- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 12 de abril de 2017

LOS DIOSES DEBEN ESTAR LOCOS

FECHA DE ESTRENO
10 de Septiembre de 1980
TITULO ORIGINAL
The Gods Must Be Crazy
DIRECTOR
Jamie Uys
PRODUCTOR
Jamie Uys
GUION
Jamie Uys, Mont'e Ramodumo
REPARTO
Nǃxau (Xi), Marius Weyers (Andrew Steyn), Sandra Prinsloo (Kate Thompson), Michael Thys (Mpudi), Louw Verwey (Sam Boga), Nic de Jager (Jack Hind), Fanyana H. Sidumo (Jugador de cartas), Joe Seakatsie (Jugador de cartas), Brian O’Shaughnessy (Señor Thompson), Ken Gampu (Presidente), Paddy O’Byrne (Narrador)
CINEMATOGRAFÍA
Buster Reynolds, Robert Lewis
BANDA SONORA
John Boshoff
DISTRIBUIDA POR:
Ster Kinekor, 20th Century Fox
DURACIÓN
109 minutos
SUCEDIDA POR:
Los Dioses Deben Estar Locos II

NARRADOR: “Aquella mañana, Xi tropezó con la persona más fea que jamás había visto. Era tan pálida como algo que hubiera salido arrastrándose de un tronco putrefacto. Su pelo era horrible, largo, fibroso y blanco como el de una anciana. Y era muy grande, habría que trabajar todo el día para poder alimentarla. Aunque era un día caluroso estaba cubriendo su cuerpo con tejidos que parecían hechos de telarañas. Tantas cosas extrañas y mágicas hacía, que Xi se preguntó si no sería uno de los Dioses. ¿Qué estaría haciendo aquí abajo en la Tierra?”

MPUDI: “¿Por qué te has puesto tan guapo?”
ANDREW STEYN: “Bueno, es que voy a ir a la escuela a ver a Kate.”
MPUDI: “¿Y vas a ir así con esa cara?”
ANDREW STEYN: “¿Qué le pasa a mi cara?”
MPUDI: “Que parece que vas a un funeral. ¡Sonríe y llámala guapa!!
ANDREW STEYN: “No sabía que fueras un experto en mujeres.”
MPUDI: “Tengo siete esposas. ¿Y tú cuantas?”
ANDREW STEYN: “¿Y por qué no estás en casa con tus esposas?”
MPUDI: “Sé cómo casarme, pero no como vivir con ellas.”

CURIOSIDADES
La película tiene su origen en Sudáfrica, donde se estrenó en el año 1980 gracias a Ster Kinekor Pictures. No tardó en convertirse en todo un éxito y record de taquilla en dicho país, por lo que se preparó su distribución al otro lado del charco. Para ello, todo el dialogo original en sudafricano tuvo que ser doblado en inglés, y se incluyó un narrador para poder explicar las frases de Nǃxau y los Tsuana. Siendo una película extranjera, logró batir todos los records de taquilla en países como Japón y los Estados Unidos. Debido a que existía un embargo internacional contra Sudáfrica, la película tuvo que ser estrenada como una procedente de Botsuana a pesar de tener un director sudafricano y haber sido financiada con fondos gubernamentales de Sudáfrica.
El equipo de producción al completo contaba con menos de treinta personas, todos hombres y la mayoría de ellos en la veintena. El director James Uys declaró haber usado a novatos en su equipo porque obedecían todo lo que ordenaba sin rechistar. La descripción de los aborígenes en la película era superficialmente ajustada a los mismos, pero antes de que entrasen en contacto con la civilización. Debido a esto, no eran similares culturalmente a los bosquimanos equivalentes en el año 1980. La película requirió un trabajo de catorce a dieciocho horas diarias durante meses, sin días libres. Debido a esto, Jamie Uys sufrió un ataque al corazón durante el proceso de postproducción. Mientras se recuperaba, tuvo que contratarse a un ayudante editor de Hollywood. El actor Nǃxau era un bosquimano que ignoraba cual podría ser su verdadera edad y que había tenido poca experiencia con el mundo civilizado y moderno. Solamente había visto a tres hombres blancos antes de ser seleccionado para el papel e ignoraba el verdadero valor del dinero. 
Sin embargo, terminaría por usar sus ganancias para construir una casa de ladrillos, con agua corriente y electricidad para su familia. Fallecería a una edad aproximada de cincuenta y ocho años, en el año 2003, víctima de una cepa de tuberculosis resistente a múltiples medicamentos.
La película se emitió en los Cines Oaks de Cupertino, California, durante quinientos treinta y dos días consecutivos. Esto supuso todo un record de emisión ininterrumpida de una película en el norte de California. De hecho solamente se retiró de dichos cines debido al daño que sufrieron los rollos, llegando a quemarse. Tras tanto tiempo siendo utilizados, reemplazarlos resultaba demasiado caro. La película fue todo un éxito de crítica y taquilla, elogiando su combinación de contraste cultural con comedia clásica. A pesar de que logró recaudar cien millones de dólares en todo el mundo, Nǃxau no cobró más de dos mil dólares por su papel protagonista. Antes de su muerte, el director Jamie Uys le otorgó veinte mil dólares adicionales y un salario mensual adicional. 
Ninguno de los Joisán que aparecieron en la película recibió beneficio alguno de la película.
La película tuvo cuatro secuelas: “Los Dioses Deben Estar Locos II” (1989), “Crazy Safari” (1991), “Crazy Hong Kong” (1993), y “The Gods Must Be Funny in China” (1994). Las tres últimas películas fueron producciones de presupuesto muy limitada, fueron rodadas en Hong Kong, y presentadas en cantonés. Intentaron conservar el estilo de comedia de las dos primeras sudafricanas, e hicieron uso del mismo protagonista, el personaje de Xi interpretado por Nǃxau. Sin embargo, el equipo de producción original consideró que solamente las dos películas originales eran las que conformaban la franquicia verdadera. Las tres últimas las calificaron de falsas sin contar con el trabajo de Jamie Uys.

NOTA PERSONAL
Formidable joya del cine, que descubrí siendo solamente un adolescente. 
En aquel entonces yo dedicaba mis fines de semana a pasarlos en el Zoo observando el comportamiento de los delfines. Allí conocí a dos grandes amigos llamados Luis y Quique, que estudiaban a los gorilas. Un fin de semana fui con ellos al cine para ver “Los Dioses Deben Estar Locos II”. Tan fascinado me quedé con la película que no tardé en alquilar la primera. Comenzaré comentando que el estilo de comedia de la película es muy básico, pero precisamente por esa razón funciona perfectamente. Marius Weyers interpreta a un “héroe” propenso a la torpeza, cuyos mayores valores son su interés en la naturaleza y los animales. Como contraste se hace uso extremadamente inteligente del choque entre culturas, la supuestamente civilizada y aquella que carece de intereses materiales. Para no ser uno de esos actores educados en academias y diversos métodos de arte dramático, Nǃxau realiza una labor sobresaliente, creíble y sumamente conmovedora. A mí me fascinó la naturalidad con la que el personaje interactúa con el supuesto mundo civilizado.
Curiosamente la inclusión de un narrador funciona dentro de la mezcla de géneros documentales, comedia y acción. La película costa de tres líneas argumentales que acaban por entrecruzarse. Estas son la misión de Xi, la historia de los terroristas, y la de historia de Andrew y Kate. Pero aunque todas son interesantes y poseen momentos divertidos, lo que me dejó atento y completamente pendiente fue la simpleza del mundo de Xi. Para ser una comedia, la película logra que uno se plantee si realmente somos felices en el mundo civilizado que hemos construido.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
En el Desierto del Kalahari el agua desaparece rápidamente tras la época de lluvia. Debido a esto, los hombres evitan dicha sección del Kalahari, donde sin embargo reside la tribu de los Bushman. 
Ellos creen que los dioses colocan cosas buenas en la tierra para que ellos puedan aprovecharlas, utilizando sus conocimientos sobre la fauna y las plantas que les permiten encontrar agua en los sitios más insospechados. Ningún miembro de la tribu tiene deseo egoísta alguno, y carecen de jerarquía o jefes. No tienen sentido de la propiedad y la madera y el hueso son las sustancias más duras que han encontrado, al no haber visto una roca en la vida. Su idioma consiste en una serie de chasquidos intermitentes. En el interior del Kalahari residen en pequeños grupos familiares, y no han tenido contacto alguno con el mundo o la civilización exterior, aunque a novecientos sesenta kilómetros se encuentra una gran ciudad. El hombre civilizado no se ha adaptado al medio, forzando a que el medio se adáptate a él. Por eso, el hombre civilizado vive esclavizado e infeliz.
Un día, una botella de Coca-Cola cae desde el cielo, y es encontrada por Xi que no ha visto nada similar en su vida y asume que ha sido enviada por los Dioses. 
La usan para tejer cuerdas, curtir piel de serpiente, hacer músicas y varias otras utilidades, por lo que consideran que era un regalo de los dioses para ahorrarles trabajos. Su dureza y suavidad les fascina, pero el problema es que los Dioses solo les han enviado una botella. Por primera vez, la tribu tiene algo que no pueden compartir, experimentando el deseo de poseer, la ira, los celos, el odio y la violencia por primera vez. Xi se enfada con los Dioses y lanza la botella al cielo para que estos se la lleven, pero la botella continúa cayendo sobre ellos. Su intento de enterrarla lejos fracasa cuando una hiena la desentierra y los niños la encuentran, peleando por la botella de nuevo. La tribu comienza a denominar la botella como “la cosa maligna”, y deciden que los Dioses estaban distraídos cuando la enviaron. Xi decide embarcarse en un viaje hacia el final de la Tierra para deshacerse de la botella.
A tres mil doscientos kilómetros al norte, en el estado ficticio de  Barano, hay problemas. Tiene lugar un atentado y golpe de estado que culmina con el asesinato del gabinete del Presidente Ken. 
Sin embargo, el mandatario logra salvar la vida y los terroristas se ven obligados a escapar, liderados por Sam Boga. El Presidente da la orden que de que Sam Boga sea localizado y exterminado. Los terroristas capturados revelan la ubicación del campamento de Sam Boga y el ejército lo ataca, obligándoles a escapar por toda la selva. En otro lugar, Kate Thompson decide acudir a Botsuana en el Kalahari para trabajar como profesora de escuela. Andrew Steyn, dedicado a estudiar a los animales propios del Kalahari, especialmente los elefantes, recibe el encargo de acudir a recoger a la nueva profesora. De camino en su jeep, Andrew deja huellas que son seguidas por Xi, que se está acercando cada vez más a la civilización.
Andrew recoge a Kate en un viaje bastante problemático debido a que el jeep no tiene frenos y si su motor se apaga probablemente no se apagara de nuevo. Andrew es propenso a la torpeza con las mujeres, por lo que crea algunas situaciones que provocan la desconfianza inicial de Kate. Ambos terminan por encontrarse con Xi, que al ver su aspecto tan inusual concluye que se trata de dos Dioses que están visitando la Tierra. 
Xi intenta devolverles la botella pero ni Andrew ni Kate consiguen entender su idioma. Al lugar donde se encuentran los tres llega Mpudi, el mecánico amigo de Andrew que estaba preocupado por su ausencia. Mpudi habla el idioma de Xi, pero no comprende su dilema, por lo que le dice que se deshaga de la botella el solo. Decepcionado, Xi se marcha comenzando a dudar que esos tres seres sean Dioses. De regreso, Mpudi, Andrew y Kate se encuentran con un guía de safari llamado Jack Hind al que los dos hombres conocen. Arrogante, Jack lleva a Kate en su vehículo a reunirse con el Reverendo encargado de la escuela. Allí, Kate se reincorpora a su trabajo como maestra, y Andrew va descubriendo que se ha enamorado de la joven. Sin embargo, al visitarla en la escuela tiene lugar una serie de torpezas que le dejan en ridículo ante la mujer una vez más.
En su viaje, Xi encuentra a un niño que guarda un rebaño de objetas y dispara sobre una con un dardo tranquilizante, pues tiene hambre. Desconociendo el concepto de propiedad privada, Zi recibe un disparo de un policía que llega a arrestarle acompañado con el niño pastor. 
La policía contacta con Mpudi para les ayude a traducir las palabras de Xi durante el juicio. Sin embargo, Xi es condenado a tres meses de cárcel, lo que es equivalente a una sentencia de muerte, pues el Bushman morirá de tristeza encerrado. De regreso, Mpudi le cuenta a Andrew como los Bushman le salvaron en una ocasión, y como el paso tres años viviendo con ellos. Mpudi y Andrew deciden contratarlo como experto en zoología para que pase las once restantes de su sentencia con ellos.
Mientras tanto, los terroristas liderados por Sam Boga atacan la escuela de Kate capturándola junto al resto de los niños, utilizándolos como rehenes. Sam Boga comunica a las autoridades que se llevara a Kate y los niños hasta la frontera. Si intentan detenerles, matara a todos los rehenes. El ejército se ve obligado a dejar libre el camino hacia la frontera para que los terroristas no se crucen con nadie, obligando a Jack Hind a cancelar uno de sus safaris. Mientras Andrew, Mpudi y Xi realizan una investigación zoológica, descubren al ejército dejando comida para Sam Boga, sus terroristas y los rehenes. Poco después ven a los terroristas y se percatan de que se trata de Sam Boga y de que Kate se encuentra entre los rehenes. 
Andrew y Mpudi reciben la ayuda de Xi como cazador, para que se haga pasar por una de las prisioneras e inyecte dardos tranquilizadores Sam Boga y los terroristas. Xi tiene éxito en la misión y le entrega a Kate una carta de parte de Andrew explicándole lo que debe de hacer. Una vez los terroristas caen dormidos, Kate y los niños logran escapar.
Sin embargo, dos de los terroristas se habían quedado atrás jugando a las cartas y atacan al grupo. Andrew y Mpudi logran derrotar a los dos terroristas restantes justo cuando Jack Hind llega con las autoridades. Sam Boga y sus terroristas son finalmente arrestados. Desafortunadamente, Andrew tiene otro percance torpe con su jeep, y Jack Hind queda como un héroe ante Kate. Tras esto, Xi se despide de Andrew y Mpudi y continúa su misión para buscar el fin del mundo. Andrew reúne valor para explicarle a Kate sus problemas de torpeza ante las mujeres, aunque no sin provocar varios accidentes. Sin embargo, Kate se muestra divertida e impresionada y decide besar a Kate, con lo que ambos inician una relación. Por su parte, Xi llega a lo alto de una montaña desde donde solamente se ven nubes abajo. Pensando que ha llegado al final de la tierra, arroja la botella deshaciéndose del objeto. Tras esto, Xi regresa junto su tribu y familia para continuar con su vida, alejado de todos los locos “Dioses” que ha conocido.

ESCENA
Sin duda me quedo con el comienzo de todo, la caída de la botella de Coca-Cola, y como cambia la vida de la tribu. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario