- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 29 de marzo de 2017

LAS AVENTURAS DE TINTÍN: EL SECRETO DEL UNICORNIO

FECHA DE ESTRENO
23 de Octubre de 2011
TITULO ORIGINAL
The Adventures of Tintin
DIRECTOR
Steven Spielberg
PRODUCTORES
Steven Spielberg, Peter Jackson, Kathleen Kennedy
GUION
Steven Moffat, Edgar Wright, Joe Cornish
Basado en los cómics de Hergé
REPARTO (VOCES)
Jamie Bell (Tintín), Andy Serkis (Capitán Haddock, Sir Francisco de Haddock), Daniel Craig (Ivan Ivanovitch Sakharine, Rackham el Rojo), Nick Frost (Hernández), Simon Pegg (Fernández), Toby Jones (Arístides Silk), Daniel Mays (Allan), Mackenzie Crook (Tom), Gad Elmaleh (Omar be Salaad), Enn Reitel (Nestor), Tony Curran (Teniente Delcourt), Joe Starr (Barnaby Dawes), Kim Stengel (Bianca Castafiore), Sonje Fortag (Señora Finch), Cary Elwes (Phillip Rhys)
CINEMATOGRAFÍA
Janusz Kamiński
BANDA SONORA
John Williams
DISTRIBUIDA POR:
Paramount Pictures
DURACIÓN
107 minutos

CAPITÁN HADDOCK: “¿Pensaba que eras optimista?”
TINTÍN: “Pues se equivoca. Soy realista.”
CAPITÁN HADDOCK: “Eso dicen siempre los timoratos.”
TINTÍN: “Puede usted llamarme como quiera. ¿No lo entiende? Hemos fracasado.”
CAPITÁN HADDOCK: “Fracasado, siempre hay gente dispuesta a llamarte fracasado, frustrado, estúpido, borracho inútil. Pero nunca te lo digas a ti mismo. Envías una señal equivocada; y eso es lo que la gente capta. ¿Lo entiendes? Si de veras te importa algo lucha por ello. Si das con un muro atraviésalo. Hay algo que debes saber sobre el fracaso Tintín, que no debes dejar que te venza.”

CURIOSIDADES
Steven Spielberg se había declarado fan de los cómics de Tintín, desde que los había descubierto en el año 1981. 
Dicho descubrimiento se debió a que un crítico había comparado “En Busca del Arca Perdida” (1981) a las aventuras del joven reportero. Esto fue lo que había desatado su interés. Ya se habían realizado dos películas de acción real sobre el personaje tituladas “Tintín y el Misterio del Toisón de Oro” (1961) y “Tintín y el Misterio de las Naranjas Azules” (1964), y una serie de dibujos animados. Al creador de Tintín, Hergé, no le habían gustado estas versiones, y se convirtió en un gran fan de Spielberg declarando que sería la única persona que podría hacer justicia a su personaje en una película. Spielberg y su compañera de producción Kathleen Kennedy en “Amblin Entertainment” habían organizado un encuentro con Hergé en 1983, mientras rodaban “Indiana Jones y el Templo Maldito” (1984) en Londres. Hergé falleció esa misma semana, pero su viuda decidió cederles los derechos. En 1984, se logró conseguir un derecho a prórroga para rodar una película con “Universal Pictures” como distribuidora.
Spielberg encargó a Melissa Mathison, guionista de “E.T. el Extraterrestre” (1982), para escribiera un guion en el que Tintín se enfrentaba a cazadores de marfil en África. Spielberg veía a Tintín como un Indiana Jones para niños y deseaba que Jack Nicholson interpretara a Haddock. Al quedar insatisfecho con el guion, Spielberg archivó el proyecto para embarcarse en “Indiana Jones y la Última Cruzada” (1989), y los derechos del personaje regresaron a manos de “Hergé Foundation”. Claude Berri y Roman Polanski se vieron interesados en rodar una película del personaje, mientras la Warner intentaba hacerse con los derechos, pero no fueron capaces de garantizar la integridad creativa que Spielberg había asegurado. En el 2001, Spielberg reveló su interés en crear una película de animación sobre Tintín; y en noviembre de 2002 su estudio reestableció la posibilidad de rodar. Sin embargo, Spielberg anunció que solo ejercería como productor. Sin embargo en el 2004, se extendieron los rumores de que Spielberg deseaba dirigir una trilogía en la que cada película abarcaría dos cómics. 
La primera abarcaría “El Secreto del Unicornio” y “El Tesoro de Rackham el Rojo”. La segunda abarcaría “Las Siete Bolas de Cristal” y “El Templo del Sol”. La tercera abarcaría “El Loto Azul” y “Tintín en el Tíbet”, que aunque eran historias diferentes tenían en común al personaje de Chang Chong-Cheng. En aquel entonces, Spielberg ya había regresado a la idea de crear una película de acción real, y contactó con Peter Jackson para ver si “Weta Digital” podría crear un Milú generado por ordenador. Sin embargo, Jackson opinaba en una película de acción real no le haría justicia a los cómics, y que el “motion capture” era el mejor modo de recrear el mundo de Tintín tal y como Hergé lo había creado.
Andy Serkis fue contratado mientras que el propio Jackson tomo el lugar de Tintín. Se realizó una semana de rodaje en 2006, en la que James Cameron y Robert Zemeckis estuvieron presentes. El metraje fue enviado a Weta Digital, donde se produjo un rollo de prueba de veinte minutos que mostraba una representación fotorrealista de los personajes. 
Spielberg declaró que no le importaría rodar la película digitalmente porque la veía como un proyecto animado, pero reiteró que su trabajo de acción real siempre sería rodado de forma tradicional. El diseñador Chris Guise visitó Bruselas para adquirir inspiración sobre los escenarios creados por Hergé. El proyecto fue anunciado de forma oficial en Mayo de 2007, aunque se retrasó debido a que Spielberg estaba ocupado con “Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal” (2008). Spielberg consideró los cómics “El Cangrejo de las Pinzas de Oro”, porque introducía al personaje de Haddock, y “El Secreto de Unicornio”. Pero al final decidió usar éste último para introducir al famoso capitán borracho, y sacar algunas partes de la trama de “El Tesoro de Rackham el Rojo”. De “El Cangrejo de las Pinzas de Oro” incluyó elementos como el barco Karaboudjan, el primer encuentro de Tintín con Haddock, o el villano Allan. En Octubre de 2007, Steven Moffat comenzó a trabajar en el guion con la promesa del propio Spielberg de que el estudio no interferiría con su trabajo. 
Aunque el guionista finalizó un borrador, no pudo terminarlo debido a la huelga del Gremio de Guionistas en 2007 y 2008. Edgar Wright y Joe Cornish finalizaron su trabajo ya que Moffat pasó a convertirse en productor ejecutivo de “Doctor Who”. Tras dos años más de retrasos debido a problemas relacionados con los derechos del personaje, pero al final el proyecto pasó a ser producido por Paramount Pictures.
La película triunfó en taquilla y ante la crítica, recibiendo una nominación a los Oscars por Mejor Banda Sonora, pero perdió contra “The Artist” (2011).

NOTA PERSONAL
Teniendo once años pude leer mi primer cómic de Tintín, “La Isla Misteriosa”, y quedé fascinado con el personaje y todo el universo que le rodeaba. Me acuerdo que consideré que los cómics de Tintín te ayudaban a viajar a lugares remotos, donde tenían lugar sus aventuras. 
Como es normal, también quedé enganchado a la serie de dibujos animados que se emitía los sábados por la mañana, en pequeños fragmentos. Así que cuando se anunció esta película a manos de Spielberg, quedé muy interesado. Creo que tuvo el gran acierto de partir desde el momento en que Haddock aparecía, ya que es otro personaje que siempre me ha encantado. La película está dotada de una animación sobresaliente, casi completamente realista, e incluye a gran cantidad de personajes clásicos de los cómics. Solo falta el Profesor Tornasol, porque su inclusión habría resultado ser demasiado forzada.
Al margen de la excelente animación, la película mezcla acción con un caso clásico de detectives que la hace muy interesantes. Los leves cambios en relación al material original son lógicos y cuidadosos para no faltar al material original. Es cierto que la película tiene un poderoso cliffhanger y no incluye el descubrimiento del propio Unicornio, pero aun así es muy completa.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el año 1955, Tintín es un joven periodista de diecisiete años que reside en Bruselas, Bélgica, acompañado de su fiel perro Milú. Mientras pasea por un mercado de la ciudad, Tintín se fija en la maqueta de un barco del siglo XVII llamado el Unicornio. Tintín lo compra y justo después un hombre aparece y le ofrece el doble, advirtiéndole que si se queda con la maqueta se verá metido en problemas. Inmediatamente después recibe otra oferta de un hombre que acaba de adquirir el Castillo de Moulinsart, y que explica que el barco formó parte del matrimonio del mismo. Tintín se niega de nuevo y lleva el barco a su casa, donde tiene un lugar un incidente entre Milú y un gato que entra por la ventana. Como consecuencia del mismo, la maquea cae al suelo y uno de los mástiles se rompe dejando caer un cilindro que cae bajo uno de los muebles desapercibido.
Tintín acude a la biblioteca a investigar y descubre que el Unicornio era capitaneado por el Caballero Francisco de Haddock de Moulinsart. 
El barco había zarpado de Santo Domingo en 1698, pero jamás alcanzó su destino al ser atacado por piratas. Solo Francisco de Haddock sobrevivió, y existían rumores de que el barco transportaba un cargamento secreto. Ningún historiador descubrió que había pasado, y Francisco de Haddock afirmó que solo un verdadero Haddock descubriría el secreto del Unicornio. Al regresar a casa, Tintín descubre que la maqueta ha sido robada y acude al Castillo Moulinsart. Allí descubre la maqueta y es golpeado por el mayordomo Nestor, que sirve al caballero que conoció en el mercado, llamado Ivan Ivanovitch Sakharine. Sin embargo, la maqueta no es la misma que le han robado. De salida, Nestor le aconseja a Tintín que asegura recuperar todos los trozos del mástil roto de su maqueta.
De regreso a casa, Tintín la encuentra revuelta ya que alguien ha estado buscando algo. Sin embargo, Milú le ayuda a encontrar el cilindro del mástil roto, y al abrirlo encuentra un pequeño pergamino con un mensaje confuso. 
Justo en ese momento, es visitado por el primer caballero del mercado. Éste le advierte de que su vida corre peligro debido al barco, pero es acribillado por un coche que se da a la fuga dejando un mensaje con manchas de sangre en el periódico. Hernández y Fernández visitan a Tintín y le informan que el hombre era un agente de la Interpol llamado Barnaby. Tintín logra leer el nombre de Karaboudjan en las letras manchadas de sangre del periódico. Los detectives también le advierten que están buscando a un carterista que frecuenta el mercado. Inmediatamente después, el carterista fracasa en su intento de robar a los detectives, pero roba la cartera de Tintín con el pergamino en su interior. Para empeorar las cosas, Tintín es secuestrado poco después.
El joven reportero recupera la consciencia en el Karaboudjan, que resulta ser un barco. Allí descubre que Sakharine ha organizado su secuestro, ayudado por sus hombres, y que su maqueta poseía un pergamino similar al suyo. Sin embargo, queda enfurecido al descubrir que Tintín ya no tiene el suyo.
Los hombres del Karaboudjan, liderados por Allan, se preparan para interrogar al joven y así descubrir el paradero del pergamino. Sin embargo, Milú ha llegado subir a bordo y morder las cuerdas de su amo. Tintín logra salir por una de las escotillas, llegando a otro camarote. Allí conoce al borracho Capitán Haddock, que le explica que Sakharine ha vuelto a toda su tripulación contra él, encerrándole en el camarote. Haddock revela que conoce toda la historia del Unicornio y lo que ocurrió, ya que es el último de los tres hermanos Haddock. Sin embargo, su adicción a la bebida ha provocado que lo olvide todo. Tintín deduce que Francisco de Haddock realizó tres maquetas para los tres hermanos, cada uno con un pergamino. Investigando en el camarote del Capitán, Tintín descubre que el barco se dirige al Puerto de Bagghar en Marruecos, ya que allí reside Omar be Salaad, propietario de la tercera maqueta. Tintín y Haddock logran escapar en un bote salvavidas, y el Karaboudjan arrasa otro vacío que habían soltado antes como señuelo. Sin embargo, Sakharine deduce que siguen vivos al ver que faltan dos botes y al descubrir que Tintín ya conoce sus planes.
Mientras tanto, Hernández y Fernández logran capturar al carterista, un cleptómano llamado Arístides Silk. Entre su gran colección de carteras encuentran la de Tintín. En su bote, Tintín y Haddock son atacados por un hidroavión del Karaboudjan. Tintín logra forzar al hidroavión a descender de un disparo, y junto a Haddock se hace con el control del mismo. Al atravesar una tormenta con el hidroavión y quedarse sin combustible, este termina por estrellarse en medio del desierto. Mientras los dos nuevos amigos atraviesan el desierto, y al estar sobrio otra vez, Haddock comienza a sufrir alucinaciones y a recordar la historia de Francisco de Haddock. Con una carga desconocida, el Unicornio fue atacado por un barco pirata capitaneado por Rackham el Rojo. Sin embargo, Haddock no puede seguir la historia al perder el conocimiento. Tintín también cae debido a un día atravesando el Sahara. Por fortuna, ambos son encontrados y recogidos por una expedición.
Mientras se recuperan de su viaje, Haddock vuelve a beber y recuerda como Rackham el Rojo logró derrotar a Francisco y se hizo con el Unicornio. Para salvar a sus hombres decidió revelar el cargamento secreto del Unicornio, cuatro quintales de oro, joyas y otros tesoros. Sin embargo, Rackham no cumplió su palabra y ejecutó a toda la tripulación del Unicornio. Francisco logró liberarse y se preparó para hacer volar el Unicornio por los aires derramando pólvora por cubierta. Tras enfrentarse a Rackham el Rojo en duelo y derrotarle, el barco explotó hundiéndose con el tesoro. Francisco de Haddock sobrevivió siendo maldecido por Rackham el Rojo. Una vez finalizada la historia, Haddock deduce que Sakharine es descendiente de Rackham el Rojo, y Tintín que los tres pergaminos indican la ubicación del hundimiento del Unicornio y su tesoro.
Tintín y Haddock llegan a Bagghar donde se encuentran con Hernández y Fernández que le entregan su cartera a Tintín. De esta forma, el joven recupera su pergamino. Para hacerse con el pergamino de  Omar be Salaad, Sakharine ha traído a la famosa cantante de ópera Bianca Castafiore, de quien Omar es un gran fan. 
Durante el recital de la Castafiore, Haddock se ausenta al no soportar su voz y los hombres de Sakharine le roban el pergamino que Tintín le había dado para que lo guardara. La voz de la Castafiore provoca que la urna de cristal que contiene el tercer Unicornio se rompa y Sakharine utiliza un halcón para hacerse con el tercer pergamino. Ya con los tres pergaminos, Sakharine escapa perseguido por Tintín y Haddock. Tintín logra hacerse con el halcón y los tres pergaminos, comprobando que se superponen a la luz del sol. Sin embargo, se ve obligado a entregarlos para evitar que Haddock y Milú mueran ahogados cuando Sakharine les arroja al agua.
A punto de rendirse, Tintín es animado por Haddock y recuerda que envió un mensaje desde el Karaboudjan, por lo que conoce su frecuencia. Con ayuda de Hernández y Fernández localiza el barco en un puerto. Allí, Haddock se enfrenta a Sakharine en un duelo de espadas, y el villano termina por ser derrotado y arrojado al agua, después de que Tintín logre hacerse con los tres pergaminos. Hernández y Fernández arrestan a Sakharine, y Tintín superpone los pergaminos descubriendo unas coordenadas. Sin embargo, las coordenadas les llevan de regreso al Castillo de Moulinsart, donde son recibidos por Nestor. Al atravesar un falso muro de la bodega, encuentran la cruz del águila que se indica en el pergamino, y un globo terráqueo con una isla que nunca ha existido. Al presionar la falsa isla se abre el globo terráqueo mostrando parte del tesoro que Francisco se llevó en su sombrero. También otro pergamino que indica la ubicación del hundimiento del Unicornio, y deciden financiar una expedición para encontrarlo.

ESCENA
A falta de escenas, aquí dejo el tráiler de la película. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario