gruta y encuentra a Pedro, aunque Elliott se hace invisible a tiempo. Nora le advierte que la marea subirá pronto e inundara la gruta. Conmovida ante la soledad del niño, le invita a pasar la noche en el faro, donde también le da de cenar. Pedro acepta y explica su historia con los Cogans a Nora, que se da cuenta que el niño tiene moratones en el cuerpo. Ambos no tardan en hacerse buenos amigos, y Pedro descubre que Nora estaba a punto de casarse con Paul, un marinero que desapareció con su barco en una tormenta hace un año. Pedro le promete que su dragón Elliott encontrará a Paul, y Nora acepta el ofrecimiento de forma divertida, pensando que Elliott no es más que un amigo imaginario.
A la mañana siguiente, Lampie reconoce a Pedro como el chico del dragón que vio, pero ambos también se hacen buenos amigos. 
Mientras tanto, el Doctor Terminus llega a Passamaquoddy acompañado de su ayudante Hoagy. Terminus es un doctor charlatán que se dedica a la venta de falsos remedios, y ha llegado huyendo del anterior pueblo donde ha estado, ya que sus habitantes se habían enfurecido por sus embustes. Los habitantes de Passamaquoddy ya le conocen y no le tienen afecto, pero Terminus consigue engatusarles una vez más con ayuda de Hoagy. Llegada la noche y tras recibir un nuevo traje que Nora le ha regalado, Pedro decide llevar la foto de Paul a la caverna para pedirle a Elliott que comience a buscar al marinero. Elliott accede a ayudar a Nora. Esa misma noche, Lampie conoce a Terminus y Hoagy en la taberna y revela haber conocido a Pedro y a su dragón. Aunque Terminus no le cree, Lampie lleva a Hoagy a la caverna, donde ambos ven a Elliott y escapan despavoridos.
A la mañana siguiente, los pescadores se quejan de la falta de pesca y culpan a Pedro del desastre, ya que la pesca desapareció el día que llegó. 
Nora se enfrenta a los pescadores acusándolos de supersticiosos, y alegando que la pesca cambia a menudo debido al cambio de corrientes marinas. Tras esto, Nora lleva a Pedro a la escuela local, donde la profesora ya está predispuesta contra el niño. Invisible, Elliott permanece fuera de la escuela; pero cuando la profesora castiga injustamente a Pedro, Elliott atraviesa ña pared de la escuela dejando su silueta en la misma. Al ver la silueta del dragón en la pared de la escuela, Terminus queda convencido de su existencia. Consciente de que la anatomía de un dragón posee usos medicinales reales, Terminus ve la posibilidad de un gran negocio.
Al día siguiente, Terminus visita a Pedro en el Faro y le pide que le venda su dragón, pero el joven se niega y Nora echa al charlatán del Faro. Tras esto, Nora y Lampie le ofrecen a Pedro que se quede a vivir con ellos, y el muchacho acepta entusiasmado ante la idea de tener una familia de nuevo. 
Sin embargo, los Gogans llegan a Passamaquoddy  buscando a Pedro y lo encuentran pescando langostas con Nora y Lampie. Nora se niega a entregar a Pedro y los Gogans intentan usar un bote para alcanzarle. Elliott, todavía invisible, llega a tiempo para hundir el bote de los Gogans. Mientras se secan, los Gogans conocen a Terminus, que les ofrece una alianza para que pueda hacerse con el dragón y los Gogans se queden con Pedro. Los Gogans aceptan y Terminus también convence a varios pescadores supersticiosos de que es necesario ayudarle a capturar al dragón, y así recuperar la pesca local.
Al anochecer surge una intensa tormenta mientras Terminus, los Gogans y los pescadores preparan una trampa para Elliott. Mientras tanto, Elliott visita a Pedro en el Faro, y le comunica que ha encontrado a Paul y que llegara pronto. Sin embargo, Nora no le cree estando segura que Paul ha muerto. También considera que Pedro debe olvidar a su amigo imaginario. Terminus logra atraer a Pedro a una trampa en el embarcadero, donde los Gogans le capturan. Hoagy, que ya ha visto a Elliott, se encarga de atraer al dragón al embarcadero. 
Una vez allí, Elliott encuentra a Pedro pero queda atrapado en una inmensa red. Sin embargo, Elliott consigue liberarse de la trampa y salvar a Pedro. Tras esto, quema el documento que prueba la compra de Pedro a manos de los Gogans, y hace que la familia escapa de Passamaquoddy despavorida. Al intentar matar a Elliott con un arpón, Terminus se enreda en la cuerda y sale disparado. Tras esto, Elliott salva al Alcalde, la maestra y varios habitantes del pueblo de un accidente, mostrándose ante ellos. Mientras tanto, la tormenta ha provocado que la luz del Faro se apague por culpa de una ola, mientras el barco de Paul se acerca a la costa. Nora se da cuenta de que el dragón existe, y Elliott consigue volver a encender la luz del faro, ayudando a que el barco de Paul llegue a la costa a salvo.
A la mañana siguiente ha salido el sol, todos los habitantes de Passamaquoddy se sienten agradecidos por la ayuda de Elliott. En el puerto, Nora se reencuentra con Paul felizmente. Elliott le comunica a Pedro que debe partir en busca de otros niños necesitados de ayuda, ya que Pedro ahora tiene una nueva familia que cuidara de él. Pedro entiende esto perfectamente, y se despide de su gran amigo. El dragón parte volando, mientras Pedro, Nora, Lampie y Paul se despiden de él desde tierra. La nueva familia llega al Faro para iniciar su nueva vida.

ESCENA
No sé porque está escena ha sido eliminada de la versión española, la canción solo se escuche en los créditos iniciales, porque es mi canción favorita de la película, “Candle on the Water”.

1 comentario:

  1. Me encantaba esta película de pequeño y hace poco se la puse a mi hija y le encantó, eso solo puede significar una cosa, que es una gran película infantil

    ResponderEliminar