- Los comentarios están activados para que podáis dejar vuestras opiniones, siempre que respeten las ajenas y no hagan uso de vocabulario inadecuado. Si estás condiciones no se respetan, los comentarios serán eliminados.
- No permito el uso de links en los comentarios, es una norma generalizada debido a los problemas que me han causado algunos en el pasado

miércoles, 21 de febrero de 2018

MUJERCITAS

FECHA DE ESTRENO
10 de Marzo de 1949
TITULO ORIGINAL
Little Women
DIRECTOR
Mervyn LeRoy
PRODUCTOR
Mervyn LeRoy
GUION 
Andrew Solt, Sarah Y. Mason, Victor Heerman
Basado en la novela de Louisa May Alcott
REPARTO
June Allyson (Jo), Peter Lawford (Laurie), Margaret O’Brien (Beth), Elizabeth Taylor (Amy), Janet Leigh (Meg), Rossano Brazzi (Profesor Bhaer), Mary Astor (Marmee), Lucile Watson (Tía March), C. Aubrey Smith (Señor Laurence), Elizabeth Patterson (Hannah), Leon Ames (Señor March), Harry Davenport (Doctor Barnes), Richard Stapley (John Brooke), Connie Gilchrist (Señorita Kirke), Ellen Corby (Sophie)
CINEMATOGRAFÍA
Robert H. Planck, Charles Edgar Schoenbaum
BANDA SONORA
Max Steiner, Adolph Deutsch
DISTRIBUIDA POR:
Metro-Goldwyn-Mayer
DURACIÓN 
121 minutos

JO MARCH: “Mamá. ¿Tú tienes algún proyecto para nosotras?”
MARMEE MARCH: “¿Proyecto?”
JO MARCH: “Sí, esas cosas que piensan sus madres para el porvenir de sus hijas, como casarnos con un hombre rico o algo por el estilo.”
MARMEE MARCH: “Sí Jo, tengo muchísimos proyectos. Quiero que todas seáis hermosas, inteligentes, y buenas. Aspiro a que seáis admiradas, queridas y respetadas. A que vuestras vidas sean agradables y útiles. Y pido a Dios que las penalidades que os envíe sean llevaderas. Claro que soy ambiciosa para vosotras, y que me gustaría veros casadas con hombres ricos si os amarais. No soy distinta a las otras madres. Pero preferiría veros esposas felices de hombres pobres, o incluso respetables solteronas, antes que reinas en tronos pero sin paz ni respeto.”

CURIOSIDADES
Basada en la novela de Louisa May Alcott publicada en 1868, la película es un remake de la versión protagonizada por Katharine Hepburn en 1933, que en España curiosamente se había titulado “Las Cuatro Hermanitas”. El remake de 1949 hizo uso del guion y la banda sonora de la versión inicial de 1933, pero en esta ocasión fue rodada en tecnicolor y dirigida por Mervyn LeRoy. El guion fue parcialmente revisado por Andrew Solt. Inicialmente la producción iba a correr a cargo de David O. Selznick, pero éste decidió que no se sentía capaz de lidiar con una gran producción tras haber pasado por las grandes dificultades de rodar “Duelo al Sol” (1946), por lo que decidió vender la propiedad y el guion de la película a “Metro-Goldwyn-Mayer”. El rodaje de la película comenzó en septiembre de 1946.
En esta versión de la película el personaje de Beth March es representado siendo años más joven que Amy March. En el libro y en la película de 1933 el personaje de Beth es un año mayor que el de Amy. El cambio se llevó a cabo para que el fallecimiento del personaje de Beth fuera todavía más dramático al ser la hija menor de las cuatro hermanas March. 
En lugar de conocerse en la fiesta de víspera de año nuevo, Jo y Laurie se conocen mientras las hermanas March llevan su desayuno a una familia pobre. Jo también se encuentra con Laurie antes de la fiesta cuando el joven sufre de anginas. Las cuatro hermanas acuden a la mencionada fiesta, mientras que en la novela solo Meg y Jo lo hacen, ya que Amy y Beth son demasiado jóvenes. Al principio de la novela, cada una de las hermanas March recibe un dólar para gastar por Navidad, pero deciden gastarlo en regalos para su madre. En la película cambian de opinión cuando ya han gastado el dinero en regalos personales. En la novela, Amy es sacada del colegio cuando su profesor le golpea la mano con una regla por ocultar limones en su pupitre. En la película es castigada por dibujar caricaturas en su pizarra, pero no llega a recibir castigo físico alguno. Otras escenas de la novela fueron eliminadas, como el grupo organizando un picnic, May cayendo a través del hielo mientras sigue a Jo y Laurie, y el momento concreto en el que Amy y Laurie se enamoran en Europa. 
La película tampoco hace mención del apodo afectuoso que Jo le concede a Laurie, que es Teddy.
Inicialmente se planeaba estrenar la película en 1948, pero el estreno se vio retrasado cuando se decidió que debía coincidir con la celebración del vigésimo quinto aniversario de la “Metro-Goldwyn-Mayer”. La película tuvo un enorme éxito convirtiéndose en una de las más taquilleras de 1949. Logró recaudar casi tres millones y medio de dólares en Estados Unidos y Canadá; y casi dos millones y medio en el resto del mundo. El presupuesto había sido de casi dos millones ochocientos mil dólares. La película fue nominada al Oscar al Mejor Diseño de Producción en color y logró hacerse con la estatuilla. También fue nominada a la Mejor Cinematografía en color, pero perdió la estatuilla contra “La Legión Invencible”.

NOTA PERSONAL
Esta fue la primera adaptación de “Mujercitas” que tuve la oportunidad de ver, y a fecha de hoy continúa siendo mi favorita seguida de cerca por la primera versión del año 1933. Aunque reconozco que Katharine Hepburn realizó un sobresaliente trabajo interpretando al personaje de Jo, uno de mis favoritos de la literatura en general, siempre he visto a June Allyson como un mejor reflejo del mismo. La cinematografía y el uso de los colores es formidable, y en eso la versión en blanco y negro pierde en ambientación. Todas las escenas navideñas parecen salidas de tarjetas postales de esas fechas, y el cambio de las estaciones acompaña de forma excelente a los cambios anímicos de muchos de los personajes. Esto es sin duda el mayor logro de la película.
El reparto es igualmente excepcional, y cada una de las actrices consigue definir a cada una de las hermanas March a la perfección. El cambio de edad de Beth y Amy, convirtiendo a la primera en la hermana menor, es bastante efectivo; y eso que suelo estar en contra de este tipo de cambios como norma. Margaret O’Brien interpreta a Beth con una inmensa ternura, eclipsando a las actrices que lo han hecho en otras adaptaciones. 
Su reflejo de la timidez, la compasión, la ternura, y su emotiva relación con el Señor Laurence provocan que el espectador desarrolla una fuerte empatía para con el personaje. Esto desemboca en que el momento de su muerte sea impactante. Elizabeth Taylor esta igualmente soberbia, dotando a su personaje de aspectos sumamente cómicos. De esta forma consigue que el contraste de su niñez con el de su madurez sea mayor. Pero sin duda me quedo con su actitud impertinente, presumida, esa pinza en la nariz, y esos aires de superioridad.
Y termino elogiando a la ya mencionada June Allyson, que desde mi punto de pista es la Jo March que siempre había imaginado cuando leí la novela. La actriz no se limita a mostrar esa actitud de marimacho tan característica del personaje, sino que se esfuerza sin límites para mostrar su pasión por todo lo que la motiva. Consigue trasmitir esa sensación de pánico que siente al ver cómo llega el inevitable cambio para toda su familia, ese cambio que ella no quiere que llegue nunca. 
Siempre he considerado que el tema principal de la novela es la inevitabilidad del cambio, esa encrucijada en la que nos vemos obligados a admitir que las cosas ya no volverán a ser igual. Es la base de la vida misma en la que perdemos a seres queridos, y otros se introducen en nuestras vidas. Jo simboliza todo esto convirtiéndose en protagonista indispensable de esta obra, algo que tanto June Allyson como Katharine Hepburn lograron defender con creces; pero que Winona Ryder no consiguió. Lo que, desde mi punto de vista, hace que Allyson supere a Hepburn es esa mencionada pasión y vulnerabilidad ante el cambio.
“Mujercitas” de 1949 es sin duda una de mis películas favoritas.

HISTORIA (esta sección contiene detalles de la trama y el argumento)
Durante la Guerra Civil americana, las cuatro hermanas March residen con su madre en el pequeño pueblo de Concord, Massachusetts. 
Meg, Jo, Amy y Beth son las cuatro hermanas de mayor a menor, que residen con su madre con serias dificultades económicas debido a la guerra. Mientras tanto, su padre se encuentra en el frente tras haber perdido la fortuna de la familia a causa de un hombre de negocios sin escrúpulos años atrás. La madre de las cuatro hermanas es llamada Marmee de forma afectuosa, y dedica su vida a hacer que sus hijas entiendan la importancia de dar a aquellos que son incluso menos afortunados. La segunda hija Jo es famosa por su actitud de marimacho, dedicada a su gran afición de escribir. A menudo escribe obras románticas para que sean interpretadas por sus propias hermanas. Jo también siente un afecto especial hacia su hermana más pequeña, Beth, que proporciona música para las obras con su desafinado piano. Amy es probablemente la más vanidosa y mimada de las cuatro hermanas, a menudo quejándose de la falta de estatus social y recursos que sufren.
El Señor Laurence es un adinerado hombre que vive en la residencia al lado de la casa de los March. Su nieto Laurie se instala en su casa, tras haber intentado alistarse como soldado mintiendo acerca de su edad. A menudo Laurie observa a las hermanas March desde su balcón. La tía March es la única mujer adinerada de la familia, a menudo irascible y quejándose de todo, pero generosa en el fondo. Durante las Pascuas acude a casa de las March regalando un dólar a cada una de las hermanas. Las jóvenes acuden a comprar sus regalos de Navidad con el dinero de la tía March. Amy decide comprar lápices de colores, Joe el libro “La Novia del Duque”, Meg un sombrero, y Beth cuadernos de música. Ya de regreso a casa, su madre les lee una carta de su padre, en las que les anima a conservar sus valores y trabajen mientras se convierten en mujercitas. Mientras su madre acude a ayudar a una familia necesitada, las cuatro hermanas se percatan de su egoísmo al ver el estado de las cosas de su madre. Beth decide comprarle unas zapatillas, Joe unos zapatos, Meg unos guantes y Amy un frasco de agua de colonia. 
De esta forma las hermanas March devuelven sus regalos para comprar sus regalos para su madre. La Señora March regresa agotada para encontrarse con sus regalos, conmovida por el corazón de sus hijas.
Al día siguiente Jo conoce a Laurie y a su tutor el Señor John Brooke de camino a ayudar a su madre con una familia numerosa y necesitada. Jo también visita a Laurie cuando el joven contrae anginas y accidentalmente se quema la parte de atrás del vestido. Conmovida al descubrir que Laurie es huérfano, Jo le invita a visitar la casa de su familia y también se gana el afecto de su abuelo. El Señor Laurence invita a las hermanas March a un baile en su mansión, ante una desesperada Jo que debe coser un parche en su quemado vestido. Laurie la invita a bailar en el despejado Hall para que pueda hacerlo sin vergüenza a que vean su vestido quemado. El Señor Laurence invita a Beth a que visite su casa para practicar en su enorme piano; mientras John Brooke comienza a cortejar a Meg. Sin embargo, Amy y Beth escuchan como  algunas personas hablan con desprecio de su familia pobre y la menor queda impresionada del disgusto.
Un tiempo después, Beth se siente agradecida por poder tocar el piano del Señor Laurence y le hace unas zapatillas como regalo. Laurie descubre que Jo acude a vender sus relatos con la esperanza de convertirse en gran escritora, y Laurie le confiesa que ha surgido el amor entre Brooke y Meg. Esto disgusta a Jo, que se niega a aceptar cambios en la vida de su familia e intenta que Meg se distancia de Brooke por miedo en que el vínculo entre las cuatro hermanas se quiebre. Por su parte Beth regresa a casa para encontrar que el Señor Laurence le ha dejado como regalo, agradecido por las zapatillas que le ha hecho. La tímida Beth acude a su casa, donde conmovida le abraza y agradece el regalo en lágrimas.
La vida sigue para los March, hasta que la familia recibe un telegrama comunicando que el Señor March ha sido herido. Jo acude a pedir dinero a la tía March para que su madre viaje al encuentro de su padre, pero se enfada al ver su actitud gruñona y se marcha sin el dinero. A pesar de esto la tía March llega con más del dinero solicitado y el Señor Laurence anuncia que Brooke la acompañará.
Joe también llega con más dinero que ha obtenido al vender su melena, algo que conmueve a su madre profundamente. Al poco tiempo Beth contrae escarlatina mientras cuidaba a hija pequeña de la familia a la que estaban ayudando. El médico anuncia que la fiebre no disminuye, pero Laurie le explica a Jo que ya ha avisado a su madre y que llegará al día siguiente. La Señora March llega justo cuando la fiebre de Beth comienza a ceder, y la joven consigue recuperarse. Como sorpresa adicional, el Señor March regresa a casa y la familia se reúne al completo por primera vez en mucho tiempo.
Unos meses más tarde, Meg y Brooke contraen matrimonio para disgusto de Jo. Las cosas empeoran cuando Laurie le propone matrimonio. Jo declara que solo siente amor fraternal hacia él, que se despide airado y decide partir hacia Europa. Desolada, Jo decide iniciar una nueva vida en Nueva York para prosperar en su carrera como escritora. Se convierte en institutriz de la familia Kirke, y conoce al Profesor Bhaer encargado de dar a los niños clases de alemán. Junto a Bhaer, Jo descubre un mundo nuevo disfrutando de la ópera y el teatro. 
Tía March y Amy la visitan explicando que parten hacia Europa en el viaje que tanto Jo añoraba. La joven también descubre que Laurie estuvo en Nueva York y no la visitó. Las cosas no mejoran cuando el Profesor Bhaer lee algunos de sus relatos y los tilda de superficiales y carentes de talentos. Sin embargo Jo entiende esas críticas, y decide visitar su casa. El Profesor Bhaer le recomienda que la próxima vez que escriba lo haga desde el corazón.
Una vez en casa, Jo descubre que Beth ha vuelto recaer de su enfermedad y los médicos han determinado que no tardará en perecer. Beth descubre a su hermana llorando y la consuela explicando que nunca tuvo propósito en la vida, y que no tiene miedo por primera vez en su vida. Tras la muerte de su hermana, Jo escribe una novela titulada “Mi Beth” y se la envía al Profesor Bhaer. También descubre que Laurie y Amy se han enamorado en Europa, pero esa idea no le disgusta. Tiempo después, Jo recibe la visita de Laurie, que ha contraído matrimonio con Amy, y ambos se reconcilian. La familia está reunida cuando el Profesor Bhaer se presenta en la puerta de la casa entregando un paquete a Laurie, y marchándose al no querer entrometerse en la reunión familiar. Jo abre el paquete y se encuentra con su libro publicado. Al percatarse de quien lo ha traído, Jo corre tras el Profesor Bhaer, que se muestra entusiasmado con su obra. Bhaer declara su amor por Jo alegando que no tiene nada que ofrecerle excepto su amor y unas manos vacías. Jo toma sus manos y declara que ya no están vacías, invitándole a entrar en la casa de los March.

ESCENA
Aquí dejo el comienzo de la película, que muestra claramente la personalidad de cada una de las mujercitas, especialmente de mi Jo favorita. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario